Actualidad Triunfos y homenajes del Derecho Público

Villar Palasí no merece el olvido

Me entero de una iniciativa política encaminada a suprimir el nombre de Villar Palasí de los colegios públicos en Valencia so pretexto de evitar referencias al franquismo, ya que José Luis Villar Palasí fue Ministro de Educación.

Me quedo sorprendido por tamaño disparate, y lo digo fuera de posicionamientos ideológicos, sino sencillamente porque me temo que se está confundiendo el período del “franquismo”  con las personas que vivieron o trabajaron en la época franquista, o para el gobierno franquista, lo que es muy distinto.

A las personas hay que juzgarlas por su trayectoria y legado, y no apagar su valor por acusaciones genéricas y limpiezas de sangre que encierran errores e ingratitud.

En el caso de José Luis Villar-Palasí (1922-2012) a quien solo conozco de sus lecturas, o mejor, a quien debo mucho por lo que escribió ( y que expuse desde el agradecimiento), me parece de justicia reivindicar su figura y aportar mi granito de arena para no cometer un error mayúsculo e injusto con un personaje de tamaña estatura.

Al menos, antes de condenar al supuesto hereje, bien está conocer sus hechos, su genio y figura. Y decidamos si estamos a tiempo de frenar tropelías…

1.Villar Palasí, desde su posición de Ministro de Educación y Ciencia (1968-1973) fue el padre del Libro Blanco de la Educación que abrió paso a la Ley de Educación de 1970, ley que por un lado encerraba el reconocimiento del fracaso educativo del franquismo en sus primeros treinta años y por otro lado, abría las puertas a la integración social escolar, sin discriminaciones para los españoles  e implantó la obligatoriedad de la enseñanza primaria pública hasta los 14 años (desde los 6 años) con la Educación General Básica (EGB) y creó la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). Además tal Ley fue bautizada justamente como “Ley Palasí” ( siguiendo la estela de la revolucionaria Ley Moyano de 1857) pues aquél la elaboró de su puño y letra, y como padre quería que viniese con un pan bajo el brazo, para que no fuese ley muerta, por lo que consiguió la financiación precisa para tan ambicioso reto de educar una generación.

Su nombramiento como ministro en 1968 posiblemente marca un punto de inflexión hacia el aperturismo del régimen franquista, y de hecho en 1969 se nombra como sucesor a D.Juan Carlos de Borbón.

Así pues, si en el marco de un gobierno franquista consiguió tamaña proeza, para un cargo que no pidió y al que fue reclutado por su perfil técnico, podemos imaginar lo que hubiese supuesto un fénix de los ingenios jurídicos en un gobierno democrático.

Para disipar toda reserva sobre su implicación política podemos tener presente lo escrito por el profesor Manuel Arias Senoseain: “ Si la investigación y la enseñanza, consustanciales con su verdadera vocación, se centraba en la cátedra, en cambio su imprevisto cargo de Ministro no cuadraba con su forma de ser y de sentir. Villar Palasí ni “era un político”, ni tenía tras de sí  “un equipo político”, ni tenía la menor “ambición política” ni le respaldaba ninguna de las entonces llamadas corrientes “familias políticas” . Y sobre sus dificultades para sacar adelante la Ley General de Educación, tuvo ocasión de comentar en una entrevista al Diario Levante en 2008:“Yo no era apolítico, pero no tenía un grupo detrás. Ni era del Opus ni falangista. Era un freelance. Tenía el Consejo de Ministros en contra y si hubiera tardado un año en presentar la propuesta hubiera habido sus más y sus menos”.

2.Villar Palasí, como Catedrático de Derecho administrativo fue una de las mayores cabezas del derecho público español, laurel compartido con Eduardo García de Enterría, quien glosó justamente su figura con ocasión del Discurso de ingreso de aquél como Académico de Número en la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación. el 10 de Febrero de 1975.

Como dice el propio García de Enterría en el Prólogo a su Libro Homenaje (Civitas,1989): “Asombra que hay podido mezclar en su bibliografía contenidos tan varios, si a su carrera administrativa sumamos su carrera política (en la que se ganó el respeto de todos ( y su fecunda historia universitaria).”

 

3.Villar Palasí, demostró que era posible ser embajador de la ciencia con mayúsculas, la que superaba barreras disciplinares, pues sus libros, artículos y conferencias destilan la unión de derecho, historia, ciencia,  física o de filología y son un prodigio de erudición. Un ejemplar Leonardo Da Vinci de las letras modernas.

4.Villar Palasí, no solo alumbró espléndidos ensayos de derecho administrativo, sino que fue el paladín de la lucha contra la ignominia jurídica, contra la letra de la ley avasalladora, pues construyó y defendió la interpretación justa frente a lo que calificó de “iniquidad manifiesta“, esto es, frente a la ciega norma. Y este claro antídoto frente a la injusticia, es el que paradójicamente debería oponerse frente a las lecturas desorbitadas de la Ley 52/07 de Memoria Histórica, que puedan conducir al atropello de quienes tienen motivos para permanecer en nuestra memoria.

5.Villar Palasí, en el plano personal, nos lo resumen las claras palabras de García de Enterría,“su sencillez, su bondad, su afabilidad, su disposición generosa, sus grandes cualidades personales.

De ahí que me sorprenda e indigne, que en Valencia (donde nació en 1922) se pretenda por algunos grupos borrar su nombre de los centros escolares. Ya puestos con el desatino, habría que suprimir los nombres de los institutos públicos como el Jovellanos de Gijón, ya que Gaspar de Jovellanos  fue ministro de Gracia y Justicia con el absolutista y traidor Rey Carlos IV. Como decía el cardenal Richelieu sobre la facilidad del gobernante para justificar tropelías: “que se me den seis líneas escritas de puño y letra del hombre más honrado del mundo, y encontraré motivo para hacerle ahorcar“.

Esa actitud indiscriminada de borrar la memoria histórica y que demuestra una memoria histérica, me recuerda la enloquecida hoguera de las vanidades, con que el dominico Savonarola en 1497 ordenaba quemar en hoguera pública todo lo que parecía pagano, joyas, libros, cuadros y todo tipo de ornamento u obras de arte.

Y es que una cosa es eliminar los signos externos del franquismo y la lógica retirada de placas o nombres de centros públicos referidos a personas que cuenten con el solo mérito de sus supuestas gestas militares en la guerra civil, o la de aquellas personas que cuenten con felonías a sus espaldas, o que emborronaron indignamente las páginas de la historia vividas por nuestros padres. En estos casos, nada debe objetarse pues el viejo principio el que la hace, la paga, conserva su vigencia.

 Ahora bien, lo que resulta un exceso, una torpeza y una injusticia impropia de una ciudadanía madura, es ajustar cuentas con personas por el solo crimen de tocarles una coyuntura temporal gris, y que no solo son inocentes, sino que merecen el beneplácito y aplauso de generaciones, como la nuestra. Como su propio hijo ha expuesto lúcidamente  “honrar a los muertos es rendirles el honor que merecieron en vida”.

En fin, confío en que aquellos políticos o gobernantes que tienen en sus manos dar ejemplo de lo que es la congruencia y agradecimiento a quienes se han hecho un lugar en la historia de Valencia y de España, aprovechen la ocasión para aportar su buen juicio y evitar la retirada del nombre de tales centros educativos, pues la etiqueta de Villar Palasí, es un nombre objetivamente inspirador para los alumnos de lo que significa la educación y educarse como hombres de bien.

 

75 comments on “Villar Palasí no merece el olvido

  1. El problema es la ignorancia de nuestros nuevos inquisidores; el 99% no saben quién era Villar Palasí y el resto sólo que era ministro de Franco. Y como la ignorancia es esposa de la soberbia esta hermosa reivindicación será inútil.
    PD.- Qué gran persona también García de Enterría, de enciclopédica cultura y generoso hasta el extremo con quien le hacía sombra.

    • Ignacio Mardanis

      Vamos a ver quitar el nombre de esos colegios es un acto de justicia porque Villar los ha obtenido por su cargo de ministro de educación con Franco. Y este a su vez gano el cargo con delito de rebelion militar y asesinando tras la guerra a decenas de miles de personas lo que es crimen de guerra.La memoria de lo bueno que pudo hacer Villar es recuerdo que no se anula porque se le descuelgue de esas placas. Eso es harina de otro costal y cada uno que le valore sus meritos según su gusto. El articulista mezcla churras con merinas y desde luego no rinde homenaje a la Diosa Razón que debería ser la patrona de los jueces.

      • La simpleza argumental habla por sí misma de este comentario, y ya que hablamos de churras y merinas, es propio de borregos extender culpas de dictadores a otros inocentes, ignorando que es un principio de derecho dar a cada uno lo suyo

      • Phelinux

        Sr. Chaves, con todo el respeto, me hago eco de lo expuesto en otros comentarios (algunos han llegado a mi buzón pero no los veo por aquí) porque creo que no es propio de su altura intelectual y moral el uso de la palabra “borregos” en este contexto, ya que suena denigratoria hacia el sr. Mardanis, aunque estoy seguro que no era esa su intención, sino más bien un recurso literario jugando y traído a cuento con la temática ovina.

        Creo que el sr. Mardanis ha expuesto su postura respetuosamente, aunque desde la firmeza de sus convicciones, independientemente de que la compartamos o no.

        Si en su opinión el sr. Mardanis ha cometido algún error de lógica o de extrapolación, añadiré -sin entrar en el fondo- que todos podemos cometer errores, y de hecho pienso que los cometemos con frecuencia, yo el primero, sin que por eso merezcamos ser descalificados de forma genérica con una palabra tan dura como es esa (“borregos”), y menos proveniente de la pluma de todo un sr. magistrado a quien, además, reconozco una riqueza léxica mucho mayor que la mía para buscar alternativas más aceptables.

        Creo que es de sabios rectificar y exponer nuestros argumentos tratando de no herir sensibilidades, incluso cuando a veces nos hieran la nuestra. Yo creo respetuosamente que procede por su parte retirar ese término. Si usted lo hace aquí, en público, aunque sea su blog, nadie se va a escandalizar por ello. Al contrario, creo que su figura se revalorizará a los ojos de todos los que pasamos por aquí a refrescarnos, a sonreir un poco y, como dice más arriba, “con el fin de mejorar”.

        Un abrazo y perdón por el atrevimiento.

      • Estimado comentarista: Como seguidor del blog, lo que agradezco y reconozco que enriquece usted con sus siempre claros y respetuosos comentarios, seguro que conoce el ideario de este blog que está expuesto en la web, donde la barrera para los comentarios es la cortesía y evitar el insulto, directo o velado, hacia otros comentaristas o hacia el autor del blog o terceros. En diez años de vida de blog, solo he “vetado” unos cinco comentarios por estas razones y siempre, siempre he permitido las críticas y comentarios a los post con respeto y objetivos. Ahora bien, ese comentario del Sr.Mardanis ( a diferencia de otros que no me gustan ni comparto pero que publico por mis principios de libertad de pensamiento) ha merecido mi respuesta clara y no por un supuesto “error de lógica o de extrapolación” (que benévolamente Sr.Phelinux usted califica) sino por su grosería tácita y frívola para con el autor del blog, de manera que en un ejercicio de contención y puesto que tenía derecho a que su punto de vista se publicase me he permitido solamente descalificar – no a personas singulares- sino a quienes abrigan pensamiento gregario, intolerante y vacío, de manera que el término que he utilizado ha sido deliberado y a mi juicio ajustado a las circunstancias (allá quien se de por aludido). Puedo estar equivocado, pero desde luego que si lucho por la libertad de expresión de todos también lucho por la mía y mi derecho de réplica que, insisto, considero prudente y ajustadísimo. Pero desde luego, estimado Phelinux, que agradezco sus amables palabras para intentar abrirme los ojos por los posibles excesos pero yo a usted no le contesto ahora que en su comentario “confunde churras con merinas” o que “es un irracional” o que decepciona con sus palabras a su digna profesión. Creo que no le gustaría… a mí desde luego no. Un saludo, y lamento no acoger su razonable propuesta que aplaudo aunque no la acoja, y por supuesto que cualquier otra que me ayude en el futuro a mejorar, la recibiré encantado porque usted demuestra esa educación y cortesía que tanto admiro y que permite envolver las palabras mas duras. Gracias.

      • Benicadell

        Ignacio Mardanis veo que no has entendido nada.¿Que edad tienes?

  2. Soraya Palomo

    Si borran toda la memoria,llegarán hasta nuestros días.
    Son justas y de agradecer sus palabras de reivindicación y homenaje.
    Esperemos que hagan efecto.

  3. Cuando defiendo posturas similares siempre mi interlocutor me tapa la boca con el mismo argumentario (que ni he podido ni creo que pueda comprobar): todos los ministros sin excepción firmaban todas las condenas a muerte (que recaían en ocasiones sobre reos que lo eran por sus convicciones políticas). Adolfo Suárez y Villar Palasí entre ellos.
    Quizá venga por ahí el tema.

    • JOSE LUIS VILLAR EXZCURRA

      Está usted muy equivocado. Mi padre jamás firmó condena alguna de muerte. en el Consejo de Ministros de Burgos se opuso y evitó el fusilamiento de quienes Franco quería fusilar. le ruego que se informe antes de lanzar infundios al viento. Y por cierto, Adolfo Suárez nunca fue Ministro con Franco (lo cual demuestra su grado de ignorancia sobre lo que escribe). Que tenga buen día …

      • Lamento que mi intervención le haya molestado y agradezco su intervención aclaratoria. Mi ntención precisamente buscaba -de existir- la aclaración que amablemente ha tenido usted mismo a bien aportar. Le pido nueva y sinceramente disculpas.

      • pilar bosch

        Su padre era responsable colectivo de las penes de muerte del Consejo de Ministro, donde no dimitió nunca. Pero además, era corresponsable de una dictadura militar, que repremía a los ciudadanos disidentes que no comulgaban con la opinion oficial. Queda lejos ya en el tiempo, pero ser su hijo no le da patina para defender a un ministro de una dictadura que sufrieron y padecieron cientos de miles de personas. Ustede defiende a su padre; curiosamente ni los hijos ni herederos de los ministros del III Reich se atreven a hacer eso en Alemania, quizá porque vale más callar cuando su padre o abuelo a sido miembro de una dictadura criminal.
        No dudo que se opusiera a la pena de muerte, ahora bien….tampoco dimitió por no estar de acuerdo con un régimen dictatorial que por fortuna, otros, y no su padre, liquidaron a partir de 1975.

    • Cristina villar

      CRISTINA VILLAR
      No se puede opinar sobre hechos históricos cuando se hace sin el menor rigor .Adolfo Suárez no pudo firmar ninguna condena porque nunca fue Ministro de Franco. Pero mire, Villar Palasi tampoco porque esta demostrado que aportó en el Consejo de Ministros los argumentos jurídicos necesarios para propiciar la conmutación de las penas de muerte que al.final logró. Esto no lo.digo yo, lo.dice la historia que se escribe con rigor , y lo demuestra una carta manuscrita de Gregorio Peces Barba ( abogado defensor de los acusados, por si Vd. No lo recuerda) en la que le agradece su intensa labor por lograr que no se ejecutará a nadie.
      No empañe Ud. Con su ignorancia la grandeza de nadie.

      • En el mismo sentido que mi respuesta anterior, lamento que se haya malinterpretado mi intervención y le pido disculpas por el modo en que le haya podido ofender mi comentario inicial. Reitero que no era mi opinión y al mismo tiempo creo que es de agradecer su aclaración para quienes como yo pudieramos desconocer los hechos que usted detalla.

      • Ignacio Mardanis

        SUÁREZ fue ministro secretario General del Movimiento desde el 12 diciembre 1975 hasta julio 1976.
        Antes vicesecretario general del Movimiento 22.3.75 al 7.7.75
        Y antes director RTVE 1969 a 1973.
        Así que desligarlo del régimen de Franco es negar la realidad.

  4. M.P. Villar

    Me ha encantado.Le pese a quien le pese su legado quedará porque era una gran persona y un ejemplo de valía, honradez y generosidad. Pueden borrar su nombre de algunos colegios, pero su nombre no se olvidará gracias a personas como usted, le pese a quien le pese. Muchas gracias por recordarle

    • Marta Villar

      Muchas gracias por reivindicar el respeto y el recuerdo a Villar Palasí, con datos verídicos y acertadas palabras, que ayudarán a los que aún ignoran lo que fue su vida y sus obras a conocerle mejor.

      • Francisco Hurtado Orts

        Como alumno y actualmente profesor, fue Villar Palasí uno de mis maestros. No entiendo ni comparto actitudes como la comentada, cuando seguramente quienes proponen está decisión, ni siquiera han visitado una biblioteca para enterarse de a quién quieren apartar de la historia. Fco. Hurtado

  5. Lo que no puedo entender “o sí” en donde estaba “la autoridad competente” para consentir la manipulación escolar de catalanes y vascos inventándose una historia absolutamente falsa, si además añadimos la falta de interés “por el esfuerzo” ahí tenemos el consentido y premiado fracaso escolar,

  6. Muchisimas gracias Jose Ramon por este post que ademas devuelve la confianza en el ser humano. Dios te bendiga…

    • pilar bosch

      La confianza en el ser humano es reconocer que un ministro de Franco es lo mismo que un ministro de Hitler o Mussolini. O es que acaso hay distinción en ser “ministro” de uno u otros dictadadores. Jose Luis Villar debería recordar que mientras su padre era ministro, en las comisarias se torturava y asesinaba, por ejemplo y que siendo Ministro de Educación, ninguna declaración hizo en favor de los represaliados culturales o por la educación en España. Lease Tierno Galvan, por cierto.

      • Ahab Abogado

        Señora, su ignorancia está a la altura de su ortografía.

      • Juan Carlos Morcillo

        ¿De que represaliados culturales habla?

  7. Javier Porras Belarra

    Tengo 33 años y evidentemente no he tenido ocasión de conocer directamente a personalidades como Villar Palasí, en este caso ni siquiera de estudiar la EGB (pertenezco a la primera generación de la LOGSE). Sin embargo, cuando lees reportajes sobre personas como Villar Palasí, sus obras y sus decisiones, y escuchas a voces experimentadas y veteranas hablar bien de esa época y de esas personas, lo más prudente cuanto menos es callar y aprender. Los que mueven iniciativas como la pretendida por el GCV son unos ignorantes y lo aún más tristes, unos necios que se crecen ante su propio desconocimiento. Lo que tendríamos que hacer es esforzarnos por mantener el nivel, tanto intelectual como humano, de toda esa generación que tanto hicieron por España, más allá de patriotismos vacíos y de la burda palabrería.

  8. Alvaro marquez

    En el fondo no debe extrañarnos que los mediocres que nos gobiernan desconozcan a alguien tan brillante y capaz. Villar Palasi era una persona principalmente culta y trabajadora y en coherencia consigo mismo diseño una ley educativa para promover el estudio y el esfuerzo. Se nota que los actuales gobernantes no han abierto un libro. Asi nos va.

  9. Pilar Pérez

    Le agradezco la defensa de su figura. Sí recuerdo la reforma educativa de Villar Palasí, porque fue famosísima, pero no había leído nada de él.
    En cuanto a las figuras que formaron parte de gobiernos franquistas sí tuve la suerte de conocer y tener como profesor a D. Joaquín Ruiz-Giménez quién también fue ministro de Educación si no me equivoco y que era una de las personas más educadas, bondadosas y cultas que he conocido en mi vida
    En cuanto a lo de la memoria histórica, no vendría mal un poco más de conocimiento y un poco menos de revanchismo

    • Phelinux

      Joaquín Ruiz-Giménez, otro ex-ministro franquista. Trató de cambiar las cosas desde dentro, luego dimitió y acercó posturas con la oposición al franquismo. Aun así, Franco lo nombra consejero nacional del Movimiento cinco años más tarde. Posteriormente el PSOE lo propone como primer Defensor del Pueblo de la democracia. (Resumo de la Wikipedia). ¿No eran malísimos todos los que habían sido ministros con Franco?

      Me viene a la memoria también el caso de Manuel Fraga, que en la Transición dijo estar más cerca de Carrillo que del derechista Blas Piñar. En fin, no es por loar a esta gente, sino por poner de relieve lo que ya he dicho en otros comentarios: ni todo lo del franquismo era intrínsecamente malo ni todo de lo anterior (la República) era intachable. ¿Equidistancia? Imposible, pero hay que acercarse a la verdad sin sectarismo ni prejuicios ideológicos.

      Me encuentro con mucha gente que condenan todo del franquismo por ser una dictadura y están encantados con las décadas de castrismo que lleva Cuba (quizá porque no lo sufren como los de allí). Incoherencias.

  10. Ramiro

    Ni todo lo que viene del franquismo es malo, ni todo lo actual es bueno, ni mucho menos.
    La nefasta “ley de la memoria histórica”, que yo llamo DE LA MEMORIA HISTÉRICA, vino a remover las aguas del pasado… Y lo pasado, pasado está.
    Se está eliminando de nuestros callejeros a personas DE UNA GRAN VALÍA, PERSONAL, PROFESIONAL E INTELECTUAL, para sustituirlas por ilustres ignorantes. Y digo ilustres, por decir algo…
    Rajoy, el pasmado, no ha derogado esa ley, y de esos lodos vienen estos polvos.
    En fin, no me quiero cabrear más, que tengo la tensión alta, y hay que cuidarse, y aprovecho para felicitarles a todos, y a ti especialmente, José Ramón, las próximas Navidades, con mi agradecimiento, además, por tus sabías lecciones y ecuanimidad.

    • Un saludo afectuoso para tí, Ramiro..! Pero no te enfades.. que la tierra gira igual😊

  11. ALFONSO RAMIREZ LINDE

    Buenos días: Para hacer un breve comentario a esta entrada, me vienen a la memoria las primeras palabras que aparecen en “La familia de Pascual Duarte”, de C. J. Cela. Y es que en base al impactante inicio de la obra de Cela, digo: Yo, maestro, no me voy oponer a su petitum, sino que lo voy a apoyar, aunque no me faltarían motivos para (en general) no hacerlo…

    En definitiva y como corolario de cuanto acabo de decir y sobre todo porque estoy totalmente de acuerdo con el contenido de uno de los párrafos de su comentario (que voy a transcribir seguidamente) apoyo su encendida petición de que en nombre de VILAR PALASÍ siga figurando en el Colegio valenciano.

    “Y es que una cosa es eliminar los signos externos del franquismo y la lógica retirada de placas o nombres de centros públicos referidos a personas que cuenten con el solo mérito de sus supuestas gestas militares en la guerra civil, o la de aquellas personas que cuenten con felonías a sus espaldas, o que emborronaron indignamente las páginas de la historia vividas por nuestros padres.”

    Un cordial saludo.

    • ALFONSO RAMIREZ LINDE

      Aparecen 4 signos con el dedo pulgar hacia arriba. Sólo es uno, pues los otros tres son míos que sin querer he pulsado. Lo siento.

      • Phelinux

        No creo que el programa que gestiona el blog permita a un mismo usuario dar más de una vez al pulgar que sea. Incluso creo que tampoco permite que uno se vote a sí mismo. Así que tranquilo, esos pulgares hacia arriba son merecidos.

  12. ¿Te imaginas a un Ministro de hoy que hablase 15 idiomas. Absolutamente impensable, con un Presidente del gobierno que ni siquiera habla inglés. Que diferencia entre los políticos de ahora y los de antes. Y no es nostalgia, es simple constatación de la realidad.

    • pilar bosch

      Rajoy por suerte de todos no habla ingles pero en sus consejos de ministros no se discute sobre juicios ni represión a los obreros de SEAT como mi padre mientras Villar Pallasí era ministro del General Franco. Si los “politicos de antes” era lo que “alegret” quiere, le debo decir que està usted ensalzando el franquismo.

  13. Estimado J.R.:
    Creo que tu entrada nunca fue más oportuna. Como no sigo el menudeo político (precisamente para no enterarme de estas mezquindades), no me había enterado de este escándalo. No se me ocurre ningún calificativo para la actuación o “performance” política en este caso.
    Sí me gustaría decir algo sobre Villar Palasí. Es posible que García de Enterría tuviera la fama en los círculos académicos, pues ya sabemos que esto de la enseñanza en el Derecho en España es cosa de escuelas, más que de ciencia. Pero el Derecho que practicaba la Administración y el Derecho que aplicaban los Tribunales era el que enseñó y ¿por qué no? creo Villar Palasí.
    Sólo ví en una ocasión a Villar Palasí, hace muchos años, cuando estudiaba el doctorado y dio una clase magistral. Nunca mejor empleada esa expresión.
    Me causa una profunda tristeza la noticia que hoy nos transmites (y para los que se dedican a destruir la memoria de los grandes hombres, como le dijo Borjes a una periodista: “tristeza es una de las palabras más concretas de nuestro diccionario”.
    Muchas gracias y si alguien tiene la intención de plantear una iniciativa al respecto, agradecería a J.R. que nos informase a todos.

  14. Marcos Vinhas

    Villar Palasi fue un ejemplo de cultura, solidaridad y sabiduría. Tuve el placer de que fuera presidente del Tribunal de mi tesis doctoral. Me impresionó que con más de 80 años se quedara tan interesado en temas tan contemporáneos y complejos como los de ayudas de estado, subvenciones y el multilateralismo. En todos nuestros encuentros me impresionaba su amor por el conocimiento, por su familia, y, muy especialmente por la educación. Como solía comentar la más importante filósofa (pensadora) del siglo XX – Hannah Arendt – los movimientos autoritarios que destrozaran Europa en el siglo XX, se apoyaban en rótulos para disfrazar la ignorancia y la discriminación. Rotular Villar Palasí, no solo es un desconocimiento completo de su ejemplo de vida de amor. Europa necesita hoy más que nunca de ejemplos como Hannah Arendt y Villar Palasí y menos de propaganda, odio y rancor.

  15. FELIPE

    Jean Froissart, cronista de la Francia medieval, cuenta el siguiente hecho histórico. Corría el año 1373 cuando un caballero, decidido a manejar con sus manos la más poderosa de las mazas posibles, encargó le construyeran una maza de plomo capaz de destrozar todas las armaduras y acabar con la vida de sus enemigos de un solo golpe. Aquel caballero, en efecto, hizo añicos cuanto yelmo y coraza tuvo a su alcance. Pero, tan peligrosa era el arma creada y tan ciego y brutal su uso, que el caballero acabó golpeándose a sí mismo en la cabeza y no pudo llegar a recuperarse del mazazo recibido.

    Algo similar está pasando con nuestro país. La ignorancia, la falta de educación y la burda manipulación sesgada y rencorosa del pasado (maza del caballero) nos está destrozando y haciendo retroceder colectivamente y como personas. Así lo demuestra la “iniquidad manifiesta” que se quiere hacer con Don José Luis Villar Palasí. ¿Qué sociedad puede permitirse prescindir de sus sabios y maestros, borrarlos de su memoria y quemar sus conocimientos y enseñanzas? Una inmensamente torpe, profundamente ignorante, completamente pasiva -hacía la mentira y la ignominia- y enormemente desagradecida hacia quiénes la ayudaron a mejorar y a avanzar. Y que, además, olvida que la vida debe ser comprendida hacia atrás y vivida hacia adelante.

    • Por lo visto la ley de memoria histórica de 2007 que se trata de aplicar y que es una norma razonable, es un verdadero “despropósito” a juzgar por el comentario. Nos acercamos a otra guerra civil con distinto ganador. Me uno a la maza de la razón que es el arma del buen juez, especie cuasi inexistente.

    • Sergio Martinez

      No puedo estar más de acuerdo en lo que ud. fenomenalmente expone. Tuve el gran honor de conocer a D. José Luis, y tengo la gran suerte de ser amigo de una de sus hijas. Sólo una vez le ví y sólo una vez estuve en su casa. Nunca habia visto un diccionario turco-holandés; allí estaba, y contaba como anécdota que el holandés fue el primer idioma extranjero que aprendió (de los quince que llegó a saber). Sé de buena tinta que el inmenso conocimiento de su mente prodigiosa no se quedó para él, sino que generosamente lo desarrolló y divulgó en el más noble de los oficios de la enseñanza y el derecho. Tengo varios referentes en mi vida, y, desde luego, uno de ellos es él. Y su familia es un encanto de bondad, cultura e inteligencia.
      Nadie elige la época en que nace, lo que importa es su futuro proyecto vital. Sin duda el de él fue de maestría, y de todo merecimiento que quede su nombre como imborrable recuerdo en los centros de enseñanza.
      Mérito tuvo (de fomento de la concordia entre todos y del respeto al disidente ) Adolfo Suàrez para su reconocimiento en el Aeropuerto de Madrid Barajas; igual identidad de razón hay para José Luis en las escuelas. Confío que en ellas se aprende y se enseña a construir, amigos, ciudadanos, profesionales. Un abrazo.

  16. Pilar Pérez

    Les voy a contar una historia que tiene que ver con la Guerra Incivil que vivimos. Si no les gusta, pues la quitan y ya está.
    Esto era un comandante de la Guardia Civil que fue encarcelado y asesinado en la cárcel de Úbeda, en Jaen, por los rojos.
    Su hijo se metió también a la Guardia Civil
    Esto era un rojo que no había matado a nadie pero que, por sus ideas, fue encarcelado, después de la Guerra Civil en la plaza de toros de Badajoz, al parecer convertida en campo de concentración
    El hijo del Guardia Civil asesinado, fue destinado de carcelero a Badajoz, y allí conoció al preso
    El Guardia Civil se casó con una muchacha de Montijo que era la prima del preso y el preso, ya libre, cuando le tocara, se fue a pasar las fiestas a Montijo. Y allí conoció y se casó con la hermana del Guardia Civil
    Los dos cuñados se llevaban estupendamente porque, sobre todo, eran gente tranquila y buenas personas
    Y en esa casa no hubo nunca problemas con la Guerra Incivil porque , como se decía con frecuencia..·agua pasada no mueve molino y aquí nos equivocamos todos.
    Yo soy la hija de uno de ellos y la sobrina del otro

    • JOSE LUIS VILLAR EXZCURRA

      Me alegro mucho de que haya gente como usted. Eso engrandece al ser humano. Los odios no son buenos cuando además no tienen motivo real. Un cordial saludo

      • Pilar Pérez

        Lamento mucho que una persona de la talla de Villar Palasí se haya visto envuelta en este proceso, pero tiene su explicación. Se trata de provocar y alimentar el enfrentamiento. Si quitan una calle a Millán Astray pues no pasa nada, porque nadie va a protestar, por eso cogen una figura que va a ser defendida, un señor al que mucha gente respeta, para liarla, que es lo que interesa, provocar el enfrentamiento por doquier. Y soy de las que pienso que tal provocación no es inocente ni espontánea, esto se lo trabajan y bien

    • Phelinux

      Impresionante, Pilar.

      Afortunadamente, nuestra sociedad está entretejida de esos retales de historia, casi siempre desconocidos para los libros y los medios de masas, que hacen que podamos convivir en paz a pesar de las heridas de la guerra, y a pesar, también, del sectarismo de nuestros gobernantes que nos quieren divididos para su beneficio político.

      • Pilar Pérez

        Lo que yo creo, y por eso lo he puesto, es que la mayoría de España es así, lo excepcional es estar destilando odio y resentimiento desde 1936. Es que tiene que ser agotador

    • ALFONSO RAMIREZ LINDE

      En otro lugar de esta misma entrada, aparecen dos comentarios míos. En uno y quizá sin venir mucho a cuento recordando la forma en que CJ CELA inició su estupendo relato “La familia de Pascual Duarte”, digo que quizá sin venir a cuento ese recuerdo, manifesté mi adhesión a la defensa que hace nuestro maestro para que el nombre de VILAR PALASÍ no desaparezca del Colegio en el que hoy (creo) figura. Otro comentario mio ha sido para aclarar que, yo mismo y sin querer pulsé tres veces el signo del pulgar hacia arriba, por lo que, como muestra de, al menos lectura de mi comentario por terceros, tres no se han de tener por puestos… Y un nuevo comentario mio ahora, después de leídos algunos que, por decirlo suave, me han preocupado: “Memoria Histórica”, si y no “Memoria Histérica”, como en algún sitio aparece. Y nada de “revanchas”, ni de odios, ni de mala mala uva, o peor, mala baba (como dije hace unos días a propósito de otro comentario en este blog). No: ahí no estoy, pero obviamente recuerdo y no quiero olvidar. Nací el día 7 de marzo de 1938; el día 8 de julio de 1939, junto a las tapias del entonces cementerio del Este, 13 españoles, entre ellos, mi padre (para todos “temprano madrugó la madrugada”) eran fusilados. Mi padre tenia entonces 30 años recién cumplidos; yo sólo uno… Quizá ahora se entienda un poco mejor por qué me acordaba ayer, del inicio de la obra de Cela…

      Aquí y ahora, doy por terminada (tanto activa, como pasivamente) mi intervención en el tema que hoy nos ocupa. Mañana, si el profesor cuelga otro tema y puedo participar “para mejorar”, lo haré.

      Buenos días.

  17. Julián De la Morena

    La cátedra de Villar Palasí ha sido mi referente como gestor de contratos públicos durante mis cuarenta y muchos años de vida profesional. Mi gratitud y reconocimiento.

  18. Yo fui muy afortunada, le conocí, era una persona excepcional, sabía de todo pero no alardeaba. Era un gran hombre. Totalmente de acuerdo con el problema que se denuncia en el anterior comentario. La ignorancia está trayendo consigo unas meteduras de pata, históricas, con lo de la Memoria Histórica.
    Gracias por tu post, Jose Ramón, genial como siempre…

  19. Juanjo

    Es la primera vez que intervengo en este blog, magnífico, a mi juicio, cuando se ciñe a lo jurídico y cuestionable cuando, como es el caso, se adentra en lo político.
    Si ser ministro de un régimen dictatorial no supone no ya ser colaborador, sino partícipe de éste, como se suele decir, apaga y vámonos. Villar Palasí, cuya altura intelectual creo que nadie discute, no se limitó a ser un funcionario que hacía su trabajo (aunque merece la pena recordar que por aquel entonces otros funcionarios estaban sufriendo represalias por posicionarse contra el franquismo) sino un cargo político que, en cuanto tal, se convirtió en gestor de un régimen del que, por tanto, se erigió pleno responsable a todos los efectos, represión incluida.
    Apelar a su bondad personal me recuerda aquella frase del José Bono, de que lo malo no era el falangismo, sino algunos falangistas. Pues bien, por si acaso alguien piensa que esta intervención responde a una inclinación política, les diré: con la misma lógica podría decirse que lo malo no fue el estalinismo, sino algunos estalinistas. Estaría bien preguntarles a las víctimas.
    Finalmente, sobre el supuesto “aperturismo” del régimen, sólo una cuestión: ¿en qué año fue el juicio de Burgos?
    Un saludo

    • Phelinux

      Creo que tú mismo te respondes al comparar el régimen de Franco con el de Stalin, ya que sus actos y devenir fuerons muy diferentes.

      Es decir, si no hubiera habido gente de sentimientos nobles, bondadosa (como se dice que fueron Villar Palasí y otros) y bien preparada intelectualmente, dispuesta a mojarse en el régimen del momento, este podría haber sido mucho más brutal y represor.

      Parece, de la opinión de algunos, que sólo si se estaba en contra del régimen se estaba haciendo algo bueno por España. O sea, el 99,9% de la ciudadanía, estuvieran en la esfera de la Administración, del gobierno o de la empresa privada, que cumplía con sus obligaciones en el trabajo, estaban actuando mal porque eso favorecía la pervivencia del régimen.

      Hay dos posturas para intentar cambiar un sistema: desde fuera o desde dentro, y existen argumentos a favor de ambas. Cada uno se queda con la que mejor se adapta a sus ideas e idiosincrasia. Pero ambas son, en mi opinión, legítimas, si están regidas por una sana intención de cambiar las cosas a mejor.

      Y tampoco todas las dictaduras son iguales, dicho esto respecto de comparar el franquismo con el estalinismo. Si este último hubiera permitido el ascenso de personas preparadas, bondadosas y valientes para expresar “desde dentro” sus discrepancias con la ideología dominante, tal vez no estaríamos hablando del régimen (el de Stalin) más genocida de la historia de la Humanidad. Algo parecido se puede decir del nazismo. Pero precisamente porque sus líderes eran genocidas natos y no permitían a su lado a otros que no fueran como ellos, nadie con las necesarias cualidades podía ascender a la gobernanza e intentar cambiar las cosas desde dentro. Eso no pasó con el franquismo ya que Franco era, en mi opinión, más pragmático que ideológico, y permitió que cabezas bien amuebladas dirigieran aspectos claves de la sociedad, independientemente de su fidelidad intrínseca al Movimiento que, como el valor a los soldados, se les presuponía. ¿Resultado? El nazismo hubo que vencerlo por las armas y el estalinismo dio paso a décadas de terror soviético. El franquismo duró lo que el caudillo y posibilitó dar paso a una democracia sin revolución ni guerra civil. (Todo esto simplificando mucho, como es lógico).

      En cuanto al llamado Proceso de Burgos, se condenó a pena de muerte a unos terroristas de ETA. Esto nos puede escandalizar hoy día, especialmente a los que son juristas ya que parece que no se respetaron elementos clave de un juicio justo. Pero no tanto las condenas si las ponemos en perspectiva y observamos que todavía democracias como la de EE.UU. siguen aplicando la pena de muerte cuando así se contempla en su legislación. No obstante, esas penas no se llegaron a ejecutar, otra muestra de que el régimen no era tan rígido ni impermeable a la presión social e internacional.

      • Phelinux

        Perdón, debo rectificar algo importante. CINCO de esas penas de muerte SÍ que se llegaron a ejecutar. Era lo que me sonaba (cinco ejecuciones), pero al revisar la información debí de interpretar mal el resultado de aquél proceso y pensé que esas ejecuciones correspondían a otros juicio y momento anteriores.

        Aun así, parece que hubo intercesión por parte de algún o algunos ministros para evitar derramamiento de sangre. En una nota de la Wikipedia de la entrada referida al Proceso de Burgos se recoge este texto:

        «El borrador del acta que recoge esta decisión es de gran interés, al quedar recogida en ella las opiniones de algunos miembros del Gobierno. Son destacables las palabras de Torcuato Fernández Miranda, que cita a Cicerón y a San Agustín para defender su postura favorable al indulto». Zaragoza, Andrés (1993). «Aproximación al proceso de Burgos».

    • Pilar Pérez

      La evolución del franquismo sin otra lucha sangrienta fue posible porque, dentro del régimen, había personas como Joaquín Ruiz Giménez y Villar Palasí. Todos vivíamos dentro del régimen en los años 60 (muy distinto de formar parte del mismo en los años 40).¿Qué tenían que hacer los buenos profesionales, exiliarse todos?
      Y si apelamos a los fusilamientos de 1975, estudiemos todo lo que implican. La reacción del régimen fue una salvajada pero una salvajada previsible. También previsible para los que ordenaron (porque esas cosas se planificaban y ordenaban), matar un policía aquí y allí, sabiendo que si cogían a los pobres bien mandaos que obedecían la orden, era previsible su condena y fusilamiento. Alguna vez tendremos que saber quién dio tales órdenes que provocaron una reacción del régimen que a su vez precipitó su caída .
      Y a resultas de tal proceso, unos pobres chavales resultaron fusilados y unos ricos exiliados pudieron volver a colocarse en la cúspide del proceso y a convertir a sus niños en futuros rectores de universidad. Y no señalo porque está muy feo, pero la historia tiene muchas lecturas. Y hasta aquí puedo leer.
      Y ahora, si quiere, comparamos figuras: las de quienes desde dentro del régimen, con todas sus sombras , fueron provocando ciertas reformas a base de talla intelectual y humana y las de los que, desde los algodones del exilio volvieron a formar parte de la élite catapultados por resortes que sacrificaron a pobres muchachos bien intencionados y bien mandados que fueron ofrecidos como carne de cañón.
      Más claro no va a salirme por mucho que lo intente

  20. Juanjo

    Esta claro. Los ministros franquistas en realidad eran antifranquistas y si el franquismo hizo algo malo era porque lo provocaban para no permitirle traernos la democracia poquito a poco. Insisto por lo demas y aqui lo dejo: fue ministro, no un ciudadano cualquiera. Un saludo de nuevo

    • pilar bosch

      Gracias de nuevo, Juanjo. De verdad. Tienes razón, Franco estaba rodeado de antifranquistes y eran los demócratas los que molestaban al bienestar de la España eterna, que aun en septiembre de 1975 fusilaba personas.

  21. Isaac Ibáñez García

    Acabo de leer el post, que suscribo entero, y te felicito por él, José Ramón. No olvides que en este país nuestro, por desgracia, cada vez hay más descerebrados, rufianes e ignorantes en las instituciones públicas. Un abrazo. Isaac Ibáñez

  22. Suscribo las aportaciones de Juanjo.

    Los propios comentarios que anteceden demuestran que, so pretexto de la loa al intelectual Villar Palasí, muchos acaban alabando al ministro Villar Palasí y al propio franquismo.

    Entiendo que de esa situación trae causa la decisión municipal criticada – a mi juicio, indebidamente- en el post,

    • Phelinux

      No es por alabar al franquismo, sino que hay muchas cosas que considerar. Yo no creo en negro y blanco. No creo que todo en el franquismo fuera negro ni todo en la República fuera blanco. Hay que preguntarse qué falló en la República (en mi opinión, muchas cosas) para que se produjera una rebelión militar, una guerra civil y una victoria de los alzados, cuando el gobierno republicano tenía casi todos los ases en la mano para haber aplastado aquella rebelión.

      Una pista: el jefe de la oposición al gobierno republicano fue asesinado por policías del régimen pocos días antes de la rebelión militar.

      Por no hablar de los fusilamientos sistemáticos durante la guerra en el bando republicano de presos ideológicos, al igual que ocurría en el otro bando. Mientras no se reconozcan públicamente estas verdades históricas, flaco favor se está haciendo a la sociedad con una Ley de Memoria Histórica que nace desmemoriada.

      Una vez escuché esta frase y me la apropié: “Las mentiras son simples, las verdades complejas”. Por eso suelo explayarme mucho con explicaciones, aunque no sé si finalmente consigo el objetivo de combatir el error, no digamos ya la mentira.

      Decir que todo en el franquismo fue malo es tan simple y falso como decir que todo en la República fue casto y bueno. Desmontar ambas mentiras es complicadísimo y algunos, la mayoría, renuncian al esfuerzo que conlleva ese desbroce. Es más fácil apuntarse ideológicamente a uno de los bandos y denigrar al otro sin valorar lo bueno y malo que pudo haber en cada uno. Y esto no lo digo por ningún comentario concreto de esta entrada, sino como un apunte sociológico.

      • Claro que no todo es blanco ni negro -afortunadamente-, pero sí existen líneas rojas: el régimen franquista nació de una rebelión militar apoyado por los estados fascistas de la época frente a un gobierno democrático. Y se perpetuó durante casi cuarenta años encarcelando, torturando y asesinando a quienes se le opusieron. Me causa asombro que cuanto más tiempo pase más se deba recordar.

      • Phelinux

        Respondiendo a Mikel. No quería entrar en esta arena porque podríamos hacer de esta entrada una “causa general” del franquismo interminable y no quiero, tampoco, parecer un defensor de aquél régimen. Pero simplificar no creo que ayude a la reconciliación de las dos españas.

        La República se vio ayudada, entre otros, por el autoritario régimen de Stalin (todavía no se sabía seguramente lo brutal que iba a ser y estaba siendo ya con sus propios ciudadanos debido a la opacidad propia de las dictaduras). Tanques y aviones rusos fueron fundamentales para la República. Comisarios políticos rusos se inmiscuían e influían (tal vez desastrosamente) en las estrategias militares de los generales y gobernantes republicanos para la contienda.

        Pero, antes de eso, (creo que hay suficientes pruebas documentales y testimoniales) miembros del Frente Popular -del PSOE- pretendían convertir España en una república al estilo soviético y, para ello, las relaciones secretas y no secretas con la URSS eran intensas.

        Es probable que los mismísimos asesores rusos aconsejaran la muerte de un alto dirigente derechista para provocar una rebelión militar que sacara a la luz los militares más desafectos a la República y así poder eliminarlos y purgar el Ejército, como un paso previo a la instauración de una república de corte soviético. El asesinato de Calvo Sotelo (después de intentarlo con otros dos dirigentes derechistas pero que al no estar en sus domicilios se salvaron) habría sido el intento de la cúpula de la República para descubrir a los generales infieles. Pero este terrorismo de estado les salió mal y no sólo no aplastaron a los rebeldes en pocas horas o días como esperaban, sino que provocaron con él una guerra civil de tres años, que además perdieron. Y eso no es inseparable de la posterior dictadura ya que ganar una guerra -por suerte en unos casos y por desgracia en otros- es lo que da legitimidad a los vencedores. Y para los cánones de las dictaduras del siglo XX, la franquista no fue de las peores, aunque así se lo parezca a las víctimas inocentes y a los allegados de estas, que deben tener todo nuestro afecto, apoyo y comprensión. Pero no hasta el punto de cambiar la realidad de los hechos.

        Recientemente se ha publicado un libro en el que dos historiadores aseguran haber revisado todas las actas de las votaciones que dieron el triunfo al Frente Popular en 1936. Ha sido un trabajo de años. Según ellos se pudieron manipular las suficientes actas como para dar unos 50 escaños más al Frente Popular, con los que conseguía una mayoría absoluta que, de otro modo, habría sido favorable a los partidos de derechas. Si esta versión se confirmara, el gobierno republicano del momento de la rebelión militar carecería también de la legitimidad democrática necesaria. Eso no obsta para que los vencedores hubieran hecho unas elecciones democráticas y haber restituído la república o una monarquía parlamentaria. Pero sus ideas militaristas y los vientos que corrían en Europa de uno y otro lado les impedía ese camino.

        Añado que no sabemos qué habría pasado sin el alzamiento militar: ¿habría España desembocado en una república de corte soviético hasta la caída del telón de acero (posterior a la muerte de Franco) o incluso más allá, siendo la Cuba de Europa, dictadura incluso después de la muerte del dictador y de la caída de la URSS?. Y si, una vez desatada la contienda, hubiera ganado la República, ¿habríamos vuelto a un régimen democrático o eso habría consolidado la vía de la república satélite de la URSS, como en el primer escenario? Son conjeturas, pero me temo que estaríamos mucho más probablemente cercanos a este segundo caso de la república satélite.

        Estas cosas también hay que recordarlas porque, si no, nos quedamos con el análisis simplista de que todo en el franquismo fue mal o malo porque fue una dictadura.

        Como dije en otro comentario, las mentiras son simples, las verdades complejas.

  23. Tuve la ocasión de llevar en mi coche a este distinguido jurista y me apena ver que seguimos insistiendo en conductas tan lamentables con personas que fueron tan valiosas.
    Aquí tenemos más interés en borrar la memoria que en rescatar figuras que en cualquier época de la historia hubieran hecho una gran contribución al conjunto de la sociedad. De esa forma seguimos actuando como Fernando VII que en 1823 declaró ilegales y “nulos y de ningún valor” todos los actos de gobierno y normas dispuestas en el Trienio Liberal o como Franco que en 1939 promulgó una ley derogando la del divorcio republicana, estableciendo que cualquier sentencia de divorcio sería anulada automáticamente a petición de uno de los cónyuges, que solo tenía que dar como razón su «deseo de reconstituir su legítimo hogar, o simplemente, el de tranquilizar su conciencia de creyentes». En ambos casos sin tener en cuenta la situación o conducta de los afectados.
    Si eliminan el nombre de Villar Palasí se ponen a la altura de la censura franquista que impedía que muchos notables personajes como Pablo Iglesias apareciesen en las enciclopedias y en los libros de texto.

  24. Marcos Yegros

    Fui alumno de D. José Luis Villar Palasí en 1997. Un curso de doctorado. Acudí siempre a sus clases fascinado. Si tengo alguna base de derecho administrativo a él se la debo. Persona ejemplar, profesor generoso, y siempre respetuoso con todos. Un hombre culto. Muy culto. Enseñaba el derecho en todas sus dimensiones. En todas. Mostraba especial pasión por el Tribunal de Derechos del Hombre, por la dignidad humana, en todo su recorrido, desde la profundidad hasta el respeto más básico y cotidiano. En aquel curso (y ya hace 20 años) de un cuatrimestre, nos contagió su pasión por las comunicaciones digitales y la protección de datos en el ámbito administrativo. Fue el primer profesor que facilitó a sus alumnos su correo electrónico. Y contestaba, siempre, con celeridad, acierto y respeto.
    Vivió su tiempo y el gobierno que le tocó, y, seguro estoy, su intención fue la de mejorar la vida de los españoles con planes educativos y estructuras accesibles a todos. Y lo hubiera hecho con cualquier gobierno. En el siglo XV o en el XIX, en el XX o en el futuro siglo XXII si hubiese sido su tiempo vital. Quien es brillante y generosos, lo es en cualquier papel que desempeñe.
    Está entre mis profesores más queridos y más respetados. Y lo estará. Su nombre no lo cambio de mi memoria.

  25. EPETXA

    Gracias, Sevach. Más que nunca y seguramente desde la discrepancia política. Quiero jueces como tu, que no prejuzgan a nadie por la compañía o por quien le encargue un trabajo o una labor sino que analizan los actos concretos de cada uno. Actos que, en el caso de Villar Palasí, son más de los que dices, aunque sé que el fin de la entrada del blog no era glosar su figura. Entre otras cosas fue el artífice de la enseñanza de las lenguas regionales (hasta entonces prohibidas y perseguidas), algo que en aquel entonces para dichas lenguas era como la lluvia de primavera para las flores y que ayudó a que ahora alguinos podamos impartir docencia en ellas en la Universidad.
    Entrando en el tema, se me revuelven las tripas cuando veo apologías al régimen de Franco y al mismo Franco como las que veo en ocasiones, por ejemplo la venta de lotería de la Falange Española con la cara y nombre del dictador y de Primo de Rivera. Pero no se puede meter a todo el mundo en el mismo saco y no cabe duda de que no todos hemos estudiado el mismo derecho porque tenemos una idea de la Justicia muy dispar. En ese sentido me asustan sobremanera comentarios que prejuzgan y condenan (en este caso al olvido) sin estudiar los hechos de cada uno, solo por la afinidad política que se supone (y aunque sea cierta). Ya que hay quien saca el tema de la Alemania nazi, veo que hay comentaristas que se van a llevar un disgusto cuando se enteren de que el NAZI (con todas las letras) Oskar Schindler fue enterrado con todos los honores en el monte Sinaí por el propio Estado de Israel. No tuvieron en cuenta su adscripción nazi, sino las miles de vidas que salvó sobornando a militares hasta arruinarse. Era nazi, pero sus acciones fueron mayormente buenas y tuvo el reconocimiento que merecían esas acciones, no su adscripción política.
    Pero además creo (pura opinión) que no tienen en cuenta que esa forma de juzgar (haciendo abstracción del estudio de los hechos) causa y ha causado estragos historicamente. Para evidenciarlo sin ir demasiado atrás viene muy a cuento (por la época) la farsa de juicio del 75 a Juan Paredes Manot, “Txiki”, que supuso su condena a muerte y su asesinato (para mi fue esto). El pseudotribunal que lo juzgó solo quiso saber que era de ETA, pero no quiso estudiar sus hechos ni admitir las pruebas que acreditaban que en el día de los hechos (un atraco a un banco en cuyo tiroteo murió un policía) el acusado estaba en Perpignan. Me da la impresión de que igual que a Villar Palasí ahora algunos, a Txiki entonces lo juzgaron otros no por lo que hizo sino por puro prejuicio: pertenecía a ETA (esto era absolutamente cierto) luego es culpable (y recalco que de ninguna manera quiero equiparar efectos -asesinato versus eliminación de nombres- sino la forma de juzgar a una persona, que es la idea sobre la que quiero llamar la atención, con mayor o menor fortuna).
    Por cierto, que Villar Palasí fue uno de los que ayudó a la conmutación de las penas del Juicio de Burgos del 70. Dejó el cargo tres años después y sin él la misma o mayor presión internacional del 73 no consiguió evitar los asesinatos de Franco en el 75. Quizá hizo más de lo que se cree.
    En todo caso, gracias también a los discrepantes, que me obligan a rememorar cosas que no hay que olvidar y a analizar su argumentación.

    • bruixaveriada

      Estoy totalmente de acuerdo con su comentario. Expresa lo que lleva dos días dándome vueltas por la cabeza. Sólo añadir que éste caso demuestra la teoría del péndulo en la historia: hemos pasado de la inquina de un extremo a la inquina del contrario. Como en todo, la moderación y la reflexión son necesarios: probablemente fue una buena persona a la que le tocaron malos tiempos.

      Sin embargo yo si que creo que es necesaria una Ley de la Memoria Histórica. Las injusticias que se cometieron en su momento si que deben resarcirse porque lo contrario sería dar alas a futuras actuaciones extremistas (que nunca se está suficientemente lejos de que vuelvan). No creo en el olvido, más bien creo en el aforismo aquel de que si olvidamos nuestra historia estamos condenados a repetirla. Y unos por intentar el ahogo económico de la Ley para evitar cumplirla, y otros que luchan para que se cumpla, parece que no acabaremos jamás con nuestra posguerra porque parece que algunos siguen defendiendo al dictador y a los crímenes que si cometió.

      Además, en los últimos tiempos parece que las posiciones se están enconando y no sólo por un lado de la balanza: recuerdo en mi niñez que mi padre, que no era precisamente de izquierdas, contaba unos chistes muy poco caritativos de un tal Carrero Blanco, que ahora no podría reproducir sin miedo de represalias judiciales. Hasta donde hemos llegado!

      • EPETXA

        Amen, Bruixa. Por supuesto también respecto de la necesariedad de la Ley de Memoria Histórica. Como bien dices no debe de haber olvido. Somos actores de la Justicia y ésta tampoco debe ser venganza contra quien, estando en el bando que fuere, obró correctamente.

      • Phelinux

        Las represalias judiciales pueden existir siempre que exista alguien dispuesto a denunciarte, por burlarte de Carrero Blanco o de Pablo Iglesias (el de ahora o el de antes). No por otra cosa.

        A mi me ha escandalizado que un periodista catalán hace unos días haya publicado un artículo describiendo detalladamente cómo le encantaría comerse y se comería “la papada de (el ministro) Zoido”. ¿Va a pasarle algo? Presumo que no, mientras nadie le denuncie.

        Y cosas de ese estilo nos encontramos un día sí y otro también, de un lado y del otro.

        Como tú misma has dicho, la moderación y la reflexión son necesarias, incluso para aplicar la Ley de Memoria Histórica.

      • Phelinux

        Estoy de acuerdo con Bruixaveriada en que las posiciones de ambos lados se están enconando. Se ha perdido ese espíritu de la Transición de “discrepo con lo que dices pero daría mi vida por defender tu derecho a decirlo”. Se entendía referida a que se defendían cosas razonables y con espíritu constructivo (aunque no siempre lo fueran).

        Claro que… hoy día se dicen tantas y tan grandes burradas que a ver quién es el guapo que se ofrece a dar su vida por defenderlas… Y luego están los bulos, viralizados por las redes sociales…

  26. Pedro Fernández

    Debate interesante que a mí personalmente me deja muchas dudas. Reconozco que no tengo una postura clara. Ya me ha pasado en otras ocasiones con el papel que hay que conceder o reconocer a personas que participaron en instituciones de regímenes dictatoriales (por ejemplo, algunos políticos de los países del Este o de la Transición).

    En este caso, por un lado, estamos ante un dirigente político de una dictadura, y que como tal fue colaborador y partícipe de la misma. Sabía perfectamente cuando asumió el cargo que ese régimen estaba cercenando todo tipo de libertades y derechos fundamentales durante décadas. Como se ha dicho, no era un funcionario o un técnico sin capacidad de decisión.

    Por otro, era un gran jurista, que decidió participar en las instituciones públicas que había en su país durante décadas para intentar mejorarlas. Además, al parecer, hizo un trabajo correcto en su cargo e incluso intercedió con éxito para que tal régimen no aplicara la pena máxima a determinadas personas. Es más, también parece que, si excluimos la valoración por su faceta política, era una buena persona.

    No veo una solución fácil y equitativa. Personalmente me inclino a reconocer su labor como jurista, pero no como político. Quizá sea más adecuado ver su nombre en instituciones jurídicas que en un colegio público.

    • Isaac Ibáñez

      Estimado Pedro. Seguramente tengo parecidas dudas a las tuyas. Aunque poco más joven que el “Carlitos” de “Cuéntame”, recuerdo una infancia y una vida parecida, en la que mis padres se preocupaban más por ser felices y sacarnos adelante que de otra cosa. No recuerdo a gente excesivamente politizada. Creo que Franco fue un Dictador. Pero hace muy poco estuve en Cuba con mi mujer y comprobé que vivían peor que nosotros en los 70, y sin libertades. Todo es relativo. Saludos.

      https://polldaddy.com/js/rating/rating.js

  27. Pilar Pérez

    Es como si hubiera que descalificar y sacar su nombre de los institutos, a Rafael Alberti, miembro del Partido Comunista, por todo lo que hizo el Partido Comunista. Un disparate

  28. Juan Carlos Morcillo

    Querido J.R. tu bonhomía te puede. Como sigas así te acabarán acusando de colaboracionismo con el régimen de 1.978. Anda, vente a la Rioja, te invito a comer y brindamos a la memoria de Villar Palasí, que merecido lo tiene.

    • No me tientes con La Rioja, que ya decía D.Ramón Martín Mateo (por cierto, amigo de Villar Palasí) que “lo único que haría a un pacifista como él, alzarse en armas, sería defender La Rioja frente al invasor, porque sus caldos son una justa causa”. Un saludo afectuoso.

      • EPETXA

        jajaja, no conocía la cita pero la suscribo.

      • Juan Carlos Morcillo

        Jejeje. Yo tampoco conocía la cita,pero a fe mía que haré apropiación indebida de la misma en mas de una ocasión. Tentados quedáis tu y el resto de foreros. Un abrazo

  29. Manuel de la Peña

    Parafraseando a Antonio Machado, España, hoy, desprecia cuanto ignora. Cometer tal ignominia con el maestro Villar Palasí es una muestra más de la ignorancia ontológica que exhiben impúdicamente muchos de nuestros actuales regidores.

    Ha saltado la noticia del cambio de denominación de una plaza gerundense: de “Plaza de la Constitución” a “Plaza del 1 de octubre”. Desconocen estos personajes catalanes, ignorantes por antonomasia, que así podrían estar conmemorando un hecho histórico del franquismo: el 1 de octubre no fue solo el día del referéndum ilegal; otro 1 de octubre (de 1936), Franco fue proclamado Jefe del Estado. De ahí que el madrileño Hospital 12 de Octubre se inaugurara el 2 de octubre de 1973 como Hospital Primero de Octubre. ¿Va a tenerse que aplicar entonces la disparatada Ley 52/2007, de 26 de diciembre, conocida como “de la Memoria Histórica”, a este cambio? Alucinar ya es gratis; no hace falta LSD.

  30. Isaac Ibáñez

    Lo que vienen a poner de manifiesto algunos comentarios es que si don José Luis Villar no tuviera,merecidamente, colegios públicos a su nombre, habría que ponérselos

  31. JOSE LUIS VILLAR EXZCURRA

    Muchas gracias a todos los que muestran su oposición a la proposición no de ley para cambiar el nombre de los Colegios Villar Palasí, y muy especialmente a JR. Chaves por su bonhomía. Aunque ya ha sido aclarado en alguno de los comentarios, quiero insistir en que el único reproche que puede serle hecho a mi padre es haber vivido en la época de Franco y haber aceptado ser Ministro de Educación. Esa decisión fue la culpable de que hayamos tenido la mejor ley de Educación imaginable, implantando la enseñanza gratuita y obligatoria hasta los 14 años, la Universidad Nacional a Distancia (adelantándose a su época), las becas-salario y muchas otras cosas más en el ámbito de la Educación.
    Ser Ministro de Franco no es en sí mismo reprochable ni hace que le sea aplicable, sin más, la ley de Memoria Histórica porque no puede serle reprochada ninguna clase de “represión de la Dictadura” (a menos, como ya he dicho en otro sitio, que se entienda por tal la enseñanza obligatoria hasta los 14 años). Y quiero dejar bien claro que fue él (Villar Palasí) quien en el Consejo de Burgos expuso los argumentos jurídicos para evitar que se llevasen a cabo las penas de muerte previstas. En la familia guardamos una carta manuscrita de Gregorio Peces Barba dándole las gracias por ello, por si alguien duda de lo que digo y jamás fue cómplice o autor de represión alguna del Franquismo.
    En fin, tanto yo como mis hermanas vamos a seguir luchando para que no se cometa el grave error de suprimir el nombre de Villar Palasí de los Colegios valencianos porque la retirada de honores es la mayor afrenta que puede hacerse a la memoria de una persona y a sus descendientes. Dejemos que los fallecidos sigan en paz y no revolvamos la historia no vaya a ser que más de uno salga al final escaldado….

Gracias por comentar con el fin de mejorar

A %d blogueros les gusta esto: