Crónicas administrativistas

Derechos Humanos y Derecho Internacional enterrados en el Sahara en nombre de la diplomacia

Humor J.R.Mora

Los recientes actos de abuso de poder del gobierno de Marruecos en su operación de desmantelamiento del campamento saharaui próximo a El Aaiún, han provocado un gran revuelo mediático y voces airadas de todos los flancos del espectro ideológico español. Sin embargo, el Gobierno español so pretexto de criterios diplomáticos e intereses geoestratégicos guarda un penoso silencio, sin atreverse a condenar tales tropelías contra los derechos humanos y contra el Derecho Internacional. Para Sevach no hay excusa.

1. Moralmente resulta indigerible que la comunidad internacional asista al espectáculo de circo romano de los saharauis entregados a las fieras de la policía alauita. El derecho a la libre circulación de los saharauis se ve cercenado, su integridad física escarnecida y su dignidad vilipendiada (una vez más, y lo triste es que no será la última), y para mas inri, los periodistas en libertad vigilada.

2. Políticamente es inaceptable que so pretexto de respetar la soberanía de Marruecos la soberanía española se humille y acepte la versión del matón que relata como la débil víctima le molestó, pues el Ministro marroquí de interior “ha recordado que, en su origen, los acampados reivindicaban derechos sociales como trabajo, vivienda y seguridad social, pero que después fue “tomado” por “milicias armadas, contrabandistas, personas con antecedentes penales, en busca y captura y oportunistas” con objetivos políticos.”

El Gobierno español acepta esta milonga. Pero no se trata de creerse que una alfombra sintética es de pelo de camella y tejida por bereberes. No, se trata de ocultar un atropello a los derechos humanos. España ofrece la actitud similar a un vecino ejemplar que sabe que el vecino de puerta es un salvaje que pisotea a otros vecinos en el rellano y desde cuya casa llegan olores fétidos, ruidos ensordecedores y prácticas pervertidas. Y aunque el buen vecino está asustado por esa conducta, como el mal vecino esgrime el que en su casa hace lo que quiere, aquél se limita a seguir su vida y dirigir una mirada de reproche pero de soslayo y sin mirar directamente a los ojos al mal vecino. O sea, cobardía y vergüenza, como decía Luther King, lo que más preocupa  ” no es la gente mala, sino  el silencio de los buenos”.

3. Jurídicamente, lo que ya ningún jurista entiende es que el Dictamen de la Corte Internacional de Justicia de 16 de octubre de 1975, a petición de la Asamblea General, zanjó la disputa entre Marruecos, Argelia y Mauritania (algo así como tres calvos disputándose un peine, ya que poco atractivo económico presentaba esa franja desierta para tres señores medievales), declaró que no había vínculos de soberanía territorial entre Marruecos y el Sáhara Occidental, y que procedía reconocer el derecho de la autodeterminación mediante un referéndum, decisión de la suprema Corte Internacional con la que Mohamed VI limpió el trasero de alguna camella.

4. Por eso, me ha parecido valiente, acertado e indiscutible el análisis efectuado por la Catedrática de Derecho Internacional Público de la  Universidad de Salamanca, Araceli Mangas Martín y publicado en el Diario el Mundo cuya reproducción sustancial encontraréis aquí y que permite captar la auténtica dimensión jurídica del problema.

5. Y eso por no hablar del respeto que le merece a Marruecos la Audiencia Nacional en su labor de instrucción por la querella planteada frente a sus ministros por los incidentes de El Aiún… El mismo respeto que mostró cuando el Monarca español visitó Ceuta y Melilla y que ya comenté en otro post anterior.

Ya resulta difícil digerir que un Estado que pretende mostrar una cara amable hacia Occidente, y al que tanto debe, conserve un régimen monárquico en una de sus versiones mas negras: Mohamed VI es Rey y Presidente del Consejo de Ministros. Nombra y cesa ministros, e incluso puede disolver el parlamento, y por si fuera poco es el Jefe Supremo de las fuerzas armadas, la máxima autoridad religiosa y nombra a los magistrados de la Corte Suprema. Y si bien el principio de Derecho Internacional de no injerencia en asuntos internos puede explicar la tolerancia de tan vergonzosa situación en el siglo XXI, lo que resulta intolerable es que un Estado democrático como España no de un paso adelante testimonial para condenar las actuaciones canallescas del Gobierno en los recientes incidentes. No es mucho pedir.

Para Sevach España tendrá intereses económicos en Marruecos pues ciertamente nuestras exportaciones superan las importaciones de ese país, pero en tiempo de crisis económica gravísima, a España le queda su dignidad como país, y como el honor de Fuenteovejuna “es patrimonio del alma, y el alma solo es de Dios”…

 

0 comments on “Derechos Humanos y Derecho Internacional enterrados en el Sahara en nombre de la diplomacia

  1. Enrique

    Sr. Sevach, cuando dice que Marruecos le debe tanto a Occidente, ¿A qué tipo de deuda se refiere?

    De hecho, a Europa occidental, concretamente a Francia, España y Portugal, Marruecos solamente le debe en los últimos siglos guerras y un feroz colonialismo. Repase la Historia desde Alcazarquivir (1578) hasta la independencia marroquí (1956) y verá que tras la Reconquista, en materia de invasiones, no parece que los cristianos nos hayamos portado mucho mejor que los musulmanes.

    Creo que desde los tiempos de los piratas berberiscos hasta los de la Legión Extranjera no tenemos nada que reprocharnos unos a otros.

    Y respecto a Estados Unidos, ya desde antes de 1975 intervinieron en la zona y se ocuparon de que Marruecos terminara controlando el Sahara Occidental. No hay más que seguir repasando la historia, ya reciente, para explicarse el por qué. Y es que los títeres de la ONU no tuvieron ningún poder para evitar que los gringos entrenaran a los soldados marroquíes en el Sahara Occidental, suministraran armamento, organizaran el muro de artillería automática para contener al Frente Polisario, etc. ¡Vamos, el típico caso de conflicto localizado en el que tanto les gusta experimentar!

    ¿Sabía Vd. que ya en la Guerra de Ifni (1958) los estadounidenses nos prohibieron utilizar armamento comprado a ellos? La excusa fue que tanto Marruecos como España eran países aliados suyos pero está claro que el plumero ya se le veía al Tío Sam, ¿no?

    Si los EE. UU. pueden invadir Irak por no cumplir las resoluciones de la ONU, ¿Qué les habría costado forzar a Marruecos a cumplirlas también respecto al Sahara Occidental?

    Con todos mis respetos hacia su artículo y al de la sra. Araceli, tengo que decirles que el principal país responsable de la problemática actual en la zona es Estados Unidos que, con su poder, ha querido que la situación sea la que hay y no otra. Y también son corresponsables en menor medida muchos otros países cuyas compañías obtienen beneficios con la minería, pesca, etc. en la zona.

    Un saludo.

    • Sevach

      ¿Qué le debe Marruecos a España?. Sin referirnos a la etapa previa a la descolonización ( aunque justo es recordar que Marruecos soportó el protectorado francés y no la tibia presencia de España), quizás deba agradecerse a España el paso adelante para reconocer de inmediato su independencia en 1956, declarando nulo el Tratado firmado con Francia en 1912 por el que se establecían las Zonas de Protectorado en Marruecos; los mas de cien tratados de cooperación desde su independencia (que demuestran una mano tendida y un beneficio recíproco);las reuniones anuales institucionalizadas de Alto nivel de representantes de España y Marruecos (RAN) que creo que por la décima edición con satisfacción conjunta de ambas partes ofreciendo una visión idílica internacional; la gran baza de España en la Unión Europea apoyando las negociaciones con Marruecos para conseguir su ansiado Estatuto de sociopreferente de la Unión Europea, por no hablar de que bajo la Presidencia española de la UE, se negociaron los aranceles a las exportaciones de frutas y hortalizas que beneficiaron a Marruecos frente a los propios agricultores españoles; la diplomática posición de España ante Argelia para mantener contento a Marruecos; los mil y un silencios cómplices ante los desafueros de Marruecos, pese a que el Derecho interno español y el Derecho Internacional amparaban las tesis españolas; la tolerancia pasiva ante el impulso marroquí de la migración ilegal hacia España; las facilidades para el comercio hispano-marroquí asumiendo España el papel de Mr.Marshall, etc. De hecho, el Plan Director de Cooperación Española 2009-2012 califica al reino alauita como un destino prioritario para la ayuda al desarrollo, con lo que España entregará a fondo perdido cerca de 400 millones al Ejecutivo marroquí ( de hecho, tras Perú, es el segundo país del mundo subvencionado por España… No es extraño que la Agencia Española de Cooperación Internacional, con su chorro de ayudas orientado a Marruecos sea conocido por sus propios funcionarios como la agencia “Marroquinez”..

      Pues como decían en “ La vida de Brian”…¿Qué nos han dejado los romanos?… Pues quitando eso, nada…

      Y en todo caso, no pretendo juzgar la historia ni el papel de España ni EEUU sino sencillamente mostrar el reproche ante la cobarde actitud de la diplomacia española ante un concreto atentado a los derechos humanos desde Marruecos…

      Un cordial saludo, y gracias por las precisiones históricas

    • All right… all right… but apart from better sanitation and medicine and education and irrigation and public health and roads and a freshwater system and baths and public order… what have the Romans done for us?

      [De acuerdo … de acuerdo … pero además de un mejor alcantarillado y medicina y educación y el riego y la sanidad pública y las carreteras y el agua corriente y los baños y el orden público … ¿qué han hecho los Romanos por nosotros? ]

      De “La Vida de Brian” (la traducción es mía)

  2. Contencioso

    Para los juristas el derecho internacional es el ejemplo mas claro de que no hay derecho ni razón fuera de la clásica situación de juez y partes, pues los estados soberanos actúan como teóricos iguales sin nadie que sea superior a ellos. Y claro, al final se impone bien la fuerza bruta de los mas poderosos, bien la política de intereses puros sin límite alguno. A diferencia de cualquier estado moderno, en que los tribunales (Con mayor o menor acierto, con mayor o menos sometimiento al poder político) son garantes del orden jurídico, en el derecho internacional nada de esto existe, y por lo tanto esperar otra cosa que la ley de la selva en estado puro es bastante iluso.

    No me escandaliza lo ocurriod en Marruecos, ni en Irak, ni en Afganistán, ni en muchos otros sitios. No es que me guste … pero ni me sorprende ni me escandaliza, porque sé que nada cabía esperar.

    Saludos

    • Christian S.

      Al final todo se reduce a que el Derecho Internacional Publico, no es verdadero Derecho, en la medida en que, en muchos casos, no tiene una sancion juridica clara (mas alla de la comercial, social, etc.). Es la gran laguna de esta rama del Derecho, que se basa en valores muy bienintencionados y de cuya racionalidad, utilidad, y necesidad nadie duda (buena fe, cordialidad…). No es nada reprochable, pues al fin y al cabo, el Derecho, como toda obra humana, tiene sus limites.

      Lo que si es ciertamente reprochable es que no se investigue a fondo lo ocurrido, que se acepte la version de un gobierno presidido por un autoritario despota y vil asesino, que condena a todo un pueblo a la mayor de las miserias, mientras el vive en la opulencia. Nuestra diplomacia, paniaguada, deja mucho que desear, pues se muestra blanda frente a los que mas daño inflingen y dura con los que, en tesis mas o menos defendible, ayudan a que el mundo sea algo mejor y luchan por unos ideales de justicia y paz.

      Un saludo.

  3. Maximien Robespierre

    Solo Alá es grande. Solo Alá es misericordioso.
    Alá es grande, pero ata fuerte tu camello

  4. Juan Jo

    VOLVER LA VISTA

    Hay silencios belicosos,
    hay silencios que delatan,
    hay silencios ominosos
    que cuando hablan se retratan.

    En algunas ocasiones
    bueno es romper el mutismo
    y dejarse de canciones,
    lo que viene a ser lo mismo.

    ¿La libertad de expresión?
    ¿y los derechos humanos?
    violación tras violación.

    La diplomacia es arcano
    que entristece al corazón
    cuando no tiende las manos.

    23 de noviembre de 2010

Gracias por comentar con el fin de mejorar

A %d blogueros les gusta esto: