claquetaAlguien decía que a la condición de alto cargo de la Administración Pública, como a la cúspide de las montañas, sólo llegan las águilas y los reptiles. Sin embargo Sevach cree que hay una fauna mas variada en el mundo de los altos cargos públicos, donde coexisten cobras, guacamayos, delfines, simios y ornitorrincos. Como el juego de las sillas, los cachorros de la política, cada vez que hay una crisis gubernativa o remodelación administrativa, dan vueltas y vueltas hasta que consiguen sentarse en una silla: Secretario de Estado, Subsecretario, Secretario General, Director General, Consejero, Viceconsejero, Secretario General Técnico, Concejal Delegado, Vicerrector, Presidente de Ente Público, etc.

1. Además, al igual que hay una «carrera administrativa» en que el funcionario desde su ingreso va avanzando a golpe de convocatoria de provisión de puesto o mediante promoción interna, existe una invisible “carrera política” en que el aprendiz de mandamás va frecuentando compañías, sembrando lealtades y subiendo escalones del poder público. El funcionario tiene una carrera horizontal ( concursa de puesto a puesto) o vertical (asciende de un grupo al superior) y el político tiene una carrera horizontal ( dentro de la misma Administración ocupa cargos políticos del mismo rango, ej. de concejal de Cementerios pasa a Concejal de Economía), vertical ( asciende en mando, aumenta el tamaño de despacho y mejora el coche oficial, ej. de Director General a Secretario de Estado) y transversal ( va de Administración en Administración, ej. de Consejero de Agricultura pasa a Presidente de la Junta del Puerto).

2. Por eso, la fauna política se presta a la clasificación. Lo haremos bajo la perspectiva cinematográfica y los iremos catalogando desde los de mayor bondad a los mas malignos, considerando blancos a los ángeles, negros a los demonios y grises a los restantes. .

I) BLANCOS

Espartaco (Espartaco, 1960). Suelen ser altos cargos que proceden de la condición previa de funcionario. Llegan al cargo público tras esforzarse con oposiciones y cumpliendo con su trabajo. Creen en un mundo mejor, en que lo público es mejorable. Consiguen pequeños cambios, pero pronto se vuelven peligrosos para sus superiores. El sistema los expulsa y aparta del cargo, eso sí, con mucha felicitación. Hábitos en el despacho: Mucha estantería, libros e informes. Consultan frecuentemente a los letrados porque valoran la legalidad.

Schindler ( La lista de Schindler, 1993). Son directivos que siguen el juego al partido gobernante pero intentan evitar purgas de funcionarios, buscándoles destinos cómodos. Una especie de topos en el gobierno. Son hábiles estrategas y capaces de ganar tiempo. Hábitos en el despacho: Mantienen comidas de trabajo, la sonrisa frecuente y son devotos de la Blackberry.

JFK (JFK,1991). Son altos cargos con auténtica vocación y que consiguen promover cambios sustanciales. Pronto una zancadilla del propio partido, de algún grupo de presión o de la prensa consigue que se retire de la política. Hábitos en el despacho: Piden informes y son buenos en los discursos. Amplia mesa de reuniones en su despacho, aunque sin expedientes.

II) NEGROS

kane ( Ciudadano Kane,1941). Son el Jefe con mayúsculas. El One. El funcionario nunca llega a ellos. Siempre hay un eventual o un jefe de gabinete. Rara vez asiste a la reuniones. Suelen ser anunciados como “Excelentísimo” y siempre tienen un tiralevitas cerca. Hábitos de despacho: Sólo despacha con quien tiene un enorme despacho.

Hannibal Lecter (El Silencio de los Corderos, 1991). Son directivos de formas suaves pero tremendamente peligrosos. Son capaces de cesar a su mano derecha sin pestañear. Sin remordimientos. Fríos y eficaces. Fingen sus emociones ante la prensa y la opinión pública. Escuchan mucho y hablan poco. Hábitos en el despacho: Sólo reciben en su despacho cuando el llama; si te manda sentar son buenas noticias, y si te habla mientras estás de pie, ponte en lo peor.

Miranda Priestly. ( El diablo de viste de Prada, 2006). Son altos cargos muy tiranos y perfeccionistas. Resulta inaguantable para sus subordinados. Mientras el funcionario le sea útil lo promocionará. No le importan las víctimas en su camino. Hábitos en el despacho: cuenta con numerosos secretarios que son un cruce de guardia pretoriana y mayordomo.

Corleone (El Padrino, 1972). Son políticos procedentes de la rama trepa del partido, del sindicato, de la escuela académica o de la amistad personal. Tienen la concepción de la Administración como cortijo. Se rodean de fieles. Promociones internas y libres designaciones son para sus leales compañeros de camada. Hábitos de despacho: Lee todos los periódicos y está siempre colgado del móvil, pagado con fondos públicos, claro.

Highway ( El Sargento de Hierro,1986). Son fundamentalistas de la cosa pública. Tienen enormes prejuicios contra los funcionarios. Consideran que son peones vagos, bien pagados y desagradecidos con quien les paga. El personal huye de su ámbito. Hábitos en el despacho: Casi nunca están en su despacho. Se presentan entre los funcionarios sin avisar. No quiere informes escritos, sino que el funcionario se lo explique y le de soluciones.Pero ya.

Tony Montana (El precio del poder, 1983). Han tragado mucho para llegar a alto cargo. Y ahora son soberbios y peligrosos. Se mantendrán en el poder cueste lo que cueste. No le importan las normas morales ni ser acusados de corruptos. Hábitos en el despacho: Ponen los pies sobre la mesa, miran por la ventana y utilizan el alto cargo para recibir invitaciones y facilidades en cualquier evento. Les encanta el peloteo pero mucho más que les tengan miedo.

III) GRISES

Eduardo Manostijeras (Eduardo Manostijeras, 1990). Son cargos obsesionados con el gasto público. Tremendamente austeros y son la delicia de los interventores. Nunca son renovados en sus cargos. Hábitos en el despacho: Calculadoras y volúmenes de los presupuestos de varios ejercicios.

Amadeus (Amadeus, 1994). Son altos cargos muy inteligentes pero terriblemente egocéntricos. Ellos se creen realmente que son quienes aprueban leyes, Relaciones de Puestos de Trabajo, nombran y cesan. Sin ellos, y según ellos, la Administración no funcionaría. Viven en otro mundo y consiguen figurar en Memorias y obtener reconocimientos oficiales. Hábitos en el despacho: No admiten un no por respuesta y piensan que los informes jurídicos no vinculan nunca a quien como ellos, no ha estudiado derecho, pero no lo necesita para sentirse investido de la razón.

Hulk (El increible Hulk,2008). Son directivos de talante suave y formas moderadas pero de vez en cuando la presión política provoca una explosión de carácter. Todo va bien hasta que la prensa se enzarza con su gestión, entonces provocan el zafarrancho del Departamento. Hábitos en el despacho: Son puntuales y con la mesa maniáticamente ordenada con su agenda, abrecartas, calculadora, grapadora, fotos familiares….

Kramer(Kramer contra Kramer,1979). Son directivos atormentados. Divididos entre servir al interés público o servir al interés del partido. Anuncian su dimisión cada poco. Su debate interior gira en el «Ser o no ser». Hábitos en el despacho: Mesa repleta de expedientes desordenados, con posits, garabatos de colores, e incesantemente llamado a funcionarios para preguntarles una y otra vez si ya está tramitado el mismo asunto para el que llamó diez minutos antes..

Forrest Gump (Forrest Gump,1994). Nadie se explica como fue nombrado alto cargo. Simple y superficial. Nadie recuerda que haya conseguido nada, pero siempre se promociona. Va de cargo en cargo como el juego de la oca, y siempre aterriza en Presidencias de Entes Públicos generosamente retribuidos. Hábitos en el despacho: Mesa llena de fotos, figuritas, abrecartas y tarjeteros. Toma el café o varios cafés en la mañana.

Cyranos (Cyrano de Bergerac, 1990). Son altos cargos que hacen todo el trabajo de otros cargos mas altos. Preparan los discursos y les dan ideas. Toda su vida serán un discreto segundón. Un machaca de alto rango. Hábitos en el despacho: Mesa con Informes a medias, flanqueados por dos ordenadores. Su jornada de trabajo es extenuante y continúa en su domicilio por las noches.

Valentinos (Rodolfo Valentino, 1977). Son cautivadores con su elegancia y porte. Utilizan mas la sonrisa que la palabra. Son capaces de conseguir con su encanto personal que los funcionarios trabajen para ellos, haciendo cosas propias de la Administración o incluso atendiendo sus asuntos personales. Hábitos en el despacho: colocarse la corbata, mirarse al espejo, consultar la agenda de reuniones,etc.

3. En fin, que a buen seguro que los lectores reconocerán en los tipos descritos por Sevach a alguno de sus Jefes del pasado o del presente. O incluso algún Jefe se reconocerá con una mueca. También estoy seguro que hay mas tipos de Jefes ya que la naturaleza humana es riquísima y sorprendente. Hay tantos altos cargos y tan diferentes los hábitos en cada Administración, que la condición humana se manifiesta ante la investidura de poder de la forma más asombrosa. Además no es tan fácil encasillar a un Jefe en un tipo de los descritos ya que la personalidad es permeable y en ocasiones según la edad y la experiencia la persona atraviesa por dos o más arquetipos. Ya se sabe el dicho: “ Dale un cargo a una persona y conocerás su auténtica personalidad”.

4. Y ya para finalizar, para los que tengan tiempo, ahí está una divertida escena de El Sargento de Hierro. Hagamos un esfuerzo de imaginación y pensemos que en vez de un sargento nuevo para mandar una tropa relajada, que es un nuevo Director General que llega con esos modos a las oficinas del Ministerio al encontrarse a los funcionarios haraganeando. Podéis verla aquí.

Escrito por JR Chaves

Humanista, jurista y amigo de sus amigos.

8 Comentarios

  1. Mi Jefe estaría inspirado en “Pedro Picapiedra” pues sólo le interesa el precedente y no la normativa vigente, y además es un bruto y cree que hace gracia. ¡ Y hay muchos más en la Administración!

    Me gusta

    Responder

  2. El ejemplo máximo de ascenso a puestos político-administrativos que recuerdo en una película: Bienvenido Mr. Chance, con Peter Sellers.

    Me gusta

    Responder

  3. Muy bueno Sevach, toda un lección de liderazgo y de cine. Yo no creo mucho en los estereotipos, pero es cierto que la realidad supera la ficción y que esta nos da pistas. Sigue así, tu centrado y nosotros aprendiendo. Un abrazo

    Me gusta

    Responder

  4. Gracias infinitamente por este artículo que ha servido para hacer humanamente sobrellevable mi clase de Instituciones de Derecho de la Unión Europea.

    Como agradecimiento he colgado tu noticia en menéame.

    ¡Un meneo!

    http://meneame.net/story/sevach-altos-cargos-administracion-publica-inspirados-cine

    Me gusta

    Responder

  5. Otra sugerencia: El capitán Queeg (Humphrey Bogart) en “El motín del Caine” (1954).
    Para “superiores orgánicos” proclives al acoso laboral, la autocomplacencia y los cambios de humor incomprensibles

    Me gusta

    Responder

  6. […]  Cuarto. El factor azar ( y situación de partida) influye en cómo trabaja el funcionario. No es lo mismo una labor donde se otorgan subvenciones que donde se gestionan sanciones, ni donde hay mucho personal que donde hay condiciones precarias de material o número de empleados.Tambien depende tu valoración de cómo sea tu jefe, y la Administración tiene una variada fauna de talantes directivos. […]

    Me gusta

    Responder

  7. […] de las personas llamadas a ocupar altos cargos, cuya diversidad reflejé en un viejo post sobre bestiario cinematográfico de altos cargos. Ello sin olvidar la necesaria sintonía del alto cargo con los funcionarios a su […]

    Me gusta

    Responder

  8. […] Por otra parte, la fauna de directivos públicos es variadísima y desde el punto de vista sociológico ofrece una tipología curiosa ( que caricaturicé al clasificar los altos cargos de la administración inspirados en el cine). […]

    Me gusta

    Responder

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s