Actualidad Informatica y Derecho

Los retos jurídicos de la invasión de los algoritmos a la palestra

El señor del Derecho, querámoslo o no es el dato, la información, el bit. El dato que identifica un hecho, situación o circunstancia; el cruce de datos construye una personalidad o escenario; el minúsculo dato nos remite rápida y fielmente a una norma, sentencia o trabajo doctrinal; y si se analizan datos en aluvión masivo mediante algoritmos, los frutos son asombrosos y encierran retos para el Derecho, que paradójicamente llevan a que el mismo Derecho se defienda con tratamientos automatizados de los problemas.

Basta asomarnos a la administración actual que se encuentra en tránsito hacia una administración electrónica y procedimientos automatizados donde se aspira a que el papel sea sustituido por bits, fotones o clicks y que el funcionario sea sustituido por robots. En paralelo, los códigos informáticos van penetrando con paso firme para contribuir al esclarecimiento de los delitos, para detectar bolsas de fraude fiscal, o para valorar el riesgo de responsabilidad sanitaria en centros públicos o diseñar el perfil del maltratador, del buen funcionario, o del juez perezoso. Incluso crece la confianza en la jurimetría que parte de la estadística para hacer pronósticos procesales.

Todo ello mientras los ciudadanos vivimos el sueño de que somos reales cuando para las empresas de telefonía, comerciales, financieras, educativas o de servicios en general, e incluso para las administraciones públicas, somos simples datos que nos perfilan en lo que somos, lo que queremos y lo que soñamos.

En efecto, tenemos esa ilusión de la corporeidad y de la personalidad cuando para los computadores somos un puñado de datos o pinceladas que dejamos con las huellas de nuestro paso, con ese reguero de impresos, de elecciones y compras cotidianas que constituyen para potentes computadoras, con los algoritmos adecuados, un retrato mas certero que la vieja huella digital.

Además nuestro retrato tecnológico cobra vida propia y pasa de empresa a empresa, usándose para forjar estrategias y recortar esa otra ilusión clásica que es la libertad. Porque digámoslo claro, no somos tampoco tan libres. Somos Prometeos encadenados por el fuego de la tecnología que hemos creado.

El reto es domar a la bestia y por eso bien está para los juristas comenzar a examinar el haz y el envés de los algoritmos, donde estamos y donde vamos, qué ventajas y riesgos acechan y sobre todo, si la justicia como valor universal ha mutado por estos algoritmos, Deux ex Machina.

De ahí la oportunidad de la original y venturosa jornada organizada por la Universidad de Oviedo bajo el sugestivo título “La regulación de los algoritmos”, a celebrar el viernes 25 de octubre de 2019 en la Facultad de Derecho y por el que desfilarán profesores de Derecho constitucional, administrativo, mercantil (Big Data, mercados, seguros, policía predictiva y usos electorales), con la presentación del siempre ameno Juan Antonio García Amado, Catedrático de Filosofía del Derecho de la Universidad de León, y bajo la organización de un administrativista adelantado a su tiempo, como es Alejandro Huergo Lora, Catedrático de Derecho administrativo de la Universidad de Oviedo. Aquí está el Programa y aquí donde se cumplimenta el boletín de inscripción.

En suma, una ocasión única de acudir a Oviedo, disfrutar de una jornada fresca con cinco sugerentes ponencias, cosechar valiosas reflexiones, obtener un bonito diploma y luego a disfrutar sin remordimientos de la ciudad de la alegría, en buenos restaurantes, con sidra y cachopo o marisco, elementos que afortunadamente todavía no se pueden convertir en datos.

NOTA FINAL.– Nunca viene mal un toque de humor para mostrar el algoritmo que diseñé para pronosticar sentencias.

1 comment on “Los retos jurídicos de la invasión de los algoritmos a la palestra

  1. Anónimo

    Buenísimo tus comentarios, me he reído mucho, resulta paradójico que los mismos compañeros del hospital quisieran conocer el estado de las lesiones del compañero cuando ya conocían el hecho, realmente es un fallo en el sistema que debiera corregirse simplemente con el acceso a esos datos que supongo estarán digitalizados,si lo hacen con un compañero ,que no harán con los pacientes? El acceso a esos datos no deben estar en disposición de cualquier personal sanitario del hospital, hablan de 26 enfermeros y 8 médicos, cuando esos datos debe ser custodiado por el médico o unidad que lo trate.Implementando mas medidas de seguridad creo que resolvería el tema, no obstante y conociendo el gremio hospitalario lo que siempre ha funcionado y funciona es el cotilleo y comidilla que como especie social pecamos algo natural ,el llegar a una información más detallada ,hace sospechar un conocimiento mal sano.Alguna medida habrá que adoptar pues de lo contrario el personal médico nos va a atender en las cárceles 🤨

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: