Luchas, triunfos y homenajes del Derecho Público

Una mente maravillosa para el Derecho Público: José Luis Villar Palasí

Hace quince días el Diario el Mundo ofrecía un reportaje con entrevista a cinco de los doce ministros de Franco que todavía viven, y entre ellos, a D. José Luis Villar Palasí, quien fuere Ministro de Educación. Debo decir que Villar Palasí, a quien no conozco personalmente, sí le he conocido “materialmente”  pues he disfrutado y aprendido enormemente de su obra y estilo, además de impresionarme su figura que supone la reencarnación de Leonardo da Vinci por sus múltiples dimensiones, no limitadas al Derecho Administrativo. Así, con ocasión del día 6 de Diciembre en que se celebra la Constitución, me parece oportuno glosar su figura por haber mantenido tanto en el régimen preconstitucional como posteriormente, una mentalidad joven para comprender los cambios jurídicos, y aportar sensatez y erudición a la masa multiforme en que se ha convertido el Derecho Administrativo.

1. A modo de resumen, el citado reportaje de El Mundo (21/11/10) glosaba su figura así:

“ José Luis Villar Palasí es un prodigio de aspecto y ligereza para sus 88 años. Será, quizá, porque hace mas de 30 años practicó deportes orientales y presume de ser sexto dan de judo, tercero de karate y primero, porque solo hay uno, de aikido. Políglota también por hobby, habla coloquialmente japonés y lleva 30 años con el chino. Sobre idiomas europeos, mejor no preguntar. – Se dice que habla una docena de idiomas- Ministro de Educación Nacional (1968-73), es letrado del Consejo de Estado y Catedrático de Derecho Administrativo”.

Como lo oyen ( o leen): karateka y políglota…¿Un Catedrático de Derecho Administrativo?. Como decía el torero Lagartijo, “hay gente pa´todo”.

2. Así, como un moderno fénix de los ingenios, el profesor Villar Palasí ha coleccionado oposiciones ( Letrado del Consejo de Estado, Letrado del Instituto Nacional de Previsión, Profesor numerario de la Escuela de Administración Pública, Catedrático de Derecho Administrativo) ostentado numerosos cargos públicos (Ministro de Educación, Presidente del CSIC, etc), provocado cambios en la sociedad española ( padre de la Ley General de Educación de 1970) y publicado infinidad de libros y artículos doctrinales, siendo llamativos algunos títulos tan sugerentes como atípicos: Mito y realidad de las disposiciones aclaratorias (1965) “ Teoría de las Normas y Grupos Normativos” (1972), Tópica y lógica ( 1975), Ley de Morgan (1985), El Derecho a la certidumbre jurídica y la incertidumbre de nuestro Derecho (1993), Técnicas Remotas del Derecho Administrativo (2001), etc.

3. Su estilo es inconfundible – e invito a los lectores a asomarse a cualquiera de sus artículos, repletos de citas filosóficas, mundanas, clásicas, literarias, jurídicas, económicas y filológicas, entre otras- tal y como lo ha descrito el agudísimo Alejandro Nieto en el Homenaje a la REDA en la Colección de Estudios Administrativos (INAP, 1983, p.237):

“ En las obras de Villar hay un tal embarras des richesses, que no siempre consigue el autor evitar que se le desborden las ideas, las citas, las sugerencias. Pero este modo de escribir no cansa, antes bien estimula, y más en una disciplina que no suele caracterizarse por su brillantez. Aquí hay un chisporroteo constante de ideas, una tensión intelectual, una erudición fascinante, que constituye un placer insólito. Puede perdonársele, pues, la carencia de un sistema riguroso, con el que otros intentan a veces cubrir la vaciedad de contenido. Nadie busque en Villar respuestas seguras ( y probablemente falsas) a sus problemas. Esto no es lo suyo, sino excitar la imaginación y demostrar que el Derecho también puede ser un arte”.

4. Imposible resulta aprisionar un  huracán con una fotografía, por lo que  me limitaré, con el tono divulgativo de este blog, a indicar su temprano – pero curiosamente actual- alegato por la justicia cuando afirmó:

“ Liberemos a la justicia del desaforado decisionismo inmotivado, pues la misión del juez es decidir una contienda, pero no por un acto volitivo, sino por un acto valorativo. La decisión está en los hechos y en el Derecho, pero durmientes, como lo está la estatua en el bloque de mármol. No todo juez puede ser un Fidias, pero todos tienen la misión sagrada de extraer la solución justa de ese conglomerado, frecuentemente confuso de hechos, pruebas, Derecho y razonabilidad del fallo” ( Una visión tópica de la tópica, 1981).

5. Su figura puede completarse con algunas de las líneas que nuestro admirado Maestro D. Eduardo García de Enterría le dedicó en el prólogo al Libro Homenaje al profesor Villar Palasí (Civitas, S.A, 1989) :

“ Su originalidad y su amplitud de radio han marcado capítulos enteros del Derecho Administrativo contemporáneo, cuyo inicio puede quizá marcarse con la aparición de la Revista de Administración Pública. Sus amigos y discípulos debemos, pues, mucho a José Luis Villar y nos enorgullece proclamar ahora nuestra deuda. Pero también nos complace recordar su sencillez, su bondad, su afabilidad, su disposición generosa, sus grandes cualidades personales. Nuestro vínculo con él no es, pues, sólo científico; es también personal y, por tanto, definitivo, no sujeto a mutación como puede serlo una doctrina o una teoría”.

6. En fin, que mas allá de su vertiente jurídico-administrativa, harto notoria, a Sevach le interesaba resaltar como Ciencia, Deporte, Humanismo y Humanidad no están reñidos… con la vitalidad, pasada y actual ….

NOTA.- Lamentablemente el 7 de Mayo de 2012 falleció tan insigne personaje. No su obra y legado.

18 comments on “Una mente maravillosa para el Derecho Público: José Luis Villar Palasí

  1. esta bien lo de los recuerdos, pero siempre que no suponga una nolstalgia de tiempos pasados.
    Es que añorar a Villar Palasí,destacado franquista y a García Enterría, otro igual además de defraudador de impuestos

    Me gusta

  2. No veo que Sevach muestre nostalgia por tiempos pasados, pues su post se mueve en el ámbito de sus méritos jurídicos objetivos, o su dimensión personal. De hecho, he aprendido facetas insólitas del personaje. Por otro lado, es injusto calificar de franquista a Villar Palasí y defraudador a García de Enterría, ya que, aquél vivio el franquismo como muchos otros y fue Ministro de Educación con plena dignidad, y éste no fue condenado por delito alguno ( además su contribución al Derecho y control del gobierno ha sido universal). No confundamos churras con merinas.

    Me gusta

  3. un curriculum solo comparable al de Leire Pajín o al del “astuto felino de la selva”… quizá una parte de la explicación de las razones de nuestra triste situación. Con ser progres – o decirlo – todas las carencias se convierten en virtudes y el analfabetismo en mérito imprescindible. (Léase este comentario sin ánimo de polémica)

    Me gusta

  4. Hombre, Fede, que digas eso de Villar Palasí, a cuya sombra ministerial y con la reforma educativa por él auspiciada hizo su fortuna el fenecido Jesús de Polanco…….
    En cuanto a Villar, me vienen a la memoria sus primeros artículos en la Revista de Administración Pública. En especial, el indispensable sobre la actividad mercantil e industrial del Estado y una glosa sobre la Administrative Procedure Act de 1946.

    Me gusta

  5. Ya que se denosta, por algunos desconocedores de la Historia del Derecho, a D. Eduardo Gª de Enterría como franquista y defraudador, me permito sugerir a Sevach si algún día puede abrir un post sobre la aportación de los grandes administrativas españoles de las décadas de los 50 y 60 a la creación de un DºAdministrativo democrático en plena dictadura, a través de la LPA y LJCA, instrumentos a su vez para democratizar la Administración Pública. Con ellas la Administración aprendió a no “odiar” al administrado, cosa que hoy no sucede, por ejemplo en muchos Ayuntamientos con el “ciudadano” disidente o recurrente. Por último, reto al denostador a que recopile los estudios del Profesor Enterría sobre la arbitrariedad de los poderes públicos en plena dictadura, y luego los contraste con los de otros juristas progresistas actuales, a ver qué sacamos.

    Me gusta

  6. Maximilien Robespierre

    En mi modesta vsisión de las cosas y con algunos años de distancia quisiera apuntar sobre el señor Villar Palasí:
    -Su obra – al menos -jurídica resulta extremadamente dificil de leer, o mejor dicho de comprender por “practicones”. A mi me supuso un autentico suplicio sus primeros articulos en la RAP. ¡Que erudición que alejamiento del positivismo¡.
    – Constituye sin duda el polo opuesto a la Escuela de García de Enterría, aquel basa los principios del Derecho Administrativo en la tradición juridica española, Garcia de Enterría, muy al contrario, en su glorificada Revolución Francesa (en la que yo intervine decisivamente por cierto). Como boton de muestra lease la obra de su mas aventajado discipulo Gallego Anabitarte
    – Que este señor era franquista, lo dudo, Franco no tenia adeptos, manejaba las piezas a su antojo. Evidentemente que no era un antifranquista, (¿ alguna vez se vió a Garcia de Enterria en un manifestación contra el regimen ?)pero junto a otros muchos “del regimen”puso su granito de arena en pos de un futurible Estado de Derecho.
    Y para finalizar en la vida hay buenas y malas personas y no parece que el señor Villar Palasí haya sido digno de reproche.
    Yo siempre recuerdo un imagen que tengo gravada de antaño: el procurador en las Cortes franquistas Miguel Primo de Rivera (hermano de Jose Antonio) su intervención y declaraciones ante la inminente aprobación de la Ley de Reforma Politica.

    Me gusta

  7. Tuve oportunidad de conocer a Villar Palasí hace años, hacia 1998. Estuvimos hablando (quiero decir que estuve escuchándole) sobre responsabilidad patrimonial. Como anécdota reveladora, se había olvidado los papeles de la conferencia que tenía preparada y dio otra distinta, sobre otro tema que se le sugirió, completamente improvisada pero que parecía estar leyendo, tal era la precisión y claridad de su discurso.

    Lo que lamento ahora es no haber sacado el tema del Karate, pero la verdad es que desconocía esa faceta de su vida. Creo que el único reproche serio que puede hacérsele a este hombre es su dedicación exclusiva a las artes marciales japonesas (Judo, Karate, Aikido…), dejando de lado las múltiples variantes chinas del Kung-Fú, las artes coreanas, como el Tae-Kwon-Do y el Hapkido, las vietnamitas, bajo el nombre común de Viet-Vo-Dao, el entonces exótico Muay-Thai (hoy degradado en Kick-Boxing), o la marchosa Capoeira brasileña. Pero, en fin, cada uno es hijo de su tiempo.

    Me gusta

  8. TAMBIÉN YO ADMIRO A VILLAR

    Vivir en tiempos de Franco
    ya fue, en sí mismo,un castigo.
    Trabajar por mitigarlo
    pudo pecar de optimismo,
    mas no es de vituperar
    su esfuerzo de oportunismo
    por intentarlo cambiar
    por un camino tranquilo.
    Al cabo, por allí vino.

    Fue un hombre culto y sagaz,
    rebosante de humanismo,
    jurista sabio y cabal
    en tiempos que el heroísmo
    tuvo también su lugar.
    Quien lo tuvo es de admirar
    pero es muy duro exigirlo.

    Villar
    supo actuar con solvencia
    y altura intelectual.
    Merece, más que clemencia,
    que se le pueda admirar,
    pues,cuando avanza una Ciencia,
    a todos va a aprovechar
    sea cual fuere la creencia
    de quien se digne a escuchar
    su digna clarividencia.

    No vino le democracia
    sin el esfuerzo de todos.
    Se hará bien en conservarla
    reconociendo los logros
    de todos en tal batalla.
    De los nuestros y los otros,
    pues en ello está su gracia.

    Yo en admirarle me honro
    aunque no todo comparta,
    porque no encuentro desdoro
    en quien con noble mirada
    vea el mundo de otro modo
    y conmigo lo comparta.
    La verdad no es de uno solo.

    Me gusta

  9. Tuve el grandísimo honor de conocer a D. José Luis, y no solo de paso: presté mis servicios en su despacho y fué la etapa más increible de mi vida. Tuve un maestro excepcional, pero sobre todo conocí a una persona unica e irrepetible. Allá donde esté D. José Luis siempre contará con toda mi admiración y todo mi respeto, que es mucho. Es la persona con más carisma que yo he conocido.

    Me gusta

  10. Como muchos esperábamos, por fin se ha producido el reconocimiento normativo del Judo como profesión de nivel superior.

    http://www.boe.es/boe/dias/2011/06/21/pdfs/BOE-A-2011-10780.pdf

    Me gusta

  11. Pingback: Pensando sobre Justicia vencida por malas leyes y viceversa | Contencioso.es

  12. Pingback: Cómo ser cinturón negro de Derecho administrativo – delaJusticia.com

  13. Pingback: Los libros de Derecho Administrativo menos leídos en España – delaJusticia.com

  14. Pingback: Oposiciones a cuerpos jurídicos de élite según sus protagonistas – delaJusticia.com

  15. Precisamente en las últimas fechas se están produciendo muchas sentencias que no hacen (justificada o injustificadamente) más que levantar dudas sobre nuestro sistema jurídico (Caso Noos, Blesa y Rato condenados penalmente y en libertad sin fianza, Cláusulas Suelo que el TS sólo reconocía su devolución desde 2013 y el TJUE ha reconocido toda su retroactividad, Procesamiento de la Cúpula del Banco de España tras un insistente Recurso de Apelación admitido por la Sala cuando el Magistrado que lo Instruye se negó reiteradamente, Múltiple multas tomadas por las cámaras del Ayuntamiento de Madrid sin suficientes garantías que judicialmente son anuladas…..).

    Todo esto es grave, pues una sensación de inseguridad jurídica en una sociedad es a medio plazo es una bomba de relojería para su progreso económico, al igual que un sistema educativo deficiente pues iras perdiendo competitividad y se irán deslocalizando inversiones y empleo. De hecho en un estudio de PwC que refleje en LinkedIn se señalaba que España
    pasaría de ser la actual decimoquinta economía del planeta a estar en el puesto 40 o más abajo en 30 años.

    ¿Qué esta pasando jurídicamente?:

    1) En cuanto se habla de investigación (antes procesamiento) los medios de comunicación descargan toda su batería analizando y reanalizando el asunto sin el debido rigor, y a base de repetirlo crean un estado de opinión generalizado sin la suficiente base legal y creando una condena social difícil de levantar (cuando alguien relevante es procesado se dice y repite hasta la saciedad pero si luego es absuelto no se refleja de igual medida) no admitiendo una sentencia distinta de ese estado de opinión creado;
    O
    2) El Código Civil dice que las normas se interpretaran conforme al sentido literal de sus palabras y de acuerdo al entorno y realidad social en que se aplican, luego lo que prima es la Ley y no debería dar lugar a sentencias muy discrepantes y, en cambio vemos que para casos similares hay sentencias dispares y se da la sensación de que en muchos casos los condicionantes éticos o ideológicos del juez pesan más de lo debido y/o no se tiene valor (frente a la sociedad o frente a la Administración) para dictar algo justo que pudiera crear alarma social;
    O
    3) Las Administraciones han crecido exponencialmente y necesitan de recursos ilimitados necesitando de un sistema recaudatorio inmediatamente ejecutable, antes si un acto era recurrido y se pedía su suspensión hasta su resolución no se ejecutaba, hoy esa necesidad imperiosa de recaudación hace que el acto sea ejecutable o que deposites el importe del acto recurrido suspendiéndose (es decir que entregues la cantidad reclamada) los recursos de alzada y de reposición raramente son ganados y, el largo y tortuoso camino de los tribunales económico-administrativos donde cada vez más se tornan al criterio del Min Hacienda (del que dependen jerárquicamente), hasta llegar a la vía contencioso-administrativa donde las causas se analizan de una forma más equilibrada para ambas partes pero con unos gastos adicionales considerables y que durante los 3 años que has de pasar pagando esa cantidad indebida (ejecutada en el banco, nómina….) te puede haber ahogado económicamente y destrozado tu imagen personal o comercial y, las personas que a lo largo de ese trasiego administrativo-judicial juzgan ese acto, cobran de los PGE y saben que sin este tipo de actuaciones los PGE serían insuficientes y afectarían a sus ingresos.

    Cualquiera de las tres posibilidades desde un punto ético y legal es grave, no se cual de las tres causas es la preponderante o si es una combinación de las tres pero nuestro sistema jurídico necesita urgentemente de una cura de salud.

    Saludos

    Me gusta

  16. Pingback: Lengua, lenguaje y habla de los juristas - El rincón jurídico de José R. Chaves - delaJusticia.com

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: