De Jueces y la Justicia

De las razones por las que los jueces no deben ejercer su derecho a la huelga

En su día, argumentamos los fundamentos constitucionales y lógicos que avalan el derecho de huelga en manos de jueces y magistrados y no debe ponerse en cuestión la titularidad de tal derecho. Cosa distinta es la oportunidad o conveniencia de ejercerlo en las condiciones que se barajan en los medios de comunicación ( huelga espontánea, parada transitoria, expectativa ante los acuerdos de las Juntas de Jueces de Madrid y Extremadura, listado de jueces comprometidos, etc…). Visto lo visto, parece que la huelga o paro anunciado no sería una buena medida para los jueces ni para la Justicia. Veamos las razones.

1º Porque la fuerza de una huelga o paro concertado es directamente proporcional a la cantidad de personas que la secundan. En el caso de la huelga anunciada de jueces, tan sólo dos Juntas de Jueces ( Madrid y Extremadura) han postulado dicho paro, y la lista informal de jueces que secundarían tal medida no alcanza la quinta parte del colectivo, pese a que la inmensa mayoría de jueces comparte la inquietud del cuerpo judicial. En suma, no hay unidad de acción del colectivo judicial, y un paro o huelga de una minoría sería interpretado como triunfo de las tesis contrarias.

2º Porque resulte como resulte un paro o huelga de jueces, la versión que llegará a la opinión pública es la que ofrezcan los medios de comunicación, que son accesibles y controlados de una u otra forma por el gobierno. La huelga está sostenida por un plataforma de jueces quejosos, viva pero desvertebrada; en cambio, el gobierno cuenta con un sólido aparataje de gabinetes para ofrecer a la función pública su particular versión.

3º Porque la reivindicación fundamental de los jueces se sitúa en la reivindicación de mayores dotaciones de recursos humanos (jueces) para poder atender su función con dignidad ( sin sacrificios personales ni saturaciones que no debe soportar el ciudadano). Otras reivindicaciones son secundarias pero igualmente legítimas: modernización auténtica, legislación procesal que garantice la independencia judicial y el despacho judicial eficaz, etc. Sin embargo, las legítimas peticiones serán posiblemente tergiversadas en una manida e impopular reivindicación de incremento retributivo. Y la sociedad condenará esta explicación cuando se le presente por el Ministerio. El pueblo verá lo que quiere ver.

4º Porque el colectivo judicial ha conseguido transmitir hoy día a la sociedad y al Consejo General del Poder Judicial, y al propio Ministerio, que son precisos cambios reales y no retoques estéticos. El enérgico e inequívoco mensaje de los jueces está enviado, y poco puede añadir la realización de un testimonial paro o huelga.

5º Porque existe un nuevo Consejo General del Poder Judicial, que podrá ser una bendición o un desastre, pero goza de la legitimidad que le otorga su nombramiento por el cauce legal. Y hoy por hoy, resulta prematura una condena a su labor, sin permitir al menos que de respuesta al mensaje del colectivo en un tiempo razonable.

6º Porque una huelga o paro tropezará con excusas fáciles y demagógicas desde el Ministerio. En el orden económico, le bastará al Ministerio de Justicia con decir que «la crisis económica afecta a todos, y también a los jueces, y si hay paralización de presupuestos en sanidad y educación, pues también en la justicia». Y en el orden jurídico, el Ministerio se lavará las manos como Pilatos y propagará: » El propio órgano de representación de los jueces, el Consejo General del Poder Judicial, condena esta cerrazón judicial; poco puedo hacer sino acatar lo que sus legítimos representantes me transmiten. Además, el Ministerio no tiene la competencia para lo que piden, sino para recibir las propuestas del Consejo General del Poder Judicial«. O sea, maniobra de distracción y cortina de humo.

7º Porque una huelga o paro judicial será una arriesgada medida de fuerza pero representará una simple gota de lluvia de nulo impacto objetivo en el océano de litigios pendientes. Baste pensar que la huelga de tres meses del personal de la Administración de Justicia comportó la parálisis de los jueces y no por ello se hundió el mundo.

8º Porque una huelga o paro judicial que resulte fallida ( un «gatillazo») provocará un triple efecto negativo.En primer lugar, el Ministerio hinchará pecho (¿quién teme al Lobo Feroz?); en segundo lugar, los ciudadanos rebajarán varios puntos su respeto por la función jurisdiccional y los jueces (¿tanto ruido para tan pocas nueces?); y en tercer lugar, los propios jueces se lo pensarán dos veces antes de acometer otra huelga o paro (¿quién me manda seguir la corriente?).

9º Porque una huelga o paro judicial es una medida extrema, que sólo debe adoptarse cuando existe un sentimiento unánime de perjuicio para la función jurisdiccional o para la dignidad del cargo o la persona. Y aunque son muchas las afrentas, y evidente el desamparo que asiste al común de los jueces y magistrados, no debe pulsarse la alarma hasta que la situación sea de emergencia, y resulte insostenible o no resoluble por otras vías.

10º Y en definitiva, porque una huelga es una medida que debe contar con una cuidadosa planificación, estrategia y listado de reivindicaciones. No basta con tener razón. No basta con asumir en Juzgados y Tribunales una carga de trabajo sobrehumana. No se hacen las huelgas o paros a golpe de correo electrónico, ni improvisándose, ni de sumar quejosos por pasillos y salas, ni de reclutar a todo el que rechaza ser simple peón del tablero del Estado, según el tratamiento dispensado por el criterio del Ministerio y el Consejo General del Poder Judicial.
Algo tiene que hacer la comunidad judicial. Algo simbólico pero enérgico. Algo que demuestre que la situación de la justicia es tan grave que por primera vez en la historia democrática de España, el cuerpo judicial, tradicionalmente acomodaticio y desvertebrado, ha salido de su letargo para reclamar cambios y no experimentos. Pero el camino, en las actuales coordenadas sociotemporales, para Sevach no son las huelgas ni los paros jurídicamente legítimos pero socialmente impopulares y políticamente contraproducentes. No deben los jueces por una errada canalizacion del descontento brindar un pretexto para su desprestigio.

Eso le recuerda a Sevach una fábula checa.

Un pastor cuidaba de un rebaño de varios centenares de ovejas. Para cuidarlas y defenderlas de los lobos se servia de ocho perros ovejeros. Estos ocho perros eran vigilados y supervisados por dos poderosos mastines a quien su amo había puesto un collar con clavos para distinguirlos y protegerlos.

Un buen día, dado que el rebaño crecía día a día, sumando corderillos y ovejas, y dado que los lobos también se multiplicaban, los ocho perros ovejeros no daban abasto a proteger el rebaño. Ahora corrían a un lado, ahora jadeaban al otro, luego olisqueaban el rastro de la alimaña, después despertaban inquietos, noche y día alerta y siempre dispuestos a luchar…

Y así, mientras los perros ovejeros se dejaban la piel y huesos en su labor protectora, y ladraban pidiendo ayuda al amo (mas perros o reparar el vallado), observaban como los dos mastines, bajo la sombra y bien alimentados, se limitaban a lamer al pastor, quien dormitaba o se ocupaba en disfrutar plácidamente de la brisa campestre.

Pero un mal día, un lobo devoró una oveja a dentelladas, y el pastor, con la complicidad de los mastines, culpó a un perro ovejero y le castigó severamente. Los restantes perros ovejeros, hartos de su insostenible situación (muchos lobos peligrosos y muchas mas ovejas en peligro para proteger) decidieron hacer una huelga o paro en su trabajo.

Los mastines susurraron al pastor que los perros ovejeros son los protectores del rebaño y no podían hacer huelga. El pastor les advirtió que no podian hacer huelga pero les dejó como estaban, sin aumentar el número de perros ni fortificar la valla.

De los siete perros restantes, dos hicieron la huelga y ese día hicieron orejas sordas a los gruñidos de los lobos y no se movieron un milímetro, momento aprovechado por los lobos para soliviantar a las ovejas.

El pastor montó en cólera, y entregó los dos perrillos huelguistas a los mastines, quienes ferozmente les asestaron graves mordiscos, bien protegidos los agresores por su collar de pinchos. Las ovejas cambiaron su opinión de los perros ovejeros, ya que les habían abandonado a su suerte y además estaban quejándose de su situación cuando los perros no tenían motivos para temer a los lobos. Y los perros ovejeros jamás volvieron a hacer una huelga, mientras desde el porche complacido queda el amo, acariciando los mastines, mientras las ovejas sufren ser diezmadas pese al esforzado sacrificio de los perros ovejeros.

Para hallar la moraleja, basta con identificar quienes son los perrillos ovejeros (jueces), las ovejas (los ciudadanos), los mastines ( los miembros del Consejo General del Poder Judicial), el pastor ( el Ministerio de Justicia), e incluso el perrillo inicialmente castigado ( juez Tirado).

En definitiva, es preferible aprender de la historia y comportarse como el general cartaginés Aníbal que llegó con sus elefantes hasta la puertas de Roma, pero se detuvo sin invadirla, en vez de actuar como el esclavo Espartaco que encabezó una revuelta por la libertad y la dignidad, finalizando sus días crucificado junto con sus generales por no saber medir sus fuerzas.

P.D. Claro que, ahora que lo pienso, si Aníbal hubiese invadido Roma, ningún Escipión posterior le hubiese humillado. Reflexionemos al respecto.

46 comments on “De las razones por las que los jueces no deben ejercer su derecho a la huelga

  1. Contencioso

    Dices Sed Lex que «tienen bastante mejor nivel y sueldo que la mayoría de los curritos del Grupo A-1;» y yo me pregunto de dónde has sacado eso.

    Veamos unos cuantos ejemplos de A1:

    -Notarios y Registradores: No comment

    -Inspectores de Hacienda. Sobre un 20% mas que un Juez, y además productividad

    -Fiscales: teóricamente igual, en la práctica un 15% mas que un Juez de pueblo y equiparados a un Magistrado, salvo si son coordinadores (1 de cada 10) en cuyo caso aun cobran mas.

    -Abogados del Estado: Cobran aproximadamente igual de entrada que un Magistrado (O sea, bastante mas que un Juez) pero si llevan cualquier tipo de convenio de defensa de organismos públicos (Juantas de puerto, etc.), hasta un 25% mas.

    -Catedrático de Universidad: Cobran menos que un Magistrado (Y mas que un Juez), pero eso en las retribuciones básicas. Si añadimos las tutorías de doctorandos etc. salen a bastante mas. Bendita compatibilidad….

    En definitiva, una auténtica tomadura de pelo desde el punto de vista salarial. Y no digamos ya desde el punto de vista de la carga de trabajo.

    Saludos

  2. Contencioso

    P.D.

    @William H. Renquist:

    Tienes toda la razón en cuanto a la basura de retribución del turno de oficio. Nosotros salimos -si prorrateamos- a todavía A MENOS por Sentencia (Es decir, por procedimiento llevado de cabo a rabo), asi que no puedo dejar de apoyarte. Y ten por seguro que si el asunto ese que mencionas hubiera caido en el Juzgado que sirvo, otra Sentencia hubiera sido 😉

    Saludos otra vez

  3. Contencioso me convence sobre lo exiguo de las retribuciones judiciales respecto de otras profesiones jurídicas. He sido juez sustituto y puedo afirmar que la carga de trabajo en relación a la retribución es absolutamente desproporcionada. Pero también he sido profesor asociado a tiempo completo de la Universidad Complutense y debo corregir la afirmación de que un Catedrático de Universidad cobra menos que un magistrado. Basta dividir el sueldo entre las horas para constatar que un profesor de Universidad tiene infinitos períodos no lectivos (navidad extensa y vacaciones de junio a septiembre,inclusive) y además dentro de cada semana su carga docente no supera las seis horas semanales, pero en el caso de un Catedrático la media nacional no excede tres horas semanales.!! Ahora le podemos añadir los complementos por cargo directivo y la posiblidad de obtener contratos externos con participación en la propia retribución.

  4. sed Lex

    Señor Contencioso, es que yo me refería a los curritos normales del Grupo A-1 de la administración: biólogos, ingenieros, profesores de secundaria, farmacéuticos, arquitectos, informáticos, médicos… y gente similar, de poca monta, y carreras fáciles, o sea…, …de Ciencias…

    Razón tiene el aforismo que dice que toda comparación es odiosa.

    Y razón tenía yo cuando digo que Bienaventurados ustedes, los licenciados en derecho, porque suyo es el Reino de la Administración.

    Y ha olvidado citarme al 90% de los políticos (diputados, senadores, alcaldes,…), que también pertenecen a su gremio…

    Pero claro, nosotros no curramos una parte, y nuestra responsabilidad es nimia comparada con la suya. Y tenemos todo el poder y la consideración por la sociedad, y el apoyo de nuestros jefes, y los puestos de nivel más alto… Y además, nuestra carrera, y sobre todo nuestra oposición, son mucho más fáciles… ¡Dónde van a parar!… Y además tenemos incompatibilidad, que es también de agradecer como complemento… Menos mal que han venido a «salvarnos» con la Carrera profesional,…

  5. Contencioso

    No puedo comparar a los Grupo A-1 de la administración que provienen de carreras de ciencias, dado que ignoro por completo sus aptitudes, condiciones de trabajo y salarios (¿Puedes tu? Yo debo saber tanto de biologia como un licenciado en biologia de derecho, asi que….). Pero en todo caso, supongo que lo razonable es comparar lo que yo he hecho, es decir, gente de procedencia y con funciones técnicas de similar relevancia. Lo que tu predicas vale por tanto para todos los A-1 licenciados en derecho, no es que sea «especial» de los Jueces, que por lo que ves estamos bastante peor retribuidos que los otros licenciados en derecho.

    Y sobre los políticos, esos no pertenecen a «mi gremio», dado que son cargos políticos o de nombramiento discrecional. Nada que ver con ningun otro cargo por oposición.

  6. William H. Rehnquist

    Estimado Contencioso: agradezco sobremanera tu apoyo explícito y, por lo que dices, ojalá hubiera caído en tu juzgado…más que nada porque la experiencia nos dice que en el tribunal en concreto que actualmente conoce nuestro asunto los procedimientos especiales de derechos fundamentales suelen demorarse en su tramitación bastante más que los ordinarios (¡y te aseguro que lo que digo no es broma, es una absoluta realidad perfectamente verificable!) y en este tipo de asunto, así como en cuestiones de personal, el 99,99% de los casos la Administración lleva las de ganar….las estadísticas no mienten. Y como aunque quien demanda en este caso es la Fiscalía (a petición de la Dirección General de Justicia del Principado quien, aunque no tuvo el valor de impugnar los acuerdos directamente ahora se persona como interesada) personalmente no soy muy optimista.
    Por otra parte, estoy de acuerdo en cuanto a lo escaso de la retribución de los magistrados en relación al volumen de asuntos que deben resolver. Y no es menos cierto que soy de quienes piensan (y defiendo en público y en privado) la magnífica labor que realizan cientos y cientos de magistrados ejerciendo con notable esfuerzo una callada labor en sus juzgados lidiando con medios materiales que datan del primer plan de desarrollo, labor que por desgracia se ve empañada por los dos o como mucho tres personajillos que pululan día sí y día tambien en la prensa diaria y que han descubierto treinta y tres años después que Franco ha muerto; personajes que empañan con su actitud la labor de todo un colectivo de profesionales. Tengo amigos y compañeros de promoción que actualmente están en el mundo de la judicatura y conozco de primera mano el estado de la cuestión, por lo que creo que en casi todo lo que reivindicáis (en algún punto concreto quizá yo matizaría alguna cuestión de mero detalle) lleváis razón.
    Y es indignante (por no utilizar un adjetivo más duro) que mientras el mundo de la Administración de Justicia vive uno de los momentos más difíciles y tensos (con Magistrados, Secretarios judiciales, funcionarios tramitadores, letrados ejerciendo sus legítimas reivindicaciones) el ministro del ramo haga un discurso (digno del buenismo de su jefe de filas) manifestando que nunca el mundo de la justicia ha estado mejor.
    PD: En cuando a las refutación que haces en tu primer post a mis referencias sobre John Marshall y al papel de los jueces en el mundo anglosajón, respeto sobremanera tu parecer, aunque no puedo compartirlo. Quizá, como he dicho en alguna ocasión anterior, ello se deba a que mi profesor de derecho constitucional era un apasionado estudioso del parlamentarismo británico y me transmitió esa pasión. Aunque, en realidad yo no me refería al papel de los jueces en general, sino a la actitud concreta de Marshall frente al órdago presidencial de Jefferson en 1807.
    Te reitero mi profundo agradecimiento y os deseo suerte en vuestra lucha.

  7. sed Lex

    Señor Contencioso, por suerte o por desgracia, yo sé algo [poco, lo reconozco] más de derecho de lo que declara saber usted de biología [posiblemente sea por lo segundo]. Me ratifica usted en lo que decía en mi entrada, respecto de que no son cualquier clase de funcionarios; o dicho de otra manera, que son «funcionarios de clase», o sea, de otra clase «superior» dentro de los A-1…

    En cuanto a que los políticos son de su gremio, lo decía en un sentido amplio, dado el alto porcentaje de licenciados en derecho que hay en el campo de la política…

    En fin, ya que declara no conocer nada de nuestro campo de ciencias, ni parece interesarse por él [no es de extrañar, es mucho menos apasionante que el suyo; y mucho menos útil], le diré que, efectivamente, el servicio que prestamos a la sociedad no es comparable con el que prestan ustedes… De ahí la diferencia de sueldos…

    Y no es nada personal, es que hoy estoy irónico; le aseguro que mi intención no es ofensiva, y si alguien lo aprecia así, mis disculpas de antemano; ¡qué razón tenía mi profesor de física…!; lástima que a esa edad uno sea tan idealista… snif.

  8. Contencioso

    Veamos Sed Lex,

    no es que desprecie las ciencias ni muchísimo menos, porque de hecho mi padre era Arquitecto y en mi familia materna eran la mayoría médicos o ingenieros (Asi que yo soy una especie de «oveja negra» je, je). Lo que quiero decir sin absolutamente ningun afan de superioridad ni nada parecido es que desconozco los puestos de grupo A que existen para licenciados en ciencias, no sé cuales son sus retribuciones ni tampoco sus cometidos, y por lo tanto confieso lisa y llanamente que no puedo opinar sobre si estais bien pagados o no. Si tu me dices con conocimiento de causa, que no es así, lo doy por bueno y no lo discuto. Seria una temeridad por mi parte hacerlo, porque repito que ignoro los detalles.

    Si la comparación entre tecnicos en derecho y tecnicos en ciencias es desfavorable a estos últimos, entonces coincido contigo en que es algo que deberia remediarse y que no tiene justificacion alguna. Construir un puente, presa o una carretera puede costar vidas si no se hace bien (Ahí estan los puntos negros, la presa de Tous con su riada, etc.), y por tanto la responsabilidad es enorme, se bien que es asi y lo valoro y admiro mucho. Pero yo no he pretendido comparar esos dos grupos, sino dentro del mio (licenciados en derecho) cómo estan las cosas.

    Creo que en tu ironía hay un poco de victimismo, y que no quieres entender que no voy con segundas intenciones ni desprecio en mis mensajes anteriores. Respeto tu postura y la comparto en lo esencial, aunque creo que no entendiste bien la mia. Mea culpa en ese caso, y espero que haya quedado aclarado ahora.

    Un saludo

  9. Contencioso

    @William Rehnquist:

    Me gustaria dejar claro que yo no me quejo de mi retribución, poca o mucha. Y no lo hago porque yo ya sabia lo que había cuando preparé esta oposición. En el mismo BOE se publicaban las de Registros, Notarias, etc. y como he dicho a algunos compañeros que me han sacado el tema «Si quieres ganar como un Registrador, haber estudiado para Registrador».

    Mi queja tampoco es el exceso de trabajo, que tambien conocía de antemano. Me duele enormemenet porque el que da la cara ante el ciudadano soy yo, y a la mejor a otro le importa un bledo pero a mi me corroe algo dentro cada vez que doy fecha de juicio para dentro de dos años a alguien a quien SU asunto, el único asunto que a lo mejor tendrá en su vida y que le es esencial, es lo que mas le importa.

    Mi queja en todo esto es contra el hecho de que despues de ser vapuleados, mal retribuidos comparativamente y soportar un exceso de trabajo que en parte sale con mucho sobreesfuerzo, cuando pasa algo (Caso Mari Luz) el mundo de la política se «escandaliza» y pide responsabilidades objetivas. Y por ahí si que no paso. Yo estoy dispuesto a responder hasta el final de lo que firmo y de lo que se pone sobre mi mesa para resolver, pero me parece delirante que se pretenda que responda de lo que unos funcionarios a los que no he contratado ni seleccionado, ni puedo despedir, hagan mal.

    Para otros puede haber motivos diferentes para ir a la huelga. para mi el principal es dar un puñetazo sobre la mesa y decir Basta ya! de tomaduras de pelo a nosotros y al ciudadano, y ahora hagan vds. lo que tenían que haber hecho hace mucho tiempo: Mejoren este servicio para todos.

  10. William H. Rehnquist

    Estimado Contencioso.
    Comprendo tus razones, entiendo perfectamente tus quejas y suscribo íntegramente tu post, especialmente el último párrafo, donde creo que pones el dedo en la llaga de todo este espinoso asunto.
    Un saludo.

  11. ciudadana

    Contencioso, la responsabilidad abarca el control de los asuntos que hay en un juzgado y si lo hacen mal y no los ponen sobre tu mesa, tambien se pueden pedir y revisar, especialmente casos sangrantes como el que citas. No vale decir, es que no lo sabía, es que nadie me había dicho nada. Es muy facil echar la culpa a funcionarios que realizan trabajos que les corresponden a los jueces, cobrando mucho menos, para que se puedan alcanzar unos modulos por los que cobra el juez.

  12. Sandra

    Ciudadana : es muy dificil trabajar «auxiliado» por personal que no has seleccionado , al que ni siquiera puedes organizar , sobre el que no tienes potestad disciplinaria . No es nada fácil echar la culpa a «los funcionarios» , y mucho menos exigirles responsabilidad disciplinaria , pero, me parece que, ya lo sabes . Creo que «los funcionarios» han demostrado su poder en la huelga de dos meses que mantuvieron y si no, que se lo digan a los abogados de Gijón .
    Animo contencioso y suerte .

  13. Yo no entiendo por qué ese empeño en echarle la culpa al de abajo, lo hayas contratado o no. Y al final, cuando de la Jusrticia se trata, los jueces todo lo reconducen a eso.
    Si una empresa necesita trabajadores y los contrata a través de una ETT y finalmente el producto causa daños, nunca verás al empresario o a los directivos diciendo que la culpa fue de esos trabajadores, que no estaban formados…o que no le preguntaron sobre posibles defectos de fabricación del producto.
    El jefe es el que tiene que «poner sobre la mesa del trabajador» el trabajo a realizar, y las pautas para hacerlo, no dejar a criterio del trabajador la forma de hacer el trabajo y la obligación de consultar cuando tenga dudas.
    Para eso cobra más, se le exige más formación y también más responsabilidad.
    Pensemos en grandes empresas con miles de trabajadores y sucursales en diferentes países… ¡Qué fácil sería para los propietarios decir que si un producto defectuoso ha causado muertes se debe a que los operarios no han sido contratados personalmente por él o a que no sabía nada! Y es que precisamente, su obligación más importante es saber (igual, creo yo, que la obligación más importante de un juez, es saber lo que hay en su juzgado, y decirle a los funcionarios que trabajan en él, qué es lo que quiere que se conteste a cada escrito que entra).
    Pero claro, esta es una modesta opinión de un ciudadano cada vez más desencantado con la irresponsabilidad de los que detentan los poderes del Estado.

  14. Por cierto, me parecen muy tristes comentarios como «Yo estoy dispuesto a responder hasta el final de lo que firmo y de lo que se pone sobre mi mesa para resolver…»
    No creo que nadie le tenga que poner las cosas sobre su mesa, sino que es usted quien tiene que cogerlas, leerlas, resolverlas, y «ponerlas sobre la mesa» de los demás para que les den el curso que corresponda.
    Si es que simplemente la forma de hablar ya pone de manifiesto lo que hay detrás de cada persona. Qué triste debe ser trabajar con gente así!

  15. ciudadana

    Sandra:

    Ese personal «no seleccionado» ha aprobado una oposición. La mayoría tiene una preparación mucho más elevada que la que se requiere para aprobar esa oposición. Te diré que la mayoría son licenciados en derecho.

    Estoy de acuerdo con la posibilidad de una huelga de jueces, tambien que no es el momento y que se volvería en su contra. Pienso que la justicia ha de cambiar, ha de ser más rápida, eficaz y dar la respuesta que de ella se espera.

    Yo me refería a la situación, muy frecuente en los juzgados, sobre todo de instrucción en los que los funcionarios esos que no se han contratado practican la mayoría de la declaraciones (más de un 90 % de ellas) que, por ley, han de realizarse delante del magistrado. Es un secreto a voces, pero que nadie hace nada por solucionar, y te aseguro que de esa situación los funcionarios son víctimas. De eso no se habla, pero si de funcionarios ineptos, vagos, y es en ese unico punto del discurso de Contencioso donde yo he querido puntualizar que eso no es así. Espero que haya quedado clara mi postura, que es posible que se desvíe un poco del hilo del post.

    Un saludo

  16. Contencioso

    Iluso: O no te has entereado de como funciona un Juzgado, o eres funcionario y lo que quieres es eludir tu propia responabilidad. Pretender que el Juez (O el Secretario) sepan en cada momento el estado de cada uno de los miles de procedimientos de un Juzgado es querer que lleven un «alarde vivo» en la cabeza, algo que cuando se hace al cesar un Juez cuesta hasta dos semanas con el Juzgado dedicado a ello casi por completo. Y tu quieres que eso lo lleven Juez y Secretario al vuelo, para responder de cualquier cosa que no hayan controlado. Y mientras, los funcionarios como niños de primaria, sin responsabilidad alguna si dejan algo en el fondo de un armario varios meses, porque a fin de cuentas la culpa es del Juez que no me ha pedido que lo saque de ahñi. ¿Pero tu en que planeta vives?

    Cuando las cosas se ponen sobre mi mesa para resolver es porque han tomado estado en que yo debo dictar una resolución, y una vez hecho eso, salgo a la oficina y lo dejo yo sobre la mesa de los funcionarios para que ellos tramiten lo que yo he acordado (Imprimir, pasármelo a la firma, notificar,etc.). Lo que yo no estoy dispuesto es a tener encima que controlar que cada uno de las docenas de asuntos proveidos que saco a la oficina todos los dias para que se haga algo, efectivamente sea cumplido. ¿Nos hemos vuelto locos o qué? Eso es algo de cajón y entra en la responsabilidad del funcionario, cumplir lo que se le ha dicho que haga con una minuta o una resolución preparada en el ordenador para imprimir, notificar, etc.

    ¿O es que pretendes tu -siguiendo el ejemplo que has puesto- que el empresario diga al trabajador que ponga un tornillo y depues se siente a mirar como lo pone porque no se puede fiar de que lo haga? ¿Y entonces cuando hace el jefe su propio trabajo? ¿No es lo normal que el operario ponga el tornillo y luega vaya a decirle al jefe que lo ha hecho para saber qué es lo siguiente que tiene que hacer?

    La tramitación en un juzgado es un continuo ir y venir del procedimiento entre el Juez y la oficina, el funcionario hace lo que se le ordena, y una vez cumplido vuelve el pleito a la mesa del Juez a que éste ordene el siguiente paso, entonces vuelta a la mesa del funcionario para cumplir lo acordado y así hasta la Sentencia. TODOS llevamos el pleito de una mesa a otra una vez hemos hecho nuestra parte. Y tu pretendes que cuando un funcionario INCUMPLE la orden recibida y no hace lo que se ha acordado, sino que deja un asunto en el fondo del armario durante meses, con algo PENDIENTE de cumplir, la responsabilidad sea del Juez, y no del funcionario. Alucinante. Eso no es una responsabilidad, ni siquiera un responsabilidad objetiva. Eso es jugar a la ruleta rusa con el cargador lleno, o mejor aún, que el funcionario juegue a la ruleta rusa con el cañón apuntando a la cabeza del juez, y cuando se dispara el arma, soltarla y salir corriendo diciendo «Era cosa del Juez controlar cuantas balas había en el cargador, yo no tengo nada que ver».

    En un Juzgado en el que hay 1000 asuntos en trámite (Cosa nada rara), si el juez debe dedicar 5 minutos a revisar cada uno periódicamente para asegurarse de que se ha cumplido lo que ordenó, o de que no se ha presentado un escrito por un abogado y nadie le ha dicho nada sobre ello, son 5000 minutos. O sea, 83 horas de trabajo, o si lo prefieres, 2 semanas y pico de las de cuarenta horas dedicado SOLO a eso. ¿Con que periodicidad debe hacer eso el Juez? ¿Una vez al mes? Entonces solo trabajara medio mes poniendo Sentencias. ¿Una vez al año? Entonces habrá pasado un año antes de que pueda reaccionar si algo se quedó parado.

    Pero lo gracioso del asunto es que durante esas dos semanas seguirán entrando escritos, denuncias, etc., de manera que cuando llegas al asunto nº 1000 LLEVAS DOS SEMANAS sin mirar el asunto nº 1, y para entonces muchos de ellos habrán cambiado de situación y estaran en plazo para dictar otra resolución, etc..

    De verdad que es muy facil hacer comentarios de café del estilo de que el Juez es el jefe de la oficina (Que no lo es ya, porque lo es el Secretario) y cobra un pastón (Que tampoco es verdad, ya que oscila entre 2400 y 3400 Euros netos al mes, compara con cualquier profesional liberal o alto directivo de empresa) y en el fondo estar diciendo «que se jodan, por privilegiados» sin saber de lo que se está hablando. Pero en fin, ese es el gran mal de este país, la cantidad de gente que hay opinando sin saber de lo que habla, y encima cargada de razón. Que se lo digan a los abogados y los médicos, cuando hay un refran castellano de varios siglos de antiguedad que dice «de abogado, de medico y de loco, todos tenemos un poco»

    Saludos

  17. Sandra

    Ciudadana :
    lo normal es que el Juez , el funcionario.. trabaje , que para eso se le paga y por eso no se habla de eso , porque sencillamente si te pagan es para hacer tu trabajo.
    Ante todo no pretendo entrar en polémicas, no sé si el tono de mi anterior post te ha podido molestar, en tado caso quede claro que no era mi intención .
    Es evidente que hay jueces , funcionarios , parlamentarios … que no trabajan y eso sí es denunciable porque cobran y no trabajan. Y aunque sea un secreto a voces ,como dices, hay que denunciarlo, no se puede esperar cómodamente a que otros solucionen el tema si los directamente afectados no denuncian .
    También hay jueces que hacen el trabajo de los funcionarios porque sino se les hunde el Juzgado. También son jueces de oposición , cualificados para funciones mucho más relevantes y que se ven obligados a realizar funciones de auxiliar administrativo para poder sacar los asuntos adelante y pese a ello no siempre lo consiguen , y , creo, que lo que hacen los jueces en este mometno es denunciar nuevamente esta situación por todas las vias .
    En fin, que no dudo que haya funcionarios víctimas como en todos los ámbitos laborales , pero a ese colectivo se les ha oído más que a los jueces y tampoco era buen momento.

  18. ciudadana

    Sandra:

    No se trata de trabajar o no hacerlo, se trata de cumplir la ley, de que el principio de inmediación no sea una fantasía irrealizable.
    Ahora, con el proyecto de nueva oficina judicial, se impone la obligación de realizar cualquier actuación ante el organo judicial en soporte audiovisual y espero que de esa manera se termine con esa situación que describo.
    Ocurrió lo mismo con la LEC 2000 que introdujo la grabación de las vistas, lo cual obligó al Juez a realizarlas personalmente porque hasta entonces era ese funcionario «no contratado» quien las realizaba. Si tu eres abogada y parece que así lo has dicho con anterioridad deberías saber que digo algo muy cierto.
    Sin ánimo de polémicas inútiles porque la verdad y la razón tiene su propio peso.

    Un saludo

  19. sed Lex

    Contencioso, tiene usted razón en que están saturados de trabajo, y eso hace referencia a lo que les decía más arriba, que es otro refrán castellano y antiguo: «Mucho y bien, no hay quién». Y efectivamente, la situación de los juzgados es insostenible, porque están desbordados de asuntos. Y así salen los churros de sentencias que salen en algunos casos…

    No creo que la solución sea poner más funcionarios [porque si tienen poco que hacer ya, y muchos de los horarios reales que se cumplen así lo demuestran,…, con mas funcionarios de tipo administrativo sólo van a conseguir que se trabaje menos; ya se sabe,… que ese no curra y no pasa nada,… pues yo menos; …los humanos somos así de complicados]; tampoco sé si se conseguiría con más medios informáticos y similares [la informática facilita muchas cosas, pero también nos hace más dependientes y nos hace perder el tiempo en internet, el correo electrónico, o el solitario,….]. Lo que hace verdadera falta es simplificar los procedimientos, quitar trámites tediosos e inútiles, delegar competencias en funcionarios, como las comparecencias o las ordenaciones,…

    Y lo siguiente es reducir el número de procedimientos; pero no a base de inadmitir por las más diversas razones, con subterfugios o buscándole los tres pies al gato y la cuadratura del círculo —todo ello a la vez—; sino poniéndole coto a los delincuentes; delincuente que en el caso de lo contencioso-advo [ya sé que si fuera delito sería penal, hasta ahí llego; es sólo una forma de hablar] es normalmente la administración, que —permítame— les toma por el pito de un sereno. Y es que es mucho más interesante «delinquir» que no hacerlo; para empezar, la consecuencia, como mucho es que les obliguen a hacer las cosas bien, o sea, como lo debieron haber hecho al principio; así que, es normal que, por si cuela —y muchísimas veces cuela, sea porque la gente no recurre, que ya se sabe, que pleitos tengas y los ganes; sea porque los jueces arriman el ascua a su sardina [la de la administración], que «no hay que morder la mano que te da de comer»; sea porque, en cualquier caso, entre pleito, apelación, y si se tercia casación, se han pasado cinco añitos, y para entonces ya es otra legislatura y vete a saber si estoy yo aquí,…— las cosas se hacen «de aquella manera».
    Porque para el político o jefecillo de turno, ¿qué es lo peor que le puede pasar?.¿ Que gaste en abogados? Noooo, que eso lo tenemos pagado…., ¿Que me condenen en costas? Anda ya…, eso no pasa, y si pasa tampoco salen de mi bolsillo… ¿que tenga que indemnizar? Ya sería raro, ya, pero de todas formas pagamos todos,… ¿Que me ganen? Para entonces, s hay victoria va a ser pírrica. Además, ya veremos cómo ejecutamos la sentencia, que ahí también podemos escabullirnos lo nuestro y lo del vecino. Que para entonces la mitad es inejecutable ¡Qué nos hemos declarado insumisos en materia judicial!

    En fin, lo que les decía, que como árbitros se les ha escapado el partido, y la administración está jugando con unos defensas centrales matadores, que ya no sólo se conforman con partirle la pierna al delantero centro poco avisado que entra en buena lid, sino que si me apuras le amenazan al árbitro y a los linieres con que cómo se pasen este partido no lo cobran, y que es mucho mejor, por su bien que sean un poco caseros, a ver si los visitantes estos empiezan a asumirlo y se quejan menos, que son unos quejicas y todavía no se han dado cuenta que jugamos en casa y si queremos cambiamos las reglas a medio partido, que las reglas las ponemos nosotros… Y si siguen quejándose, sacadles una tarjeta,…

    Y me dirán ustedes ¿Y esto qué tiene que ver con el tema de la huelga de los jueces?. Pues todo, porque los males que aquejan a la Justicia no se van a resolver porque el árbitro suspenda el partido cinco minutos; y mucho menos porque obligue a jugar a puerta cerrada; Ni porque pongamos a un cuarto árbitro y cámaras para revisar las jugadas polémicas;…

    O empiezan ustedes a sacar tarjetas, o las faltas no van a dejar que haya un juego fluido… El problema de la justicia no es que no tenga medios, que en eso hasta le voy a dar la razón a Bermejo, y nunca tuvo más que ahora. El problema es de CONVIVENCIA; en lo penal con la violencia de todo tipo, la importación de delincuentes, y con la criminalización de hasta las collejas….; en lo civil, con el fraude generalizado, … y ya verán ustedes cuando la crisis empiece a hacer mella; en lo social, con unos empresarios creciditos, que si me apuras dicen eso de «deslocalización», palabra comodín donde las haya, y ya pueden hacer impunemente desde un ERE hasta un procedimiento concursal; y en lo administrativo, con no una, sino muchas administraciones —sobre todo las autonómicas—, que les han cogido la medida y saben perfectamente cómo tomarnos el pelo a todos (ustedes incluidos).

    El puñetazo no lo tienen que dar sobre la mesa,… Se lo tienen que dar a alguien en los morros…

    Pd. En cuanto a lo de las disculpas por el tema que nos enfrentaba; aceptadas, a lo mejor yo tampoco le entendí debidamente, por lo que le pido también las disculpas que en lo que a mi conciernan corresponden. Y en cuanto a lo del victimismo, puede ser verdad… a lo mejor ya me he acostumbrado a ser una víctima y lo asumo a base de vaselina; cosa que a ustedes aún lo les ha ocurrido, gracias a Dios…

  20. Ha sido un debate apasionante y me alegro de que las aguas vuelvan a su cauce. Sí me gustaría señalar que los jueces ni son santos ni demonios, sino seres humanos y por eso, creo que tienen derecho a hacer huelga, e incluso a equivocarse si ejercen su derecho a la huelga. De la huelga, si finalmente se produce, creo que sólo surgirán cosas buenas, ya que en todo caso se producirá una mayor atención del Ejecutivo a la Justicia, y eso beneficia a todos.

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: