Humor y Administracion Sobre los empleados públicos

El procedimiento selectivo mas difícil del mundo

Opositor perplejo

Aquél buen día el apóstol Santiago paseaba por las nubes y le dijo a San Pedro que estaba cansado de estar todo el día en el cielo sin hacer nada y que con tal experiencia quizás podría obtener plaza de funcionario en España, pues le apetecía conocer a los millares de peregrinos que anualmente seguían su camino. San Pedro le replicó que no era tan fácil ser funcionario en tierra española, y para demostrárselo tomó el BOE, que desde que era virtual lo consultaban todos los días en el cielo, concretamente el de 30 de Septiembre de 2011 y posó su dedo aleatoriamente sobre una página, y escudriñando su contenido encontró una “Convocatoria de una plaza de Técnico/a medio de apoyo a la dirección (calidad- planificación). Gabinete Técnico del Rectorado. (grupo II)”, aprobada por la Universidad pública de Tarragona, la Rovira i Virgili. Y veamos la escena que se desarrolló a continuación, cuando San Pedro empezó a comentarle el contenido de la convocatoria al cándido Santiago:

1. El aprobado será difícil-  expuso San Pedro con lentitud- ya que no se trata de una Oposición sino de un procedimiento de Concurso, así que no habrá prueba competitiva de demostración de capacidad. En fin- continuó San Pedro- No deja de ser curioso que siendo una plaza directiva y para la que existe cuerpos y escalas de funcionarios capacitados, la misma se oferte en régimen laboral, pero como en el Cielo no podemos pensar mal, hemos de rechazar que la Universidad esté optando por la “gatera” de un concurso de méritos en vez de un “arco metálico de control” que es una oposición.

2. También la plaza tiene una curiosa singularidad – Carraspeó San Pedro mientras leía- porque su denominación “ Técnico medio de apoyo a la dirección (calidad-planificación)” no ayuda mucho, ya que no hay ninguna titulación oficial que encajase en tan genérica denominación, y hablar de “apoyo a la dirección” , salvo profesiones cinematográficas cubre el puesto de asesor, ejecutivo, chivato, directivo, mayordomo, mamporrero, tiralevitas, confidente o similar; tampoco ayuda la referencia a “Calidad” o a “ Planificación” sin mayores precisiones (calidad ¿ de qué? , o planificar ¿el qué?). Es verdad que Cristo nos enseñó a eludir a la gallega las preguntas incómodas con aquello de “ Yo soy el que soy”, pero me parece que hablar de “ Calidad” o “ Planificación” a secas nos deja en el “limbo” (mejorando lo presente).

3. Aun siendo laboral- aquí se detuvo unos segundos y continuó-, la naturaleza de la plaza según afirma literalmente el Boletín, da que pensar. ¡ Vaya! Es una plaza de “contratación laboral indefinida”, o sea, ya no habla de la clásica y normal plaza de contratación “fijo”, pues es sabido que para la jurisprudencia no es lo mismo “indefinido y fijo” ( estable y con plaza eterna) que “indefinido y no fijo” (estable hasta que se cubra la plaza por un procedimiento “como Dios manda”). Vamos, Santiago, para que lo entiendas, el indefinido no fijo está en el limbo ( ni en el cielo ni en la tierra) y el indefinido fijo está en el cielo.

4. Pero vayamos al grano- San Pedro se puso nervioso- Tras consultar la convocatoria, he visto que el BOE se remite a las bases del Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña, y he encontrado que se valoran dos conceptos distintos que califica de “ Méritos” y de “Competencias”.
Mira Santiago, ahí tienes los méritos:
– Idioma, inglés.
– Ofimática : Bases de Datos, Hojas de cálculo, procesadores de textos, programas de presentaciones.
– Aplicaciones específicas: las propias del ámbito de actuación(¿ ehhhh?)
– Conocimientos específicos. Metodología específicas del ámbito de actuación… (¿ehhhhhhhh?).
– Legislación universitaria y otras disposiciones generales (¿ehhhhhh?)
– Normativa propia de la Universidad. Legislación propia del ámbito de actuación (¿ehhhhhh?).

San Pedro apuntó en su agenda: Averiguar qué diantres es “el ámbito de actuación”, y determinar si saber “otras disposiciones generales” supone conocer los dos millones de reglamentos del Ordenamiento Jurídico español.

Un poco molesto, siguió leyendo lo que la convocatoria llamaba “Competencias” de los aspirantes, y decía:

A) Genéricas.
-Sentido de la pertenencia y compromiso con la Universidad.
– Aprendizaje continuo.
-Flexibilidad y adaptabilidad.
-Organización y Planificación.
-Poractividad-Iniciativa.
-Integridad, ética y manejo de la información.
-Orientación al cliente.
-Trabajo en equipo.

B) Específicas:
– Comunicación.
– Autocontrol/Resiliencia
– Capacidad de análisis y de síntesis.
– Negociación.

Estupefacto, San Pedro anotó que debía buscar en el diccionario la palabra “Resiliencia” pues pensaba que era una palabra catalana pero San Judas que pasaba por allí, no perdió la ocasión de ponerle en evidencia y le espetó: eminencia según el Diccionario de la Real Academia,” Resiliencia” significa: “Capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas”. O sea, buscan un tipo duro.

San Pedro, meditando sobre todas esas “competencias” o virtudes pensó para sus adentros que ninguno de los que estaban en el cielo afirmaría reunirlas para no mentir, y ninguno de los que estaban en el infierno que dijese reunirlas podía creérsele por mentiroso.

Ni el mismísimo Santiago tenía esos conocimientos directivos, informáticos y de liderazgo. No obstante, tuvo una idea y pensó que acababa de llegar al cielo Steve Jobs, persona con probado dominio directivo y del mundo de la informática y los negocios, que posiblemente era el único que reunía tales competencias. Podía mandarle a la tierra en comisión de servicios y nadie le quitaría la plaza en buena liz. Rompería la leyenda urbana de que las plazas están dadas. Frotándose las manos, le indicó a Santiago que le leyese las pruebas que tenían que superar los aspirantes.

5. Santiago leyó las pruebas selectivas.

1ª Prueba. Ejercicio de conocimiento de la lengua catalana y de la lengua española. Eliminatorio.

( Vaya, el bueno de Steve lo va a tener crudo, pensó San Pedro)

2ª Prueba. No eliminatoria. Realizar un test de capacidades y habilidades. Su resultado será “orientativo para el Tribunal”.

( Toma ya, pensó San Pedro, una prueba selectiva, ni eliminatoria ni meritoria, sino “orientativa”. Quizás habría que pensar en definir unas conductas de los humanos ni buenas ni malas, sino orientativas, para poder mandarles al infierno o al cielo según los casos)

3ª Prueba. Eliminatoria. Valoración de conocimientos generales sobre el sistema universitario y sobre las funciones y tareas a realizar como “Técnico de Apoyo a la Dirección” que podrá incluir uno o mas supuestos teóricos y prácticos

( ¡Caramba! – musitó San Pedro, pues el Código de Conducta del Cielo no permite palabrotas- no sabemos las funciones, tampoco el número de supuestos, ni si va a ser una prueba teórica, práctica o mixta).

Finalmente, la convocatoria incluye literalmente “ El estudio del curriculum del aspirante” que valorará especialmente la formación relacionada con las tareas del puesto de trabajo y la experiencia en trabajos similares”.

( ¡ Cáspita! – dijo perplejo San Pedro- No hay manera de saber si esto es una prueba, o si el Tribunal lo hará por entretenimiento, tampoco dice la convocatoria si esa valoración curricular es eliminatoria o no).

Curiosamente, fuera de las pruebas figura de forma llamativa lo que se denomina “Entrevista. Eliminatoria.”

( ¡ Diantres!- farfulló San Pedro- las bases ni dicen sobre que va la entrevista, ni como se puntúa!…Me recuerda a la entrevista de Pilatos a Jesucristo pues la suerte ya estaba echada)

La Comisión hará públicas las valoraciones.

( ¡ Demonios! – a San Pedro se le hinchó una vena- ¡ Pero si la convocatoria no dice cuantos puntos son el máximo y el mínimo de cada prueba o filtro selectivo).

6. Al menos, dijo San Pedro, estoy seguro que el Tribunal será una garantía. Siempre hay alguien justo. Es cierto que cuando el Jefe quemó Sodoma y Gomorra dijo que los perdonaría si encontrase un hombre justo y se llevó una gran decepción, pero me cuesta creer que un Tribunal Colegiado no cuente con alguien serio y objetivo.

Rápidamente San Pedro leyó que el Tribunal estaba formado por cinco personas que se identificaban por sus nombres completos, sin la menor indicación de su cargo, titulación o formación, ni vinculación con la Universidad convocante. No había manera de saber ni la especialización de los vocales ni si podrían estar incursos en alguna causa de recusación ni a qué título formaban parte del Tribunal.

7.  San Pedro pensó que aquéllas pruebas no las aprobaba ni….el Jefe. Diríase que Satanás había ganado esta batalla, pues no en vano las convocatorias de oposiciones eran un semillero tentador para autoridades pecadoras y aspirantes sin escrúpulos. Se pasó la mano por su barba blanca y tras arrancarse un mechón ( que se mezcló con los algodones de las nubes que les circundaban) dictaminó:

– Quien sepa descifrar esas bases, por su talento merece la plaza.

– Quien ha conseguido que le aprueben unas bases así, por su astucia merece la plaza.

– Quien sea tan inocente que crea que con esas bases tiene posibilidades de aprobar, por su candidez merece la plaza.

– Quien sea capaz de quemarse a lo bonzo delante del Rectorado para protestar, por su valentía merece la plaza.

8. Santiago, visiblemente irritado, le dijo a San Pedro:¿ Maestro, que harás al respecto?

Y San Pedro dijo. Mira, las reglas del juego del control del acceso al empleo público las han hecho los “vivos” en la tierra, para que las aprovechen los “vivales”. Entre esas reglas han dicho que si pasan los plazos para impugnar la convocatoria, queda consentida y firme y ya no se podrá cuestionar. Eso es lo que pasará con esa convocatoria.

Si alguien lo recurre sin participar en la convocatoria, quizás le dirán en la Universidad o los Tribunales que no está legitimado puesto que si no participa ningún interés tiene en anularla.

Y si alguien lo recurre y participa en la convocatoria, que se olvide de la plaza pues el Tribunal posiblemente tomará su vendetta al valorarle, y que se despida de trabajar para la Universidad en toda su vida.

Y como la Administración autonómica y la Administración del Estado tienen sus propios problemas y no quieren lesionar la autonomía universitaria, callarán y mirarán para otro lado.

Y como la comunidad universitaria está acostumbrada a cierta endogamia y manipulación del mérito y la capacidad, pues asiste silenciosa al fenómeno.

9. Sin embargo- añadió San Pedro para consolar a Santiago-. Haré algo trascendente. Y entonces le arrancó una pluma de las alas a San Miguel que volaba por allí, la mojó en pintura que se había dejado un pintor amigo de un tal Machín que pintaba con mucho amor, y cogiendo una tabla de la Ley ( uno de los borradores que había utilizado Moisés, puesto que en tiempo de crisis hay que ahorrar papel y tablillas hasta en el cielo, y basta con escribir por el lado contrario de los diez mandamientos), despacito y con buena letra ( porque en el Cielo no hay prisa, ni horario ni fecha en el calendario) escribió: “ Yo San Pedro, Padre de la Iglesia, mando al Gerente de Asuntos Terrenales, allí conocido como Benedicto XVI, que de instrucciones a todo el personal para que a partir de ahora en las homilías cuando toque decir ` Es mas fácil que un camello pase por el ojo de una aguja a que un rico entre en el Reino de los Cielos, debe decir: “Es mas fácil que un rico entre en el Reino de los Cielos, que un opositor preparado entre por acceso libre a ser personal de la Universidad Rovira i Virgili”.

P.D. En fin, aunque las referencias a la convocatoria son reales ( podéis encontrarla aquí , junto con otras convocatorias de plazas del mismo sesgo), ruego tómese como un ejercicio lúdico y creativo, que pretende mas sugerir y despertar debates que sentar críticas generalizadas. Gracias por vuestra atención, si habéis llegado hasta aquí.

0 comments on “El procedimiento selectivo mas difícil del mundo

  1. sed Lex

    Muy bueno, Sevach. Cuánta verdad arrojan tus palabras en este cuento. Y cuánta supuesta justicia queda evidenciada en lo que es más realidad que los propios relatos fácticos de las sentencias, en un país que nunca ha sido justo, ni seguramente lo será en el medio plazo… Y menos con la coartada de la crisis y del interés general de un Estado que no está en quiebra, pero sí pasándolas canutas.

    Muchos son los merecedores de la plaza, pero entre los pocos escogidos (uno), seguro que ya hay nombres y apellidos, y no se encuentra ni entre los que lo descifren, el valiente que se queme a lo bonzo, ni el inocente que se presente “a la buena del Jefe”.

    Del Cielo, yo mandaría a San Jordi, por aquello del dominio de la lengua vernácula y la valentía de enfrentarse a dragones (o tragones, que tanto da). Pero aún así no sé si ganaría la plaza.

    ¡Que “El Jefe” nos pille confesados!

  2. fer2cv

    Excelente reflexión!!!!

    ¿Para que malgastar dinero en pagar asistencias a los miembros del tribunal si ya saben que persona tiene ya el pérfil exacto de la plaza.?

    Perdón, quería decir que el tribunal ya sabe a quién dar la plaza por considerar que cumple tan complejo perfil.

  3. yeyutus

    Muy buen relato, el problema es que si uno mira la evolución de las administraciones en los últimos 20 años, ha sido un sin fin y un sin sentido de otorgar a dedazo, y revestir de legalidad muchos procesos.
    Se empieza ya incluso antes de los nombramientos en las antiguas magistraturas de trabajo, y se termina por por el actual relato, si aquel fue metido por tal procedimiento porque no a este otro por uno parecido, y hemos llegado a la situación actual.
    Ha habido casos, cuando la prueba de escribir mecanográfica era determinante, que un tribunal puntuó con un 10 a quien daba netas 600 pulsaciones por minuto, cuando es metafisicamente imposible, ni haciendo la prueba con una máquina eléctrica y dejando pulsada la misma tecla.
    El problema no es que alguien quiera entrar por la cara en la administración, ni tampoco que haya politicos o altos cargos o sindicatos que se dejen seducir por tal cuestión, el problema es la falta de tutela judicial efectiva, rápida y ejecutiva.
    Si se recurren los procedimientos como bien esta explicado habra que justificar la legitimación activa, siempre discutida y te encontrarás con mucho juez que verá sólo un palmo mas allá de sus narices para aceptar la excepción.
    Si consigues pasar ese filtro, los buenos letrados paniaguados de algunas administraciones defenderán la exquisita legalidad del procedimiento, y conseguirán de un primer toque, la dilación, y enmarañar el procedimiento para que el pleito termine discutiendo sobre el sexo de los angeles y no sobre la cuestion principal.
    Y luego tras infinitos recursos y lentitud de la justicia, años y muchos años más tarde, en el hipotético caso de haber ganado el pleito, vendrá la ejecución de la sentencia, que será de imposible cumplimiento pues el tiempo juega a favor de la administración y nunca del administrado.
    Resultado; .- la única solución posible sería un procedimiento administrativo previo y uno judicial muy muy rápido, un recurso igualmente muy veloz, y una ejecución de vértigo. y finalmente deducir testimonio de todas las irregularidades para que el sujeto o sujetos autores de la tropelia de la convocatoria, fueran procesados o al menos expedientados y no siguieran haciendolo, pero esto es un sueño que cuando pongo el pie en el suelo me recuerda que sigo en España.
    El famoso dicho que la banca nunca pierde, traspolar a las administraciones, y seria la administración nunca pierde y cuando pierde empata.

  4. Sevach, eres un artista y deberías llevar el espectáculo por teatros y por los variados medios de comunicación para solaz de los mortales, vergüenza de los desviadores de poder y rectitud de los sesgados. Tú solo eres un 15 M ilustrado, agitador razonable de indignados, movilizador social de la justicia material. En síntesis, eres mi héroe.

    • perplejo

      Suscribo el comentario. Es una pena que nuestro ilustre Sevach, no sea un tertuliano radiofónico o invitado a esos programas de televisión desinformativa, al objeto de introducir cordura y sentido común. ¡Ah! ¿que esos programas van de otra cosa? Pues creeemos uno para Sevach, se lo merece, y un servidor se evitaría el hacer “zapping” y terminar apagando la televisión.

  5. Pablo Soto Mirones

    En vez de una queja lastimosa, Sevach pinta sin tintes dramáticos y en tono jocoso una muy triste realidad conocida por todos que ojalá desapareciera algún día. Aunque lo dudo, por lo que quizá hubiera debido cerrar la narración con algo así como un “esto no lo arregla…. ni Dios” bastante expresivo (sobre todo en boca del Subjefe).

    Solo una apostilla breve: “Yo soy el que soy” no es una elusión “a la gallega”. La expresión se comprende cuando se alcanza a entender su contrario, esto es, que -por oposición- todo lo demás y, en concreto, nosotros, “somos los que estamos siendo”, frase que destaca la inmanente característica de la inmortalidad de Dios, lo que, por otra parte, no es una lección de ningún tipo por mi parte, sino solo un comentario al sesgo sobre algo que -curiosamente- a mí también me tuvo confuso un tiempo, creyéndolo una repetición inutil, hasta que un día lo entendí.

  6. Maximilien Robespier

    Que bochorno……

  7. Juan Jo

    EL MÁS DIFÍCIL TODAVÍA

    ¿Quién dijo que acceder a la función
    pública era sencillo? Nada de eso,
    ¡pues anda que no es épico el proceso!
    y de difícil interpretación.

    El concurso no tiene parangón
    pues su ambigüedad tiene mucho peso,
    en fin, que te la pueden dar con queso
    si no conoces previamente el guion.

    Desorienta una prueba orientativa,
    ámbito de actuación también despista
    y no digamos ya una entrevista.

    Una convocatoria a la deriva
    y un tribunal pelín descafeinado,
    a alguien le ponen a huevo el resultado.

  8. Enrique

    De muchos es conocido el “modus operandi” de la Rovira i Virgili. Y si no, que le pregunten al Dr. Bañares-Alcántara:

    http://www.elpais.com/articulo/educacion/Rovira/i/Virgili/debe/repetir/oposicion/anulada/veces/elpepusocedu/20070212elpepiedu_5/Tes

    A mí me da en la nariz que si convocaran otro de esos concursos para una plaza de investigador en cosmología y se presentase el mismísimo Stephen Hawking, nuestro estimado científico no sería seleccionado ni aunque su máquina de voz hablase todas las variantes del catalán.

    Un saludo.

  9. sir thomas

    La paulatina y constante eliminación del mérito y la capacidad, cuando no de la publicidad, son constantes en el acceso el empleo público (lo malo es que, a veces, con la bendición de los Tribunales de Justicia).
    Una vez más, Sevach está a la altura de los lectores de sus reflexiones con la cotidianidad del Derecho vivo. ¡Gracias!

  10. Moriarty

    Yo creo en la existencia de una ley (empírica, faltaría más) que relaciona inversamente el número de plazas ofertadas, el ámbito territorial de la convocatoria y las dudas razonables que cabe plantearse sobre la limpieza del proceso de selección.

    Saludos.

  11. Juan Carlos MLK

    Gracias, Sevach, por aunar didactismo, denuncia y jocosidad. Ni al “Jefe” le resultaría fácil aprobar, pero seguro que algún “vivales” lo tendrá muy fácil, para vivir y quedar “como Dios” en esa plaza. Al menos, ante tal proeza, debería quedar constancia perpetua de quién ha sido el afortunado, y que en este blog preferentemente se aportar el nombre de quien consiguió la plaza en este “procedimiento selectivo”. Al final resulta que cuando Jonathan Swift relataba las pruebas para acceder a los cargos en el reino de Liliput al que viajó Gulliver, se estaba quedando tan corto como sus menguados habitantes.

  12. Jose Maria Benitez Cabañas

    Y no habeis hecho mención de los procesos de consolidación de empleo, es decir, del empleo de los amigotes, afiliados y simpátizantes del partido, que hay que colocarlos, jod…, que Dios dijo que fueramos hermanos pero no primos … Cuanto descaro para colocar a miles y miles de colegas en la Administración Pública para siembre, dejando a la estructura del partido colocada en la Administración, que es lo más seguro, que hoy coloco al hijo del Alcalde de tal, y mañana dicho Alcalade hablará con el Presidente de la Diputación para colocar al mio … que listosa son los hijos de los politicos en el poder, que todos suelen aprobar a la primera complicados exámenes que a otros cuesta años de farragoso estudio, e incluso, como las pruebas de acceso a Policia Local o Bomberos, años de entrenamiento físico. Qué pena que dichas pruebas las apruben habitualmente los novios de las hijas de los concejales o los propios hijos de los delegados sindicales, o de los Jefes Locales de Policia o Bombero en otras localidades gobernadas por siglas afines… La solución: decencia y verguenza, y que se denuncia y se les pongá no sólo la cara colorá, sino que se reclamen ante el Juzgado por los expoliados.

    Se pueden contar historias, como en el pueblo en el que la nuera del Alcalde ganó una plaza de administrativo municipal vía oposición, examente tipo test, en el que acertó el 100 por 100 del cuestionario… y luego el Tribunal anuló una respuesta por errónea, habiendo acertado la nuera hasta la respuesta erronea … pais … La única solución es que se constituyan Tribunales Provinciales, independientes con funcionarios públios adscritos de distintos gremios, a los cueales las distintas Administraciones y entes públicos, incluidas sociedades mercantiles, hayan de incluir sus ofertas de empleo público, y que éstos organismos, sean los encargados de convocar y desarrollar de manera objetiva un proceso selectivo… y además imponer por ley la exigencia de que nadie pueda permanecer como funcionario interino más de seis meses, que a los seis meses si el puesto sigue vacante que contraten a otra persona, que hay mucha gente en el paro, y así, ningún listo ni ningún enchufado por político o sindicato podrá acumular tanto tiempo de interino que despues pueda decir … “tras dieciseis años trabajando en la Administración, con dos hijos, pagando una hipoteca y un coche, ahora me quieren echar del trabajo… !! Estudia y aprueba, como todo hijo de vecino !!!, que sabes desde el principio que tu trabajo es INTERINO y no fijo, y si no lo saber acude al Diccionario, aunque dudo múcho que no sepas lo que significa interino..

  13. Pingback: Actualitat jurídica Joan Amenós » “Pongamos que hablo de los becarios del Tribunal Constitucional”

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: