Luchas, triunfos y homenajes del Derecho Público

Profesor García de Enterría: Feliz cumpleaños con efectos retroactivos

E.G. Enterría y J.M. Del Valle

La semana pasada fue el cumpleaños de D. Eduardo García de Enterría (27/4/23). El profesor ha recibido infinidad de merecidos premios y es reconocido como el Maestro con mayúsculas en el mundo del Derecho Administrativo español. Sevach sólo le conoce por sus obras pero justo es reconocer la profunda huella que le ha dejado su claridad expositiva y su impecable construcción del Derecho Administrativo.

1. Podrá ser conocido urbi et orbe por el best-seller de su Curso de Derecho Administrativo (ex aquo con Tomás Ramón Hernández) pero el brevísimo trabajo titulado “ La lucha contra las inmunidades del poder” publicado en la Revista de Administración Pública , num.38, Mayo-Agosto, 1962, (y editado por Civitas, 1974) merece ser calificado de auténtico big-bang del Derecho Administrativo español. Su vida y obra puede encontrarse aquí, pero a modo de resumen Alejandro Nieto glosó su figura en 1983 diciendo: “El Derecho Administrativo que hoy corre en España en todos los niveles es el de García de Enterría: un Derecho Administrativo que podría denominarse de la transición democrática, puesto que surgió durante el franquismo y desembocó en la Constitución de 1978 y en algunas leyes de desarrollo que llevan su impronta inequívoca”.

2. De biennacidos es ser agradecido y por ello Sevach no puede menos de dispensar esta sencilla felicitación al Maestro en tiempos en que el Derecho Administrativo experimenta sacudidas preocupantes.

En primer lugar, desde la órbita académica, la proliferación de Cátedras de Derecho Administrativo, convertida en familia numerosa y desvertebrada, ha afectado a la cohesión dogmática y personal de su Escuela, ofreciendo un espectáculo de luchas fraticidas, conspiraciones de patricios y soberbias mal administradas. No obstante, la inmensa mayoría de sus “hijos y nietos académicos” ( o discípulos) han conservado lúcidos reflejos del brillo del Maestro y completado su fecunda obra.
No obstante, diríase que por un principio matemático, al aumentar el número de Catedráticos ha disminuido la media de su magisterio, con lo que cobran vigor los suspiros por la llamada Escuela de Madrid (calificativo con que bautizó el profesor E.Piza Rocafort en el num.110 de la RAP, a la escuela creada por Eduardo García de Enterría, Fernando Garrido Falla y Jesús González Pérez). Asi y todo, por encima de los reinos de taifas, señores feudales y algún que otro villano encumbrado, el respeto a D. Eduardo es la argamasa que garantiza la estabilidad en la corte de los milagros del derecho administrativo.

En segundo lugar, desde la órbita judicial, la situación es preocupante por la inseguridad jurídica generada por la discrepancia de criterios alimentados por los numerosos juzgados y Salas de lo contencioso-administrativo, unido a un Tribunal Supremo calmoso y sorprendente, que se ve zarandeado periódicamente por un Tribunal Constitucional que toca la lira como Nerón mientras observaba el incendio de Roma.

En tercer lugar, desde la órbita administrativa, los funcionarios se ven desorientados por una proliferación legislativa (“desbocada” en palabras del Maestro) que carga de deberes a los gestores públicos, de planes y programas, de obligaciones y cargas, de tareas para imponer sanciones y subvenciones mal diseñadas, de medidas administrativas ajenas a su respaldo presupuestario, y de autonomías mal ensambladas.

3. La situación no es agradable pero baste el diagnóstico valiente del propio D. Eduardo García de Enterría en estas afirmaciones en una valiosa entrevista concedia el 30 de Septiembre de 2008 a la Revista de Derecho de Extremadura, cuyo texto completo podéis ver aqui:

“ Creo que ha sido un error de la Constitución definir el urbanismo como una competencia exclusiva de las Comunidades Autónomas, lo que ha dado lugar a sistemas urbanísticos contradictorios e imaginativos según el territorio”.

– “ El retraso en dictarse Sentencia ha mejorado con la implantación de los Juzgados unipersonales, por cierto en contra de lo que yo mismo había pronosticado en un primer momento, pero me parece obligado y de justicia reconocerlo”.

4. Así y todo, hoy no es hora de lamentarse por el Derecho Administrativo sino de dispensar un respetuoso y cálido aplauso cyberadministrativo a D. Eduardo García de Enterría, por su valiosa y perdurable aportación al Derecho Administrativo.

Así en el plano humano del maestro, podéis hallar una sabrosa entrevista en video a D. Eduardo en que pasa repaso de forma cálida y cercana a la génesis de su vinculación al Derecho.

Y como no, a modo de tributo final, la bellísima oda que otro insigne maestro, en este caso, Juan Manuel del Valle Pascual, le ha dedicado a D. Eduardo, figurando ambos acompañados en la foto.

HOMENAJE AL DERECHO
ADMINISTRATIVO Y SUS AGENTES

Hoy es una disciplina
jurídica de raigambre,
más bien de temprana vida
puesto a la par del Penal,
Civil o Internacional.
Mas le es gracia merecida
que por su acción tan cabal
al pobre mitigó el hambre,
dio mesura al poderoso
y a ambos hizo administrados
que, caminando a la par,
convirtió en respetuosos
a los más desmañotados.

Potestad, prerrogativa
e imperium hubo de un lado,
-y es bien cierto, igual que antaño-
pero fueron compensados
-esto ya en tiempo presente-
con su vertiente tuitiva,
que hicieron, como un milagro
-mutación inteligente-
de pronto, una nueva vida,
al súbdito, administrado,
y ciudadano después,
al soberano, consciente
de un nuevo orden cotidiano,
que nos trajo de la mano
el descalabro francés
entre nobles y villanos
que vio nacer al burgués
y aún recuerdan asustados
todos los terratenientes
para nunca más volver.

Derecho Administrativo,
asignatura “maría”
que, andando el último siglo,
alcanzó la primacía
por la Escuela de Madrid,
la RAP, Cívitas, la REDA,
González Pérez, Garrido,
Nieto, Villar Palasí,
Entrena Cuesta, Boquera,
Santiago Muñoz, Embid,
Sosa, Martín Retortillo,
Parada, Martín Mateo,
Tomás-Ramón y Leguina,
Gaspar Ariño, Gallego,
Rebollo,Mestre, Tolivar
Linde, Sáinz, Cosculluela,
no tiene fin esta lista
sobrada de inteligencia
y bienhacer de juristas,
que otras puerta van abriendo
camino de la Justicia.

Cuánta esperanza esforzada
en dar luz a una quimera
con tanta entrega gentil
anduvo la mejor vía
de ser figura señera
de un Derecho renovado,
de una verdad que se espera
y que comienza a venir.

Vaya mi homenaje aquí
que rendiré mientras viva
a la luz que más luciera,
que a nadie restó valía
sino que sumó listezas
por darle a todas cabida
junto a la suya primera:
La de García de Enterría,
para quien va este poema
escrito por quien le admira,
leído por quien le espera.
En el fondo,
dos caras de igual moneda.

¡¡¡¡¡¡ Aplaussssossssss!!!!!!

P.D. Con posterioridad, el Maestro D. Eduardo ha remitido una amabilísima carta sobre este modesto homenaje que encontraréis aquí.

18 comments on “Profesor García de Enterría: Feliz cumpleaños con efectos retroactivos

  1. Me uno a la felicitación al profesor García de Enterría, sobre todo porque su compilación de Leyes Administrativas, comentada ( y elaborada junto con el discreto técnico Escalante) ha sido el libro imprescindible que me acompañó como opositor. Después han venido muchas compilaciones, pero pocas han sido leídas con mayor credibilidad que el mismísimo BOE.

    Sobre la poesía…¡chapeau!!

  2. Me uno a las felicitaciones de Sevach hacia el maestro indiscutible del derecho administrativo español. En efecto, el artículo que cita Sevach, “La lucha contra las inmunidades del poder” (quizá un tanto olvidado hoy por jueces y Tribunales, que en general, y salvo honrosísimas excepciones, han optado por acogerse la doctrina de la deferencia judicial hacia el ejecutivo) sigue siendo una obra esencial y obligada para el estudio del control de la actividad administrativa. Personalmente hay cuatro obras del profesor Enterría que suelo releer cada poco tiempo, pues por muchos años que transcurran siguen teniendo vigencia: la primera es la ya citada “La lucha contra las inmunidades del poder”; la segunda es la clásica “Democracia, jueces y control de la Administración”, cuya sexta edición acaba de aparecer (aunque permíteme, Sevach, que esgrima una pequeña crítica al maestro por una injustas y desproporcionadas afirmación sobre el chief justice William Rehnquist; puedo entender la crítica a las opiniones jurídicas de Rehnquist y la discrepancia ideológica, no la comparto pero la entiendo; no obstante decir explícitamente -aún amparándose en la autoridad de Bernard Schwartz- que este tenía problemas de salud psíquica, amén de ser una falsedad es un golpe bajo e indigno de la categoría humana y moral de don Eduardo). A estos dos trabajos deben añadirse otros dos, “Revolución francesa y Administración contemporánea” y “La lengua de los derechos”, imprescindibles para quien desee conocer los orígenes de la disciplina.
    En definitiva, magnífico post amigo Sevach, y muy emotivo y acertado este recuerdo hacia uno de los, si no fundadores, sí refundadores de esta magnífica y amena disciplina que es el derecho administrativo.

  3. Puffendorf

    Justamente hace un mes que tuve ocasión de asistir a una muy interesante conferencia del Prof.García de Enterría sobre la génesis de Jurisdicción C-A en el derecho español y francés.

    La ocasión de dicha conferencia era su nombrameinto como miembro de honor de la Academia de Legislación y Jurisprudencia de Sevilla.

    El Profesor García de Enterría me sorprendió por su increíble agilidad mental y física.

    La presentación inicial correspondió al Prof. Clavero Arévalo, otro octogenario que parece que tenga 60 años.

    A la vista de semejantes cuasi nonagenarios pensé que definitvamente el Derecho Administrativo tiene efectos antienvejecimiento.

  4. Sevach,
    me gustó mucho el post,

    el comentario del chief justice Rehnquist me hizo acordar de “revolución francesa y administración contemporánea, que he estado buscando en varias bibliotecas argentinas, sin conseguirlo.

    Si alguien lo tuviera por allí, podría pasarmelo?

    saludos a todos

    martín juárez ferrer,
    córdoba, argentina

  5. Contencioso

    Felicitaciones por mi parte también al MAESTRO. Él es al derecho administrativo patrio lo que Castán al civil (Aunque Castán mas recopiló que creó, y en cambio García de Enterría ha aportado mucho nuevo), y aunque discrepo de algunas de sus posturas, siempre es cuando ha habido que tomar partido en una cuestión no estrictamente jurídica.

  6. Hernán

    Muy buena la nota, desde Argentina me sumo a las felicitaciones a quien debe ser el maestro del derecho administrativo en los países de habla hispana. Me di cuenta que quería dedicarme a esta rama del derecho cuando estaba leyendo “La lucha contra las inmunidades…”, sin dudas la mejor obra escrita sobre la materia.
    Aquí en Argentina sus obras son muy seguidas, de hecho hay una reciente edición local del Curso de Derecho Administrativo, con notas de Agustín Gordillo en donde hace la relación del derecho español/comunitario con el argentino.

  7. Juan Manuel del Valle Pascual

    Mantengo que Eduardo García de Enterría es el mejor jurista español del siglo XX, y es usual que me contesten que tal puesto corresponde a Federico de Castro , sin dudarlo, otro de los maestros.
    A ello respondo que Castro ayudó como pocos al avance del Derecho Civil, del tronco del Derecho, incluso, pero que Enterría hizo de una materia secundaria (asignatura “maría”) tal vez la más troncal, pues ha acogido en su seno, en España al menos, el Derecho Comunitario, que debiera ser del Internacional Público; buena parte del Derecho Constitucional, pues el deambular de la redacción de la Constitución española de 1978 trae su espíritu latente por su asesoramiento a los constituyentes, como él recuerda en la entrevista del blog, y su desarrollo ulterior bebe en su fuente; a la vez que convirtió las fundaciones (carne civil) en instrumentos de las Administraciones públicas, dando una pista, curiosamente a la huída del Derecho Adm,inistrativo, tal vez para que no fuera una mera huída del Derecho, un campo de inmunidad sino una reducción de la potestas y un ensalzamiento de la participación social en la cosa pública; así como otras expansiones.
    Me interesa sobre todo resaltar cómo potenció a su escuela, cómo la formó, cómo ganó en contundencia y especialización doctrinal, cómo ganó espacio con su solvencia intelectual, cómo y con qué calidad se ha diversificado, y, en síntesis, cómo ha hecho adelantar el mundo del Derecho desde los tiempos en que la potestad era lo consustancial de la Dictadura, a la que fue juridificando tanto por la vía de las consultas que le hacían, como por el papel de la RAP, como por el emplazamiento en la política de gentes de su escuela ya en la Transición.
    Y luego está lo que siempre estuvo desde el principio, su exquisita capacidad de construir doctrinalmente el edificio del Derecho al que el poder se debe aunque, a poco que le dejen, se olvide. Unido a la calidad literaria de sus escritos.
    Tuve el placer de verle actuar como abogado siendo yo secretario habilitado de la entonces Audiencia Territorial de Madrid, y aún retengo en el paladar el placer de su exposición forense con el único soporte de unas notas manuscritas en un pequeño trozo de papel, y aún tengo a la vista a los Magistrados de la Sala tomando notas de su discurso, como alumnos. Yo sólo podía admirarle por su sencillez de maestro, por su manera humilde de demostrarnos su sabiduría, por ver que no era un genio refugiado en los libros, sino un mito de carne y hueso, lo que para mí se quedó siempre como la imágen tipo del jurista.
    Lo único que lamento, y eso es lo que estaba diciéndole en la foto que se ve al comienzo, es que no haya aceptado ser nuestro invitado en los Cursos de Régimen Jurídico de Universidades para impartir la lección magistral, aunque fuere sobre los valores literarios de Boscán. Y no es casual mi referencia, pues no se valora suficientemente la importancia para el jurista, y particularmente para el abogado del uso del lenguaje, como medio para seducir, para captar la atención para explicar una idea. Tal vez por eso a los profesionales del Derecho todavía se les conoce como Letrados.
    Hasta en eso Eduardo García de Enterría ha sido un maestro.

  8. Creo todas las alabanzas pocas para el insigne maestro. Fantástico post !
    Mis más sinceras felicitaciones, acompañadas de mi más profunda admiración.

  9. Enhorabuena al maestro,a sevach y a ese poeta…!la primera vez que veo juntos tantos catedros en un contexto poético!

  10. Igualmente toda alabanza para el Maestro son pocas, ya que no se ha limitado a sentar los verdaderos Principios de nuestro actual Derecho Administrativo, sino que además ha logrado lo que nadie ha hecho hasta ahora, ha creado una Escuela inmejorable, con grandes discípulos admirables todos, tal es el caso de los Profesores Muñoz Machado, Bocanegra Sierra, Santamaria Pastor, los hermanos Martín Retortillo, Tomás- Ramón Fernández.. Además, no hemos de olvidar que su doctrina ha entrado en España no mediante la técnica del “corta-pega-traduce”, típica de algunos autores, sino que ha sido obra propia. A mi juicio, una de sus obras claves es sin dudas “Los principios de la nueva ley de expropiación forzosa”, en la que sienta los pilares de nuestro sistema de responsabilidad, brillantemente construido por su esfuerzo, y que a día de hoy, y son palabras del propio Maestro, necesita una revisión. En definitiva, creo que debería hacerse un reconocimiento público de su figura por parte de las Autoridades.

  11. Sorprendido

    Ja, ja, muy bueno Davis, has hecho como en “encontrar a Wally”, entre esos maestros sobra uno, ¿no te parece?

  12. Si me comentas cuál gustosamente rectificare.

  13. Felicitaciones al gran maestro y al bardo.

  14. Juan Manuel del Valle Pascual

    A Sorprendido y a Davis:

    A mi parecer no sobran, sino que faltan. Añadir:

    “…Santamaría y Parejo,”

    Y seguro que se me olvidan más.

  15. Pues no creo que exista un ranking de profesores de Derecho Administrativo, pero de la lista “ni son todos los que están, ni están todos los que son”. Echo en falta a González Navarro y a Clavero Arévalo.

  16. Juan Manuel del Valle Pascual

    Atila, es verdad, aunque no rime. Pido excusas por ello. Vaya el parche:

    “…también González Navarro
    aparenta buen derecho
    a la par que el sevillano
    catedrático Clavero,”

  17. He leído algunas de sus obras y también he leído a los que esciben basándose en sus libros y la verdad, le creí mucho más mayor de lo que aparenta en la foto,con ese “look” podrá escibir el doble de lo que ha escrito hasta ahora.

    Profesor:feliz cumpleaños

  18. Pingback: El Maestro D. Eduardo García de Enterría saluda a los cyberjuristas | Contencioso.es

Gracias por comentar con el fin de mejorar

A %d blogueros les gusta esto: