Lenguaje

Una última palabra irritante sobre la justicia

Captura de pantalla 2018-10-25 a las 19.50.28Casualmente me he tropezado con una nueva palabra al leer una sentencia y confieso que la desconocía. Sí, soy culpable de no comprender una palabra jurídica que se usa en mi profesión.

Ahí va la palabra, y espero que usted sea honrado y confirme si realmente la conocía o si por el contrario ha sido pillado en falta como yo.

La palabra es “írrito”. Sí, palabra esdrújula, con tilde en la “i”.

No se apresure a leer la solución… Piense un poco en su etimología, confíe en su memoria, razonamiento lógico… le daré una pista en forma de acertijo: “Si da una respuesta inválida habrá acertado” Tic, tac, tic, tac ¿Nada? Pues adelante…

Según el diccionario de la Real Academia su significado es…

“1. adj. Der. p. us. Inválido, nulo, sin fuerza ni obligación.”

Curiosamente su origen radica en el término latino ratio ‘razón, cálculo’. O sea, írrito es lo que carece de razón o medida. Sinónimo de “inválido”, la palabra mas utilizada en todo proceso contencioso-administrativo en que se enfrentan quien quiere invalidar y la administración que sostiene su validez.

Y así por ejemplo, no he encontrado su uso por el Tribunal Constitucional. En cambio, la Sala contencioso-administrativa del Tribunal Supremo en su ATS de 9 de febrero de 2001 (rec. 8023/1985) afirma que

el recurso de casación pierde su causa y se convierte en algo írrito, es decir sin sustancia y sin objeto, por ello la lógica procesal lleva a la conclusión de que debe darse por terminado el procedimiento del recurso de casación, dictando a tal efecto el correspondiente Auto.

O la Sentencia del Supremo de 9 de octubre de 2006 (rec. 3815/2001) que concluye “… convirtiendo la exención en algo vacuo e írrito.”

Pero sobre todo me encanta como maneja este término con belleza expresiva para descartar la interpretación absurda de la Ley la STS de 9 de julio de 1999 (rec. 4407/1994)

este precepto carecería de contenido y de eficacia, sería sencillamente irrito, cualidad que debe desecharse lógicamente de las leyes, a las cuales les corresponde conformar la realidad social, defender y fomentar el interés público y lograr la concordia.

O sea, una palabra que deberíamos conocer todos los juristas. Al menos para escudarse si el abogado o juez confiesa por lo bajo que algo le “irritó” tener preparada la excusa de que realmente dijo “írrito”.

En fin, como es viernes me parecía que vendría bien algo ligero y saludable, por aquello de aprender una cosa cada día, y también para bajar las tensiones sobre la dama de la Justicia.

Buen fin de semana.

19 comments on “Una última palabra irritante sobre la justicia

  1. igortrek

    Ja, ja, ja … ¡Genial! Lo único malo es que, a partir de ahora la veremos con bastante frecuencia

  2. Noemí M.

    Mi padre siempre dice: “Nunca te acostarás sin saber una cosa más”

  3. Es genial, voy a introducirla yo también…a ver que pasa
    Buen comentario para el finde…
    Saludos

  4. José Luis

    Todos los días se aprende algo nuevo. Bella palabra, sí señor!

  5. Alfon Atela

    TE confesé humildemente que no la conocía. Es un poco vergonzante decirlo siendo abogado pero al mismo tiempo me parece una auténtica maravilla aprender algo de tal importancia en la segunda mitad de la cincuentena.
    Pero incluso al lego en derecho le vienen bien para ejemplificar la importancia de la tilde: lo que ha hecho el TS con la marcha atrás en el tema de los gastos de hipoteca no sé si será írrito (diría que sí) pero es seguro que nos irritó a muchos.

    Gracias, maestro.

  6. enrique sánchez

    Lo que me gusta este blog, graciasss

  7. Iñaki Virgós Sotés

    Irritante

  8. Anónimo

    Me uno a los comentarios de los compañeros…

  9. Miguel Ángel Forascepi Roza

    Para algo sigue sirviendo el latín; y seguirá.

  10. Joaquin

    Me desasosiega que al ser una palabra esdrujula no sé con qué rimar lo de “no me toques el …. que me írrito”.
    Nos haria falta aquel juez al que expedientaron por hacer sus sentencias en verso.

  11. Oscar Viera

    Excelente, con todas las oportunidades que nos brindan, jajaja

    “O sea, una palabra que deberíamos conocer todos los juristas. Al menos para escudarse si el abogado o juez confiesa por lo bajo que algo le “irritó” tener preparada la excusa de que realmente dijo “írrito”.”

    saludos

  12. ALFONSO RAMIREZ LINDE

    El gobierno parece que se decide a impugnar, ante el TC., (en contra incluso de lo que ha dictaminado el Consejo de Estado) la reciente reprobación al Rey, cuestión que, por conocida no necesita mayor detalle. Pues quizás, quizás (y no lo repito por tercera vez para no traer recuerdos (los que sean) de una pegadiza canción del cubano Antonio Machin, allá por el año… puff muchos años atrás. ¿Es un dislate pensar que el TC y por irritación no admite ni siquiera a trámite aquella impugnación por ser la declaración de reprobación una cuestión meramente política, que no jurídica (como más o menos ha dicho el Consejo de Estado)?

  13. Jose Luis Villar Ezcurra

    Jaja…pero resultara curioso hablar de actos irritos (no encuentro la tilde en mi teclado del movil)… Buen finde a todos

  14. Yo tenía un profesor de latín que solía decir.. “ya podemos despedir a la Nani, el niño ya se divierte solito”
    Lo irritante del írrito prccedimiento que irritó al señor letrado, me lo ha recordado

  15. pilara112

    Abusando de la amabilidad de Su Señoría,que es una de las pocas “susseñorías” que , Gracias a Dios, he tenido la oportunidad de tratar…¿Se ha hablado ya en estos blogs de la frase…”quedando a salvo el derecho de la parte de interesar, si lo considera oportuno, los medios excepcionales que la propia ley de 30/1992, (a la espera de la entrada en vigor de la nueva Ley 39/2015), articula para combatir las resoluciones administrativas firmes.”
    Al parecer es muy frecuente en autos y sentencias y se pone en ellas como coletilla de escaso valor.
    ¿Es así? ¿Cuales son sus efectos jurídicos?

    • Estimada Pilar: no la veo tan habitual pero su valor es inútil, pero gracias por darme la idea para un futuro post sobre algunos ripios de sentencias que son inutiles. Saludos

      • pilara112

        Ahora lo entiendo, es como decir..”esto no lo resolvemos aquí, pruebe la otra ventanilla”. Muy propio de la Administración, por cierto. Solo falta el chiste de Forges…”a ver, las tres fotocopias, el certificado de empadronamiento, el de últimas voluntades, la patente, la copia de la patente, un trozo de la oreja derecha para sacar el ADN…pero le falta a ud. la póliza voluntaria del Colegio de Huérfanos.” Te creías muy listo…¿eh?

  16. Jose Pablo

    Estimado, por los pagos argentinos se suele emplear la figura “cosa juzgada írrita” para desarticular procesos que han sido “cerrados” en forma fraudulenta; hay una investigación al respecto: “Cosa juzgada fraudulenta. Un ensayo sobre la cosa juzgada írrita”, del Dr. Federico Morgenstern. Saludos.

  17. Si todos conocemos: ‘rato’ = confirmado, efectivo (un matrimonio, por ejemplo),¿ por qu’e no ‘írrito’, o sea no-rato, no perfeccionado o cumplido, vano?. No es para tanto. Casi es más raro ‘irritarse’, en latín ‘irríto’ con penúltima larga, más frecuente, pero “sin etimología” ¿quizá en relación con ‘ríngere, rictus’ ‘enseñar los dientes, reñir, regañar?

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: