De lo financiero y tributario

Por fin, un Manual realmente práctico de Derecho Tributario

Un Manual con casos prácticos de Derecho Tributario, sencillos pero didácticos, era demandado por legiones de alumnos, opositores, abogados y juristas en general.

Tu voto:

Derecho TributarioPaseando el sábado por la bella ciudad de Salamanca y tras el sabroso ritual de detenerme en el centro de la Plaza Mayor y ante la fachada de su Universidad para respirar historia y luminosidad, decidí asomarme a sus librerías como un sabueso a la caza de la sabrosa pieza.

 

Casualmente tuve la fortuna del hallazgo de un sencillo libro de reciente publicación que colma una de mis lagunas formativas, y de las que siempre me lamenté en mis tiempos de estudiante de derecho y opositor. Nada menos que un “Manual práctico de Derecho Tributario” (Carlos María Cabrerizo, Editorial Amarante, 2014).

 

No es el típico libro calificado de “manual” y que encierra un Tratado o trabajo plúmbeo (es “manual” por ser libro de “mano” y para tener “a mano”). Tampoco es una libro bautizado como “práctico” y que nos engañe cobijando conocimientos teóricos. No. Es un libro sencillo, claro y actualizado, pero sobre todo, que nos permite aproximarnos a la parte general del Derecho Tributario de la mano de sencillos supuestos de la realidad, con preguntas y respuestas.

Utilísimo para gestores, abogados, académicos y jueces que pongan sus manos sobre tan escurridiza disciplina. Veámoslo con mayor detalle.

 

1. Querámoslo o no el Derecho Tributario es la disciplina jurídica mas expansiva y cambiante. No le faltaba razón a Jonatán Swift (1667-1745), autor de los viajes de Gulliver, cuando escuchó a una irlandesa de visita en Inglaterra comentar que ” El aire es delicioso”, advertirle enérgicamente: “¡Callad, señora, por favor! No digáis eso en Inglaterra porque lo gravarán con un impuesto.

 

Y es que la imaginación del Gran Hermano Recaudador no se detiene y proliferan leyes estatales y autonómicas junto con el tejido de las haciendas locales. Además son normas endiabladamente complejas y cambiantes. Creo que no hace falta explicar, como licencia expresiva, que si el Derecho Tributario fuera un cruce genético de animales, sería el resultado de un mezclar un ornitorrinco, un camaleón y un alacrán. Esta imagen se explica con mi viejo post significativamente titulado: Abandonad toda esperanza ante Hacienda y los Rinocerontes.

 

2. No es extraño que el Derecho Tributario se presente como una disciplina dura para los profesionales del Derecho, ya que la propia Ley 30/1992, de 26 de Noviembre, de Administraciones Públicas se cuida en su Disposición Adicional Quinta de expulsarla de las reglas administrativas comunes en los siguientes términos: “Los procedimientos tributarios y la aplicación de los tributos se regirán por la Ley General Tributaria, por la normativa sobre derechos y garantías de los contribuyentes, por las Leyes propias de los tributos y las demás normas dictadas en su desarrollo y aplicación. En defecto de norma tributaria aplicable, regirán supletoriamente las disposiciones de la presente Ley.”

 

El pasaporte para la plena autonomía del Derecho Tributario lo constituirá la Ley 58/2003, de 17 de Diciembre, General Tributaria, y entre otros desarrollos, el Reglamento sobre revisión en vía administrativa aprobado por Real Decreto 520/2005, de 13 de mayo. En su andadura general le acompañará la importantísima Ley 47/2003, de 26 de noviembre, General Presupuestaria.

 

Dichas normas principales se verán acompañadas por reglamentos de desarrollo así como por leyes estructurales generales (Leyes de financiación autonómicas y Ley de Haciendas Locales, singularmente) junto a Leyes especiales (leyes tributarias especiales) y la metralla de las leyes anuales de presupuestos (estatal y autonómicas). No es extraño que es el único ámbito donde hay consultas vinculantes para la Administración tributaria, lo que revela el elevado nivel de incertidumbre inherente al tecnicismo de las normas.

 

3. El resultado es una selva de normas especiales (estatales, autonómicas y locales) junto a jurisprudencia de distinto rango y valor (Tribunales contenciosos y de Tribunales económico-administrativos), por lo que el abogado o jurista que desea adentrarse en ella necesita contar no solo con los planos y mapas (leyes) sino con la experiencia o conocimientos prácticos que le permitan el éxito en tamaña aventura.tributos prácticos

Ese papel lo cumple sobradamente el “Manual Práctico de Derecho Tributario” (Parte General) de D. Carlos María Cabrerizo, docente y funcionario superior del ámbito hacendístico, que a través de infinidad de casos prácticos, unos planteados en oposiciones a cuerpos de hacienda pública y otros de cuño imaginativo propio, hace desfilar ante nuestros ojos de juristas perplejos cuestiones vivas como las consecuencias del incumplimiento de obligaciones tributarias, procedimiento sancionador, concurrencia de delitos contra la Hacienda pública, embargos, procedimientos de gestión, responsabilidades tributarias, procedimientos de inspección, recursos, notificaciones, delitos fiscales,etc. Y además, próximamente el autor nos regalará con un Libro práctico sobre el Derecho Tributario Especial, abarcando nada menos que toda la imposición directa o indirecta, con supuestos vivos atinentes a impuestos y otros tributos específicos (estatales, autonómicos o locales).

 

4. En definitiva, estamos ante un libro que constituye un bonito “atajo” para el dominio práctico del escurridizo Derecho Tributario. 86 casos, cuatrocientas páginas y todos los trucos del experto tributario a la vista.

 

No suelo recomendar libros desde el blog pero cuando algo me resulta útil, me gusta compartirlo. Insisto vivamente que no es un libro de tono académico ni se detiene en analizar naturalezas jurídicas o disquisiciones similares. Tampoco citas doctrinales. Preguntas hábiles y respuestas útiles al hilo de casos: nada más y nada menos. Y puedo asegurar que si se lee armado con un bolígrafo (para subrayar o resaltar) se estará en condiciones de afrontar con soltura la inmensa mayoría de las preguntas que asaltan hoy día al contribuyente medio.

 

Una referencia mas amplia con contenido de la obra según la editorial la tenéis aquí.

 

5. Y ya sabéis que el complemento diario para la práctica del derecho tributario viene dado por la consulta a los blogs de Derecho Tributario, que como tales aportan comentarios frescos y útiles, cuyos enlaces mas representativos los tenéis en nuestro Directorio Temático de Blogs Jurídicos.

 

3 comments on “Por fin, un Manual realmente práctico de Derecho Tributario

  1. rafael serrano martinez

    no cabe duda de que un manual práctico tributario nos viene a bien a quienes andamos con los impuestos a cuestas,pero valdrá la pena viendo las propuestas que se plantearon por los expertos fiscales? he leido parte del mismo y hecho de menos que no se hable de la plusvalia municipal, que entiendo deberia desaparecer por gravar la transmisión en beneficio del Ayuntamiento de turno,duplicando el que establece el autonómico cuando se produce una sucesión por fallecimiento..

    Me gusta

  2. Pingback: Editorial Amarante – “Manual Práctico de Derecho Tributario (Parte General)” manual jurídico-práctico de Carlos María Cabrerizo

  3. Pingback: NOTICIERO : Lo que se mueve en el planeta jurídico – Contencioso.es

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: