Actualidad Contencioso

Crónica de la experiencia maravillosa de defensa de la tesis doctoral

El grado de Doctor es el máximo grado de titulación académica que acredita la capacidad investigadora. Para obtener tal honor, el aspirante debe afrontar la realización un trabajo de investigación original bajo la dirección de un doctor experimentado, para su ulterior defensa ante un Tribunal encargado de valorarlo.

No es fácil someterse a la disciplina de la investigación ni a evaluación de otros. Menos aún cuando se trata de alguien ya talludito como yo y con numerosas obligaciones personales y profesionales. Sin embargo confieso que fui muy afortunado.

Fui afortunado por contar con el ánimo y empuje para acometer la tesis doctoral de mi amigo Antonio Arias, quien asumió la codirección de la tesis y a quien estoy inmensamente agradecido.

Fui afortunado por contar con la sensibilidad, acogida y saber hacer de un buen director académico de tesis, Ricardo Rivero Ortega, Catedrático de Derecho administrativo y Rector de la Universidad de Salamanca.

Fui afortunado por contar con una familia que me toleró el sacrificio de tiempo, energías y labor de recopilar, rumiar y cosechar la materia investigada.

Fui afortunado al centrarme en una materia tan atractiva y peligrosa como inexplorada, nada menos que La Ejecución de sentencias contencioso-selectivas (Dificultades y desajustes).

Fui afortunado por contar con un Tribunal de lujo, formado por Tomás Ramón Fernández, como presidente (Universidad Complutense), Juan Francisco Mestre Delgado (Universidad de Valencia) y Mercedes Fuertes López (Universidad de León).

Fui afortunado por contar con la presencia en el acto, de nada menos que los prestigiosos catedráticos de Derecho Administrativo Francisco Sosa Wagner, Juan Ramón Fernández Torres y Marcos Matías Fernando Pablo, junto a otros profesores, abogados y algunos magistrados, además de amigos y familiares. La responsabilidad se multiplica cuando tienes que demostrar tu esfuerzo frente a personas que admiras vivamente, y lo tienes que hacer bajo el sano escrutinio de profesionales jurídicos, con la mirada de tus familiares queridos (madre, tíos, hermano y mi mujer).

Fui afortunado por disfrutar del aula Miguel de Unamuno, de la prestigiosa Universidad de Salamanca, cargado de historia, y tener la oportunidad de hablar de un tema que me ha ocupado y preocupado, y someterlo a personas sabias, quienes hicieron observaciones y críticas atinadas que no caerán en saco roto.

Finalmente, el veredicto de otorgarle a mi tesis la máxima calificación es algo gratísimo y que me inundó de gozo. Después la cena distendida en el Colegio Arzobispo Fonseca, como es habitual con los miembros del tribunal y amigos, fue una maravilla, como lo fue la última copa en una terraza de una noche cálida salmantina.

Lo que aprendí de la jornada fue que es delicioso tener buenos amigos, que es maravilloso que existan grandes maestros que nos enseñen, y que quien siembra con seriedad suele cosechar. Así que ahora ya Doctor por la Universidad de Salamanca y pleno de gozo, tengo que estar a la altura y continuar la senda investigadora.

En fin, aquí está el Índice y resumen para hacerse la idea (veintena primera de páginas de la tesis, que consta de 450 páginas). Además puede adquirirse un ejemplar en Wolters kluwer.

 Y aquí la una rápida crónica visual del evento. ¡¡MUCHÍSIMAS GRACIAS, AMIGOS Y MAESTROS!!

67 comments on “Crónica de la experiencia maravillosa de defensa de la tesis doctoral

  1. viktor

    Tan solo decir…
    ¡Enhorabuena!…
    ¡ah! Y se me olvidaba…
    Señor Doctor

  2. ¿Enhorabuena!

  3. pilar bosch

    Vaya ejercicio de auto ego personal. Hay cientos de tesis y si un magistrado tiene tiempo para tesis, blog, conferencias y libros el CGPJ deberia reflexionar seriamente. Comentario que no saldrá seguro en el blog.

    • Vamos a ver. Una cosa es la vanidad, hablar de lo que no se tiene y otra muy distinta hablar de lo que se tiene, que además me place y complace, sobre todo cuando no impongo a nadie que me lea y aplauda. Además el análisis simplista de si produzco mucho es que no cumplo en algún área de la vida, es una opinión viperina y no sé si achacarlo a la envidia, o la mala experiencia. No soy quien para juzgarla, pero sí para defenderme de tamaña estupidez. Quizá alguien podría examinar mis 32 años de servicios (19 de ellos en la judicatura) y quedarse perplejo: a) Ni una sola ausencia ni permiso o baja por enfermedad; b) Ni una sola denuncia o expediente disciplinario; c) Siempre la mesa al día y limpia. Y como eso es así, ¡ ya lo tengo! Debo ser un robot o un extraterrestre. Pues no, soy una persona trabajadora y si a alguien le extraña, como dice el castizo dicho, al que le pique que busque el origen de sus picores, pero no emponzoñe a los demás. Ah, y por favor, cuando quiera trolear búsquese otro blog, los hay mas adecuados para envenenar. Este blog es un lugar feliz para personas felices y de buena fe. P.D. Es la primera vez en 12 años de blog que alguien tiene esa ocurrencia y la primera y última que replico.

      • Susana

        José Ramón, a mi, como no podía ser de otra manera, me da «envidia» de la buena, de la que me enorgullece al comprobar que el CGPJ cuenta con excelentes profesionales que además en su caso, nos entrega valiosas aportaciones, que nos ilustran y a la vez animan al pensar que no estamos «solos» en este mundo del derecho administrativo (y su «vertiente» judicial), con su valentía y crítica (que no criticona, como acabo de observar en este blog) a lo que muchos o todos sufrimos en nuestros despachos.
        Mi ENHORABUENA y satisfacción por su gran trabajo y por haber sido tan feliz y transmitírnoslo.

      • Carmen Bravo

        No haga caso de estas sandeces, usted es admirado por muchas personas y envidiado también, yo le tengo en lo más alto del pedestal y hoy…hoy muero de envidia y de orgullo de ser seguidora de un hombre tan afortunado por poder hacer todo lo que hace y con tanta maestría. Mil veces enhorabuena.

      • FELIPE

        Lo principal. Para usted, Sr. Chaves. Sus seguidores estamos muy orgullosos y muy felices por usted. Aunque para nosotros, no se lo tome a mal, su doctorado se trata de un mero refrendo oficial porque hace muchos años que se lo tenemos concedido y su verdadera tesis doctoral es esta auténtica maravilla -abierta, variada e inabarcable- que es su blog.

        Como dice un proverbio árabe, castigue a los que le tienen envidia haciéndoles el bien. No le costará porque esa es su condición.

        Lo secundario. Para la trolera. Si estuviéramos en una clase de Barrio Sésamo su comentario serviría de ejemplo para enseñar la diferencia entre envidioso (aquel que siente tristeza airada o disgusto por el bien ajeno o por el cariño o estimación que otros disfrutan) y envidiable (aquel que es querido, apetecible, codiciable, por tener características excepcionales). Usted, la trolera, sería el prototipo de lo que es una persona envidiosa, que habla mal de otro porque es incapaz de ser como él y está permanentemente frustrada y pendiente de sus actos. Por el contrario, el Sr. Chaves sería el paradigma de lo que es una persona envidiable (aunque no lo pretenda) pues es un referente (intelectual, emocional y humano), una fuente de valores (honestidad, dignidad, decencia, docencia, trabajo, tolerancia, altruismo y justicia) y, por encima de todo, una buena persona y una persona buena.

        Con su mediocridad y su necesidad de llamar la atención, sin saberlo ni pretenderlo, ha rendido un homenaje al talento.

      • Siempre tan oportuno y generoso, Felipe…

      • ISAAC IBAÑEZ GARCIA

        Acabo de leer el post, querido José Ramón. Mi más sincera enhorabuena.
        Respecto al comentario de esta señora, siempre hay gente que no sabe estar y aprovecha cualquier momento. Me consta que eres un gran trabajador, como también sabemos que hay personas muy flojas que no saben lo que es aprovechar el tiempo. Un abrazo

      • Gracias Isaac, por tu comprensión y apoyo.

    • Juanjo

      Los que tenemos la fortuna de conocer a José Ramón, somos conocedores de su capacidad de trabajo, de su perseverancia, de su dedicación y entrega en todo aquello que se propone, de su gran profesionalidad, en definitiva, estamos hablando de un jurista de gran envergadura, pero sobre todo, de una extraordinaria persona.

    • Pues yo lo celebro! Enhorabuena Señoría!!
      Yo siempre he estudiado a la vez que trabajo y además he opositado al mismo tiempo, con mucho sacrificio y restando horas al descanso y a la familia, pero el sacrificio tiene su recompensa y además es de agradecer que comparta sus comentarios!! Es un ejemplo!!
      Eso me anima a seguir!! Quien sabe a lo mejor algún día me animo a doctorar!!
      Gracias por un blog tan estupendo!!
      Felicidades de nuevo!
      Eva – Abogada

    • elSumario, Andreu Roselló

      No puedo creer lo que estoy leyendo. ¿será que la vileza es una cualidad que desarrollan ciertas personas de manera natural?

    • Anónimo

      Que mala es la envidia.

    • Manuel

      La envidia deporte nacional.
      Presume el que puede, señora.
      Precisamente porque es ya magistrado tiene mucho más mérito, porque no lo necesitaba para nada y más le habrá costado.

  4. Enhorabuena Jr.
    Igual hay que agradecerte a ti este blog que tanto nos ayuda a los profesionales de la administración.
    A mí me ayudó a amar el derecho administrativo y a ser a día de hoy funcionario de habilitación nacional, después de 20 años de guarda forestal.
    Este blog y tus libros han sido una referencia para mí en el progreso vital.
    Gracias por todo

  5. Anónimo

    Como seguidor del blog y lector habitual de los post mi más sincera felicitación a José Ramón. Para muchos un referente y una luz en las nieblas del servicio público. Maestro cómo podremos disfrutar de la lectura y estudio de tu tesis. Enhorabuena

  6. Anónimo

    Siga como hasta ahora. Ánimo y enhorabuena

  7. Anónimo

    Enhorabuena, Jose Ramon. Un fuerte abrazo

  8. enrique sánchez gonzález

    Un abrazo grande. Gracias por enseñarnos tanto.

  9. Estefanía

    Enhorabuena!!!! Interesantísima la tesis y merecido el título. Felicidades Dr. Chaves.

  10. Anónimo

    ¡Enhorabuena!, y hace bien en ponerlo. En cualquier país avanzado, en los que se premia el mérito, todo el mundo expone sus logros, porque es el correcto merecimiento al tremendo esfuerzo que lleva detrás. En España, consideramos un valor el ocultarlo, como si, de antemano, tuviéramos que contar con el derecho de los envidiosos a amargarnos la existencia
    Me alegro mucho de que haya cumplido este sueño, y me dice que, posiblemente, le hubiera gustado ser juez y doctor a los 28 , privilegio del un gozan los que no tienen que ponerse a trabajar al acabar la carrera

  11. Interesante el comentario tipo troll de aquella señora. Padece una confusión conceptual. El ego como “máquina” (ahora se dice mucho lo de “eres un máquina”) perfeccionada por la evolución y la propia conciencia y puesta al servicio de los demás, en forma del tenis de Nadal o la ciencia de un científico, es una cosa. El ego como exaltación de la persona, separándola y alejándola de los demás, es otra cosa, una ilusión óptica, una patología. Lo trataba yo esto precisamente en mi Blog recientemente, reconociendo que aún tengo bastante más de lo otro que de lo uno… Pero aquí yo solo vi lo primero: ciencia, excelencia y conciencia, así que ¡enhorabuena José Ramón!

  12. Estimado J.R.:
    ¡Mi más sincera enhorabuena! Sólo puedo decir que espero con ansiedad el día de su publicación. Creo que es uno de los temas más interesantes y candentes que hay ¡Una elección de tema excelente!
    Enhorabuena, enhorabuena y enhorabuena

  13. Eugenio

    Mis más sincera felicitación. Quienes afrontamos el mismo objetivo sabemos lo difícil que resulta. Ojalá yo pronto pueda decir lo mismo, por eso valoro tanto que llegues al ansiado «cum laude», sobre todo cuando tienes una vida profesional intensa y unas ineludibles responsabilidades familiares.

  14. Joaquín

    !Enhorabuena! Aprovecho para agradecerle que comparta esa cabeza privilegiada con nosotros, a través de este blog y de sus libros. No sólo he aprendido y sigo aprendiendo con vd. sino que tb me ha ayudado a ganar algún caso.

  15. Enhorabuena!!!!!!!!!!!!

  16. César Díez

    Cómo ya le dije por el «pajarito», enhorabuena! No solo por su doctorado sino por su capacidad de trabajo en todos los ámbitos. Un ejemplo para todos, somos muchos los que le seguimos, de nuevo gracias por su trabajo y a disfrutar de su doctorado. Feliz verano!

  17. Anónimo

    Buenos días José Ramón:
    Enhorabuena por el triunfo, ¿dónde podemos encontrar la tesis colgada?
    Gracias

  18. Anónimo

    Enhorabuena. Me da mucha envidia. Sana, por supuesto.

  19. Anónimo

    Enhorabuena JR. Yo también soy magistrado y doctor en derecho. Y a mucha honra y con mucho esfuerzo . Leeré con mucho gusto tu tesis doctoral para así aprender cada día más de los que siguen pensando que la ciencia hay que esparcirla y no guardarla en un cajón cerrado
    Felicidades

  20. yeyutus

    ENHORABUENA Felicitaciones por el título de Doctor.
    Pero además felicitaciones por lo que bien que se explica, la docencia se está perdiendo un «gran profesor» no sólo por los conocimientos demostrados, sino para los que somos legos en Derecho, y lo complicado que es el Derecho Administrativo, lo bien que aclara cada post. Convertir en ameno y sencillo, lo que podría ser tedioso y complicado tiene un mérito que va más allá del doctorado.

Responder a LG Darley Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: