Etiqueta: Alma Mater

gafas-mirando
De la Universidad

Condena penal al profesor que aprueba “por la cara”

castigadoLa reciente Sentencia de la Sala Penal del Tribunal Supremo de 10 de Febrero de 2017 lanza un serio aviso para frenar la posible frivolidad de quienes están llamados a valorar exámenes, pruebas académicas, y por extensión, ejercicios de oposiciones y concursos.

La sentencia condena a un profesor de universidad pública y a una funcionaria administrativa por delitos de prevaricación. Al profesor, como autor, por otorgar la calificación de sobresaliente a una alumna sin examinarse, y a la funcionaria, por cooperación necesaria, por hacer de mediadora ante el profesor y matricularla fuera de plazo a sabiendas de la finalidad perseguida.

El resultado para la alumna fue el aprobado de esa asignatura que fue el pasaporte para la titulación oficial.

Esta sentencia supone una llamada al orden y la seriedad. El funcionario, sea profesor o policía, tiene una labor que realizar y si la incumple, perjudica a la sociedad.

Veamos el razonamiento de la sentencia y sus implicaciones. Leer Más

indigenas
De la Universidad

Doctor cum laude o doctor sin laude: cuestión de honor

captura-de-pantalla-2017-01-26-a-las-9-02-16 Hasta no hace mucho prácticamente toda tesis doctoral era “cum laude” (“con alabanza u honores”) salvo los excepcionalísimos casos singulares de “castigo” por crímenes inconfesables del doctorando, o de tesis tan malas que eran “antítesis”. Esa situación de otorgar un rasero de máximos a todos propiciaba la devaluación del título y además penalizaba a los mejores que no tenían espacio para la distinción de su trabajo respecto del pelotón de doctorandos.

Al fin y al cabo, la condición de doctor demuestra que se tiene plena aptitud investigadora y la tesis dice mucho de quien investiga, de quien la dirige y de la Universidad que la impulsa. Por eso no es gratis: esfuerzo, dedicación, laboriosidad, paciencia y reflexión.

El remedio a la situación de “café cum laude para todos” vino de la mano del Reglamento de Doctorado de 2011 en que el Tribunal al término de la tesis manifiesta la calificación de la misma y sería en una sesión ulterior, a puerta cerrada, en la que se podría asignar el laurel, el ansiado “Cum Laude”, pero eso sí, bajo unanimidad. Con ello se evitan las presiones del acto público y solemne y permite a los miembros del Tribunal “debatir claro” sobre las excelencias o miserias de la tesis.

Pues bien, me parece oportuno citar ahora un reciente sentencia contencioso-administrativa que guarda conexión con la actualidad. De un lado, porque tiene que ver con las vicisitudes de una tesis doctoral titulada “Las cuatro vertientes de la responsabilidad sanitaria” (lo que enlaza con el último post), y de otro lado, porque ayer fue noticia la publicación por Santiago Muñoz Machado del Libro de Estilo de la Justicia, quien en una entrevista expuso que el estilo jurídico impone “Estar bien escrito, con buen lenguaje y organización de los párrafos, que se corresponda lo más posible con el lenguaje ordinario… No debe haber diferencias entre una buena sentencia y un buen artículo periodístico o un pequeño ensayo”; y lo traigo a colación porque esta sentencia que a continuación transcribo es ejemplo de claridad y román paladino, pese a lo chusco del caso. Veamos. Leer Más

img_2907
Píldoras visuales

Hablando claro del Consejo Social de las Universidades, ese desconocido

Afirmaba el periodista Julio Camba hace décadas que lo que el talento que la educación primaria hería, la Universidad lo remataba. La democracia puso en lugar digno las Universidades, en infraestructuras, docencia e investigación, pero el encastillamiento de la comunidad académica se mantuvo.

El latiguillo de que “la Universidad debe abandonar su torre de marfil” y que “debe unirse Universidad y Sociedad” ha sido una constante de todo Libro blanco de reforma universitaria, de recomendaciones de expertos y dictámenes de órganos consultivos.

La Ley de Reforma Universitaria de 1983, inspirada en el modelo sajón, implantó en el corazón de gobierno de las Universidades el Consejo Social, como órgano de participación de la sociedad, con cometidos de supervisión y colaboración en la financiación de las Universidades públicas.

Sea por la resistencia de la tribu académica, sea por la indiferencia de los políticos estatales y autonómicos, sea por la inercia de las estructuras públicas, o por la complejidad del Derecho Universitario (que expuse en “dos patadas audiovisuales”) lo cierto es que los Consejos Sociales son unas instituciones cuya gestión está por debajo de sus posibilidades y de los retos de la Universidad del Siglo XXI.

De ahí el interés de esta entrevista que efectúo a Ignacio Gavira Tomás, Secretario del Consejo Social de la Universidad de Castilla-La Mancha, quien fue además Gerente de Universidades prestigiosas y Director General, unido a su condición de alto funcionario. Se trata de ofrecer una visión clara de lo que son los Consejos Sociales en España, que hacen y qué debemos esperar de ello.

Una sencilla y viva entrevista sobre cuestiones complejas y avanzando hacia lo que calificaría con licencia expresiva de Universociedad. Disfrutad esta píldora de conocimiento…

tribunalfamoso
De la Universidad

Avispas africanas en la Universidad: injurias y zancadillas

casacionCon ocasión de la firma de ejemplares en la Feria del libro madrileña, de Los diez pecados capitales de los empleados públicos (Amarante, 2016), un lector me retó a escribir un libro sobre Los pecados capitales en la Universidad.

Le respondí que era una buena sugerencia, pues la Universidad comparte con el Vaticano los ingredientes que espolean lo más bajo de la condición humana: inteligencia, poder, rivalidad y escenarios competitivos. Aunque no sabría decir si serían suficientes los siete pecados ni si entraría todo en un sólo libro.

Ello me llevó a reflexionar sobre las injurias e insultos en la Universidad, ya que no son patrimonio exclusivo de colectivos marginales, tabernarios ni de los etiquetados castizamente como “patios de vecinas”. La Universidad, templo de las libertades (estudio, crítica, investigación, cátedra) no se ve libre del riesgo de conductas por parte de miembros de la comunidad universitaria que intentan vejar o menospreciar al rival, al vecino de despacho, al compañero de cátedra o a la autoridad académica que le niega lo solicitado. No es la Universidad un nido de víboras, pero siempre se cuela algún alacrán, o alguien que bajo la piel de cordero muestra con el tiempo su naturaleza de lobo rabioso. En todo caso, un fenómeno poco significativo en cuanto a frecuencia pero muy molesto para quien lo padece.

Y desde luego que la Universidad no lo merece pues la colmena universitaria cuenta con infinidad de ocupantes que se dedican a trabajar, investigar y enseñar, sin que pueda su callada labor verse entorpecida por algunas avispas insidiosas que se dedican a meter palos en las ruedas académicas con infamias e insultos. Leer Más

Universidad de Salamanca - Biblioteca histórica
De la UniversidadVideos didácticos

El Derecho universitario en dos patadas

Al igual que en su día intenté ofrecer el Derecho urbanístico en dos patadas, para exponer de forma simple, clara y breve sus ángulos, ahora os facilito el Derecho universitario en dos patadas, puesto que es un sistema jurídico calificado por su intensa singularidad y donde pocos juristas se adentran. Espero que os sea de utilidad.

Asimismo, y ya que estamos en la zona universitaria, como complemento aquí está a modo de bonus-track, la breve entrevista que al amparo de las Píldoras del Conocimiento realicé a Antonio Arias sobre las claves de la gestión económico y financiera de las Universidades.

De la Universidad

Investigadores universitarios e incompatibilidades: Prometeo encadenado

cientificossssPara los auténticos investigadores “no hay horario ni fecha en el calendario” por su afán de conocer y avanzar en las fronteras del conocimiento. Para muchos de los que sirven en la universidad pública, la institución se ofrece como una piscifactoría de investigación, donde se garantiza la continuidad y sostenibilidad de la labor pero donde la libertad de movimientos y rigidez de rutinas conduce a productos dignos pero poco sabrosos, y con pocas sorpresas.

 

Además el investigador universitario español mira de soslayo a sus colegas sajones que crean empresas y trabajan en las mismas mientras mantienen un pie contratado en la Universidad.

 

Cada vez que se aprueba un Libro blanco sobre la Universidad o sobre la ciencia se vuelve a decir el mismo mantra: que hay que facilitar la implicación del investigador en las empresas, menos incompatiblidades, etc.

 

Se trata del clásico problema de las incompatibilidades de la investigación mal resuelto por el legislador que mezcla la arena de la Ley de Incompatibilidades (Ley 53/1984 modificada parcialmente por la Ley orgánica de universidades 6/2001) con la cal de la Ley de Ciencia (Ley 14/2011, de 1 de Junio), produciendo un cemento deficiente por su espesa textura ya que son normas que se enlazan, reenvían y retuercen, lo que propicia que a la hora de interpretarlas, tanto funcionarios como Tribunales, in dubio nihil mutat.

 

Pero veamos la lectura de las normas bajo su letra y finalidad que es la guía de todo intérprete jurídico.

Leer Más

Libros y Jornadas

Hablando sobre Universidades ante el tsunami del nuevo procedimiento administrativo

UniversidadEl próximo martes, día 1 de Diciembre, tendré ocasión de ofrecer en la sede de Madrid de la Oficina de Cooperación Universitaria (OCU), C/ Arequipa, 1 bloque 1, 5ª planta, en sesión continua de 10,30 a 13,30, una visión del impacto en las Universidades públicas que supone la próxima vigencia de la reciente Ley 39/2015, de Procedimiento Administrativo Común. Un auténtico tsunami en el horizonte.

La idea, tal y como se anuncia en la invitación de OCU es presentar

 el nuevo procedimiento administrativo y las reformas complementarias que se avecinan para todo el sector público institucional, y que para las Universidades comportará una reconversión de hábitos, una nueva cultura en los recursos humanos y una fuente de enormes responsabilidades tanto para autoridades como para las instituciones.Se abordarán para su análisis y discusión: calendario, desarrollos y papel de los cargos directivos así como las claves para moverse en un contexto marcado por la complejidad jurídica.”

En suma, dada la formación multidisciplinar de los directivos universitarios y de que no están los tiempos, ni para perder los idem, ni para “tostones plúmbeos” sobre derecho, me esforzaré en ofrecer una visión cálida, sencilla y amena de las claves jurídicas de las turbulencias de dirección y gestión universitaria que se avecinan.  Una exposición oral y apropiada para no juristas.

De ahí que no importa la preexistencia de formación jurídica sino el afán de conocer el pedestal jurídico desde el que ejercer el cargo de directivo universitario, lo que explica que sus destinatarios sean preferentemente Gerentes, Secretarios Generales y Secretarios de Consejos Sociales así como Vicegerentes o Vicesecretarios que hacen sus veces.

La inscripción puede efectuarse desde aquí. (tel.91.382.21.40)desafio

procedimiento

procedimiento

 

 

 

 

 

De la Universidad

Profesores acreditados y desacreditados según el Tribunal Constitucional

Einstein pizarraLa reciente Sentencia del Tribunal Constitucional 176/2015 enjuicia la constitucionalidad de la Ley Orgánica 4/2007, de 12 de Abril que modificó la Ley Orgánica de Universidades de 2001.

Lo primero que llama la atención son los  tiempos a escala geológica que ha llevado el parto de esta sentencia (¡8 años mientras se consolidaba una modificación legislativa brutal que afecta a 100.000 profesores y mas de sesenta Universidades!).

Lo segundo, y lo digo como comentario fresco y personal, es que esta Sentencia confirma la acostumbrada inclinación del Tribunal Constitucional a las “bendiciones de constitucionalidad por inercia”.

Pero lo que merece destacarse  es el análisis que hace en la sentencia de los Catedráticos y Titulares de Universidad que están Acreditados, y  que nos llevaría a calificarlos, en sintonía con las siglas burocráticas (TAC- Técnico de Administración Civil, TAG- Técnico de Administración General, FEA- Facultativo Especialista de área, etc), como FAN: Funcionarios de Acreditación Nacional.  Y ello tiene su fundamento y consecuencias. Leer Más

Contencioso

Habemus Doctor en la Universidad de Salamanca: Antonio Arias

Doctor

EL NUEVO DOCTOR ARROPADO POR EL TRIBUNAL Y FLANQUEADO POR LOS CODIRECTORES

Me llena de satisfacción divulgar que el pasado viernes el síndico de cuentas del Principado, compañero de promoción de funcionario, y cómplice de un sinfín de batallas jurídicas y sociales, obtuvo el Grado de Doctor por la Universidad de Salamanca con una impresionante tesis de título tan ambicioso como atractivo: “La gerencia de la Universidad Pública española. Aspectos financieros y áreas de riesgo en la actividad docente e investigadora”.

 

El Tribunal estaba presidido por el Director del área de doctorado así como director del Master Estado de Derecho y Gobernanza global de dicha Universidad, Nicolás Rodríguez García, el catedrático leonés Enrique López González y la letrada del Tribunal de Cuentas, Pilar Jiménez Ríus.

 

No recuerdo quien socarronamente afirmaba que la elaboración de las tesis doctorales era parecido a trasladar huesos de unas tumbas viejas a otras modernas. Sin embargo, la tesis doctoral de Arias demuestra que es capaz de ir mas allá y resucitar un tema complejo y prácticamente inexplorado por el mundo académico como es el ámbito jurídico universitario, contando con el lujo de la codirección del administrativista Pedro Nevado y del economista Roberto Fernández Llera.

 

En efecto, a nivel profesional y administrativo, los letrados de las Universidades, bajo la sombra de AEDUN, fueron creando eso que hoy puede calificarse de Sistema de Derecho Universitario Español.

 

Y Antonio Arias ha dado un paso adelante con su monumental tesis doctoral, que el mismo ha reseñado en su blog con exposición literal de su elocuente resumen, y donde demuestra aquello de “ser agradecido para ser bien nacido”. No era fácil adentrarse en un terreno jurídica y económicamente quebradizo, y salir con bien del lance.

Leer Más

De la Universidad

Universidades al redil de la austeridad de plantillas

universidadesLas recientes medidas de recorte de gasto de personal y particularmente las limitaciones de tasa de reposición de efectivos han provocado el tajante pronunciamiento de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo para reconducir al redil de las restantes Administraciones Públicas su tradicional política asilvestrada de crecimiento de plantillas.

 

En efecto, la autonomía universitaria propició la consolidación de las Universidades y su crecimiento en tiempos de bonanza. Esa comunidad académica, acostumbrada a plantillas expansivas, con becarios y contratados pugnando por plazas docentes y con infinidad de “acreditados sin plaza”, acostumbrada al juego de “la persona crea la plaza”, se negó a someterse al dictado del cepo que suponía el Decreto-Ley 20/2011 en cuanto limitaba al 10 por ciento la tasa de reposición de efectivos.

 

Buena parte de las Universidades se apoyaron en la finalidad del precepto que no era otra que no se incrementara el gasto de personal, y conscientes de que las tendencias endogámicas harían posibles la promoción de contratados a titulares y de estos a Catedráticos “de la casa”, se lanzaron a aprobar convocatorias pues al fin y al cabo, se trataba de promociones internas ya que si nadie vendría “de fuera” y se amortizaba la plaza de origen, no habría incremento de gasto. Y la abogacía del Estado, se lanzó a impugnarlas…. el conflicto judicial estaba servido y sobre el tapete el futuro de plazas y profesores. Veamos el desenlace y el mensaje

Leer Más