Contencioso

Día Mundial contra la corrupción… ¿basta solo un día?

katmaCada 9 de diciembre se celebra el Día Mundial Contra la Corrupción, impulsado por la ONU. El lema de este años es “Corrupción: un impedimento para los Objetivos de Desarrollo Sostenible”.

Me parecen estupendas estas celebraciones en cuanto contribuyen a arrojar luz sobre gravísimos problemas, y que requieren que todos caminemos unidos, aunque no dejan de plantearme interrogantes.

¿Tiene sentido celebrar el día contra la corrupción cuando mejor sería celebrar el día de los cargos públicos honrados?

¿Acaso so pretexto de luchar contra la corrupción no habrá cargos públicos que hagan negocio o trafiquen influencias aprovechando encuentros y adopción de medidas?

¿En qué fallamos cuando llevamos siglos y décadas luchando contra la corrupción en frentes nacionales o internacionales, y la epidemia no se ataja?

Siempre he pensado que “la corrupción” está en la condición humana y si unimos codicia, a tentación y ocasión, pues ahí está el negocio infame. Y es que la corrupción nunca duerme, pero tampoco entiende de fronteras (ni de países, ni de comunidades autónomas, ni de partidos políticos). Incluso me atreví a ofrecer una fórmula de la Corrupción y su antídoto.

Aunque sea un lugar común, para no agobiar con moralina, creo que la corrupción se combate con cinco simples frentes:

1. Con educación y formación en la infancia y adolescencia. Buenas dosis de empatía, de enseñar a valorar lo que es común, de crear una mente abierta y tolerante sin perder el anclaje de unos valores (no ideológicos, sino universales), de enseñar que no vale todo ni que el mundo está a nuestros pies sino a la inversa.

lucha-comun2. Con buenas leyes. Malas leyes provocan agujeros, atajos y ocasiones para que los malos políticos cometan todo tipo de infamias. Y las leyes producto de negociaciones tramposas acaban siendo fuente de corrupciones.

3. Con instituciones sólidas. Si las instituciones de gobierno y las que deben velar por el control (judiciales, de control de cuentas, constitucionales, etc) son presa o botín político, el escenario será mas propicio al abuso. La política que controla las instituciones permite que desaprensivos crean que controlan a quien debe controlar los abusos del poder en beneficio propio. Por eso, la credibilidad de las instituciones debe salvarse y protegerse como el bien mas preciado de la sociedad democrática.

4. Con el ejemplo. El ejemplo es vital. Por un lado, de la clase política, donde el tráfico de influencias y el negocio ilícito ha de ser rechazado enérgicamente y no como “moneda” de medrar o clientelar. Por otro lado, de los ciudadanos, porque las pequeñas cosas y conductas demostrando probidad son el espejo de otros ciudadanos y de los funcionarios. Además hay “corrupción de gigantes” (los grandes depredadores) y “corrupción de pigmeos” (algunos funcionarios y políticos que se aprovechan picoteando). La corrupción requiere el antídoto de la tolerancia cero, ni mucho ni poco. Entre todos se crea un clima de transparencia y probidad.

5. Con la transparencia. Gracias a los mecanismos de conocimiento del poder, a eliminar el secreto de lo público, al periodismo de investigación y a las redes sociales, se le quitan los disfraces a la corrupción. La gran impúdica.

En fin… Celebrémoslo… ¡¡Viva la transparencia y la probidad!!… Y  para relajar el ánimo, quede aquí mi viejo vídeo del truquito de magia de la Fábula contra la corrupción.

16 comments on “Día Mundial contra la corrupción… ¿basta solo un día?

  1. ¿No es paradójico el eslogan para esta “celebración “? (“Corrupción: un impedimento para los Objetivos de Desarrollo Sostenible”). Ya sabemos, ya, que una consecuencia de la corrupción de políticos y funcionarios es el tremendo freno que supone para el crecimiento económico, pero ¿ese es el argumento fundamental? ¿Es el bienestar económico la razón capital por la que hay que combatir la corrupción? Parece que le hubiéramos tomado prestado el razonamiento a los corruptos, que si lo son es precisamente por procurarse su bienestar económico. Les damos la razón, aquí lo primero es la pasta.

    Concediendo tácitamente que el primer valor es el dinero es tanto como decir que defender los valores humanos, honradez, decencia, etc es cosa de pardillos, argumentos estéticos de relleno que en el fondo, bueno, vale, no importan tanto. Justamente el caldo de cultivo de donde surge el ladrón, al que todas las sociedades humanas han perseguido por ladrón, por la injusticia del delito, no porque perturbe el PIB. Si quienes han puesto ese eslogan han pensado que es lo único que llegará a la gente, malamente está la cosa.

    Le gusta a 1 persona

  2. Una vez más gracias JR por tu esfuerzo en tocar estos temas y poner tu grano de arena en ese castillo de la probidad tan difícil de construir. De acuerdo contigo o no tanto, tu blog es bocado apetitoso de leer.

    Me gusta

  3. Fernando Jabonero Orasio

    Si es que debiera ser fiesta nacional. No habría más consenso en ningún otro asunto público.
    Contamos con miles de ayuntamientos en los que los secretarios no ponen impedimento ni reparo a la asistencia técnica urbanística por verdaderos incompetentes -asesores, laborales, honorífico e interinos- con lo que la nulidad de los expedientes urbanísticos es irrebatible ¿cómo no va a haber corrupción? Si es que se trata de un asunto estructural, cuya corrección significaría una debacle nacional a nivel de ayuntamientos.

    Me gusta

  4. Muy de acuerdo con tus propuestas, normalmente se olvida la del ejemplo, y sin ejemplo es muy difícil que haya desarrollo moral…Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

  5. Julio Planell Falcó

    Debo reconocer que J.R.Chaves,, gran magistrado, jurista y humanista, ha expuesto con total maestría una asunto de especial transcendencia, LA CORRUPCIÓN,, que impide que la Administración Pública funcione con probidad, eficiencia y eficacia. Fdo.: Julio Planell Falcó, Abogado, Colegiado 2044 del ICACS.

    Me gusta

  6. El 5 de Abril de 2016, el Consejo de Europa alertó de la corrupción judicial en países como España. Tan sólo dos días después de la publicación de los resultados del último Índice de Percepción de la Corrupción de la agencia Transparency Internacional (según el cual, España se ha colocado entre los países con peor progresión junto con Libia, Brasil y Turquía), el Consejo de Europa se ha hecho eco a través de su Asamblea Parlamentaria del informe y ha manifestado su preocupación sobre la evolución de esta problemática, especialmente en el ámbito judicial.

    Vid. http://www.legaltoday.com/practica-juridica/supranacional/d_ue/el-consejo-de-europa-alerta-de-la-corrupcion-judicial-en-paises-como-espana#

    Me gusta

  7. El Barómetro Global de la Corrupción 2016 realizado por Transparencia Internacional sitúa a España entre los países con una corrupción sistémica. Casi un 70 % de los españoles (igual porcentaje que los ¡¡¡moldavos y kosovares!!!) estima que la corrupción es uno de los grandes males de nuestro país. Mientras que el 80% considera que no se persigue o castiga a los corruptos, Y que, luchar y acabar con esa lacra, debería ser, y sin embargo no es, prioridad esencial para el ejecutivo y demás poderes del Estado.

    España tiene una tasa media de paro del 20,9% y, en menores de 25 años (el llamado paro juvenil) del 43 %, cifras ambas que superan en más del doble a la media europea y que sólo están por debajo de las de ¡Grecia!. Somos el tercer país en desigualdad de la UE, según Eurostat. Ocupamos el puesto 25 de los 28 de la UE en el Índice General de Justicia Social de la Fundación Bertelsmann. Somos el segundo país europeo con mayor tasa de niños bajo el umbral de la pobreza, según Save the Children, viviendo uno de cada tres en situación de exclusión social, según Unicef. El 45 % mayores de 65 años tiene dificultadas para llevar a fin de mes, según la Fundación Edad y Vida. ¿Hace falta seguir? Todos estos índices muestran lo mismo: en España se ha ajusticiado a la clase media y todo lo que representa y significa.

    Con estas premisas no es de extrañar que la corrupción en nuestro país haya conseguido sembrar la desconfianza, la falta de credibilidad y el rechazo en la política y sus mensajeros (los medios de información). Y logrado que los ciudadanos no nos veamos reflejamos en nada de lo que se nos “cuenta” -término que ha pasado a convertirse en sinónimo de invención o fantasía- (vgr. que hemos alcanzado niveles de riqueza previos a la crisis y que no debemos dar pasos atrás) o “vende” como logro -término que ha pasado a ser sinónimo de desvergüenza o estafa- (vgr. la construcción de un apeadero del AVE en una localidad de “treinta” habitantes que responde al nombre de Otero de Sanabria).

    La solución al problema de la corrupción requerirá de un muy largo, lento y progresivo proceso para llegar a su raíz y poder destruirla. Para lo cual se necesitará, como base y principio, un cambio radical en la educación ciudadana (valores; hábitos; moral; etc..), una implicación activa de todos los poderes del Estado, incluyendo al cuarto poder (medios de comunicación, dentro de su irrenunciable independencia, informen con la mayor objetividad posible) y una nueva consideración de los partidos políticos como instrumentos al servicio de la sociedad y no como un fin en sí mismos . A lo que habrá que añadir las medidas y antídotos que, con precisión quirúrgica, receta el maestro Chaves.

    Le gusta a 1 persona

  8. La corrupción es un problema social que nos afecta a todos, y tal vez se echa en falta un poco de autocrítica, en lugar de focalizar la causa y efecto en la administración y más en concreto en la local, puesto que detrás de cada gran escándalo hay todo un entramado de actores activos y pasivos que la han hecho posible. Reducir las causas a políticos y funcionarios es quedarnos en el síntoma pero no en la causa.
    Aprovecho para romper una lanza a favor de mis compañeros de Habilitación Nacional, grandes profesionales. Afortunadamente contamos con miles de ayuntamientos cuyos puestos están cubiertos por FHN, falta que en otros tantos miles suceda lo mismo.
    Gracias JR Chaves por tus propuestas, muy acertada la necesidad de educar y dar ejemplo.
    Fdo. Una Secretaria FHN

    Me gusta

    • Hablando de secretarios de habilitación nacional…

      ¿…qué juez de lo Contencioso se atreve a revocar el nombramiento de un secretario FHN después de que ya ha levantado actas de plenos, juntas y reuniones, dado fe de innumerables asuntos y emitido informes en todo tipo de materias jurídicas?

      En el caso que presento el juez justifica -entre otros argumentos- el nombramiento (primero provisional, que luego se convirtió en definitivo) del secretario “en razón de su urgencia” POR JUBILACIÓN DEL ANTERIOR. Si hubiera fallecido repentinamente, lo entendería, pero ¿nadie sabía que se jubilaba para preparar con tiempo suficiente la provisión de la plaza? ¿A nadie le parece raro?

      Incluso en el caso de fallecimiento u otras causas inesperadas por las que el ayuntamiento en cuestión se puede quedar sin secretario, existe la figura del vicesecretario que, hasta donde sé, puede realizar las mismas funciones (y de hecho las hace) que el secretario, en ausencia de éste por vacaciones y demás.

      Así que el juez, en su sentencia, sale del atolladero como puede: no anula el nombramiento pero pide “más motivación”.

      http://www.elcorreodeburgos.com/noticias/burgos/nombramiento-secretario-es-legal-necesita-mas-motivacion_137303.html

      Al final tengo la sensación de que el político (en este caso, el alcalde que lo nombró secretario) se lleva el gato al agua por la vía de los hechos consumados, porque el “desfacer” esos hechos puede conllevar consecuencias de inseguridad jurídica de todo tipo y el juez parece que no se atreve a hincarle el diente y sale por la tangente. ¿No es una forma de corrupción (la osadía del político) y de forzar al poder judicial (siempre prudente) a pasar por el aro?

      No sé, igual estoy siendo muy mal pensado, pero me queda el regusto de que en ese nombramiento hay algo que huele mal, aunque no puedo concretar qué es. Por cierto, y no sé si tendrá relación, en esa ciudad se desarrolló el llamado “juicio de la construcción”. En aquella ocasión se inhabilitó al alcalde (no este) por diez años. Han pasado 20 años. Igual es hora de dar otro escarmiento a la osadía de aquellos políticos que no tienen reparos en retorcer la ley e ir siempre un poco más allá de lo que esta permite para salirse con la suya.

      Me gusta

  9. Pingback: La corrupción y el bacalao a la portuguesa – Fiscalizacion.es

  10. ¿Y QUE DECIR DE LOS CLUBES DE FUTBOL?

    En pocos sitios como en el fútbol se constata la vulnerabilidad de las instituciones públicas y privadas ante la corrupción.

    En nuestro país los clubes de futbol, debido a la tradicional influencia político-social que generan, reciben ayudas públicas de muy diversas formas (vgr. patrocinios, compras de instalaciones o marcas de los clubes por parte de administraciones, cesiones o alquileres de estadios municipales a precios muy por debajo de mercado, tratamientos fiscales favorables, … y otras muchas).

    Por otra parte, la Hacienda y Seguridad Social españolas, sensibles a la presión social que genera el fútbol, permitieron el endeudamiento progresivo de los clubes durante muchos años. Con ello favorecieron que la deuda llegara a ser tan elevada que resultara imposible de asumir por éstos. Como salida en falso al problema se dictó la LEY DEL DEPORTE -Ley 10/1990- que obligaba a los clubes que no tuvieran sus cuentas saneadas (todos salvo Madrid, Barcelona, Bilbao y Osasuna, aunque dicha exclusión y sus consecuencias fiscales favorables para los excluidos ha sido rechazada e incluso sancionada -con multa al Estado Español- por la Dirección General de la Competencia de la Comisión Europea) a adoptar la forma de Sociedad Anónima Deportiva (SAD) y devolver la deuda contraída en tramos acordes a su situación económica.

    La venta del capital social favoreció que los clubes pasaran a ser propiedad de EMPRESARIOS (en su mayoría dedicados a la CONSTRUCCIÓN), los cuales, aprovechándose de su posición, acudieron a la ESPECULACION Y RECALIFICACIÓN DE TERRENOS como forma de solventar los problemas de insolvencia de sus clubes. Para lo cual cerraron acuerdos con los organismos públicos competentes (Vgr. modificaciones puntuales, que no requerían revisión de un Plan General de Ordenación Urbana, a pesar de que por su intensidad y alteración del modelo territorial lo exigiera, por lo que podían ser realizadas por los Ayuntamientos sin necesidad de supervisión de otro órgano superior).

    De esta manera, los clubes obtuvieron grandes ingresos para sanear su situación económica, y los Ayuntamientos se enriquecieron con la recalificación e incrementaron su patrimonio. Así, la construcción de la mayoría de los campos de fútbol en España, a raíz de los 90, ha consistido en ubicar el nuevo estadio a las afueras de la ciudad, en terrenos de escaso valor que son recalificados por los Ayuntamientos, convirtiendo los terrenos rústicos en urbanizables y dando paso a la especulación urbanística y al rápido ingreso de beneficios con la venta De igual forma, mediante a la recalificación, se ha pasado a construir grandes espacios donde se ubicaban las instalaciones deportivas del club a la vez que se construyen complejos comerciales en su alrededores. Sólo con cambios de uso los clubes de primera y segunda división llegaron a ingresar más de 1.000 millones de euros.

    ¿Cuántos presidentes, directivos, concejales de urbanismo, alcaldes, funcionarios, y, en general, responsables autonómicos, estatales, de Hacienda ,Seguridad Social, etc., autores, facilitadores o consentidores de este tipo de prácticas ilegales y contrarias al interés público, han sido condenados, sancionados o han dimitido o sido cesados por ello?

    LA CULTURA DE LA CORRUPCIÓN SE ALIMENTA DEL SENTIMIENTO DE IMPUNIDAD, LO QUE, POR LO GENERAL, SUCEDE BAJO EL AMPARO DE INSTITUCIONES COMPLICES O TOLERANTES CON ELLA.

    Me gusta

    • Muy bueno. Y la última institución que le queda al ciudadano para parar los pies a la corrupción es el juzgado. Sin embargo, tengo la sensación de que la Justicia no está siendo todo lo firme que debería con estos temas: igual es que no es tan independiente como nos quieren hacer creer.

      Me gusta

  11. Estoy de acuerdo con una serie de criterios vertidos, el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente, pero pudiéramos también decir el ejercicio de importantes cargos, de importantes funciones, de importantes responsabilidades, que es lo que suele llamar poder, que es también un concepto muy relativo cuando se habla de corrupción, incluyendo la arrogancia, la prepotencia, la falta de humildad, los abusos de poder.
    si uno es honrado, verdaderamente honrado, no tiene porque corromperse si uno es modesto, si uno tiene una verdadera mención, a mi juicio en una sola palabra, es la pérdida de valores éticos morales productos de las políticas del Neoliberalismo. del Sálvese Quien Pueda.

    Me gusta

  12. Pingback: La corrupción ante el nuevo Proyecto de Ley de contratos del sector público - El rincón jurídico de José R. Chaves - delaJusticia.com

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: