Crónicas administrativistas

De como las leyes convierten el BOE en el Calendario Zaragozano

Calendario

El BOE del pasado miércoles publica la Ley 9/2009, de 6 de Octubre, de ampliación de la duración del permiso de paternidad en los casos de nacimiento, adopción o acogida y lo fija en cuatro semanas ininterrumpidas a cuyo fin se modifica el Estatuto de los Trabajadores y La Ley 30/1984 de Medidas para la Reforma de la Función Pública. Lo llamativo es que dicha reforma entra en vigor…¡¡ a partir del 1 de Enero de 2011!.O sea, una vacatio legis de nada menos que 14 meses, el tiempo de gestación de una jirafa.

1. Quizás estamos ante una Ley que para evitar problemas de aplicación retroactiva y dar seguridad jurídica, sencillamente invita a que los futuros padres y madres se pongan ya manos a la obra para poder disfrutar del codiciado permiso tras el nacimiento del vástago.

2. O quizás se está lanzando un órdago para sugerir una pintoresca tesis doctoral sobre Derecho Constitucional o Derecho Civil, con títulos tales como:“Impacto presupuestario del ahorro generado con la publicación de una ley varios años antes de su vigencia”, o ” Problemática de vigencia de las leyes derogadas por una ley no nata que a su vez ha sido posteriormente derogada antes de su entrada en vigor”.

3. O quizás el legislador actual está pretendiendo hipotecar la regulación del futuro, y cabe preguntarse si podría el parlamento actual aprobar una Ley por ejemplo, que regulase las subvenciones por nacimiento de hijo para el año 2035.

Aquí recuerda Sevach la expresiva calificación que a tal modo de legislar le otorga el profesor de Derecho Administrativo de la Universidad de Bolonia, Luciano Vandelli, que habla de “legislación présbita: reglas para los nietos”. Oigamos como la explica en su recomendable obra ” Trastornos de las instituciones políticas” (Ed.Trotta,2007,pp.83):

” Así, si alguno quiere una ley y otro se opone a ella, el compromiso es simple: se hace una reforma de relojería, mejor si es para la memoria futura, una reforma “póstuma” que posiblemente no haga sentir sus efectos en la legislatura en curso, sino que los produzca (si realmente llegan a verificarse) sobre un porvenir más o menos lejano.(…)
Por lo demás, el decurso del tiempo puede constituir un expediente eficaz, si no para anular las reformas ya aprobadas, sí, cuando menos para diluir y tornar sustancialmente vanos sus efectos. En realidad, no siempre es posible y oportuno derogar reformas ya aprobadas, cuya aplicación se presenta, sin embargo, no viable o en cualquier caso problemática. Mucho mas suave, e indoloro, es reenviar, dilatar, prorrogar”.

4. Al final, el BOE comienza con estos disparates de técnica normativa a parecerse al clásico Calendario Zaragozano que plasmaba predicciones audaces a largo plazo sobre el tiempo atmosférico. Es más, sería deseable, y ahí va la propuesta de Sevach, que el BOE tomara como préstamo del Calendario Zaragoza aquéllos ripios o consejos que acompañaban sus predicciones. Así, al igual que los agricultores consultaban diariamente el Diario Zaragozano y recibían píldoras de refranes, quizás los empleados públicos podrían asomarse al BOE del día, fríamente colgado de la red, y leer por ejemplo: Boletín Oficial del Estado: 8 de octubre de 2009, Núm. 243.: ” Si eres alto cargo público, en este mes no prevariques”, o un sabio adagio: ” En el ejercicio de la autoridad, castiga poco, reflexiona mucho, pero no perdones nunca”.

5. En fin, mas vale no romperse la cabeza indagando la explicación de tales leyes a largo plazo, pues quizás tenía razón el canciller Bismarck cuando afirmaba que si los ciudadanos supieran como se hacen las leyes y las salchichas, no podrían conciliar el sueño

0 comments on “De como las leyes convierten el BOE en el Calendario Zaragozano

  1. Si las leyes entran en vigor tras catorce meses y las sentencias son firmes tras varios años…¿puede hablarse seriamente de Derecho Vigente?, ¿no hemos convertido la disciplina del Derecho en un fenómeno anacrónico, y la Justicia como decía Calderón “una sombra, una ficción”?

    Me gusta

  2. Y la mayor ironía es que para cuando son resueltas las cuestiones derivadas de estas leyes de futuro en los TSJ y TS, son ya “derecho histórico”.

    Al final, el legislador ha conseguido lo que parecía imposible: La aplicación práctica de la teoría de la relatividad de Einstein, sin necesidad de viajar a la velocidad de la luz a distancias increíbles, tenemos un ordenamiento vigente que jamás se acompasa con el momento de su aplicación. Aplicamos a la actualidad leyes derogadas de futuro, y en el futuro aplicaremos leyes derogadas ayer.

    Creo que has equivocado estimado Sevach, esto es para una tésis de Física, no de derecho 🙂

    Me gusta

  3. Yo me he reído mucho, la verdad. Recuerdo una película de pequeño, cuando un grupo de locos se reúnen en una sala para hablar de relatividad especial y de relatividad general. Uno dice que “La velocidad de la luz es lo más rápido que existe”, y otro le replica “Y si yo fuese en un tren a la velocidad de la luz y fuese del último al primer vagón, ¿iría más rápido que la luz?”

    Evidentemente, esta última posibilidad es imposible, pero se ponían a discutir en torno a ella (las velocidades de los objetos se suman).

    Aquí pasa algo parecido, una ley que va a ir a la velocidad de la luz… y los políticos creerán que pueden ir de su vagón de cola a su vagón de cabeza.

    Más valdría que saliese ya la del Estatut de Cataluña…

    Me gusta

    • La lentitud de la justicia es ya secular.A mi en la Administración me ha sucedido de todo.Siendo del Cuerpo Técnico tras aprobar las Oposiciones de Letrado salieron las vacantes y no había ninguna en Madrid pero unos meses antes el Subsecretario del Ministerio había dictado una Resolución en la que cuando se obtenía una plaza de superior rango, el adjudicatario podía quedarse en el lugar de residencia hasta que hubiera plaza en su ciudad.No me dieron opción tenía que elegir en provincias.Fuí a hablar con el Subdirector de personal y me dijo que yo tenía razón que lo ganaría en los Tribunales.Pensé que no iba a esperar cuatro años y que lo mejor era renunciar pero mi marido al que le había dado bastante lata con la prepación de la oposición me dijo que me fuera a Sevilla, en este caso ,y que ya veríamos.No presenté demanda, me busqué a un amigo que podía ayudarme y me vine a Madrid en el primer concurso pero con otro nombramiento. No obstante eso me costó un año.Me retenían en Sevilla al parecer porque yo era muy buena funcionaria.Luego me enteré que a otra opositora con menores méritos y sin familia, yo tenía dos hijos,le concedieron una plaza de Letrado en Madrid.Como bien dice el profesor Alejandro Nieto siempre se catapulta a los peores funcionarios para quitarlos de encima
      En fin, vivir para ver.Ya os contaré otras “anécdotas” sobre la lentitud cuando no tienes ayuda.

      Me gusta

  4. Admirado Sevach,
    Si 14 meses te parece una vacatio legis asaz desmedida, entonces agarra una silla y pertréchate de tu infusión favorita antes de leer la Disposicion Adicional 3ª de la Ley 34/2006, de 30 de octubre, sobre el acceso a las profesiones de Abogado y Procurador de los Tribunales:

    “Esta Ley entrará en vigor a los cinco años (sí, leíste bien) de su publicación en el Boletín Oficial del Estado.” :-DD

    Me gusta

    • vestidita de rosita

      …tuvo su fundamento….no afectar a los estudiantes que ya habian empezado la carrera al tiempo de la aprobación de la Ley.

      A partir de ese momento, todos los aspirantes a Abogados, empezaron sus estudios conociendo que al final de su etapa universitaria, les espera una “pequeña oposición” que les habilitará para ejercer la abogacia.

      Creo que es positivo, en la medida en que conllevará una mayor formación.

      Me gusta

  5. Recuerdo que cuando estudiaba la carrera, la profesora de derecho penal se escudó en que el nuevo código estaba en vacatio y que podía ser derogado en buena parte si ganaba las elecciones el partido popular para seguir dando sus clases conforme al código vigente pero que quedó finalmente derogado.
    Como ven también sirven las leyes en vacatio para fomentar la molicie.

    Me gusta

  6. He leído bien? Cuatro semanas de permiso de paternidad?
    Todo un incentivo a la contratación.

    Me gusta

  7. Buen artículo. Gracias.

    Me gusta

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: