Sobre los políticos

Referendum Ibarretxe: ¿Ordago político o decisión jurídica legítima?

Referendum Ibarretxe: ¿ Ordago político o decisión jurídica legítima?

El Presidente del Gobierno Vasco ha promovido un proyecto de Ley, y conseguido su aprobación bajo el ropaje de ley formal, cuyos términos son aprobar la celebración de un plebiscito que materialmente reconoce el derecho a autodeterminación del pueblo vasco. El Gobierno de la nación se ha apresurado a impugnar ante el Tribunal Constitucional tal decisión con la consiguiente suspensión y efecto mediático.

Para Sevach el problema no es sociológico, si un pueblo tiene derecho natural o no a decidir su futuro, sino jurídico. También los ciudadanos tienen derecho a la libre circulación por territorio español pero deberán respetar semáforos y zonas verdes. Veamos.

1º Todo Presidente jura o promete su cargo y entre otras cosas acatar la Constitución y el Estatuto. ¿A qué viene entonces considerarse autorizado a promover tal consulta según su particular visión (mas bien visionaria) del camino del desierto del pueblo vasco?.

2º El ámbito de decisión de Presidentes, Gobiernos autonómicos como Asambleas Legislativas tienen por límite infranqueable las competencias atribuidas por el Ordenamiento Jurídico. El Sr. Ibarretche, a título personal, puede celebrar un plebiscito en su casa o en la asociación gastronómica o si quiere en un frontón de pelota vasca (para recordar aquélla votación histórica del juego de la pelota en el origen de la revolución francesa). Lo que no puede ni debe es invocar su cargo público, o invocarlo el Parlamento autonómico, para extravasar sus competencias y adentrarse a tomar decisiones sobre lo divino y lo humano, ni mucho menos puede servirse de la Administración pública electoral (financiadas con fondos públicos y con controles públicos estatales) para canalizar un plebiscito fuera de tal ámbito competencial.
En coherencia con la demagogia argumental ( un pueblo tiene derecho a decidir cualquier cosa) sería igualmente admisible que cualquier parlamento autonómico convocase un referéndum para postular el derecho a decidir sobre si se desea una República o una Monarquía; también sería admisible que el propio Parlamento Vasco ( o el Parlamento Extremeño, ¿por qué no?) promoviese un referéndum para el cese del propio Presidente vasco (pese a que no esté este motivo de cese previsto en los Estatutos), o que la Ciudad Autónoma de Ceuta promoviese un referéndum acordando declarar la guerra a Marruecos, o que Cataluña sometiese a referéndum su aportación al Fondo estatal de financiación. En fin, en el Estado de Derecho cabemos todos, pero no cabe todo.

3º Las decisiones con formas jurídicas se ajustan al principio del efecto útil ( sino se quedarían en la mente del su inventor). No puede presumirse que un plebiscito de esas características es una inocente consulta popular. Al contrario, dicho plebiscito, o no aspira a surtir ningún efecto jurídico y entonces es una consulta costosa, enojosa o inútil. O bien aspira a surtir efecto jurídico y crear una tercera vía para modificar la Constitución, con lo que es una consulta inconstitucional.

4º Y ya en el plano jurídico, cabe preguntarse ante un proyecto de ley que es aprobado por la Asamblea vasca..¿dónde está el dictamen del los letrados del gobierno vasco, de los secretarios técnicos , de los letrados de la Asamblea?. Y lo decimos porque un Consejo Consultivo controlado por el Ejecutivo mala garantía de imparcialidad le asistirá. Sin duda de la decisión del Tribunal Constitucional saldrá maltrecha la capacidad e idoneidad e los letrados autonómicos vascos, porque o bien tomaron la decisión técnicamente errada (torpeza en su profesión, o falta de lex artis), o bien a sabiendas emitieron un informe jurídico de complacencia ( lo que revela malevolencia o condición mercenaria, que es peor).

5º Finalmente, una decisión de esas características cobraría sentido en una situación de un pueblo sujeto a descolonización (no es el caso del pueblo vasco), en que se le reconozca por Naciones Unidas el derecho a la autodeterminación (tampoco figura en el listado), en que un pueblo se sienta oprimido y privado de derechos (no es el caso del pueblo vasco que goza como los demás españoles de un estatuto jurídico ciudadano privilegiado respecto de las condiciones de vida y derechos de las democracias avanzadas), y en que concurra al menos, una condición objetiva de legitimidad: que una decisión de ese calado se adopte por unanimidad del parlamento vasco (lo que tampoco concurre, ya que el empate técnico es desecho con un solo voto de una parlamentaria).

Por eso, considera Sevach que la actuación del Presidente del Gobierno vasco es mas propia de un ventajista que de un legítimo representante de un gran pueblo. En primer lugar, porque intenta que la fuerza de los hechos doblegue al Derecho; en segundo lugar, porque para “nadar y guardar la ropa” ha rodeado su particular criterio del blindaje de una decisión parlamentaria. Eso le recuerda a Sevach la opinión de cierto Alcalde manipulador que antes de cometer una cacicada, pese a ser de su competencia, la sometía al Pleno que la controlaba, con lo que reducía a la nada las posibilidades de una posible responsabilidad por prevaricación.

Cree Sevach que el Derecho y el cargo no debe utilizarse de trampolín para mutaciones constitucionales, y que el pueblo vasco tiene derecho legítimo a decidir pero canalizándolo a través de los instrumentos constitucionales. O sea, apurando al máximo las posibilidades de una reforma del Estatuto de Guernika de máximos y contemplando estipulaciones que abran paso a un Estado federal. Lo que todo el mundo sabe es que si alguien adelanta por la izquierda en la autopista porque se siente con derecho a llegar de forma urgente y antes que los demás vehículos, está corriendo un riesgo doble. Un riesgo jurídico en forma de sanción, y un riesgo sociológico de siniestro total.

Lo curioso es que el Estado ( con el derecho y el Tribunal Constitucional) lucha con florete y el Gobierno vasco ( con los hechos consumados) lucha sirviéndose de puñaladas traperas. Por eso, no puede menos de recordarse a Ortega y Gasset, cuando le defraudó el rumbo demagógico que tomaba el régimen y se desligó de la política afirmando aquello de:«¡No es eso, no es eso!».

P.D. El 12 deSeptiembre de 2008, el Tribunal Constitucional por unanimidad zanjó la cuestión y declaró inconstitucional la consulta.

0 comments on “Referendum Ibarretxe: ¿Ordago político o decisión jurídica legítima?

  1. William H. Rehnquist

    Muy atinado y lúcido tu post, amigo Sevach. Mas yo quisiera, por mi parte, añadir alguna reflexión. Si el señor Ibarreche convoca un referéndum para decidir sobre la autonomía del ahora llamado país vasco (antaño conocido como Señorío de Vizcaya o provincias vascongadas) ¿Dónde está el límite? Me explico ¿Qué ocurre si cualquier municipio, parroquia, pedanía, anteiglesia o cualquier otra entidad local del propio país vasco (infra o supreamunicipal) decide convocar un referéndum para decidir si continúa en el estado español, se integra en el nuevo y autónomo país vasco o si, por el contrario, se constituye en nación independiente? Mucho me temo que en ese caso el presidente del gobierno vasco apelaría a su autoridad y, como no, a la decisión de los “vascos y vascas”.
    En cuanto a tu lúcida reflexión final es el Estado quien ha renunciado a practicar juego limpio y ha autorizado al contrario a jugar con ventaja . En primer lugar, al mirar para otro lado cuando éste se armaba y comenzó (primero a modo de advertencia, luego como método de lucha) a lanzar golpes bajos y traperos y, en segundo lugar, al renunciar en notorias ocasiones a lanzar la estocada mortal. Existen mecanismos jurídicos de sobra para frenar este órdago (como, por ejemplo, el tan citado artículo 155 de la Constitución o la supresión de la autonomía vasca) mas creo que falta voluntad por temor al coste político. Creo que el laborista señor Blair suspendió el régimen autónomo de Irlanda y no le tembló el pulso por ello.

  2. Permíteme, Sevach, que formule algunas matizaciones a tu reflexión:

    1. ¿Ordago político o decisión jurídica legítima? O, tal vez, “decisión política legítima”.

    2. ¿Un plebiscito que materialmente reconoce el derecho a autodeterminación del pueblo vasco? ¿Has leído las preguntas?

    3. Para Sevach el problema no es sociológico, si un pueblo tiene derecho natural o no a decidir su futuro, sino jurídico. Para mí, es político.

    4. Las dos preguntas plantean el inicio de sendos procesos de diálogo. Algo que, por cierto, no haría falta que lo demandara la ciudadanía, porque ¿para qué están los políticos, si no es para resolver los problemas mediante la negociación y los acuerdos?

    5. Acatar las leyes no significa renunciar a la posibilidad de cambiarlas mediante los procedimientos democráticos.

    6. No se plantea la consulta como un referendum, ni se pretende que surta efectos jurídicos, sino exclusivamente políticos.

    7. Ya que lo citas, no me importaría que se plantease un referendum sobre la forma del Estado, porque nos han colado la monarquía de rondón, como “legítima” heredera del régimen anterior.

    8. En la Comisión Jurídica Asesora de la Administración autonómica vasca se produjo un empate sobre la Ley de Consulta, que hubo de dirimirse por el voto de calidad del Presidente. Por lo visto, hay más control político sobre el Tribunal Constitucional que sobre esta Comisión ;-).

    9. El derecho de autodeterminación estará regulado como tú dices, pero ya es triste que una comunidad determinada se vea obligada a pertenecer a un ente político por imperativo legal. ¿No sería más inteligente buscar el consenso de las partes? Decía Herrero de Miñón que, como españolista convencido, su deseo era que el País Vasco perteneciera a España por libre decisión de los vascos.

    10. Pedir la unanimidad para una decisión del Parlamento, por importante que ésta sea, me parece un poco exagerado. Aunque seguramente que tampoco valdría para mucho. En el Parlamento catalán alcanzaron un consenso del 90% y al Congreso no le tembló el pulso para “cepillarse” el Estatut, para regocijo de Alfonso Guerra.

    11. Por eso creo que si aquí alguien tiene ventaja no es precisamente el Lehendakari. El mango de la sartén está en otras manos.

    12. Estoy de acuerdo en que el Estatuto de Gernika (y la propia Constitución) tiene posibilidades que no han sido exploradas. Y no por imposibilidad jurídica, sino por falta de voluntad política. Tan evidente como que después de 30 años aun no han sido transferidas todas las competencias previstas.

    Dicho todo lo anterior, no te voy a ocultar que tengo serias dudas sobre la oportunidad política de esta consulta, pero creo que es una opción política perfectamente legítima.

  3. javier grandio

    Pregunto. ¿Pueden, por caso, las mil o diez mil familias más ricas de España adquirir unas buenas fincas que conlinden, residenciar allí todo su patrimonio y negocios y, de manera impecablemente democrática (entre ellos, sin nosotros), ejercer la autodeterminación y declararse estado independiente?.

    Pregunto, sólo pregunto, pero si la respuesta fuese que no pueden hacerlo me gustaría saber cuáles son los motivos.

  4. Iñaki, las cosas están muy claras: al margen de la inconstitucionalidad de la ley aprobada por el Parlamento vasco, que cualquier ciudadano podría concluir de un simple cotejo de la Constitución española y la ley impulsada por el señor Ibarreche, hay un aspecto elemental que no se debe ignorar: es sencillamente detestable, que el gobierno autónomo del País Vasco emplee todas sus energías en intentar alcanzar los mismos objetivos que los terroristas de ETA: la separación del País Vasco del resto de España, en vez de luchar para que los terroristas estén en la cárcel. ¿ Cuántos terroristas ha detenido la policía autónoma vasca en el último año?. ¿ Puede el señor Ibarreche impulsar legítimamente un referendo cuando sabe que los vascos que están en contra de su iniciativa, es decir, los vascos que no son nacionalistas, son perseguidos por los asesinos?

    Lo que tendría que preocupar a Ibarreche es que los políticos del PP y el PSOE en el País Vasco tienen que ir escoltados por la persecución de los que tienen el mismo objetivo que Ibarreche. A eso se tendrían que dedicar todos los esfuerzos, y no a intentar cargarse la Constitución española por la puerta de atrás. Si queremos respetar las normas, lo que tiene que hacer el lendakari es plantear una reforma de la Constitución, porque con dicha norma en la mano, es imposible lo que él pretende: el derecho de secesión del País Vasco.

  5. Agradezco todos los comentarios enviados ya que enriquecen el debate y perspectivas, aunque lamento no poder contestar en extenso pues estoy de vacaciones en algo tan prosaico como Benidorm y este cyberindian no me hace sentir cómodo (unido a dos pequeñueños) para contestar. Lo dicho, gracias encarecidas a todos…P.D.Aunque Sevach esté de vacaciones, está garantizada la novedad y continuidad

  6. Sevach

    Iñaki: Como siempre, agradezco tu comentario, desde la bonhomía y lógica que sueles patrocinar, aunque no veo motivos para rectificar los términos del post. En particular, sólo te indicaré: a) Por supuesto que he leído los términos de la cuestión que se somete a referendum, y sin ninguna duda por muy maquillados y matizados que sean, lo cierto es que “materialmente” (esto es, sustancia y espíritu) encierran un toque de rebato a la autodeterminación, lo que no sería malo en sí mismo, si no fuera porque tal consulta carece del necesario apoyo jurídico; si las preguntas fueran directas hacia una independencia, hubiera eludido el “materialmente” del post, y hay que tener en cuenta que las cosas son lo que son y no lo que puede quererse que aparenten; b) En cuanto a la unanimidad del parlamento vasco, fue una licencia para expresar que cuando se trata de saltarse a la torera la ausencia total de previsión de tales consultas por el Estatuto (aprobado por Ley Orgánica) sólo podría aducirse cierta legitimidad moral si por unanimidad los representantes del pueblo vasco acordasen su necesidad y oportunidad; recordemos que Confucio decía algo así como que “sólo la voz de la inmensa mayoría puede cuestionar la ínfima minoría gobernante”; c) Por último, señalar que no juzgo al Presidente ni al pueblo vasco, que tienen sobrada legitimidad para pensar y expresar su voluntad, pero si desean eficacia jurídica sólo cabe el camino del Derecho, y quiérase o no la Comunidad Autónoma del País Vasco y su Presidente son figuras jurídicas y no inventos sociológicos, manipulables a la carta; d) En fin, que entiendo sobradamente que se diga que un problema es “político” y no “sociológico”, aunque por experiencia sé que cuando algo se bautiza como político se está evocando la vieja lección de Maquiavelo, del fin sobre los medios.. Lo dicho, gracias a todos

  7. Es un placer “discutir” con Sevach ;-). ¡Hombre, no pretendía que modificaras los términos del post! Se pueden tener diferentes puntos de vista sobre las cuestiones políticas. E, incluso, sobre las jurídicas, como se evidencia cada día. En lo político, la discrepancia me parece sana. En lo jurídico, creo que las interpretaciones tan distintas que se ofrecen con tanta frecuencia hacen dudar un poco de la claridad de la Ley. Pero en fin…

    A lo dicho, que estás en tu derecho de ver las cosas “a tu manera”, como espero estarlo yo también para verlas a la mía. No voy a insistir en los argumentos de mi comentario anterior, pero lo he releído y refleja lo que pienso. Añadiría que en las disputas entre partidos se mezclan siempre los intereses electorales y no sabe uno muy bien donde termina lo que realmente piensan y donde comienza lo que dicen por exclusiva conveniencia electoral. Y en este caso está claro que las dos partes han adoptado la pose que van a mantener con disciplina prusiana hasta el mismo día de las elecciones.

    Permíteme sólo un matiz a la última frase de tu comentario. Cuando digo que este tema es sobre todo político no excluyo que también es sociológico. Por supuesto, y también jurídico. Además, yo diría que es sociológico antes que político. Pero me temo que la sociología se mueve despacio y, a corto plazo, hacen falta “arreglos” políticos. Estoy seguro de que los problemas jurídicos, que tantas veces se presentan como insuperables, se resolverían de un plumazo si hubiera voluntad política.

    Que disfrutes del verano, aunque sea en Benidorm ;-).

  8. Gracias Iñaki por tu aportación y elegante tolerancia en la discrepancia. A pesar de mi recelo de los “políticos” en general, no puede negarse que si no fuese por la política, estaríamos en la “Edad de Piedra” o en manos de “leguleyo”. Ni el Derecho es un fin en sí mismo, ni la Política un medio para todo. Como siempre, en el término medio está la sabiduría, y concretamente en el caso del referendum Ibarretxe lamento que ahora se haya “juridificado” un problema jurídico o sociológico. De igual modo que otras decisiones de gran calado político se están situando en el campo del Tribunal Constitucional, quienes día a día se distancian de su condición de técnicos del derecho. En fin, calurosos saludos de Benidorm 😉

  9. Fanjul Segundo

    Esperamos, que CCOO Y UGT salgan de los despachos a la calle a decir a ZP que ya esta bien de palabras huecas. ¿A que esperáis?
    Hablemos del presente y del futuro. Sino hay trabajo mal puede haber pan en la casa del pobre.
    (Con el dinero que se despilfarra, se daría trabajo a cientos de personas) Y todo por que este gobierno ni sabe, ni entiende que el dinero regalo no produce, y a la corta, mas que ala larga, se pagan las malas gestiones. Y hoy ya lo estamos viendo y notando todos los españoles.
    Si se quiere terminar con el paro, hagan un estudio sobre este tema
    (Y la otra herencia que les dejaron, los Gobiernos anteriores del PP, fueron las cuentas del estado saneadas y con superávit. De lo cual el gobierno de Zp se dedico a vivir de las rentas y gastar el dinero de todos los españoles) favoreciendo a unas partes de esta sociedad, con el fin y el propósito de comprar los votos para situarse en el poder y a verlas venir. Cheque bebe 2.500 euros, alquiler para jóvenes de entre 18 años a 30 años 210 euros, y seguimos con los 400 euros, los cuales los cobran los más pudientes de este país, como Emilio Botín, o los mismos ministros del gobierno, empezando por el presidente Zp. Dejando a fuera de ese cobro a las personas más necesitadas del país. Y así, se acaba con todo el dinero, y se queda el estado en 0 patatero, Mas para rematar jaque, y mate, sale Miguel Sebastián, haciendo la reoca y va a regalar a cada español unos 49 millones de bombillas a 12 euros cada una, como en el un dos tres: 588 millones de Euros Qué forma de tirar el dinero de los demás. (Con esto solamente se daría trabajo a cientos de personas)

    Yo personal mete boy a poner mi granito de arena para que en la medida de lo posible esto no patine, y nos vayamos todos al carajo. Pues mas vale dar una opinión sincera, de cómo creo yo que se podrían resolver estas incertidumbres
    ´ Arreglos de fachadas en todo el territorio nacional en todos los edificios que se encuentre en situaciones deprimentes dado a los años transcurridos, desde que se ejecutaron las obras, sin haberles echo antes una reparación generalizada. (Tanta fachada exterior como interiores de vivienda, renovación de ascensores donde se necesiten por, su deterioro).
    O ascensores de primera mano para todos esos edificios que lo soliciten a sí como hacer las solicitudes por cada comunidad de vecinos. Una vez estando de acuerdo sobre las obras a realizar. Solicitud. Partiendo todas las gestiones desde los ayuntamientos donde pertenezcan cada comunidad de vecino. Los tramites del papeleo, han de ser lo más rápido posible, sin demoras. Y a ahora viene el quid de la cuestión.
    ¿Quien paga esto? Pues el propio estado en parte. Y me explico dando unas subvenciones desde el 100% por ciento y las personas que cobren una cantidad inferior al año de 20.000 euros y las otras persona que rebasen de esta cantidad asta llegar a los 30.000 euros, el 60% por ciento, y así sucesivamente los que cobran de 30.000 euros en adelante asta los 50.000 euros se les daría un 30% por ciento y desde 50.000 euros en a delante asta los 70.000 euros al año se les daría 15% por ciento y a partir de esta cifra de 70 euros, el 5% por ciento a todos. ¿Como recuperaría el Estado este dinero? Pues con dar trabajo a todos los parados que hoy se encuentra en las oficinas del paro del INEM. Esto evitaría estar pagando el paro a mas de 2.800.000 mil personas, lo que a parte a cotizarían a la seguridad social.
    Otra, se pondría a funcionar las fabricas de cemento, ladrillo y de cerámica, electrecistas fontaneros albañiles peones camioneros, se necesitarían cientos de andamios, hormigoneras y toda clase de transporte para trasladar dichas mercancías. En una palabra pondríamos el país a funcionar por que uno pide lo otro.
    Aparejadores arquitectos y en cargados de obras, pintores y todo un conjunto de trabajadores de oficios distintos. Todo ello sumando y un etc, etc, que nos daría para pensar que esta es la solución, al final el estado ingresaría mas dinero de lo que a invertido, o dado. Lo recuperaría con IVA cargas fiscales y en IRPF a de más terminara con el paro y dari tranquilidad y esperanza al pueblo español. Lo que no se puede es regalar el dinero, ni tirarlo por la borda, sin hacerlo producir. Si la gente trabaja gasta y compra, incluso su primera vivienda, pero si no se trabaja y no se cobra mal puede funcionar un país y desarrollarse. Si esto se llevase a cabo todo lo del arreglos y cambios de las fachadas las cuales estuvieran en mal estado a si como las viviendas
    “¿A qué ha venido usted aquí?” por el interior. Esto dentro de unos años (no iba a conocer a España ni la madre que la parió). (Pensarlo) y darle forma para que el gobierno se entere, pues es una manera que el dinero se mueva y produzca. Uno mueve, a otros, vares, restaurantes, hoteles y toda la clase de comercios, así como las agencias de comprar y venta de pisos. Estoy seguro de ello. Que los bancos y las cajas de ahorro empezarían a dar créditos. Alos trabajadores.

    Levantemos la voz sobre el derecho a unos salarios y pensiones al nivel de la carestía de vida, que UD disparan por sus abusos desmesurados de la buena vida que se dan a costa de los de más. Luego sin saber a que van al parlamento, solo se sirven de críticas, pues las soluciones no aparecen por ninguna, parte. No esta al l meollo de las cuestiones que atañen a este país. Por que estos personajes viven a cuerpo de rey así que no perciben lo que esta pasando a nivel de calle. Y luego hay personas tan acérrimas a las siglas, que cualquiera que Escrivá aquí como yo tendrá las descalificaciones, sin más argumentos que decirte, unas cuantas estupideces constantes, por que su s cerebros no da para nada más que eso. No ven los problemas, si en la casas de los españoles les falta el pan de cada día por el echo de no tener un trabajo que les permita cobra un sueldo, justo Ya que Este gobierno no sabe tomar iniciativas propias. Y los que le aplauden tampoco, (Bueno, igual los aplausos son por las tonterías que dice). ¿Vete tu a saber? “Hay gente para todo”. Pásala 7-8 2.008

Gracias por comentar con el fin de mejorar

A %d blogueros les gusta esto: