Actualidad Buenas prácticas

Virus golpeados por Decreto y conciencias sacudidas

Hamletskull-illustration_finalSueño o pesadilla. No. Realidad. Una tribu microscópica ha activado el mayor zafarrancho de la democracia. Una declaración de estado de alarma por el gobierno mediante el enérgico Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo que, bajo criterio de mando único, aplica limitaciones de movimiento de ciudadanos y vehículos por las vías públicas, prohibición de actividades, imposición de conductas y como no, sanciones o medidas coercitivas para los que no lo entiendan.

En paralelo, decretos autonómicos de emergencia, y acuerdos de órganos de gobierno judiciales, universitarios y corporativos. Todos a una.

5e681db6a3101282065af195Por si fuera poco el Estado se fragmenta en celdillas, en ciudades para que sus ciudadanos no salgan a sembrar virus y en domicilios para que sus residentes no contagien a sus vecinos.

El derecho de emergencia ha estallado, y es hora de que los ciudadanos comprendamos que si queremos mantener lo que tenemos y lo que podríamos tener (salud, paz y calidad de vida) debemos sacrificarnos. Nada de frivolidades. Nada de quejarse. Nada de tomárselo como vacaciones. Tolerancia cero porque hay mucho en juego.

Todos sabemos que esto se superará, sin duda. No es el apocalipsis, pero se trata de que se supere con los menores estragos, muertes y perjuicios.

Cada uno de nosotros elegimos la vida que queremos vivir pero si no cumplimos con lo mínimo (permanecer en casa, higiene y respetar distancias) podemos elegir truncar la vida del prójimo y del que no está tan prójimo, porque el coronavirus es un trapecista invisible que se cuelga de unos a otros usándonos de trampolín. Si no respetamos las normas de higiene y distanciamiento nos convertimos en cómplices del virus.

Sin embargo parece que se mantienen las dos Españas. La España frívola, de la pandereta, de aquéllos que consideran que lo que no se ve no existe, que ven conspiraciones y no amenazas, los que se creen mas listos por salir a la calle, los que no cancelan viajes e incluso aprovechan para viajar, los que presionan para que su fiesta local o competiciones deportivas se mantengan, los que juegan a la lotería ( “a mí no me pasa ni me pasará”), los que no son capaces de ver que cuando los países o instituciones toman medidas tan impopulares no es por capricho; en suma, los que no tienen empatía social para comprender que los que no guardan higiene ni distancias y se exponen en público, son delincuentes en potencia.

images (48)Y la España seria, la de los que creen que hay mucho en juego, los que tienen conciencia sana, los que han visto las orejas al lobo, los que creen que la responsabilidad va más allá de médicos y policía, los que guardan higiene y distancias, los que no entienden que se gasten bromas con tan seria amenaza, los que saben que si acuden al hospital frívolamente pueden ocupar medios sanitarios que otros necesitan, los que no quieren perjudicar a su mayores ni ser sospechosos de convertirse en bombas de relojería.

Al final, como se entienden mejor las órdenes que los consejos, mejor las patadas en el trasero que las palmaditas en la espalda, el mensaje se impone por la fuerza del Decreto del Consejo de Ministros. Estado de alarma que se prorrogará.

Solamente espero que durante la quincena de vigencia no florezcan los enterados y voceros que alimenten estúpidas teorías de conspiraciones, ni capitalización política de la situación, ni que la fake news lleven a bajar la guardia. Y por supuesto, que se termine pronto,  lo que sucederá en uno de los tres escenarios que dibuja el epidemiólogo estadounidense Jonathan Quick:

DoctorUno es que es como el virus del SARS en 2003, que en cuestión de semanas llegó a 27 países, pero en seis meses desapareció y nunca regresó. Ese es el mejor de los casos. … El segundo escenario sería más parecido a la pandemia de gripe de 1918, donde se calma en el verano y luego regresa en el otoño. Y el tercer escenario es que en realidad no tiene mucho efecto estacional, simplemente sigue avanzando hasta que recibamos una vacuna».

Después del naufragio habrá que reconstruir, pero espero que nos haya cambiado el talante. Habrá buitres que sacarán partido, habrá arribistas políticos que aprovecharán para cambiar lo que nada tiene que ver, habrá profetas del pasado y habrá quien pasará página sin huella.

Pero existe el deber moral de mirar hacia delante con la lección aprendida pues este desastre nos obliga a reflexionar. A detenernos en la vorágine de agenda, planes y consumismo, para pensar en la fragilidad de la condición humana; son momentos que recuerdan lo que el místico San Juan de la Cruz llamaba “la noche oscura del alma”, cuando nos sentimos solo en mitad de la noche, despiertos y sin poder controlar lo que sucede a nuestro alrededor, cuando no somos capaces de explicarlos lo que sucede ni adivinar qué sucederá, a nosotros o a los que queremos.

Este episodio no puede quedar enterrado en la memoria sin dejar fruto de enseñanzas para el futuro como las siguientes:

  • Deberíamos aprender que lo que tenemos y lo que podemos tener en el futuro está siempre bajo la espada de Damocles de un virus, de una guerra, de una catástrofe climática o desastre análogo.
  • Deberíamos aprender la capacidad de sacrificio ante emergencias y catástrofes. El valor del esfuerzo no solo para conseguir lo que se tiene sino para conservarlo, y ser capaces de enseñarlo a nuestros hijos.brain-right
  • Deberíamos aprender humildad para no caer en la estupidez de hipervalorar el derecho a la fiesta, al chateo, al fútbol, etcétera, cuando está en juego la salud o la seguridad.
  • Deberíamos aprender de las técnicas empleadas por China, Singapur, Italia y otros países, para establecer para el futuro un protocolo realista porque los virus son guerrilleros que siempre acechan.
  • Deberíamos aprender a exigir a los políticos que la misión de los gobiernos es garantizar seguridad, salud y libertades, y no enzarzarse en disputas políticas estériles o crear monstruos jurídicos que lastrarán la capacidad de reacción y unidad de estrategia ante las crisis reales.
  • Deberíamos sentirnos inmensamente agradecidos a: una nube de médicos expuestos al virus y con dedicación admirable; un colectivo policial alerta y entregado con misión ingrata; unos investigadores de vacunas contra reloj, y a algunos – no todos- políticos con altura de miras y seriedad para dejar aparcadas estrategias electorales. Y como no, agradecidos a esa persona anónima que se mantuvo en casa o con higiene y no nos pegó el virus a nosotros o nuestros seres queridos.

En suma, estemos contentos de que la sociedad organizada funciona pero no debemos olvidar la parábola del filósofo Bertrand Russell:

turkey-clip-art-realisticUn pavo vivía feliz en su corral pues cada día recibía cuidados y alimentos por parte de su ama. Hasta que llega el 24 de diciembre. Ese día la granjera, en vez de traer el cuenco con las semillas y los gusanos que tanto le gustaban al señor pavo, le retorció el pescuezo, lo desplumó y al horno.

La moraleja es que la observación de cómo son las cosas no nos puede llevar a pensar que sabemos como van a ser, por lo que un día quizá arranque la III Guerra mundial o nos elija una enfermedad terrible o suframos un accidente…o quizá un virus decida jugar con el futuro de todos. Ahí es donde debemos estar preparados, no sólo materialmente para combatirlo, sino mental y espiritualmente para encajarlo.

23 comments on “Virus golpeados por Decreto y conciencias sacudidas

  1. Gloria

    Estupenda reflexión. Ojalá entre todos aprendamos algo realmente de lo que está ocurriendo y de lo que puede llegar a ocurrir. La lástima es que solo lo hagamos en estas circunstancias complicadas. Buen fin de semana y buen periodo de reclusión a todos, aprovechemos para tomar nota.

  2. Anónimo

    Desde mi punto de vista, su reflexión sobre dicho virus me parece totalmente certera. Un saludo cercano.

  3. Julio Planell Falcó.

    Me cabe el placer de felicitar al insigne Magistrado, J.R. Chaves por este certero artículo que rezuma un gran sentido de la responsabilidad. Gracias.

  4. Genial artículo y relfexión, como siempre un placer leer tus sabias palabras.

  5. Anónimo

    Entre las responsabilidades de la Administración está el ofrecer los datos epidemiológicos más precisos, en la medida de lo posible. Pir ejemplo, conocer si existe correlación entre la letalidad y el tiempo transcurrido en acceder al tratamiento una vez conocidos los primeros síntomas, cual es la tardanza media en conocer el diagnostico en diferentes comunidades autónomas, explicar la diferencia tremenda entre la mortalidad en Alemania, Países escandinavos , España e Italia. La elevadísima mortalidad en Lombardía…
    Necesitamos saberlo para conocer si hay tratamientos experimentales que puedan estar siendo usados en unas zonas si y en otras no
    La definición más precisa del grupo de riesgo, por ejemplo, que influye mas si la edad o la insuficiencia respiratoria, y cual es la diferente letalidad por hospitales.
    Necesitamos saberlo para, si procede, tomar las decisiones que creamos más convenientes para salvar nuestras vidas..ñ

  6. Anónimo

    Como siempre, reflexión erudita y elegante. Me atrevo, no obstante, a añadir dos detalles que estimo merecen también ser subrayados. Por un lado el redescubrimiento de una necesidad, aquella de los servicios de emergencia y catástrofes (genuinas, no un accidente aéreo), esos que los sucesivos gobiernos han dejado en manos de burócratas sin ninguna formación militar, la única que permite abordar situaciones como la que nos está conmoviendo. Tenemos agrupaciones que pueden montar hospitales de campaña con UCIs o REAs… pero no disponemos de profesionales. Muchos, la inmensa mayoría, de los urgenciólogos militares están/estamos en la reserva, desde hace muchos años. No interesábamos, parece que había otras prioridades de muy diversa índole, y no hablo de las sanitarias precisamente. De otra manera, y acaso más ligado con lo anterior de lo que parece, también se pone de manifiesto la increíble desidia, impericia, negligencia (no estoy seguro de cuál es el término adecuado) que están demostrando las autoridades. A un humilde tendero se le pone una importante sanción económica por no mostrar claramente el precio de sus productos… y resulta que era obligación suya conocer esa normativa, pese a no tener «asesor» de ningún genero. Ahora bien, un presidente y gobierno, con (se supone) insignes asesores epidemiólogos y microbiólogos es incapaz de cerrar el país rápida y taxativamente para salvar (con toda seguridad) algunos millares de vidas, evitando de paso el sufrimiento, agobio y colapso psicológico y físico de los sanitarios… Algo a lo que les obliga el cargo, por el que están extraordinariamente bien remunerados. Y me temo (no soy jurista y por ende tómese esto como una observación de lego) que estos sujetos no van a ser multados, ni mucho menos.

  7. Jesús MC

    Magnifico y oportuno artículo SEVACH, en definitiva ser solidarios, que a veces implica sacrificarnos por el bien común, aunque algunos lo someten a su propio criterio, me voy al campo, a la playa, al parque, NO SOLIDARI@S! pero después cargan contra los distintos gobiernos, cuando no se autogobiernan!

  8. Los políticos ya utilizan el problema.

    Torra declara textualmente: «Cal confinar Catalunya», porque afirma, él no tiene capacidad legal.

    Exige el confinamiento «de» Cataluña, (establecer fronteras). Cataluña, no puede confinarse, no tiene virus.

    Se confina a las personas y que yo sepa, ya existe el confinamiento «en» toda Cataluña y España.

    Otros políticos, de otras regiones, re-tuitean al ignorante o manipulador.

    Estas personas, presidentes los mejores, proponen, aprueban e interpretan textos legales.

    Tenemos un problema.

  9. rabedi

    Buen comentario, pero insuficiente. Y habría que comentar bastantes cosas más. Se habla de la España de panderete y de la España seria. En cuanto a lo de la pandereta, nosotros diríamos que no se trata de pandereta, sino de ignorancia, irresponsabilidad y de necios, y de malditos y de siniestros, y de auténtica mente maligna. Se olvida en este artículo hacer una mención a los llamados gobernantes de un país, como en el caso presente. Hay que aludir a un Gobierno que demuestra su falta de capacidad y de preparación para un problema como éste, cuando no también ha demostrado su frivolidad, con un Presidente del que debemos desconfiar, consintiendo 24 o 48 horas antes manifestaciones que en gran parte solamente eran para facilitar la parafernalia de determinados grupos, y lo mismo decir de otras agrupaciones políticas. Es aterradora la frialdad que esgrime este individuo. Como si no fuera suficiente el problema que supone esta epidemia, para colmo las llamadas «autoridades sanitarias» no pueden ser más nefastas, cuya presencia ya de por sí es deprimente. ¿Cómo se puede despreciar de esa forma a la ciudadanía? Parece ser que se han empezado a tomar medidas cuando ya el monstruo nos tenía atenazado. Tanto el denominado español de pandereta como el denominado español serio tienen un enemigo común; un gobierno, inepto y siniestro. Que una epidemia surja, en principio, nadie tiene la culpa, pero no estar preparado ni quererse preparar para tomar medidas y mitigar los efectos, eso sí es grave. No le falta razón a Anónimo.

    • Estimado Rabedi, le ha faltado nombrar a esas ingentes cantidades de aficionados y aficionadas al balón, o acaso son inmunes? Y digo yo, que un presidente de gobierno debe seguir, en este caso al menos, un criterio científico y no político y por ello entiendo que no lo haría de forma personal; o acaso cree que el gobierno pone en peligro a la ciudadanía por capricho …

    • sed Lex

      A esto es a lo que se refería Sevach, si no he entendido mal, con lo de los profetas del pasado y los que quieren sacar rédito político. 😉

  10. Antonio

    Sin tráfico aéreo no habría salido el virus de china. Esperemos que aprendan para la próxima. Porque la lección va a ser de las caras.

  11. Anónimo

    Quedándonos en el ámbito estrictamente jurídico y abusando de los conocimientos del Pater del blog y del resto. El Gobierno ha declarado el estado de Alarma, pero limita la circulación de un modo amplísimo -aún con bastantes excepciones-. Mi planteamiento es: si bien las alarmas por cuestión médica son propias del Estado de Alarma (vid. art. 4.1c) LO 4/81 la limitación a la circulación que se prevé en el artículo Artículo 7. Limitación de la libertad de circulación de las personas, que supone la prohibición absoluta de circular por las vías públicas salvo en los supuestos tasados, ¿es compatible con la CE? El derecho a la circulación está en el artículo 19 CE y el estado de alarma no permite la suspensión de derechos.

  12. JORGE RIVAS CID

    Y yo que pensaba que la reserva era una pérdida de recursos económicos. Sabia elección se tomó en su día
    A trabajar¡¡¡

    Ahora adquiere especial relevancia la famosa frase de J.F. Kennedy

  13. Anónimo

    –»Deberíamos sentirnos inmensamente agradecidos a: una nube de médicos […]. Está bien que agradezcamos a los médicos su abnegada labor, pero yo quiero acordarme, no de los generales, sino de la «infantería», los que están más en contacto con los enfermos (y peor retribuidos que aquellos). Me refiero a los colectivos de ATS, auxiliares y celadores; de los que, al parecer, te has olvidado.
    Un saludo.

  14. Josemaría Alcalá Villalba

    Tuve el enorme placer de conocerte, a través de nuestro común amigo y para mi maestro, Ignacio Gavira.
    Fue en Oviedo, en una conferencia que pronunciaste en el Colegio de Abogados, tan magistral como amena y, en tu línea, divertida. Sigo tus reflexiones y tu humor con fidelidad y admiración y no puedo dejar pasar decirte que, en esta ocasión, has traspasado las líneas de mi admiración, siempre deslumbrada, para pasar a la emoción por conjugar, con tu habilidad, razón y sensibilidad. mientras subsistan capacidades así, ¡no nos extinguimos! que tenía dudas.
    Un fuerte abrazo.
    José María Alcalá.
    C. Social de la UCLM

    • Gracias por tus amables palabras, José María. Si la situación se controla, el 7 y 8 de mayo estaremos Antonio Arias y yo en Castilla-La Mancha para unas charlas y serà buena ocasión para daros un abrazo a Ignacio y a tí. Cúidateee

  15. Contencioso

    El fenómeo de la globalización entero tendrá que ser repensado después de esto. Sabemos que la conquista de america llevó enfermedades al nuevo mundo que diezmaron a la población, pero no aprendemos y olvidamos confiados en nuestro podería tecnológico hasta que viene un ser microscópico a sacarnos de nuestro sueño. Ahora toca lo que toca, apretar los dientes y hacer un esfuerzo conjunto sin fisuras. Después, ya discutiremos sobre lo demás. Gracias por tu granito de arena llamando a la sensantez compañero.

  16. Pingback: Por decreto y por responsabilidad ¡Nos quedamos en casa! - Blog del Alumno

  17. José Manuel Martínez Fernández

    Interesantes reflexiones… El reflejo de esas otras dos Españas es también el de las España de los pillos que son realmente getas, de los que se creen lazarillos y son delincuentes

  18. Pingback: LECTURAS EN TIEMPO DE AISLAMIENTO - Blog de Justicia

  19. Marisol Cortegoso

    Estas situaciones van tan rapido que ayer el consejo de ministros aprobó el Real Decreto 465/2020, de 17 de marzo, por el que se modifica el Real
    Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma
    para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.que se ha publicado hoy en el BOE.

Responder a Anónimo Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: