Contencioso

Al profesor José Antonio Monterrubio, in memoriam

Normalmente cuando despedimos a los grandes maestros de este rodeo entre dos incógnitas que llamamos vida, ya han sembrado su ciencia y hemos cosechado los frutos de su obra.

Sin embargo, cuando alguien muere joven, como el reciente fallecido profesor de derecho administrativo de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, D. José Antonio Monterrubio Quirós, cuando despuntaba con sus investigaciones y cuando un infarto se ha cruzado alevosamente en su vida, nos quedamos atribulados con su recuerdo en el plano personal y sus sugestivos trabajos de investigación.

Gran pérdida la de este joven doctor y estudioso del derecho administrativo, a quien tuve la fortuna de conocer en las presentaciones de mis libros en Madrid y quien solía hablar con tremenda pasión del derecho administrativo, sus luces y sus sombras, con ansiedad de domesticar a la bestia.

Sé que no tenemos anécdotas compartidas, ni ágapes, ni experiencias codo a codo, sino esos fugaces encuentros en actos sociales, pero creo que en estas escasas ocasiones compartidas, la energía positiva y sintonía fluía generosamente. Me perdí por tanto alimentar lo que podría haber sido el comienzo de una amistad, pero me llegaban por la red los vivos elogios de tus alumnos, y sé que no es fácil que consiguieses tejer esa fidelidad y admiración.

Querido José Antonio, te prometí acudir a tu llamado a darles una charla a tus estudiantes. Que finalmente se hayan perdido mi charla ninguna importancia tiene, pero que hayan perdido un magnífico profesor y gran persona, sí que resulta irreparable. Queda tu profunda huella en familia, amigos, alumnos y ese océano que llamado derecho.

12 comments on “Al profesor José Antonio Monterrubio, in memoriam

  1. Anónimo

    Vaya…, una triste noticia. Asistí a un curso impartido por José Antonio en el Colegio de Abogados de Madrid. Un curso titulado «Derecho Funerario», hace ya algunos años. Curioso curso sobre una materia poco conocida. Hoy de cierta actualidad con motivo de la pandemia. Descanse en paz.

  2. JOSÉ ANTONIO IBÁÑEZ MARQUÉS

    54 años. Verdaderamente… nuestro padre que está en los cielos se lleva pronto a los mejores. ¡Descanse en paz! y un fuerte abrazo a familiares y amigos.

  3. jose manuel ruiz fernandez

    Gran dolor por la pérdida de un amigo personal. José Antonio amaba la enseñanza, a sus alumnos, al Derecho administrativo, a la rectitud y sobre todo a su madre, que le ha precedido en pocos meses. Rezo por su alma, en la convicción de que ya se ha encontrado con ella. No te olvidaré, querido José Antonio. Gran dolor por tu pérdida.

    • Teresa Herranz

      Estimado José Manuel
      nos hemos enterado hoy mismo del fallecimiento de José Antonio era un amigo de la infancia de Navalperal de Pinares por desgracia no habíamos conservado el contacto en los últimos años.
      Nos gustaría contactar con su hermano Francisco ¿serías tan amable de darnos un teléfono o un e-mail del hermano?
      quedo a la espera

      Teresa Herranz
      gracias

  4. Qué penita!! Fué un profesor muy integro de los pocos que había en el departamento de derecho de la urjc. Un ejemplo. El primero en regular el sector funerario, el primero que visibilizo la corrupción de la urjc desde el rectorado, el primero que no se dejaba enbaucar por peloteos de alumnos que buscaban en hacer la ruta del despacho lo que no logran con su cociente intelectual y asi podría seguir y seguir. Siempre te recordaremos con tu traje y tus deportivas blancas que mostraban una personalidad única y carismática. Ojalá hubiese más profesores como tú,DEP. Un abrazo para su familia ^^

  5. Anónimo

    Se va uno de los nuestros. No lo conocía ni tenía noticia de él, pero irse con 54 años es una estafa en toda regla tras una vida de pelea.

    Hay algo que si tengo claro. Aquellos que nos dedicamos al Derecho Administrativo somos gentes de otra pasta. No hay muchos compañeros dispuestos a pelear mañana, tarde y noche contra las administraciones y gobiernos del pelaje que sea. Es un trabajo complejo y sacrificado. Luchamos contra un ejercito de letrados de las administraciones (Estado, autonomías, diputaciones, S.S…) sin sus ventajas y con todos los inconvenientes, pero con mucha ilusión y ánimo. Creemos en lo que hacemos. Y creemos en una Sociedad más justa, razonable y leal con el ciudadano. Muchos compañeros prefieren el civil, penal o el mercantil, más gratificante social y económicamente.

    Pero los que hemos decidido luchar contra «La Bestia» como si fuéramos partícipes de una cruzada santa somos una especie de hermandad en la que, aunque no nos conozcamos, nos reconocemos todos por como somos.

    La pérdida de un compañero a tan temprana edad es una pérdida para todos y de todos, y más si es un «cruzado» como nosotros, este alineado en el bando que este. No importa, es un administrativista, un loco, un compañero, y me atrevería a decir que un hermano.

    En Paz Descanse,

    Manel Pérez
    Abogado

  6. Anónimo

    Carlos de León S.
    Abogado.
    Lamento la perdida de una gran persona, inmejorable profesor, buen conversador.
    He tenido la suerte de recibir de él clases de Derecho Administrativo.
    Le admiré y admiraré siempre como profesor de derecho y como conocedor de la lengua y escritura japonesa.
    Descanse en Paz.

  7. Isabel

    Se ha ido un gran amigo, buena persona, hombre íntegro, tuve el honor de conocerlo en su vida privada siempre dando buenos consejos, le decía con cariño que era “el azote del derecho administrativo “, quizás de mí no obtenía una respuesta jurídica pero le daba un razonamiento lógico y todo mi apoyo (a por ellos Jose que son pocos y cobardes).
    Con todo mi cariño DEP

  8. Anónimo

    Un gran compañero, que con sus disentimientos en un ambiente cobarde, marco el camino para muchos en un ambiente mediocre que le tenia literalmente relegado.

  9. Anónimo

    José Antonio ha sido un amigo y compañero, su desaparición es un poco la de esa generación del CARANDE, que lo sacamos adelante, listo e intuitivo, me ha afectado…

  10. Jesús María Navalpotro

    Descanse en paz. Mi nombre es Jesús-María Navalpotro y fuimos excelentes amigos. Hombre de admirables cualidades, de conversación agradable, con humor e interminable. Fue ejemplar su gran pasión por la docencia y por el Derecho Administrativo. Muy detallista y riguroso en su trabajo. Aunque personalmente yo disentía de algunas de sus actuaciones en la vida pública de la universidad, en lo fundamental coincidíamos: su espíritu luchador, su sentido de la justicia, su disposición a denunciar la corrupción, su sentido del Derecho, la repulsión por el feminismo radical y antinatural,… Que Dios perdone sus fallos, como los nuestros, y le premie su buena voluntad y buenas disposiciones hacia el prójimo..

    • Teresa Herranz

      Estimado Jesús
      nos hemos enterado hoy mismo del fallecimiento de José Antonio era un amigo de la infancia de Navalperal de Pinares por desgracia no habíamos conservado el contacto en los últimos años.
      Nos gustaría contactar con su hermano Francisco ¿serías tan amable de darnos un teléfono o un e-mail del hermano?
      quedo a la espera

      Teresa Herranz
      gracias

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: