Categoría: Sobre los políticos

La clase política exhibida con sus hazañas y vergüenzas, su motor y metas.

carceles
Corrupción y corruptelas

No toda nulidad de pleno derecho conlleva delito de prevaricación

trampaCreo que durante décadas la palabra con mayor capacidad de aterrar a un Alcalde, Consejero autonómico, Rector u alto cargo ha sido la de “prevaricación”. Su mención en una reunión, en un escrito administrativo o en un simple oficio judicial hacía palidecer, temblar o inquietarse al cargo público.

Y es que los altos cargos de la administración, especialmente los políticos con mando en plaza, han aprendido a jugar con el escenario contencioso-administrativo donde frecuentemente se baraja frívolamente con la posibilidad de que la decisión cuestionada se impugne o no, con la posibilidad lejana de que se pierda el litigio y con la posibilidad de que el recurso de apelación o casación se desestime.

Pero si la decisión administrativamente arriesgada finalmente “muerde el polvo” y se cubre bajo el manto de la nulidad decretada con fuerza de cosa juzgada, no suele pasar nada. Se ejecuta o se resiste a su ejecución y llegado el caso pues se buscan otros itinerarios alternativos.

El resultado de la contienda judicial para la administración suele ser tiempo y energías, mientras que los actos administrativos bajo sospecha se ejecutan y desarrollan sus efectos.

De ahí, que los altos cargos cuentan con los recursos administrativos y contencioso-administrativos como percances en el camino de sus objetivos, pero lo que no esperan ni desean es verse envueltos en un delito de prevaricación, que sería un siniestro total, para su decisión y para su carrera política.

Eso explica el uso y abuso estratégico que se hace de la figura de la prevaricación, y la intuitiva equiparación al común de los mortales e incluso para los juristas, entre nulidad de pleno derecho y prevaricación. Sin embargo, la Sala de lo Penal del Supremo recientemente ha vuelto a recordar, y merece la pena constatarlo, que dictar un acto nulo de pleno derecho no comporta la comisión de un delito de prevaricación.

Veamos. Leer Más

cuentillas
Corrupción y corruptelas

Tiempo de auditorías públicas

finCorren tiempos en que parece que el derecho público represivo se está despertando. No hace mucho, en tiempos de vacas gordas y bonanza económica, las administraciones públicas vivían plácidamente el sueño de los frívolos, pues solía confundirse el “interés general” con el “interés particular” del gobernante de turno; éste normalmente coincidía con aquél pero a veces no era así cuando algún desaprensivo descubría la posibilidad de aprovechar las holguras del sistema administrativo para lucrarse, traficar con influencias o practicar nepotismo, o incluso para actuar arbitrariamente, porque el político consideraba que tenía una especie de “derecho al error impune”. Lo triste era que contaban con la coartada de que los controles no funcionaban realmente de forma rápida ni eficaz e incluso algunos nos preguntábamos si el Estado de Derecho sería capaz de atajar la corrupción.

Pero veamos de donde venimos y hacia dónde parece que vamos. Leer Más

corurptions
Corrupción y corruptelas

El Congreso no da ejemplo de transparencia ¡Vaya tropa!

trasnpsareArranca la nueva legislatura y todo son aplausos y preocupaciones por el reparto de cargos y cambalaches de poder. Espero que el nuevo Congreso arranque sin descuidar su obligado ejemplo de transparencia que está bajo mínimos.

Y es que hace dos días, me quedé perplejo cuando el Diario El Mundo divulgó que solicitó formalmente del Congreso que le facilitase algo tan elemental como es “la identificación de los parlamentarios que dispusieron de tarjeta taxi, teléfono móvil, tableta electrónica, línea de datos y ADSL en su hogar a cargo del Parlamento español durante la pasada legislatura”, así como “facilitar las retribuciones de los asistentes o asesores nombrados por los diputados o los grupos parlamentarios”.

La respuesta de la Mesa de la Diputación Permanente del Congreso ha sido utilizar el argumento de que prevalece “la protección del dato personal frente al derecho de acceso a la información”, ¡Y se quedan tan anchos!.

Me parece una burla intolerable. O dos burlas pues son dos los bloques de datos que se ocultan. Leer Más

Medusa
ContenciosoSobre los políticos

Elecciones generales: ¡Jalea acta est!

AleaComo toca Jornada de reflexión, aquí va mi reflexión sobre las elecciones generales de mañana. Y lo hago parafraseando humorísticamente la famosa frase de Julio César al cruzar el río Rubicón, “alea jacta est (la suerte esta echada) en favor del lúdico “jalea jacta est (el jaleo está echado), ya que me temo que ambos significados estarán presentes en los comicios.

En primer lugar, se trata de las elecciones generales de la democracia donde más nos jugaremos los españoles porque realmente están en liza dos modelos diametralmente opuestos de la política a seguir, el clásicamente bautizado de derechas y el de izquierdas, en ambos casos con veleidades radicales. Aunque es cierto que ambas tendencias se verán suavizadas por el compañero de viaje con el que tengan que pactar para hacer realmente política.

La paradoja, tal y como se expresa por Carlos Sánchez Olea en la espléndida obra Consultoría Política (Editorial Amarante, 2016), radica en que las ideologías en campaña han cedido ante otras necesidades de los electores:

Los ingredientes de una oferta electoral que hoy pueda tener posibilidades de éxito deberá atender colectivos y sectores azotados por necesidades reales y emocionales que reclaman trabajo, educación de calidad, sanidad digna, conductas ejemplares de sus dirigentes, información veraz, argumentos consistentes, propuestas realistas, políticos con hojas de servicio sin tacha, caras nuevas en la cancha. La brocha gorda de la ideología hoy es sustituida por el trazo fino de las conductas y los valores.

En segundo lugar, al electorado se le ocultan cartas y compromisos por los líderes de los cuatro bloques.

  • No han dejado claro, con luz y taquígrafos, con quien pactarían y bajo qué condiciones básicas, caso de ser “llave” de un gobierno.
  • Ninguno se ha comprometido a dimitir si no mejora los resultados anteriores.
  • Ninguno se ha comprometido a apoyar con abstención el gobierno de la lista mas votada.
  • Tampoco se han comprometido, antes de ver como les sale el resultado electoral, a modificar la vieja ley de régimen electoral, fuente de muchos males de las dificultades para formar gobierno, presentes y futuras.

En definitiva, el mensaje tácito de las cuatro formaciones es: “Ustedes voten, que luego ya asume el mando el partido político o el líder de turno según inconfesables intereses”.

Así y todo, lo mas preocupante desde mi posición de jurista alejado de planteamientos radicales, es lo siguiente. Leer Más

Europe
ContenciosoSobre los políticos

Agotados de esperar el fin de las negociaciones políticas

Es sábado y no puedo menos de hacer un breve análisis del escenario político pues si malo es estar con gobierno en funciones tampoco me parece bueno un gobierno alzado sobre frágiles pactos para el Derecho Público que al fin y al cabo, gobierna nuestras vidas.

Observo que el país va como un barco a la deriva, como un Titanic que se hunde tras colisionar con la crisis económica, mientras que los políticos como los músicos, siguen tocando la música de alcanzar acuerdos de gobierno.

Parafraseando el título de la biografía de Neruda (“Confieso que he vivido”) me toca confesar que estoy dolido. Dolido con este espectáculo de la política nacional incapaz de empujar el país hacia delante con un gobierno estable. Un gobierno en funciones supone un país paralizado, por inercia, sin legitimidad y sin capacidad de respuesta frente a las serias y cambiantes circunstancias internacionales.

No puedo menos de añadir una reflexión desde la perplejidad y al margen de toda posición ideológica o partidista sino expresión de la preocupación de un jurista. Leer Más

Sobre los políticos

Las declaraciones non gratas de un ministro de interior

En sus recientes declaraciones el ministro afirmó ante las cámaras que  “No somos el único partido con casos de corrupción y lo que es más llamativo es que los únicos casos que salgan en estos momentos tan sensibles son los que afectan al PP. Sólo digo eso, que lo interpreten como quieran”.

 

Y ya que invita a que “lo interpreten como quieran”, pues eso haré, al margen de toda visión política e ideológica, como análisis que ningún jurista debiera pasar por alto. Ahí van diez pinceladas impresionistas y un postre.

Leer Más

Corrupción y corruptelas

El Supremo afea por desviación de poder al Tribunal de Cuentas: Diez reflexiones

expuslsionLa Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo con su Sentencia de 2 de Febrero de 2016 ha anulado la convocatoria para la provisión del puesto de Subdirector Técnico del Tribunal de Cuentas por apreciar desviación de poder, esto es, al perseguir la finalidad pervertida de adjudicar un puesto de libre designación al hermano de un consejero. El caso es chusco:

 

  • La plaza se adjudica al hermano de un consejero.
  • Una vez convocada la plaza, y posiblemente habiendo demostrado interés un hermano del consejero, curiosamente se modifican las condiciones de la convocatoria pues se altera el perfil del puesto para ajustar la foto al candidato favorito. Así, se suprimió sin justificación el requisito de dominio de los idiomas inglés y francés y de otros perfiles técnicos de la plaza.
  • Además se intentó excluir a funcionarios de Cuerpos propios del Tribunal de Cuentas, que eran competidores serios.
  • Y cómo no, se designó previamente en comisión de servicios para un puesto del Tribunal de Cuentas a alguien ajeno a los cuerpos de funcionarios del Tribunal.
  • Así y todo se intentó dejar desierta la plaza controvertida.
  • Se constata una ausencia de una explicación de esas decisiones, tanto en la respuesta del Tribunal de Cuentas como en el proceso jurisdiccional y en el expediente administrativo remitido. O sea, no se defiende lo indefendible.

 

Con todos esos mimbres, que revelan en el Tribunal de Cuentas, o torpeza o prepotencia, la Sala de lo Contencioso-administrativo concluye que hay un panorama objetivo que robustece la convicción de que “la nueva convocatoria estuvo dirigida a suprimir los obstáculos que frente a otros aspirantes pudiera tener E.M.G. para obtener la plaza objeto de discusión”. O sea, desviación de poder, el ornitorrinco de la justicia, por su exotismo, escasez y original diseño.

 

Apuntaremos telegráficamente diez cuestiones de grandísimo calado. Leer Más

Corrupción y corruptelas

Sobre la ignorancia deliberada en el ámbito público

tres monosTeóricamente la Administración se somete al principio de legalidad como un mecanismo de relojería bajo la dirección de cualificados gobernantes y funcionarios.

 
Sin embargo, el sistema no es perfecto desde el momento que existen anualmente centenares de miles de recursos administrativos en todas las Administraciones públicas de los cuales la décima parte de los que son desestimados desemboca en recursos contencioso-administrativos. Ello sin olvidar que existen ilegalidades impunes bien porque el particular cree en la buena fe o infalibilidad de la Administración o porque no quiere afrontar la justicia lenta, costosa y con desenlace incierto.
Dentro de la fronda de ilegalidades, a medio camino entre las intencionales (maliciosas) y las negligentes (errores) se sitúan las que tienen por fuente lo que se calificaría de “ignorancia deliberada”, figura del ámbito penal que tiene escasas consecuencias a la hora de las responsabilidades por la actuación administrativa de funcionarios o en las decisiones de jueces, fuera de las excepcionales situaciones de reproche por negligencia inexcusable.
Veamos esta figura y su presencia en el ámbito público. Leer Más

Sobre los políticos

Importancia histórica de las próximas elecciones para las Cortes Generales

regimen electoral españolEl pistoletazo de salida electoral se ha dado y creo que nunca los españoles se van a jugar tanto en unas elecciones generales como las que tendrán lugar el 20 de Diciembre para las Cortes Generales. Su importancia pondrá a prueba la madurez del electorado porque hay muchísimo en juego, y bajo nuevo marco jurídico electoral. Mucho en juego aunque no es un juego sino algo muy serio.

Leer Más

Corrupción y corruptelasDe lo penal

Acoso y derribo de Alcaldes e interventores prevaricadores

corruptos    Hace poco coincidí en un corrillo con ocasión de unas jornadas jurídicas, con un Alcalde (” de cuyo nombre, no me quiero acordar”), quien comentaba con aspavientos la dificultad hoy día para ser Alcalde porque “los interventores tienen mucho poder”, “gobiernan ellos y no nosotros”, etc.    Me limité a intervenir comentando que “mas que poder, los interventores tienen responsabilidad, que no es lo mismo”, y como me miraba con aspecto sorprendido ( o no entendía, o no quería entender) le aclaré algo así como: “ Vamos. En una piscina el salvavidas no tiene poder, tiene responsabilidad, porque tiene el deber de garantizar que nadie se ahoga en la piscina; no está por capricho, ni es dueño de salvar o no a las personas. Y a ningún usuario de la piscina se le ocurriría quejarse por exceso de celo del salvavidas ni criticarle por tener mucho poder, cuando cumple su labor”.

El Alcalde cambió de perspectiva: “ También nosotros cumplimos nuestra responsabilidad de gobernar, pero no nos dejan por formalismos”. Y tuve que darle un banderillazo: “ Son las mismas leyes, las que le dan poder como Alcalde y la responsabilidad al Interventor; cada uno en su sitio; y detrás de cada formalidad que se salta, pese a que la Ley las manda, hay alguien que sufre”. Entonces, un concejal (o tiralevitas, a juzga por como rondaba al Alcalde) terció: “ Pero nadie ha elegido al interventor y el Alcalde es elegido democráticamente”. Ahí ya salté a la yugular: “El mismo pueblo que le ha elegido como Alcalde es el que ha elegido a quienes aprueban las leyes para controlarle y quienes quieren que el Interventor lo haga. No es difícil de entender, y que yo sepa, quien jura un cargo, afirma conocer la Constitución y su compromiso de cumplirla”.

  Menos mal, que pudimos irnos cada mochuelo a su olivo porque aquello no pintaba bien.

En fin, me vino a la mente porque la Sentencia de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo de 1 de Julio de 2015 (rec. 2284/2014) aborda un supuesto propio de la época de las vacas gordas administrativas cuando se cumplía el triángulo del diablo: un concejal ambicioso, un interventor sin escrúpulos y un particular avispado. Leer Más