DAVID ORDOÑEZ MR 03.JPGAsí de claro se expresa en una estupenda entrevista en el Diario La Nueva España David Ordoñez Solís, juez de lo contencioso-administrativo, bellísima persona y de portentoso currículum (y amigo mío, lo que me enorgullece).

Veamos como este experto en ética judicial (además de en lenguaje administrativo y derecho comunitario) resume en pocas palabras la situación que muchos percibimos en las ovejas negras de la clase política.

En 2005 el Gobierno Zapatero aprobó el Código de Buen Gobierno y en 2013 una ley del Código de Buen Gobierno. Cuando hay algo mucho más simple, como es destituir, por ejemplo a altos cargos. Lo que necesitamos no es más BOE, sino más decencia; menos BOE y más decencia, porque si tenemos un nivel de indecencia generalizado es igual que hagamos todas las normas del mundo.

Coincido con David en la inutilidad de la receta de cada gobierno contra la corrupción con palabras, planes, programas, códigos y hojarasca bonita, envuelta en el Boletín Oficial. Se predica mucha transparencia, buenas prácticas y ética pero no se ataja bajo el sencillo criterio de hacer que la mujer del César lo parezca so pena de destitución fulminante del cargo; pagarán justos por pecadores pero mientras los partidos se comporten como agencias de colocación de los profesionales de la política, mientras los partidos políticos consideren un botín la conquista electoral de una administración y mientras no exista ejemplo de sus máximos directivos, todo lo que aflore el BOE sobre ética será papiroflexia estéril.

Además la indecencia se corrige mal cuando el político vive instalado en ella. Hay que alimentar la educación y el espíritu con hábitos y principios sanos, pero mucho antes de tomar la posesión del cargo. Y esa formación ética no se improvisa ni se resuelve con píldoras o códigos.

Añadiremos en precisa síntesis la respuesta de David a lo que muchos nos hemos preguntado, y que personalmente he bautizado como la paradoja del legislador español de contratos: Cuantas mas leyes aprueba, modifica y refunde, mucho mas complejo es el resultado y empeoran las garantías y la seguridad jurídica.baraja

Pues bien, David nos ofrece la respuesta con su brillantez habitual ante la pregunta de la responsabilidad del legislador que en 30 años no acaba de acertar con la adaptación a las directivas europeas:

Las normas de contratación en la administración son algo enojoso y son más fáciles los atajos. Y también se tiende a querer “empresas de aquí”. Y luego también hay cosas que se justifican diciendo que “era para amigos” o “era para gente del partido” y no sólo en España. Por ejemplo, eso es lo que pasaba en el Parlamento Europeo, donde los europarlamentarios pueden contratar a sus propios ayudantes o asistentes: Los de la derecha, contrataban a familiares, sin complejos; y los de la izquierda a quien les proponía el partido sin complejos también. Entonces, lo de la contratación pública yo lo he analizado desde hace mucho tiempo, comparando las directivas con las leyes españolas. Desde 1986 ya hubo cuatro reformas importantes; en 1986, en 1995, en 2000 y en 2007. Y siempre con el Tribunal de Justicia de la UE sentenciando que en España no se han aplicado correctamente las directivas europeas. Las directivas europeas tienen sólo unas cosas claras: Que se adjudique a la oferta más ventajosa; que no haya discriminación por razón de origen de la empresa; que haya publicidad, y que haya unos criterios claros y transparentes.

Con esas dos perlas considero aprovechado el día. Si alguien desea leer la entrevista completa aquí la tiene.

Escrito por JR Chaves

Humanista, jurista y amigo de sus amigos.

22 Comentarios

  1. Como siempre, bien claro y alto.

    Me preocupa los de “pagarán justos por pecadores” de mano de un magistrado pero supongo que no es el sentir profundo del autor.

    La culpa es de los políticos. Sí. Pero no sólo; pues sin la proactiva e inevitable concurrencia, delictiva o no, por acción u omisión, de funcionarios públicos, que permanecen sine die, cuyo proceder se merecería un potente expediente sancionador y sin miedo a llegar al despido, esto no se corrige se pongan como se pongan los que quieran combatirlo

    Me gusta

    Responder

    1. Que no te preocupe, Fernando. Lo de velar “por la apariencia” de imparcialidad ( en vez de “por la realidad”) ya fue sentado por la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en sentencia de 17 de junio de 2003, caso Pescador Valero c. España ( o la STC 306/2005), apartando al juez del caso aunque no estuviese incurso en causa de recusación ( o sea, “justos por pecadores”), y me parece bien que (no tratándose de sanciones o penas) sino de ocupar cargos políticos se tutele la apariencia de honradez.
      Sobre la responsabilidad de los funcionarios, pues también, claro, pero quien tiene la llave para corregir desafueros de políticos y funcionarios son aquéllos, y no estos.
      Saludos

      Me gusta

      Responder

      1. Habria que analizar la correspondencia entre funcionarios muy bien retribuidos, en especial con la productividad (casi siempre inconmensurable…) y su colaboración entusiasta con el proceder delincuente del político que le fija esa alta retribución.

        Me gusta

      2. En efecto, bbroto. Sin la connivencia de los funcionarios no habría tanta corrupción. Si se cortara con eficacia ese eslabón las cosas serían muy distintas.

        Ver la entrevista al arquitecto que en el confidencial detalla cómo se produjo el pelotazo del solar de Arganda que ha dado lugar, según parece, al caso del ático de Ignacio González. necesitaban de un técnico “voluble” que informara lo que convenía al éxito de la trama y lo encontraron, vaya si lo encontraron.

        Por no hablar de las mesas de contratación y de las de selección de personal -los alcaldes, creo recordar, nombran a los tribunales de las oposiciones para cubrir plazas municipales que ellos convoca y que acaban cubriendo personajes afectos al Estado de Deshecho que el propio Alcalde ha creado y se encarga de consildar y hasta perpetuar-

        Y finalmente, otra vez, el proceder de miles de SECRETARIOS MUNICIPALES Y FALSOS ARQUITECTOS MUNICIPALES.
        Por fin un TSJ,el de Castilla la Mancha, se ha pronunciado al respecto de esta pandemia nacional , sentencia 99/16, de 1 de febrero, fundamento jurídico DÉCIMO:

        “los informes técnicos deberán ser redactados por persona titulada competente1 o en caso de ausencia de este 1 por el personal con igual calificación de la correspondiente Diputación Provincial. Si bien al momento de otorgarse la licencia urbanística no regía tal disposición administrativa/ posterior en el tiempo1 la norma supletoria -artículo 4.2 del Reglamento de Disciplina urbanística/ R. D. 2187/ 19781 de 23 de junio- venia a prescribir lo mismo en relación con las normas básicas de Administración local1 en punto al papel de las Diputaciones en la asistencia técnica y jurídica los municipios (art. 36.1 b) de la Ley 7/851 de 2 de abril). Nos detenemos en este particular porque toda la intervención de los servicios técnicos del Ayuntamiento de Pastrana se ciñe en los procedimientos que concluyen con el otorgamiento de las dos licencias a los informes (en grado sumo muy limitados de contenido) del reconocido en la prueba como «arquitecto honorario»1 D. Ignacio Calvo/ circunstancia que con toda razón destacan los apelados. La figura del arquitecto honorario no existe en nuestro ordenamiento y supone una clarísima -y grave – trasgresión de la reserva de legal del desarrollo de funciones
        públicas 1 como es las de informar previamente las licencias (no sólo las urbanísticas/ también las de actividad 1 funcionamiento o «ambientales») a cargo necesariamente no ya de empleados públicos1 sino de funcionarios/ art. 9.2 de la Ley 7/20071 de 12 de abril1 Estatuto Básico del Empleado Público1 a la sazón vigente. Así pues1 damos con otra clara trasgresión procedimental que había denunciado la demandante y que no refleja la sentencia (recordemos que el cúmulo de transgresiones en los procedimientos se enuncian a título de ejemplo). “

        Me gusta

  2. MUY BIEN!!! Este ‘blog’ representa a la JUSTICIA Y A LA VERDAD, como categorías permanentes de razón.

    Señoría, puesto que habla del TEDH, supongo habrá leido la última estupidez del TC especto a su Doctrina y la propia validez de lo que manifiesta el TEDH.

    Es un honor participar en lo que, estoy seguro, es la base de la futura justicia española.

    Me gusta

    Responder

  3. Fantástica exposición,

    Llevamos años asistiendo a este tipo de actuaciones que resulta del todo enojoso. Afortunadamente la sociedad está tomando conciencia de las consecuencias que esto conlleva y exige a los políticos una mayor transparencia y decencia. Es cierto que en algunas ocasiones pueden pagar justos por pecadores, pero el nivel de indecencia alcanzado en los últimos años bien merece ese riesgo.

    No obstante, no olvidemos que la indecencia no solo se produce en el ámbito político, también en el económico y empresarial: http://iniguezyvelazquez.com/noticias/escandalo-volkswagen-reclamacion-de-los-afectados/
    La clase política no es más que un reflejo de la sociedad en la que vivimos.

    Felicitaciones por el blog. Un saludo

    Me gusta

    Responder

  4. En cualquier orden de la vida la culpa siempre será de alguien. No importa que haya un culpable, sino que éste siempre buscará a alguien que él considere un pelín más culpable que él en aplicación rigorista del principio de proporcionalidad. Es la esencia del ser humano y, en este mundo de tribulaciones, ¡en esas andamos!
    En cualquier caso, y como quiera que soy uno de los muchos (y me consta) que disfrutamos asomándonos a este remanso de buen hacer, mejor saber y reflexión sosegada del universo internauta, es por lo que sólo cabe agradecer a su autor que comparta con nosotros estas píldoras de conocimiento y experiencia que ayudan, ¡de qué manera!, a reconfortarnos.
    Muchas gracias, Sr. Chaves.

    Me gusta

    Responder

    1. Gracias a vosotros por vuestra atención y aportaciones. Un saludo afectuoso

      Me gusta

      Responder

  5. […] No necesitamos más BOE sino más decencia […]

    Me gusta

    Responder

  6. Disiento – si lo he entendido bien- de la apreciación de que es el político mas culpable de la situación que los funcionarios. Cada estupidez que se ha hecho en este pais, desde aeropuertos sin aviones a contratos amañados ha llevado y lleva impepinablemente el informe o informes favorables de uno o varios funcionarios acomodaticios que no han tenido el valor cívico de enfrentarse a sus jefes. Y desde luego comparto que lo que se precisan son principios y no normas. La proliferación de normas junto con la continua excusa de supuestas lagunas legales no es mas que una forma descarada de mirar para otro lado.

    Me gusta

    Responder

    1. Estoy de acuerdo y me remito a lo agregado en este post más arriba

      Me gusta

      Responder

      1. Me alegro, Fernando, que el TSJ le haya dado por fin la razón. Espero que a partir de ahora deje de dar el coñazo con su problema.

        Me gusta

      2. ERROR 1. No es “mi problema” ; se trata del de miles de Secretarios municipales -no sé si es su circunstancia personal- . En el contexto preciso de este post de Chaves viene al dedo: sin la concurrencia de miles de delincuentes no hubiera sido posible la culminación del grado de corrupción alcanzado en España.

        ERROR 2. Llama la atención que a alguien que pulula por este lugar tan interesante no le levante ampollas la inmoralidad, en el caso más leve, que supone tal modo de proceder.

        Seguiremos informando en pro de la denuncia persistente de delincuencia incrustrada en tantos Ayuntamientos.

        Saludos.

        Me gusta

  7. “Corruptissima republica plurimae leges”. Ya lo expreso Tácito hace miles de años. hemos aprendido muy poco. Los países con “diarrea legislativa” suelen destacar en los rankings de corrupción.

    Me gusta

    Responder

  8. Gracias de nuevo al blog master, que además de presentarnos a una persona (el entrevistado) de las que arroja esperanza (a mi me la da ver a un juez -y docente- con las cosas tan claras) nos permite comenzar la semana cambiando impresiones sobre algo de tanta importancia y con gente a la que ya uno aprecia (los seguidores del blog).

    Personalmente la única ley o disposición que echo de menos y que considero que verdaderamente ayudaría a acabar con la corrupción es la que dispusiera la responsabilidad directa (no subsidiaria) del partido en cuyas listas llegó el corrupto al cargo en el que delinquió o bajo el cual cometió sus fechorías. Tengo para mi que, por ejemplo, si el PP tuviera que poner las fianzas del caso Gürtel y tantas otras o el PSOE las de Andalucía o hubiera tenido que pagar lo tocante a Roldán, etc…….. todo esto hubiera acabado hace ya mucho. Probablemente también desaparecería algún partido (arruinado) pero eso no sería problema. surgirían otros más renovados y con la lección aprendida.

    Me gusta

    Responder

    1. Querido Epetxa: Sin duda sería una buena medida. Pero para que eso fuese efectivo, primero deberían dejar de financiarse todos los partidos políticos con cargo a los presupuestos públicos. De otra forma no pasaría nada, porque seguirían disparando con pólvora ajena.

      Me gusta

      Responder

  9. […] no lo incluyamos en el apartado Bibliografía, véase aquí el breve artículo de J.R. Chaves, en su nuevo Blog delaJustica.com (continuación […]

    Me gusta

    Responder

  10. Ptima facie, felicidades por el Blog, excelente (no en el sentido de la excelencia universitaria sino en el real y auténtico).
    El primer discurso de Posada Herrera ante las Cortes tuvo como eje central la desconfianza como nucleo de la democracia: “Si nosotros creyésemos que un hombre sólo puede hacer la felicidad de la patria, que no se separará de lo que la ley dispone, que administrará rectamente justicia y que tendrá muy en cuenta lo que exige la conveniencia pública, ¿para qué son las Cortes?” (La cita la recoge Sosa Wagner, 1997-11). Es decir, el buenismo está bien, ser un librepensador que confía en la bondad humana es admirable, pero la desconfianza es vital. Por tanto, sólo los controles, cuanto menos más claros, cuanto menos más fuertes, cuanto menos más efectivos, pero férreos e inalterables, pueden mantener la virtud porque es consustancial al ser humano la tentación. La ética es magnífica, pero incompatible con admitir, incluso aplaudir, que un presidente puede engañar a su cónyuge pero repudiar que ese mismo presidente nos engañe a nosotros, ¿?. No puede ser personal, el camino de perfección es algo íntimo, la exigencia de rectitud ante la ley es lo público y para ello control, control y control, ¡ah!, y responsabilidad universal del patrimonio propio y del de el partido o agrupación política que le dio el apoyo y no ha sabido controlarle.

    Le gusta a 1 persona

    Responder

  11. […] Y desde luego, como afirmaba pública y sabiamente el magistrado Ordoñez Solís : “No necesitamos más BOE sino más decencia”. […]

    Me gusta

    Responder

  12. […] Ayer fue titular periodístico de la conferencia del magistrado David Ordoñez Solís lo siguiente:”La falta de mantenimiento de las aceras dispara los pleitos por caídas en la […]

    Me gusta

    Responder

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s