Contencioso

Sorpresas del abogado del siglo XXI

Corren tiempos de incertidumbre. Eso para el abogado no es nuevo porque su labor, como la del trapecista, el corredor de bolsa o el cirujano tiene altísimas dosis de inseguridad en cuanto al desarrollo del litigio y el desenlace para los intereses de su cliente. No es extraño que, contrariamente a lo que se piensa, es un trabajo estresante y que consume energías e ilusiones.

 Para explicar esta situación de incertidumbre propia del abogado de cualquier especialidad,  últimamente acrecentada en procesos que asemejan campos de minas, ofrezco esta sencilla charla, que compensa su larga duración (una hora) con el esfuerzo de amenidad (guiños cinematográficos) y sinceridad (confesiones forenses) que fluye intensamente por el video; y sobre todo, porque es gratis y accesible para juristas, abogados y curiosos en general.

No se trata tanto de dar lecciones como de compartir impresiones.

Creo que  a los abogados novatos les ofrecerá claves que se aprenden con esa maestra implacable que es la experiencia. Y a los veteranos les confirmará que sus sensaciones no eran desatinadas. Espero que les guste.

 

NOTA.- Y si quieren, aquí pueden asomarse a más videos tutoriales divulgativos Cada uno damos lo que podemos.

6 comments on “Sorpresas del abogado del siglo XXI

  1. Gracias por compartir.

  2. dqabogados

    Un placer escucharte. Siempre se aprende algo. Saludos.

  3. Mercedes

    Gracias, de nuevo, por las sonrisas que nos regalas. Facilitaré hoy el enlace a los alumnos de la maestría.

  4. Anónimo

    Pues ya que Su Señoría es magistrado en Asturias voy a rogar su intervención.
    Hago una llamada al protocolo de vacunación del Principado que ha dejado fuera de la prioridad en el riesgo a los Centros de Día, sin duda en el desconocimiento de que a estos centros acuden enfermos de Altheimer que han perdido la conciencia de lo qué es una mascarilla, para qué sirve, que es la distancia social, que son las medidas de protección. Muchos de ellos, en estadío avanzado, no pueden seguir estas pautas elementales y pasan en estos centros siete horas diarias, realizando actividades que son imprescindibles para evitarnel progreso de su deterioro.
    Por no tener la edad, no los han considerado de riesgo y están en condiciones dignas de ser tenidas en cuenta.
    Hoy viene una denuncia en La Voz del Trubia, de la que resultaria de interés se hiciera eco la Fiscalía.

  5. Pingback: A Propósito de... el buen ejercicio de la profesión de abogado (2) » Zenú Radio » El encuentro de dos mundos

Responder a Anónimo Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: