Actualidad Humor y Administracion

Divina paciencia de la divina Justicia

images (13)Me enteró ayer de dos noticias judiciales de gran calado. Por un lado, el caso de una sentencia del Juzgado contencioso-administrativo num.3 de Oviedo que estima un recurso frente a una multa de tráfico de 80 euros por llevar un perro a los pies del copiloto. Por otro lado,  el caso de otra sentencia dictada por el Juzgado de lo social número 9 de Las Palmas que confirma una sanción a  la Sociedad Estatal de Correos y Telégrafos por no facilitar crema solar o pomadas a los carteros a pie y en moto para protegerles de las radiaciones solares.

Al margen de la justicia del caso concreto, varias preguntas se me plantean.

  • ¿ Era necesario un juicio con su estrépito de formalidades y costes para zanjar estas cuestiones?, ¿ no estamos matando pájaros a cañonazos?…Mediation Resolution
  • ¿ No puede el legislador en materia de tráfico dejar claro que no se pueden llevar animales en la parte delantera en vez de utilizar conceptos jurídicos indeterminados del estilo, “adecuada colocación de los animales transportados”?
  • ¿ Por qué tenemos que pagar la sociedad los costes generales de tales conflictos que podrían evitarse con buena voluntad, bien de los conductores, bien de los agentes de tráfico, bien de la inspección de trabajo o bien del empleador público?

Me recordó el caso de la vaca de Baiona, detenida hace treinta años y encerrada en los calabozos municipales por pastar en terrenos públicos y que fue acabó en una rocambolesca sentencia. O el caso del lorito Pepe en Cestona cuya imitación de los silbidos del tren confundía a los maquinistas y generó litigios. Claro que no está lejos de animales el caso asturiano de la Sala Social que allá por 2011 no considero causa de despido el que se llame al jefe ” hijo de puta, amenazándole con machacarle, matarle y enterrarle, mientras se le sujeta de la camisa”, aunque claro algo pesó que el jefe previamente le llamase “tonto y gilipollas”.

En fin, ya me ocupé en su día de los extravagantes pleitos de lo contencioso-administrativo y me temo que la realidad supera a la ficción.

También me llama la atención como los famosillos de medio pelo utilizan las demandas y las denuncias contra otros famosos o tertulianos,  para generar noticias con dichos y desmentidos, aunque finalmente se archiven mientras tras las puertas del juzgado se ríen denunciante y denunciado.

En fin, quede constancia de la grandeza del sistema judicial que tenemos, que tiene las puertas abiertas a todo y soporta todo. Por algo la alegoría de la Justicia lleva vendas en los ojos. Me consuela pensar que junto a ese puñado de casos extravagantes, infames, manipulados o absurdos, se ponen mas de dos millones de sentencias judiciales al año en España y resolverán cosas mas serias. Lo de quedar contento es otra historia, porque el que pierde se queja y el que gana no lo agradece. Divina Justicia.Captura de pantalla 2018-03-05 a las 16.17.23

 

Archivo_001 (21)NOTA SOCIAL.- Y hablando de cosas serias, en el terreno de la curiosa especie de los Contratos-Programa, tendremos ocasión de asistir el próximo 6 de Marzo, martes, a las 19,00 horas, en el Colegio de Abogados de Oviedo, Calle Schultz, al discurso de ingreso de Antonio Arias, Síndico de Cuentas del Principado, como académico correspondiente en la Real Academia Asturiana de Jurisprudencia bajo el sugerente título de: El contrato-programa: progreso y consolidación de un instrumento esencial en la gestión pública.

Me corresponderá el gratísimo honor de presentarle y como el acto es de acceso libre, bien está saber que será una buena ocasión para un acto didáctico a la par que entrañable.

 

15 comments on “Divina paciencia de la divina Justicia

  1. Pilar Pérez

    Pues tienen razón, más que un santo, los carteros, con lo de pedir crema solar. Ya hace unos cinco mil años,en el antiguo Egipto, quedaba fijado en algún jeroglífico que tradujeron, que los obreros de las pirámides (que no está claro que fueran esclavos o todos esclavos), hicieron huelga pidiendo maquillaje, porque el maquillaje que les habían proporcionado no era el adecuado.
    El maquillaje en cuestión era esa línea negra que vemos llevaban tanto varones como hembras, en el antiguo Egipto y que no era, como pudiera pensarse, para parecerse a la Rosariyo Flores, sino para defenderse del sol. Tenía el efecto
    que tienen nuestras gafas de sol.
    Y si no se lo incluyeron en convenio, a los carteros, lo de la crema solar, pues a Su Señoría a ver qué dice.Normal

    • Phelinux

      He trabajado en empresas privadas grandes y pequeñas antes de entrar en la función pública, y mi experiencia es que las empresas grandes (especialmente las multinacionales) cuidan mejor la salud física y mental de sus trabajadores que la Administración, la empresa más grande del país. Luego los políticos nos acusan de vagos y absentistas, pero no hacen nada por cuidar el activo más importante que tiene la Administración: sus empleados. En los despachos desde donde (supuestamente) vigilan “la salud de los empleados” no quema el sol ni tampoco, por lo visto, llegan otros muchos problemas que enfrenta el empleado público de a pie. Así que cada pequeño avance en este terreno hay que ganarlo en los juzgados. Luego nos sorprendemos de encontrarnos esas sentencias.

  2. Gracias por el artículo. Pone sobre la mesa, con la elegancia de siempre, una realidad y también señala una de las posibles soluciones. El legislador se ha cargado bien rápido millones (así lo he visto publicado) de juicios de faltas en los que había una RC en juego detrás. Dicho esto, este fin de semana pensaba hasta qué punto somos una sociedad responsable en conjunto, como también apunta el texto. Tenía que hacer un viaje el domingo de vuelta de Barcelona a Madrid y las combinaciones de avión no eran del todo adecuadas para mí. Recordé que un amigo me comentó que había viajado alguna vez en “BlaBlaCar”. Pues bien, el domingo a las 7 de la mañana me informa “BlaBlaCar” que la persona con quien iba a viajar había “cancelado” el viaje. Después de intentarlo una vez más acabé viajando en avión de vuelta, varias horas más tarde y varios euros más caro. El abuso de un procedimiento judicial no puede siempre evitarse porque ni la cuantía es un criterio infalible ni siempre razonable. En general, lo que el artículo denuncia no es más que un reflejo del respeto que tenemos por los intereses público y/o difusos. Gracias y un cordial saludo.

  3. FERNANDO

    ¡Cuánta razón en lo que dice! Pero y los agentes de tráfico en vez de denunciar y sancionar, ¿no podrían haberle hecho modificar al copiloto la colocación de la mascota en una situación de mayor seguridad en la parte trasera? con lo que se habría resuelto el problema y habrían realizado un trabajo de educación de Seguridad Vial (recuerdo cómo de vez en cuando se hacen campañas de este tipo promovidas por la DGT sin recurrir a la sanción) y por supuesto no habría llegado el asunto a ningún juzgado de lo contencioso-administrativo.
    No quiero insistir en el mayor interés en recaudar pero el mero hecho de que en la ley se haya redactado el artículo de la manera en que se hizo (“adecuada colocación. ..”) es una prueba indiciaria de que es aquel ánimo recaudatorio y no otro interés el que está tras dicha redacción pues es evidente que se deja al acertado criterio o no del agente el determinar la conducta como denunciable, con poco o ningún medio probatorio contradictorio del sancionado, dado el testimonio probatorio del funcionario.
    ¡Insistamos más en corregir enseñando en vez de corregir castigando! Claro que en estas pequeñas infracciones.

  4. Gran parte de la litigiosidad se debe a la mala calidad de las leyes y al abuso de conceptos jurídicos indeterminados.

  5. carlos

    gran preocupacion la mía por esta cuestión de la responsabilidad de la adminsitracion en genreal cuando interviene…para mal!
    os cuento en breve: Mi hija se examina en Burgos para obtener el carnet de conducir ( es una oposicon con temario y parte practica con recorrido). Vuelve del examen práctico y dice que ha suspendido, que se ha saltado un stop…hija!qué esperas!, pero papá me dice el examinador que no me preocupe que en ese stop suspende mucha gente…. ¿cómo? si, si es que está situado detras de una marquesina en el parking del aeropuerto y en una curva muy cerrada y la señal en vez de estar a la derecha ( el examinador y profesor han reconocido que no hay ninguna otra señal de stop a la izquierda) está a la izquierda y es que no se vé.
    Me presente en ese punto y así es. Increible!

    Pero más increible!!! LA DGT en Burgos y en Madrid confirman el suspenso y dicen textualmente: “…independientemente de que la señal se encuentre o no en el lugar más adecuado el cumplimiento de la misma es obligatorio”

    toma ya! para qué vale su propia normativa de señalizacion donde se estabalece que las señales deben ser colocadas a la derecha segun el sentido de la marcha, de dimensiones y formas legibles, con anticipación para ser vistas e interpretadas, etc…..
    Total al contendioso administrativo y 3 años ya de reclamacion y pleito y aún sin sentencia… y mi hija sin carnet de conducir en España. ha estado dos años en USA conduciendo pero ha vuelto y así estamos…..
    Con esta miseria de técnicos y administracion donde vamos?? con poquito que se quisieran a sí mimos ya habrian modificado esa señal, pero así siguen llevando a los corderos al matadero ( es un punto nada peligroso dentro de un parking – no homologado-. AYYY si fuera un Stop peligoros donde se jugaran la vida el examinador y los profesores….)
    saludos
    carlos

    • ¿Y no le sería más práctico volverse a examinar? Porque tres años de pleitos, con incierto resultado (aunque presumo cuál será éste), no parece nada práctico, ni lógico.

    • Pilar Pérez

      Si su hija ha estado dos años en USA, algo que me sucedió a mí también en su momento, le recomiendo que cambie el Chip. Allí ganaría el pleito. El estado es el primer obligado a cumplir la ley, y desde el momento que no la cumple, no puede imponer comportamientos que hubieran requerido, para ser totalmente correctos, que el propio estado hubiera cumplido previamente la ley.
      Pero, estamos en España, las cosas son más o menos, ya sabe ud. Izquierda o derecha pues qué más dará, un poco más aquí u otro poco más allá. Que la señal esté tapada, pues podía adivinar que estaba detrás, en cualquier caso, que te suspendo y aquí paz y después gloria que donde hay patrón no manda marinero.
      Claro que también podría haber vivido en otros países de Centroamérica donde la situación hubiera sido incluso más divertida. Multado…¿por qué?, por cruzar la raya continua. No hay raya continua. Pero la había , hace años, se borró con las lluvias y no tuvimos plata para volverla a pintar. Multa
      Claro que tendemos a creer que España debería de estar más cerca del primero que del segundo. De ilusión también se vive.

    • FERNANDO

      Entiendo su y la de su hija total frustración y sentimiento de desamparo porque en efecto el código de circulación establece el lugar en que deben estar las señales verticales (y horizontales) y que deben ser visibles de manera que el conductor no deba realizar una tesis doctoral antes para adoptar la decisión acertada y hacer una parada o un ceda el paso. Por otro lado, aunque le parezca incongruente o contradictorio con esto anterior, entiendo la respuesta de la DGT porque aún en el caso de que las señales no estén en el lugar correcto (y no sean visibles al instante) dicho Organismo parte del presupuesto de que la conducción debe ser realizada con prudencia y ante situaciones de duda como en este concreto caso de intersección de carreteras, lo prudente es hacer un enlentecimiento de la marcha mayor llegando incluso a la parada al objeto de que el conductor lleve a cabo la decisión correcta o no infractora. Sin duda es una triste y dura lección como sin duda lo es el que se le suspenda el examen para la obtención del permiso de conducir, pero en la conducción en el día a día desafortunadamente nos encontramos no sólo con esa situación de señales mal ubicadas, sino con otras aún más peligrosas de calzadas bacheadas, por ejemplo, con lo que desgraciadamente aprender de situaciones como la sufrida por su hija, sin duda injusta, nos enseña a salir a conducir con un plus mayor de prudencia y atención. En todo caso, estoy absolutamente de acuerdo con su “pelea” en los tribunales de lo contencioso-administrativo porque entiende (y yo también ) que el utilizar esa argucia de la señal mal ubicada y de difícil visibilidad, para cazar a los examinados, es una actuación o práctica cuanto menos dudosamente correcta, por no decir tramposa.

  6. Iñaki Virgós Sotés

    La noticia de la vaca es muy buena. El paisano al tiempo saca a pastar a las ovejas y éstas se cuelan casualmente en el salón de plenos. Soy hijo de gallego. Les pega mucho esa retranca.

  7. Contencioso

    Leyes con redacción nefasta + Autoridades prepotentes y abusivas + Orgullo castizo del españolito medio, mas chulo que nadie y al que nadie le tose + Un número de abogados demencial que tiene que comer de algo = Colapso y abuso garantizado

    Dadas las condiciones, lo sorprendente sería lo contrario, la verdad.

    • Estando conforme con esas condiciones previas, carecerían de importancia si no se añadiera otro factor, primordial y decisivo, cual es que un porcentaje elevado de jueces (y fiscales) de primera instancia (contencioso, social…) son nefastos, prepotentes, chulos y abusan a diario de la norma en sus dos vertientes, procesal y sustantiva.
      Menos mal que en el Supremo, aunque podamos mostrar nuestras reservas con algunas de sus decisiones (como es el caso de la aquí traída por nuestro máster), hay altura intelectual y moral. También, en general, en los Superiores.
      Es mi experiencia y mi opinión.

      • FERNANDO

        A este respecto de las “actitudes” de algunos jueces, fiscales, etc, desde mi propia y escasa experiencia personal, sólo puedo describir las maneras del juez de instancia de lo social que me tocó en un juicio el pasado enero: cada vez que mi abogada presentaba sus argumentos o quería preguntar al testigo de la parte demandada, las gesticulaciones e interrupciones que aquel juez efectuaba a lo largo del juicio (y que por el contrario en ningún momento se los vi realizar cuando le tocó el turno al abogado de la demandada), eran un indicio de las actitudes y prejuicios subyacentes a tales comportamientos (les dejo a su criterio ponerles nombre, aunque en mi opinión, además de una enorme falta de respeto impropia de un funcionario en un contexto en el que las formas deben ser escrupulosamente cuidadas, se le puede calificar con una palabra que empieza por “miso” y termina por “ginia”).

  8. Reblogueó esto en IUSLEXBLOG. .

Gracias por comentar con el fin de mejorar

A %d blogueros les gusta esto: