Actualidad

2020: Odisea hacia el espacio jurídico inquietante

No me cuesta desear Feliz Año Nuevo, pero me cuesta creérmelo como jurista español. No sé si será bueno o malo pero me preocupa que en nombre de mejoras sociales a corto plazo se provoquen lesiones irreversibles en el cerebro constitucional. La Constitución no soporta todo y me preocupan los experimentos, las modas, las demagogias, y que los intereses personales marquen hojas de ruta hacia el abismo.

No cuestiono que el próximo gobierno en España cuenta con legitimidad democrática y buenas intenciones, pero eso no garantiza el éxito cuando tras el escenario del teatrillo político gubernamental hay tribus agolpadas, discutiendo, y lo que es más grave, a los que no parece importarles el aplauso del público sino que su respectiva marioneta sea la protagonista de una obra sin guión.

Creo que los juristas españoles nos aproximamos a lo que los físicos califican de agujero negro, o sea, un lugar del universo donde hay fenómenos inexplicados y donde las ciencias no pueden explicar lo que sucede allí dentro; por eso, los físicos llaman “horizonte de sucesos” el punto situado en los aledaños del agujero negro, donde ya no hay posibilidad de retorno y mas allá no se sabe lo que hay. En lo que todos coinciden es que una vez atravesado, cualquier objeto se “espaguetiza” y no se puede salir. De similar modo, me temo que un agujero jurídico donde vale todo, donde “se fuercen las leyes para ir donde quieren los reyes” puede absorber la seguridad jurídica para la eternidad.

En fin, quede aquí para cerrar el año mi reflexión incorporada a mi libro “La mirada de Einstein al universo jurídico” (Ed. Amarante, 2015):

“Por supuesto que quien tiene la llave de la aprobación de las leyes debería contar con una visión global del escenario en que actúa y sus implicaciones. El sistema electoral propicia que los parlamentarios tengan formación heterogénea, y que bajo el mismo arco ideológico existan abogados, físicos, fontaneros, novelistas y cualesquiera otra persona que cuente con el aval de votos exigido por la ley electoral para la proclamación. El problema radica en que la ley es el producto de una simplificación de la masa de la voluntad y parecer de tales representantes. Además, los debates parlamentarios suelen focalizarse en consideraciones políticas o pragmáticas, o en la disciplina de voto impuesta por el partido, con el resultado de una decisión bellamente empaquetada como Ley y que puede encerrar un tremendo desatino.

Cabe citar a título de ejemplo extremo, el caso del parlamento del Estado de Indiana que en 1897 debatió una ley (Indiana Pi Bill) que pretendía aprobar un método demostrativo de la cuadratura del círculo y establecer en su ámbito territorial un nuevo valor legal del número pi, la constante que resulta de dividir la longitud de la circunferencia por su diámetro; ello con la finalidad de cobrar una tasa por el uso de tales aportaciones y enriquecer las arcas estatales; afortunadamente este disparate no fue legislativamente avalado tras la objeción vehemente de un profesor de matemáticas, y los objetos circulares siguen funcionando, sin necesidad de pagar tasa alguna.

De ahí, que el ropaje formal de las leyes soportan todo, pero no desafiar las leyes de la física ni del sentido común. Por eso, se impone que los parlamentarios por su posición de máximos responsables de la vida legislativa de un país, deberían ampliar el horizonte de miras antes de precipitarse a aprobar una norma.”

Y dicho esto, feliz año nuevo, pues nuevas serán las reglas del juego. Por eso, mis deseos en el plano jurídico para el año nuevo son:

  • Que se adopten las políticas sociales que estime oportunas el gobierno que se forme legítimamente, con o sin pactos, pues eso tiene plena cabida en la Constitución.
  • Que se salvaguarde la sostenibilidad de la Tesorería General de la Seguridad Social y del sistema de pensiones, porque la solidaridad entre generaciones jamás debe ignorarse.
  • Que se salvaguarden las directrices de sostenibilidad financiera dictadas por la Unión Europea porque, parafraseando a Ortega y Gasset, España es ella y su circunstancia, y el camino es común.

Con esos tres límites aceptemos la elasticidad de la Constitución pero hasta el bambú rompe si se fuerza demasiado. Y eso sería funesto para todos, para juristas y no juristas, para todas las generaciones, para el presente y el futuro, para las ilusiones de todos. Altura de miras, por favor. Hay mucho en juego, pero cabemos todos.

Confiemos en que podamos superar las turbulencias y que la sensatez marque un mínimo de seguridad jurídica, una real mejora del Estado de bienestar y el acierto en el polo norte de la Justicia.

Y mientras tanto, imparable su rumbo sigue adelante la convocatoria de los Premios Blog de Oro Jurídico 2019 con plazo de nominación ampliado hasta la medianoche del día 5 de Enero de 2019.

 

20 comments on “2020: Odisea hacia el espacio jurídico inquietante

  1. José Luis

    Completamente de acuerdo. En el fondo y en el acertado estilo de exposición.

  2. «Solidaridad entre generaciones»…. People just love to play with words… No, no es eso. La solidaridad «coactiva» y estafadora no es nunca solidaridad.

    Es el más grande trasvase de dinero de unas generaciones (las generaciones paganinis de la estafa piramidal) a otras (las generaciones sociolistas que reciben mucho más que lo que cotizaron y que viven y reciben con otras reglas muy diferentes a las reglas que se aplican y aplicarán a las nuevas generaciones).

    Más impuestos y más esfuerzos para los mismos de siempre. Efectivamente, también en el siglo XXI en España es mejor hacerse funcionario o político, o vivir del Estado vía subvenciones y repartos. Cada vez compensa más.

    Aumentarán los impuestos, aumentará el déficit público, los gastos y trasvases ni tocarlos, aumentará la deuda pública…y mientras el Banco Central Europeo siga creando euros de la nada para absorber la deuda pública de los países periféricos de la UE y mantener artificialmente los tipos de interés en torno al cero, los deudores, los Estados , tranquilos.

    Los ahorradores, los acreedores, los fondos de pensiones de los que ahorran, esos son los que sufren el «trasvase» con unos tipos de interés artificialmente alrededor del 0%. Por decirlo también claro cristalino: otro trasvase de ahorradores a deudores gracias a la artificial política de tipos de interés cercanos al 0% propiciada por los bancos centrales emisores de dinero-papel-fiduciario.

    Vamos a vivir tiempos interesantes, eso sí serán muy «progresistas», bolivarianos, y con «perspectiva de género».

    • FERNANDO GOMEZ MAYORDOMO

      «Más impuestos para los mismos de siempre…»
      Que yo sepa todo el mundo debe pagar impuestos los indirectos y los directos, siendo que estos últimos serán progresivos, quien más gana o posee más paga, y como todo el mundo sabe viene ordenado en la CE, pero se nos suele olvidar.
      La demagogia no sólo está en aquellos políticos que suelen ser denominados populistas sino en también en los populares y en el resto del espectro de partidos y políticos. Es curioso la ceguera selectiva que tenemos viendo la aguja en el ojo ajeno y no la viga en el nuestro en lo que respecta a atribuir comentarios o medidas populistas o demagógicas al resto y sin dudar hacerlos sin mayor autocrítica de igual o similar cariz.
      Por otro lado, disiento con el tono pesimista que todo el artículo de nuestro apreciado Magistrado rezuma y creo que las Instituciones españolas bien arraigadas en la Democracia y la CE, en la que trabajan millones empleados públicos respetando y haciendo respetar la Norma Fundamental y el resto de leyes sabrán poner freno a aquellas acciones y pretensiones anticonstitucionales, ilegales o no consensuadas democráticamente por el conjunto de los españoles.
      Dicho lo cual, esperando no haber disgustado con mi comentario a aquellos con los que discrepo, desear a todos un Feliz año nuevo 2020 en una España plural y próspera.

      • Ernesto López-Peña.

        Suscribo la totalidad de su exposición,sin quitar una coma,que no nos venza el pesimismo agorero que suele venir cuando quien va a gobernar es quién es.Lo que quizás se le escapa a nuestro ilustre bloguero son los pingues beneficios que esa politica de austeridad propiciada por la UE liberal-conservadora,ha dado a tanto capital desmadrado y huidizo,tan es así que en nuestro pais,curiosamente, la degradación económica de grandes sectores de población ha venido acompañada de miles de nuevos multimillonarios que,a buen seguro,se han enriquecido súbitamente desde el juego especulador financiero,gracias a la crisis y la deuda que arrastramos.Saludos a todos,feliz año nuevo.

  3. Buen felicitación y buenos deseos jurídicos. Por desgracia, España o mejor dicho, sus gobernantes se están conduciendo en sentido contrario al que Vd. aconseja, Sr. Chaves. Y no sólo el poder ejecutivo, sino el legislativo y el judicial. Por no decir el cuarto poder, la prensa, con su mayoritario silencio complice. Las sentencias del Tribunal Supremo en el asunto del 1-O y la de la exhumación de los restos del anterior Jefe del Estado, junto con las últimas actuaciones de la Abogacía del Estado son prueba de que las estructuras del Estado se están forzando hasta un extremo peligroso. Ojalá sean capaces de resistir y el efecto contrario sea un movimiento para su fortalecimiento. De no ser así, el edificio constitucional se resquebrajará y sucumbirá.
    Feliz 2020 para todos los participantes en este magnífico blog y para su autor.

  4. Anónimo

    Con su permiso me voy a permitir la licencia de incluir un deseo jurídico más: Que no solo se salvaguarden las directrices de sostenibilidad financiera dictadas por la Unión Europea sino también la directiva europea 1999/70 contra el abuso de la administración con sus empleados temporales. Y que se acate íntegramente y de forma inmediata la sentencia que en breve va a dictar el TJUE sobre el asunto.

  5. Anónimo

    Sonarán las trompetas del apocalipsis, se abrirán las tumbas, del cielo caerán leguas de fuego, los primogénitos serán pasados a cuchillo, se convertirán las aguas en sangre y al final se abrirán las aguas del mar Rojo y, pasados los israelitas, se cerrarán para las tropas del Faraón.
    Y todo eso sucederá…¿porque los que cobran más de 130 mil pagarán 2 mil más al año?¿porque los que esperen heredar mas de un millón tengan que pagar algo?¿porque los catalonios tengan que ir poco a poco desenredando la madeja y conformándose con una nueva versión del estatuto?
    ¿Se oyen uds?
    Me recuerdan a una historia de miedo de mi infancia. “Toc, toc” ¿quién es?la muerte que ya te llama…estoy por el primer escalón, voy subiendo por el segundo escalón….”
    Nunca hemos tenido mejor PIB, ni mejor sanidad que podemos pagarla, ni mejores pensiones que sí son sostenibles, ni mayores cojoneitors amedrentando a todo el mundo.¡Feliz 2020, que se alivien nuestras neurosis aprendamos a vivir sin miedo!

  6. Anónimo

    Querido Profesor. Me preocupa que se pretenda tocar la Constitución con fines exclusivos partidistas. Los Constituyentes de 1978, no miraban quién tenían a su derecha y a su izquierda.

  7. Generoso Tato Becerra

    Buenas tardes,

    Gracias por este blog Sr. Chaves, es didáctico e instructivo y a mí, personalmente, me ayuda mucho en el ejercicio de la profesión. Feliz año 2020 para todos.

    Saludos.

  8. Manuel Pérez Casas

    Esto es España, y nadie la salvará y ya veremos si alguien la hundirá. La Constitución es una ley de punto final a la dictadura franquista, que sirvió para acallar las voces de todos bajo la atenta mirada de las tropas en el 78. Lo malo es que poco a poco se ha ido abriendo la manzana y sale lo que lleva dentro. Cuando se realizó el primer pacto entre un partido político nacional y un partido político nacionalista empezó el principio del fin. Ahora Sánchez entregará lo que toque a los chorrocientos partidos regionalistas, incluido ERC para sentarse en Moncloa. Si tenemos suerte conoceremos el precio final, que pagaremos entre todos. Y conoceremos el precio de Pablo Iglesias y su mini socio Garzón. Lo que tengo claro es que las arcas públicas los soporten. De momento ya tenemos un real decreto ley para subir las pensiones y otro para congelarlas a los quince días escasos. Ello me indica que el 2020 se presenta como un año muy, pero muy interesante jurídicamente hablando. Vamos a asistir a un espectáculo de circo como pocas veces hemos asistido, circo jurídico me refiero. Vamos a ver como se justifica la cuadratura del círculo. Desde parlamentos autonómicos que se inventan realidades para justificar sus actos a cuerpos jurídicos que se olvidan de a quien sirven para servir a un partido político. Damas y Caballeros, España en estado puro!!

    Feliz 2020 a todos. ¿Llegará el fin del mundo el 20-02-2020? A ver qué dijo Nostradamus….

  9. Sabino

    Como abogado de pueblo que no del pueblo, también, me cuesta creerlo.

  10. No falla ni el día uno de enero, siempre da en el centro de la diana. Feliz año nuevo Maestro y a todos los lectores de este pozo de sabiduría. Que nos traiga este año mucha paciencia, que nos va hacer falta…

  11. Yo me quedo con a aquél famoso discurso del presidente Kennedy pronunció el día de su investidura, que es «igualico igualico» que los mastuerzos de nuestros queridos representantes políticos traen a nuestras Cortes y que oímos casi a diario:

    Así pues, compatriotas: preguntad, no qué puede vuestro país hacer por vosotros; preguntad qué podéis hacer vosotros por vuestro país.

    Conciudadanos del mundo: preguntad, no qué pueden hacer por vosotros los Estados Unidos de América, sino qué podremos hacer juntos por la libertad del hombre

    Pos me quedo en eso. De ese partido político soy y voto… y como no está ni se le espera, pues este año que estamos, que serán nuevas elecciones, votaré a mi gata, que como conocimiento tiene más que bastantes de nuestros representantes.

  12. Conciudadanos de España, preguntad, no qué puede hacer Pedro Sánchez por vosotros y por España, sino que podéis hacer vosotros y España por Sánchez, su señora, Abalos, Calvo, Lastra, Iceta, Rufian, Junqueras, Torra, Puigdemont, el PNV, Pablo e Irene, Garzón…

    Ojú, qué de bocas para merendar…

    Feliz 2020 a todos. A ellos también.

  13. Uno más!

    Feliz 2020 a todos, incluso los que piensan de modo antagónico, esto es lo bonito de la Democracia, pluralidad de opiniones con respeto a los que piensan distinto, gracias Sevach por este espacio tan ilustrado

  14. Anónimo

    No llegará la sangre al río. Los que peinamos canas recordamos el miedo al gobierno de Felipe González, por ejemplo, y todos sin duda (por ser más reciente) a nivel municipal el miedo a la alcaldía de Carmena (precisamente con Podemos en su marca de Madrid). No solo no ocurrieron la catástrofes auguradas sino que en el caso de Carmena, por lo que he leído, en solo cuatro años ha acabado con la que al parecer era la mayor deuda de un municipio en España.
    Lo dicho, ánimo, y un felicísimo año nuevo a todos.

  15. Feliz 2020, a todos.
    No creo que debamos preocuparnos en exceso, todo jurista asiduo a este magnífico blog conoce el viejo brocardo…»nemo dat quod non habet».
    La Constitución tiene sus reglas e incluso medida su elasticidad.

  16. bruixaveriada

    No seamos pesimistas con el nuevo año, que acaba de empezar! Nos quedan muchos días y muchas incógnitas, y recordemos que tenemos lo que hemos votado entre todos. Así pues, feliz año nuevo y pidamos a los Reyes Magos políticos con la suficiente inteligencia como para redactar leyes que se entiendan, que respondan a las necesidades de la mayoría (sin incomodar innecesariamente a la minoría) y que aguanten el examen del tiempo.

  17. Pingback: 2020: Odisea hacia el espacio jurídico inquietante — delaJusticia.com – Karen Escobar

Responder a La2g Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: