Contencioso

Los 88 peldaños del éxito, de Anxo Pérez: un libro utilísimo que hace pensar

El libro “88 peldaños del éxito” de Antxo Pérez ( Ed. alienta, 2914) merece un comentario sobre sus notables aportaciones en un mundo convulso que precisa de coraje intelectual y generosidad.

Tu voto:

Una escalera de 88 peldaños mas bien es una sucursal del Empire State y lo primero que desea quien se enfrenta a ella sería un ascensor. Sin embargo, el Libro “Los 88 peldaños del éxito” de Anxo Pérez (Editorial Alienta, 2014) puede leerse paso a paso, escalón a escalón, deteniéndose en el descansillo para reflexionar sobre lo subido y lo pendiente.

No se trata de un libro jurídico aunque me permito comentarlo bajo la coartada vacacional y teniendo en cuenta que encierra notables enseñanzas y consejos prácticos para el éxito no solo empresarial, sino profesional y aplicable al mundo de la abogacía, e incluso, a la toma de decisiones domésticas.

En efecto, se trata de un Libro realizado por un emprendedor gallego, Anxo Pérez, cual moderno Leonardo da Vinci (músico, actor, domina nueve idiomas y posee cinco titulaciones universitarias, además de múltiples facetas artísticas) y que se destina a ofrecer fórmulas para potenciales emprendedores, tomando por eje los calificados de “88 peldaños del éxito” y que se corresponden con otras tantas claves que marcan el camino del triunfo en la empresa. Sin embargo he descubierto con satisfacción muchas mas cosas que nos ayudarán a manejar mejor, lo que Ortega calificaba de “yo y mi circunstancia”.

1. Comenzaré exponiendo el panorama de buenas impresiones y frutos que a mi juicio ofrece tan excepcional obra.

  • Es un libro ideal para las vacaciones o para un fin de semana ocioso ( se lee de un tirón) pues ofrece un aluvión de ideas que deben ser ingeridas, rumiadas y convertidas en energía para demostrarnos que estamos vivos.
  • Es un libro sencillo, atractivo, fácil de leer, salpicado de experiencias propias.
  • Es un libro de autor… cercano. Se inicia su lectura y pronto se establece un lazo de complicidad y confianza con el autor, que ofrece confesiones, dudas y consejos al lector en tono coloquial y franco.
  • Es un libro que hace brotar chispas en el cerebro. No es una novelita, ni un ensayo ni un libro doctrinario. Hace pensar y eso es mucho con los tiempos que corren.
  • Es un libro reversible. Puede leerse de principio a fin, o a saltitos. Se acomoda al tiempo veraniego y permite colmar los espacios de tiempo entre nuestro trabajo o compromisos con unas valiosas dosis de sentido común.

2. Claro que no es la Biblia ni el Quijote ni la panacea para los problemas económicos, sociales o psicológicos. Pero ayuda a salir del pozo.

En el “debe” pondría únicamente que la obra desliza una sutil (o no tan sutil) promoción o propaganda del método 8 Belts para aprender idiomas (¡chino en 8 meses, garantizado!). Es cierto que la empresa de idiomas es el sueño del autor, y un espléndido modelo para emprendedores, pero me atrevo a opinar que el autor tiene potencial e ideas suficientes para ofrecernos una guía o libro de reflexión con contenido autónomo y al margen de publicitar su empresa (innovadora y exitosa, sin duda).

También es cierto que las referencias a la empresa contribuyen a ilustrar los escalones y recomendaciones para el éxito con casos prácticos, tan prácticos como los vividos por el propio autor, y es cierto que nada mejor ni mas auténtico que hablar de uno mismo.

3. Por otra parte, personalmente me hubiera gustado que los 88 escalones hubieran sido objeto de una refundición (los hay duplicados o multiplicados) o sistematización (el libro da la impresión de un Sudoku), de manera que el lector que sube tan amplia escalera contase con una barandilla para apoyarse y evitar el “mal de altura” o desorientación según se avanza por los distintos escalones.

Es un libro-mosaico pero un mosaico con toques asilvestrados, o sea, todas las piezas son útiles pero no todas encajan formando una única figura. Así, el Libro parte del arranque de toda empresa (“atrévete”, “actúa”, afronta el “riesgo”, “toma el timón de tu vida frente a la inercia”) , luego se pasa por una tormenta de consejos (utiliza sanos “elogios”, no escatimes “agradecimientos”, aprovecha “google”, aprende de los fracasos, habla en positivo, agradece y sonríe, etc) y posteriormente retorna al mar de la motivación y actitud (no des respuestas sino búscalas, explota lo bueno que tienes, los problemas tienen solución y utiliza tu botella medio llena, invierte en conocer lo esencial y desdeña lo periférico e inútil, etc), todo ello para ultimarse con consejos de raíz psicológica (sé un buscavidas, humilde, agradecido, no te envanezca el éxito, etc)

Que nadie se asuste por ese torrente de palabrería y consejos porque mi resumen no sustituye el libro, que resulta pausado, digerible, ameno y además amablemente ilustrado con simpáticos dibujos.

4. Asimismo, hay auténticas joyas de recomendaciones y consejos aunque junto a ellos se sitúan manidas enseñanzas y añejos refranes disfrazados de moderna expresión que me evocaron un curioso cruce de Reader,s Digest y predicador bíblico. También hay ideas que son variaciones del mismo tema ( ofrece como escalones distintos lo que serían distintos tipos de pan con la misma harina del optimismo, de la motivación, del esfuerzo,etc), pero eso sí, es pan que alimenta mucho.

Junto a ello, hallamos algunas deliciosas fábulas y relatos, certeramente traídos a colación aunque escasísimos, y que sorprendentemente no van acompañados de citas o referencias a obras científicas, novelísticas o cinematográficas. Diríase que el autor deliberadamente ha querido ofrecer sus ideas desnudas, sin “vestirse con plumas ajenas” o que sencillamente le urgía exponer el admirable volcán de su aprendizaje sin consultar o investigar en otras fuentes.

Eso me lleva a pensar que la obra no cita por manidos, aunque están presentes y vienen a la mente al leer las divagaciones del autor, referencias gráficas que vendrían como anillo al dedo, como el viejo consejo de Mao (“si te doy un pez, te quito el hambre de un día, pero si te enseño a pescar, el hambre de toda la vida”), la enseñanza de Zaratustra ( “lo que no me mata, me hace mas fuerte”), la advertencia que acompañaba al general romano triunfador (“recuerda que solo eres un hombre”), el sabio refrán (“camarón que no se mueve se lo lleva la corriente”) o la sencilla fábula de la tortuga y la liebre.

Lo dicho hasta ahora, no es una crítica negativa pues ni sirvo para verdugo ni hay méritos para ajusticiar tan estupenda obra (todo lo contrario), sino que se trata de una sencilla descripción impresionista de este lector veraniego, pues ha de admitirse que nadie puede ser ingenioso a tiempo completo y la rueda ya estaba inventada. El valor radica en descubrirnos, y Anxo Pérez lo hace con soltura, un nuevo diseño de la rueda, nuevas utilidades y nuevas direcciones o caminos para aplicarla.

5. En un esfuerzo por sintetizar los 88 peldaños del éxito (precisamente para cumplir la recomendación del autor de fijarse en el centro, el tronco o esencia y postergar la periferia, ramaje o accesorio) e intentando vincular los escalones generales con los especiales que integran, y los antecedentes o causas a sus efectos, no me resisto al reto de ofrecer una versión resumida en quince los escalones para el éxito que ahora expongo con rótulo e indicando los números asignados a cada peldaño por el autor. Veamos un intento de clasificación:

  • Formarse y aprender lo divino y lo humano (20-27-41-42-46-47-48-49
  • Optimismo (8-9-16-32-33-51-52-53-54-62-64-65-72).
  • Sueños, motivación e ilusión (10-14-23-25-44-61-73-74-82-85).
  • Confianza en sí mismo: tú eres la respuesta y tienes la llave de tu futuro (19-34-75-76-83).
  • Actuar (1-11-12-13-15-21-67-87).
  • Pasito a pasito (16-17-18-24).
  • Administrar nuestro tiempo con equilibrio y proporción (30-31-43-45-57-58-70-84).
  • Focalizar las actuaciones hacia metas precisas eliminando la hojarasca (50-59-77).
  • Arriesgar, superando la inercia, con imaginación(2-3-4-5-6-78-79-80).
  • Esfuerzo y sacrificio planificado ( 8-39-55-56-60-68-81).
  • Orillar prejuicios, mano tendida, ojos y mente abiertas (35-36-38-63).
  • Siembra actitudes, gestos y elogios que algún día cosecharás (37-66).
  • Las crisis y los fracasos son buenas (7-22-71).
  • Lo que hacemos mueve personas que ayudamos y que nos ayudan (26-40).
  • Ser humildes y agradecidos ( 29-69-86-88).

En un afán de mayor síntesis, similar al reduccionismo aplicado a los diez mandamientos bíblicos, los 88 escalones de Anso, cosechados tras su sólida, personal y fecunda experiencia, podrían resumiríse en tres:

  • Ten confianza en ti mismo. Si los demás no creen en ti, tú tienes que creer en tus capacidades y posibilidades.
  • Arriesga. El mundo no es de los que se quedan fríos, inmóviles y se quejan. El mundo por descubrir es para los que se apasionan, se mueven y optan por la acción en vez de la crítica.
  • Esfuérzate. Para formarte, para reflexionar sin prejuicios y para levantarte si te caes.

6. Eso sí, echo en falta un escalón final, un hipotético número 89, que sería afrontar los problemas con sentido del humor. Una cosa es el optimismo y ser positivo (que rezuma en numerosos escalones) y otra el sentido del humor, como actitud o respuesta inteligente ante situaciones difíciles, o como aceite para engrasar tensiones o negociaciones, o sencillamente como herramienta que permite demostrar que la inteligencia no es un engranaje frío sino una fuente de placer intelectual, propio y ajeno. Creo que el sentido del humor ayuda mucho en conseguir el éxito o al menos en eliminar o mitigar los problemas en el sendero.

7. No tengo ni tendré mayor éxito empresarial que sacar adelante a mi familia pero reconozco que es un libro muy recomendable y con aplicación práctica, en la vida profesional y en la cotidiana.

Un cómodo atajo para forjarse una mente clara y cuyas aportaciones en papel convalidan muchas experiencias que no hemos vivido y que posiblemente no viviremos los que somos árboles vetustos con raíces firmes.

Mi agradecimiento al joven autor y mis deseos de que su ejemplo cunda en la juventud. Creo sinceramente que de ese libro, como del cerdo ibérico, se aprovecha todo. Y además la generosidad del autor le lleva a ceder todos los ingresos procedentes de la venta de las tres primeras ediciones a una causa noble y filantrópica.

En suma, un tipo genial, a juzgar por su experiencia, valentía, inquietud intelectual y entrega solidaria.

 

 

10 comments on “Los 88 peldaños del éxito, de Anxo Pérez: un libro utilísimo que hace pensar

  1. gracias JRC por, una vez más, tu valiosa aportación

    Me gusta

  2. Estimado Sevach, gracias por la recomendación y por tu ejemplo. Felices vacaciones.

    Me gusta

  3. Gracias. Tratare de buscar un rato para leerlo.
    Un saludo, y buenas vacaciones.

    Me gusta

  4. Sevach me hago con él, todo lo que recomiendas aciertas. Ya tienes un nuevo lector mi hijo Juan de Dios que ha terminado Derecho y le encantan tus reflexiones.

    Buenas vacaciones.

    Me gusta

  5. Pingback: No regales tu tiempo a las personas tóxicas | Mil y un cosas que nos hacen sentir vivos

  6. Existen básicamente dos tipos de libro de autoayuda, el que se escribe por alguien que ha estudiado a los demás y el que se ha estudiado a sí mismo. El primero es útil porque no hace falta ser como el autor para sacarle jugo, ya que está dirigido al potencial lector (Que, generalmente, es un tipo de persona diferente al autor y en quien éste ha pensado). En el segundo, alguien narra sus propias experiencias y da consejos pensando en su propia experiencia, lo que lo convierte en útil sólo para quienes son como él -sólo que precisamente quienes son como él no necesitan el libro para nada. Generalmente, en el primer grupo están los libros escritos por psiquiatras, psicólogos, pedagogos y similares, y en el segundo por emprendedores, artistas, deportistas, etc. Está claro que hay cosas en estos últimos que son universales y siempre viene bien recordar o aprender, pero por lo general, que nadie espere el éxito del autor del libro si no ha sido capaz de aprenderlas por sí mismo, como dicho autor. Porque lo que marca la diferencia no es saber esas cosas, sino el talento natural que subyace y permitió en su día aprenderlas sólo, ya que ese mismo talento sirve para aplicarlas de forma perfecta y conseguir los resultados óptimos. Yo creo que todos, absolutamente todos los seres humanos tenemos talento en un campo u otro, porque esa es la naturaleza de la sociedad compleja y complementaria que somos, pero si no tienes talento en un área y quieres mejorar en ella, para mí el libro adecuado es el escrito para quienes están en esa situación, no el escrito por quienes llevaban esa ventaja escrita en sus genes.
    Saludos

    Me gusta

  7. Si esta recomendación es la mitad de interesante que la anterior, bienvenida sea. Leí “Interino” y me pareció genial. Un saludo

    Me gusta

  8. Gracias por el resumen de las ideas del libro. Un saludo.

    Me gusta

  9. El tal Anxo no tendria precio en eeuu como telepredicador.Menudo charlatan!!El exito de los 88 peldaños es una ingrata sorpresa, incluso para una pesimista convencida como yo.Esperaba algo mas de espiritu critico por parte de los lectores de este pais…

    Me gusta

  10. Siempre vienen bien este tipo de libros, una forma de recordar algunos de los puntos que pueden ayudarnos a conseguir el éxito en el mundo empresarial. Aunque no dejan de ser “valores” generales que son útiles en muchos aspectos de la vida.

    Me gusta

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: