Sobre los políticos

La chispa de la vida parlamentaria habla castellano

Primer cartel publicitario en España (1953)
Primer cartel publicitario en España (1953)

La semana pasada fue noticia la decisión del Presidente del Congreso, José Bono, de sustituir en el ámbito parlamentario las coca-colas de origen polaco por coca-colas elaboradas en España, bajo el simplón argumento de que “en la casa de los españoles debe haber productos españoles”. En principio, el instinto ibérico nos lleva a sonreír con complicidad, pero si se escarba un poco en el incidente bajo el prisma jurídico se descubre un esperpento bochornoso.

1. De entrada, tratándose del Parlamento, desde el punto de vista democrático dice mucho que la decisión sobre una bebida refrescante se vea sometido al directo y particular criterio del Presidente del Congreso sin tomar en cuenta el parecer de los cientos de parlamentarios o personal que disfrutaban del producto y que pudieran considerar indiferente su origen o incluso preferible el foráneo. Aunque claro, conociendo el percal, tal “cuestión de Estado” podría generar reivindicaciones de grupos parlamentarios reclamando su cuota de la coca-cola de origen vasco, catalán, gallego o similar, y dar pie a la creación de una Comisión Parlamentaria de suministros refrescantes o incluso a una Comisión de Investigación sobre el incidente con el concesionario, y no siendo descartable que tal galimatías desembocase en la aprobación de una Ley de Paridad de Colas para asegurar el suministro equitativo de Coca-Cola y Pepsi-Cola y a su vez, cada una de ellas con marchamo de origen territorial. Así se escribe la historia.

2. Desde el punto de vista de la legislación de Contratos públicos, donde la instalación de las máquinas expendedoras responde bien a un contrato administrativo ( concesión y/o suministro), resulta chocante que el Presidente del Congreso, a propuesta de un periodista, de forma oral inste al contratista para que modifique el producto ( ¡bonito ejemplo de procedimiento oficial!) de igual modo que sorprende que el contratista acate lo mandado sin rechistar. Lo suyo, si tan importante era la cuestión, hubiera sido modificar el contrato o interpretarlo con los correspondientes informes jurídicos previos. En fin, que a veces la realidad discurre fuera de las normas:¿qué hubiera sucedido si el contratista se hubiera negado a tan caprichoso cambio, no contemplado por el pliego de condiciones contractuales?… pues que posiblemente se esfumaría la renovación o prórroga del contrato (¡ Y todo por un puñado… de coca-colas!).

3. Desde el punto de vista del Derecho comunitario, el Presidente ha olvidado que Polonia es país de la Unión Europea y la gran conquista europea ha sido eliminar las barreras para la libre circulación de bienes y servicios y particularmente el Tribunal de Justicia ha censurado toda medida estatal proteccionista que excluya productos de otros países por el solo hecho de proceder fuera de las fronteras. Imaginemos la barbaridad de que cada uno de los 27 países de la Unión Europea aplicase en todas sus Instituciones, órganos de gobierno y Administraciones Públicas un criterio similar al de nuestro Presidente del Congreso, con consumo exclusivo de productos autóctonos, lo que recuerda la vieja doctrina Monroe: (!America, para los americanos… del Norte!).

4. Desde el punto de vista lógico, la metedura de pata es notable pues la empresa Coca-Cola es estadounidense, siendo indiferente el lugar donde se embotella el producto a la hora de atribuirle paternidad. No solo es americana la titularidad de la empresa, sino que el jarabe base de la coca-cola, de patente indescifrable, tampoco procede de España (sólo aportamos agua y gas carbónico). En otras palabras, la coca-cola, ya se embotelle en Varsovia, Madrid o Pekín, el origen del producto y el beneficio es estadounidense, con lo que trasegar un botellín envasado en Calatayud no despierta mucho sentimiento patriótico, que digamos.

5. Tampoco puede decirse que nuestro Presidente del Congreso sea un prodigio en las técnicas de empatía, capaz de ponerse en el lugar de los demás al opinar o decidir, pues ¿alguien duda que si el Senado americano prohibe el consumo de queso manchego en sus dependencias, no despertaría la enérgica queja del Sr.Bono?.

6. Lo que sí resulta jocoso es que tras la adopción de la medida, el gabinete y asesores de Bono fueron en su ayuda como el Séptimo de caballería ( o como una reata de burros ibéricos, mas autóctono) ya que el portavoz oficial se apresuró a indicar que Bono se ocupó del asunto personalmente por la preocupación de que los diabéticos tuvieran información en castellano sobre el producto que consumían (disculpa patética: no subestimemos a los diabéticos, que saben de sobra cuando la coca-cola está azucarada y cuando es la ligth o Zero, que de todo hay en las viñas de la Coca-Cola).

7. En suma, que no estamos ante un incidente diplomático ni ante una catástrofe jurídica. Ni mucho menos. Sencillamente estamos ante un indicio o síntoma preocupante que merece una pequeña reflexión. No olvidemos que estamos en tiempos de globalización, de inminente vigencia del Tratado de Lisboa, de entrega de los Premios transfronterizos Príncipe de Asturias, en fin, de evitar perjuicios por el color de piel, lengua, condición u origen territorial.

8. Se pregunta Sevach si idéntico criterio patrio será aplicado por el Presidente del Congreso a la generalidad de los productos consumidos por sus Señorías en la cafetería ( donde por cierto, pasan buena parte del tiempo “reflexionando” sobre los problemas de los españoles) y si la elemental congruencia le llevará a ordenar la sustitución del café colombiano o portugués por la castiza achicoria, o el cambio de los ordenadores por cuadernos Rubio o pizarras de cuño nacional.

Lo que es seguro que el celo del Presidente del Congreso, actuando de forma fulminante e instantánea ante tan “gravísima” situación, posiblemente perdería urgencia la aplicación de su ocurrencia si tuviera lugar cuando utilizase los retretes del Congreso y se percatase de que Scottex es una marca de fabricación estadounidense en vez de tratarse de la castiza marca del Elefante.

0 comments on “La chispa de la vida parlamentaria habla castellano

  1. Yo creo que la medida está enmarcada en el contexto de la campaña iniciada por COCA-COLA España para hacer frente al mercado de las colas importadas que tan bien describe en su blog Iruri Knörr de Santiago (http://publicanal.com/2009/08/22/bebe-coca-cola-embotellada-en-tu-zona/).

    Además, visto así, me sumo a lo que, ayer mismo, comentaba jose maría en EXCITE (particularmente por lo último):

    «josemaria169 – 24-10-2009 14:46:11

    Estoy absolutamente de acuerdo con la postura del Sr. Bono, el tema de la globalización esta muy bien pero tal y como estan las cosas primero España y después Europa. Hace ya semanas que leí comentarios de distintos trabajadores de embotelladores de coca-cola denunciando este tema. Si consumimos Coca-Cola fabricada en España son todo ventajas, me explico:
    1) Mantenemos los puestos de trabajo de las fabricas españolas.
    2) Los impuestos que se recaudan por su ventan son para la Hacienda española
    3) La contaminación es menor (esta más cerca el punto de producción del de consumo)
    4) La calidad del producto fabricado en España es superior al resto ya que actualmente en el indice de calidad de la Compañia Coca-Cola España ocupa el primer puesto, y por último el precio que pagamos por el producto es el mismo. Por ello, yo hace tiempo que compruebo que la Coca-Cola ha sido fabricada en España y en caso contrario reclamo una de mi pais. Mi sentimiento europeo y global me lo guardo para tiempos mejores.
    Sr. Bono yo no le voto pero en esta ocasión, mis felicitaciones»

  2. Propongo llevar esta media más allá. Primero empezaremos por los coches blindados audi. Hay que sustituirlos por otros de españa. Un seat panda, por ejemplo. Los equipos informaticos igual. Miremos los made in china, o taiwan. Ah, los telefonos moviles, que se me olvidaba. Ay ejpaña.

    (fin modo ironico)

    • Chico, que los Seat ya son alemanes (grupo VW). Creo que el único producto nacional decente es la fregona (mochos españoles en las Cortes ya!!!!)

  3. Policía Local

    Hace años trabajé en Valencia. Allí el agua era casi blanca por efecto de la cal y su sabor no era muy recomendable; quizás por usar ese agua, el sabor no era de mi agrado. De vuelta a Asturias me di cuenta de la variedad de sabores que tenía la Coca Cola según el lugar donde se elaborara……ahora pensareis: “ya salió el chovinista este diciendo que como lo de Asturias nada”……, pues no, tengo que reconocer que La Coca Cola elaborada en León me pareció con diferencia mas rica que la del resto de las provincias que recorrí. No quiero presumir de “gourmet” ( es peor mi hermano que devolvió cinco kilos de Colacao por “falta de sabor”), pero es cierto que se nota (sobremanera si no se mezcla con ron o ginebra).
    En cuanto a lo de comprar español o no, estoy seguro de que en Francia no hace falta ni decirlo para que la gente cierre filas con lo suyo y aquí parece que nos averguenza lo propio. Aunque leí en algún lado que era un flaco favor comprar lo nacional por el simple hecho de serlo, ya que perjudicaría la competitividad del producto, no me lo creo mucho; y si no mirar la selección nacional que la aplaudimos por eso precisamente, por ser nacional y en vez de apoltronarse cada vez juega mejor.

  4. Bono es, ha sido y será un perfecto cretino.

    Sólo coincido con él en que ambos tenemos hijos adoptados de origen extranjero. ¿Tendremos que cambiarlos por producto nacional?

    alegret

  5. vestidita de rosita

    jajajjaj……otra vez riéndome con este blogg….buenisimo Sevahn, Ramonino y Alegret….bueno un poco más en serio quiero hacer una pequeña reflexión.

    Este tema me ha traído a la cabeza una circunstancia que esta ocurriendo en casi todas las ciudades españolas. LAS TIENDAS DE LOS CHINOS.

    Mi ciudad era un pueblo con un magnifico pequeño comercio de gran calidad y muy exquisito. DE unos años acá, estos comercios fueron cerrando y sustituyéndose por tiendas de chinos, con la degradación comercial y de imagen para la ciudad.

    Si piden licencia de apertura, el local dispone de un uso urbanístico compatible y pagan las tasas, EL CHINO ABRE, sin que ni los políticos ni la ley puedan hacer nada, so pena de discriminación por razón de origen (como la coca-cola del Congreso.

    Y a mí esto no me gusta…¿medidas para corregir estas situaciones sin romper el principio de igualdad?………a alguien se le ocurren?…

  6. Maximilien Robespierre

    Al señor Bono solo le quedo hablar de las especialidades sexuales (un frances,un cubano etc)
    Por tanto, consumamos productos franceses,como la guillotina, contra estos aprendices de gestores publicos.

  7. Taclaro

    Ta claro: Lo de Bono ha sido un atentado anticatalanista al quitar a la venta estos productos polacos. Me huele a venganza por la falta de apoyo a la Ley de Presupuestos.Como se enteren los de Convergencia, seguro que protestarán….

  8. Jose Manujel

    Este comentario es para extender la información que se facilita en el punto 4 del articulo que es incorrecta. Me explico, dice el articulista que siendo Coca-Cola un producto americano cuyo jarabe no se fabrica en España, nos da igual donde se ha fabricado ya que solo le añadimos agua, azucar, y algún otro elemento. Bueno esto es incorrecto.
    Es cierto que el jarabe no ha sido fabricado en España pero no es menos cierto que al producirse en una Fabrica española (Madrid, Sevilla, Barcelona, etc) el beneficio queda en su mayor parte en España.
    1) El trabajo se da a una fabrica española (más trabajo y menos paro)
    2) Se vende producto fabricado en España, más impuestos para la Hacienda española.
    3) Se contamina menos cuanto más cerca esta el punto de producción del de venta menos transpote y por tanto menos consumo de combustible,
    por último la calidad del producto fabricado en España hoy es el mejor de todo el mundo según el ranking interno de la Compañia Coca-Cola.
    Por si faltaba algo el coste para el consumidor es el mismo.
    Hay más razones pero ¿de verdad cree que nos da lo mismo que todos estos beneficios vayan a Polonia en vez de quedarse en España?. Yo desde luego lo tengo muy claro, por cierto trabaje durante años en un embotellador de Coca-Cola en España y por ello conozco muy bien el tema.

    • miguel álvarez

      Coincido con Jose Manujel. Primero apoyar a nuestra industria y luego a la de fuera.

      Y los denuestos que Sevach profiere, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, hacia las “terribles” Cataluña, País Vasco o Galicia o hacia los partidos que no tienen una implantación nacional o no sé si hacia el estado de las autonomías, vestidos de evidencia graciosa, a mi no me parecen evidentes.

      Lo cual, también aprovechando el Manzanarez pasa por la villa y corte, me dio pie a considerar que si este blog es un espejo de la ideología dominante en medios jurídicos y es mayoritaria esa forma de ver las cosas, para mí que en exceso conservadora, no me extraña en absoluto que el CGPJ se elija como se elige y los miembros de la judicatura no puedan elegir a ese consejo, porque aviados íbamos. Por lo menos, con el sistema actual, si gobierna un partido de derechas, el consejo será de derechas, y si de izquierdas, habrá una tendencia a la izquierda en el mismo consejo y demás órganos judiciales. Si el CGPJ se eligiese entre los miembros de la judicatura, digo que aviados íbamos porque el pensamiento conservador sería siempre el dominante y yo prefiero la alternancia en el poder, la renovación, sangre nueva, y que no siempre el pensamiento dominante en un órgano sea de derechas o de izquierdas.

    • Para José Manuel: Sean bien recibidas las aclaraciones sobre el origen y fabricación de la coca-cola, aunque no comparto las conclusiones, ni me parece que tenga un gran futuro la profesión de “catador de coca-colas” a la vista de la “gran y específica” aportación de cada localidad.

      Para Miguel Alvarez: Creo que deberías releer el post, y esta vez sin prejuicios. En primer lugar, no “profiero” ningún “denuesto” hacia el mundo nacionanlista. En segundo lugar, este blog no es tan “pretencioso” que pretenda convertirse en “la ideologia dominante en medios jurídicos”, ni tiene nada que ver con el CGPJ. Se trata de un blog estrictamente personal y lúdico, y además siempre he subrayado la gran libertad que posee su autor así como los comentaristas dentro del respeto, fuera de toda ideología. Me sorprende que a estas alturas, Miguel, tengas esa opinión.

  9. Hay que apoyar el producto nacional….

    Pero hay dos preguntas:

    1.-¿Cuál es hoy el producto nacional?
    2.-Hay realmente producto nacional.

    Creo que no nos pondríamos de acuerdo en contestar esas dos simples preguntas.

    Hace unos años me pareció un contradios la compra que realizó el Ministerio del Interior de tropecientos mil Talbot Horinzon para la Policía Nacional (¿se llama aún así?) cuando acababa de salir al mercado el Seat Ronda con motor System Porche, que a través del INI nos había costado los cuartos a los contribuyentes españoles.

    Hoy día me parece un contradios no realizar directamente la compra más ventajosa, porque ni sé qué es producto nacional, porque los productos de aquí no son tan de aquí, y porque tengo más apego a los productos de otros países europeos que los que se producen en CCAA que tienen y promueven “sentimientos” antiespañoles (con efectos en su población negativo hacia España, y con efecto del resto de España negativo hacia esa CA).

    • miguel álvarez

      Estimado/a ummj, dices:

      “tengo más apego a los productos de otros países europeos que los que se producen en CCAA que tienen y promueven “sentimientos” antiespañoles”.

      Vaya forma de simplificar ¿Todos los vascos son etarras? Si tu te sientes española, te aseguro que si yo no lo soy más, desde luego lo soy tanto como tu. Y me surgen dudas acerca de quien es aquí el que promueve “sentimientos” antiespañoles contra determinadas CC AA a las que se etiqueta y hace tabla rasa sobre sus habitantes como si todos fuesen violentos, independentistas o qué se yo. Muy mal, eh.

  10. Marisa

    Respuesta para “ummj”,
    Estimado amigo/a , si hay producto nacional en el caso de Coca-Cola, me explico, trabajo en un embotellador de Coca-Cola y como yo hay actualmente unas seis mil personas españolas trabajando en las fabricas que Coca-Cola tiene en España, por cierto todas ellas son 100 de capital español y totalmente españolas, (aunque te cueste creerlo Coca-Cola es una de las empresas más españolas que tenemos en el mercado) solo el concentrado de la bebida es comprado fuera. El resto que es mucho, es español, asi que no dudes que cuando bebes una Coca-Cola si esta fabricada aqui, nos estan ayudando. Gracias anticipadas.

  11. Para José Manuel.

    A mí Sevach me parece un tío muy divertido, muy capaz, con un estupendo blog y con una tolerancia fuera de lo normal.
    Ahora bien, estoy completamente de acuerdo contigo en que las ideologías conservadoras son absolutamente predominantes en el mundo jurídico.

    Si es que ya lo decía D. Karl hace 200 años: el derecho no es sino una infraestructura dentro de la superestructura que representa la economía y la clase dominante. Como la milicia, etc. Así que los “operadores jurídicos” no dejamos de ser marionetas de quienes de verdad mandan.

    Y eso no lo arreglaron ni los soviets, fíjate bien.

    Alegret.

  12. Fernando Lusa

    Estoy de acuerdo en que la decisión del Sr. Bono es cuestionable por la razón de que este mismo tipo de decisiones debería aplicarlo a otros muchos productos, pero en cualquier caso algo es algo yo en este caso reconociendo que no es perfecto pero estoy en sintonía con la postura a favor del consumo de productos fabricados en España.

  13. Amiga del foro

    Estoy a favor de la medida, parece una tomadura de pelo que en el Congreso de los diputdos pongan productos en las maquinas de refrescos fabricados en Polonia. Un gran fallo por parte de los responsables.

  14. Marcos Lozano

    Etoy a favor de la decisión del Sr. Bono, si la hubiesen tomado en Francia hubiesemos dicho que son la pera, pues en este caso la pera somos nosotros. algunas cosas de Bono me gustan.

  15. Marcos Lozano

    Por supuesto que estoy a favor de que en el Parlamento español se consuman por norma productos fabricados en España, faltaría más, sin embargo tambien podian seguir con el ejemplo y sustituir los coches por otros fabricados en España.

  16. sed Lex

    Evidentemente, que el producto sea español o polaco es lo de menos, máxime cuando ambos países pertenecen a la UE; en ese sentido y habría que dejar el chovinismo a un lado, al menos de forma oficial, aunque prefiriéramos que se produjeran en nuestro país, por un elemental sentido de defensa propia [o sea de lo nuestro].

    Pero de ahí a que el etiquetado esté en polaco va un abismo que no se debe consentir; y no sólo por la desinformación de los diabéticos, sino porque el art. 18 del Real Decreto 1334/1999 por el que se aprueba la Norma General de Etiquetado de Productos Alimenticios impone que el etiquetado esté en lengua española, sin perjuicio de aquellos productos que se distribuyan únicamente en CCAA con lengua propia, que pueden estar en esa lengua. Es decir la desinformación va bastante más allá.

    Además, seguro que los productos españoles tampoco se podrían vender en Polonia sin un etiquetado en la lengua polaca, por una cuestión elemental de seguridad de los productos.

  17. Jose Manuel

    Vale somos comunitarios y estamos en un mundo global, estupendo, pero cuando se quedan sin trabajo los españoles a fastidiarse tocan, y por desgracia ya les ha tocado a muchos y ya veremos si no nos toca a los demás tambien, asi que por mi parte productos españoles, y la Coca-Cola fabricada en España.

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: