Luchas, triunfos y homenajes del Derecho Público

Carta abierta a Sosa Wagner

El retorno del eurodiputado Sosa Wagner a su Cátedra merece una Carta abierta de reconocimiento de su labor y de bienvenida al mundo jurídico y académico.

Sosa WagnerQuerido Paco:

Me entero con pesar de tu renuncia al escaño europeo. Me apena como ciudadano español, como europeo y como empleado público.

Y lo digo esforzándome en dejar aletargada mi amistad y lealtad hacia ti, pese a que te reconozco públicamente como Maestro de mis pasos en el océano del Derecho Público.

Lo siento por varias razones.

En primer lugar, basta consultar Actas, informes,  intervenciones y votaciones de los parlamentarios europeos para mostrarnos tu febril y prolífica actividad, disipando con obras y no palabrería, la imagen de “vacas sagradas” que del común de los eurodiputados suele cundir en el ciudadano de a pie, que no suele etiquetar por capricho. Ello sin olvidar tus recientes ensayos que nos mostraron con claridad, rigor y agudeza el sentido y entrañas de la Unión Europea  (caso de las brillantes “Cartas a un euroescéptico”, al alimón con Mercedes Fuertes).

En segundo lugar, no están los tiempos para que el Parlamento Europeo, llamado a pilotar la vertebración de una Europa con serias vías de agua, con rumbo errático y algún que otro amotinamiento, pueda prescindir de almirantes avezados en el poder público como tú. Experimentado en aguas turbulentas, que sabes guiarte por las estrellas del futuro y no por el cómodo cortoplacismo, y que no solo dominas idiomas y conoces al dedillo los entresijos comunitarios, sino lo mas importante: que eres respetado dentro y fuera de los muros comunitarios.

Y en tercer lugar, porque me apena que un partido político que pretende alzarse en opción de gobierno, y que debiera ser ejemplo de democracia interna, de libertad de expresión y de saber reconducir las crisis para convertirlas en éxitos, dilapide uno de sus mayores capitales humanos ( aunque justo es admitir que en todos los partidos políticos “cuecen habas” de este tenor).

Sosa WagnerLo cierto es que, si Quevedo fue confinado por el Conde-Duque de Olivares de forma expeditiva en San Marcos de León por ejercer su libertad y no doblar la cerviz ante la estulticia de gobernantes, tú puedes mantener la cabeza bien alta porque compartes con el escritor el don del ingenio y erudición portentosos, así como el gusto por la libertad de expresión. Sin embargo, te distancias del ilustre autor en que tu retorno a León es fruto de tu libre decisión para renunciar a estar con quienes no te respetan y demostrarnos la admirable elegancia de no enzarzarte en acusaciones y réplicas que estoy seguro, sabrías repartir como firmes mandobles frente a las zancadillas e infamias.

 Me remito a tus palabras claras en la entrevista que ayer publicó El Diario La Nueva España, cuya lectura recomiendo vivamente.

Sea bienvenido el retorno del viaje que me atreví a calificar de aventura en la Unión Europea propia del “Yanqui en la Corte del Rey Arturo”.

Debo reconocer que en mi fuero interno, las nubes iniciales de este episodio dejan ver el arco iris de mi alegría por recuperarte para la Universidad y para la docencia, y para los escritos con que nos regalas, diviertes y enseñas.

El pasado jueves, al hilo de una ponencia a la que tuvo la amabilidad el Colegio de Abogados de Málaga de invitarme, dos malagueños me llevaron la noche anterior a cenar en el espléndido restaurante El Pimpi, y el Tesorero municipal, sin conocer mi afecto hacia ti, espontáneamente citó con entusiasmo un evento reciente en esa ciudad en que impartiste una conferencia viva, útil y fecunda, añadiendo como anécdota que tras la cena relajada, al filo de la medianoche te excusaste para retirarte a consultar dos sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.(¡¡) Cierto o no que ese fuere el noble motivo para sustituir ocio por esfuerzo, copas por lecturas farragosas, lo que puedo asegurar es que me consta tu valiosa disciplina para madrugar, leer, y reflexionar, junto a tu generosidad de ofrecernos a los demás, tus píldoras de sabiduría.

En fin, Paco, que lo que pierde Europa, lo ganarás en salud y dedicación a Mercedes, así como los amigos que sabremos aprovecharnos más todavía de tu fértil productividad mental. Y si es en torno a una mesa, pues mejor.

Ánimo, Maestro. Seguimos a tu lado.

10 comments on “Carta abierta a Sosa Wagner

  1. Comparto tu carta abierta Jose. Y bien sabes, que mi inquietud, y mi indignación, por cómo se ha dilucidado este asunto, ya desde inicios del mes de agosto, ha sido constante y creciente. Mi respecto al Maestro Sosa, por su honestidad y su perseverancia en sostener sus principios.

    Me gusta

  2. Un abrazo fuerte y mucho ánimo para Don Paco, un ejemplo de dignidad y de librepensador del Siglo XXI

    Me gusta

  3. Es dificil vivir en compañía de lobos: o se vuelve uno como ellos o te comen. está en su naturaleza. Lo intentó pero todo el sistema conspira y centrifuga a los independientes y a los libres. Para mi UPyD, dirigido por una profesional de la política ,que fundo este partido al no conseguir ser secretaria del PSOE acaba de desvelar lo que es: más de lo mismo. Lo que debería hacer este señor es directamente irse a Ciudadanos, dando ejemplo de lo que propugnaba y de lo que, por otra parte, dicta el sentido común. Todavía queda una pequeña luz en Ciudadanos. No se hasta cuando…

    Me gusta

  4. Una pena, perder a un eurodiputado de esta valía.
    Le deseo lo mejor.

    Me gusta

  5. Tuve la experiencia de militar y ser candidato en una lista de un partido político, que omito. Lo que vi, oí y viví en aquel ambiente lleno de sospechas, miedos y traiciones, no seria creíble. Es una paradoja que la democracia descanse en organizaciones que desprecian la democracia. La mediocridad reinante era repulsiva. La mentira, moneda común.
    Soy muy pesimista sobre los cimientos de esta sociedad española.

    Me gusta

    • ¿y por que lo omites? ese es el problema, la omertâ en la que vivimos los españoles. Todos nos callamos, nos vamos a nuestra casa y no limitarnos a quejarnos en las cenas y los bares. Solo hay una libertad que se respeta en España: la de expresión y nosotros mismos renunciamos a ella o nos autocensuramos. Yo he decidio dejar de hacerlo, y creo que ese es el camino. Etiam omnes ego non.

      Me gusta

  6. A veces me siento huérfana ante este tipo de hechos, porque me roban a los padres de la dignidad, la dedicación, el compromiso y el conocimiento
    Es cierto que su salud y su familia y amigos lo van a disfrutar más a partir de ahora, pero a mí, como a muchos, nos queda el vacío de quien reconocemos como pilar de la honestidad y la integridad; aunque seamos realistas, esas cualidades son casi incompatibles con la política.

    Enhorabuena a quienes tengan a partir de ahora el placer de aprender de nuestro representante Sosa Wagner, y ánimo a quienes, como yo, lo tenemos ahora más lejos.

    Quizás, como se oye por ahí, tengamos la suerte de recuperarlo en el seno de Ciudadanos, si es así, a esta renegada de la política aún le quedará la esperanza.

    Me gusta

  7. Chapeau, Sr. Sosa!!! Este “incidente” no viene más que a confirmar la clase que tiene nuestra clase (valga la redundancia) política: en este caso UPyD “deja marchar” al maestro, y se queda con D. Toni Cantó… Sin palabras, con el mayor de los respetos al Sr. Cantó, pero… sin palabras.

    Me gusta

  8. José Manuel Martínez

    La siguiente dimisión en UPyD por los mismos motivos dejan bien claro que la motivación de Sosa Wagner de falta de libertad y democracia interna es tan cierta en UPYD como en los otros partidos a los que esta formación critica.

    Pese a los motivos perfectamente justificados, sin embargo, la decisión no ha debido ser fácil, porque sabe Paco que muchísimos de los votantes de UPyD en las pasadas elecciones lo votaron a él más que a las siglas políticas que lo acompañaban, inclusos muchos le votaron a él a pesar de esas siglas, que se han descubierto que más que arroparlo querían quitarle la ropa de la dignidad y la libertad.

    Esos votantes y el resto de españoles y europeos hemos perdido en europeísta convencido, conocedor quizá mejor que ningún otro eurodiputado del funcionamiento laberíntico de las Instituciones comunitarias y de la complejidad jurídica y fáctica de las normas que cada vez de manera más directa se nos aplican, por no hablar de su conocimiento intenso de las realidades de muchos países de la Unión y por supuesto del nuestro.

    Y UPyD, que parecía que en política autonómica había trasladado a su programa el libro de Sosa “el Estado fragmentado”, pierde credibilidad y deja a quienes creían que había ideas por encima de las personas en ese partido, doblemente frustrados.

    En fin, esperemos que la pluma y la palabra libres de FRANCISCO SOSA WAGNER se prodiguen ahora sin ataduras y con más tiempo, y compensen el perderlo como eurodiputado.

    Me gusta

  9. ¡Vaya! Se me ha censurado por no efectuar la correspondiente loa o hagiografía del señor Sosa Wagner. Curioso…

    Me gusta

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: