Sobre los abogados

Veinte consejos prácticos para ejercer la abogacía

captura-de-pantalla-2017-01-26-a-las-9-02-16Me han solicitado algunos consejos prácticos para alguien que quiere ejercer la abogacía. Sin ánimo dogmático, y por si son de utilidad para los novicios, daría los siguientes consejos en clave de psicología forense. Y si alguien, quiere añadir algunos mas, pues bienvenidos.

1.   Nada de esperar mirando las musarañas a que llegue el cliente. En un mundo competitivo, la especialización y la selección darwiniana  justifican estudiar y estar al día. Hay que especializarse y disciplinarse para conocer el derecho vigente y la última jurisprudencia. Preparar el caso concreto está muy bien pero mejor está forjarse un poso de conocimiento general que proporcione esa valiosa herramienta que es la intuición jurídica.

   Hay crisis pero no es buena idea flotar en el naufragio en medio del océano contando las horas. Me viene a la mente la conocida fábula de las moscas: “ Erase una vez dos moscas que se posaron en la leche de un caldero. Una de ellas, la mas fuerte, comprendió que sus patas se hundían en el líquido y no podría salir y se abandonó a su mala suerte. La otra, mas tenaz, decidió mover sus alas y patas rápidamente hasta que se formo una capa de nata que le permitió un punto de apoyo sólido desde el que moviendo las alas pudo pudo salir volando”.

burocra2. Lealtad con el cliente. El abogado no es un buitre carroñero ante el cliente sino un águila imperial que luchará por los polluelos. Hay que decir la verdad al cliente y saber decirla: mas vale una vez rojo que ciento colorado. Además, si se hacen escritos bien está mandarle copia al cliente. No importa que no entienda la jerga forense, porque lo que entenderá es que su abogado está trabajando en su caso.

 También  hay que frenar la voracidad del cliente y pedir lo razonable. Aquéllo de pedir mucho para que te den menos, o de construir la demanda con “ruido y furia” hay que dejarlo para las demostraciones cinematográficas de poder de King-kong, golpeándose el pecho.

La razón puede perderse si se reclama un disparate.

3. Saber escuchar al cliente antes de hablar. Cuando se recibe al cliente a quemarropa, hay que tener presente el consejo dado por John Wayne para los jóvenes actores: “ Habla bajo, habla despacio y no digas demasiado” .

4. Jamás digas al cliente que el pleito está ganado o que la sentencia se dictará en unas fechas aproximadas.  Son variables difíciles de  controlar y todo pronóstico fallido resta credibilidad al profeta. Las buenas noticias se dan cuando llegan.

5. Valentía al encarar un pleito. Todo está en los libros. Todo puede estudiarse y defenderse pero eso sí, con esfuerzo e incluso en expresión de Churchill, con “sangre, sudor y lágrimas”.  Cortar y pegar está bien, pero mejor es leer y estudiar el caso. Siempre se descubren ángulos y perspectivas nuevos.

Por supuesto, no asustarse por el adversario: David vence a Goliat mas de lo que creemos.

 Y si es una apelación nada de repetir la demanda: hay que tomarse el tiempo para justificar la apelación en términos sucintos, claros y  realmente críticos.

6. Mantener la coherencia entre los escritos procesales. En lo contencioso-administrativo se impone una atenta labor de cotejo entre solicitud administrativa, reclamación o recurso, demanda y escrito de conclusiones, para evitar la condena de “desviación procesal”.

cansado7. No todo es “pescar” jurisprudencia en la vida. Muchos abogados se dedican a bucear hasta encontrar el caso lo mas parecido posible al planteado y entonces a utilizarlo de pilar argumental. A veces no hay jurisprudencia aplicable o si la hay, la misma está superada o en trance de ser cuestionada. Mas importante que la sentencia citada es la argumentación que la explica y extrae su fruto. Además, si se busca jurisprudencia hay que pescar en todas las aguas: en la jurisprudencia menor, en la constitucional, en los dictámenes o incluso en jurisprudencia de otros órdenes jurisdiccionales pues a veces hay soluciones comunes para disciplinas diferentes.

8. Formarse en las disciplinas transversales. El Derecho es un universo y bastante es conocer algunas esquinas y vericuetos. Una gran disciplina muy olvidada es el Derecho Procesal y es tremendamente útil. El mejor cirujano de corazón del mundo fracasará si no sabe como leer un historial clínico, como esterilizar, quien debe acompañarle en su operación, los tiempos de ejecución, si no conoce los efectos de la anestesia o el protocolo de atención al paciente. Un incidente, trámite o argucia procesal puede hacer ganar un pleito “perdido” o perder un pleito “ganado”.

9. Las demandas, contestaciones o recursos deben ser breves. Aquí el tamaño no importa. No son tesis doctorales ni tampoco deben emular a Proust: los jueces no están para magdalenas.

10. Cuando se escriben unas alegaciones o cuando se expone un alegato verbal  hay que estructurarlo, ordenarlo y con rótulos. Los puzzles, rayuelas y desorden están bien para el cine independiente pero no para la vida real. Si algo ( un argumento y la tesis consiguiente) no puede resumirse en un rótulo de tres líneas, mejor no decirlo.

perzoso11. Nada de mandar escritos “en caliente”. Un escrito de alegatos no es una pizza sino un delicatesen y para eso hay que tomarse tiempo y si es posible, consultarlo con la almohada. Es increíble como varía la perspectiva e impresión de un mismo escrito cuando es releído por su autor veinticuatro horas después. Solo puede mejorar.

12. Humildad. Hay que barajar la posibilidad de que estemos equivocados y que el enfoque sea incorrecto o manifiestamente mejorable. Nada mejor que contrastar el asunto con un colega. El distanciamiento enriquece.

13.  Cuidar la sintaxis y el léxico. Precisión y frases cortas. Resulta contraproducente un mensaje mal escrito, con erratas, errores o indigerible.  Es cierto que las sentencias suelen ser un ejemplo de literatura plúmbea con ecos del Ulises de Joyce pero no por ello el abogado debe incurrir en el vicio que critica.

14. Nada de aluvión de sentencias, citas jurisprudenciales enormes y reiteradas. Pocas sentencias y citadas en extracto: solo el fruto interesa. Un pleito se gana como se amarra un novillo en un rodeo: rapidez y precisión. Y por supuesto, procurar no fundamentar toda una demanda en artículos de la Constitución. Se necesitan algo más que los diez mandamientos para demostrar que se tienen méritos para ir al cielo o para no  ser condenado.

15. No despreciar nunca los hechos. Contrariamente a lo que se piensa la inmensa mayoría de los pleitos son controversias sobre premisas de hecho, hay que tener presentes las cargas de prueba y principios de utilidad y pertinencia.

16. Poca calderilla.Latinajos pocos pero bien administrados. Citas de doctrina y autoridades menos todavía.

17. No abandones el pleito a su suerte tras las alegaciones o conclusiones. Entre el vencimiento del pleito y la sentencia suele haber un dilatadísimo lapso temporal en el cual puede haberse dictado una sentencia o aprobado una norma favorable a la tesis sostenida en el pleito, y siempre puede y debe aportarse antes de dictarse sentencia.

saturado18. Recursos, protestas y pataletas, las justas. Hay que librar las batallas procesales que puedan ganarse y no enzarzarse en cuestiones menores o colaterales.

19. Elegancia y respeto hacia el juez y los abogados contrarios. Trata al abogado contrario como te gustaría que te tratasen. Nada añade la algarada ni el ataque personal, y puede ser factor decisivo de la imposición de unas costas o de una sentencia dura.

20.  Y por supuesto, si estamos dispuestos a llevar el litigio como si fuera cosa propia, cumpliendo esas reglas, estaremos en condiciones morales de exigir al cliente la provisión de fondos o anticipo. Sin complejos. Si no lo entiende, no será un buen cliente.

II. En su día ya abordé las veinte reglas de oro para ganar un juicio contencioso-administrativo de un anterior post.

III. Para finalizar dejando un buen sabor, aquí vienen los Consejos de Don Quijote a Sancho, que si se adaptan mutatis mutandi al mundo forense, pues bienvenidos sean. Disfrutar con su lectura:
Capítulo XLIII

De los consejos segundos que dio don Quijote
a Sancho Panza

—En lo que toca a cómo has de gobernar tu persona y casa, Sancho, lo primero que te encargo es que seas limpio y que te cortes las uñas, sin dejarlas crecer, como algunos hacen, a quien su ignorancia les ha dado a entender que las uñas largas les hermosean las manos, como si aquel excremento y añadidura que se dejan de cortar fuese uña, siendo antes garras de cernícalo lagartijero, puerco y extraordinario abuso.

»No andes, Sancho, desceñido y flojo, que el vestido descompuesto da indicios de ánimo desmazalado, si ya la descompostura y flojedad no cae debajo de socarronería, como se juzgó en la de Julio César.

»Toma con discreción el pulso a lo que pudiere valer tu oficio, y si sufriere que des librea a tus criados, dásela honesta y provechosa más que vistosa y bizarra, y repártela entre tus criados y los pobres: quiero decir que si has de vestir seis pajes, viste tres y otros tres pobres, y así tendrás pajes para el cielo y para el suelo; y este nuevo modo de dar librea no le alcanzan los vanagloriosos.consejoss

»No comas ajos ni cebollas, porque no saquen por el olor tu villanería.

»Anda despacio; habla con reposo, pero no de manera que parezca que te escuchas a ti mismo, que toda afectación es mala.

»Come poco y cena más poco, que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago.

»Sé templado en el beber, considerando que el vino demasiado ni guarda secreto ni cumple palabra.

»Ten cuenta, Sancho, de no mascar a dos carrillos ni de erutar delante de nadie.(…)

—También, Sancho, no has de mezclar en tus pláticas la muchedumbre de refranes que sueles, que, puesto que los refranes son sentencias breves, muchas veces los traes tan por los cabellos, que más parecen disparates que sentencias.(…)

»Cuando subieres a caballo, no vayas echando el cuerpo sobre el arzón postrero, ni lleves las piernas tiesas y tiradas y desviadas de la barriga del caballo, ni tampoco  vayas tan flojo, que parezca que vas sobre el rucio; que el andar a caballo a unos hace caballeros, a otros caballerizos.

»Sea moderado tu sueño, que el que no madruga con el sol, no goza del día; y advierte, ¡oh Sancho!, que la diligencia es madre de la buena ventura, y la pereza, su contraria, jamás llegó al término que pide un buen deseo.

»Este último consejo que ahora darte quiero, puesto que no sirva para adorno del cuerpo, quiero que le lleves muy en la memoria, que creo que no te será de menos provecho que los que hasta aquí te he dado: y es que jamás te pongas a disputar de linajes, a lo menos comparándolos entre sí, pues por fuerza en los que se comparan uno ha de ser el mejor, y del que abatieres serás aborrecido, y del que levantares en ninguna manera premiado.

»Tu vestido será calza entera, ropilla larga, herreruelo un poco más largo; greguescos, ni por pienso, que no les están bien ni a los caballeros ni a los gobernadores.

»Por ahora, esto se me ha ofrecido, Sancho, que aconsejarte: andará el tiempo, y según las ocasiones, así serán mis documentos, como tú tengas cuidado de avisarme el estado en que te hallares.

 

listo
ABOGADO NOVICIO PREPARADO FRENTE A LA ARCAICA JUSTICIA

 

64 comments on “Veinte consejos prácticos para ejercer la abogacía

  1. Más de cuarenta años de ejercicio me avalan. No he leído cosa mejor sobre cómo debe ejercerse la abogacía.

    Me gusta

    • Alexandra cristina chiroque saldarriaga

      Bueno gracias por estos grandes consejos me van servir de mucho no soy abogada aun soy una adolescente y estoy preparándome para ingresar a la universidad , quiero ser una gran abogada ser reconocida por mi coraje y valentía daré lo mejor de mi cada dí
      a hasta lograr la meta ya que la meta no es graduarse es haberse dado cuenta que esto es lo que amas y sabes que vas hacer feliz cada vez que enfrentes un nuevo caso bendiciones para todos ustedes y que sigan ejerciendo su maestría con la verdadera responsabilidad y valentía.

      Me gusta

      • Margalida Figueroa

        Genial! Me encanta la gente con espíritu luchador!
        Yo soy abogada y esta ha sido una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida.
        He trabajado en el ejercicio de esta profesión, caminando con la verdad y la honestidad, con el estudio, dedicación y esfuerzo por encontrar buenas soluciones a las asuntos que se me han planteado. Adoptando en todo momento la decisión que he valorado apropiada y conveniente, sin poner la vista en la economía.

        Me gusta

    • Lamentablemente cómo se debe, no siempre es cómo es.

      Me gusta

  2. Soy abogado desde hace varios años. Totalmente de acuerdo con el artículo. La única duda que me queda es que no aclara mucho en el punto primero como conseguir clientes. La abogacía es una profesión de señores, aunque cada vez abundan menos, y está mal visto ofrecerse como abogado, incluso publicitarse, etc. Entonces, ¿cómo obtener nuevos clientes? Es cierto que el boca a boca funciona, y me vienen clientes enviados por otros clientes anteriores, pero es un gota a gota muy lento. Por otra parte el cliente generalmente no sabe derecho, por lo que tampoco sabe quien es buen o mal abogado, y se deja llevar por opiniones ajenas, ver a leguleyos teatreros gritando en los Juzgados y Tribunales, totalmente ayunos de conocimientos jurídicos pero ávidos de notoriedad social, etc. En resumen, sigo sin saber como HAY QUE VENDERSE, metafóricamente hablando, pues tengo claro que LA INTEGRIDAD PROFESIONAL es el principal patrimonio del Abogado, por no decir el único. Agradecería, pues, opiniones, comentarios y experiencias sobre el particular, con el permiso de Sevach, evidentemente.

    Me gusta

    • Pedro García-Valcárc

      Querido tocayo y compañero Pedro: Cuando comencé a ejercer la abogacía, de la mano de mi tío, que ya era abogado viejo, me dijo que lo primero que tiene que hacer el abogado que empieza es facilitar que la gente sepa que ERES ABOGADO. En el club deportivo al que vayas, en los toros, en el futbol, en la parroquia, en el colegio de tus hijos, en la tienda de al lado, donde sea, cuando venga bien, con toda sutileza, dejar caer que eres abogado. De nada sirve ser un ratón de biblioteca. Hay que promocionarse con elegancia, con honestidad, pero promocionarse. Rico no te vas a hacer. Hay quién lo consigue, y no hay por qué dudar de su honradez, pero debe ser muy difícil, y además tener mucha suerte, que siempre hace falta en la vida. A mí no me ha ido mal, y tengo ya 65 cumplidos, aunque no soy millonario. Pero he vivido bien. Creo que la fórmula ha sido estar siempre en mi despacho en los primeros años, aunque no viniera nadie, aprovechando el tiempo estudiando, leyendo jurisprudencia, escribiendo. Y luego, cuando ya va viniendo gente a buscarte, NUNCA actuar buscando el interés económico. He llevado muchísimos asuntos gratis, que luego me han traído clientes estupendos, y algunas veces lo han sido aquellos mismos que antes no pudieron pagarme. Luego no hay más secreto que trabajar bien, con rigor. Y no dar nunca nada por sabido.
      No me quiero extender más que para enviarte un fuerte abrazo.

      Le gusta a 1 persona

      • Excelente el artículo . Soy abogado , y me agrada que colegas proporcionen estas palabras para todos aquellos que somos recién recibidos , y a veces no nos encontremos a nosotros mismos ..libros se puedan aconsejar serán bienvenidos . Muchas gracias

        Me gusta

  3. He olvidado comentar dos cosas:
    1. ¿La abogacía, como profesión liberal que es, da para enriquecerse? Lo digo pues veo a compañeros viviendo muy por encima de mis posibilidades, por lo que ya empiezo a dudar de si soy tonto, al cobrar cantidades moderadas, correctas, JUSTAS, a mis clientes, o es que son mucho más listos que yo, y no digo inteligentes, sino listos, que no es lo mismo. –
    2. Un amigo me acaba de comentar que un prestigioso despacho de abogados español, extendido por todo el mundo, cobra la friolera de 450 euros por hora de trabajo de uno de sus abogados en defensa de sus clientes, aunque más que abogados habría que llamarles Señores Letrados, ante lo mucho que cobran. ¿Realmente una defensa normal y corriente, como he visto en casos de ese despacho, permite cobrar semejante barbaridad? ¿No es un latrocinio, con todo respeto…?
    También me gustaría conocer opiniones y experiencias sobre el particular. ¿Es justo cobrar por horas, sin que nadie controle la realidad de esas horas de dedicación al cliente, ni mucho menos la intensidad y profundidad del trabajo realizado…? (Más o menos como los talleres de coches que te dicen que dejes el coche, y luego te cobran dos horas por cambiarte el aceite, cuando cualquier profesional mecánico sabe que escasamente les cuesta media hora).

    Le gusta a 1 persona

    • Le contesto con el conocido chiste.

      Un abogado de un importante despacho de campanillas muere y va al cielo. Lo recibe San Pedro en persona y con todo miramiento. Por favor siéntese, quiere usted mejor una camilla, tranquilo no se mueva mucho, ¿lo ayudamos con las escaleras o le traemos una silla de ruedas? Pero oiga, dice el abogado, ¿qué pasa para que me reciba usted mismo y me trate así? Dice San Pedro, bueno, es natural, que no todos los días entra aquí una persona que haya muerto con 162 años. ¿162 años? ¡Pero si me he muerto con 43! No, no, dice San Pedro, aquí pone 162, que es la suma de todas las horas que usted ha facturado.

      Me gusta

  4. GRacias por publicar estos consejos.
    Espero que serán útiles para mi sobrino, ya que a mí me ha sido difícil el ejercicio de la abogacía por falta de guía y consejo. Los leo con atención, aunque no cdreo que después de doce años de recibida, me anime a ejercer la profesión.
    Muchas gracias por su generosidad.

    Me gusta

  5. Pingback: Veinte consejos prácticos para comenzar a ejercer la abogacía

  6. He sido Profesor de la Universidad Pública, y acabo de reenviar el enlace a todos mis compañeros para que lo difundan a los alumnos. Lamentablemente vivimos en una sociedad cada vez más mediocre por la falta de respeto…

    Me gusta

  7. Estupendo Post al que me gustaría añadir dos cuestiones que dejo abiertas a mis compañeros.
    Respecto del tema de los clientes creo que no hay mejor “marketing jurídico” que el prestigio y eso sólo lo da el tiempo y el buen hacer.
    Respecto del ejercicio de la abogacía no deberíamos olvidar que abogados somos, pero juristas también, y en eso, en el enfoque “jurídico” del caso -que no hay dos iguales- se hace oficio.
    Un saludo.

    Me gusta

  8. Con mis 26 años de ejercicio profesional de la abogacía, me atrevo a hacer uso del ofrecimiento del autor de post para añadir algunos consejos a los abogados jóvenes. Tres. puramente técnicos, el resto de enfoque general y con vistas a lo que de verdad importa y lo que ha hecho que los abogados jóvenes hayan estudiado Derecho: medrar y forrarse. Los consejos técnicos están relacionados con el planteamiento del autor del post de la abogacía como trabajo concienzudo, honrado y serio, planteamiento, que, lamento decirlo, es equivocado:

    1.- Yo añadiría, además la importancia de la hoja de encargo.
    2.- El consejo 17, lo matizaría, al menos el Civil, ámbito de mi especialidad, puesto que no son admisibles alegaciones más allá de las conclusiones, en principio
    3. – Y falta lo relativo al presupuesto, al que el cliente tiene derecho, y a la protección de datos, impuesta por la legislación.

    Pero esto son minucias. Vamos LO VERDADERAMENTE IMPORTANTE.

    Lo importante son los consejos de enfoque general, que son los siguiente:

    1.- Arréglatelas para hacer un despacho de tráfico de influencias. Ahí es donde está el dinero. Para ello, obviamente, arrímate al poder.

    2.- Nace en la familia adecuada. Ser hijo de abogado ayuda mucho si uno hereda el despacho, pero eso puede que simplemente ayude para salir adelante con un buen pasar. Con diferencia lo que más ayuda es ser hijo de alguien que tenga contactos e influencia. Los apellidos compuestos, especialmente los unidos por la conjunción copulativa “y” son los mejores.

    3.- Nace varón. En España, de 83 Colegios de Abogados, hay, creo, cuatro mujeres decanas. Teniendo en cuenta que la mitad de los abogados son mujeres, y hace ya muchos años que la cosa es así, nacer varón es fundamental.

    4.- Nace blanco como la cal y de familia, no inmigrante. Los WASPS son solo triunfan en EEUU. Siendo mujer, ser rubia siempre ayuda.

    5.- Estudia en una universidad de pago. Se aprende los mismo o menos, pero eso es irrelevante, dado que saber Derecho, tenlo muy claro, no te ayudará jamás en nada. Lo importante es que harás las relaciones correctas.

    6.- Jamás, jamás, bajo ninguna circunstancia, regales tu tiempo a ninguna causa ni al bien común. Tu objetivo lógico y único de hacer dinero, muuuucho dinero, que para eso has estudiado Derecho y eres abogado, te obliga a ser muy estricto en ese sentido. A veces te costará, pero haz un esfuerzo. Ni trabajo gratis para p…, parientes o pobres -el consejo clásico -ni para intentar que no se aprueben leyes inconstitucionales, ni para intentar que se revoquen, ni para ayudar a colectivos, ni nada de nada de nada. Tu tiempo libre aprovéchalo para irte de copas, o ya sería lo óptimo, de cacería, con los que te puedan dar contratos.

    7.- Si entras a trabajar en un despacho grande, piensa que no es un despacho, sino una empresa, y que en cualquier empresa el trepa, el pelota, el que pisa al de al lado y el que se aprovecha del trabajo ajeno es el que sube. Y tu objetivo ha de ser subir a toda costa. Ni se te ocurra exigir el cumplimiento de unas mínimas normas laborales, que tienes que ser consciente de que es normal y lógico que un abogado trabaje habitualmente de 60 horas ala semana, se quede noches sin dormir y trabajando findes, y tenga móvil y mail permanentemente disponible. Ah, y si eres mujer, olvídate, como puedes comprobar simplemente mirando la lista de socios de cualquier despacho grande, que parece la lista de consejeros del IBEX en cuanto a igualdad.

    8.- Si consigues un cliente importante, de las empresas gordas de verdad, redacta cláusulas nulas, y busca procedimientos tortuosos, para que todos tus contrarios resulten perjudicados y queden indefensos con carácter general. El beneficio económico de esa empresa es el tuyo.

    9.- Utiliza todas las armas procesales y preprocesales incluso, y muy especialmente las ilícitas: escuchas ilegales, ofertas leoninas a los que no pueden demandar por falta de medios muy especialmente si hay tasas judiciales impeditivas, aportación de documentos cruzados con tu abogado contrario -ese ingenuo que se cree que las normas deontológicas impiden aportan al pleito la correspondencia cruzada entre abogados- , y si se tercia, declaraciones obtenidas bajo tortura a los de Guantánamo.

    Y no pongo diez consejos porque, siempre me acuerdo de lo que dijo Borges cuando un periodista le dijo que qué pena que su madre hubiera fallecido a los 99 años en vez de a los 100: usted sobreestima las ventajas del sistema métrico decimal.

    Me gusta

    • Soy una persona de 17 años y me integra esta carrera, me entristece leer tu comentario, verónica, realmente no todo lo q dices es cierto, sabes si yo estudio derecho sera no por el dinero sino por esa pasión de hacer justicia a esas personas que no pueden defenderse , es el amor lo que te impulsa, el dinero no lo es todo pero si es necesario en este mundo, de q te sirve tener todo el dinero del mundo, si no tienes a quien compartir, a quien bendecir , a quien ayudar, a quien invitarle a una cena un lonche, realmente no se que habrá pasado en su vida de usted pero recuerde su infancia, … Yo la recuerdo muy bien mi infancia Jamas pensé en dinero , yo ahorra para comprame dulces y compartir co n mía hermanos , si mi mama me daba cinco soles para algo, y veía a alguien que lo necesita en la calle se lo daba , todo lo que siembras cosechas, nada en tu vida tendrá sentido si no tienes amor, y el verdadero amor es Dios ,El me enseño a vivir, a sufrir con una sonrisa en el rostro , me dio esperanza de que si se puede luchar contra esta Generacion llena de injusticias, q se puede ser integro, en medio de corruptos, si llegas a amar demasiado el dinero, te encontnras en un profundo hoyo de soledad y la verdad yo no quisiera eso para ti , los mejores princios para vivir una vida con éxito están escritos en la biblia y sólo las puedes entender y aplicar con ayuda del espíritu santo, busca de Dios, haz lo una vez mas, busca la verdad y la verdad te hará libre …!!! Bendiciones

      Me gusta

    • Comentario salido de tono, mal redactado y espeso.

      Me gusta

  9. Beatriz García-Montiel Calahorra

    Buenos días a todos.
    Tengo 32 años y jamás me he sentido discriminada por ser mujer en esta profesión.
    Ayer en la guardia del Juzgado éramos la mayoría mujeres (eso si la mayoría rubias).
    Creo que tenemos que aceptar lo que no se puede cambiar por ejemplo que esta sea una profesión liberal (lo cual no debería a priori ser algo malo) y si en cambio reflexionar sobre todo lo que se puede mejorar e intentar cambiarlo.
    Se puede vivir dignamente trabajando dignamente.
    Pero repito igual soy una ingenua.
    Por cierto hoy es domingo y voy a trabajar pero tengo la suerte de que no tengo jefe, bueno si tengo uno: los clientes. Ese también es lealtad con el cliente.
    Feliz domingo a td@s

    Me gusta

    • Compañera, me alagro por ti que nunca te hayas sentido discriminada por ser mujer. Con 26 años de ejercicio de la abogacía, he visto de todos y además, creo que el dato objetivo de que NO haya decanas, algo tendrá que significar al respecto, y otro tanto que los socios de las grandes empresas jurídicas -tal como son los grandes despachos- , sean en su inmensa mayoría hombres. Mira la lista de abogados en la web de Uría, Cuatrecasas, Garrigues, etc., que parece la de los consejeros de empresas del IBEX en igualdad.

      Y sin el menos ánimo de elevar la anécdota a categoría, que es un mal sistema argumentativo, ahí van unos ejemplillos, que NO se refieren a cuando empecé a ejercer, allá por los tiempos en que reinaba Carolo.

      *En mi despacho había secretario varón. Cuando venía un nuevo cliente, abogado, contacto, se creía que el abogado era él, y si por casualidad abríamos la puerta las mujeres -abogadas-, preguntaban por el abogado.

      *En una reunión en mi despacho con unos clientes míos para un asunto económicamente muy gordo, estaban otros dos profesionales, ajenos a la abogacía, a quienes mis clientes contrataban -para pagarles una pasta- y a quienes yo transmitía las instrucciones. Reunión larga. Al terminar, acompaño a la puerta a profesionales y a clientes. Y uno de los profesionales, algo mayor que yo, delante de mis clientes, y con bonito tonillo paternal, se despide así: “adiós, guapa”. A una abogada de 26 años de experiencia, que se recibe estos profesionales en su propio despacho, con sus propioa clientes para un asunto gordo, que transmite las instrucciones y asesora, un señor se permite despedirla con un “adiós, guapa” (momento, evidentemente, que le dije cuatro cositas bien dichas, porque JAMÁS se había dspedido así de los otros abogados varones intervinientes en el tema)

      *Cada vez que voy a reuniones con abogados de despachos de primera fila, las empresas jurídicas, lo habitual es que solo hay una abogada: yo.

      *En una reunión importante a la que asistí para unos clientes míos llevé a un compañero experto en uno de los flecos del tena, para que me ayudara, ¿a quién s e dirigían exclusivamente TODOS los asistentes, abogados y no abogados? A él. Hasta que di un golpe en la mesa, claro.

      Y hablando de estas experiencias, unas entre muchas, que he tenido, con muchas compañeras, resulta que no he sido la única.

      Dode nunca he sufrido esa discriminación es, efectiovamente, en los propios Juzgados. No pueda haberla cuando nos encontramos en Sala una abogada, una jueza, una SSJJ y otra abogada enfrente,como es cosa de todos los días. Unas rubias (yo, cuando, como ahora, llevo mechas).

      Pero cuando subimos en el escalafón judicial, resulta que en las sala de la Audiencia Provincial ya no hay tantas mujeres, vamos, que hay salas donde no hay ni una, y en el TS, mira la lista, tengo que pensar si ahora mismo hay alguna, que las foto parecen un equipo de fútbol (masculino). Y eso que se supone que en la Adminitración Pública no hay discriminación. Y no será proque sea hace poco y no haya dado tiempo, que ya hace muchos añitos, muchos, que hay mujeres en la carrera judicial.

      Y mira la lista de jueces que escriben en los Cuadernos de Derecho Judicial y demás publicaciones del CGPJ. Digo bien jueces, porque se cuentan con los dedos de una mano las juezas (o sin dedos). Y escriben juecez de primera instancia, donde la mitad son mujeres. Algo falla ahí.

      Y mira en las encuestas jurídicas de SEPIN, la revistas jurídica, en las que se pregunta a juristas qué opinan sobre determinados temas. No verás ni una mujer, ni una sola.

      Y, así se lo tengo dicho por escrito a Carlos Carnicer, Presidente del Consejo General de la Abogacía Española, a quien conozco, y quien, por cierto, me contestó muy amablemente diciendo que no hay tal discriminación, mira por favor la revistadel CGAE, cualquier número, y suma cuántas mujeres abogadas escriben y cuántas fotos de abogadas ves. En el número que inauguraba el nuevo formato, NINGUNA. Y la mitad de la profesión somos mujeres.

      Y, ya acabo, y esto también es otra anécdota -y ya son muchas anédotas- en la lista de juristas escogidos por el CGAE para opinar sobre las diez mejores películas jurídicas, de nuevo, que otra vez simple casualidad, como siempre, que siempre es casualidad todo, no había ni una sola abogada. Y me contestan que no han encontrado ni una sola mujer que quiera opinar al respecto. Me sorprende mucho, porque, yo, por ejemplo y creo que soy una abogada de lo más normal, sí podría opinar al respecto. Y tú, probablemente, y muchas, también. Pero ni a ti ni a mí se han dirigido.

      Me gusta

  10. Haciendo uso de esa autorización que agradezco a Sevach, quisiera añadir como consejos aquella información que deberá ocultar al cliente todo joven abogado que no quiera morir de hambre.

    – Cuídese de no decir al cliente maduro cuanto puede alargarse el asunto en el tiempo, ya que es probable que la sentencia firme, que no ejecutada, sea leída por sus causahabientes. A fin de cuentas, la provisión de fondos es siempre por adelantado.

    – Evite contagiar cualquier optimismo o pesimismo por tímidos que sean y por claro que sea el caso o contundentes que sean las pruebas aportadas. La justicia española es tan impredecible como cualquier otro juego de azar y el cliente no debe ver en Vd. otra cara que no sea la de póker.

    – Cuando se trate de litigar contra la Administración Pública, procure que el cliente no sepa por boca de Vd. que el juez es miembro de la Administración Pública y cobra de ella. Si se le pregunta, haga como que cree que la independencia del poder judicial es real y eluda dar muchas explicaciones al respecto.

    Saludos.

    Me gusta

    • Lamento que esté tan mal informado. Los jueces no forman parte de ninguna administración pública, tienen un estatuto legal propio (comparable al existente en cualquier otro país europeo), no están sometidos a ninguna autoridad jerárquica y, si bien es cierto que les paga el ministerio de justicia, sus retribuciones y su estatuto personal están en manos del legislador y del CGPJ. Es verdad que resulta muy socorrido, cuando se ha perdido un pleito contra la administración (por mal planteamiento, porque las leyes son como son o, simplemente, porque se trata de una pretensión inviable) pensar y decir, ¡claro, es que el juez es un árbitro casero!. Quien no se consuela es porque no quiere.

      Me gusta

      • Gustaría de conocer su respuesta Sr. Bentham,, sobre si en España ¿Existe Separación de Poderes? con su respuesta, pues….Ud. mismo.

        Me gusta

    • Tienes razón Enrique en las dificultades de independencia de los funcionarios. Duro, difícil e ingrato, y en los últimos tiempos, peor.
      Por lo que se refiere a los jueces te diría que una cosa es la “independencia” que creo que la tienen los jueces y otra la “infalibilidad”, virtud que no tienen. De ahí la natural perplejidad cuando a veces leemos sentencias que esto seguro, no convencen ni por su argumentación ni técnica jurídica, pero muy posiblemente el juez la ha dictado a su leal saber y entender.
      Si a eso unimos que el Derecho Administrativo, y el Derecho Procesal Contencioso-Administrativo está hecho por el poder y a la medida del poder ( si no se aplicaría solo la Ley de Enjuiciamiento Civil, con el principio dispositivo como eje) pues fácil comprendo tu crítica de que en ocasiones la Justicia y la Sentencia no van por el mismo carril.
      Un cordial saludo

      Le gusta a 1 persona

  11. Evidentemente, el Sr. Bentham “si no se consuela, es porque no quiere”, decir que Enrique esta mal informado por decir que el Juez es miembro de la Administración Publica y que cobra de ella, es cogersela con papel de fumar, porque todo el mundo le ha entendido.

    Seria tanto como decirle que no es cierto “que no estén sometidos a ninguna autoridad jerárquica” porque sino que Bentham se lea detenidamente el art. 122 punto 2 de la Constitución y que mire las Estadísticas y diga si existe la misma proporción de condena en costas a la Abogacía del Estado (Administración) que a los Letrados de las partes, que compare las veces que se estiman las Apelaciones según quien sea el que recurre, porque no creo que nos diga que los Letrados de “a pie” están peor preparados y saben menos de caso que los que defienden “al Estado” y que esta es la razón de la evidente desproporción y no porque “son caseros”.

    Saludos cordiales.

    Me gusta

    • Hora de las precisiones:
      1. Cuando Enrique alude a que “el juez es miembro de la Administración publica” de su comentario que utilizada un concepto amplio de empleado público y en sentido coloquial para ser comprendido por el cliente de turno.
      2. Cuando Bentham alude a que “los jueces no forman parte de ninguna administración pública” es patente que técnica, jurídica y materialmente no fomran parte del poder ejecutivo.
      3. Cuando Panóptico alude al art.122.2 CE, dicho precepto alude a la jerarquía en la relación de servicios pero dejando indemne e independiente la función jurisdiccional.
      Y sobre si el dato estadístico de las costas permite algún tipo de cuestionamiento de la imparcialidad, me parece un salto argumental excesivo. En primer lugar, porque una cosa es el criterio de fondo litigioso y otro el accesorio de las costas. Y en segundo lugar, porque “antes” del criterio del vencimiento no es que se pusieran mas o menos costas: es que no se ponían a nadie, ni Administración ni particular; y “después” del criterio de vencimiento, los jueces son precisamente resistentes a su aplicación automática para salvaguardar el derecho a la tutela judicial efectiva de los particulares.
      En lo que soy mas crítico es en que, ciertamente por seguir el criterio restrictivo del Tribunal Supremo, las sentencias condenatorias sobre desviación de poder son una rara avis, pese a que “haber, hayla”, en mas casos de los que formalmente se aprecia y declara.
      Y por último hay un dato objetivo que explica que la jurisdicción contenciosa se salde con un cuarto de estimaciones, que es que ha mediado previamente un expediente administrativo a cargo de funcionarios que conocen perfectamente la materia y lo hacen lo mejor que pueden, mientras que el abogado suele estudiar el asunto “a toro pasado” y lógicamente estudiarlo “ad hoc” .
      Por último, indicaré que he oído frecuentemente a abogados decir en temas menores – multas por ejemplo, que no se condena en costas, pero esos mismos abogados se aterrarían si se las impusieran cuando pierden otros pleitos de multas. En fin, con Campoamor, nada es verdad ni mentira sino del color del cristal con que se mira.
      Un cordial saludo

      Le gusta a 1 persona

    • Sevach, eso de que el procedimiento administrativo es llevado a cabo por funcionarios que conocen perfectamente la materia probablemente es cierto en la mayoría de los casos. Pero eso de que “lo hacen lo mejor que pueden” lleva implícita la lucha contra un sinfin de dificultades. Una de las principales es el sometimiento a la caprichosa autoridad de turno.

      Que el sistema democrático español, ya sea sobre el papel o en la práctica, no es proclive a la verdadera independencia del juez es un secreto a voces; sin embargo, saben hasta los hebreos que el mismo sistema, más que dificultar, directamente elimina la independencia del empleado público en general, que en la práctica está atado de pies y manos. Su blog está repleto de denuncias al respecto.

      Sin ánimo de discutir estadísticas, yo me daría con un canto en los dientes si las tres cuartas partes de la totalidad de los procedimientos administrativos, no sólo los recurridos ante el orden contencioso-administrativo, fueran no ya justos sino simplemente conformes a derecho.

      Un saludo.

      Me gusta

  12. Y disculpa, Beatriz, que añada un comentario sobre una cosa sucedida la semana pasada; otra anécdota más, y sí que son muchas ¿no? En el blog jurídico más leído de España, Hay Derecho, se publican posts jurídicos de diversos autores -hay algunos míos- y tras el post se abre debate con comentarios de lectores, todos de cierto nivel y de tipo jurídico. Un comentarista anónimo -claramente jurista-comenta en un mismo comentario dos opiniones jurídicas previas, de dos personas, identificadas por nombre completo una de un señor y otra mía-y, en mi caso, además, foto-, y al señor se dirigió llamándole señor tal, y a mí, se permitió el lujo de llamarme solo Verónica, sin tener el gusto de conocerle personalmente.

    Naturalmente estoy ya muy mayor para aguantar en público las discriminaciones que aguanto en privado, y si ni me callo en unas, tampoco voy a callarme en otras. Y no me callé.

    Me gusta

    • Qué carácter! … doña Verónica.

      Me gusta

    • Verónica: Con veintidos años ejerciendo no me importa el sexo ni el sexismo de los letrados contrario. Me importan lo que dicen y hacen y no lo que son. El sexo del ángel o ángeles es una variable que cuando trabajo no me preocupa y creo que la inmensa mayoría de los abogados han superado los prejuicios sexistas. Si alguno no lo ha hecho, me da lástima.
      Ah, lo del Blog jurídico mas leído de España, “hay derecho”, sería mejor decir aquéllo de “mejorando lo presente” porque me he asomado a ese blog y me parece magnífico, pero siendo justo (que es de lo que se trata) al comparar el ranking y datos de visitas de Alexa, resulta que – salvo error u omisión- el mas escapado/visitado es el Blog de Sevach, y si el no lo dice, al menos, como fiel seguidor desde hace cuatro años, me considero apoderado para ello.
      Ah, si nos cruzamos algún día en el foro, ten la seguridad de que no tendremos ningún altercado porque no tengo los prejuicios que denuncias, y además me parece digna de aplauso tu firme actitud para defender esa igualdad cuando te sientes herida.

      Me gusta

    • Estimada Sra. Verónica del Carpio.+

      Mi enhorabuena por su enorme, real y actualizada visión de la Abogacia, es tal cual la ha plasmado, aunque a algunos duden de reconocer la realidad con tal de vivir engañosamente.. En fin.

      Lo magníficamente relatado por Ud. se puede condensar en una sola de las frases o citas que salpica esta vieja piel de Toro.. que es: Los buenos abogados conocen las leyes, pero.. los mejores conocen los jueces..” ¿Alguien en su sano e impareial bendito de la razón, admite que este país, la corrupción, ¿no tiene nada que ver el llamado Principal Poder o Pilar:: La Justicia” No existe separación de poderes entonces todo lo demás queda sometido al arbitrio liberio de politicos y otras encundias,. Amen.
      (espero el Sr. Servach respete este mi mensaje y pueda ser publicado) Gracias.

      Me gusta

  13. Verónica del Carpio

    Sí el problema, por supuesto, no es que las mujeres ganen en España un 30% menos que los hombres y no estén en los puestos de dirección o que está estadísticamente acreditada la feminización de la pobreza en nuestro país, o que la pobreza en la India significa, venía ayer en el periódico, que mueren cinco veces más bebés niñas y niñas de corta edad que niños por falta de atenciones que en caso de falta de medios ya sa sabe a cuál hay que atender,por no hablar de los abortos selectivos de fetos femeninos, o que ni siquera los médicos occidentales hubieran caído en que los síntomas del infarto no son los mismos en mujeres que en hombres, y que por tanto no sirve tener en cuenta que a las mujeres no les duele el brazo (¿lo saben los lectores?), y que por tanto mueran muejeres en España y en Occidente por ese motivo, la falta de diagnóstico.

    El problema es que yo soy muy picajosa y/o tengo mucho carácter, y/o que quiero que me llamen Doña.

    Y puesto que estamos en el blog de Sevach, voy a citar a Ihering, citado en mi propio blog, con cita extraída del blog del propio Sevach. Si en mi blog aplicaba la cita a la lucha contra las inconstitucionales, injustas y discriminatorias tasas judiciales, resulta que es perfectamente aplicable a la lucha por la igualdad, y a cualquiera en la que uno crea.

    http://veronicadelcarpio.wordpress.com/2012/11/21/lucha-del-derecho-post-puramente-juridico/

    Lucha del Derecho: post puramente jurídico
    Prefacio del libro “Lucha del Derecho”, del insigne jurista Dr. Rudolph von Ihering, una de las más grandes figuras del Derecho. Transcribo lo que decía en 1891, con cita del filósofo Kant:

    “Al que no siente que, cuando su derecho es despreciado en forma ofensiva o pisoteado, no sólo está en juego el objeto del mismo, sino su propia persona; al que en tal situación no siente el impulso a sostener su persona y su buen derecho, no vale la pena ayudarle y yo no tengo ningún interés en convertirlo. Es un tipo que hay que reconocer simplemente como el del filisteo del derecho, según quisiera bautizarlo; el egoísmo y el materialismo mezquino son los rasgos que lo distinguen. No sería el Sancho Panza del derecho, si no viese un don Quijote en cualquiera que persiga intereses de otra especie que los de la mochila, en la afirmación de su derecho. Para él no tengo otra palabra que la de Kant: el que se hace gusano no puede quejarse después de que sea pisoteado. En otro lugar llama Kant a este arrojar sus derechos bajo los pies de otros, lesión del deber del hombre contra sí mismo y del deber en relación con la dignidad de la humanidad en nosotros toma la máxima: No dejéis que vuestro derecho sea impunemente pisoteado por otros”.
    [cita obtenida del conocido blog Sevach, de Derecho Público]

    Por cierto, esta cita SÍ ES UN CONSEJO MUY SERIO PARA ABOGADOS JÓVENES. Se la recomiendo, y es más, les pido que NUNCA la olviden.

    Me gusta

    • Eso de que las señoras ganen menos que los hombres cre es un bulo mal explicado y extendido.
      Habría que distinguir entre la empresa privada, dónde es posible que sea verdad, y la empresa pública o por extensión la función pública, dónde los salarios son exactamente iguales, en función de la categoría.
      Lo que s´es cierto, es que para la mayoría de las señoras es más importante la familia, los hijos, el marido (por este orden), etc., que el trabajo, y muchas únicamente aspiran a trabajar y cobrar un salario, pero sin involucrarse demasiado en el trabajo, en otras palabras, colocándolo en un papel secundario en sus vidas, no en el primario o principal.
      Y también es verdad, o al menos es mi experiencia de la vida, que las mujeres “que triunfan” profesionalmente acaban siendo divorciadas, solteronas o asimiladas.
      Vamos, que el éxito profesional es muy duro, y muchas veces exige renuncias a atenciones familiares, de los hijos, esposo, etc.
      (Las feministas, por favor, que se pongan en fila para criticar este comentario-reflexión, no políticamente correcto).

      Me gusta

  14. Beatriz García-Montiel Calahorra

    Estimados Enrique y Sevach:
    Del Derecho Administrativo y del Derecho Procesal Contencioso como Derecho “a medida” discrepo en parte (de nuevo quizás ingenuamente).
    En la Facultad nos enseñaron que el interés de la Administración es el interés general y el interés general es el interés que la ley dice que es el general.
    Nuestro sistema judicial a diferencia del common law confiere a los jueces del contencioso un gran control sobre la administración al estar sujetos únicamente a la ley y recordemos cada vez menos sentencias de primera instancia son recurribles.
    En mi opinión el poder existe pero caso vez está más repartido y eso quiero pensar evita algún abuso.
    La Justicia no se lo que es. Probablemente porque soy abogada.
    Un abrazo

    Me gusta

    • Estimada Beatriz:
      Sobre lo del “Derecho Administrativo y Derecho Procesal Contencioso” a medida, creo que debo hacer alguna precisión. Veamos. El juez contencioso es independiente y aplica el Derecho, el problemas es que el Derecho que tiene que aplicar son leyes y reglamentos que aprueba el Poder (legítimo, pero poder), y tales leyes y reglamentos se inspiran en el interés general, lo que lleva a dotar a la Administración de un Estatuto jurídico privilegiado, y de ahí que la Administración en vía administrativa está investida de enormes prerrogativas (ejecutividad, ejecutoriedad, etc) y en vía contenciosa igualmente (exención de tasas y depósitos, testifical por escrito, presunción de veracidad de actas de autoridad, medidas cautelares excepcionales, benevolencia en ejecución de sentencias,etc) unido a creaciones jurisprudenciales favorables al poder público ( la “discrecionalidad” administrativa, resistente al pleno control).
      Así y todo, con esos mimbres los jueces contenciosos hacen una gran labor, pues “independencia” no es “desobediencia” al Derecho. Un saludo

      Le gusta a 1 persona

  15. Respuesta a Atila:

    ….mejorando entonces lo presente. 🙂

    Me gusta

  16. Sólo por completar la información de Atila, los datos de tráfico de alexa para España (fines de 2012) sitúan a contencioso.es en el puesto 37 y a hayderecho.com en el 23, incluyendo no sólo blogs sino toda clase de páginas jurídicas (el BOE, por ejemplo). En cualquier caso, hayderecho.com, cuyo interés es indudable, no es exactamente un blog (una “bitácora personal”), aunque lo denominen así sus creadores, sino una especie de revista jurídica y política on-line, en la que escriben, entre editores, colaboradores y firmas invitadas, más de cien personas.

    Me gusta

  17. Beatriz García-Montiel Calahorra

    Estimados compañeros;
    De sobra conocido es “El oficio de Jurista” de Luis María Díez-Picazo pero no me resisto a citar algunos de sus consejos (con permiso de su Ilustrima Sevach) cuando se trata de consejos no ya para ser un buen abogado sino para hacer a un abogado “exitoso”.
    La respuesta comienza con “casi lo mismo que le hace ser bueno, aunque en la dirección contraria: inspirar confianza…al cliente” (…) Pero, como se logra?
    Lo dejo abierto a mis compañer@s.
    Y para terminar nos deja una cita de Carnelutti: “Los abogados son como los restaurantes…Cuando se hacen famosos, cuestan más y valen menos”.
    Verdad o mentira?
    Un abrazo

    Me gusta

  18. Sin ánimo de incordiar, yo he colaborado en ¿Hay Derecho? y he sido censurado, me han hecho modificar artículos, para ser políticamente correcto, luego no los han publicado, etc. Al final he dejado de colaborar. Viendo la afiliación a UPyD de algunos de sus dirigentes creo que es la “plataforma” política que utilizan para hacerse publicidad con sus ideas de regeneración social, que consisten, al grosso modo, en quítate tú, que me pongo yo… (Es posible que esté equivocado, lo admito). Los editores están continuamente comentado los artículos para intentar marcar su línea editorial, que por cierto desconozco cual es.
    En el caso de contencioso.es, Sevach escribe con toda claridad -parece mentira que sea Magistrado, con lo retorcidos que son algunos-, y los comentarios se publican íntegramente, sin corrección o censura alguna, salvo que sean injuriosos, en cuyo caso supongo los suprimirá.
    En resumen, que me quedo con contencioso.es, y ello con independencia del mayor o menor tráfico por la red. Hay que tener en cuenta que ¿Hay Derecho? tiene detrás a un equipo de cinco personas, y contencioso.es es la labor hercúlea de una sola persona…

    Me gusta

    • Amparado en el anonimato se dicen cosas que no son ciertas.
      En Hayderecho no hay censura ideológica. Y han comentado o publicado post diputados del PP y del PSOE. No hay vinculación alguna con UPyD, sin perjuicio de poder existir coincidencias. Es un foro libre.
      Sí existe un filtro de calidad. Y un control de comentarios para que no contengan ofensas personales o se aparten del tema.
      Respecto de la línea editorial, si después de tanto artículo y de tantos comentarios no sabe cual es, tiene un problema. La defensa del Estado de Derecho y la Regeneración institucional.

      Me gusta

  19. En respuesta a ATILA, he curioseado en lo que ha mencionado de visitas y el Alexa, y me sale que el blog de Sevach está en el puesto 20.000 y el de Hayderecho el 5500 de en España.

    Me gusta

    • Os agradezco a todos vuestros comentarios sobre el blog o la informacion compartiva de visitas, pero os ruego:
      A) El post es sobre consejos a los jovenes abogados y no sobre marketing de webs o blogs.
      B) Mantengamos este territorio contencioso, como lo que pretende su autor: un espacio de libertad de expresión sobre el poder y el Derecho administrativo, una especie de la televisiva cervecería bostoniana ” Cheers” pero al estilo de las sidrerías asturianas: camaradería, humor, libertad, crítica y buen rollo, y dejando fuera lo de comparar tamaños y audiencias. Por favor. Mi mayor satisfacción es sentirme estimulado a continuar con este juguete por vuestro seguimiento, y aprender de los que comentáis los post. Un abrazo a todos y sigamos comentando el post y no los derroteros bienintencionados pero estériles.

      Le gusta a 1 persona

  20. Estimado Sevach:
    Sobre la precisión al Derecho Administrativo y Procesal Contencioso “a medida”:
    Sólo en el Derecho alemán se admite expresamente (art. 19.4 Grundgesetz) que en la técnica procesal de cualquier recurso contra la Administración Pública se protejan verdaderos derechos subjetivos.
    “Toda persona cuyos derechos sean vulnerados por los poderes públicos tienen derecho a obtener la tutela efectiva de los jueces y tribunales”.
    El eje de la fundamentación del derecho subjetivo alemán es que cuando la Administración infringe la legalidad y de esta infracción deriva un perjuicio para uno o varios ciudadanos, éstos tienen un verdadero dercho subjetivo a la eliminación de ese perjucio. Sería lo que en el Derecho Privado se conocen como derechos subjetivos “reaccionales”.
    Cito la fuente: “Las transformaciones de la Justicia Administrativa: de Excepción Singular a la Plenitud Jurisdiccional. ¿Un cambio de Paradigma?” del Maestro García de Enterría
    (THOMSON-CIVITAS).
    Un abrazo

    Me gusta

  21. Pedro-A. García-Valcárcel

    Sobre la distinción entre ‘lo contencioso’ y ‘lo demás’ (y salvando, en la medida de lo posible, que nos salimos del tema ‘consejos a un abogado joven’, pero valga como ilustración.
    En la actualidad me dedico fundamentalmente a reclamaciones por responsabilidad médica. Hasta que descubrí el medio de burlar a la jurisdicción contencioso-administrativa y plantear los asuntos en vía civil (ex art. 76 LCS) el porcentaje de éxito en aquella fue del 50%, mientras que en vía civil es del 92%. ¿Cual es la explicación? No encuentro otra que la resistencia de los jueces de lo contencioso a condenar (valga la expresión) a la Administración, mientras que los de lo civil no reparan en condenar a la aseguradora de la Administración. Sin embargo los casos son prácticamente iguales. Creo yo que lo que el juzgador debería tener en cuenta es si en el caso es justa la reclamación o no, y no quién pueda resultar obligado a pagar.

    Me gusta

  22. Gracias y felicidades por estas sugerencias para ejercer la abogacía, me gusto mucho sobre el punto de conocer perfectamente la parte procesal como parte medular de todo procedimiento y/o proceso, yo añadiría algo que me parece mal entre los abogados es que para asegurar a los clientes no cobran la primera asesoría, me parece que con esta supuesta jugada económica, solo perjudican al resto de los colegas. He oido comentarios de bufetes que se arrepienten de estar dando asesorías gratis.

    Me gusta

  23. Cuando, en 1949, se promulgó la Ley Fundamental de Bonn, su art. 19 destacaba por reconocer, de forma clara y terminante, lo que hoy denominamos derecho a la “tutela judicial efectiva”. El art. 24 CE 1978 no dice nada esencialmente distinto, y es lógico que así sea, porque nuestro precepto constitucional (como otros muchos de la CE 1978) está directamente inspirado en la norma alemana. Resulta inexacto afirmar que “sólo en el Derecho alemán se admite expresamente que … se protejan verdaderos derechos subjetivos”. La superación doctrinal y jurisprudencial de la concepción originaria francesa del contencioso como proceso “abstracto”, limitado a la declaración de nulidad del acto contrario a la Ley, se produjo décadas atrás, ya con la LJCA 1956. Por si hubiera alguna duda, la actual LJCA 1998 reitera en su exposición de motivos el propósito de “superar la tradicional y restringida concepción del recurso contencioso administrativo como una revisión judicial de actos administrativos previos, es decir, como un recurso al acto, y de abrir definitivamente las puertas para obtener justicia frente a cualquier comportamiento ilícito de la Administración”. Que la jurisdicción contencioso-administrativa tutela verdaderos derechos subjetivos es hoy una evidencia. Nada distinto de la tutela de un derecho subjetivo es la pretensión de “reconocimiento de una situación jurídica individualizada”, que expresamente recoge la LJCA. Cuando un tribunal anula el justiprecio fijado por el Jurado o Comisión de valoraciones, no se limita a hacer una retórica declaración de nulidad, sino que fija por sí mismo el justiprecio, con euros y céntimos (ejemplo tomado de la conocida discusión entre Tomás Ramón Fernández y Parejo Alfonso a propósito del anteproyecto de LJCA de 2005).

    Le gusta a 1 persona

  24. Beatriz García-Montiel Calahorra

    Estimado APC PC:
    Precisamente lo que quería señalar es la superación definitiva del modelo francés del “exceso de poder” y el cambio de paradigma.
    No tengo tan claro que sea una evidencia la tutela de auténticos derechos subjetivos en el contencioso español pero ojalá: que así sea.
    Un abrazo

    Me gusta

  25. Verónica del Carpio

    A los abogados jóvenes les puede interesar este enlace, en la que una profesora de marketing jurídico (porque hay marketing jurídico, y se enseña) explica cómo son los perfiles de los abogados de un despacho de campañillas, analizando uno concreto: abogados de perfil comercial, abogados de perfil técnico.

    http://www.expansion.com/blogs/navarro/2013/01/29/son-comerciales-los-socios-de-wachtell.html

    Me gusta

  26. La regla 17 la verdad es que nunca se me hubiera ocurrido. Me la apunto compañero y te felicito por tan magnifico artículo.

    Me gusta

  27. queridos me parecieron opiniones , todas muy buenas. Tengo casi 50, arranque a los 38, y llegue. Comparto con UDS lo que me pasa a mi. No se como hacer,,,asi de simple. No tdos arrancan en un estudio, con un tio que sabe, cuando nada de tu alrededor tiene que ver con lo tuyo,,,como arrancas,Dejas de estudiar y dejas un pco la rutina del estudi.
    Seria de mucha falta que alguine que sepa lo que digo sea porque le paso o por que lo entiende,,, como SE HACE para arrancar.Obvio que cuando venga una caso pero,,e mientras tanto ,,,parece una pregunta sencilla pero les aseguro que no lo es

    Me gusta

  28. muy buenos los consejos. por mi experiencia se que hay abogados buenos, malos y regulares. Algunos ganan se bien y eso es bueno. entiendo que hay gente brillante que sabe y estudia mucho.a cada uno Dios le da las virtudes y posibilidades que hay que saber aprovechar. Algunos son mas vivos que otros y algunos dejan pasar oportunidades o porque no se arriesgan o porque no las ven. Es bueno saber tener buenos contactos y tener en claro para que tiene el titulo. Algunos para hacer mucha plata otros para vivir como se pueda y otros para ser “ladrones con titulo”. En fin hay de todo y para todos los gustos. >Hay que star contento con lo que uno hizo y con las posibilidades que la vida le dio. Un abrazo.Luis M. Varela

    Me gusta

  29. Muy interesante este post.
    En cuanto a los comentarios que se relacionan aquí abajo no puedo estar más de acuerdo con Verónica, muchos hombres siguen tratando a sus colegas como si hubiesen nacido para ser secretarias y no pasar de ahí. Es triste reconocerlo pero me parece que con tu lista de 9 recomendaciones has dado en el clavo.

    Parece que para ser abogada tengas que nacer en un barrio y una familia bien, con apellidos de rancio abolengo, estudiar en universidades privadas donde por experiencia propia se que no salen mejor formados que de la pública, y si eres mujer además de ser guapa, ser rubia, estar morena y llevar pendientes de perla (¿es normal que en una escuela de práctica jurídica el primer día un profesor comente lo guapas que son las alumnas?). Y aún teniendo todo eso a “tu favor” da por hecho que tendrás que trabajar 3 veces más que un hombre para tener el mismo reconocimiento.

    Me gusta

  30. Al post, cuyo contenido comparto íntegramente, desde mi punto de vista personal, lo único que le falta es añadir cómo debe reaccionar un letrado cuando un Juez/a te falta al respeto en estrados, o se nota que tiene un mal día y nada más entrar por la puerta hace a los abogados comentarios fuera de lugar, recientemente tuve que celebrar un juicio y dos días antes yo había tenido un doloroso golpe personal, y claro está, mi actitud fue impertérrita porque un fallo una salida de tono y me la juego (bueno mi cliente más bien). Los abogados tenemos que ser superhombres/ mujeres: respetuosos en el juicio, lidiar con el cliente, aguantar los desplantes de Su Señoría y, por supuesto, no entrar en Sala diciendo “y hoy no me toquen los huevos que he pasado un fin de semana terrible y llevo una mañanita que pa´qué “, (verídico, algún día haré un libro) pero los abogados no podemos bajar la guardia allá arriba ni un momento porque te juegas el “caso”. Por lo cual Sevach, le invito a que haga un post con testimonios de todos los abogados de España pues tendríamos muchísimo que contar.Y sí, los Jueces son seres humanos, pero nosotros también, y al igual que ellos tenemos malos días, pero el Juez tiene el poder y de eso se vale.
    Por otro lado, en septiembre haré 7 años de ejercicio y llevo nueve en total dedicada a la abogacía (incluyo mi pasantía). He de decir que nunca, jamás, me he sentido discriminada por ser mujer, ni por funcionarios del ámbito de la justicia (Jueces, Secretarios, Agentes, etc.) ni por compañeros, me he sentido siempre una igual. No pretendo contradecir a la compañera Verónica, pero creo que es justo exponer otras realidades de mujeres, como es mi caso, que ejercen esta profesión. Cuando yo subo al estrado no soy hombre ni mujer, y nadie , de momento, me ha hecho sentir diferente por mi sexo, es más, los peores desplantes en un estrado me los han hecho compañeras.

    Me gusta

  31. Pingback: 30 Cosas que como abogado me irritan de un juez | Contencioso.es

  32. Pingback: Como ganar un juicio contencioso-administrativo: veinte reglas de oro | Contencioso.es

  33. soy un abogado joven recien egresado de la universidad, leer sus consejos y comentarios me son de gran ayuda no critico a ninguno por el contrario me sorprendo de la trayectoria que varios han alcanzado como joven es muy necesario escuchar consejos para hacer de esta carrera una importante profesion

    Me gusta

    • Ah,. famoso aquel catedrático de derecho de Madrid sentando cátedra cuando al acabar las clases siempre aconsejaba a sus alumnos. -dialoguen entre Uds. hagan amigos, porque ese será el camino de vuestra profesión.-

      Me gusta

  34. SOn muy buenos consejos y a la vista queda dados desde la experiencia le felicito por el post

    Le gusta a 1 persona

  35. Pingback: Cómo ganar un juicio contencioso-administrativo: veinte reglas de oro – delaJusticia.com

  36. Pingback: Cómo conseguir una fusión fructífera entre bufetes

  37. Muy buen artículo, pero tengo dudas con lo de conseguir clientes; se que el prestigio es importante y se maneja mucho, pero he visto que es muy mal visto publicitarse como cualquier otra empresa a pesar que los países de primer mundo utilizan esta forma de mercadeo para conseguir clientes. Mi duda radica, en si se puede extender la forma de explicar el tema de clientes, voy empezando a ejercer la profesión y me gustaría recibir los consejos de los profesionales con experiencia hacía este novato. ¡Saludos!

    Me gusta

  38. Muy bueno Sevach, suscribo todos tus consejos. A los de D. Quijote añadir otro que le da a Sancho sobre las leyes: “No hagas muchas pragmáticas y si las haces procura que sean buenas y sobre todo que se guarden y se cumplan”

    Felicidades por el blog, los multitudinarios comentarios son buena prueba del interés que suscita.

    Grande el comentario de Apc sobre los derechos subjetivos que sí, haberlos, haylos…

    Buen fin de semana a tod@s

    Me gusta

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: