Contencioso

Proponed, proponed leyes, malditos

danzadsComo en la clásica película de Sidney Pollack (Danzad, danzad, malditos,1969), que ya comenté en clave jurídica, la lucha electoral y propagandística ha dado lugar a anuncios a bombo y platillo de reformas legales por todos los partidos.

No se sabe si se trata de mejorar la gestión pública, experimentar o cambiar el nombre de las leyes. El caso es dar la impresión al electorado de que hay leyes en la mochila del partido político y que serán la solución a todos los problemas en caso de gobernar.

El auténtico problema radica en que las buenas leyes no se improvisan. Las leyes son nuevos hijos que antes de emanciparse tienen que formarse y madurar. Sin embargo, la solución a los partidos políticos (ya sea en comunidades autónomas o en el mismo Estado) viene de la mano del “plagio del proyecto de ley”, de la copia de la proposición del ley del pasado, y a veces de “cortar y pegar” de una ley de otro país o incluso de una propuesta que nunca nació en otro ámbito distinto (e incluso en entes locales al aprobar “ordenanzas”).

Al fin y al cabo, una vez en el gobierno, “donde dije Diego, dije digo”. Y lo peor es que si un partido político es serio y solo propone las leyes razonables y necesarias, cosechará menos votos que el partido político farolero y embaucador.

Viene al caso esta reflexión por la noticia ofrecida ayer por el diario La Nueva España, en que los letrados del parlamento asturiano detectan que dos partidos políticos que están en las antípodas ideológicas presentan idéntica proposición de Ley, que habían “copiado” de la misma fuente. Bonito ejemplo que revela, primero, la falta de ideas propias de los partidos políticos y luego, el escaso respeto por el electorado.

Pero veamos la estupenda crónica periodística y una reflexión sobre este modo de entender la vida parlamentaria y los nefastos efectos en términos de seguridad jurídica.

1. La noticia se titula: Tirón de orejas jurídico al PP y Podemos por copiar y presentar idéntica ley de Emergencias. Y expone:

Los servicios jurídicos de la Junta General han dado un tirón de orejas a los grupos parlamentarios del Partido Popular y Podemos por llevar a cabo una práctica propia de los malos estudiantes: copiarse los trabajos. Ambos partidos registraron (el PP un poco antes) sendas proposiciones de ley con la redacción de una norma que regulase la protección civil y la gestión de las emergencias. Al analizarlas, los letrados de la Cámara advirtieron que se trataba del mismo texto salvo pequeños cambios.

Prácticamente todo el contenido es idéntico en las leyes presentadas por populares y podemistas con muy leves maquillajes: así, la exposición de motivos de la propuesta de los populares coincide, con apenas tres frases de diferencia, con el “Preámbulo” de la de Podemos; los 119 artículos de ambas leyes coinciden en las dos redacciones salvo modificaciones mínimas en 27 de ellos, y Podemos utiliza seis de las siete disposiciones adicionales de la redacción del PP y cambia el objeto en la séptima. Podría parecer una mera anécdota de “corta-pega” parlamentario o de espionaje entre grupos políticos, pero los letrados de la Junta consideran que el asunto tiene su relevancia. En primer lugar porque “no hay precedentes de un supuesto de estas características” en la Junta, según reza el informe jurídico a la Mesa del parlamento al que ha tenido acceso este periódico.

Se trata de un “copiazo” parlamentario y una “pillada” en toda regla que lleva a una paradoja jurídica. Hasta ahora la tramitación parlamentaria establece que se acepta una propuesta de ley y los grupos introducen las modificaciones y ajustes en el texto que consideren y no cabe presentar redacciones paralelas: nunca hasta la fecha se habían presentado dos leyes iguales con pequeños matices. La paradoja está en que si la Cámara admite las dos propuestas de ley no existe fórmula de tramitación establecida. ¿Acabarían repitiéndose por duplicado los debates sobre dos textos que en realidad son sólo uno?

kane

2. El problema radica en que no estamos ante una golondrina de verano sino ante un fenómeno que se repite hasta la saciedad en todos los ámbitos donde se pueden aprobar leyes, reglamentos u ordenanzas. Y en términos de pura rentabilidad y pragmatismo, como en los exámenes académicos no es malo “copiar”: lo malo es que te pillen copiando.

Hacker sitting in dark roomNo sé si el problema es de la formación de los políticos o de los equipos que los apoyan, o de la frivolidad de algunos, o de la técnica de “salir del paso” o sencillamente de que la mala política parlamentaria está convirtiendo los parlamentos en casinos donde se barajan y cortan proposiciones y proyectos de ley, para que al final “gane la casa” porque, no nos engañemos, buena parte de las proposiciones y de las intervenciones parlamentarias “son para la galería”, no para la mejora de las leyes.

3. Pero este fenómeno de proyectos y proposiciones de ley que frenéticamente saltan al parlamento (o al pleno del ente local) para mostrar al electorado “que se hace algo”, y para ofrecer un balance de que se han aprobado muchas leyes o presentado muchas proposiciones, tiene un efecto reflejo perverso. Y es que, en el caso analizado, los letrados de la cámara cortocircuitaron a tiempo la perversión, pero donde no pueden adentrarse es en los proyectos de ley maquillados, en los monstruos de Frankenstein legislativos, en las malas copias, ni lo peor de todo, en las enmiendas de última hora que son la traca final que produce sorpresas sin cuento.

¿Acaso hemos olvidado que el procedimiento abreviado en lo contencioso-administrativo en la redacción dada al artículo 78 de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa (¡Con 23 apartados!) se perfila a golpe de transacciones en el Senado?, ¿O que la incorporación del frenazo a la ejecución de sentencias contencioso-administrativas, si no se garantiza la indemnización de terceros, del inquietante art. 108.3 LJCA se debió a una imprevista enmienda en el Senado del grupo socialista?

pastasY si bien el debate parlamentario cumple su función democrática, lo que no puede convertirse el parlamento en un restaurante donde el menú del día que anuncia la carta (proyectos y proposiciones) las mas de las veces se convierta en un almuerzo de platos imprevistos, que como las croquetas y las albóndigas de algunos locales baratos, están hechos de lo que sobra, improvisa o no sirve.

El resultado: la indigestión del Boletín oficial que provocará retortijones en abogados y jueces. Y como no, la Justicia resulta en ocasiones asesinada por Malas leyes.

La eficacia de la gestión pública puede perecer tanto de hambre como de indigestión.

Y por eso, no hace mucho recomendé una liposucción legislativa.

11 comments on “Proponed, proponed leyes, malditos

  1. EXCEPCIONAL, simplemente.

    Me gusta

  2. Bueno todo es consecuencia de la necesidad de justificar su existencia y necesidad de parlamentos y parlamentarios. Sobre todo los autonómicos.

    http://i0.poll.fm/js/rating/rating.js

    Me gusta

  3. Un post muy ilustrativo. Gracias por publicarlo.

    Me gusta

  4. Y luego la obsesión en muchos Ayuntamientos de regular vía Ordenanza cualquier cosa cuando no es necesario, pues hay normas estatales y autonómicas “pa jartar”, y la Ordenanza no introduce nada nuevo…los gobiernos locales venden sin fin la regulación normativa frente a los contrarios como ejemplo de eficacia y buena gestión…

    Me gusta

  5. creo que aún es peor. A falta de imaginación a la hora de proponer leyes, la peor es que muchas de esas leyes son “politicamente correctas” pero que a nadie importan. Leyes sobre transparencia, buen gobierno, codigos éticos, etc..Incluso leyes muy sustantivas e importantes, como la ley de prevención de riesgos labores del 1995 estaba y está repleta de eufemismos o frases huecas como “protección suficiente”, “medidas necesarias”, “riesgo inevitable” que luego vuelven loco al intérprete, sea empresario, juez o abogado. Por favor, mirad el articulo 52 del EBEP: los empleados publicos debemos ser, entre otras cosas, objetivos, íntegros, neutrales, responsables, imparciales, confidenciales, honrados, austeros (?), accesibles (?), eficaces, promover el entorno cultural y medioambiental (¿incluye a los funcionarios que les gustan los correbous catalanes y los toros en el resto de españa?). Yo, empleado público, soy “austero” si en mis vacaciones marcho a la Polinesia francesa o debo optar mejor por los Monegros?. My God ¡¡¡

    Me gusta

  6. Entiendo que el sólo partido o coalición que debiera merecer la confanza de la ciudadanía para gobernar España, es aquel que garantizase y llevase a cabo, la auténtica reforma de esa antinomia que se denomina ‘justicia española’. Porque, es triste, el actual esquema únicamente se puede considerar -es mi experiencia-, un círculo vicioso corrompido en su propia esencia que engloba a la total totalidad de los operadores jurídicos. Si nuestro ‘Webmaster’ considera este comentario impropio, le ruego lo borre.

    Me gusta

  7. Genial, Sevach.
    Muy bueno, Abraham.
    Lo peor es que, siendo un optimista nato como soy, no le veo solución al problema (o no buena).

    Me gusta

  8. A ver Sevach, ¿de qué guindo te has caído? esto es más viejo que la tos…. el copy/paste legislativo es brutal y no te digo nada en el caso de leyes autonómicas que desarrollan leyes estatales que a su vez son transposición de Directivas comunitarias.
    Primero copia el legislador básico a través de la conocida “transposición fotocopia”, luego la primera Comunidad Autónoma que desarrolla la legislación básica casi la reproduce literalmente y a continuación las otras 16 CCAA copian a la primera “mutatis mutandis”.
    De tal manera, que si se aplicasen las normas de propiedad intelectual, todos los parlamentos autonómicos tendrían que ser condenados por plagio.
    La diarrea legiferante que padecemos tiene aquí su origen para justificar la injustificable existencia de 17 parlamentos autónomicos en España que suman más de millar y medio de diputados.

    Me gusta

    • Aunque no puedo ni pensarque nuestro ‘webmaster’ se haya caído de guindo alguno, sino que más bien es el ‘padre de todos los guindos’, me parece muy intereante el comentario de Angel que demuestra, tristemente, adonde se ha llegado en esta España de hoy, mitad circo, mitad siquiátrico…

      Me gusta

  9. Angel, nos metes de sopetón en otro tema de cierta relación con el post, aunque distinto y por demás interesante, que es el de la organización territorial del Estado. El café para todos fue una nefasta idea uno de cuyos efectos, ciertamente, es la multiplicación de la diarrea legislativa, pero no el único. Cuando la pensaron los padres de la constitución les hubiera bastado con leer mínimamente a Cyril Northcote Parkinson para darse cuenta de que lo que iban a hacer nos llevaría hasta aquí. Es más, diría yo que Parkinson se equivocaba al decir (entre otras cosas) que toda administración expande el gasto hasta cubrir el ingreso. Se ha demostrado que incluso lo sobrepasa.
    Ahora a ver quien es el guapo que quita la presa a los leones.

    Me gusta

  10. Y tanto Epetxa, a ver quién es el guapo que desmonta este tinglado y que sin ser jacobino, pienso que ha sido el cáncer de nuestro Estado, llamado España.

    Me gusta

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: