Blogs, blogueros y Sevach

Donde vas Tribunal Constitucional, donde vas triste de ti

dados
Suenan tambores cercanos que anuncian la inminencia de la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Cataluña. A Sevach, fuera del fondo del asunto sometido a debate, los aledaños le resultan altamente preocupantes.

1. En primer lugar, la tardanza en resolver. Tomarse tres años en resolver un asunto de ese calado, dejando que un Estatuto bajo sospecha se desarrolle de forma irreversible, resulta cuanto menos una irresponsabilidad por omisión.

2. En segundo lugar, la utilización descarada de sondeos exploratorios de la opinión política y de la comunidad científica. La prensa se hace eco de filtraciones y rumores sobre las deliberaciones que, teniendo en cuenta su carácter secreto, hacen pensar en mas de un Judas de lengua larga en el Tribunal.

3. En tercer lugar, parece ser que el Tribunal Constitucional utilizará y abusará de varias técnicas retóricas judiciales que todo lo curan:

A) Por un lado, las denominadas “sentencias interpretativas” o sea las que salvan la constitucionalidad de un precepto legal pero bajo la condición de atender a una determinada interpretación. Algo así, como si dijese “ Es constitucional declarar que un hombre es un cuadrúpedo siempre que se entienda que se refiere a tener dos patas”.

B) Por otro lado, el inciso habitual del legislador prudente “sin perjuicio” . Algo así como si dijese: “ Es constitucional que Cataluña declare la guerra sin perjuicio de la competencia del Estado sobre las relaciones bélicas”.

C) Y por último, la muletilla de salvación que lleva a considerar constitucional una competencia o medida autonómica “ siempre que por Ley Orgánica le sea atribuida”. Algo así como si se dijese: “ Es constitucional que Cataluña establezca recargos sobre el Impuesto de Sociedades, siempre que la Ley Orgánica de Financiación se la atribuya”.

4. En definitiva, que el Tribunal Constitucional se está viendo empujado a las llamadas doctrinalmente “sentencias manipulativas” que le llevan mas a que a ser un “legislador negativo” ( decir la interpretación de lo que no es constitucional) a convertirse en un “legislador superlativo” ( validar leyes que retuercen la letra de la Constitución).

5. No está de más tener en cuenta que en la recientísima Sentencia del Tribunal Constitucional 147/2009, de 15 de Junio, se declara consolidado el criterio de que la prescripción de los delitos se interrumpe no con la denuncia o querella sino mas tarde, cuando el juez la admite a trámite. Y lo declara consolidado para disipar la duda de una Audiencia Provincial que consideraba “que concurrían circunstancias de todo orden que impedían la aplicación del art. 5.1 LOPJ (y, por tanto, de la STC 63/2005), como eran, en primer lugar, que la citada STC 63/2005 era un precedente aislado; en segundo lugar, que el Tribunal Supremo tenía una sólida línea interpretativa en sentido contrario; y, en fin, que la Fiscalía General del Estado en su Instrucción de 15 de junio de 2005 mantenía la tesis contraria.…..” .

Frente a esta justificación de la Audiencia Provincial el Tribunal Constitucional con elegancia establece la primacía de su criterio:

“Sin necesidad de entrar en las consideraciones que las Sentencias impugnadas realizan con respecto a la oposición existente entre el criterio de este Tribunal Constitucional y una de las líneas interpretativas de la prescripción de las infracciones penales que ha seguido el Tribunal Supremo, oposición que, en todo caso, queda resuelta en aplicación de la previsión del art. 5.1 de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ), lo cierto es que para resolver la cuestión planteada basta con acudir a doctrina sentada por este Tribunal en las SSTC 63/2005, de 14 de marzo, y 29/2008, de 20 de febrero, relativas al cómputo de la prescripción penal y, más concretamente, a la eficacia interruptiva de las denuncias o querellas, para apreciar la lesión del derecho a la tutela judicial efectiva del recurrente en amparo (art. 24.1 CE)” .

6. Pues bien, en el leading case, el relativo a los Albertos, tal y como Sevach apuntaba en un anterior post, el Tribunal Constitucional hinchó el pecho y por el rigor dogmático-jurídico (fiat justitia et pereat mundi) permitió que tan novedosa doctrina sirviese de coartada para la libertad de los ladinos magnates ( con gran bochorno de la gente de bien que no entiende tales sentencias que aprecian la prescripción mientras que los culpables se van de rositas con los bolsillos llenos).

7. Pues bien, es de esperar que el Tribunal Constitucional mantenga idéntica altura de miras, y consciente de que se juega la imagen de la institución y el honor de sus miembros, de lugar a una sentencia en Derecho, sin remilgos ni componendas. Si el Estatuto es constitucional dígase y lo que no lo sea, dígase igualmente, pero nada de medias tintas y juegos de tahúres jurídicos.

¡Alea jacta est!.

0 comments on “Donde vas Tribunal Constitucional, donde vas triste de ti

  1. Yo creo que el TC hace «lo que puede»…con una norma suprema «abierta» por no decir «ambigua» en cuanto al modelo de organización territorial del Estado (producto de la presión de los llamados por aquel entonces «poderes fácticos»)….

    Otra cosa es cuando se viene aquí a soltar las «obsesiones» personales con algunos temas…..que si los terroristas de HB, que sí las lenguas del Estado ,etc….

    Temas que son mucho más complejos de lo que JotaF y la ideología reaccionaria que él representa pretende, con el fin de inclinar las políticas hacia ese lado a base de dar la «matraca» con esos temas en cuanto se presenta la ocasión…hablo de medios de comunicación ultras como Intereconomía, la COPE, libertad digital…partidos como UPyD, foros de internet…..en fin, donde puedan….

    Y yo ante eso, tengo el derecho de rebatir, y de mostrar las contradicciones y verdadera faz de esas posturas…..

  2. Contencioso

    Hale,m pues como yo no soy de izquierdas ni de derechas, sino todo lo contrario, voy a vestirme de monárquico (Que tampoco lo soy) y parafraseando a Su inviolable (Art. 65 CE) Majestad, os digo:

    ¿Por qué no os calláis?

    Hay lugares mas adecuados que éste para ventilar discusiones políticas, en mi opinión al menos. No me gustaría que este blog derivara en eso.

    Saludos

  3. ciudadano

    Sigo el blog de SEVACH desde hace algo menos de un año y le felicito por lo acertado de sus comentarios.
    En cuanto al post de hoy, comparto el pesimismo que trasunta el mismo. Creo que la sentencia constitucional será incomprensible y dejará abierta cualquier interpretación del Estatuto catalán debido a la composición más partidista que jurídica de nuestro «ALTO TRIBUNAL».

  4. Coincido con Contencioso. Una cosa es señalar la tendencia partidista o el encasillamiento de algunos magistrados del Tribunal Constitucional y otra muy distinta que el debate derive a temas políticos. Y además enconados. No creo que Sevach quiera eso ni que lo merezca su estupendo blog.

  5. En esta discusión echo de menos la aportación de Rehnquist, gran conocedor del Tribunal Supremo de Estados Unidos. No en vano, su apodo en este blog es el nombre y apellido del anterior Presidente de dicho tribunal. Estos días está siendo interrogada por el comité judicial del Senado de EEUU Sonia Sotomayor, propuesta por el Presidente Obama para ocupar la vacante de un magistrado que recientemente ha renunciado. En EEUU todo el mundo saber abiertamente que la candidata propuesta por Obama apoyará la constitucionalidad del aborto, probablemente no sea muy partidario del derecho a portar armas, en su trayectoria como juez federal se ha mostrado muy a favor de las cuotas por minorías étnicas: por eso es propuesta por Obama. Del mismo modo que Bush propuso a candidatos conservadores. En EEUU quizás el principal caballo de batalla entre unos y otros es que los conocidos allí como liberales ( en España los denominaríamos progres) son partidarios de una interpretación «creativa» del derecho, mientras que los conservadores suelen responder a una interpretación más «originalista», y se reivindican como aplicadores del derecho, y nunca como legisladores.

    El problema en España, es que la ideología de los magistrados, respetable, nos lleva a todos a la inseguridad jurídica de ver como salvan la constitucionalidad de una norma, interpretando que el legislador no ha dicho lo que realmente ha dicho. Para ver esto recomiendo la lectura de la sentencia del TC sobre la reforma del estatuto valenciano, y sobre todo, del voto particular demoledor del Magistrado Vicente Conde Martín de Hijas. Yo quiero magistrados que sean de derechas o de izquierdas juzgen la constitucionalidad de las normas de acuerdo con el tenor literal de las normas sometidas a su enjuiciamiento. Quiero sentencias claras, no manipulativas, ni sustitutivas de la función legisladora.

    Y por supuesto: en el TC se hace más política que en cualquier sitio, por lo que no entiendo a los que ven tanto problema en hablar de política: todo o casi todo es política, y cuanto más importante es el tribunal, más política es su composición, y más políticas son sus decisiones. A ver si nos pensamos que vivimos en los mundos de yupi…

  6. miguel álvarez

    Sevach como todos tiene su ideología e inevitablemente, como todos, la vuelca en su anotación. Como lo hacemos los demás.

    Sea constitucional o no el estatuto catalán, me resisto a entrar en esa dinámica agorera de que se va a venir el mundo abajo, es el acabose o se está rompiendo la unidad de España. Todo esto y más se comentó cuando devolvieron a Cataluña los papeles de Salamanca. Han pasado tres años desde que el nuevo estatuto catalán entró en vigor, y han pasado más desde que Cataluña recibió sus papeles, sin que se sepa que se rompió la unidad de España y demás boberías en aquella situación, tan mediática como apocalíptica. Vamos, que no me cuela el acabose que se pinta con el estatuto catalán, que la realidad lo desmiente.

  7. La primera gran consecuencia del estatuto catalán la acabamos de ver: la caótica y desastrosa negociación del nuevo sistema de financiación. Zapatero llega a un acuerdo con el PSC y ERC, y luego lo reviste de financiación para todas las comunidades de régimen común. Tenemos un sistema que aumenta en 11.000 millones la aportación a las CCAA a base de déficit público. Tenemos un sistema en el que la única comunidad que aportará algo a la solidaridad de la que habla el artículo 2 de la Constitución, es Madrid. Tenemos un sistema, el impulsado por Zapatero, que lleva a Cataluña a un régimen preforal, similar al del País Vasco y Navarro, que son las dos regiones privilegiadas en materia de financiación respecto del otro. En el caso de estas dos regiones el reconocimiento de los derechos forales puede validar esos privilegios, por otro lado absolutamente injustos, pero el resto de Comunidades no tienen esos derechos forales, y colocar a la región más dinámica en la antesala del foralismo, es un disparate de gravísimas consecuencias. Esto rebasa con mucho el sudoku del que hablaba Solbes. Cuando los estatutos imponen por su cuenta y riesgo la bilateralidad, y la inversión del Estado en porcentajes fijos, sin tener en cuenta el sistema de financiaicón en su conjunto, y sin tener en cuenta que existe eso que se llama Nación Española, que tiene un gobierno común, unas Cortes, y se supone que un proyecto nacional, la Constitución se convierte en papel mojado. Eso es lo que debería hacer el TC. En tres años no lo ha hecho, a ver qué hace en la sentencia.

    Y por supuesto, Miguel Álvarez, pase lo que pase, ya sabemos que el sol seguirá saliendo, y la tierra seguirá girando, y esas cosas, pero España como nación, cada día pinta menos. Estamos ya en el sálvese quien pueda.

  8. Castellano

    El Estatuto catalán es una burla para todo español que sepa leer e interpretar lo que lee. El Gobierno se ha prestado y ha impulsado el cambio de un estado autonómico a un estado federal sin preguntar a los españoles, hurtando y esquivado la voluntad popular. Han dejado bien claro su desprecio por la soberanía popular. ¿Quién puede decir ahora que la soberanía reside en el pueblo español? ¿Quién se ha adueñado de la soberanía popular? ¿Quién ha secuestrado la voluntad de los españoles?
    Estoy tan indignado que casi no puedo pensar.

  9. Sevach

    He asistido atentamente al debate y sólo quiero recordaros:

    1º Que a mi juicio, todo comentario es bienvenido siempre que se haga con respeto. El insulto, la insania y la demagogia incendiaria no enriquecen el razonamiento sino que lo empobrecen.

    2º Que seguramente está bien que deshojemos la margarita de la decisión del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto Catalán, pero el suspense tocará a su fin en breve, y no creo que me resista a hacer un comentario al respecto.

  10. Bueno, coincido con Contencioso en que no se debería salirse en exceso del tema de los hilos. En mi caso, no sé cómo editar un comentario o borrarlo (si alguien lo sabe, que me lo diga).

    Gracias anticipadas.

    PD. En especial, los temas políticos están más marcados por asuntos pasionales que por asuntos realmente de la razón. Y la pasión no entiende de términos medios, porque es una u otra, te quiero o te odio.

  11. La noticia del día de hoy es que la sentencia se retrasa porque ni a sus autores les gusta lo que dicen en ella («La sentencia sobre el Estatut de Cataluña ya está lista pero los magistrados se resisten a firmarla porque no les convence como está redactada»). Si eso ya es así… es como para echarse a temblar.

    Por cierto, siendo un tanto malvados podríamos hacer una pirueta lógica y afirmar con cierta sorna que si la publicación en el BOE de la aprobación de la Constitución se retrasó un día –a fin de que no coincidiera con la fecha de los Santos Inocentes (28 de Diciembre)- pudiera ser que en esta ocasión se esté intentando lo contrario, esto es, hacerlo coincidir simbólicamente ex profeso, de modo que tengamos (en cuanto pobres ‘Inocentes’) que esperar al 28 de Diciembre para sufrir en silencio en esa ‘nuestra’ fecha la impuesta Reforma soterrada que, desgraciadamente, ni hemos votado ni hemos aprobado.

    En cualquier caso, me parece que los responsables (“El que es causa de la causa es causa del mal causado”) no han valorado debidamente que al final de todo el proceso que empezó materialmente en Las Cortes españolas será injusta para la ciudadanía lo que en realidad va a constituir -en mi opinión- una imposición de este calibre. Y ello porque la previsible reforma constitucional (reforma disfrazada de interpretación que convalidará una ley) devendrá irreversible por venir vestida de acto jurídico singular caracterizado por ser ya inimpugnable en ninguna instancia.

    En el marco de esta tensión dramática jurídico-política creo que puede advertirse que late uno de los defectos del menos malo de los sistemas de gobierno, ya que en un proceso como este finalmente pueden quedar en lados diferentes los ciudadanos (que han sido ninguneados por no haber sido consultados) y sus representantes políticos (que hacen valer su peso directo e indirecto en todas las instituciones del estado).

    Por todo ello, en cualquier caso, para quienes claramente desearíamos soluciones objetivas, meramente jurídicas, resulta frustrante el peso que se advierte va a tener en este tema la componente política.

  12. Contencioso

    Pablo,

    tal vez sea como dices y esperan al 28 de Diciembre. Aunque bien pudiera ser igualmente que «solo» estén esperando al 11 de Septiembre … («La Diada», día nacional de Catalunya).

  13. He encontrado un excelente editorial del periódico El Mundo, donde hablan bastante extensamente del tema en cuestión.

    Rescato este fragmento:

    «Tres años después de su aprobación como ley orgánica por el Parlamento, el Estatuto se ha plasmado en decenas de leyes y decretos de la Generalitat de Cataluña en todos los ámbitos: del comercio a la enseñanza, de la justicia a la organización territorial. Cada día que pasa se hace más difícil deshacer este corpus legal basado en el Estatuto, que va impregnando progresivamente los comportamientos de la sociedad catalana.»

    África empieza en los Pirineos…

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: