Humor y Administracion

Quince razones por las que Dios jamás sería Catedrático de una Universidad española

ordenadoDados los derroteros de la Universidad pública, la legislación en materia universitaria y la jurisprudencia sobre autonomía universitaria, libertad de cátedra y reclutamiento de profesorado, la prestigiosa Universidad de Tokameroke ha conseguido explicar porqué Dios jamás sería Catedrático, y lo sintetiza en quince razones.

1.- Otorgó “autonomía al Universo” y visto el resultado, no le gusta la “autonomía Universitaria”.

2.- No estudió en Bolonia.

3.- No trabaja en equipo.

4.- No se deja ver en congresos ni da conferencias.

5.- Solo tiene una publicación importante.

6.- Está escrita en hebreo.

7.- No tiene citas ni notas a pié de página.

8.- Hay serias dudas de que él fuese el autor.

9.- Sí, es posible que crease el universo, pero no ha publicado los resultados.

10.- Los científicos tienen problemas para confirmar experimentalmente la Creación. Sospechan que es un montaje.

11.- Nunca fue un científico riguroso: Solo a él se le ocurre que caben en un arca dos animales de cada especie, o que pueda inundarse el mundo con la lluvia de cuarenta días y cuarenta noches.

12.- Como mucho, sabe algo de geometría y por eso se le representa con un triángulo.

13.- Su hijo es muy brillante y eso le ha granjeado enemigos poderosos.

14.- Su Rectorado no es de este mundo.

15.- Le gusta pensar: No soy Catedrático, gracias a Dios.

4 comments on “Quince razones por las que Dios jamás sería Catedrático de una Universidad española

  1. Simplemente genial.

    Habría que añadir que hoy en dia no pasaría la acreditación de la ANECA porque, además se sus “escasas” y “discutibles” publicaciones científicas, tampoco tiene proyectos de innovación docente, ni ha publicado articulos especializados en el Espacio Europeo de Educación Superior, ni siquiera conoce el índice JCR, nunca fue a congresos (salvo uno en el Monte Sinaí, organizado por un tal Moisés)… en fin…

    Me gusta

  2. Pues yo opino que Dios querría ser Catedrático, para… ¡ vivir como Dios!

    Me gusta

  3. También pasa a la inversa, much@s catedrátic@s se creen Dios, están por encima del bien y del mal…

    Me gusta

  4. Pingback: El calvario de la acreditación para ser profesor universitario - El rincón jurídico de José R. Chaves - delaJusticia.com

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: