No todo es Derecho en la Administración

La esperanza jurídica aguarda tras las vacaciones

Este primer semestre del año nunca lo olvidaremos. Las lejanas felicitaciones navideñas para el año nuevo 2020 seguían la tónica anterior de desearnos felicidad, paz, salud y prosperidad. Sin embargo, ya acechaba en la esquina el enemigo de la salud y de lo que todos creíamos conquistado.

En el plano personal, las relaciones familiares y amistosas se han revitalizado y profundizado, enrocados en el castillo del hogar o en territorio seguro. En el plano profesional, lo que antes era una hoja de ruta clara en tiempos, modos y labores, se ha convertido en un sendero estrecho en un bosque amenazador.

Y en el plano jurídico, que es el que aquí me interesa resaltar, he experimentado una caída del caballo bajo una luz abrasadora.

Es cierto que he intentado mantenerme firme en la tormenta, como Ulises atado al mástil, alimentando el blog sin pausa, publicando artículos y libros, poniendo autos y sentencias, y reflexionando sobre el Derecho y la Justicia, particularmente sobre el papel que asumimos la nutrida tropa de jueces, abogados, académicos, fiscales y procuradores, para domesticar las normas injustas o a las autoridades que las pervierten.

Sin embargo, son las primeras vacaciones que tomo en que sé que el regreso puede ser inquietante. Que no nos aguarda la rutina. Que políticamente el mapa será confuso y que jurídicamente se pondrá a prueba la resistencia del sistema. Que nadie nos librará de una travesía del desierto social y económica, con enormes repercusiones en las leyes que se dictarán para buscar el norte de recuperar la calidad de vida.

Nos vamos de vacaciones mirando aterrados por el retrovisor la realidad que veremos de frente al regresar: unas encuestas de pérdida de empleo aterradoras; ciudades convertidas en camposantos de negocios cerrados; infinidad de ciudadanos que no veranean porque ya no tienen que llegar a final de mes sino al final del día; una Unión Europea que ofrece  espejismos de estabilidad mientras las grandes potencias están en manos de líderes demagógicos (Trump, Putin, Johnson, etcétera); una tercera edad que se aferra a sus pensiones en paralelo con una primera edad que se deja llevar mientras tiramos del carro «la segunda edad»; una España territorialmente sacudida por heridas nacionalistas mal cerradas; un régimen jurídico laboral al que aguardan cirugías de urgencia que cortarán por lo sano, para acallar voces europeas, sindicales o de los familiares del paciente; un régimen jurídico tributario que sufrirá vueltas de tuerca, «pasándose de la rosca», para asfixiar más aún al contribuyente; una banca que está purgando los excesos del pasado hacia el “cerrado por derribo”; un régimen jurídico penal que convierte los casos que requerían pronta respuesta en culebrones interminables; y un régimen jurídico-administrativo que ha sido el juguete favorito del Estado de Alarma con gravísimas secuelas: libertades tensionadas, trasiego de competencias administrativas, precariedad de las arcas públicas, servicios asistenciales y sanitarios al borde del colapso, alzamiento de la cita previa y el teletrabajo “caiga quien caiga”, funcionarios desencantados al sentirse en casa sin amo, etcétera.

Finalmente, la Justicia Administrativa, mi amiga, mi sostén profesional, mi religión por elección, está ahí, para cumplir una misión casi imposible. La misión de evitar que descarrile el Estado de Derecho, la misión de intentar dar soluciones a problemas sangrantes, la labor de controlar al poder desatado, la última esperanza para algunos… Nada fácil, y menos tener que hacerlo cuando la Justicia administrativa todavía estaba mudando de piel de la Justicia Revisora, con su mala salud de hierro, hacia una Justicia Protectora, realmente garante de la tutela judicial efectiva.

Me siento parafraseando la letra de la conocida canción de Ana Belén, La Puerta de Alcalá:

Acompaño a mi sombra por la avenida,

mis pasos se pierden entre tanta gente,

busco una puerta, una salida

donde convivan pasado y presente…

De pronto me paro, alguien me observa,

levanto la vista y me encuentro con ella

y ahí está, ahí está, ahí está

viendo pasar el tiempo la Justicia Administrativa.

(…)

La miro de frente y me pierdo en sus ojos,

sus arcos me vigilan, su sombra me acompaña,

no intento esconderme, nadie la engaña,

toda la vida pasa por su mirada

Miralá, míralá, miralá, míralá,

la Justicia Administrativa

Miralá, míralá, miralá, míralá,

la Justicia Administrativa.

 

En fin, queridos seguidores del blog delajusticia.com, quede lo dicho como un delirio de jurista que se va de vacaciones con la irrenunciable esperanza de recuperar la plena confianza en las instituciones, la seguridad jurídica y el Derecho. Sin eso peligra el bienestar y la dignidad de las personas. Me temo que todos tendremos que arrimar el hombro a vuelta del verano, incrementar nuestra capacidad de paciencia y solidaridad, aceptar sacrificios, y como dicen en Asturias, esperar, pues «nunca llovió tanto, que no escampara». Incluso el arca de Noé soportó el diluvio hasta que llegó el arco iris y la tierra seca.

¡Felices vacaciones, mis lectores! Ahora apago la luz del blog hasta septiembre, pues Costa Cálida me aguarda, y espero que todos regresemos con el mejor de los ánimos y la mayor de las energías. Y para eso, hay que descansar, de cuerpo y mente. Hasta entonces…  gracias por llegar hasta aquí.

P.D. Que nadie se olvide que del 11 al 31 de agosto corren los plazos de los días hábiles, porque me temo que alguno se llevará en septiembre el disgusto de una demanda inadmitida por extemporánea. Sólo con que a un letrado le sirva este recordatorio, habrá merecido la pena este post.

35 comments on “La esperanza jurídica aguarda tras las vacaciones

  1. José Maria Flores Alés

    A disfrutar del descanso. Gracias por todos los comentarios.

  2. IGNACIO ARRAEZ

    Creo que fue Ulises el que se ató al mástil, Feliz verano JR!!!

    • ¡Cierto, Ignacio!, El lapsus de las prisas, pero con estrategia de abogado, alegaré que nadie puede demostrar que Aquiles no se hubiese atado a una mástil.:) P.D. Ya está corregido. Muchas gracias y buenas vacaciones para tí.

  3. Pablo Jiménez Gómez

    Texto magnífico, pero sin querer, se olvida a la tropa de base, los procuradores de España que nos dejamos la piel también para que esto funcione. Disfrute de sus merecidas vacaciones, cálidamente.

    • Cierto, Pablo, y ahora mismo lo enmiendo, porque si alguien ha sufrido estos vaivenes de plazos y zozobra, sois vosotros. Buenas vacaciones

  4. De acuerdo con todo menos con una cosa. Este año, las de los letrados y procuradores se van a parecer poco a unas verdaderas vacaciones. ¡Qué ridicula, populista, injusta e insolidaria medida la de habilitar estos días de agosto!

  5. carlos

    GRACIAS ENORMES A TI, FAMOSO CHAVES. Y te esperamos ( si tu quieres, please).
    Carlos

  6. Anónimo

    Maravilloso artículo de «cierre por vacaciones». Disfruten del merecido descanso.

  7. Anónimo

    Desde Castilla la Mancha, a través de nuestro común amigo Ignacio Gavira y con mi mayor y mejor admiración y fidelidad, te envío mis mejores deseos para tu merecido descanso.
    Un abrazo.
    José María Alcalá

  8. Estimado José Ramón, lamento que no considere a España incluida entre el grupo de las grandes potencias; seguramente porque ya no lo somos.
    En cualquier caso lo que sí somos es enormemente agraciados por contar casi a diario con las entradas de su gran blog, repletas de conocimiento, enseñanzas y buena literatura; en definitiva, de sabiduría.
    Por favor, descanse y no nos falle al regreso, porque el presente ya es inquietante.

  9. FELIPE

    Se muere con recuerdos pero se vive con sueños. El de los vivos es la esperanza. Porque la esperanza es la propia vida defendiéndose. Pero no con ingenuidad vacía, sin el mazo dando o con el dios proveerá. Sino al machadiano y chavesiano modo: con el golpe a golpe y verso a verso; la vuelta a los mundos sutiles; el retorno a la vida -y a gente- sencilla y al ligero de equipaje; y con la llamada y descarga de ese agua que duerme escondida en las nubes de nuestra Justicia para que nutra su suelo (cuerpo y espíritu) de pureza, transparencia y limpieza. Si algo tiene sentido en este crítico momento, lleva usted razón, es acudir a la esperanza…pero solo a este tipo de esperanza (jurídica o no).

    Termino. En primer lugar, gracias. En segundo término, muchas gracias. Y, por último, gracias enormes…por todo.

    Salud, suerte y buen descanso para usted, los suyos y todos sus comentaristas y seguidores.

    • Felipe: recibe un personal y cariñoso abrazo, sentido y cargado de mis mejores deseos para volver a contar con tus valiosísimas aportaciones, que solo pueden ser fruto de gran talento y limpia conciencia.

  10. Enrique

    Alguna providencia habrá caído también.

    • La “divina” providencia… que todos agrdecemos😊

      • Estimado José Ramón Chaves, buena entrada, como siempre, me viene a la cabeza tu periodo de cusrentena, eres un faro que guia a muchos abogados administrativos yo te sigo en tus trabajos, porque aprendo y mejoro con tus reflexiones, te deseo un buen y merecido descanso. Feliz verano y mucha salud. Un abrazo desde Valencia.
        v r mandingorra vila

  11. Climent

    Chapeau! Y pese a todo, el planeta segura girando, y cada mañana saldrá el sol. Disfrute de sus mas que merecidas vacaciones. Un abrazo muy fuerte

  12. Gracias por dejar siempre grandes ejemplos jurídicos, para un novel, es un filón. Feliz descanso, muy merecido.

  13. ¡Felices vacaciones! Muy acertada la referencia a los plazos en agosto ¡Gracias!

  14. FRANCISCO

    Que disfrutes esas vacaciones. Gracias por todo lo que nos enseñas y nos haces reflexionar.

  15. bernardino

    Respetado D.José Ramón. Usted se merece un descanso. Por favor, venga recuperado y con fuerzas, algunos queremos seguir aprendiendo.-Gracias por todo

  16. Iván M.

    Felicitaciones por la valentía de expresar algunas opiniones muy claras. Buenas vacaciones.

  17. Merecidas vacaciones. Mil gracias por no haber sucumbido en los momentos de zozobra que vivimos y conseguir a través del blog que los demás tampoco nos dejaríamos llevar por la desazón.

  18. Luis M. Rodríguez Estacio

    “La Nación más fuerte del mundo es sin duda España. Siempre ha intentado autodestruirse y nunca lo ha conseguido. El día que dejen de intentarlo, volverá a ser la vanguardia del mundo.” Otto von Bismarck ¡Felices vacaciones!

  19. Concepcion Jimenez Shaw

    Qué buen resumen de la situación! Muchas gracias por el post, nos vemos pronto, intentaremos descansar al menos los 10 días que nos han dejado!

  20. bruixaveriada

    Buenas vacaciones a todos,

  21. Muchas gracias por su labor, insustituible. Felices vacaciones.

  22. Juan Manuel del Valle Pascual

    Mi muy querido Chaves: No te preocupes que la grandeza de este país ha salido de su capacidad de correr hacia delante frente a las mayores adversidades, y así volverá a ocurrir. Necesita también de grandes hombres -no te rindas-, así que prepárate para lo que te corresponda, que será más difícil que otras veces, pero, a la larga, más reconfortante.España precisa de grandes causas para alcanzar sus mejores triunfos. No se salió hacia las Indias desde el tedio, ni se hizo un Imperio desde la tranquilidad interior, Comuneros mediantes. Tampoco la Transición desde la comodidad. A grandes problemas, grandes esfuerzos y mejores logros.
    Ana Belén y Víctor Manuel -carballón, por cierto- decidieron grabar, casi de rebote, La Puerta de Alcalá de Luis Mendo -música- y acompañante de Aute, Bernardo Fuster, ambos,anteriores titiriteros de Tábano (Castañuelas 70) y posterior Suburbano, junto con Paco Villar, después de muchos destinos rotos, sin darse cuenta de que escribían un himno inolvidable y energético, en noche de borrachera, que fíjate dónde les ha conducido, a la memoria colectiva. Una trayectoria difícil y un encuentro algo casual dio para un mensaje a la esperanza.
    Esfuerzo, dificultad y esperanza, ésas son las claves. ¿Te suenan repetidas? Hay que hacer uso de ellas una vez más. No nos es desconocido, están en el baúl de las cosas que hace tiempo que no usamos.

  23. Anónimo

    Buenas vacaciones señoría y compañero, quizás nos vemos en un septiembre con la III República española y Pablo Iglesias de Jefe del Estado.

    Como bien dices, incierto es el futuro…

    Manel Pérez

  24. En el momento de escribir este comentario simplemente resta esperar confirmación de que las vacaciones hayan sido buenas, porque desear sobre lo pasado es un sinsentido. Dicho esto, paso a indicar que el sentimiento de derrota y pesimismo debería sobrar en una situación de incertidumbre. Pese a que vemos los cambios como algo desagradable por la incertidumbre, es en momentos como este en los que deberíamos desafiar a la incertidumbre buscando las formas de que concrete en situaciones positivas.

    Me gustaría que esa incertidumbre se transforme en personas que colaboran para conseguir un mundo más humanitario y sostenible. Si algo nos ha demostrado la pandemia, y estoy seguro de que veré otra similar (espero que dentro de mucho) en mi vida, es que, si alguien desea hacer algo, lo consigue, y si no desea hacerlo, busca una excusa.

  25. Pingback: Juristas, a remar delaJusticia.com El rincón jurídico de José R. Chaves

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: