Sobre los políticos

Doce falacias jurídicas o mentiras arriesgadas sobre el canon digital

falacias jurídicas o mentiras arriesgadas sobre el canon digital La recientísima aprobación o “perpetración” del canon digital lleva a Sevach a desmontar las red jurídica de falacias tejida al mejor estilo del mago Tamariz para ocultar la justicia bajo pinceladas de supuesto Derecho.

    Se trata de un “canon”. Falso. Calificarlo de “canon” es un eufemismo para suavizar psicológicamente el impacto de su aplicación, ya que realmente se trata de un tributo o impuesto indirecto con impacto fiscal en la economía general y en el bolsillo de los contribuyentes.

    Se establece en beneficio de los autores. Falso. Se establece en beneficio de las entidades colectivas de gestión de los derechos de autor, lo cual deja fuera a todos aquellos autores que no pertenecen a una entidad colectiva, porque no quieren o no pueden, ya que buena parte de los cuales no superan las barreras que la sociedad establece para la afiliación o participación en la gestión.

    Las entidades de gestión colectiva de derechos de autor son justas y ecuánimes en el reparto entre los asociados. Falso. Cada entidad colectiva, padece los vicios de toda organización y normalmente un grupo directivo administra con criterios clientelistas el botín del canon.

    La Directiva europea obliga a imponer el canon. Falso. La directiva obliga a una “compensación equitativa” para el autor pero no dice cómo, ni qué, ni menciona la palabra “canon”, ni enumera que dispositivos pueden ser gravados, ni en qué medida.

    Si no se establece el canon habría que prohibir la copia privada. Falso. Es algo así como decir que si no cobran por el aire puro habría que prohibir pasear por el bosque.

    Los creadores y titulares de derechos de propiedad intelectual ven colmadas sus apetencias con el canon digital. Falso. Como el tigre que prueba sangre humana por vez primera, quiere más y mas frecuente. O sea, una vez establecido el canon, la negociación anual será sobre su índice de actualización o la extensión de las modalidades.

    La decisión sobre el canon responde a la Ley, y las leyes hay que cumplirlas. Falso. La Ley de Propiedad Intelectual contempla el canon digital, pero nada impide que su desarrollo reglamentario o aplicación conduzca a una cuantía de hecho ínfima o testimonial.

    El canon digital supone tratar de forma equitativa a los consumidores. Falso. No puede ser justo que se aplique el mismo porcentaje a quien usa una copia para educar a sus hijos que para divertirse, ni a quien necesita el móvil que para quien es un lujo, ni que se aplique por igual a quien renueva el dispositivo por extravío o desfase que a quien lo renueva por capricho.

    La adquisición de aparatos digitales es prueba de la usurpación de derechos de propiedad intelectual. Falso. No se puede confundir el culo con las témporas, ni la adquisición de un sacacorchos puede hacer presumir que se consume vino de crianza. Una cosa es el uso del dispositivo y otra el abuso del mismo.

    10ª El canon salvará la creatividad de los artistas. Falso. Los artistas son igual de creativos con o sin canon. Cosa diferente es si ciertos llamados artistas precisan del canon para vivir, o si ciertos “vivos” gracias al canon seguirán haciendose pasar por artistas.

    11ª Los artistas luchan por su legítimo derecho. Falso. Olvidan los artistas que la creatividad en la inmensa mayoría de los casos es deudora en buena parte del conocimiento o habilidad recibido o “heredado” de otros autores. Ninguno de los actuales artistas pagó jamás un canon por haber aprovechado las fuentes de sus predecesores o contemporáneos. Lo mas curioso es que los dos libros mas leídos y utilizados de la historia, y cuyos pasajes sin duda serán objeto de copia privada, bien por fotocopia, audiolibro o versionados digitalmentes, son la Biblia y El Quijote, y se cobrará hoy día por tales copias a favor de autores actuales que ni habían nacido, ni pueden usurpar tal derecho.

    12ª La reclamación de la supresión del canon digital es una cuestión agitada desde posiciones políticas. Falso. La prueba de la sensibilidad ciudadana objetiva radica en los inmensos foros, declaraciones y clamor contra el canon, al margen de ideología alguna y por pura supervivencia de un vehículo de la cultura y el conocimiento como es la copia privada. Nunca tantos chillaron por unos pocos, lo que es lógico porque se ha implantado un canon digital que surte el efecto de un invertido Robín de los Bosques: roba a los pobres para dárselo a los ricos.

0 comments on “Doce falacias jurídicas o mentiras arriesgadas sobre el canon digital

  1. William H. Rehnquist

    Es imposible estar de acuerdo con las atinadísimas y certeras observaciones de Sevach. Todo ello no supone más que la casta oligárquica que se erigen en presuntos representantes del estamento artístico (léase la omnipresente Pilar Bardem, Teddy Bautista o el inefable Victor Manolo…..sí, hombre, sí, ese asturiano que recién emigrado a Madrid dedicó su primer single “Un gran hombre” al Caudillo) invierten la situación legal y presumen nuestra culpabilidad. Pues el “canon” implica que estos “grandes creadores” presuponen que todo el que adquiere un mp3, un móvil o un equipo musical lo va a hacer para escuchar copias ilegales. ¿Quiere ello decir que tenemos que abonar un “canon” por un CD o un DVD en blanco por si cometemos el “delito” de usarlos para fines espúreos? Es decir, que si adquiero DVD virgen para grabar las imágenes de mis vacaciones en la costa del sol ¿debo pagar un canon a los “artistas” por ser tan generosos de permitirme el archivar mis propios recuerdos e iniciativas en tal soporte?
    Tiene absolutamente toda la razón Sevach, aunque yo voy aún más allá: muchos de los “artistas” que defienden el canon no son más que gente del más ínfimo nivel intelectual ´totalmente incapaz de crear absolutamente nada. Una nada que, como en “La historia interminable” se extendiendo poco a poco por la sociedad española.

  2. Totalmente de acuerdo con los razonamientos de Sevach…

  3. Eduardo

    Una pregunta. Si yo hago copia privada de mi música y ésta es extranjera, ¿Porqué un órgano español ha de cobrarme si no representa en realidad a esos artistas de los que yo hago copia?.
    ¿Existe un “organo internacional” al que pertenezca la SGAE para estos casos para compensar a los artistas extranjeros?
    ¿Existe la SGAE de la SGAE?

  4. En la votación de esta tarde del Congreso podremos ver los grupos que responden al interés particular de la SGAE, que se ha convertido en el fortín de unos cuantos que hablan en nombre de todos los artistas, cuando la representatividad de esa sociedad es más que cuestionable, y quienes piensan más en el interés general, que es el del común de los ciudadanos que quiere cuantas menos cargas injustas, mejor.

  5. Labeca

    Totalmente de acuerdo con lo afirmado acerca del canon o “robo” digital. Reitero lo dicho en su día de que en mi opinión este canon tal y como está formulado y cuantificado resulta injusto, siendo desproporcionado y arbitrario.
    Rosa García (máxima ejecutiva de Microsoft en nuestro país), afirma que este canon es una forma de criminalizar a todos los usuarios. Con él se nos considera a todos “presuntos ladrones”. Evidentemente si se grava de forma indiscriminada como efectúa este canon, se está penalizando a todos los usuarios en beneficio de unos pocos (“y qué pocos”).
    Otro problema que provoca este canon es el de la doble tributación, especialmente grave en el caso del móvil (precisamente donde más van a recaudar). Y es que, a diferencia de lo que ocurre con las descargas de Internet, la cultura del móvil es de pago y la práctica totalidad de las descargas son religiosamente abonadas por los usuarios.
    De otro lado, los consumidores que no utilizan el móvil como un dispositivo de almacenamiento sino para hablar, van a pagar una cantidad extra por el mero hecho de que su teléfono pueda almacenar, algo verdaderamente injusto.
    ¿Donde quedó lo recogido por la Constitución de que todos tenemos derecho a la cultura y todos tenemos derecho a los resultados de la ciencia y la tecnología?
    ¿Donde se queda la tan cacareada garantía por los poderes públicos de la defensa de los consumidores y usuarios? (art. 51 CE).

  6. PanchoVilla

    Alguien deberia recordar al Gobierno, que la independencia de las colonias americanas respecto de Inglaterra, tuvo lugar por una chispa: la implantación de un canon o timbre sobre el té consumido habitualmente en las colonias. ¡Ojo al dato!

  7. JuanFran

    Un poco demagógico, Sevach. Veo la crítica fácil, pero no veo tu alternativa.

    ¿O prefieres dejar “que inventen ellos” y “que creen arte ellos”?

  8. sevach

    Pues ahí va una alternativa que se me ocurre “a bote pronto”: en vez de aplicar un impuesto indirecto que repercute en las espaldas de los usuarios, al margen de la realidad o no del abuso o fraude, podría establecerse en favor de los artístas, dados de alta fiscalmente como tales, una deducción en el Impuesto sobre la Renta, en el epígrafe de la base imponible correspondiente a “rendimientos profesionales o artísticos” y de este modo, TODA la sociedad pagaría por lo que todos desean (copias privadas sin cánones al servicio de la cultura) y además justo porque cuanto mayores rendimientos tiene un artista justo es presumir que su producto artístico se “copia o plagia más”. ¡Ya está! Compensación equitativa y sin canon, y sin mediación de entidades colectivas y sin presumir la culpabilidad del que adquiere un dispositivo.

  9. Labeca

    Después de la aprobación de este canon, (que sólo marcará el principio de los que nos ocurrirá a los usuarios, …. y sino al tiempo).
    ¿Retirarán de una vez el anuncio en el que nos vienen a llamar a todos “ladrones” por intercambiar archivos P2P? (al parecer para concienciarnos). Desde ahora: ¿Quien “roba” a quien?

  10. luis calvo

    Nunca he bajado música de internet, ni una película. Nunca he comprado un CD en un top manta. Pueden entrar en mi casa y comprobarlo con sus propios ojos. Todos los CD,s y DVD,s que tengo los compré en las tiendas. Por eso me siento muy ofendido de que me consideren culpable de un delito.
    En Francia, al parecer, cuando alguien baja un archivo ilegalmente recibe un aviso y si lo vuelve a hacer, le dejan sin conexión.
    En España pagamos justos por pecadores. No quieren molestarse en investigar a los que verdaderamente cometen ilegalidades (esta mañana he escuchado en la radio a una señorita que admitía bajarse música de internet y lo justificaba diciendo que los discos son caros). Hay que respetar la e propiedad intelectual. Quien se baje música ilegalmente, etc. es quien comete la ilegalidad, así es que él es quien debe ser multado. A los demás deben respetarnos.
    Respeto a la propiedad intelectual, respeto a la presunción de inocencia y diligencia en la persecución de los “vivos” que se aprovechan del trabajo ajeno y no lo quiere pagar.

  11. Pedro Herrero

    Gran artículo.

    Yo descargo música, películas y series de televisión, lo que no hago es grabarlas a Cd ni a DVD por que tengo un estupendo disco duro. Y los pocos Cd y Dvd que tengo los he comprado a Portugal con un grupo de amigos para evitarlo .

    Formulas como el “streaming” dejan todavía más en entredicho el canon, porque a los que compartimos ni nos toca o nos toca muy poco (ya nos preocupamos de intentar sortearlo) y a los que utilizan sus soportes con otros fines si que se les acaba gravando.

    La industria del videojuego ha convivido con la pirateria desde sus inicios, han aprendido a manejarla y a contar con ella y sobre todo no han intentado ponerse a sus clientes en contra.

  12. Juan Manuel del Valle Pascual

    Me sienta mal que me cueste
    lo que siempre tuve gratis.
    Me meteré con quien cobre
    y con cómo lo reparta.
    Me molesta que me roben
    si acaso un maravedí,
    pues vale más que una idea,
    una música,un poema,
    cosas de materia gris
    que apenas el viento lleva
    si acaso lejos de mí.
    ¡Que se jodan y lo pierdan!

  13. Pingback: meneame.net

  14. Juan Carlos

    Desde que pago el canon me he vuelto activista, ya casi no compro música original. No uso los dispositivos con los que pago el canon para hacer copias ni tan sólo privadas. Harto de que me roben con el canon, este será el único dinero que sacarán de mis bolsillos. Lástima que el top manta esté en manos de inmigrantes.

Gracias por comentar con el fin de mejorar

A %d blogueros les gusta esto: