charleta
De lo financiero y tributario

Siete potestades del poder tributario absoluto: pesadilla para despertar

abogadosTuve la fortuna de conocer el pasado martes a buena parte de los miembros de la Sección de Derechos y Garantías y Práctica Tributaria, de la Asociación Española de Asesores Fiscales (AEDAF), quienes no solo demostraron la seriedad con que afrontan su labor de gestionar, interpretar y luchar por la justicia tributaria, sino que manifestaron su preocupación por los derroteros del Derecho tributario, y que a mi personal juicio, cada vez es más “Tributario” y menos “ Derecho”.

Pues bien, a la hora del cordialísimo almuerzo, de forma distendida afloraron algunas cuestiones, con la franqueza del relajo amistoso y bajo la atenuante de ser dicho en los postres (in vino, veritas), en relación a la situación del derecho tributario y la posición de la Agencia Tributaria, poniendo sobre la mesa algunas valiosas ideas de diagnóstico y recetas, que expondré telegráficamente porque creo sinceramente que quizá son un aldabonazo a las puerta de la razón y la justicia.

En efecto, a título personal, creo que ya toca la hora de replantearse pisar el freno y dar marcha atrás en una administración tributaria voraz, con leyes y reglamentos hechos a su medida y con una derogación práctica de las garantías propias de un Estado de Derecho.

Así, no es una exageración afirmar que la seguridad jurídica tributaria es una broma; que la administración tributaria goza de armadura y boleadoras con “licencia para recaudar”; que cuenta con el regalo de unas potestades exorbitantes para exigir tributos y un régimen jurídico que constituye lo que los físicos llaman una “singularidad” (un punto teórico con volumen cero y densidad infinita donde no operan las reglas de la física).

O sea, que la administración tributaria va camino de convertirse en lo que los astrónomos llaman un “agujero negro” (una concentración de masa o poder tan irresistible que ninguna partícula material, ni siquiera la luz, puede escapar de ella).

Pero mas allá de este desahogo expresivo, me gustaría exponer alguna de esas ideas que me dejaron huella en dicha reunión y que demuestran que la administración tributaria va camino del Poder absoluto con siete potestades desorbitadas. Veámoslas. Leer Más

pelma
Procedimientos administrativos

Prescripción de las sanciones en vía de recurso de reposición desestimado por silencio

lecturas variasLeo el interesantísimo artículo de María Belén López Donaire en la valiosa Revista jurídica Liberlex, núm. 2-2016 titulado “Las novedades sobre la prescripción de las infracciones y sanciones a raíz de la ley 40/2015, de 1 de octubre, de Régimen Jurídico del Sector Público”, y el mismo aborda una interesantísima cuestión como es la del reinicio del plazo de prescripción de la sanción en el caso contemplado por su art. 30.3 que dispone que

En caso de desestimación presunta del recurso de alzada interpuesto contra la resolución por la que se impone la sanción, el plazo de prescripción de la sanción comenzará a a contarse desde el día siguiente a aquel en que finalice el plazo legalmente previsto para la resolución de dicho recurso.

La cuestión capital radica en si esta novedad (que supera y aparta de la doctrina legal sentada por la STS de 22 de septiembre del 2008, rec. 69/2005), que literalmente se predica del “recurso de alzada” ha de aplicarse o no al recurso de reposición que no fuere resuelto en plazo por la administración.

Veamos esta cuestión que no es pacífica pero que me temo pasará a ser muy, pero que muy beligerante en los tribunales.  Leer Más

abusos en la ejecución
sanciones

No vale todo para sancionar tributariamente

acalranodLa recientísima Sentencia de la Sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Supremo de 22 de Diciembre de 2016 (rec. 348/2016) estima un recurso de casación por unificación de doctrina (lo que ya es un hallazgo inusual) y lo hace para sentar un criterio que lleva tiempo indicando en sus sentencias a la administración tributaria, pese a lo cual, no faltan actuaciones sancionadoras tributarias que se asientan sobre los prejuicios hacia el contribuyente, sobre el dato frío de un incremento patrimonial no justificado o sobre un error contable, sin acompañar, como impone el principio de culpabilidad (clave de bóveda del derecho punitivo, penal y sancionador) la valoración de la conducta que permita fundamentar un serio reproche al contribuyente.

Así, en la citada sentencia se solicitaba la unificación de doctrina en los siguientes términos:

Si cabe considerar a efectos de motivar la culpabilidad en la imposición de sanciones tributarias, que las circunstancias de tener importantes medios económicos, haber firmado en conformidad el Acta y la mención de no apreciarse causas exoneración de la culpabilidad, son suficientes.

Pues bien, la sentencia expone los criterios que deberían fijar en el tablón de edictos de todas las delegaciones de la Agencia Tributaria y en los despachos de la inspección. Y en todas las unidades sancionadoras de todo ámbito. Una joya y canto a las garantías del Estado de Derecho. Leer Más

monos
Videos didácticos

Evolución y actualidad del Derecho Administrativo

saturadoConozco muchísimas personas que se tildan de administrativistas. La mayoría hacen muy bien su trabajo, como profesor, abogado, juez o funcionario, aunque buena parte desconoce la génesis de la disciplina a la que se dedican y no se plantean preguntas afiladas: ¿por qué hay una jurisdicción contencioso-administrativa y no se somete la administración al control de los tribunales comunes con meras especialidades?, ¿de dónde vienen esas prerrogativas de la administración?, ¿por qué debe tanto el derecho administrativo español tanto al Consejo de Estado francés?, ¿cómo ha sido posible que un poder ejecutivo -heredero de monarquías clásicas- admita el control por un Tribunal calificado nada menos que Supremo?, ¿qué impulsó a la “huida” del derecho administrativo y qué empuja su “reconquista”?, ¿cómo se armoniza el derecho administrativo, que se supone el traje del poder público, con las intromisiones del derecho comunitario y las agresiones del legislador?, ¿tras las cortinas del Estado de Derecho hay una administración debilitada?… Quizá la respuesta a esas y muchas otras preguntas, las saben los lectores y les felicito.

Pero para aquellos que deseen una visión general del origen y desarrollo del Derecho administrativo y facilitarles que puedan colgar de la percha de la historia los institutos jurídicos actuales, me he propuesto ofrecer en algo más que “dos patadas” (unas cuatro, pues son 40 minutos) una exposición sencilla y con pinceladas rápidas y visuales del Derecho administrativo, de dónde venimos y dónde estamos.

ensen%cc%83o¡Ya me hubiese gustado a mí que en la Universidad me lo hubiesen explicado así en vez de construir la casa por el tejado!. Y es que, las oposiciones no suelen incluir temas históricos, la abogacía no deja tiempo para divagaciones teóricas, y por una u otra razón, todos vamos dejando el examen de los cimientos para cuando ya acumulamos trienios de experiencia. Otros no es que no busquen las respuestas, sino que ni se plantean preguntas, o que sinceramente confiesan que no le interesan.

En fin, que el que prefiera emplear esos 40 minutos en otras cosas más placenteras hará muy bien, pero me temo que a quienes desean iniciarse en el mundo administrativo, mejor será formarse con rapidez en algo serio ofrecido con sencillez, que si se digiere y rumia con calma, acompañará en toda la vida profesional. Al menos es un reto mas fácil de conseguir que bajar peso, aprender idiomas y otros propósitos del nuevo año llamados a ser incumplidos.

Aquí debajo tenéis el video explicativo:

NOTA.- Para los interesados la Videoteca de tutoriales sobre derecho administrativo, gratuita y abierta las veinticuatro horas del día, está aquí.

constitu
Tribunal Constitucional

Vuelta de tuerca del TC robusteciendo la competencia estatal económica

volarLa expansión de ese comodín competencial estatal que son las bases y coordinación económica ha recibido un nuevo impulso de la Sentencia del Tribunal Constitucional 194/2016, de 16 de Noviembre, al analizar la vieja Ley 17/2012, de 27 de diciembre, de presupuestos generales del Estado para el año 2013 bajo una nueva perspectiva.

Hasta ahora el Tribunal Constitucional había declarado ajustado a la Constitución que el Estado fijase mediante ley límites a la Oferta de Empleo público mediante la llamada tasa de reposición, esto es, fijando un porcentaje máximo de plazas a cubrir por cada vacante (normalmente el “diezmo” de ecos medievales).

Ahora esta reciente Sentencia da otra vuelta de tuerca puesto que confirma que esa competencia alcanza no solo a fijar el incremento máximo de gasto público o la tasa de reposición sino a la determinación de los sectores beneficiados por este “diezmo”, y ello porque el Estado excluía entre otros a los cuerpos policiales, personal estatutario sanitario, militares o justicia. Además y eso es lo que ocasiona perplejidad, despacha la cuestión en unas líneas con mas voluntad que razones… Leer Más

camaras-felicidad
Luchas

El mejor regalo para el éxito personal y profesional

flechasMe he levantado, caminado sigiloso hacia el árbol de navidad del salón, y allí estaban los regalos de los niños. Pero no estaba lo que solicité y soñé: un legislador más técnico, un Tribunal Constitucional que responda a tal nombre, unos órganos judiciales más sensibles, una administración menos electrónica y más humanoide, y una ciudadanía más tolerante con los errores que los poderes públicos puedan cometer.

Tampoco mi petición de un año libre de escándalos de corrupción, ni he encontrado voluntad de un auténtico pacto de los partidos políticos sobre la educación, ni un cofre con candado donde ocultar la crispación y filibusterismo político.

Lo del cumplimiento de la Declaración de Derechos Humanos de 1948 de la ONU lo llevo pidiendo todos los años y ya no me sorprende aunque me preocupa.

También asumí las peticiones del soneto de mi poeta más admirado en su brillante Carta a los Reyes Magos, pero de lo que yo pedí en simple prosa, sus majestades no me han traído nada. Aunque dejé galletas y leche en las escaleras del Congreso. Pero ya sé la razón… y como encontrar el mejor de los regalos… Leer Más

monitos
ContenciosoProcesal

Del utilísimo derecho a solicitar aclaraciones al perito de parte

 

perplejoAquello tan clásico de que no basta tener razón sino que hay que saber demostrarla se evidencia en infinidad de pleitos en que la balanza de la justicia se inclina hacia quien ha conseguido sacar partido al resultado de las pruebas periciales propuestas o practicadas en el juicio.

No olvidemos que la mayoría de los pleitos contencioso-administrativos precisan de la colaboración de peritos para determinar e ilustrar al juez, por ejemplo, del valor de la finca expropiada, de la valoración de los daños ocasionados por responsabilidad patrimonial, de las características de un inmueble por su impacto tributario, de las condiciones físicas o psíquicas de un funcionario que reclama un traslado o adaptación, o incluso mas recientemente, de peritos que puedan demostrar el error de un tribunal calificador de oposiciones al valorar un ejercicio de conocimiento especializado.

Se trata de pleitos en que la contienda obliga a las partes a traer esos “guerreros ocasionales” que son los peritos. La parte demandante traerá a los “profesionales” que aporten su ciencia técnica. La administración posiblemente traerá los informes elaborados por esos “soldados profesionales” que son sus funcionarios. Y el juez posiblemente considere oportuno pedir un tercer dictamen de un perito reclutado de forma “ciega” de un frío listado.

Es ahora cuando hay que saber la claves procesales de la estrategia para obtener todo el fruto de la propia pericia .Veamos Leer Más

supremos
Videos didácticos

La jurisprudencia en dos patadas

archivo_000-90Se acaba de publicar por la Abogacía Española, Consejo General, en un bello volumen, la recopilación de artículos correspondientes a la original serie “El arte de legislar” y los correspondientes a “El arte de sentenciar”. Me pregunto si se completará con “el arte de administrar” para las praxis de gobiernos y administraciones.

En “El arte de legislar” se incorporó mi artículo titulado Saber escribir leyes, si no se entienden, no se cumplen” y en “El arte de sentenciar” mi otro artículo titulado: La previsibilidad del pronunciamiento judicial: pero ¿existe la jurisprudencia?

 

archivo_001-28Mas allá de esa colaboración divulgativa pero sin mengua del tecnicismo, ahora me apetecía ofrecer uno de mis videos formativos breves y didácticos, inspirados en ofrecer unas pinceladas impresionistas de lo que es la jurisprudencia y que al menos puedan suministrar al recién licenciado algunas sencillas claves de las que me hubiese gustado a mi que me hubiesen enseñado en la Universidad.

A ello voy… Leer Más