Sobre los políticos

Las declaraciones non gratas de un ministro de interior

En sus recientes declaraciones el ministro afirmó ante las cámaras que  “No somos el único partido con casos de corrupción y lo que es más llamativo es que los únicos casos que salgan en estos momentos tan sensibles son los que afectan al PP. Sólo digo eso, que lo interpreten como quieran”.

 

Y ya que invita a que “lo interpreten como quieran”, pues eso haré, al margen de toda visión política e ideológica, como análisis que ningún jurista debiera pasar por alto. Ahí van diez pinceladas impresionistas y un postre.

1. Lo que resulta “llamativo” realmente es que el Ministro del Interior critique veladamente a sus colegas, el Ministro de Justicia o sus propios subordinados (cuerpos policiales) ya que, olvida que la Constitución atribuye “responsabilidad solidaria” a los miembros del gobierno,  y olvidando sus propias responsabilidades, comete la torpeza de “dispararse en su propio pie”.

 

2. Estamos ante un ejemplo de lo que el fallecido Umberto Eco calificaba en sus valientes artículos periodísticos de acusaciones “contra custodes”, esto es, la técnica de Berlusconi de criticar a los jueces que le acusaban para privarles de legitimidad. O sea, una bajeza.

 

3. Si existe corrupción en cualquier partido político, y la policía investigan y los jueces instruyen, la culpa no es de quien “pone la bombilla” para ver la basura o identificar al desaprensivo, sino en quien ensucia.

 

4. La policía y los jueces hacen su trabajo; y su ritmo es el que demandan las actuaciones, sin que tengan que estar pendiente de la luz roja por sus implicaciones políticas. Es cierto que los niños no deben hacer ruido cuando los papás trabajan, pero policías y jueces son adultos con responsabilidades y los ministros en democracia no son “amados líderes”. Los jueces no son infalibles pero dejemos que se equivoquen solos.

 

5. En el manual de político novicio figura como primera lección: “Si una sentencia te beneficia, alaba el funcionamiento de la justicia; si una sentencia te perjudica limítate a decir que la acatas”. Se ve que el ministro en funciones no siguió leyendo la segunda lección: “Persigue el poder pero sin cuestionar la división de poderes”.

poderess

 

6. La división de poderes, más bien separación, es una garantía de que no existen abusos ni confusión de roles. Por algo existe el Consejo General del Poder Judicial fuera de la línea jerárquica ministerial, para evitar instrucciones, represalias y manipulaciones de la Justicia, que hay que recordar, en su alegoría figura con los ojos vendados, para no mirar quién está siendo juzgado, sea partido político o gobernante.

 

Ya difícil es ser imparcial en la vida personal y profesional de cualquier juez, como para que venga un ministro efectuándole indicaciones que deben ser recibidas por los jueces como mostró Quevedo:

 

No he de callar, por más que con el dedo,
ya tocando la boca, o ya la frente,
silencio avises o amenaces miedo.

 
¿No ha de haber un espíritu valiente?
¿Siempre se ha de sentir lo que se dice?
¿Nunca se ha de decir lo que se siente?”

 

7. Ningún ministro realiza unas declaraciones televisivas sin haberlas meditado previamente y hemos de suponer por su gesto grave al proferirlas que hace un ejercicio de contención, por lo que resulta preocupante que muy posiblemente estamos ante la punta del iceberg de lo que realmente piensa. Y si cree que los jueces son parciales, o algunos de ellos, lo que debería hacer de inmediato es comunicarlo a la fiscalía y reaccionar con denuncias y herramientas jurídicas en vez de “intoxicar”, que algo queda.

 

8. La simpleza del análisis es preocupante en un alto cargo ministerial. Su razonamiento (si es que puede considerarse “razonado”) es este: Si hay varias causas contra corrupción que afectan al partido político es que la justicia es parcial. Estamos en la línea de exabruptos estilo Donald Trump cuando condenaba a los inmigrantes mexicanos: “¡Están trayendo las drogas!, ¡están trayendo el crimen!”.

 

9. ¿Acaso no cuenta un ministro con un enorme y costoso gabinete?, ¿acaso no puede exponer sus quejas por el partido político que lo sostiene?… ¿puede un Ministro de Interior mantener la serenidad en una encrucijada grave cuando demuestra que no puede contener su lengua y que le pierden los prejuicios?

 

10. Pero lo que preocupa de verdad es que alguien que piensa así ejerza nada menos que el cargo de Ministro del Interior, o sea me evoca a a Homer Simpson encargado de la seguridad de la planta nuclear de Springfield.

 

Para finalizar y ya que estamos ante un ejemplo de mal carácter de políticos cuando ejercen sus cargos (y salvando las abismales –más bien abisales- diferencias), aquí está la impresionante carta que le escribió la mujer de Winston Churchill – Clementine- a este para decirle que acaso la guerra o el mucho trabajo le han vuelto más hosco y duro y que eso lo notan sus subordinados y ella misma. Afirma la carta escrita el 27 de Junio de 1940, cuando acechaba la Segunda Guerra Mundial:

 

pareja

 

Uno de los hombres de tu entorno (un amigo fiel) me ha dicho que corres el riesgo de que tus compañeros y subordinados te acaben tomando antipatía debido a tu dureza, tu sarcasmo y tu despotismo. Al parecer tus secretarios personales han acordado comportarse como colegiales y aceptar lo que se les viene encima y después huir de tu presencia encogiéndose de hombros. En esferas superiores, al parecer eres tan despectivo cuando alguien sugiere una idea (en un comité, por ejemplo), que pronto nadie presentará idea alguna, ni buena ni mala. Esto me sorprendió y me disgustó porque a lo largo de todos estos años me he acostumbrado a que todos los que trabajan contigo y para ti te aprecien. Cuando así lo manifesté, me respondieron: “Sin duda, es la tensión”.
 
Mi querido Winston: debo confesar que me he percatado de un empeoramiento de tus modales y de que no eres tan amable como antes.
 
A ti te corresponde dar órdenes y, si no se cumplen debidamente -salvo en los casos del rey, el arzobispo de Canterbury y el presidente de la Cámara de los Comunes-, puedes despedir a quien te plazca. Por consiguiente, a este poder tremendo has de sumar urbanidad, amabilidad y, a ser posible, una tranquilidad olímpica. Siempre citabas: “On ne règne sur les âmes que par le calme”. No soporto que quienes sirven al país ya, no te aprecien, además de admirarte y respetarte.
 
Además no obtendrás los mejores resultados mostrándote irascible y rudo. Eso sólo engendra en los demás antipatía o mentalidad de esclavos (¡En tiempos de guerra, la rebelión ni se contempla!).
 
Te ruego perdones a tu amorosa, devota y vigilante Clemmie.

 

23 comments on “Las declaraciones non gratas de un ministro de interior

  1. Hola J.R Chaves:

    No soy jurista pero te leo. No te conozco pero me rindo ante tu capacidad de análisis y tu vasta cultura general con citas cada cual más apropiada,… gracias por tu transmisión tan ordenada de pensamiento. ¿ no hay gente así haciendo las leyes?? ¿no hay gente así aplicando las leyes??? Creo que no y así nos va!!!

    Un abrazo,

    Carlos

    Llevo varios años luchando contar al corrupción de funcionarios, incluido jueces de medio pelo,… tendré que enviarte algo, gracais

    _____

    Me gusta

  2. Estoy totalmente de acuerdo con Vd. y hace bien, como juez, en levantar la voz ante esas sorprendentes declaraciones provenientes de quien las hizo.
    Pero también estoy absolutamente convencido de que cuando el Supremo archivó “El caso Bono” (con un incremento patrimonial inconcebible e inconvencible) lo hizo por ser quien era el pillastre: el Presidente de las Cortes.
    Me gustaría ser optimista pero la realidad española me ha llenado de escepticismo. Y no solo en lo concerniente a los poderes del Estado, sino a la propia actitud cotidiana de nosotros.
    La sociedad española es de siempre pícara y últimamente tóxica.
    Y de esa toxicidad no se libra siempre la Justicia.

    Me gusta

  3. El análisis me ha parecido brillante y la carta genial.

    Le gusta a 1 persona

  4. Este ministro es de chiste, condecorando vírgenes y haciendo declaraciones tendenciosas a la par que simplonas, solo le salva que es un señor mayor con corbata…. me preocupa que funcionen mecanismos que aúpan a lo más alto de la sociedad a individuos como este, cuya semejanza con Winston Churchill, se queda en la apariencia externa de señor respetable….

    Me gusta

    • Parece claro que el ministro (con minúsculas) de interior es un zoquete y lo demuestra en esta ocasión pero también en otras, como cuando convoca una rueda de prensa para informar sobre una investigación abierta dando todo lujo de detalles y poniendo sobre aviso al posible responsable de un delito grave para que pueda darse a la fuga antes de ser detenido.
      Y aunque tenga obligación de guardar las formas, en el fondo nadie cree en la independencia de la administración de justicia, no sólo porque ésta se encuentre demasiado politizada, sino porque hace tiempo abandonó la función primordial a la que debería servir, la de impartir Justicia, erigiéndose en una burocracia cualquiera que se considera un fin en sí misma. Si los Letrados aprovechamos el anonimato de estos foros no es por cobardía, pues algunos (pocos, todo hay que decirlo) hemos defendido nuestros principios en ocasiones sin importarnos los riesgos, pero sí nos han de preocupar los de nuestros clientes, cuyos intereses hemos jurado defender como propios (mejor incluso). Y que duda cabe de que, de manifestar públicamente nuestras quejas, éstos se resentirían en forma de sentencias adversas, y no quiero decir con ello que haya jueces que no acepten las críticas, que los hay y muchos, me refiero a aquéllos que se comportan de forma despótica en sala, no se leen los autos y ponen sentencias sin acordarse de lo que sucedió en el acto del juicio y sin molestarse a visionar las grabaciones (de otra manera no se explica). De estos últimos, no se puede (ni debe, en buena lógica esperar nada). Y aunque en público no se diga, todos sabemos que los mismos Jueces, entre ellos, comentan casos de algunos que son un auténtico desastre. Éstos continúan en su puesto durante años (aunque no asciendan) dejando todo un reguero de llantos y sollozos (por parte de los damnificados, ciudadanos honrados que probablemente acudían por primera vez en demanda de Justicia y se vieron defraudados). La otra cara de la moneda es el sinvergüenza que acogido al lema “pleitea que algo quedará” recibe con alborozo su buena fortuna.
      Ahora bien, aquí (en el caso del Sr. Fdez. Díaz) la queja suena más bien a intento de manipulación interesada, como cuando un equipo de fútbol de los que se denomina “grandes” se queja de que en un partido, en un momento puntual, el árbitro les ha perjudicado, cuando normalmente son beneficiados.
      En cuanto a lo de condecorar Vírgenes, amigo Menanda, debería mostrar más respeto, aunque Vd. no profese la Religión que es nuestra principal seña de identidad, siquiera como factor aglutinante que ha sido durante siglos. De lo contrario, cuando haya que defender nuestras fronteras y nuestro modo de vida incluso derramando la propia sangre (situación que bien pudiera darse realmente y no sólo en el plano hipotético), los “elegidos” para tal menester en defensa de el Estado Federal o de la Alianza de las Civilizaciones o cualquier entelequia con que tengan a bien persuadirnos, te dirán que renuncian y que vayas tú.

      Me gusta

  5. Estimado JR Chaves, excelente artículo y, además, valiente. Seguir tu blog es siempre fuente de inspiración. Gracias!

    Me gusta

  6. Grancias por enseñarnos.

    Me gusta

  7. Gracias JR, me ha encantado lo de la tranquilidad olímpica, eso sí es amor y lo demás son tonterías.

    Muy importante lo que comentas sobre la separación de poderes y me alegra mucho leer esta entrada tuya.

    Reconforta ver cómo miembros del único Poder que puede controlar los abusos del Poder Ejecutivo se plantan y no aceptan lo intolerable, que alguien que tiene una gran responsabilidad, haga declaraciones como la del Sr. Ministro que lo único a lo que contribuyen es a incrementar la sensación del ciudadano de que esa separación de poderes no existe y la pérdida de confianza en el sistema.

    Parece que no escuchó nunca aquello de un gran poder conlleva una gran responsabilidad (por cierto frase que erróneamente atribuía al Tio Ben de Spiderman y que me he enterado por la web que en realidad pronunció otro coétaneo de Sir Winston, el Presidente Roosevelt cuando dijo en su último mensaje público antes de morir en 1945 aquello de que “Hoy hemos aprendido en la agonía de la guerra que un gran poder conlleva una gran responsabilidad”).

    Buena semana a tod@s

    Me gusta

  8. Sería muy de agradecer que el poder ejecutivo se abstuviera de realizar estos comentarios, pero (siempre hay un pero) sería muchos más importante que la mayoría de los españoles pensáramos y creyéramos que la justicia es independiente pero (un nuevo pero) no lo creemos así (por algo será)

    Me gusta

  9. “Cuando el sabio señala la Luna con el dedo, el imbécil se queda mirando el dedo”.
    Siento muchísimo disentir de la visión de nuestro ‘Webmaster’, por más que demuestre su inmensa cultura y su indubitada buena voluntad, sí, pero en defensa de una justicia que es cuestionada y cuestionable, no sólo por la ciudadanía, sino que también por las más altas instancias internacionales.
    La separación -que no división- de los poderes es una ‘fictio legis’.
    La “ceguera” de esta justicia está en que se juzga sin siquiera leer los autos.
    El Ministro del Interior ha hecho declaraciones muchísimo más graves que estas últimas que, de ser algo, no pasarían de un ‘exabrupto’, infinitamente menos serio que muchos de los dislates que aparecen en resoluciones judiciales.
    El auténtico problema de esta justicia española es que todo el sistema se ha vuelto un círculo vicioso que ha de ser objeto de tales reformas que éstas sólo pueden partir de la extirpación previa de un tumor maligno, entrado en metástasis.
    Lady Clementine Spencer-Churchill no podría ni concebir lo que supone vivir en la España de hoy.
    El Ministro del Interior es una anécdota. El problema real es España.

    Me gusta

    • Yo que soy apolítico de derechas, la verdad es que también estoy muy sorprendido de ver como el caso de los ERES, con 3.000 millones defraudados a todos, nada menos, está durmiendo el sueño de los justos, camino del archivo, o de unas condenas mínimas, por las circunstancias atenuantes de haber pasado mucho tiempo, etc., mientras que a unos Concejales que donaron 1.000 euros a su partido, y luego parece ser que les fue devuelto, se supone que de ingresos en negro, se les cita a declarar como imputados -ahora investigados-, con luz y taquígrafos, y todo el despliegue mediático.
      Algo no cuadra.
      Y que existe una quinta columna en los medios de comunicación social, y posiblemente también en muchos jueces y fiscales, cada día lo tengo más claro.
      De cualquier forma, el problema en España. Y España como problema creo tiene difícil solución. Cada día más difícil…
      Hay que ver, por ejemplo, como los partidos mayoritarios se resisten al cierre de las diputaciones provinciales y, en general, de cualquier cuadra dónde poner alimentar a sus huestes. Son 1.000 diputados provinciales, unos 1.000 asesores a dedo, y más de 60.000 funcionarios y laborales, la mayoría ingresados por riguroso… enchufe.
      ¿De verdad alguién piensa que la regeneración puede llegarnos de los que nos han llevado a la situación actual?
      Y el problema es que algunos que todavía no han chupado teta, son todavía peores. ¡Qué ya es difícil!

      Me gusta

  10. La indiferencia del CGPJ ante las afirmaciones vertidas por un abogado a la jueza que llevaba su caso, jueza de Lugo, es indignante. Y solo se entienden al conocer que el atrevido abogado es hijo de un ex Fiscal General del Estado. Es increíble la intromisión de este en la persona de la juez y la indiferencia del CGPJ y de la Fiscalia.
    De manera que su apreciación sobre el CGPJ queda muy diluida.

    Me gusta

  11. Este país está medio podrido. Nos quejamos de las dictaduras pero…..en algunos aspectos, salvo echar la papeleta cada cuatro años (o menos), hay cosas que no han mejorado.

    Lamentablemente no nos gobiernan los mejores, ni nos administran justicia los mejores jueces, o aquellos con más capacidad y méritos. Una pena.

    ¿Cómo es posible que el TC este compuesto por 5 magistrados a propuesta del PP y los otros a propuesta del PSOE….o algo así……..y para el TS………? Es la oligarquía política quien decide finalmente estos puestos. La separación de poderes es una atopía.

    Y ya no digo na de la composición de los TSJ……

    Así nos va.

    Me gusta

    • Bueno, tampoco tenemos los mejores ciudadanos (Pillos, caraduras, defraudadores, maleducados) ni los mejores abogados … ni siquiera los mejores comentaristas en los blogs. Al final, todo acaba estando en consonancia.

      Saludos

      Me gusta

  12. Brillante artículo, como todos lo que usted publica. Un cordial saludo.

    Le gusta a 1 persona

  13. Igual el ministro sr. Jorge Fernández debería plantearse la hipótesis siguiente: si salen a la luz más casos de corrupción del PP que de otros partidos igual es que hay más casos de corrupción en el PP. Pura estadística.
    Por otro lado, hay casos que están saliendo ahora y que igual “han esperado” a salir porque si hubieran salido antes de las elecciones generales se habría argumentado que eran con el fin de desgastar al PP. O incluso el sr. Fernández frenó desde su puesto de poder la eclosión de esos casos con motivos electoralistas. Y, claro, todos los huevos incubados han acabo por eclosionar ahora. Ergo, desde la óptica del sr. Fernández y otros como él, siempre es un mal momento para dar a conocer y juzgar presuntos (o convictos) delitos de corrupción, especialmente si afectan a su partido.

    Me gusta

  14. Pingback: Las declaraciones non gratas de un ministro de interior – Iuslexblog

  15. Si hay algo que no me gusta -y nuestro ‘Webmaster’ me ha enseñado mucho al respecto-, es hacer únicamente crítica negativa y generalizar, así que quisiera resaltar la labor MAGNÍFICA que realiza la UNIDAD DE ATENCIÓN AL CIUDADANO del CGPJ:

    http://www.poderjudicial.es/cgpj/es/Servicios/Atencion-Ciudadana/Quejas-y-reclamaciones/Relacionados/Formulario-de-queja-o-reclamacion-ON-LINE

    cuya altísima profesionalidad, y la alta cualificación de sus Letrad@s -muchos de ellos Jueces en servicios especiales-, son paradigma de bien hacer.

    Me gusta

    • ¿Lo dice usted en serio, o irónicamente?
      No hacen ni caso. Si es verdad que contestas, pues viven de eso, y así justifican su soldada, pero nunca he visto que por quejas a esa unidad se haya incoado expediente disciplinario alguno. (Aunque es posible que haya algún caso, que yo desconozca).
      Por otra parte ahora, con la figura del Promotor de la Acción Disciplinaria, creo que se ha politizado mucho la acción inspectora y disciplinaria, siguiendo la conocida política de zanahoria y palo.
      Palo siempre a los no afiliados a asociación alguna, sustitutos y suplentes (carne de cañón), y desafectos con el poder.
      Zanahoria para los bien relacionados con los partidos políticos y grupos de poder, religiosos o pseudoreligiosos incluidos…

      Me gusta

  16. Ramiro, le tengo como ejemplo tanto como a nuestro ‘Webmaster’; quizás sea suya la razón en cuanto a que no se expienta a nadie. Pero sí se plantea la queja presentada al órgano jurisdiccional denunciado y se le fuerza a responder; ello, a veces, evita que sigan con sus disparates.

    Un abrazo

    Me gusta

    • Gracias por su inmerecido elogio, pero yo soy respecto a don J. R .Chaves lo mismo que un aprendiz respecto a su Maestro…
      Respeto al tema de las quejas, quisiera comentar dos cosas:
      1ª. Los abogados y procuradores seguramente somos los mejores conocedores de que jueces y fiscales son competentes y hacen bien su trabajo, y quienes se dedican solamente a pasar el mes, esperando la soldada… Pero es absolutamente imposible quejarte de los jueces y fiscales con los que te relacionas habitualmente, en la ciudad o localidad dónde ejerces, pues en ese caso, y obviamente, te esperan a la vuelta de la esquina, y con la escopeta cargada…
      2ª. Esa labor tendrían que hacerla los colegios profesionales, que para algo están, recogiendo anonimamente las quejas de los letrados -o iletrados- y procuradores, y trasladarla al CGPJ, pero como prima la buena armonía entre instituciones, la politización de los cargos directivos, el querer llevarse bien, etc., a la hora de la verdad no se hace nada.
      Y para muestra un botón.
      Hace unos días asistí como abogado y demandante -con un tonto por cliente, según dicen-, a un supuesto juicio verbal, cuya regulación se ha modificado por la Ley 42/2015, de 5 de octubre, de reforma de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil.
      Pues bien, nada más empezar la vista, la juez no nos dejó decir absolutamente nada, diciendo que nos limitáramos a ratificar, o no, la demanda, y en el caso contrario, la contestación a la misma.
      Incumpliendo claramente el art. 443, 3 de la LECivil que dice claramente que: “… se dará la palabra a las partes para realizar aclaraciones y fijar los hechos sobre los que exista contradicción”.
      Al decirle que ya expondría mis argumentos en conclusiones, me contestó diciendo que no habría conclusiones, y es algo perfectamente legal, a virtud del art. 447, 1: “Practicadas las pruebas, el tribunal PODRÁ conceder a las partes un turno de palabra para formular oralmente conclusiones”.
      Y yo me pregunto dos cosas:
      A/. ¿Porqué lo llaman JUICIO VERBAL, si no te dejan hablar?
      B/. ¿Debo quejarme al CGPJ de esa jueza, con la que me voy a encontrar a menudo, y dada su edad, seguramente tardará muchos años en ascender…?
      Reitero saludos. Y perdón por el rollo.

      Me gusta

  17. Le entiendo perfectamente. Claro es que yo vivo, desgraciadamente, en Madrid. Y aquí resulta más difícil topar dos veces con los mismos cafres. En lo que atañe al ICAM, yo mismo he sido denunciado por jueces ante este curioso órgano. Hasta que me harté y les dije que no tenía intención alguna de aprenderme las normas disciplinarias de la Comunidad de Madrid, por lo que me resultaba mucho mas cómodo ir contra ellos por la vía penal, y se acabó el asunto. En fin, país…

    Otro abrazo y, créame, le leo con tanto cariño como a nuestro común Maestro porque representa la otra cara de la moneda

    Me gusta

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: