Corrupción y corruptelas

Corrupción legal se llama el juego

El pasado domingo publicaba el Diario El Mundo un brillante artículo de José Antonio Marina, titulado “Corrupción Legal” que me parece necesario compartir y comentar a la vista del mundo que nos toca vivir, en que la zozobra forma parte de nuestras vidas. Forma parte de los vecinos de la isla de Hierro sobre si entrará en erupción el volcán, de forma similar a como todos vivimos atenazados por el miedo al estallido del modelo económico, y al que parece sumarse una sensación de estupor ante un sistema jurídico que se agrieta y presenta mas agujeros que un queso Gruyére.

1. Conozcamos el citado artículo que no tiene desperdicio.

Corrupción legal. Co-rromper significa romper la integridad de un organismo,lo que provoca el mal funcionamiento de sus órganos y al final su destrucción.Por eso, el sabio lenguaje opone al corrupto el íntegro. Hay una corrupción criminal suficientemente denunciada, pero hay una corrupción legal a la que nos estamos acostumbrando
Entiendo por corrupción legal la que está permitida por las leyes, o por los vacíos legales,o por interpretaciones hábiles, o porque la ley es demasiado rigurosa y hay que enmascarar su incumplimiento.Estas situaciones producen un deterioro sistémico.
No olvidemos que el corrupto es siempre corrompido y corruptor, por lo que su influencia es expansiva .Un ejemplo de corrupción legal: las indemnizaciones a los directivos de Cajas de Ahorro quebradas y nacionalizadas: CAM Y NOVACAIXAGALICIA.Supongo que son legales como lo fueron algunas indemnizaciones astronómicas en la Banca española y extranjera , o las jubilaciones especiales, gastos de representación, gastos reservados y otras bicocas.Las comidas de trabajo -si las paga la Adminstración son corrupción legal.Y la mayoría de los viajes oficiales.Determinadas exenciones tributarias lo son también .El máximo éxito de la corrupción legal es que nos hemos acostumbrado a ella , o sea , que , en parte, somos corruptos pasivos. Como los fumadores pasivos sufrimos las consecuencias sin disfrutar de las causas .La pasividad ciudadana es una ejemplificación perfecta del dicho popular:cornud@ , pero content@.

2. Ese es el análisis descriptivo de la situación. El resultado de las pruebas analíticas es que el paciente de la Justicia tiene débiles las defensas y sufre múltiples infecciones, aunque se ha acostumbrado a vivir con ellas. Sin embargo, se impone intentar mirar hacia allá a las causas de esta situación, esto es, de la existencia de coartadas legales para tales bribonerías.

La primera causa viene dada posiblemente por la confusión entre la teórica condición de los parlamentarios como representantes del pueblo y la pragmática realidad de los parlamentarios como “representantes de facto” de su partido político. Ese Estado de los Partidos que etiquetó García Pelayo ha alcanzado su mayor grado de perversión y el resultado son numerosas leyes que no responden al interés general, sino al “interés general dentro del partido”. Eso explica que hay ámbitos donde el interés de los partidos ideológicamente antagónicos sorprendentemente se vuelve común (“entre bomberos no debemos pisarnos la manguera”) y pese a que el interés del pueblo va en otra dirección, jamás en su sano juicio ningún partido que gobierne promoverá la aprobación de tales leyes; es el caso de la Ley de Régimen Electoral que reclamaría un sistema de listas abiertas o la corrección del sistema proporcional para evitar injusticias flagrantes, o de la lucha contra la corrupción que jamás anudará la inhabilitación para todo cargo público a quien sea responsable de no ejecutar sentencias judiciales firmes ( no interesa, no); tampoco interesa reformar la forma de elección de los miembros del Consejo General del Poder Judicial para recuperar la elección por y entre jueces de su órgano de gobierno, y evitar que quede sometido al reparto de cuotas políticas; tampoco se debe retocar la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional para robustecer las garantías y evitar que un pacto de última hora permita alzar como magistrado del mismo a cualquier enredador con trazas de jurista. En definitiva hay una zona de sombra donde el legislador no entra porque los partidos políticos no quieren.

La segunda causa quizás radica en que el legislador es lento, formalista e impronosticable. En efecto, teóricamente nuestros representantes aprueban leyes para dar respuesta a los fenómenos de la vida que no van por donde la sociedad querría. Sin embargo, esa función legislativa se parte (o comparte) con los legisladores autonómicos, y con los “reglamentadores locales”. Todo con su parafernalia de informes, informaciones públicas, dictámenes de Consejos de todo pelaje,etc. Si además el funcionamiento legislativo pasa por Comisiones, Enmiendas y eso tan peligroso que se llama “transaccionales” (mas sospechosas que las croquetas de un restaurante barato), muy posiblemente el bonito y bienintencionado proyecto de ley, elaborado por los técnicos del Ministerio y por las autoridades que saben lo que quieren, se parecerá poco al resultado final, que además llegará tarde. Decía Romanones aquello de “darles la ley y dejarme los reglamentos” y hoy día diríase que los grupos parlamentarios son felices pensando “ darles el proyecto de ley al Gobierno y darme a mí las enmiendas”.

De ahí, que el resultado frecuente serán leyes cada vez con técnica mas deficiente, y los defectos técnicos son los huecos por donde se cuelan buscavidas, oportunistas y rufianes, siendo el talón de Aquiles de la Ley por donde el hábil abogado conseguirá defenderlo. En este sentido, hace poco un veterano letrado del Consejo de Estado le confesaba a Sevach que en la última década la factura de las leyes es cada vez mas sonrojante. Se ha pasado del traje de espiga al prét a porter y de ahí a leyes vestidas por El Corte Chino.

Y la tercera causa posiblemente está en la naturaleza del español, heredero del pícaro Lazarillo de Tormes y visionario como el Quijote, que si se ve nombrado para un cargo público, aprovecha todas las holguras del sistema para su propia egolatría, para sus conspiraciones y para prosperar. Bien está ser ambicioso pero no utilizar un cargo público para satisfacerlo. El español típico – y quizás siendo autocrítico debería incluirme- aplaude al Dioni por robar un furgón blindado; critica un juez por utilizar una expresión zorruna sin haberse leído la sentencia; se queja del clientelismo pero intenta que su amiguete concejal le busque trabajo a su pariente; reclama igualdad pero vitorea y sigue el casorio de la Duquesa de Alba; hay que apretarse el cinturón pero el móvil es irrenunciable; adora el pequeño comercio pero compra en las grandes superficies; sale a la calle para protestar por la supresión de la fiesta local, pero como está lejos, no se inmuta ante el reciente suicidio de varios monjes tibetanos por la represión China… Quizás el mediterráneo aproxima la legislación española y la italiana y no precisamente por el lado bueno.

En fin, Sevach ha dado un paso adelante al intentar determinar las causas de la penosa situación de nuestro Ordenamiento Jurídico ( incluso cierto día avanzó la fórmula matemática de la corrupción) y admito que solo falta apuntar soluciones…pero claro que cuento con la atenuante de que es muy español  denunciar y no dar soluciones. Y ya que no se puede luchar jurídicamente contra esos inmorales que cobran indemnizaciones millonarias ( que al final paga la Administración) pese a ser corresponsables del descalabro de sus respectivas Cajas de ahorro, al menos me desahogaré:

10 comments on “Corrupción legal se llama el juego

  1. Pues coincide la publicacion de esta entrada con la lectura de un artículo del pasado año de Arturo Pérez Reverte “aportando soluciones” que se puede leer en su web http://www.perezreverte.com/articulo/patentes-corso/552/aportando-soluciones/ , y que transcribo parcialmente para su más fácil lectura:

    “Pues vale. Pues me alegro. Se lo digo a usted, señor notario de Pamplona. Y a ti, joven lleno de fe, esperanza y caridad en tus mayores y tus menores. A quienes apuntan, con razón, que me paso los fines de semana gruñendo sobre el pluriputiferio hispánico, pero sin aportar soluciones. La verdad es que esta página no la cobro por solucionar nada -cobraría un poquito más-, sino por desparramar a mi aire. Quizá se hayan fijado en el título: Patente de corso. Pero bueno. Un día es un día…
    …Aliviada al fin España de la herencia franquista que le impide levantar cabeza, las cosas se simplificarían un huevo, o dos. Tendríamos el ambiente político a punto de caramelo para acometer radicales reformas internas. Ahí sugiero refundir todos los ministerios en cuatro: Subvenciones y Sobornos a Sindicatos, Ladrillo y Turismo Chusma, Bares, Terrazas y Chiringuitos de Playa, y Triunfos Deportivos. Aunque este último, por darle un poquito de caché, podría llamarse ministerio de Patriotismo Intermitente Según y Cómo. Como ven, no escurro el bulto y aporto soluciones. No todo va a ser gruñir los domingos. Algún lector esquivo argumentará que no especifico de qué viviríamos los españoles, o lo que de ellos quedase para entonces, una vez desecado el fangal. Pero esta semana estoy que me salgo de la página, y hasta para eso tengo respuesta. Como aquí, producir de verdad, lo que se dice producir, no se produce una puñetera mierda, pero somos expertos en trajinar con dinero negro, sugiero hacer como Suiza: salir de la Comunidad Europea, declararnos paraíso fiscal y vivir de almacenar el dinero de otros. Catalanes, gallegos, vascos, gibraltareños y marroquíes serían los primeros clientes. Apuesten cuanto tienen a que sí.”

    Me gusta

  2. Estimado Sevach:

    Creo que has omitido hablar de la corrupción judicial ,en especial en las pequeñas ciudades: las invitaciones a los palco de la Opera a los titulares de los juzgados y sumisos fiscales, la designación como Procuradora del Ayuntamiento de la hija del Excmo Sr. Presidente del Tribunal de Justicia, la compra de cuadros por el Consistorio de la esposa del Fiscal Jefe (espantosos por cierto), la licencia exclusiva para cerrar una terraza a un Juez sumiso a las directrices del poder municipal etc..

    Sólo una anécdota: cuando vino Elton John a Oviedo (80 euros la entrada) el insigne corrupto que lleva 20 años haciendo y deshaciendo a su antojo, remitió “gratis et amore” dos entradas a cada titular de los órganos judiciales. Sólo uno tuvo la decencia de devolverlas. No voy a decirte el nombre porque imagino que sabes quien es. Así se escribe la historia.

    Qué te voy a contar que no sepas.

    Alegret

    Me gusta

    • En Aragón en cambio nuestros parlamentarios aldeanos se han auto aprobado UNA CESANTÍA consistente en una mensualidad de la paga ordinaria, por año de parlamentario, co un límite máximo de 16 ó 18 años, no lo recuerdo con certeza.
      Ahora mismo varios ex diputados acaban de embolsarse, tan ricamente, más de 200.000 euros, por este concepto. (Vid. Heraldo de Aragón del lunes, día 13 de julio de 2015). Con dos cojones.
      Así escriben la historia “nuestros” representantes. ¡Mal rayo les parta!

      Me gusta

  3. Pingback: Corrupción legal se llama el juego

  4. La verdad es que lo de las indemnizaciones a lo de los directivos de Caixanova y Caixa Galicia es feo, pero más lo es que, hasta hace bien poco, esto se hacía en las Administraciones Públicas, y además, en los sitios precisamente con menos control y garantías, como son las entidades instrumentales, donde son colocados los políticos de turno bien como directores, directivos e incluso como personal laboral, en este último caso, sin acceder al puesto por mérito y capacidad.

    Tanto es así, tan poco ético y escandaloso es, que la propia Ley del Presupuesto de la Comunidad Autónoma de Andalucía, desde hace no mucho, tuvo que prever que las indemnizaciones de los directivos cesantes debían hacerse conforme a lo establecido en el RD que regula la relación laboral especial de alta dirección, no pudiendo “en ningún caso ser pactadas las cuantías por las empresas y los órganos de dirección”, siendo nulos de pleno derecho estos pactos (art. 17.5 de la Ley del Presupuesto de la CCAA de Andalucía para el año 2011).

    ¿Cómo sería el desfalco de dinero público que se ha estado efectuando estos años, que los propios políticos, grandes beneficiarios de estos “pactos”, tuvieron que prohibirlo por ser una auténtica vergüenza?. Así nos va ahora. Si ese dinero se hubiese invertido en otra cosa, otro gallo nos hubiese cantado posiblemente.

    Por eso digo, que si sangrantes son estas indemnizaciones a los Directivos de las cajas, más aún son las que se han estado haciendo a los “directivos”, por llamarlos de alguna manera, de las Administraciones Públicas. Eso es más grave aún. Y con total impunidad.

    Un saludo a todos.

    Me gusta

  5. Estimado y leído Sevach:
    Hoy tengo que darle un estirón de orejas; no porque su entrada sea inapropiada o incorrecta, sino porque personalmente he realizado propuestas que, o no ha leído, o bien no las comparte. Pero, aun siendo español heredero del Lazarillo, hay españoles que cada día, en nuestro entorno, proponemos cambios a fin de establecer en España una decmoracia de verdad y no, como bien dice García Pelayo, o Trevijano, un Estado de Partidos. Nuevamente le recapitulo.
    – Establecimiento de un sistema electoral mayoritario en distritos uninominales a doble vuelta, con mandato imperativo del representante al representado (le adjunto un enlace: http://www.diariorc.com/miercoles/70-irrepresentacion/2612-la-representacion-una-aproximacion-i.html)
    – Sistema presidencialista, con elección directa del presidente del Gobierno en un distrito único nacional.
    – Desaparición del Ministerio de Justicia y de la triste figura del Fiscal General del Estado. El Poder Judicial será separado en origen y el Consejo de Justicia (el gobierno de los jueces) será elegido en elecciones directas de toda la comunidad que opera en el ámbito judicial: magistrados, jueces, fiscales, secretarios, abogados, procuradores y funcionarios.
    – Nuevamente le remito al libro Teoría Pura de la República, de Antonio García Trevijano, donde el explica con mayor profundidad estas cuestiones.
    -Por último, las listas electorales esconden fraudes a la representación, sean abiertas o cerradas. En Italia, por ejemplo, sólo un 3% de los votantes hacen uso de las prerrogativas de voto. ¿Acaso el Senado no es elegido mediante listas abiertas?
    En fin, que no me canso que soluciones hay, pero no hay peor ciego que el que no quiere ver.

    Me gusta

  6. No me ponga usted a García Pelayo, qepd, como ejemplo de nada, por favor.
    Mucha teoría, mucha separación de poderes y mucho bla, bla, pero a la hora de la verdad siguió “las órdenes de Guerra, votando a favor de la constitucionalidad de la expropiación de Rumana, consagrando el descrédito del Tribunal Prostitucional, digo Constitucional, y del incipiente Estado de Derecho.
    Y seguidamente se auto exilio a Venezuela, dónde murió.
    No sin antes pasar por caja, a recoger y cobrar una pensión extraordinaria como ex Coronel del Ejército Republicano, graduación a la que, se supone, podría haber llegado de continuar mandando la segunda república.
    En la vida hay que ser consecuente, y vestirse por los pies. No decir una cosa y hacer justamente la contraria…

    Me gusta

  7. Pingback: Importancia histórica de las próximas elecciones para las Cortes Generales | Contencioso.es

  8. Pingback: Del viejo truco de dar una subvención para compensar un gravamen - El rincón jurídico de José R. Chaves - delaJusticia.com

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: