Actualidad Procesal

El Plan Marshall de agilización de la Justicia tras el Estado de Alarma

Captura de pantalla 2020-04-01 a las 10.49.43El penúltimo Real Decreto-ley 11/2020 de 31 de marzo (pues siempre habrá un “último”) por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19, incorpora una Disposición adicional decimonovena de interés para todos los profesionales de la justicia y los particulares.

«Agilización procesal. Una vez que se haya dejado sin efecto la declaración del estado de alarma y de las prórrogas del mismo que, en su caso, se hayan acordado el Gobierno, a propuesta del Ministerio de Justicia, aprobará a la mayor brevedad posible y en todo caso en el plazo máximo de 15 días, un Plan de Actuación para agilizar la actividad judicial en los órdenes jurisdiccionales social y contencioso-administrativo así como en el ámbito de los Juzgados de lo mercantil con la finalidad de contribuir al objetivo de una rápida recuperación económica tras la superación de la crisis».

Es evidente que ante la anunciada epidemia de litigios, tras finalizar el Estado de Alarma, algo habrá que hacer y bien está que el Ministerio de Justicia afronte medidas, en coordinación con las Comunidades Autónomas para poder dar respuesta a un triple frente.

  • Al bloque de litigios paralizados y que esperan como Lázaro, un «levántate y anda».
  • Al bloque de litigios que nacerán de los resultados perjudiciales de la gestión de la crisis, entre administraciones y particulares o entre éstos (laborales, administrativos, mercantiles, tributarios, etcétera).
  • Al bloque de litigios que brotarán frente a las inevitables medidas de recuperación, que se adoptarán en cascada a partir del día después, y que provocarán la reacción judicial de colectivos y particulares que se sientan perjudicados.

bureaucracy-maze-570x319El punto de partida es la citada Disposición Adicional Decimonovena del R.D. Ley 11/2020, que me evoca la idea del Plan Marshall por aquello de que pretende reconstruir el orden en los procesos judiciales y adoptar medidas de rescate de la confianza en la pronta resolución de los litigios, como medida para el despegue económico.

Pues bien, varias ideas bullen ante su lectura y aquí las dejo a borbotones, quizá debidas a los delirios propios de mi confinamiento:

  • Siempre es importante agilizar la Justicia cuando está en juego la tutela judicial efectiva, por lo que ese deber pesa siempre dentro de lo posible, con o sin estado de alarma. De hecho, casi todos los proyectos de reforma de leyes procesales y judiciales de los últimos cuarenta años incluían el mantra de la «agilización».
  • Es curioso que el propio Gobierno al aprobar un Real Decreto-Ley se autolimite e imponga los deberes del propio Gobierno de aprobar un Plan de Actuación. Para ello no se precisa ninguna habilitación de rango legal, pues el Gobierno podría aprobar ese Plan cuando le viniese en gana (otra cosa es que tendría que traducirlo a leyes) pero bien está a título de anuncio para calmar a los operadores jurídicos y a la ciudadanía.
  • Es curioso que no se mencione en tan importante medida al Consejo General del Poder Judicial, aunque siempre resultará imperativa y oportuna su intervención cuando afecta a procesos y órganos jurisdiccionales.
  • Access-to-justice-image-250pxIgualmente curiosa es la referencia «a la mayor brevedad posible» acompañada de «en todo caso, en el plazo máximo de 15 días». Bastaba con fijar este segundo plazo. Lo que calla el precepto es algo evidente: que el propio Plan de Actuación incorporará lógicamente calendarios o plazos según áreas de actividad y plazos de ejecución, con lo que cobrará valor aquello de «vísteme despacio, que tengo prisa». Además, si se incumple dicho plazo, como es sabido cuando el legislador los marca al ejecutivo, no pasa nada de nada.
  • No se entiende que no se incluyan medidas de agilización de actividad jurisdiccional en el orden penal, pues tan justicia es como la de otros órdenes jurisdiccionales, y siempre son posibles medidas de personal o medios que la hagan efectiva con celeridad.
  • También es llamativa la finalidad confesa de la medida, del Plan de Actuación para agilizar la actividad judicial, que el Decreto Ley fija en «contribuir al objetivo de una rápida recuperación económica tras la superación de la crisis». Y digo llamativa, porque la rapidez en la Justicia es un imperativo de un derecho fundamental (tutela judicial efectiva sin dilaciones indebidas, art. 24 CE) pero no debe estar al servicio de la «eficacia» de la política económica. Dejemos claro que la recuperación económica es misión del gobierno, con sus reglamentos y proyectos de ley y planes, con una visión de política interior y exterior, y si cree que la respuesta judicial lastra sus objetivos, lo suyo será modificar las leyes procesales o leyes materiales del mercado. Los jueces no aplican plazos, cargas procesales y trámites por capricho sino porque se los marcan las leyes.
  • Si se quiere agilizar la Justicia, el problema de raíz radica en las normas procesales, tras las que hay garantías. O sea, se pueden y deben modificar procedimientos judiciales y simplificar formas, y añadir recursos humanos, pero eso no puede hacernos olvidar que estamos en terreno regulado por la Ley Orgánica del Poder Judicial y por leyes procesales sectoriales, que no admiten cambios a golpe de reglamento ni de Planes ni decretos.
  • TM2RZ3O6PVCW3JH2AVJA2LX2BISi se quiere agilizar la respuesta Judicial, infinidad de litigios se cortarán por lo sano, si el gobierno o el legislador aclaran las cuestiones litigiosas y desbrozan la incertidumbre. Una buena y oportuna Ley evita miles de litigios o hace perder objeto a los ya iniciados. Por ejemplo, si existen miles de reclamaciones de indemnización por responsabilidad patrimonial, nada impide que una Ley o reglamento fije qué situaciones merecerán derecho a indemnización, qué beneficiarios y en qué cuantía. Y si existen litigios sobre alquileres, hipotecas o contratos, una Ley puede atajar de golpe todos los litigios. No debe olvidarse que no estamos ante litigios aislados sino ante pleitos de masas, que afectarán a muchas personas en similar situación, por lo que debe evitarse la dispersión de criterio judicial, y eso solo se consigue anticipándose la ley o el reglamento a aclararlo.
  • Cuando se trate de agilizar procesos contencioso-administrativos, bien está recordar que en su inmensa mayoría requerirán agotar la vía administrativa, mediante solicitud, reclamación o recurso administrativo, de manera que tendrá la propia Administración la llave para resolver los litigios «en la fuente» o sea, antes de que nazcan. ¿Qué mejor agilización cabe que evitar los litigios?

 

  • 27944563Es más, me atrevo a sugerir la creación de una especie de Comisión o Tribunal de responsabilidad administrativa vinculada a la gestión sanitaria y asistencial del Estado de alarma, como órgano administrativo especializado, que en vía administrativa y de forma racional, pueda fijar criterios unitarios y resolver las controversias que se planteen. Sería un extraordinario y oportuno filtro, frente a cuya decisión podría acudirse a los Tribunales.
  • Asimismo, además de agilizar los litigios, bien estaría facilitar los litigios cuando existe una parte débil. Por ejemplo, suprimir el régimen de imposición de costas en lo contencioso-administrativo por su fuerza disuasoria de los ciudadanos modestos. O fijar un régimen de costas que penalice a las grandes empresas (bancos, aseguradoras, etcétera) en los juicios civiles para disuadirles de sostener litigios artificiales.

En fin, seguiremos emitiendo desde el confinamiento….IMG_9221

P.D. Me complace informar -y agradecer vivamente- a tantísimo amigo, compañero y seguidor, que creo que ya he superado la fase crítica del coronavirus -me encuentro realmente bien- y solo me cabe desear que igual suerte corran los que lo sufren, y que pronto se pase esta pesadilla para todos.

52 comments on “El Plan Marshall de agilización de la Justicia tras el Estado de Alarma

  1. Isabel Raluy Quesada

    Magnífico comentario, como siempre, y lo mejor de todo que te encuentres mejor y hayas superado la fase crítica!!!!! Mucho ánimo y recupérate pronto!!!!!

  2. Estimado J.R.:
    ¡Enhorabuena por su recuperación!
    Y ya entrando en materia ¿Por qué dejarlo para después? El Ministerio de Justicia y varios gobiernos se han gastado la intemerata para implantar Lexnet y medios digitales a la Administración. Y a las primeras de cambio ¡Se suspende todo!
    Entiendo que se suspendan las vistas, aunque no dice mucho a favor de la Justicia que mi hija de 13 años pueda dar clase por Zoom donde aparecen en la pantalla todos los alumnos; pero no se pueda hacer una vista por algún sistema de conexión simultáneo. Lo que, sin embargo, no tiene un pase es que todos los trámites que se puedan hacer por escrito no se puedan hacer. V.g. si quiero interponer un recurso de apelación o casación, etc., no se entiende el motivo por el que no se pueda presentar. Y menos aún que no se pueda resolver.
    O sea, se dice que se va a hacer cuando se levante la cuarentena porque va a haber un atasco; porque con las decisiones que he tomado se está provocando el atasco.
    Me recuerda una anécdota que contaba mi profesor de Derecho Internacional en la Universidad: En los años 60, hubo varias manifestaciones delante de la embajada Británica reclamando Gibraltar (lo que es ilegal de acuerdo con los Tratados Internacionales). El Gobernador Civil llamó al Embajador Británico en España y le preguntó si enviaba a la policía, a lo que este muy flemático le respondió que «No, lo que quiero es que no me mande a los manifestantes». Aquí es igual, no queremos un remedio para el atasco, lo que queremos es que no provoquen el atasco.
    Saludos y, como siempre, gracias

  3. Anónimo

    Buenos días,

    Es una muy buena noticia saber que ya estás casi restablecido del todo, esto ya esta listo!

    Bien, en relación a lo que nos transmites te diré que para agilizar la justicia, además de tus propuestas hay una indispensable y que seguramente no veremos, 1000 o los jueces que hagan falta más.

    La Democracia en un país se mide por la salud de su justicia y en España no somos precisamente un gran ejemplo, o me lo parece a mi después de años de ejercicio de la abogacía.

    Parches y más parches, chapuza tras chapuza, esto no se acaba nunca.

    Procedimientos eternos, años hasta una resolución definitiva.

    El canal de entrada es demasiado estrecho para tanto trabajo, que es lo que nos ha pasado en materia laboral con los erte. Un solo funcionario para resolver y miles de expedientes. Plazos imposibles de cumplir.

    El Gobierno sabe que no puede cumplir lo que propone, pero el BOE lo sostiene todo.

    Nuestras administraciones siguen el ejemplo del famoso chiste de Japón, un remero y 10 mandos intermedios, mientras que los japoneses tiene 10 remeros y un mando.

    En fin, como siempre capearemos el temporal lo mejor posible.

    Manel Pérez

  4. Joaquín

    Todos nos hemos organizado para teletrabajar. Mejor o peor. Todos tenemos un telefono movil, con correo electrónico y contamos con firma electrónica.

    En el contencioso los ordinarios podrian proseguir perfectamente, si ninguna de las partes aduce inconvenientes y no es necesaria la celebracion de vista, y los abreviados, la gran mayoria, por skype, hangouts, wasap, etc. o dictando medidas provisionales para que la contestacion y conclusiones se formulen por escrito.

    Lo que pasa, como siempre, es que no interesa que la justicia funcione. Que no me digan que no se puede porque para recaudar IVA, IS, SS y dentro de nada IRPF bien que han corrido para dotar de medios informáticos, telematicos, telefónicos y lo que haga falta, al personal y al contribuyente.

  5. Javier Brines

    Estimado José Ramón.
    Me alegro enormemente por su mejoría y recuperación.
    Tambien, para mi, la noticia mas positiva del día.
    Ánimo y adelante

  6. Silverio

    La mejor noticia es la relacionada con la salud. Me alegro mucho de la recuperación. UN saludo cordial

  7. En primer lugar me alegro que su recuperación vaya bien, pero creo que ésta noche ha tenido un fructífero sueño, por no decir alucinaición. Suelen decir que los sueños se cumplen, ojalá ocurra en éste caso. Si se cumple lo que ha indicado deberíamos proponerle para que le otorguen el mayor reconocimiento que exista dentro de la judicatura universal.

    Cuídese mucho, vamos a necesitar sus sabios consejos en el futuro.

    Un saludo.

  8. Jesús MC

    Enhorabuena por la recuperación, la mejor noticia que nos podía dar!. Lo del Gobierno de la Nación, a ver si de verdad se dota a la Justicia con los medios necesarios; más hechos y menos intenciones sin apoyo presupuestario, que hasta la fecha tenemos a un Poder del Estado mendigando en materia presupuestaria, así no hay verdadera separación de poderes, y por ende, DEMOCRACIA!

  9. Gabriel C.B.

    Una vez más, leo con interés una nueva entrada de este blog. Creo que la argumentación no deja lugar a dudas. Queda claro que unas líneas del BOE no pueden arreglar lo que no ha funcionado mejor antes.

    Me alegro mucho de conocer las buenas noticias sobre tu salud. Espero que la recuperación sea rápida y que tu ejemplo dé ánimo a l@s much@s pacientes que están pasando por una situación parecida ahora mismo. ¡Saludos!

  10. Manuel GB

    Me alegra tu mejoría, como siempre es un placer aprender de ti.
    Un abrazo enorme 🙂 y muchas gracias.

  11. Gracias por seguir ahí. Ayer, cuando leí su entrada pensé que debería escribir una diaria y así sabríamos que continúa activo y bien, pero lo cierto es que…¡ya lo hace!

    Saludos y a seguir bien. Otro día más que pasa.

  12. ALVARO IRAIZOZ RECLUSA

    Fantástico post, como siempre. Celebro su recuperación.
    En cuanto al plan de Actuación para agilizar la actividad judicial en los órdenes jurisdiccionales, es desolador que no se contemple previsión alguna no ya para el orden penal, como usted bien dice, sino también para el orden civil y no digamos para los Juzgados de Familia, una vez más los grandes olvidados. El caos que se avecina en esta especialidad va a ser monumental. Luego se lamentarán, por ejemplo, en relación con la violencia de género, como si no estuvieran ambas materias (violencia y familia) íntimamente relacionadas…

  13. Anónimo

    La ironía y el humor (socarronería leonesa ) es un buen sintoma de que esa recuperación va por buen camino; su referencia a la penultima me evoca la letra de la canción de ….»me están sirviendo ya la del estribo ahorita ya no se si tengo fé…» de la ranchera de José Alfredo Jiménez.

  14. FELIPE

    Pero, ¿qué virus iba a aguantar la tempestad de ideas, el diluvio de información y el vendaval de análisis en que ha convertido su día a día durante el confinamiento?. De verdad, José Ramón, ¡enhorabuena! A usted y a su familia.

    Respecto del anuncio de medidas, las preguntas se agolpan. ¿Por qué no están ya concretadas?; ¿dónde está su memoria económica y plan de viabilidad?; ¿por qué el orden jurisdiccional civil se encuentra excluido?; ¿es que su agilización no contribuye a la salida económica de la crisis?… En fin, demasiadas incógnitas que parecen indicarnos que estamos, una vez más, ante un globo… pinchado.

    Sobre el atasco judicial actual, me gustaría poner de manifiesto que el Acuerdo del CGPJ de 18-03-20, por el que se prohíbió presentar escritos vía LexNet no referidos a actuaciones urgentes, ha contribuido a agravar esta lamentable situación y, jurídicamente, es más que discutible.

    El art. 135.1 LEC establece que «se podrán presentar escritos y documentos en formato electrónico todos los días del año durante las veinticuatro horas». Añadiendo que «en caso de que la presentación tenga lugar en día u hora inhábil a efectos procesales … se entenderá efectuada el primer día y hora hábil siguiente. La DA 2.1 del RD 463/2020 dispone que «se suspenden términos y se suspenden e interrumpen los plazos previstos en las leyes procesales para todos los órdenes jurisdiccionales. El cómputo de los plazos se reanudará en el momento en que pierda vigencia el presente real decreto…».

    El RD no establece la prohibición general de presentar escritos vía LexNet. Solo dice que la suspensión e interrupción no tendrá efectos respecto de actuaciones urgentes (DA 2.2, 2.3 y 2.4). Lo que significa que durante el estado de alarma existe obligación de proveer los escritos relativos a éstas, no que no puedan presentarse otros escritos. Cuestión distinta es que se entenderán legalmente presentados cuando se alce la alarma y sólo entonces (no antes) habrá obligación de proveerlos.

    Miles y miles de escritos podrían estar ya presentados desde la declaración de alarma. Pero el CGPD lo ha impedido al obligar a hacerlo (de forma conjunta y apelotonada) en una futura e indefinida fecha. El resultado, no es otro que haber incrementado, aún más, la insoportable congestión de nuestro sistema.

  15. Iñigo Castro

    Me alegro mucho por su recuperación y de volver a leer ese pensamiento crítico y razonado de las noticias relacionadas con el mundo del Derecho administrativo y procesal, sobre todo. Un saludo y a seguir mejorándose!

  16. Me alegra enormemente conocer su buen estado de salud. Le leo desde hace años y se ha convertido en uno de mis referentes de vida y de profesión.

  17. Anónimo

    Desearle lo mejor y que la recuperación sea completa. Gracias

  18. Veo que leo un poco tarde el post, pero es que los días de Real Decreto Ley, son tela! Enhorabuena por partida doble, por tu buen análisis, pero como todos, lo que más me gusta es la buena noticia de que estés mejor!

  19. Lo principal su recuperación, esperada y estupenda noticia Profesor, cuidese

  20. Santiago Cañete

    Gran noticia que estés mejor. No bajes la guardia a ver si el virus te presenta un «recurso». Cuídate. Un abrazo.

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: