Crónicas administrativistas

De la ebriedad al volante

si-bebes-no-conduzcas.jpg

Sostiene SEVACH que en España abundan las noticias trágicas sobre accidentes de tráfico ocasionados por el exceso del alcohol en los conductores, y que le sorprende que tanto la vía penal como la sanción administrativa carecen de efectos disuasorios. Según el reciente estudio sobre la aplicación del derecho de Tráfico de vehículos en la Unión Europea (2006) llevado a cabo por el European Transport Safety Council (ETSC), España a pesar de sufrir el alcohol como la segunda causa de las muertes en accidentes de carretera, sólo está por delante de cinco países europeos en los controles de alcoholemia (Irlanda, Bélgica, Reino Unido, Austria y Luxemburgo). Por ello, y teniendo en cuenta que en tales accidentes la implicación de jóvenes es mayoritaria, sostiene Sevach que es urgente e inesquivable articular medidas efectivas.

No es necesario llegar al extremo de la pena de reclusión con trabajos forzados (Japón), la rotura material del permiso de conducir delante del conductor ebrio (Estado de Michigan), el decomiso temporal del vehículo ( Chihahua), su confiscación definitiva ( Sudáfrica), e incluso la multa a los progenitores del denunciado ( Saladillo, Argentina). Para Sevach serían mas recomendables y efectivas las siguientes:

    A) Dado que la mayoría de la ingesta de alcohol tiene lugar al término de la jornada laboral y al filo de la medianoche, prohibir la conducción de los vehículos a partir de las 11,00 horas hasta las 7,00 horas, por menores de 24 años, o por quienes superando dicha edad, cuenten con dos infracciones por tales hechos en un lapso temporal de seis meses (ya que la reincidencia va vinculada al hábito;B) Dado que la mayoría de los bebedores jóvenes suelen divertirse en grupo o para deslumbrar a su pareja, imponer la sanción de multa no sólo al conductor sino a los acompañantes, por la falta de diligencia en advertirle de su estado de ebriedad o impedirle la conducción;

    C) Dado que muchos jóvenes carecen de recursos para abonar la multa, o la abonan sus progenitores (con lo que el efecto disuasorio directo es mínimo), aplicar como medida sancionadora alternativa la imposición de servicios comunitarios obligatorios a la comunidad, que serían prestados en el intervalo temporal coincidente con el momento de la denuncia durante determinados días. Quizás no sea la solución definitiva, que pasa por la educación responsable de los jóvenes, pero desde que el mundo es mundo, lo mas eficaz es el palo y la zanahoria para hacer salivar al jumento, ya que no merece otro calificativo quien convierte el permiso de conducir bajo la alquimia del alcohol en un permiso de armas.

0 comments on “De la ebriedad al volante

  1. Alguna multa ( y por ende algun accidente) se podria evitar con el simple hecho de tener un alcoholimetro portatil en la guantera del coche, valen 20 euros y te pueden avisar de que corres un gran riesgo.
    Los venden a ese precio en :

    http://ultimasunidades.blogspot.com

Gracias por comentar con el fin de mejorar

A %d blogueros les gusta esto: