Crónicas administrativistas

Sobre el funcionario invisible que cobró dinero visible

invisibleLa situación que ha explotado en los medios de comunicación, y aflorada por la sentencia del Juzgado de lo contencioso-administrativo de Cádiz que confirma la sanción disciplinaria impuesta a un funcionario por no trabajar desde el año 2004 a 2010 (y obligado a devolver 27.000 euros), mas allá de lo chusco del caso, impone unas reflexiones críticas ya que tras la sonrisa burlona inicial brota la natural crispación en el ciudadano de a bien.

 

1. ¿Puede existir esa situación sin unas responsabilidades disciplinarias o políticas añadidas?. Pagar una nómina requiere la intervención de responsables de recursos humanos, gestión económica e intervención. Intervienen o deben intervenir en el control tanto funcionarios como políticos (o sus homólogos en las sociedades municipales); pero por alguna razón la política del avestruz fue la única reacción ante el desatino.

No deja de sorprender lo fácil que tiene el gatillo el Tribunal de Cuentas para exigir responsabilidades cuando las cuentas no cuadran o se incumplen formalidades, y habrá que ver ahora que medidas se adoptarán.

 

2. Parece que la situación se debió a que el funcionario municipal fue adscrito a una empresa municipal y en el Ayuntamiento se pensaba que trabajaba en ésta, y en ésta que había vuelto al Ayuntamiento. Un despropósito, porque lo relevante es quien pagaba su nómina, que es quien tiene que verificar el servicio y la presencia.

 

3. Si buscamos la raíz última del problema quizá radica en que se han creado en toda España tinglados de personas jurídicas directas e instrumentales como “muñecas rusas” y con trasiego de personal, u operaciones de externalización, que propician la ceremonia de confusión y la puntual opacidad de plantillas.tolerancia

 

4. Es llamativo que no existía control del gasto de la nómina, pero tampoco evaluación de las necesidades del servicio. Es inconcebible que en mas de seis años, exista obligación de revisar las plantillas y aprobar Relaciones de Puestos de trabajo o equivalentes y a nadie se le ocurriese reclamar un estudio o informe de efectivos y su necesidad.

 

5. Asimismo, hay que preguntarse la razón de que la Junta de Personal en el Ayuntamiento o del Comité de Empresa de la sociedad municipal, o los sindicatos, pese a su derecho a la información del personal y remuneraciones, no planteasen o denunciasen el insólito caso.

 

6. Tampoco podemos engañarnos que en una pequeña ciudad como Cádiz y donde los funcionarios se conocen y cruzan en el día a día, es fácil intuir que era un «secreto a voces». ¿Acaso a nadie se le ocurría denunciarlo o quejarse?.

 

7. ¿O quizá la operación de “aparcar” a un un funcionario donde no moleste, se ve como algo natural, por existir precedentes?.

 

8. Además el problema no es el caso aislado sino que con toda probabilidad se han dado y se dan casos impunes en algunas Administraciones públicas españolas. Ello es debido, por un lado, a la existencia de una atmósfera de personal en algunas administraciones públicas donde junto a personal laborioso, se da un contexto de permisos de asuntos propios, excedencias o sindicalistas liberados, o bajas médicas o comisiones de servicio, que comportan una imagen de torre de babel donde reina la confusión y donde nadie se esfuerza en descifrar si las plantillas cumplen eso que la Constitución impone de “eficacia” (conseguir objetivos) y “eficiencia” (conseguir objetivos al mínimo coste).ladron

 

9. De hecho, otros casos se destapan con goteo en otros lugares como en Cudillero (Asturias) donde fue noticia que un funcionario dejó de trabajar cobrando su nómina como compensación por servicios atípicos, o el caso del veterinario tildado de invisible en la Diputación de Castilla y León. Sin embargo es injusto generalizar cuando existen mas de dos millones de empleados públicos y estas vergonzosas anomalías no pasan de un puñado al año, y además con matices.

 

10. Lo mas triste es que por la oveja negra se calificará de desastre al Ayuntamiento de Cádiz, y por contagio se difamará a todos los Ayuntamientos españoles, y por extensión la burocracia española será el hazmerreír de los extranjeros. Injusto.

 

Así y todo, en todas partes cuecen habas, pues como cité en mi último libro La mirada de Einstein sobre el universo jurídico (Ed. Amarante, 2015):

 

Es más, en ocasiones la gestión presenta errores de bulto que harían sonrojarse a los responsables. A título de ejemplo, el escritor español GREGORIO DOVAL (1957-) nos recuerda dos llamativos ejemplos de administraciones que suelen contar con la aureola de la respetabilidad y que demuestran puntos débiles. Por un lado, nos informa que el Tribunal de Cuentas de Francia detectó en 1983 que un físico adscrito al Centro Nacional de Investigaciones Científicas se declaró en huelga en 1969 y nadie detectó su absentismo hasta 1981, por lo que estuvo cobrando doce años sin trabajar. O el caso revelado por la Contraloría General de Estados Unidos en 1995 en que constató que un funcionario solvente en informática había introducido hábilmente en la nómina a varios personajes de ficción (Pato Donald y David Crockett incluidos) que cobraban con cargo al erario público”.

 

Sólo cabe consolarse como los que han sobrevivido a una erupción volcánica… ¡Que no vuelva a suceder!.

28 comments on “Sobre el funcionario invisible que cobró dinero visible

  1. Fernando Jabonero

    ¿De qué nos asombramos? Es escandaloso el hecho como la falta de control.

    Pero esos es anecdótico a la vez que grave. Hay cosas de mucha mayor gravedad pues como ya saben los asiduos del BLOG vengo denunciando que en España hay miles de Ayuntamientos en los cuales se han empotrado falsos funcionarios de los que además los secretarios certifican su condición municipal.

    • Ramiro

      Tiene usted mucha razón en lo que dice. Voy a comentar varias experiencias propias, para que el personal juzgue como funcionan las administraciones locales (entre otras):
      1. En su día hice un postgrado para formar futuros secretarios-interventores interinos en Aragón, aunque los nombramientos quedaban a criterio de los Ayuntamientos correspondientes, hablando en román paladino: que si no tenías enchufe, no trabajabas.
      2. Pese a lo cual, y tal vez por mi curiculum -o ridiculum-, me ofertaron la secretaria interina de dos Ayuntamientos, que rechacé, dadas las «peculiaridades» de cada uno de ellos:
      A/. En el primero, en el que la secretaria había salido huyendo, rumbo a otro ayuntamiento mejor, para no soportar a la alcaldesa, supongo, que era la típica maruja de pueblo, absolutamente tonta, pero con unos aires que parecía la no reina Leticia (con c, no con z), había un «auxiliar administrativo» ¡que no sabía escribir ni a máquina ni a ordenador!, pero que según la alcaldesa era un fenómeno organizando las fiestas…
      B/. En el segundo el alcalde -propietario, y lo digo porque lleva veinte años o más de alcalde-, a base de empadronar en la localidad a todos sus familiares y amigos que residen en Zaragoza, y en negar el empadronamiento a los que realmente viven allí, pero son adversarios -(desde su punto de vista, enemigos) suyo, pretendía que yo ocupase la secretaría «ad honorem», pues tenía a una chica o señora «trabajando» en el Ayuntamiento, y que era la que llevaba todo su caciqueo.
      Yo únicamente tenía que firmar las documentos legales, como secretario interventor interino, es decir, legalizar todos sus chanchullos…
      Obviamente, y aunque más cornadas da el hambre, me negué, por simples principios.
      La única duda que me quedó es sí se estaba «beneficiando» a la susodicha, pues no llegué a verla, y por lo tanto desconozco lo buena que estaba, en su caso…
      En fin, un mundo como para salir corriendo de él.

  2. José Antonio H

    No sé de qué se extraña el personal. Nadie, y digo nadie, ajeno a un Ayuntamiento o mejor dicho, Corporación Local, conoce la forma de funcionar de éstos. Muchos de los males del país, por ejemplo la corrupción, traen causa del descontrol que existe en las Corporaciones Locales. Nadie que haya sido concejal o alcalde en un Ayuntamiento debería poder desempeñar ningún otro cargo en ninguna Administración Pública. Al haberlo permitido y fomentado, se ha llegado a donde hemos llegado. Si hay alguna Administración Pública donde el descontrol económico, presupuestario y de gestión de personal sea de carácter extragaláctico es en las Universidades, que por mor del eufemismo «Autonomía Universitaria» están exentas de cualquier tipo de control y por ello funcionan con un sistema endogámico que impide cualquier control externo, lo que les faculta para engrosar a su antojo el personal al que pagan y para pagar lo que les da la gana a ese personal.

  3. Raúl Martínez

    Fernando Jabonero: No sea usted pesado. Lo que tiene que hacer es ir a los tribunales si tiene algo que denunciar (que sinceramente lo dudo) y dejarnos en paz a todos.

    • Fernando Jabonero

      Raúl, lo pesado es que esto se sepa y se conozca y que la respuesta sea como la tuya. No sé si eres secretario municipal o un okupa funcionarial pero ya me extraña que tu respuesta no sea motivada por interés directo y anómalo.

      Por otra parte, no sé bien en que potestad te basas para responder de ese modo. ¿Te crees autorizado para responder de ese modo?

      Este BLOG es ejemplar por sus contenidos y por la calidad y claridad de sus exposiciones y contribuciones. Una aportación como la tuya desmerece, para mí, el ámbito del BLOG.

  4. Hola a todos:

    Pues de la noticia dada por el Mundo, aparte de su perplejidad no me queda claro lo que dice:

    «…sancionado con 26.920,93 euros, el equivalente a un año de su salario neto, lo máximo reclamable legalmente…..»

    ¿No se le puede pedir que lo devuelva todo? Si es una sanción, ¿cómo es que sólo afecta a un año?……no lo entiendo……

    A ver si alguien es capaz de explicármelo.

    Un saludo

  5. Pilar Pérez

    Si cobraba estaba en un organigrama, tendría un jefe

  6. Estimado Sevach, las Juntas de Personal no disponen de información alguna sobre el personal y/o sus remuneraciones. Ha sido publicado en diversos medios la sentencia que ganó el Sindicato Andaluz de Funcionarios para que le fueran facilitados los listados de personal para poder realizar su función, pero a pesar de ello la Junta de Andalucía reiteradamente ha incumplido dicha sentencia sin mayores consecuencias. Es la propia Administración la que creando un tejido imposible de controlar de Agencias, Consorcios, Observatorios, Comisiones… y demás chiringuitos, ha procurado una total opacidad respecto de su personal y cuánto nos cuestan a todos. De hecho, las RPTs no incluyen a los Eventuales a pesar de ser calificados como Empleados Públicos en el EBEP. Tampoco se conocen sus remuneraciones ni sus complementos de productividad, aunque la norma establezca que deben ser públicos para todo el personal del Centro de trabajo. Así se funciona en Andalucía (y lo que aún queda…)

  7. Reconozcamoslo, el fondo es la envidia de muchos (incluyo los no funcionarios).

  8. Pedro Garcia

    A mi ya no me sorprende nada… Mi impresión es que las Comunidades Autónomas (en particular) y las Diputaciones y grandes ayuntamientos son agencias de colocación, con personal que cobra y no da palo al agua, mientras otros estamos sobrepasados… No existen las auditorias ni informes de personal sobre su necesidad, eficiencia o eficacia. De esta forma mientras unos se aburren, otros están que no pueden. País que diría el otro.

  9. bruixaveriada

    Pues me gustaría saber cómo, porque yo he estado cuatro días de baja y casi se hunde la mesa…..
    En definitiva, lo trascendental es el punto 3º. Ya no sabes con quien trabajas, de quien depende ese que te parece compañero ni que funciones tiene. Tampoco has de estar todo el día preguntando, porque entonces parece que no te quieres adaptar a la nueva «realidad»…..
    Y los sindicatos, bueno, me gustaría pensar que se enteran de todo, o no, o no sé….

  10. Ramiro

    Un «señor», por llamarle de alguna manera, está durante 14 años cobrando su sueldo, complementos, trienios, etc., sin acudir a su puesto de trabajo…, y por lo visto a nadie le extraña, ni nadie lo controla…
    ¿En qué país vivimos?
    ¿Y qué funciones reales tenía asignadas, si por lo visto ha podido estar 14 años sin hacer absolutamente nada..?
    Es una clara demostración del estado de nuestras administraciones públicas.
    Ahora, muy digno él, incluso se atreve a reclamar las retribuciones del último año, que la administración contratante, el Ayuntamiento de Cádiz, le reclama… Y habla de mobing, acoso en el trabajo -supongo se refería a cuándo trabajaba, aunque ya empiezo a dudar de si alguna vez hizo algo-, etc. Pero sin ejercer las acciones judiciales correspondientes, es decir, solamente de boquilla, a que tan acostumbrados estamos los españoles.
    Por favor, ¿alguien sabe dónde está la próxima parada para darse de baja de este tren llamado España, que va camino del precipicio…?

  11. La Presidenta del PP de Madrid nos acaba de dar una pista, al asumir su culpa ‘in vigilando’ y ‘in nominando’ alegando así su ‘responsabilidad politica’. Pues bien, lo que así llama esta buena mujer es la responsabilidad civil -la famosa aquiliana-, que incluye tambien la ‘in commitendo’ e ‘in ommitendo’. Aquí estaría la solución para exigir, por lo pronto, una responsabilidad ‘culposa’.

    Para Ramiro: me encantaría ayudarte. Si tienes más suerte que yo, por favor, indícanos donde está la famosa parada para bajarme de este circo. Siempre podemos suicidarnos ‘a lo bonzo’…pero no sé si nos tomarían por titiriteros malvados.

  12. A Miguel

    No he leido la Sentencia y veo que tampoco la pones, solo comentamos noticias periodisticas.

    Esto creo que es un asunto politico judicializado y vertido a los medios de una forma interesadisima.

    Todos conocen el caso de los ERES, o creen conocerlo……… y supone en apretado resumen que cobre alguien que no tenia que cobrar, un emolumento publico, gracias a la ineficacia del Interventor de turno, que confia al igual que toda la cadena de mando -hacia arriba y hacia abajo- firmando todos en barbecho…

    Pero «politicamente» vende mucho, que sea «ahora» en Carnavales de Cadiz (Podemos y nuevo Alcade) cuando aparece una noticia de muchos años atras.

    Un dato, la anterior Alcaldesa (Sra. Teofila del PP) al igual se apoyaba en la Gestion del propio Ayuntamiento y de sus Empresas-Sociedades instrumentales con capital publico «adheridas» en su aventajado Concejal y Senador del PP, era un «experto en derecho laboral» el cual entre otras funciones, lleva desde su Despacho profesional «toda la vida» confeccionando Nominas y TC2 de los trabajadores, por lo que si nunca trabajo en varios años, es porque se lo permitieron, porque dejaron de hacer sus funciones publicas……

    En otro Ayuntamiento andaluz -ya estan condenados- dos funcionarios (Interventor y Dpto. Contabilidad) durante muchos años «pagaban Nominas ficticas» hasta que el nuevo Alcalde inspeccionó, tambien puede verse en una importante Empresa de Aragon, como el «Gestor» desviaba y pagaba nominas inexistentes con ingresos periodicos a las cuentas de su esposa (condenada, pese a no enterarse y hacer de Infanta) en fin que esto sucede a diario en todas las Administraciones y es porque quien tiene que controlar, no controla.

  13. Este caso es pintoresco porque el funcionario «ni iba», pero el fondo es muy grave. Qué control hay sobre el rendimiento de los funcionarios «que vamos»? Ya le digo yo que escaso, y me sorprendería que se sorprendiera.

    Al final todo se limita a «ir y no molestar», y una vez «estás y no molestas», lo que hagas depende de tu responsabilidad, no de lo que te exijan; dado que a falta de responsabilidad lo que te bajan es la carga de trabajo, nunca la nómina.

  14. Concha

    Otra derivada es la imagen que se da en otros países. Yo -que el domingo no había leído la prensa- me enteré de esta noticia porque mi hija que vive en Estados Unidos me mandó un guasap con el siguiente enlace: https://www.facebook.com/usatoday/posts/10153324804930667 . Vergüenza.

  15. Creo que hay mucho que reflexionar, pues el caso como otros muchos es consecuencia de que en España ya no se sabe que es la administración pública y que el régimen de derecho administrativo para los gobernantes y para los cargos superiores no existe, esto es una simple administración al servicio de intereses bastardos y la función pública se ha destrozado. Todos los poderes han permitido que la cosa llegue a este estado y sigo pensando que la libre designación tal como se ha configurado y permitido es inconstitucional y que la creación de empresas o personas jurídicas con dinero público es el principal instrumento o medio para corrupción.

  16. Juan Rafael

    No he podido leer la Sentencia, pero me sorprende que al tratarse de un bloc, en principio jurídico, nadie ponga el acento, más que Sevach, sobre la participación necesaria de muchas personas, comenzando por el Secretario municipal, luego Interventor, tesorero, responsable de personal, etc. además de los responsables de la sociedad municipal. La teoría de que unos por otros pensaban que estab en otro servicio no es sotenible más que un tiempo prudencial.
    Por otro lado me sorprende que se afirme con rotundidad que la devolució salarial se limite a un año, se trata de un funcionario o de un laboral? Se reclama por ingresos indebidos o se impone sanción.
    Demasiados claroscuros para contaminar a todos los funcionarios españoles.

  17. Cuano se está como invitado en casa de otro, se rige uno por las normas del dueño de casa; es una cuestión de educación. Por ello, lamento haber traído, sin permiso, a la OMS como pareja.

  18. Nuestro ‘Webmaster’ -para mí ‘único’, por todo cuanto hace y dice incluso en su poco leído ‘Blog no jurídico- nos trajo un día la ‘iniquidad manifiesta’ -término, por cierto, bíblico- y, como siempre me impresionó la lucidez de su aplicación a este nuestro mundo.

    Me pregunto si no será abusar de su hospitalidad si traigo aquí, con algo más de fortuna y oportunidad, otro concepto que pudiera ser tambien ahora de específica aplicación. Me refiero a la idiocia moral, la cual, aunque se piense lo contrario, no ha desaparecido. Su correlato es «el idiota moral», que es aquel que siendo en su desarrollo de inteligencia más o menos normal -en general, claro: la excepción confirma la regla-, sin embargo, es incapaz de distinguir las implicaciones éticas derivadas de sus actos y decisiones.

    Y, a este, nos lo podemos encontrar donde menos se piensa, además no es patrimonio de ningún sexo, los hay y las hay, es así de sencillo y a la vez de problemático. El idiota moral, el más peligroso, es aquel elegido por alguien o algunos para algo. Por eso es una especie difícil de extinguir. Se elige a alguien, digamos para presidente de Gobierno, pensando que es normal y ¡qué va! Te sale un idiota moral. No solo, puede ser presidente o presidenta de gobierno o de autonomía; también abundan en los ministerios y en los ayuntamientos. Es decir, que estamos copados. Están ahí fuera, como las moscas. Y lo fantástico de todo, lo alucinante, es que ejercen de ello. Se contonean como el Magistral de La Regenta lo hacía con su capa; y este sí que era idiota moral. Bueno, pues como ese, son los de ahora, solo que en versión «post».

    El problema, no es para tomarlo a risa, no, es muy grave. Y es grave, porque la idiocia de la que alardean, está respalda por leyes que ellos mismos hacen a su medida, aunque se tiñan del debate «democrático». El embarrado en el que chapotean los idiotas morales está, en el fondo, formado por su descomposición ética y moral que lucen con el orgullo de saberse poderosos como bestias con las alforjas llenas de dinero; alardeando, para más inmoralidad, de que esas leyes igualan a todas las personas; sin embargo es notorio que no es así. Favorecen a su falta de moralidad y al resto les dan «palo y zanahoria».

    La gravedad de esta especie es que no nace «por obra y gracia»; sino que su hábitat está bien diseñado, tiene su caldo
    celular en condiciones de reproducción que les permite nacer, y desarrollarse, así como reproducirse. Ese medio es la injusticia y la discriminación, ambas, amparadas por la idiocia moral apegada a gobiernos y parlamentos; sustentada, a su vez, por instituciones de justicia que justifican y amparan la inmoralidad; así como las bendiciones de una iglesia de tonsurados hipócritas. Todos, hacen que el idiota moral se mantenga en el tiempo y en el espacio de la sociedad civil.

    Tenemos que reconocer que es complejo erradicarlos, y lo es, además de lo dicho, porque ellos, bajo su cinismo, no admiten que sean idiotas morales. Piden perdón y dicen «que no sabía que»; amagan con dimitir; insultan y demonizan al mensajero; gritan el «tú más» y así hasta el infinito de frases hechas. En caso necesario, retuercen la ley en su beneficio o se inventan todo un diccionario de conceptos cuyo significado está, obviamente, a su favor. También los hay que se «arrepienten», pero claro, como la carne es tan frágil, vuelven a caer y vuelta a la vuelta con las escaramuzas jurídicas que los van a dejar limpios e impolutos ante la ciudadanía, o eso creen.

    Kant dejó dicho: «Nunca discutas con un idiota. La gente podría no notar la diferencia». Pues eso: notemos la diferencia. Que la hay.

  19. Hace unos años me estimaron una demanda anulando el nombramiento como funcionario de un señor que no se había presentado a esa Oposición ni había pagado la Tasa. Y los responsables siguen ejerciendo en la política municipal, y no pasa nada. Aquí tenéis el enlace a la Sentencia http://www.trefilar.es/?p=287

  20. Epetxa

    Lola, me asustas. Si te entiendo bien, no se sabe a ciencia cierta el número exacto de empleados públicos de Andalucía ni lo que muchos de ellos cobran. Si es así me parece terrible.
    Por intentar echar humor a algo serio, me recuerda a la historia que cuentan de un león que se escapó del circo y estuvo 4 semanas escondido en un gran edificio de una administración comiendo un alto o medio cargo cada dos días sin que nadie se percatara de los que iban faltando………..hasta que se comió al bedel que les servía los cafés.

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: