De la Universidad

Sin noticias del Derecho Público para mejorar el mundo de los estudiantes universitarios

 

Estudiante en la universidadHace unos días fue noticia la interpretación de un reglamento de la Universidad de Sevilla que conducía a que los alumnos sorprendidos copiando o haciendo trampa en un examen, pudieran continuar su desarrollo hasta el final. Este tema es jurídicamente sencillo ya que cualquier acto fraudulento para realizar un acto personalísimo y solitario, como es un examen de capacitación, constituye una infracción formal determinante de la automática eliminación o suspenso. Basta el engaño durante el ejercicio de una oposición o examen del permiso de conducir, para la fulminante expulsión o suspenso, y ello de igual modo, que una infracción del juego limpio en una partida de póker , captada al vuelo, comporta la expulsión instantánea, y buena suerte tendrá el tahúr de que ya no está de moda aplicar brea y plumas como castigo. Sin embargo, todo el despliegue mediático sobre el caso resulta sorprendente cuando existen otras circunstancias de naturaleza jurídica que son síntoma altamente preocupante del modelo de alumno universitario que se está generando ( o degenerando). Ahí van tres elementos que Sevach considera de interés que sean de general conocimiento.

1. El Estatuto del Estudiante, o sea, la norma que debe plasmar sus derechos y obligaciones, fue anunciado por primera vez en la democracia, con la Ley 4/2007, de 13 de Abril de Universidades (mas conocida como LORU). Según su Disposición Adicional Decimocuarta el Gobierno disponía de un año para aprobar el Estatuto del estudiante, plazo que se ha superado nada menos que en 20 meses, y salvo algún borrador mezclado, barajado y repartido, ni está ni se le espera.  Y si no hay Estatuto, no hay reglas claras ni uniformes, ni seguridad jurídica para alumnos ni profesores.

2. El régimen disciplinario de los alumnos universitarios está recogido, nada menos que en un Decreto del año 1954. Toma ya. Ante la laguna normativa postconstitucional, el mismo se ha declarado vigente por los Tribunales de lo Contencioso-Administrativo, eso sí, podado de sus numerosas estipulaciones inconstitucionales o anacrónicas ( las referidas por ejemplo a la falta disciplinaria de ofensa a la Iglesia Católica, o la falta de probidad del “escolar”), siendo la única norma que sirve de amparo por ejemplo, para expulsar al alumno que suplanta o es suplantado por otro en un examen. El problema es que, tratándose de materia disciplinaria, es materia sometida a reserva de ley, y dada la dificultad de alcanzar consenso político para aprobar una Ley formal en una materia susceptible de resucitar los movimientos de Mayo del 1968 en versión ibérica, pues se ha optado por el Estado en dejar que vayan abriendo paso alguna ley de Comunidad Autónoma y algún que otro Estatuto de Universidad para adentrarse en temas disciplinarios, con planteamientos jurídicamente cuestionables pero socialmente eficaces.

3.  En materia de aprobado de asignaturas, se ha generalizado en la Universidad pública española, aunque no en todas, la figura del “aprobado por compensación”. Se trata, para los que no lo sepan, de un sistema de aprobado de asignaturas, sin necesidad de examen, cuando no se consigue el aprobado por el sistema de examen ordinario, y siempre y cuando, se trate de la última o últimas asignaturas (1 o 2) para obtener el título oficial, y siempre  que en el resto de las asignaturas se haya obtenido un rendimiento medio aceptable. Cada Universidad regula esta figura con mayor o menor fortuna y requisitos, y lo cierto, para decirlo claro, es que con ello, se está permitiendo un médico que operará el día de mañana quizás sin haber aprobado los exámenes de “Cirugía”, o un “Arquitecto” que tampoco habrá aprobado la asignatura de “Cimentaciones”. El origen de este “comodín” o “cheque en blanco” a rellenar con la asignatura aprobada a favor del alumno, radica en una finalidad legítima, aunque el medio es extravagante. La finalidad legítima era evitar el embolsamiento de suspensos en asignaturas con profesores “hueso”, que impedían ultimar la titulación a estudiantes desesperados. El medio es extravagante ya que por un lado, desnaturaliza la finalidad de una titulación (que es acreditar una formación o capacitación con arreglo a un plan de estudios), y por otro lado, elude coger el toro por los cuernos, y adoptar medidas organizativas (incluso disciplinarias) que podrían reconducir al profesor que suspende por capricho o porque vio muchas veces el “Sargento de Hierro” de Clint Eastwood.

4. Y todo ello, sin olvidar la sombra de Bolonia que se cierne sobre las Universidades y cuya implantación pondrá a prueba la fuerza y meta de cada Universidad pública, zarandeada entre fuerzas de profesores y alumnos de distinta tendencia. O sea, mas embrollo y confusión sobre el régimen de los estudiantes.

5. Quizás habría mas temas preocupantes para la ciudadanía sobre los estudiantes universitarios. Sin embargo para Sevach lo más preocupante es esa enfermedad llamada “Apatitis”, ya que la apatía es el mal fundamental de buena parte de los estudiantes universitarios, y que podría resumirse así:  “Aprobar es primario, asistir a clase secundario y aprender algo estrafalario”. Como prueba de la vida real, recuerda Sevach hace unos cinco años cuando se estrenó como profesor universitario impartiendo su primera clase ante un grupo de unos treinta alumnos en una clase sobre Derecho Comunitario. Ni que decir tiene que Sevach, como profesor bisoño, preparó a fondo la clase y la salpicó de anécdotas y chistes para amenizarla. Al término de los 45 minutos de exposición oral unilateral, se alzaron dos manos de otros tantos alumnos. Sevach, con entusiasmo y dispuesto a apagar la sed de sabiduría, les invitó a plantear su duda. El primero de ellos, dijo: “ ¿Se puede aprobar con un trabajo, sin necesidad de examen?”. El segundo planteó: “ ¿Es obligatorio venir a clase?”. La respuesta, tras una invocación interna a los Dioses tibetanos de la paciencia, fue sencilla, con la ironía que caracteriza a Sevach. A la primera: “ Claro que se puede aprobar con un trabajo sencillo y de dos folios… siempre que se haya aprobado el examen escrito final”. Respecto a la otra cuestión Sevach zanjó: “ No es obligatorio venir a clase … para quienes prefieran dejar su asistencia para Septiembre o para el año que viene”.

En fin, quede la anécdota de muestra o síntoma de la media del interés que agita al alumnado universitario. Algo habrá que cambiar. Y no parece que el Derecho, o mejor, quien tiene que legislar, tenga mucho interés en salvar a la Universidad pública … En todo caso, estamos en vísperas de Santo Tomás de Aquino, patrono universitario (28 de Enero), y en festejarlo, toda la comunidad académica está de acuerdo…. Al fin y al cabo, como decía Larra, en España todo el año es carnaval…

0 comments on “Sin noticias del Derecho Público para mejorar el mundo de los estudiantes universitarios

  1. Coincide en el tiempo la lectura de tu post (¡Estás sembrado, JR!) con la de este anuncio, insertado en un periódico de provincias en el año 1883…

    GRAN COLEGIO PREPARATORIO PARA LA MARINA Y ACADEMIA GENERAL MILITAR Y OTRAS CIVILES, INCLUSO BACHILLERATO. EL ÚNICO DE ESTA CLASE EN ESPAÑA SITUADO EN EL CAMPO.
    Director el Oficial del Cuerpo general de la Armada DON VICENTE CUERVO Y LOUREYRO.
    Establecido en la CASA PALACIO DE SERANTELLOS, aldea de este nombre, parroquia de Cástrelo, partido de Cambados (2 kilómetros), y en lo más pintoresco de la provincia de Pontevedra (20 kilómetros), y á medio kilómetro del mar de la Ria de Arosa, en cuyas playas y durante la temporada de baños los toman los alumnos, pasando la carretera al pié de la línea. Las nuevas grandes construcciones hechas para el objeto; con los extensos patios poblados unos de limoneros, naranjos y magnolias, otros de castaños, y cerezos, bosques de pinos y robles dedicados al descanso y recreo de los alumnos, huerta, jardines, parterre, etc., etc., etc., en total 9 hectáreas cerradas por una muralla de 3 1/2 metros de altura, hacen que este Colegio, por su situación eu medio del campo, condiciones higiénicas excepcionalmente favorables para el desarrollo y salud de los niños, no tenga rival en España.
    Apartados los alumnos de los graves peligros físicos y morales á que en las ciudades están expuestos, son objeto de la educación religiosa más severa, bajo la dirección del sacerdote inspector haciendo diariamente sus prácticas y deberes religiosos en la capilla unida al Colegio, dicha educación moral y religiosa lo mismo que la científica que reciben los alumnos son favorecidas en su desarrollo por el régimen interior semi-mílitar del Colegio.
    Los alumnos están siempre acompañados del sacerdote inspector y un profesor de guardia. Aquel y todos los profesores viven y duermen en el Colegio, y comen con los alumnos.
    El gran número de alumnos preparados todos en breve tiempo y las referencias de sus familias es la mejor garantía. El Director enviará por correo á quien los desee Reglamentos, detalles y referencias.

    Me gusta

  2. Técnico universitario

    El origen del “apto por compensación”,también obedecía a una loable figura basada en la agrupacion en un bloque de las asignaturas, de forma que se podía superar ese bloque si de demostraban unos conocimientos medios suficientes de los contenidos de ese bloque. Eso sí, sin pasarse, si suspendemos 3 asignaturas de un bloque, no se supera, y si la que nos queda es con un 2, pues tampoco.

    Si tenemos un bloque de 6 asignaturas de matematicas, por ejemplo, y la media de todas ellas es superior al 5, pues se puede compensar Calculo (siempre que calculo tenga una nota superior a 4).

    La figura, como bien dices, degenera, y ahora compensamos Cálculo de Estructuras con Economia de Empresa. Y claro… el puente sale bien de precio….. pero se cae.

    Me gusta

  3. Estimado Sevach, yo más bien diría que para el profesor común “aprobar y asistir a clase es lo primario -en ocasiones van de la mano como agradecimiento de su ego- y aprender algo estrafalario -e incluso insultante si no es gracias al profesor-” y para el alumno común “aprender es lo primero pero lo que menos posibilita el aprobado, así que si puedes asiste a clase y búscate las habichuelas para averiguar cómo cojones quiere el profesor que rellenes el maldito papel”.

    Personalmente agradecería más, si hablamos de Derecho, una Universidad que paga a un brillante profesional para que grabe vídeos de clases magistrales o edite libros magistrales, y pone algunos profesores a disposición de los alumnos en horarios de tutorías para guiarles en el camino, sacar provecho a su ánimo y resolver sus dudas. Y no uno que se dedica a resumirte lo que sabe malamente, que tiene miedo de ir más allá del temario y cuyas clases sólo sirven para averiguar qué “especial mariconada” quiere que se le ponga en el examen.

    Un saludo.

    Me gusta

  4. “España y yo somos así, señora” (gracias Google), he copiado esta frase para introducir mi comentario, espero no ser expulsado del Blog por copion.
    Yo entiendo que el sistema punitivo es un poco la medida de lo moral y lo ético para un ciudadano medio, si una acción mía, que de entrada me parece grave, resulta que es sancionada levemente por el ordenamiento, hace que mis “esfínteres éticos” se relajen y la siguiente vez ya no me dará tanto apuro ya que parece que no era tan grave, y viceversa, si lo que yo pienso que lo que he hecho es “pecata minuta” y luego resulta que el ordenamiento me vuelve la cara del revés ya me cuidaré de no repetirlo (lo se, esto último por la gran esperiencia que tengo el alcoholemias……¿a quien maté yo?…. preguntan). Todo esto lo digo porque si me estoy jugando la carrera universitaria, o peor aún una oposición (que no olvidemos que es el comienzo de un trabajo para toda la vida y que los saltos de alegría que se dan al ver el listado de aprobados es superior al que nos ofrecen las televisiones todos los años minutos después del sorteo de navidad), y la única pena que pueden imponerme es echarme del examen devolviendome incluso las chuletas para que no tenga que volver a elaborarlas para el próximo,¡¡¡bendito sea Dios!!! para adelante, ¡¡¡a copiar como desalmados!!! y el que venga detrás que arree. En un pais como este en que un comentario sobre si fulanito o menganito tenía un enchufe como un piano en esta o en aquella oposición, no altera el tono de la conversación, ni la llena de adjetivaciones fuertes contra los autores, sino que se zanja con la típica pregunta ¿que es que si tu pudieras enchufar a un hijo no lo harías? que parece ser el principio legitimador de toda esta basura, en un país como este, repito, copiar en un examen y hacerlo bien, sin que te pillen, tendría que puntuar positivamente con créditos universitarios o en caso de oposiciones con años de antigüedad, ya que hemos de recordar que “el rincón del vago” no sólo alumbra a estudiantes gandules, sino que ha sido noticia reciente porque proyectos públicos relevantes provienen de esa fuente…

    http://www.elpais.com/articulo/sociedad/informe/fusila/contenidos/Internet/avala/urbanizar/San/Glorio/elpepusoc/20090509elpepisoc_6/Tes

    y ya que hablamos de San Glorio; ¿no sería gracioso que alguien conociera al inspirado funcionario o político “copión” y que nos contara que: bien daba clases o bien había sido miembro de tribunales de oposiciones y se destacaba por su severidad contra sus otros colegas los alumnos copiones?
    ……..voy a buscar en Google mas frases dichas por otros que vengan a cuento para colgarlas aquí…….. ahora vengo

    Me gusta

  5. En primer lugar quisiera darle la enhorabuena al Sr. Sevach por el blog. Lo sigo de vez en cuando, no tanto como debiera, y siempre es muy instructivo leer las opiniones que aquí se exponen.
    Ruego me permitan un pequeño inciso para darle mi total apoyo con respecto a la situación que estupefacto he leído estos días sobre la actuación de la Administración en relación con este blog y con las palabras provenientes de la capital que asocio más a un posible sentimiento de envidia “internetil” que de una opinión profesional.

    Con respecto al tema del mundo universitario, comparto la opinión que el sistema educacional ha cambiado totalmente pero no sólo en el ámbito universitario. Yo me acuerdo cuando en el colegio e instituto tenías que saberte de memoria todas las capitales importantes del mundo, la tabla periódica (elementos y valencias) o declinar perfectamente el rosa-rosae.

    Quizás no se la persona más indicada para hacer una valoración exhaustiva acerca del mundo universitario pues siempre he estado en el lado del estudiante y me falte experiencia en otros aspectos, pero en mi humilde opinión se necesita un profundo cambio.

    Me van a permitir una crítica al sistema actual. Tal como decía el Sr. Sevach lo primero que hoy prima es aprobar y no aprender que sería lo corrrecto. Sin embargo, y no con ello intento justificar esta situación, quisiera proponer un punto de vista alternativo del porqué de esto.

    Cada vez más dejamos de ser personas para convertirnos en cifras y datos. El conocimiento es una presunción “ius tantum” de ahí que lo que prima en muchos casos no sea tanto lo que sabes, que “deberías” demostrarlo sino los datos objetivos que puedes aportar como las notas o el expediente en solicitud de becas, acceso al puestos de trabajo…

    Respeto la libertad de cátedra de los profesores universitarios y que tengan independencia ideológica y doctrinal. Sin embargo no comparto las desigualdades que se producen en base a ésta. Todos somos conscientes de que la misma materia con un profesor/a que con otro/a puede convertirse en algo muy ameno o en algo imposible de aprobar y ello no me parece correcto. ¿Donde está la igualdad entre estudiantes?.

    Hoy en día es más dificil encontrar una asignatura, tanto en ciencias como letras, en que se utilice el mismo método y el mismo examen para todos los alumnos independientemente de qué profesor/a imparta la asignatura. Se quiere seguir el sistema actual, ¿por qué no se permite elegir libremente a los alumnos el profesor que quiere que les examine?. Comprendo que se corre el riesgo de elección por la mayor o menor facilidad de aprobar pero ¿no sería un sistema más justo dando por lo menos la oportunidad a los estudiantes de elegir?. Quizás con ello consiguiesemos homogeneizar criterios y pudiesemos convertir ese “primero quiero aprobar y luego ya veremos, al quiero aprender para poder aprobar”.

    Espero que para ser mi primera intervención no haya sido demasiado densa ni desafortunada y me gustaría que alguien pudiera darme su opinión, si es menester. Pues cualquier crítica sana y respetuosa es constructiva.

    Me gusta

  6. Juan Manuel del Valle Pascual

    DE ALUMNOS Y ESTUDIANTES

    Digo yo que no es lo mismo
    ser alumno que estudiante,
    y, sin tentar la semántica,
    sino sólo la gramática
    parda con la que al instante
    ha de entender mi cinismo
    el lector menos brillante.

    Diré que a alumno se llega
    tras abonar la matrícula
    (tal condición es intrínseca
    de quien el aula ni estrena,
    ni pisa un laboratorio
    de Facultad o de Escuela)
    convirtiéndose en Tenorio
    o en tuno de pandereta,
    gastándose en cuchufletas
    el tiempo de estudio, todo.

    A lo sumo hace chuletas
    para aprobar los exámenes,
    copia de forma discreta
    de los de “El rincón del vago”
    lo que otros hicieron antes,
    y así logra su aprobado,
    mientras gasta en francachelas
    la soldada que sus padres
    para apuntes le asignaron.

    Liga como un descosido
    en el Paso de Ecuador,
    pues el chico es muy simpático,
    ya que es el animador
    de estudiantes aburridos
    que por ello dan cobijo,
    con impagable candor,
    a este alumno tan errático
    al que no hay un profesor
    que en la clase le haya visto
    escuchar su explicación.

    Y luego aprueba el jodío
    con las mañas más variadas:
    Hace reír a carcajadas
    al catedrático impío,
    es el mejor camarada
    del penene despedido,
    es delegado de clase,
    de Junta de Facultad,
    no le calla en un debate
    ni el Decano, ni su padre
    (con todos hace amistad),
    y a todos ¡qué bien les cae!

    Favores hace a raudales,
    vende apuntes y negocia
    lo que haya que negociar,
    vence, convence y no hay nadie
    que le tenga enemistad.

    Consigue hasta lo imposible,
    todo menos estudiar.
    Es el broker de la clase,
    el rey de la Facultad,
    el Rectorado se rinde,
    vence a la universidad,
    organiza tós los viajes,
    engañuza a cooperantes,
    y, si faltan machacantes,
    lo que haya que financiar
    lo consigue antes que nadie,
    venda, compre, alquile, amañe,
    engatuse, rinda, alcance,
    no es cosa de preocupar,
    que lo consigue en un trance
    y lo hace fenomenal.

    No conoce un imposible
    …salvo que haya que estudiar.

    En cambio, está el estudiante
    requemándose las cejas
    exámenes tras exámenes,
    sin perder convocatoria
    y nunca alcanza la gloria
    de la vida tan pendeja
    del chico que vimos antes.

    Trabajador, pero huraño,
    nunca llega tarde a clase,
    la biblioteca es su espacio,
    todo el libro subrayado,
    sus apuntes, un tratado,
    sus trabajos, una tesis,
    estudia domingos, sábados,
    cual si fueran catequesis
    de los dogmas atinados.

    Todo lo que hay que saber
    lo sabe, y sabe tan bien
    que le llaman “Internet”.
    “Internet,¿dónde está esto?
    “¡Sóplame, que me apagué!”
    “¡Deja que copie tu texto!”
    “¡Por favor, ayúdame!”
    “¡Dime qué contesto a esto!”
    “¡Muchas gracias, Internet!”.

    Más bueno que un misionero
    El estudiante modelo,
    mas…no lo sabe vender.

    ¿Cómo haremos que uno y otro
    sean sólo uno a la vez?
    No hay leyes ni reglamentos
    que mezclen morralla y oro
    haciendo un sólo elemento
    de virtudes sin defectos
    sin el trabajo de todos,
    pero algo habrá que hacer.

    ¿Será Bolonia acomodo
    de estas dos formas de ser?

    Me gusta

  7. Los estudiantes no quieren estudiar, los profesores no quieren dar clase…Y nadie quiere cambiar las cosas. En esas condiciones ¿Quién se sorprende que ninguna Universidad española figure en el cuadro de honor de los ranking internacionales?. Y eso que hay profesores extraordinarios, pero un grano no hace granero…

    Me gusta

  8. Dados los medios, gracias a la imprenta y a Internet, ya se verá como el camino del buen estudiante es el autoaprendizaje (con algún que otro guía en el camino), y no ir a clase, donde se pasa a formar bulto en el montón.

    Me gusta

  9. A mí lo que me sigue sorprendiendo es que de hace unos años a esta parte se hable de “la generación mejor preparada de la historia” Y nos lo quieren meter como sea. Una generación lastrada por un sistema educativo pésimo, una universidad masificada, endogámica, alejada de la realidad y envanecida en su podredumbre. Eso sí, algunos chapurrean inglés.
    Uno de mis amigos – Magistrado en un Tribunal colegiado y ya talludito- me comenta a menudo sobre la pésima base educativa y de formación que tienen los Jueces ya formados en la LOGSE y posteriores engendros. Las faltas de ortografía, de gramática, la deficiencia argumental, la incapacidad en la redacción, en cualquier país darían lugar a la expulsión inmediata de la profesión por incapacidad. Aquí, como memorizaron 300 temas como loros sin el menor sentido crítico y analítico, nos tienen a todos acojonados con su estulticia e incapacidad.

    Alegret.

    Me gusta

    • Es posible que haya una gran mayoría así. Pero los que se han esforzado en sus estudios han contado con mejores medios para formarse. Y eso se nota: conozco a muchos estudiantes de derecho que sin haber terminado la carrera ya superan con creces los conocimientos de –muchísimos– de los que ejercen de los que ejercen durante años. Ésa constituye la generación más preparada de la historia.

      El resto, mediocre per se, sigue siendo como los tradicionales mediocres de toda la vida. Bueno, si acaso, efectivamente chapurrean además inglés.

      Me gusta

  10. Hola José Ramón, he llegado a este artículo de tu blog y después de leérlo, quería hacerte una pregunta. Estoy pensando ponerme a estudiar la Carrera de Derecho a distancia y me han hablado muy bien de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR): http://www.unir.net/grado-derecho-online.aspx Podrías decirme qué te parece su plan de estudios y si se enfoca a las perspectivas que un graduado en derecho debe tener hoy? Un saludo y gracias!!!

    Me gusta

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: