tecnología

Viaje de un administrativista veterano al futuro tecnológico

Confieso que ya voy notando que me pesan e identifican más la experiencia y los hábitos de jurista de lectura de papel, consulta de libros y notas a mano, junto a reflexiones fruto de ciencia y conciencia, que los estilos que se avecinan de pantallas, algoritmos y respuestas automatizadas en cuestiones jurídicas. Soy de otra generación. Pronto a extinguir, en sentido sociológico y en sentido literal. Sin embargo me ha pillado con una mano en el trapecio clásico y con la otra intentando aferrarme al trapecio tecnológico.

En su día tuve la osadía de escribir un ensayo titulado “La mirada de Einstein al universo jurídico: el derecho y la justicia como nunca antes habían sido contados” (Amarante 2015)”, pero ahora he tenido que afrontar el reto de ponerme levemente al día porque los aldabonazos de algoritmos, robótica, jurimetría y electrónica me sacudían el corazón más que al protagonista de Cuento de Navidad, de Dickens, el viejo Scrooge al escuchar horrorizado a medianoche arrastrarse las cadenas del fantasma de su socio Marley muerto días antes.

El remedio para la ignorancia es la curiosidad y el esfuerzo de aprender, así que he conseguido ordenar unas ideas sobre lo que vendrá, lo justo para parecer que estoy actualizado y no ponerme colorado.

Por eso, reflexionando como administrativista sobre los cambios derivados de lo que llaman la cuarta revolución industrial en el planeta del Derecho administrativo, logré ponerlo por escrito en este artículo titulado “Regreso al futuro de las Administraciones públicas ante la cuarta revolución industrial” (pp. 11-37) que ha tenido la gentileza de publicarla Revista Presupuesto y Gasto Público en su monográfico de descarga libre y gratuita sobre «Grandes dilemas de nuestras AA.PP. La Administración en la encrucijada». Aquí está.

Espero que la lectura de mi artículo sirva para ayudar a los juristas de mi generación a comprender el impacto de los nuevos vientos huracanados tecnológicos.

 Un saludo a todos.

7 comments on “Viaje de un administrativista veterano al futuro tecnológico

  1. Jesús MC

    Gracias SEVACH!

  2. Siempre estás a la última, querido Sevach. Otra cosa es que la última corre que se las pela y cueste seguirle la pista.

  3. juan p periàñez

    Muchas gracias, muy buen artìculo. Me preocupan sobre todo las instrucciones algorìtmicas externas en dos vertientes: el control del «servidor humano» de los sesgos ; y, lo que pueda ocurrir si el humano ( autoridades y funcionarios ) pierde el control de los sistemas de IA. Cuando se afronte la regulaciòn legal de la Administraciòn electrònica , serà tambièn buena ocasiòn para articular la responsabilidad personal de aquèllos ( solidaria junto con la Administraciòn o en la via de regreso ) ante infracciones de los principios esenciales de la digitalizaciòn o se excedan sus lìmites. Tambìèn, por què no, la responsabilidad de los robots en idèntico sentido ( a mi me gusta llamarlos roboces ), porque de seguro que dentro de poco se les dotarà de personalidad jurìdica, y en la Ciencia de la Administraciòn, los habrà funcionarios y otros que seràn pesonal laboral de la misma, debiendo estos cotizar a la Seguridad Social. En ambos casos, claro està, tributaràn a Hacienda si les corresponde y como debe ser.Eso si, asì como los funcionarios humanos no perderàn su derecho sagrado e incuestionable a la media hora de cafè, los roboces es justo que disfruten de ese espacio de derecho a la energia, a inter actuar con otros…derecho al escaqueo en general…

    .

  4. JOSE Mª ALCALA

    Admirado Magistrado, te conocí a través de nuestro común amigo Ignacio Gavira y desde hace ya años te sigo, leo y guardo. Nos conocimos en Oviedo en una conferencia que diste en el Colegio de Abogados y no me pierdo un artículo, disfrutando con tu humor y aprendiendo de tu rigor.
    Desde Castilla la Mancha, un cordial saludo y un admirado abrazo.
    JOSE Mª ALCALÁ

    • Gracias, José Marïa.. Vetusta y yo os volveremos a recibir cuando esta makdira pandemia pase.¡ cuídateee!

  5. juan carlos

    El ser humano tiene una inclinación a la autodestrucción pasmoso. Entre sus mucho intentos, el último y mas peligroso es la IA. Tu artículo es un catálogo de buenas intenciones, todas muy loables, pero se nos pasa por alto que los malos también juegan la partida. Cada día que pasa estamos mas cerca de la granja de Orwell solo que no cabe ya la rebelión. Cuando Pandora abrió la caja solo quedó Elpis (la esperanza )en el fondo. Me temo que no quedará ni siquiera Elpis esta vez. El mero hecho de aceptar la incorporación de inteligencia artificial a procesos sociales es una renuncia expresa a la inteligencia humana. Ya sé, muchos me reprocharéis que no se puede huir del progreso y los avances tecnológicos pero ¿alguien puede amablemente explicarme cual es su concepto de progreso?. Mi hija, que vive en un entorno mucho mas avanzado que el mío no conoce el sabor de las fresas. Todo lo que tiene sabor a fresa es gracias a los jarabes aromáticos producidos en laboratorios y las fresas que puedes adquirir en un supermercado tienen un sabor mucho mas cercano al troncho de una berza que al de una fresa. ¿Tendrán sus hijos ocasión de abrazar a otros seres humanos o lo habrá prohibido el algoritmo?

  6. Anónimo

    Con Inteligencia Artificial el Magistrado José Ramón Chaves hoy sería Presidente de la Sala contencioso-administrativo de Asturias!!!

    Me gusta el debate de la Inteligencia Artificial. En su entrada Regreso al Futuro del Derecho ya se presiente que SSª tiene un debate intenso. Yo comentaba la entrada y decía:
    «Artículos y normas que conforman las leyes y que son de una clara, sencilla y única interpretación, son causa de mil interpretaciones incluso por los propios jueces.
    La mentira y la falsedad son literatura abundante con expresiones que rozan la épica del esperpento y que hay que ponerle freno y acotar. Pero para ello hace falta que el Estado dote de recursos tanto de personal como técnicos para que se pueda ejercer una justicia justa.
    Y uno de los avances que estoy seguro se impondrán, no son robots, pero si soportes informáticos que ayuden y complementen el trabajo de las partes».
    https://delajusticia.com/2020/11/22/regreso-al-futuro-del-derecho/

    A raíz de su entrada con respecto a su candidatura a presidir la Sala, se me reflejó el simpático video de Regreso al Futuro y pensé «ahora se entenderá mi afirmación de que hay que dotar de soportes informáticos que ayuden a formar criterios jurídicos. Con Inteligencia Artificial Chaves sería Presidente de la Sala».
    https://delajusticia.com/2020/12/17/la-vergonzosa-arbitrariedad-de-un-consejo-general-del-poder-judicial-en-las-ultimas/

    Un programa informático dotado con el contenido de las bases hubiera sido justo e imparcial a la hora de analizar los méritos en base a la plaza concreta convocada y hubiera dictaminado al candidato con mayor cualificación.
    Inteligencia Artificial sí.

Responder a juan carlos Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: