Sobre los políticos

Viajes parlamentarios a Angola y Japón, sin pasar por el Tibet

Viajes parlamentarios a Angola y Japón, sin pasar por el Tibet

La prensa dominical anunció a bombo y platillo la primicia de que el Presidente de la Comunidad Autónoma de Asturias es el primer mandatario autonómico que viaja a Angola, acompañado de la representación de los parlamentarios autonómicos. Leída la noticia periodística, uno no sabe si reírse por la singular proyección internacional de las ambiciones autonómicas, o si llorar por si tal ejemplo va a ser seguido por los restantes presidentes y parlamentarios autonómicos.

1. Diríase que estamos ante un fenómeno contagioso ya que hace dos años, la delegación de Cantabria visitó Japón, y el año pasado otra delegación de la Comunidad Valenciana peregrinó a Roma. Y si hurgamos en las hemerotecas y nos armamos de minúsculas banderitas rojas frente a un mapamundi, y vamos estampándolas en los lugares visitados en la última década por representantes autonómicos, difícilmente dejaremos un hueco libre, salvo el islote de Perejil o Alaska, lugares todavía sin huella de la todopoderosa acción exterior de las Comunidades Autónomas españolas.

2. Antes de examinar este fenómeno, dejemos claro que quizás el viaje asturiano cumple la función de aclarar a los angoleños que la sidra es fabulosa y puede permutarse por diamantes (al fin y al cabo, lo de los espejitos por oro ya le funcionó a Colón).

Además las aclaraciones en persona nunca están de más, como demuestra la noticia real de que para introducir la sidra asturiana “El Gaitero” en el mercado oriental fue preciso sustituir la figura del escanciador de la etiqueta por una manzana ya que aquél era confundido con un samurai, guerrero japonés de malos recuerdos para el pueblo chino.

3. Ahora bien, la perplejidad de Sevach, que no encierra crítica alguna contra ningún político ni Comunidad Autónoma concreta, admite distintos grados.

    a) El primer nivel de perplejidad viene dado porque la Constitución española atribuye la competencia exclusiva sobre relaciones internacionales al Estado, así como sobre comercio exterior, sin lugar para las Comunidades Autónomas, y corresponde al Gobierno de la Nación la dirección de la política exterior. Y aunque el Tribunal Constitucional admitió algún tipo de presencia autonómica en ámbitos internacionales lo fue con mucha cautela y siempre vinculándolo a competencias exclusivas autonómicas.

    b) El segundo nivel de perplejidad surge porque aun admitiendo que la Comunidad Autónoma actúe y deba tener presencia activa en el exterior,¿por qué tienen que acudir representantes de los Parlamentos autonómicos, cuando el parlamento “legisla” y “controla al ejecutivo” pero no ejerce función ejecutiva alguna?. ¿Viaja el “parlamento” o viajan “algunas personas” que tienen la condición de parlamentarios?. Y ya puestos a recoger peregrinos en el camino… ¿por qué no invitar a representantes del Consejo Económico y Social o del Consejo de la Juventud?.

    c) El tercer nivel de perplejidad viene dado porque nos hallamos en pleno siglo XXI, reino de la videoconferencia y la telecomunicación en tiempo real, y en que toda la información sobre países y oportunidades empresariales está disponible y ofertada, tanto desde los Ministerios españoles, como desde las embajadas de los países interesados en la visita autonómica. Además, toda declaración institucional de una Comunidad Autónoma que tenga por destinatario a otro país puede hacerse llegar, de forma instantánea e interactiva y en tiempo real, sin necesidad de una procesión con todo fasto y cortejo.

    d) El cuarto nivel de perplejidad brota al constatar que los viajes se “institucionalizan” paradójicamente al margen de las reglas institucionales. Por ejemplo, los parlamentos autonómicos tienen regulación y amparo normativo (Estatutos y Reglamentos de las Asambleas), pero prontamente se institucionaliza espontáneamente una Conferencia de Presidentes de Parlamentos Autonómicos de España, que en seguida promueve la creación de la Conferencia de Presidentes de Parlamentos en Europa, y a su vez impulsa la Conferencia de Presidentes de Parlamentos Hispanoamericanos, antes de alcanzar la Conferencia Mundial de Presidentes de Parlamentos Territoriales. Una vez creado el monstruo (o “holding tourparlamentario” ), hay que justificar el producto, y de ahí salen declaraciones, programas, y brindis al sol, que son proclamados a los cuatro vientos y de nula virtualidad jurídica. Eso sí, tales Conferencias, prontamente tienen vástagos y dan lugar a Comisiones o Conferencias sectoriales en que participan delegados parlamentarios. Y ahí tenemos un universo de parlamentarios representando a los ciudadanos autonómicos por todo el universo a ritmo de samba. Lo mas curioso, es que parlamentarios democráticamente elegidos demuestren así su sintonía con la vieja consigna del despotismo ilustrado: “Todo para el pueblo, pero sin el pueblo” .

    e) El quinto nivel de perplejidad viene dado por tres curiosos hechos estadísticamente comprobables y dignos de reflexión.

    a.- Cuanto mas lejos y exótico es el país de destino mayor es el número de integrantes de la delegación que la visita.

    b.- La participación de parlamentarios en tales viajes internacionales suele responder a un equitativo reparto o rotación entre todos los grupos parlamentarios, lo que garantiza no solo compañía en el viaje sino un “pacto de caballeros” sobre la oportunidad y control de tales viajes y consiguientes gastos.

    c.- Tales viajes parlamentarios prueban la “ley del movimiento continuo” pues generan una espiral de contactos personales, invitaciones y planificación de ulteriores jornadas, entre todos los parlamentarios de las sedes visitadas, con su secuela de gastos públicos desatados.

f) El sexto nivel de perplejidad brota al comprobar que tales viajes son anunciados como prometedoras iniciativas para la Comunidad Autónoma, y en cambio no existe mayor fruto documental de sus resultados que las facturas del viaje y eventos. Diríase que tales viajes parlamentarios están al margen del principio constitucional de eficiencia y economía de los gastos públicos a que alude el art.31.2 de la Constitución española. Además, al viajar en amigable compañía, los representantes del Ejecutivo y los del Parlamento (o sea controlado y controlador), la supervisión ha de correr igual suerte: el viaje ha de presumirse utilísimo y si se aportan facturas del gasto “formalmente impecables” (aunque lo retribuido sea “materialmente pecable” ), miel sobre hojuelas.

4. En fin, que si el baron de Montesquieu levantara la cabeza y viera a los poderes ejecutivo y legislativo actuando como poderes siameses en las iniciativas de desarrollo de política exterior, posiblemente afirmaría que su “Espíritu de las leyes” se ha quedado en eso, en el espíritu, pero no en la realidad.

5. Volviendo a la actualidad,y en la hipótesis mas generosa hacia tales dispendios económicos, quizás fuere mas deseable que los parlamentarios autonómicos, si tienen inquietudes testimoniales y efectivas por el bien común transnacional, bien podrían acudir al Tibet y expresar su apoyo a la intolerable situación allí vivida frente al Estado chino invasor. Bien está que el actor Richard Gere visite Lasa para apoyar a los tibetanos pero mejor estaría que parlamentarios de países democráticos hagan lo propio en los momentos críticos, y si el altruismo es su divisa, bien podrían efectuarlo con cargo a su propio bolsillo.

Si no hay viajes programados al Tibet quizás se debe a que los buenazos de los parlamentarios autonómicos se están reservando su viaje y billete para las Olimpiadas de Pekín..¡Cómo no va a estar la Comunidad Autónoma, y sus parlamentarios, allí representados!

6. Acaso algún día sus señorías parlamentarias, ante la inquietud por solucionar el problema del agua, promuevan un viaje a Venecia, o quizás al preocuparles los impuestos sobre el juego, se planteen una jornada de trabajo en Las Vegas. Lo cierto es que, admitiendo que hay viajes y encuentros institucionales necesarios y útiles, aquéllos que han convertido la función parlamentaria en un “todo incluido” merecerían un viaje por su concepción de lo público al País de Nunca Jamás.

0 comments on “Viajes parlamentarios a Angola y Japón, sin pasar por el Tibet

  1. Luis P. Paradas

    Está bien que haya viajes, siemrpe que tengan utilidad. Que una Comunidad Autónoma se promocione en el exterior, me parece estupendo. El mercado es mundial, no español ni siquiera europeo. Y precisamente en China o en África tenemos un potencial tremendo. En América Latina, por razones culturales y de otro tipo, evidentemente también.

    Lo que ya podemos discutir (pero sin demagogia, por favor) es que tengan que ir el gobierno, la oposición, el otro grupo de la oposición y algunos que no sé siquiera cuál es su cargo.

    Pero que vayan periodistas es lógico (transparencia); que vaya el Presidente es obligado (ostenta la suprema representación del Principado y la ordinaria del Estado en Asturias); que vayan representantes de las empresas es evidente (negocios); los sindicatos mayoritarios también (no vaya a ser que los empresarios acuerden traer inmigrantes con contratos precarios).

    En fin, crítica sana sí, pero menos demagogia. Sería igualmente criticable un gobierno (en este caso el asturiano) que no sale de su capital Oviedo nunca jamás. Estaría haciendo dejación de funciones.

  2. Cronwell

    Coincido con Luis en que la Comunidad Autónoma debe promocionarse hacia el exterior y en que deben existir controles de los viajes del Ejecutivo, pero no creo que el post de Sevach sea demagógico cuando se centra en la participación de los parlamentarios en tales viajes. Sevach ha destapado un abuso que pasa inadvertido ante la opinión pública. Mucho se cacarean estos “Viajes de Plan” (como la caravana de la pelicula) pero nunca se ha dado una rueda de prensa oficial en que se identifique el resultado concreto de la aportación parlamentaria al mismo, mas allá de servir de mamporreros. No se critica a los parlamentarios por su función parlamentaria sino precisamente por dedicarse a otras cuestiones, con la complicidad del ejecutivo, y a costa de los representados. O sea, felicitaciones por la valentía. Bienvenida sea la llamada demagogia que da en el clavo

  3. Xuanin

    Acabo de leer el Diario La Nueva España y resulta que son seis los parlamentarios asturianos que van a Angola. Yo pensaba que quien representa a nuestro Parlamento es la Presidente, pero veo que tienen que acompañarla dos representantes a su vez de cada partido político. Vaya desfachatez. Luego Teleasturias ( Tele-Tini) informa que el viaje a Angola permitirá que Asturias participe en el Centro Tecnológico de Angola con intercambio de investigadores. ¡ Pues vaya!. Ni se menciona la inversión, ni los costes. Viajan doce personas para conseguir que dos becarios asturianos vayan a Angola y para que dos becarios de Angola vengan a España. ¡¡Menuda estafa!!!¡ Y lo mas desternillante es que dice el periódico que los parlamentarios de Asturias llevan tres meses en los que sólo han celebrado una sesión para ratificar el nombramiento de senadores ( diez minutos de votar y una jugosa dieta completa a cambio), y además que se va a aplazar la celebración de sesiones parlamentarias porque seis de sus miembros están de gira en Africa.¡¡ Para esto votamos por la autonomía!!

  4. Creo amigo Sevach que te has quedado corto en tus afirmaciones.

    Mira lo que dice un buen amigo mío sobre la materia:

    “Este tipo de viajes es, en la mayoría de los casos, una excursión para conocer nuevos países, una remuneración en especie para quienes lo disfrutan: Presidente, esposa del Presidente, asesores, parlamentarios, sindicatos, empresarios, esposas de empresarios, periodistas,…

    Que le pregunten al área de Protocolo de Presidencia las presiones que sufre, previas a la preparación de estas escapadas: todos quieren que se les incluya en la lista.

    Resulta vergonzante hasta la falta de imaginación cuando desde los círculos próximos al Presidente se “filtra” la noticia con afirmaciones como la de realizar el viaje para “prospectar” el mercado africano.

    La misma cantinela del viaje del Sr. Areces a China, donde los sindicatos que le acompañaron, justificaron su presencia porque querían “asesorar al gobierno chino en materia de NEGOCIACIÓN COLECTIVA”, (palabras del líder de UGT, Sr. Braga). La verdad que no hace falta ser un experto en derecho laboral para saber que lo de la negociación colectiva en un sistema como el chino suena un poco extraterrestre. De aquel viaje recuerdo la imagen en prensa de alguien del sequito escanciando sidra en la muralla China: una ruina para la sidra y para las viejas piedras de esta maravilla mundial.

    Mi opinión sobre el tema solo cambiaría si después de la realización de la excursión se elaborase una memoria seria, donde quedasen reflejadas las repercusiones que este tipo de eventos tiene para nuestra comunidad autónoma.

    Así podríamos saber si el Viceconsejero de Ciencia y Tecnología, D. Emilio Sastre ha trabajado en algo productivo para Asturias o solamente ha ido para inflar el número de países que conoce e incrementar sus puntos de la tarjeta “iberia plus”, para escaparse por el verano en viajes gratuitos de la reconocida compañía aérea.

    En cuanto a los miembros del parlamento ¿Cómo justifican su viaje? ¿Van a vender cemento u otros materiales de construcción o quizás placas solares para poner en las chozas angoleñas?

    Sobre los periodistas, no seas ingenuo D. Luis Paradas ya que si de verdad se hiciese transparente todo lo que sucede en estas “visitas” mas de uno tendría problemas…Es sabido que se pelean para ser seleccionados por sus jefes que deben dar respuesta afirmativa a la invitación del área de prensa de Presidencia con el fin “cubrir” un encuentro de “tanta trascendencia” para los asturianos. Poca credibilidad en estos casos cuando estos mismos medios “presionan” para inflar sus arcas con la publicidad institucional; por cierto que el volumen de la factura por anuncios va directamente relacionado con el grado de entusiasmo que el director del “medio” va a poner ante la necesidad de neutralizar una noticia incomoda para los intereses del gobierno de turno que financia esas suculentas campañas de prensa.

    Yo les pregunto a los beneficiarios de estas “vacaciones” si tienen una disposición tan entusiasta para programar un visita a alguna zona de chabolismo que tenemos en el entorno de nuestra ciudades: Oviedo, Gijón, Aviles, las sufridas Cuencas Mineras…O si hay unanimidad para que las mujeres que acuden al Hospital de Cangas del Narcea puedan traer al mundo a sus hijos con “anestesia epidural”. Sí Sr. Lastra: en su concejo la sanidad pública no garantiza este derecho a las parturientas, con lo que en esta materia probablemente estén muy próximas a las mujeres africanas.”

    ¿Crees amigo Sevach que hay algo de razón en sus afirmaciones?

    A mi solo me queda un consuelo: vamos a mejor pues según mi leal amigo, en los inicios de la autonomía un Presidente del Principado hizo incluir entre los miembros de su séquito al funcionario que tenia asignado como conductor oficial, labor que no sabemos como desempeñó el “sufrido empleado público” en aquel viaje cuyo destino era, ni mas ni menos, que la preciosa isla de Cuba.

    Hasta pronto querido Sevach.

  5. Xuanín

    Tiene toda la razón el último comentarista. Son unos insaciables. Solo hay que ver que no tienen presupuesto aprobado, no pagan a los proveedores, y la Comunidad Asturiana se atreve a decir por boca de AFro-Tini que van a invertir en Angola y contribuir a su desarrollo.¿ Le habrán hecho un hechizo o mal de ojo a la africana?.

  6. Muy interesante blog! Hace poco leí un reportaje sobre el mismo tema en un portal colombiano dedicado a proveer información electoral y sobre los candidatos en Colombia, especialmente lo relacionado con las elecciones 2010 en Colombia y con los candidatos al congreso y a la presidencia.

  7. Pingback: De la carrera profesional de los funcionarios y de la torpeza de los políticos en las arenas movedizas de la Justicia « El Blog de Derecho Público de Sevach

Gracias por comentar con el fin de mejorar

A %d blogueros les gusta esto: