Contencioso

El nuevo Ministerio de Igualdad a escena: ¿Ocurrencia o desafío?

El nuevo Ministerio de Igualdad a escena: ¿Ocurrencia o desafío?

La reciente creación de un Ministerio de Igualdad en España ha sido anunciada a bombo y platillo por el Presidente del Gobierno bajo la gloria y honor de ser la primera cartera ministerial de tal denominación en la historia de España. Y tamaño logro, merece una pequeña reflexión…

    1. Si se trataba de ser novedoso, bien podía haberse creado el Ministerio de las Celebridades o el Ministerio para el Bienestar del Urogallo. Tampoco hay precedentes en España.

    Por otra parte, ya existen Consejerías en alguna Comunidad Autónoma para la “Igualdad” con lo que no deja de sorprender que el padre estado siga el ejemplo de los hijos y no a la inversa.

    2. Si se trataba de reconocer el grandísimo (e innegable) valor del principio de igualdad, debería tal Ministerio ir acompañado del Ministerio para el Pluralismo Politico, o del Ministerio para la Legalidad, o del Ministerio para la Dignidad, valores constitucionales consagrados en los arts.1, 9 y 10 de la Constitución.

    3. Si se trataba de avanzar en la “igualdad” bien podía haberse completado mínimamente el rótulo y concretar a qué igualdad se refiere:¿A la igualdad entre hombres y mujeres?,¿A la igualdad entre españoles y extranjeros?, ¿A la igualdad económica?, ¿Igualdad física, tal vez?, ¿educativa?… Con su formulación cortada en la “igualdad” a secas, parece un puente tendido en el vacío, hacia todos y hacia ningún sitio. De esta forma, constituye un comodín que tiene la ventaja de que fácilmente permitirá reorientar el Ministerio hacia cualquier dirección. Y es que la “igualdad” como meta, puede serlo para cualquier ámbito de lo imaginable. Lo cierto es que, teniendo en cuenta que hay campos donde no puede imponerse la igualdad (belleza, inteligencia, salud, etc) y otros donde la igualdad cuenta con robusta tutela legal (la igualdad ante la Ley cuenta con procedimientos judiciales eficaces), nos quedaría un campo de actuación ministerial tan difuso que a lo mejor el nuevo departamento habría que haberlo bautizado “Misterio de la Igualdad”.

    Por eso, considera Sevach que hubiera sido mas afinado calificarlo de Ministerio para la Igualdad de Género (si ese es el objetivo) en armonía con la denominación ministerial en Dinamarca.

    4. Si se trataba de evidenciar el papel del Estado en la lucha por la igualdad, bien podía recordarse que en todos los planos donde la desigualdad puede manifestarse entre hombres y mujeres (educación, cultura, vivienda, oposiciones, laboral, etc), estamos ante materias de “exclusiva” competencia de las Comunidades Autónomas, por lo que es como si se hubiera creado un Ministerio con ideas pero sin brazos.

    Y en este ámbito, ya el Tribunal Constitucional señaló que una cosa es la “igualdad” y otra la “uniformidad” y que son posibles muy distintas soluciones locales o autonómicas, sin que padezca la igualdad. El problema radica en los límites de la falta de uniformidad “constitucionalmente tolerables”.

    5. Y si se trataba de cubrir una “laguna” de actividad pública, parece olvidarse que cada Ministerio tiene no solo la obligación de aplicar políticas de igualdad en su ámbito material, sino que la creación de otro Ministerio con este cometido provocará la absorción de los órganos y programas de otros departamentos para “vestir” el nuevo Ministerio (o sea, “cortar y pegar” )…

    Ya puestos a iniciar la andadura, no hace falta ser el oráculo de Delfos para augurar que pronto el novísimo Ministerio aplicará el principio de mimetismo y “copiará” a escala estatal las regulaciones autonómicas preexistentes (de alguna de las cuales ya se ocupó Sevach en otro post anterior), y seguramente los “fontaneros ministeriales” rápidamente acudirán al “fecundo y sano plagio” de otros departamentos de otros Estados (por aquello de que casi todo está inventado). Por eso Sevach aporta su granito de arena recomendando la regulación y fines que recoge el Departamento de Igualdad en el Empleo y Vivienda en California.

    6. En fin, considera Sevach que toda acción para la igualdad, mas allá de la propaganda o subvenciones, pasa por una labor de reformas legales, y quizás hubiera sido adecuado cobijar tal cometido en un Departamento de Justicia, Igualdad y Reformas Legales, denominación acogida en Irlanda.

    7. Pero bueno, como decía el inventor de la bombilla, no puede juzgarse un invento hasta su desarrollo, ni la utilidad de un bebé si no se espera a que crezca, así que habrá que esperar a ver los frutos del nuevo Ministerio. Al menos, ya que la nueva ministra aporta su experiencia como Directora de la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco, alegría no faltará…

0 comments on “El nuevo Ministerio de Igualdad a escena: ¿Ocurrencia o desafío?

  1. Esther

    Estimado Sevach, como funcionaria de la Administración de Justicia, que ha conocido y seguido tu blog debido a la durísima huelga que hemos mantenido frente al Ministerio de Justicia, reclamando una igualdad que creíamos y aún creemos justa, aunque el final haya tenido un sabor agridulce por las traiciones que hemos sufrido de esos sindicatos que en teoría defienden a los trabajadores y en este caso se han vendido a la patronal (véase Ministerio), en primer lugar me permito tutearte, espero que no te ofenda aunque no hayamos sido presentados, pues para mí y muchos otros compañeros eres como ese buen amigo al que se acude cuando se necesitan buenos consejos (nos hemos quedados enganchados a tu blog); debo AGRADECERTE infinito tus comentarios en este blog en relación con nuestro colectivo, pues han sido un bálsamo para nuestro espíritu en los momentos bajos en que de todas partes solo recibíamos insultos, descalificaciones, juicios de valor sin conocimiento alguno de la situación en que se trabaja en los juzgados (en este país parece que el deporte nacional es criticar a los demás y todos hablamos de todo sin conocer el tema, aunque nunca lo reconoceremos).

    Entrando en el tema de tu artículo comparto tu opinión sobre ¿Ministerio de la Igualdad?, ¿igualdad qué igualdad?, resulta que es la que debe existir entre hombres y mujeres. ¿Por qué será que siendo mujer no me siento contenta con la creación de dicho Ministerio?, ¿por qué en el siglo XXI se tiene que seguir hablando de igualdad de derechos entre ambos sexos y no entre personas?, ¿por qué no entre personas que viven en un mismo país? ….

    Cuando aprobé la oposición en el año 1979, con la Constitución recién estrenada (fue una de las primera que se realizaron en la era de la Democracia), que alegría la mía cuando comprobé que en la Administración se cumplía el principio de igualdad de sueldo (bajo, muy bajo) entre hombres y mujeres, y la única diferencia entre las retribuciones eran por el cargo que se ocupaba, el tipo de trabajo que se realizaba, o la sobrecarga del mismo; pero la igualdad entre los sexos se cumplía, todos igual de mal. Sin embargo ahora la discriminación es otra, a igual trabajo distinto sueldo seas hombre o mujer, dependiendo de la Comunidad Autónoma en que se trabaje; y no me sirven los comentarios de que la vida es mucho más cara en determinadas Comunidades y eso justifica la diferencia, pues yo vivo en Madrid (una de las ciudades más caras de España), trabajo en la Audiencia Nacional, y gano bastante menos que un@ compañer@ con mi misma categoría y que realiza las mismas funciones que yo hago, pero que trabaja en un juzgado dependiente de la Comunidad de Madrid (ha pesar de la subida realizada por la huelga, no se ha conseguido la equiparación, ni por aproximación y con el paso del tiempo las diferencias serán mayores, pues ellos tienen, ya, reconocidas subidas para varios años).

    Por eso ahora no me produce alegría que se haya creado un Ministerio para la Igualdad de las mujeres con los hombres, eso es un problema de cultura que hace tiempo que debería estar superado, pero la triste realidad es que aún deberán pasar varias generaciones para que la mentalidad de muchos hombres y también mujeres cambie (no hay que olvidar que hasta hace muy poco, la carga de la educación de los hijos recaía sobre la madre, pues el padre era el que traía el dinero a casa y mantenía a la familia). Como el hombre MANTENÍA a la mujer, esta debía obedecer y callar, y aguantar todo lo que él ordenase, recuerdo cuando era niña que existía un consultorio radiofónico llamado de la Señorita Francis (en realidad era un hombre el que preparaba los guiones), en el que se aconsejaba a las mujeres que debían aguantar y callar que los maridos las pegasen y que debían cumplir todas las ordenes que ellos dieran, lo mismo se aconsejaba en las iglesias; en aquella época las mujeres no morían asesinadas por sus maridos, se caían por las escaleras, eran tan torpes que se golpeaban con los más diversos objetos, y que si terminaban falleciendo era por accidentes caseros.

    No se como se podrá solucionar el tema del maltrato de la mujer, el más preocupante dentro de lo que se considera discriminación entre sexos; pues por muchos Juzgados que se creen, muchas órdenes de alejamiento que se dicten, muchos sistemas de alerta que se instalen; nunca se podrá proteger a cada mujer maltratada todos los días y a todas horas. Los hombres que tienen la mentalidad de considerar a la mujer como un objeto de su propiedad, no soportan la idea de que ahora la mujer pueda trabajar, tener una independencia económica, puedan decidir sobre su vida y decidir empezar una nueva vida lejos del maltratador (teniendo en cuenta además que el mismo antes de pasar a los golpes lo primero que ha intentado es anular la voluntad de la mujer). Este tipo de hombres no soportan perder el dominio y se han vuelto más agresivos, pues hay frases muy significativas: “¿cómo te crees con derecho para dejarme?”, “si no eres para mí no eres para nadie”, “a mí me meterán en la cárcel pero ella está bajo tierra”…. Todo depende de lo que ellos estén dispuestos a perder, si un kamikaze tiene un objetivo por lo general lo consigue pues no le importa perder su propia vida.

    Siento un gran dolor por las mujeres que se encuentran en dicha situación, pues su camino es muy duro, primero recuperar su autoestima y después vivir siempre con el miedo de poder ser encontradas por su maltratador (antes amigo, novio, marido); se han visto casos en los que no ha servido que cambiaran de trabajo, de ciudad …; si ellos estaban obsesionados con encontrarlas y vengarse, a veces (por suerte, no siempre) lo conseguían. Todavía queda mucho trabajo pendiente en este sentido y desde todos los ámbitos, especialmente la educación, para que algún día no tenga que existir un Ministerio de Igualdad (entre mujeres y hombres) sino entre PERSONAS DE TODO TIPO Y CONDICIÓN.

    Me gustaría que mis ojos pudieran verlo, pues cuando yo entré a trabajar en los Juzgados (no recuerdo si un año o dos antes) se había conseguido que las mujeres CASADAS pudieran ser empresarias o abrir una cuenta bancaria y realizar operaciones en ella, sin que fuera necesario que los maridos firmaran su autorización para cualquier trámite. Esto fue hace casi 30 años, y no creo que yo llegue a vivir otros treinta.

    MUCHAS GRACIAS amigo Sevach por concedernos la oportunidad de manifestar nuestras opiniones sobre los temas tratados, y abusando de tu generosidad, en el caso de que fuera posible, te rogaría facilitaras mi correo electrónico a Mariana (que ha realizado comentarios en el artículo referenciado como “La ocasión perdida para solucionar la huelga de Justicia” especialmente en contestación al del 4 de abril a las 3:02 pm), para que, si ella quiere, pueda ponerse en contacto conmigo para que podamos comentar nuestra situación en los juzgados; que no ha sido tan distinta en los Juzgados en los que he estado destinada como en los Juzgados de Paz, he de reconocer que ahora mismo y cada vez más, las diferencias en medios existen, por eso COMPAÑERA MARIANA te pido sinceramente DISCULPAS si el comentario que hice en relación con los que podían votar en el referéndum, fue el que te había molestado, pues al releer mi comentario observé que no había hecho diferencia entre los que voluntariamente y con comentarios chulescos no habían realizado la huelga y los que por falta de información o por ser esta tardía, problemas personales graves (económicamente a todos nos descontaran la totalidad de la huelga y supone bastante dinero, irónicamente, con nuestros descuentos nos pagaran la subida) no habían realizado todos los días de huelga, por todo lo dicho reitero mis disculpas a ti y a todos los que en tu misma situación hayan podido sentirse dolidos. Han sido tiempos muy duros para todos los huelguistas.

  2. Sevach

    ¡Espléndido comentario! Y mejor el enfoque, por sentido, realista y valiente. Gracias por la colaboración. P.D. Ya he facilitado tu correo a Mariana;

  3. luis calvo

    Reconozco que me he indignado bastante al conocer sobre los 17 ministerios que ha decidido crear el ínclito Presidente del Gobierno. En particular el Ministerio de la Igualdad, tan oportunamente objetado por Sevach, me produjo particular frustración. Ya había oído que en el programa electoral del Psoe se decía que iban a crear unas figuras o unos figurillas (que servirían de pretexto para proporcionar ocupación pública a simpatizantes del sr. Presidente) que se dedicarían a vigilar o inspeccionar el cumplimiento de la igualdad en empresas e instituciones. Se ve que esto va por modas, pues en muchas otras instituciones se vienen creando últimamente “comisiones para la igualdad”, que ya sabemos todos para qué van a servir … para saquear un poco más los bolsillos de la sufrida y callada clase media española.
    Me ha indignado especialmente el cuadro ministerial por su número, ¡17!, pero digo yo ¿No están transferidas todas las competencias? ¿No bastarían cuatro o cinco ministerios? Sanidad, Educación, Vivienda, Cultura, Familia, Industria, Trabajo…, todo se gestiona ya en las CCAA. En cualquier época me parecería despilfarro con mayúsculas, pero en la actual crisis económica me parece una provocación. Para sintonizar con la crisis económica no se le ocurre otra cosa al recién elegido, el inspirado ZP, que disponerse a dilapidar el erario público. Y me pregunto ¿No es esto lo mismo básicamente que el desenfreno y despilfarro de la Corte de Luis XVI y su reina Maria Antonieta que vivían entre fastos y lujos mientras el pueblo francés se moría de hambre?
    Ya veremos, pero parece que el Gobierno de España no tiene la menor intención de apretarse el cinturón. ¡Aprovechemos mientras podamos-parecen decir- que paga el pueblo español!
    Saludos a todos

  4. Paul Lafargue

    Yo aplaudo sin ninguna reserva esta “donosa invención” del ministerio de igualdad y propongo crear otro para cada uno de los valores y principios constitucionales. Sin ir más lejos, el art. 10.2 CE nos ofrecería el “Ministerio para la Dignidad de la Persona” y el “Ministerio para el Libre Desarrollo de la Personalidad” (¡ahí es nada, todo con mayúsculas!), que podríamos completar, para contentar a todo el mundo, con el “Ministerio para la Propiedad Privada y la Herencia”, que gentilmente nos brinda el art. 33.1 CE.

    Sin embargo, mi pobre imaginación no habría dado, ni en cien años de profundas reflexiones, con el verdadero hallazgo de esta reorganización ministerial: el ministerio para “el medio ambiente, el medio rural y el medio marino”. “Oye -le preguntará un amigo a otro- ¿dónde vas a pasar estas vacaciones?. “Pues no sé, yo quería pasar una semana en el medio rural, pero ya sabes que mi mujer es más del medio marino, porque dice que hay más ambiente”. “Eso, eso, medio ambiente”.

    Lo cierto es que la igualdad es una de las banderas tradicionales de la izquierda. La tragedia, inadvertida y silenciada, pero real, consiste en que nos han escamoteado, en un fraudulento alarde de prestidigitación, la lucha contra la discriminación social -que no sólo permanece sino que aumenta-, sustituyéndola por el combate exclusivo y excluyente contra la discriminación por razón de sexo, que desde luego existe, pero es algo bastante más cómodo como programa político, siempre se queda bien y en realidad no compromete a casi nada. ¿Quién tiene más posibilidades de ser designado/a ministro/a: el hijo (hombre) de un jornalero andaluz, o la hija (mujer) de un dirigente del PSOE andaluz? La pregunta ha sido respondida por el aguerrido leonés que empuña el timón de la nave del Estado. “Papá, me van a nombrar ministra”, dice esta señora (http://www.elpais.com/articulo/espana/Papa/van/nombrar/ministra/elpepiesp/20080413elpepinac_12/Tes. También tiene un blog, “amanece en Cádiz”, http://bibianaaido.wordpress.com, que retrata a su autora, y no digo más.

    Leyendo sobre estas cosas, me ha venido a la memoria un delirante pasaje de “Viva mi dueño”, en el que Valle-Inclán describe a un orgulloso prócer, perorando ante su Consejo sobre las virtudes del candidato a cierto cargo. El prócer, cansado de hablar, concluye: “en una palabra, señores, se trata de mi cuñado”. ¡Ah, la familia! Y luego dirán que está en crisis. Los registradores de la propiedad (entre otras profesiones, es sólo un ejemplo) libraron en su dia una sorda batalla, con tesón digno de mejor causa, para evitar que las mujeres pudieran acceder a tan lucrativa actividad, hasta que cayeron en la cuenta de que las “registradoras” iban a ser Piluca, Cuchi o Natuca, sus hijas, primas y hermanas. Asunto resuelto: aquí ya no se discrimina a nadie por razón de sexo, siempre que sea “una de las nuestras”, faltaba más. Extremo regocijo causó en las grandes empresas la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, que, como bien saben los lectores de este blog, pretende la composición cuasi-paritaria de los Consejos de administración. “Maruchi, vida, ¿te importaría venir a una reunión con unos amigos míos?, una cosa informal, pero habrá merienda, ya veras que bien. A la salida te comprare algo”.

    ¡Si mi señor suegro levantara la cabeza!

  5. Todo son fuegos de artificio. Un nuevo departamento ministerial para colocar al frente a una señora, que tiene tras de sí la magnífica experiencia de haber dirigido la agencia andaluza del flamenco ( otro ejemplo de querer regular, intervenir y controlar todo). Este Ministerio será como el de la vivienda: un cascarón vacío. Campañas de publicidad, portadas de periódico, pero acciones concretas, con competencias concretas, y poder efectivo de remoción de obstáculos a la igualdad: cero patatero. Qué pensamiento más debil el de nuestro Presidente: su gran alegría no es que tenga un gobierno con más gente brillante, capaz, eficaz. La gran alegría de ZP es que hay más mujeres que hombres. ¿ No se da cuenta de que dando excepcionalidad a lo que no es excepcional, en este caso la presencia de más mujeres, se está haciendo de menos a las mujeres? ¿Qué le verán? ¿ Qué le verán para votarle?….

  6. Mariana

    Yo crei que, con el paso de los años, tras unas cuantas campañas electorales y otras tantas legislaturas, habiamos aprendido un poquito a discernir y comenzabamos a formar nuestra opinion y tener nuestro propio criterio, pero creo que seguimos siendo demasiado borregos y, por esa razon, repetimos, como las natillas. Lo del Ministerio de La igualdad que se han sacado de la manga, asi como el otro lugar en el que van a recolocar al Sr.Caldera….me deja sin palabras.
    Leo todos los comentarios y no tienen desperdicio. No me considero capaz de comentar al mismo nivel, pero disfruto mucho y aprendo leyendolos.
    Un saludo

    Para ESTHER: no hace falta pedir disculpas. Era mucha la tension de aquellos momentos y todo el mundo puede entender. Si quieres, me escribes personalmente. Gustosamente te respondere. Un saludo

  7. Sevach

    Leo en la prensa del día siguiente al nombramiento de la Ministra de Igualdad (por todos, el Mundo,pag.14) que la nueva titular es licenciada en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de Cádiz ( lo que sin duda es meritorio) pero se añade “licenciándose en International Business Administration por la Universida de Northumbria, Newcastle -Reino Unido-“. Y aquí, una sencilla búsqueda en Google revela que esta “segunda licenciatura” no es tal, ya que se trata de un MBA, esto es, un Master realizado en una Universidad británica, pero sin carácter de titulación oficial en España, y sin poder equipararse a una Licenciatura ni en duracíón ( ya que el citado Master consta de dos semestres aligerados de la presencia de los alumnos, hasta el punto de que uno impartido por la misma Universidad se ofrece en Canarias en la vertiente de Administración turística), ni en evaluación ( se apuesta por la formación continua y trabajos escritos, sin referencia a exámenes selectivos o pruebas de conjunto). O sea que, la Ministra de Igualdad parece haber empezado aplicando el principio de igualdad ” de titulaciones” a dos titulaciones que no solo no son parecidas sino distantes. Esperemos que en su actuación no interesen tantos las “formas” sobre los “contenidos”.

  8. Sufridor

    Estimado Sevach y resto de comentaristas:
    Como siempre están todos Vds muy acertados y oportunos .
    Yo también, como el que más, me he sorprendido con la noticia de este nuevo Ministerio, sobre una materia que, como hasta ahora, probablemente no de para más que una Dirección General o a lo sumo una Secretaría. Pero ya se sabe que hay que colocar a los amiguetes y parentela eso sí, con pólvora ajena.

    Lo primero que me viene a la cabeza con tal denominación y aún a riesgo de ser simplista en mis planteamientos, es la igualdad entre hombre y mujer y por ello ahora espero que la nueva Ministra, experta por todo lo que se sabe en flamenco (bueno lo de expera en ésto es sumamente generoso) y que derrocha juventud y ganas, acometa las primeras acciones yendo directamente a la Ley Orgánica 3/2007 para la igualdad efectiva de hombres y mujeres, sobre la que me permito un brevísimo repaso (sólo a título de ejemplo, pues da para mucho más):
    Para empezar podría crear un Área o Negociado especial para explicar lo que significa el artículo 22 de este Texto cuando dice que “Con el fin de avanzar hacia un reparto equitativo de los tiempos entre mujeres y hombres, las corporaciones locales podrán establecer Planes Municipales de organización del tiempo de la ciudad.” Pues nada, que a partir de ahora, nos van a organizar el tiempo para que seamos “buenos”. Un ejemplo perfecto de libertad.

    Seguimos con otra: En el artículo 27 se establece la obligación para las Administraciones Públicas, a través de sus Servicios de Salud y de los órganos competentes en cada caso, de desarrollar, de acuerdo con el principio de igualdad de oportunidades, las siguientes actuaciones:
    “a) La adopción sistemática, dentro de las acciones de educación sanitaria, de iniciativas destinadas a favorecer la promoción específica de la salud de las mujeres, así como a prevenir su discriminación.”
    Si alguien lo entiende que me lo explique, porque yo no me entero de nada. Pienso que, por poner un ejemplo, cuando a un hombre (perdón he dicho “hombre”) se le ocurra tener un cáncer de próstata, pues tendrá que aguantarse como es lógico, pero si una mujer tiene un tumor en un ovario, pues habrá que realizar acciones tendentes a no discriminarla.

    Otra más: el artículo 31 recoge la obligación de que las Administraciones públicas tengan en cuenta en el diseño de la ciudad, en las políticas urbanas, en la definición y ejecución del planeamiento urbanístico, la perspectiva de género, utilizando para ello, especialmente, mecanismos e instrumentos que fomenten y favorezcan la participación ciudadana y la transparencia.
    Ahora la nueva Ministra habrá de emplearse a fondo para que las ciudades y el planeamiento incluyan, no sé,…, calles “paritarias” o alumbrados “antiexclusión”. Y los arquitectos se cuidarán muy mucho de estudiar una nueva asignatura: la “perspectiva de género”. Olvidénse de la perspectiva caballera, la cónica o la isométrica y demás zarandajas sin utilidad. En fin,… como decía, da para mucho.

    No quisiera alargarme mucho, pero tampoco dejar de lado los casos de igualdad en la llamada Ley del “Cheque-Bebé”:
    En su artículo 2 se recoge todo un ejemplo de la línea política en la materia de este Gobierno al tratar de quiénes pueden ser beneficiarios de esta prestación:
    a) “En caso de nacimiento, la madre, siempre que el nacimiento se haya producido en territorio español. En los supuestos de fallecimiento de la madre sin haber solicitado la prestación o la percepción anticipada de la deducción, será beneficiario el otro progenitor.” Este “otro” progenitor, por mal que pese a algunos es el innombrable “padre”.

    b) “En los casos de adopción por personas de distinto sexo, la mujer, siempre que la adopción se haya constituido o reconocido por autoridad española competente. En los supuestos de fallecimiento de la misma sin haber solicitado la prestación o la percepción anticipada de la deducción, será beneficiario el otro adoptante.” Aquí el “otro” adoptante es el hombre, también pese a quien pese.

    c) por último “Si las personas adoptantes fuesen personas del mismo sexo, aquella que ambas determinen de común acuerdo, siempre que la adopción se haya constituido o reconocido por autoridad española competente.” Es decir que entre personas de distinto sexo no es posible acuerdo alguno, no están capacitados, no valen. Y punto.
    En fin, quería simplemente con estos ejemplos, dar unas pinceladas realistas y con cierto humor, sobre el concepto de igualdad que maneja el gobierno. Que Dios coja confesados a quienes, como yo, son hombres, heterosexuales, casados y padres de familia. ¡Lo que nos espera!.

  9. Sevach

    Sufridor, buenos ejemplos, pues evidencian que las leyes “soportan” cualquier contenido y desplazan la responsabilidad de “interpretarlas” a quienes deben aplicarlas.
    Todo el mundo tiene la “idea” de la “igualdad” pero pasarla a “letra” y “música” es otro cantar; no parece que pueda conseguirse la justicia o igualdad simplemente cambiando de rango los “órganos responsables” y llenando de buenos deseos y palabrería hueca las leyes. La igualdad, y particularmente, la igualdad de ambos géneros se consigue, creo, con la educación con mayúsculas. Si se crece en el respeto a la igualdad, se aplicará en la madurez.

  10. ¿ Y qué me decís del nuevo Ministerio de educación, política social y deporte? Yo lo calificaría como el Ministerio Ruiz de la Prada, porque la combinación de esas tres áreas de la gobernación son tan clásicas y esperables como las combinaciones de colores que suele hacer la diseñadora consorte del famoso director de periódico.

    ¿Qué tendrán que ver las políticas sociales que puedan derivar de la ley de dependencia con la gestión de las competencias del Estado en materia de educación? ¿ Tiene sentido separar la gestión estatal de la enseñanza universitaria del resto de niveles de la enseñanza? ¿ Acaso se concibe la educación como una política social? Si en las políticas sociales suele primar la igualdad como principio inspirador, en la educación debería ser el mérito y el esfuerzo. Este ministerio es indicativo de que el Presidente del Gobierno sigue sin entender que le problema de la enseñanza en España no es de dinero, sino de modelo: más mérito, más disciplina, más respeto al profesor. Nada de eso. Se mezclan las residencias de ancianos con el inglés, y las matemáticas. Todo muy coherente…

  11. javier grandio

    El Ministerio de la Igualdad quizás pueda regular que tod@ las personas liguen “igual” en una fiesta … si así queda previsto en la norma correspondiente.

    P.D.: O que se alcanza la igualdad cuando se saca agua de un río al mismo tiempo que no se saca. “Democráticamente” sólo depende de quién la saque, por mayoría, claro está.

  12. Lo más desigual que me ha ocurrido,es que siendo mujer en paro por necesitar ayudar a un hijo pequeño con minusvalía reconocida del 45%,resulta que al solicitar prórroga del subsidio de desempleo,!SORPRESA!,la minusvalía que me conceden en otros ministerios como 2 hijos(entre ellos hacienda),para el inem,mi hijo solo computa como 1,al estar casada,el sueldo de mi marido es con el que hacen los números,si yo estuviese unida sentimentalmente,aunque entrase el msmo dinero,no se contabilizaba,¿ALGUIEN ME PUEDE EXPLICAR EL CUENTO TAN MODERNO QUE SE HAN INVENTADO ALGUNOS DE LA IGUALDAD?,no entiendo nada.yo he parido y no me han dado ni un duro,pero presento las facturas de gastos de mi hijo,y hasta ahora tampoco tenía derecho a nada¿Quien es el que es igual a quien?QUIERO SABER LOS DERECHOS DE MI HIJO.

  13. Que buen comentario el de mila. Les recomiendo ingresar a Elecciones Colombia, una página web de elecciones dedicada no solo a los temas de las elecciones presidenciales sino también a las elecciones de congresistas, alcaldes y gobernadores, en la cual encontrarán información muy completa sobre candidatos colombianos, política y demas noticias relacionadas con las elecciones del 2010.

  14. policia local

    Hola; tenía necesidad de introducir un tema que me surgió esta semana y he buscado entre lo diferentes comentarios uno que estuviera relacionado y me salió este.
    Me explico, en medio de una conversación desenfadada a la sombra de un nogal en un pueblo de La Cepeda leonesa (una maravilla de comarca) una amiga dijo que, indignada al enterarse de que la Junta de Castilla – León subvencionaba la inserción laboral de la etnia gitana
    http://www.europapress.es/epsocial/noticia-junta-casilla-leon-invierte-cerca-190000-euros-insercion-laboral-poblacion-gitana-20081030142846.html
    , nos contaba que, como estaba en paro, ni corta ni perezosa se dirigió a las oficinas administrativas a solicitar la subvención (es paya). Sorprendida la funcionaria le dijo “tu no eres gitana” y ella siguió enredando la cuestión y dijo que si que lo era y que quería la subvención y que si la funcionaria era racista…………

    Hasta aquí la anécdota que me da igual sea o no cierta o este muy exagerada en su relato, el caso es que se me planteó una duda de derecho administrativo: ¿como se demuestra la pertenencia a la étnia gitana?¿se refiere a los gitanos “de pura raza” o admite un porcentaje étnico?¿que tanto por ciento sería admisible?
    No quiero que se interprete este comentario como una queja por la nueva subvención, se que este es un foro de derecho público, que nadie interprete la mas mínima queja hacia la medida política, eso lo haré en privado o en otros foros; aquí me interesa solamente saber como se va a llevar a cabo por la Administración la comprobación del ADN ¿recurrirán a los técnicos del PNV?¿será la primera impresión del negociado administrativo correspondiente la que valga?¿habrá que ir a solicitarla en furgoneta?
    Pido perdón si el tono distendido molesta a alguien.

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: