De urbanismo y medio ambiente

Sobre el estribillo de la Tolerancia Cero frente a la corrupción urbanística de Estepona

Sobre el estribillo de la Tolerancia Cero frente a la corrupción urbanística de EsteponaAnte la corrupción urbanística en Estepona se escucha en boca de los políticos la expresión “Tolerancia Cero”, hasta en palabras de la Ministra de Vivienda. Incluso el Secretario General de Naciones Unidas se refiere a la “tolerancia Cero” respecto de los abusos del personal de la Organización internacional.

Tal locución puede entenderse como licencia expresiva o como mantra político. El problema es cuando se abusa de los “inventos políticos” y entonces pierden credibilidad. Así, en los últimos dos años hemos asistido a la cacareada tolerancia cero en múltiples frentes. Así, tolerancia cero con el alcohol al volante; tolerancia cero con los fumadores; tolerancia cero con las vacas locas; tolerancia cero con las sectas; tolerancia cero con los maltratadores; tolerancia cero frente al fracaso escolar; tolerancia cero frente a los defraudadores fiscales; tolerancia cero frente a los piratas informáticos; tolerancia cero frente a los xenófobos, tolerancia cero frente a los huelguistas del transporte,etc… Como dice la canción, se nos gastó el estribillo de tanto usarlo.

    1. Y es que “tolerancia cero” es una frase hueca puesto que las leyes están para cumplirlas sin que pueda admitirse la existencia de “leyes tolerantes” (o sea, que saltan al Boletín oficial con voluntad confesa de no ser aplicadas) y “leyes intolerantes” (o sea, que salen para su efectiva aplicación, como los bonos publicos “con la garantía del Estado” ). Además, si admitimos la “tolerancia cero”, ¿qué ley esta en la escala de tolerancia 10?,¿Y 7?, ¿Y 4?,¿Hay alguna Agencia Estatal de evaluación del nivel de Tolerancia legal?, ¿Habrá un Ministerio de Tolerancia?… ¿Acaso la jerarquía de las normas viene dado por su grado de tolerancia?.

    2. Si la tolerancia cero se refiere a modificar leyes de inmediato,¿por qué no se dice qué normas y en qué orientación.?. Si la tolerancia cero se refiere a que el ejecutivo no hará la vista gorda, acaso se han olvidado los políticos que el art.105 de la Ley 30/1992, de 26 de Noviembre, de Administraciones Públicas señala que “Las Administraciones Públicas podrán revocar en cualquier momento sus actos de gravamen o desfavorables, siempre que tal revocación no constituya dispensa o exención no permitida por las leyes, o sea contraria al principio de igualdad, al interés público o al ordenamiento jurídico”. Quizá también olvidan que las competencias administrativas son irrenunciables y que sólo cabe transacción cuando expresamente lo contemplan las leyes.

    3. Lo curioso es que tras la tropelía o “incendio” (llámese crimen impune, corrupción infame, atropello de derechos laborales, incendio forestal, fuga de capitales,etc) viene la muletilla “tolerancia cero” que agota toda su efímera eficacia tras apagar las voces críticas. Y es que en el caso del urbanismo, la “tolerancia cero” suena a chirigota. Una auténtica tolerancia cero en urbanismo supondría que todas las edificaciones ilegales serían demolidas, todos los culpables sancionados, todos los Alcaldes o concejales que lo propician de forma activa o por negligencia serían inhabilitados, y todos los constructores implicados habrían de ser inhabilitados para la contratación pública o para percibir subvenciones. Y por supuesto, al igual que los montes abrasados intencionalmente, el terreno donde se ubique una construcción ilegal estaría sometido a la prohibición de edificación por treinta años, para disuadir de aventuras urbanísticas.

    4. Sin embargo, tal y como reflejó Sevach en post anteriores, en la última década hemos asistido a un modelo de urbanismo en su vertiente jurídica no se lo cree nadie. Ni lo creen los políticos autonómicos, para los que es cosa de la autonomía municipal siempre y cuando se aseguren ciertas operaciones urbanísticas de interés autonómico. Ni lo creen los políticos locales para los que el urbanismo es la joya de la corona del poder municipal. Ni lo creen los constructores para los que el urbanismo es un desafío fácil de superar con agallas y dinero. Ni lo creen los jueces que observan perplejos como las urbanizaciones y edificaciones condenadas por sentencia firme a la demolición resucitan a la vida civil por una modificación ulterior a la carta del Plan municipal que como a Lázaro consiguen aquello de “levántate y anda”. Y tampoco lo creen el común de los ciudadanos españoles, con sangre del pícaro lazarillo de Tormes en las venas, y que se creen afortunados si contando con el apoyo de un concejal o arquitecto municipal, o con una inspección relajada, consiguen en su parcelita construir una casita de aperos que por arte de magia se convierte en un chalet, o si consiguen cerrar su terraza a su antojo aunque no haga juego con el resto del edificio.

    5. En fin, para borrar el mal sabor que deja la política urbanística y al hilo de la corrupción urbanística en Estepota, Sevach como aficionado a los juegos de cartas y al humor ha preparado un divertido vídeo:

Espero que os guste.

0 comments on “Sobre el estribillo de la Tolerancia Cero frente a la corrupción urbanística de Estepona

  1. Cuánta razón tienes, lo de la ‘tolerancia cero’ recuerda a la ‘aceleración de la desaceleración’ y demás cosméticos y eufemísticos tópicos de los que tanto abusan los mandamases. Por cierto, ¡bienvenida sea Sevach TV!

  2. Felicito a Sevach por su video de magia y corrupción. Divertido y sorprendente. Aunque tengo que advertir a los cybernautas de la Administración del Principado que al ser un video colgado en Youbute, los funcionarios no tenemos acceso al mismo ( para que no nos distraigamos del servicio público…je).

Gracias por comentar con el fin de mejorar

A %d blogueros les gusta esto: