Rincón del Opositor

Del control judicial de concursos y oposiciones

 

vademecum-deDecía Luis XIV que cuando adjudicaba un cargo público, obtenía cien descontentos y un ingrato. Algo parecido sucede cuando un Tribunal de oposiciones publica la lista de aprobados: alegrías y tristezas, según les va la feria; y luego la sombra de la duda: ¿enchufes?,¿suerte?,¿filtraciones de ejercicios?, ¿arbitrariedad?, ¿injusticia?…

  Si el problema se judicializa, las sentencias se mueven en una jerga especial: discrecionalidad técnica, acto consentido, constitución indebida, irregularidad no invalidante, etc. Pues bien, a José Ramón Chaves siempre le ha atraído la complejidad de los procesos selectivos de empleados públicos por oposición o concurso y cómo se plasman el mérito y la capacidad. Nunca un procedimiento administrativo suscita tantos recelos como una oposición para obtener la condición de funcionario. Al fin y al cabo se trata de un procedimiento de concurrencia competitiva y lo importante no es participar sino ganar. Hay mucho esfuerzo en juego y el premio suele ser un trabajo vitalicio. Este envite explica que cuando un procedimiento selectivo está bajo sospecha, la cuestión se judiciaria, y finalmente un Tribunal (en este caso, jurisdiccional) supervisa e incluso corrige al Tribunal calificador (administrativo).

 En tiempo de crisis, no digamos, la lucha por la ansiada plaza lleva a la impugnación sistemática de cualquier procedimiento selectivo, sea estatal, autonómico, local o institucional. De hecho, los litigios sobre procedimientos selectivos tienen en vilo a los aprobados y a los suspendidos. Y si el procedimiento no se suspende (criterio habitual) cuando llegue la sentencia, si anula el resultado o algún trámite, llega en ocasiones cuando los aprobados ya han cumplido un trienio y se quedan patidifusos: se evapora su plaza por la fuerza de la cosa juzgada.

 Y entonces hay que indagar que han dicho los tribunales sobre estos casos…

1. Pues bien, si alguien se asoma a los libros jurídicos sobre función pública, tratan de pasada los procedimientos selectivos, y centrados en el régimen legal con puntuales pinceladas jurisprudenciales. Desde el magnífico libro de José Antonio Tardío Pato (” Control jurisdiccional de oposiciones, concursos y exámenes académicos”, Civitas, 1986) ninguna otra obra se entregó a la laboriosa espeleología de bucear en sentencias judiciales para exponer los criterios de control de los procedimientos selectivos.

2. Por eso, José Ramón Chaves García, con una finalidad eminentemente didáctica y práctica ha explorado la jurisprudencia contencioso-administrativa y extraído el fruto de los criterios judiciales sobre cuestiones tan candentes como las siguientes: las convocatorias, los requisitos y los méritos admisibles, la composición de los Tribunales, abstenciones y recusaciones, los ejercicios y pruebas ajustados a derecho, los límites de la discrecionalidad técnica, las singularidades de la funcionarización y laboralización, problemas del anonimato, la compleja ejecución de las sentencias anulatorias, etc. Y el resultado lo ha plasmado en su obra titulada ” El Control de Concursos y Oposiciones en la Jurisprudencia” (Ed. Reus, 2009). Sin embargo, en el intervalo comprendido entre 2009 y 2016 se han dictado infinidad de sentencias relevantes del Tribunal Supremo y que han desembocado en su reciente obra Vademécum de oposiciones y concursos (Control jurisprudencial de la discrecionalidad técnica, los errores y los abusos en los procedimientos selectivos, Ed.Amarante, 2017) que acaba de saltar a las librerías.

No resulta irrelevante que J.R. Chaves ha sido opositor en múltiples vertientes, miembro de numerosísimos Tribunales de Oposiciones, letrado público defensor de la regularidad de los procedimientos selectivos y riguroso en el control de los desafueros selectivos como magistrado de lo contencioso-administrativo.

3. La primera singularidad de la obra es que no se anda con rodeos ni zarandajas doctrinales. Es una obra sintética y precisa. Para resolver cuestiones concretas y sin elucubraciones.

La segunda singularidad es su actualidad, ya que el compendio de jurisprudencia se detiene en Enero de 2017, y de paso incorpora el análisis de la regulación del Estatuto Básico del Empleado Público 7/07 sobre procedimientos selectivos.

Y la tercera característica radica en su sistemática, con un índice cómodo para localizar la respuesta al caso concreto.

4. En definitiva, las Bases de Datos al uso constituyen un mundo caótico repleto de sentencias, cuya lectura se hace fatigosa para encontrar la perla del párrafo útil. Pues en la obra de José Ramón esa masa jurisprudencial es servida de forma ordenada y depurada de toda hojarasca.

Espero que os guste, pero sobre todo que os de respuestas.

21 comments on “Del control judicial de concursos y oposiciones

  1. Ciertamente, faltaba un compendio de la jurisprudencia sobre los procedimientos selectivos. Será bueno comprobar en qué estado está ese cómodo comodín de la Administración que es la “discrecionalidad técnica”.
    Enhorabuena, por el libro.

    Me gusta

  2. Coincido con Álvaro. Ya era hora de tener un manual sobre los procedimientos selectivos, que se mantienen de manera interesada en una zona gris (por cierto, para los que les interese, léase la reciente noticia de una sentencia que anula tres cargos públicos de director general nombrados ‘a dedo’ en Asturias).

    Un saludo.

    Me gusta

  3. Me enteré de esta obra por en el blog de Antonio Arias, la compraré, visto el índice parece que pinta muy bien. Enhorabuena por el Trabajo, y cuando lo lea lo ratificaré!

    Contaré, experiencia propia, lo que contestó un ‘Tribunal de Oposiciones’ de FHE a la petición de vista de de exámenes… de película.

    Me gusta

  4. Decía Borges que la mayor obra de caridad de nuestro tiempo consiste en no dar a la imprenta libros innecesarios. Hace algunos meses, tuve la oportunidad de leer un primer esbozo de la obra que ahora se publica y, ya en esa fase “embrionaria”, me pareció que no sólo era un texto necesario, sino urgente: hasta tal punto ha llegado la degradación del empleo público, en perpetuo desvanecimiento -como los “relojes blandos” de Dalí-, que era preciso dar cuenta de lo que han hecho y hacen los Tribunales para evitarlo, que es más de lo que algunos creen, pero menos de lo que deberían. En este libro hay buenos ejemplos de lo primero y de lo segundo, como los hay de cuánto a uno pueda ocurrírsele en materia de oposiciones y concursos, con los méritos añadidos del estilo y el enfoque, tan alejados del usual en muchas obras jurídicas, que oscilan entre lo fúnebre y lo militante. El autor ha seguido en esto los sabios consejos del mejor prólogo de la historia (“Procurad también que, leyendo vuestra historia, el melancólico se mueva a risa, el risueño la acreciente, el simple no se enfade, el discreto se admire de la invención, el grave no la desprecie, ni el prudente deje de alabarla”).

    Recomiendo, de manera especial, la lectura del capítulo XIV (“El control del juicio o valoración del Tribunal”), en el que se aborda, entre otros, un asunto no ya importante sino esencial, pues justifica la existencia misma del Derecho administrativo: la vexata quaestio de la “discrecionalidad técnica”, o sea, el control del Poder por el Derecho, que no es un mero tema de debate académico, sino una guerra abierta, en la que parece claro quién va ganando, lo que no nos exime, sino todo lo contrario, de continuar en la batalla. Merece la pena conocer lo que sobre esta cuestión, y otras muchas, se dice en este libro.

    P.S. Quien es capaz de empezar escribiendo sobre la muerte del actor Patrick Swayze y acabar, sin que nos expliquemos cómo, fustigando a los juristas soberbios (http://www.contencioso.es/?p=2647), es escritor y es prestidigitador, título que -estoy seguro- no le desagrada.

    Me gusta

  5. No puedo, en este foro, hablar de oposiciones.Durante toda mi existencia funcionarial ha sufrido múltiples pruebas de que, como en el anterios tema (el del botellón), este del ENCHUFE (quiero denominarlo así intencionadamente), es irresoluble. He pertenecido a tribunales de oposición y he comprobado lo frívolo y poco comprometido con los principios constitucionales de la mayoría de los componentes del tribunal. No puedo decir mas, lo siento, sólo agradecer este libro si con él se da un nuevo paso que termine con el Neonepotismo que nos invade, sobremanera en la administración local.

    Me gusta

  6. Estimado amigo Sevach:
    Como ya dije en el blog de Antonio Arias, aún no he tenido la oportunidad de leer el libro que, aunque ya encargado aún no llegó a mis manos. No obstante, el tema que trata es trascendental, y lo que se agradece es precisamente un tratamiento jurisprudencial, práctico y que vaya al grano; no es que las obras doctrinales no desmerezcan e incluso no sean de lectura obligada y necesaria, pero si bien al jurista le interesa sobremanera el aspecto doctrinal, a quienes ejercen en el foro (ya sean magistrados, abogados del Estado o letrados particulares) le interesa sobremanera la concreción, el tratamiento práctico y, sobre todo, el tratamiento que a la materia otorga la jurisprudencia más reciente. En ese sentido creo que va la obra de José Ramón Chaves, que por ello creo que me va a ser tremendamente útil en el ejercicio cotidiano. O, al menos espero que lo sea tanto como su anterior libro sobre la prueba, que me ha abierto los ojos en muchos aspectos del tema que anteriormente me habían pasado desapercibidos.
    Muchas gracias, amigo Sevach, por este post y mi más sincera felicitación a José Ramón Chaves por esta nueva obra.

    Me gusta

  7. Sevach, has puesto el dedo en la llaga (al menos en la mía). Me haré de un ejemplar, seguro, sobre todo porque a veces lo que necesitamos son nociones básicas y concretas sobre qué hacer en casos relacionados con este tema. Los que desconocemos los entresijos legislativos nos perdernos entre tanta norma y tanta jurisprudencia.

    Me gusta

  8. Ya tengo el libro, y he pedido el anterior tuyo sobre la prueba en el proceso contencioso. La próxima vez que coincidamos en un curso los llevaré y no te libras de dedicármelos.

    Me gusta

  9. Hemos comprado el libro y decir que es muy claro e interesante.
    De muy fácil lectura, lo que se agradece, incorpora destacada jurisprudencia en la materia.
    Muy recomendable.
    Enhorabuena a su autor.
    Saludos

    Me gusta

  10. Es excepcional. No te cansas de leerlo, muy ameno.Gracias.

    En un “lugar del que no quiero acordarme”, se va a proceder a una convocatoria masiva de oposiciones para consolidar la posición privilegiada de 150 enchufados. El proceso debe concluir en un año y medio, que es lo que resta para la próximas municipales.

    NI qué decir tiene que el libro de José Ramón Chaves Garcia, va a presidir todo el proceso, y me temo que ha llegado en un momento muy malo para muchos que veian “su enchufe” prácticamente petrificado, pero muy bueno para aquellos que defendemos, en gran soledad, la iguadal el mérito y la capacidad.

    Me gusta

    • No sé si ese lugar de l que no quieres acordarte es el mismo del que tampoco yo quiero, pero lo uqe si te digo es que nos estas solo en tu defensa de la igualdad, mérito y capacidad, el intento de meter ne supuestas consolidaciones gente y personas que entraron por la puerta de atras y a costa de los que nos supuso muchos esfuerzos personales y familiares es una vergüenza que espero que la justicia lo enga en cuenta.SALUDOS

      Me gusta

  11. El lunes 19 de octubre se presentará en el Club Prensa Asturiana el libro de José Ramón Chaves García, “Control de concursos y oposiciones en la jurisprudencia“.

    El glosador invitado será Federico López de la Riva, actual secretario del Pleno del Ayuntamiento de Madrid y Magistrado excedente.

    Yo haré de maestro de ceremonias. Aviso ya de que no se admitirán las típicas preguntas inteligentes cuyo enunciado consuma más de diez minutos, ni esas “reflexiones en voz alta” que obligan al moderador a decir eso de ¿Cuál era la pregunta?.

    Abstenerse opositores con la “pregunta del millón”. Eso si: dejaremos cinco minutos para abrazos.

    Me gusta

  12. Menudo plantel de lujo. Eso ni en Las Ventas. Ahí estaremos con pancarta incluida.

    Me gusta

  13. vestidita de rosita

    JO qué lejos…………..

    Me gusta

  14. Podéis encontrar aquí un generoso comentario sobre esta última obra de José Ramón Chaves y su alcance

    Me gusta

  15. He leido medio libro y desde luego es muy interesante. En primer lugar, felicitar a Jose Ramón por su valentía y acierto en un tema que muchos sindicalistas llevamos años peleando con los Ayuntamientos por la igualdad, el mérito y la capacidad, viendo como medran los del carnet pero no los mejores.Estamos viendo un cierto cambio de los Juzgados, sobre todo estos, no la Sala, que nos reconforma y anima, y de paso felicitar a los jovenes magistrados que armados de valor quieren defender nuestra constitución. Gracias.

    Me gusta

  16. Pingback: Un bonito ejemplo del parentesco entre noticias periodísticas y cuentos chinos | El Blog de Derecho Público de Sevach.

  17. Pingback: Un bonito ejemplo del parentesco entre noticias periodísticas y cuentos chinos | Contencioso.es

  18. Pingback: Lo que hay que saber sobre oposiciones ante la Oferta de empleo 2015 | Contencioso.es

  19. Pingback: Artículos jurídicos | Blog de Justicia

  20. Pingback: Asalto a la escurridiza discrecionalidad técnica en las oposiciones | Contencioso.es

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: