Etiqueta: Corruptelas y corrupcion

corruptos
ContenciosoContratos y Proyectos

La corrupción ante el nuevo Proyecto de Ley de contratos del sector público

archivo_000-106Tras la década larga de perversión de los contratos públicos, de abusos desde el poder, de la ineficacia de los controles internos y externos, del retardo del control jurisdiccional… parece que las aguas contractuales vuelven al cauce de la legalidad de donde nunca debieron salir.

Quizá se debe a que se contrata menos pues menos fondos públicos hay para ello. Quizá se debe al furor ético que invade a políticos. Quizá al cerco de controles contables, económicos y jurídicos. Quizá al reverdecimiento de la prevaricación y malversación, que han pasado del trastero al mostrador judicial.

Y cómo no, se debe al efecto luminoso de la Ley 19/2013, de 9 de Diciembre, de Transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno.

Pero no festejemos la muerte de la corrupción. Primero, porque los corruptos como las cucarachas sobreviven a todo. Segundo, porque los corruptos como la mafia, saben buscar vías alternativas cuando ven a la banda diezmada o cuando se implanta la “ley seca”. Y tercero, por aquello de que la tentación se aviva con la ocasión, y es que la gran ocasión para la corrupción suelen brindarla las malas leyes.

Una mala ley es una ley ineficaz. Una ley oscura es una ley que juristas e interventores manejan con incomodidad. Una ley compleja es un reto para los “hackorruptos”, capaces de “hackear” el texto normativo, esto es de explorar y descubrir los puntos débiles de una Ley de contratos, de un pliego de contratación, de un procedimiento contractual endiablado.

Por eso me echo a temblar cuando sé que sigue su andadura el Proyecto de Ley de Contratos del Sector público que traspone dos directivas comunitarias. Leer Más

corurptions
Corrupción y corruptelas

El Congreso no da ejemplo de transparencia ¡Vaya tropa!

trasnpsareArranca la nueva legislatura y todo son aplausos y preocupaciones por el reparto de cargos y cambalaches de poder. Espero que el nuevo Congreso arranque sin descuidar su obligado ejemplo de transparencia que está bajo mínimos.

Y es que hace dos días, me quedé perplejo cuando el Diario El Mundo divulgó que solicitó formalmente del Congreso que le facilitase algo tan elemental como es “la identificación de los parlamentarios que dispusieron de tarjeta taxi, teléfono móvil, tableta electrónica, línea de datos y ADSL en su hogar a cargo del Parlamento español durante la pasada legislatura”, así como “facilitar las retribuciones de los asistentes o asesores nombrados por los diputados o los grupos parlamentarios”.

La respuesta de la Mesa de la Diputación Permanente del Congreso ha sido utilizar el argumento de que prevalece “la protección del dato personal frente al derecho de acceso a la información”, ¡Y se quedan tan anchos!.

Me parece una burla intolerable. O dos burlas pues son dos los bloques de datos que se ocultan. Leer Más

Europe
ContenciosoSobre los políticos

Agotados de esperar el fin de las negociaciones políticas

Es sábado y no puedo menos de hacer un breve análisis del escenario político pues si malo es estar con gobierno en funciones tampoco me parece bueno un gobierno alzado sobre frágiles pactos para el Derecho Público que al fin y al cabo, gobierna nuestras vidas.

Observo que el país va como un barco a la deriva, como un Titanic que se hunde tras colisionar con la crisis económica, mientras que los políticos como los músicos, siguen tocando la música de alcanzar acuerdos de gobierno.

Parafraseando el título de la biografía de Neruda (“Confieso que he vivido”) me toca confesar que estoy dolido. Dolido con este espectáculo de la política nacional incapaz de empujar el país hacia delante con un gobierno estable. Un gobierno en funciones supone un país paralizado, por inercia, sin legitimidad y sin capacidad de respuesta frente a las serias y cambiantes circunstancias internacionales.

No puedo menos de añadir una reflexión desde la perplejidad y al margen de toda posición ideológica o partidista sino expresión de la preocupación de un jurista. Leer Más

Crónicas administrativistas

Sobre el funcionario invisible que cobró dinero visible

invisibleLa situación que ha explotado en los medios de comunicación, y aflorada por la sentencia del Juzgado de lo contencioso-administrativo de Cádiz que confirma la sanción disciplinaria impuesta a un funcionario por no trabajar desde el año 2004 a 2010 (y obligado a devolver 27.000 euros), mas allá de lo chusco del caso, impone unas reflexiones críticas ya que tras la sonrisa burlona inicial brota la natural crispación en el ciudadano de a bien. Leer Más

Corrupción y corruptelasDe lo penal

Acoso y derribo de Alcaldes e interventores prevaricadores

corruptos    Hace poco coincidí en un corrillo con ocasión de unas jornadas jurídicas, con un Alcalde (” de cuyo nombre, no me quiero acordar”), quien comentaba con aspavientos la dificultad hoy día para ser Alcalde porque “los interventores tienen mucho poder”, “gobiernan ellos y no nosotros”, etc.    Me limité a intervenir comentando que “mas que poder, los interventores tienen responsabilidad, que no es lo mismo”, y como me miraba con aspecto sorprendido ( o no entendía, o no quería entender) le aclaré algo así como: “ Vamos. En una piscina el salvavidas no tiene poder, tiene responsabilidad, porque tiene el deber de garantizar que nadie se ahoga en la piscina; no está por capricho, ni es dueño de salvar o no a las personas. Y a ningún usuario de la piscina se le ocurriría quejarse por exceso de celo del salvavidas ni criticarle por tener mucho poder, cuando cumple su labor”.

El Alcalde cambió de perspectiva: “ También nosotros cumplimos nuestra responsabilidad de gobernar, pero no nos dejan por formalismos”. Y tuve que darle un banderillazo: “ Son las mismas leyes, las que le dan poder como Alcalde y la responsabilidad al Interventor; cada uno en su sitio; y detrás de cada formalidad que se salta, pese a que la Ley las manda, hay alguien que sufre”. Entonces, un concejal (o tiralevitas, a juzga por como rondaba al Alcalde) terció: “ Pero nadie ha elegido al interventor y el Alcalde es elegido democráticamente”. Ahí ya salté a la yugular: “El mismo pueblo que le ha elegido como Alcalde es el que ha elegido a quienes aprueban las leyes para controlarle y quienes quieren que el Interventor lo haga. No es difícil de entender, y que yo sepa, quien jura un cargo, afirma conocer la Constitución y su compromiso de cumplirla”.

  Menos mal, que pudimos irnos cada mochuelo a su olivo porque aquello no pintaba bien.

En fin, me vino a la mente porque la Sentencia de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo de 1 de Julio de 2015 (rec. 2284/2014) aborda un supuesto propio de la época de las vacas gordas administrativas cuando se cumplía el triángulo del diablo: un concejal ambicioso, un interventor sin escrúpulos y un particular avispado. Leer Más

Corrupción y corruptelasCrónicas administrativistas

De cazatalentos y de talentos para cazar o cacear

cazatalentossBien está que con el sudor de la frente se gane dinero y cuanto más mejor. Y si además lo que se gana se utiliza con generosidad, estupendo.

Pero reconozco que no se alcanza a mi “talento” la noticia de que la que fuera Presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, haya cobrado 369.000 euros como cazatalentos en Seeliger & Conde en un año.

No dudo que los cazatalentos o empresas de headhunter cumplen una misión selectiva digna y necesaria pues bucean en el mercado con un trabajo de campo y filtros que permiten seleccionar el más adecuado para dirigir o gestionar empresas que no pueden permitirse errores. El problema es que la empresa de headhunter necesita contar con una especie de “sherpas” que conocen los vericuetos de los altos directivos y poder indicarle los pasos cómodos para llegar a seducir a directivos empresariales.

Y no es cuestión de políticas ni ideologías pues estoy seguro que otros prebostes de otros partidos políticos también facturan por conceptos similares, pero desde el momento que hablamos de alguien que procede del desempeño de varios cargos públicos se imponen varias preguntas.

Leer Más

De lo penal

El delito de prevaricación reverdece jurisprudencialmente

 prevaricacionA veces nos tropezamos con sentencias de condena penal por prevaricación que deberían ir enmarcadas en el despacho de los Alcaldes y Presidentes de entes públicos, entre la bandera y el retrato del Rey.

Al fin y al cabo, la legalidad es cosa seria, y es fundamento del poder que ejercen las autoridades públicas, por lo que es gravísimo que de forma deliberada se atrevan a ignorar los informes de los funcionarios, para saltarse chulescamente el procedimiento y realizar pagos con cargo al presupuesto.

Es cierto que la época del “vale todo”, “tira que libras”, “nunca pasa nada” ha sido desplazada por la crisis económica por una etapa de hiper-responsabilidad de los mandatarios públicos que se sienten en libertad vigilada por las leyes de estabilidad, sostenibilidad y similares tenazas de control económico-financiero. Así y todo, no está de más que para aviso de navegantes, la misma Sala de lo Penal del Tribunal Supremo deje claras cuales son las reglas del juego. Y ello con mayor razón cuando en las próximas elecciones locales posiblemente habrá cambios de ediles, muchos de los cuales, intentarán aplicar sus programas contra el viento y la marea de la densa legalidad que enjaula la autonomía económico-financiera local.

En esta línea, la Sentencia de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo de 24 de Noviembre de 2014 (rec.729/2014) marca un rumbo de control duro de la prevaricación, mas allá de la laxitud que en otras ocasiones parecía animarle como comentamos en algún caso sangrante. Esta reciente sentencia confirma a su vez la Sentencia de la Audiencia Provincial en el particular relativo a la condena a un Alcalde como autor criminalmente responsable de un delito de prevaricación administrativa, tipificado en el art. 404 del Código Penal , y ello como consecuencia de dos resoluciones administrativas -decretos de pago- a favor de un empresario con cargo al presupuesto del Ayuntamiento.

Pero veamos con detalle esta Sentencia que encierra un Manual de urgencia sobre la Prevaricación administrativa ya que por un lado, perfila las exigencias jurisprudenciales de lo que es “prevaricación” deslindándolo de figuras afines, y por otro lado, va desmontando con soltura y racionalidad práctica las defensas del que fuere Alcalde, y que son típicas de ratoncito acorralado y que nos resultarán familiares a quienes tenemos esta extraña afición de entomólogos de la cosa pública. Leer Más

Corrupción y corruptelas

Las razones de la resistencia a la ley de algunas Administraciones

Luz Hoy tuve la fortuna de impartir una ponencia en el Paraninfo de la Universidad de Santiago de Compostela bajo el sugerente título de “ La resistencia de las Universidades al Derecho”, en el XII Curso de Régimen Jurídico de Universidades, y al despedirme, un asistente me sugirió que el comienzo de mi intervención lo colgase en el blog puesto que le parecía ingenioso y aplicable no solo a las Universidades sino a las Administraciones locales y a muchos entes instrumentales, e incluso al mismísimo Urdangarín. Dado que es fin de semana y por si la imagen provoca alguna sonrisa, ahí va una pequeña fábula inspirada en lo que fue el comienzo de mi ponencia, que al igual que un médico habla de enfermos y no de personas sanas, se centró en una perspectiva patológica.

Leer Más