Actualidad Libros del fin de semana

Lecturas administrativas: la revocación de actos administrativos favorables

Hoy día abundan las monografías sobre alguno de los especímenes del derecho administrativo que afloran de tarde en tarde, y que yacen en las estanterías en la esperanza de salir del letargo algún día que un singular caso lo reclame.

Tampoco faltan obras sobre la nueva Ley de Contratos (Ley 9/2017), de prestigiosos autores, valientes y elaboradas, aunque confieso que frente al serio riesgo de indigestión de artículos, guías y tratados, optaré temporalmente por un discreto ayuno y limitándome a los frutos del árbol de la ley desnuda.

En cambio, mas extrañas son las obras que tratan institutos clásicos con renovado análisis, vino añejo en odres nuevos que curiosamente resulta delicioso. Es el caso de la monografía reciente del profesor Felipe Iglesias González, titulada “La revocación de actos administrativos favorables” (Tirant lo Blanch, 2016), 264 páginas, que cuenta con un espléndido prólogo de la pluma del veterano y sabio catedrático de derecho administrativo, Ángel Menéndez Rexach. Veamos.

De entrada hemos de asumir el punto de vista del autor, quien apoyado en la dogmática clásica, distingue entre la Revocación y la Revisión, aquélla referida a actos administrativos válidos y ésta referida a actos administrativos ilegales, lo que ofrece un vivo ejemplo de fortaleza conceptual académica frente a la frivolidad del legislador estatal y autonómico que mezcla categorías con las consiguientes controversias jurídicas, pues si se abrocha mal el primer botón en el ojal equivocado, los restantes y el resultado serán pésimos.

El autor excluye del concepto de revocación, las figuras próximas de la revisión (circunscrita a actos ilegales) y de la caducidad, y pasa a aclarar las turbias aguas de tan amenazador instituto (nada menos que el poder público privando de los beneficios de un acto administrativo legal y favorable) distinguiendo varios supuestos:

a) La revocación por incumplimiento;

b) La revocación sanción;

c) La revocación por variación objetiva de las circunstancias de otorgamiento;

d) La revocación por cambio de interés público (normativo, singularmente, o la situación de precario).

El libro tiene la admirable virtud de trenzar las líneas teóricas con la jurisprudencia, y salpimentado con la opinión razonada de su autor, cuya curiosidad por el tema confiesa nace de sus estudios sobre la revocación en el mundo de las licencias urbanísticas, con anclaje original en los supuestos del viejo art.16 del Reglamento de Servicios de las Corporaciones Locales de 1955; desde ahí, el tema sobrevuela y se adentra en la revocación de actos favorables de toda índole, con planteamientos novedosos y reciente jurisprudencia, haciendo especial énfasis en el mundo de las autorizaciones y las subvenciones.Por supuesto, no falta el análisis de los requisitos y límites de la revocación (particularmente el principio de proporcionalidad) ni las garantías indemnizatorias.

Poco podría añadirse a lo que brota de las páginas del libro, más allá de recomendar vivamente su lectura, aunque me atrevo a comentar una línea adyacente que se me ocurre tras cerrar el libro, como es la relativa a la revocación de actos favorables como consecuencia de la ejecución de sentencias que disponen la retroacción del procedimiento y que se llevan como un vendaval los actos favorables posteriores. Es cierto que en puridad no es una revocación administrativa sino jurisdiccional que pasa por valorar la fuerza del principio de conservación de los actos. Ahora bien, la práctica demuestra frecuentes tensiones entre la sentencia, los autos de ejecución y la nube de actos favorables colaterales al judicialmente invalidado, muchos de los cuales son víctimas de un pleito ajeno ventilado por razones formales y en que la administración duda o aprovecha para su revocación. Lo cierto es que a la postre, un tercero inocente ve como su acto administrativo firme y favorable es víctima de un recurso formulado por tercero frente a otro acto en que se ventilan cuestiones ajenas (ej. impugnación de convocatoria de subvenciones, plazas, etc).

En suma, bienvenida sea esta obra, que por su carácter horizontal y su utilidad práctica, merece figurar en la mochila del administrativista.

5 comments on “Lecturas administrativas: la revocación de actos administrativos favorables

  1. Fernando Jabonero Orasio

    Muy bien traído el asunto al blog.

    Me gusta

  2. Gracias pero yo también me encuentro en período de ayuno y abstinencia de toda lectura jurídica distinta de la del BOE diario.
    P.D: este blog no se incluye en el ayuno puesto que proporciona instrucción y divertimento sin la aridez y sopor de las denominadas lecturas jurídicas.

    Me gusta

  3. Estimado J.R.
    Ángel Menéndez Rexach siempre ha sido lo mejor de lo mejor. Intrntaré leer el libro lo antes posible.
    Muchas gracias por el aviso.

    Me gusta

  4. Me encanta ganar en base a que la Administración revocó un acto favorable sin seguir el procedimiento establecido de declaración de lesividad y posterior impugnación ante la jurisdicción! Lo leeré con mucho interés, ya que veo que el autor se detiene en analizar muchos matices. Gracias Jose Ramón!

    Le gusta a 1 persona

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: