Actualidad Crónicas administrativistas

La absurda transitoriedad jurídica: Catasortida sin salida

dos hombresSi Brexit es un acrónimo fruto de Bretaña- exit, creo que Catasortida sería el equivalente ante la pretensión de los gobernantes catalanes de la salida de España hacia la independencia.

No quiero entrar en cuestiones ideológicas, o políticas, pero ante el borrador de Ley de Transitoriedad jurídica que se ha divulgado, en cuanto establece una república parlamentaria en Cataluña y unilateralmente anuncia medidas contra funcionarios y jueces, entre otras ocurrencias, me parece un engendro jurídico que merece la atención que recibiría una vaca de cinco patas y trompa… que quisiese volar

Veamos…

1. De entrada señalaré que soy de los que cree que no hay Constituciones inmutables sino que son abiertas al contenido que demande la sociedad de cada momento y la española no es la excepción, por tanto existe una puerta para canalizar planteamientos políticos.

Otra cosa es que esa puerta requiere, primero, habilidad negociadora de todas las partes; segundo, realismo; tercero, tiempo.

frankensLo contrario es la tormenta perfecta a que aboca ese borrador de Ley de Transitoriedad Jurídica. No demuestra habilidad negociadora (al contrario, tras el fracaso negociador se anuncia política de hechos consumados).

No demuestra realismo (porque piensa que un órdago tan absurdo será digerido por ciudadanos catalanes y no catalanes, por juristas y no juristas, por los órganos estatales – Tribunal Constitucional, poder judicial y gobierno central – y por la comunidad internacional).

Y no demuestra calma sino la urgencia de una generación que sueña con ver en su vida política una Cataluña independiente y pasar a la historia como los bostonianos disfrazados de indios que tiraron el té para prender la mecha de la independencia de EEUU.

2. Como asturiano, y salvando las ostensibles diferencias, me ha venido a la mente el escenario de Octubre de 1934 que merece la pena recordar en cuanto ejemplo de callejones sin salida que se llevan por delante ilusiones y vidas.

A grandes trazos, en las elecciones para la República Española de 1933 ganó el Partido Radical pero para salvar la gobernabilidad pactó con un partido de derechas (la CEDA) dando entrada en su gobierno a tres ministros conservadores. El partido socialista de entonces unido a la UGT consideró que aquel pacto “contra natura”, pese a ser constitucionalmente correcto, le legitimaba para llevar a cabo una Huelga General, contando con la sensibilidad de las regiones.

Alejandro Leorróux entonces Presidente del Gobierno escribió:

Todos se titulaban demócratas y, sin embargo, se alzaban contra lo que la democracia había legal y legítimamente resuelto. […] Si ellos eran demócratas y habían aceptado la legalidad creada y habían acudido a las urnas, ¿en qué razón o motivo legal, doctrinal o político, se fundaban para rebelarse contra lo que la democracia había acordado?

Y así estalló la revolución de 4 de Octubre de 1934. La consigna era “¡Ni un paso atrás!, ¡Adelante!”.

¿Qué sucedió?

Pues en Madrid, Andalucía, Castilla La-Mancha, Aragón y Extremadura, la CNT se desmarcó del Partido Socialista y dejó solos a los revolucionarios, y muchos socialistas estaban agotados de anteriores algaradas y huelgas y no secundaron rebeldías. La paz del hogar valía mas que las soflamas políticas.

En Castilla y León, La Rioja, Cantabria o Baleares el estallido se apagó tan rápido como nació, con poco ruido y sin nueces. En el País Vasco se desmarcaron los sindicatos nacionalistas y los católicos rechazaban el desorden así que tras una semana de bronca, se apagó el foco revolucionario.

En Cataluña el entonces Presidente de la Generalidad (Lluis Companys) proclamó la República Catalana, que provocó la declaración de estado de guerra y un sofocamiento con envió de militares y el arresto de todos los miembros del gobierno de la Generalitat.

Y nos queda Asturias, como ejemplo del que aprender… no de la conducta sino de las consecuencias. Allí estaban unidos los socialistas, la CNT y los sindicatos mineros. Rápidamente declararon el estado de guerra y asaltaron las fábricas de armas para aprovisionarse y sometieron a los cuarteles de la Guardia Civil. Y proclamaron la República Socialista Asturiana. ¡Con un par!

Ello provocó el envió de militares por el gobierno central y el 18 de Octubre se apagó la revolución llevándose por delante a mucha gente de bien y provocando una durísima represión.

casoss3. Traigo a colación esto solamente para extraer la amarga moraleja. Mejor, cuatro enseñanzas para no perder de vista:

Primera, que bien está el corazón y la pasión pero sin olvidar la razón.

Segunda, que las reglas del juego y la convivencia mínimas son el escenario que jamás debe saltarse.

Tercera, que los que empujan y jalean las revueltas luego no siempre dan un paso al frente.

Y Cuarta, que los errores de estrategia política con temeridad se saldan con infinidad de inocentes y quitando legitimidad a las justas pretensiones.

Recuerdo a mi estupendo profesor de historia del derecho, Fernando de Arvizu que nos decía que no era cierto lo de que la historia se repite, pues la historia se desarrolla en espiral, donde la torpeza de la condición humana la hace incurrir en imaginativas variantes de errores del pasado.

Groucho Mark4. Y si esas enseñanzas se desoyen pero además el apoyo es un engendro jurídico como el borrador de Ley de Transitoriedad jurídica, nos encontramos con una huida hacia ninguna parte y con un borrador de ley que debe ser “borrado” por las siguientes perlas dignas del delirio de los hermanos Marx, que podemos comentar a título de ejemplo.

  • Lo de autodeclararse independiente si el referéndum no sale adelante encierra una voluntad de amenaza y violencia inadmisible en el siglo XXI.
  • Lo del referéndum vinculante sin un mínimo de participación supone volver al juego pueril de hacer consultas, plebiscitos, referéndums una y otra vez hasta que se obtenga una victoria, que siempre será posible leyendo los resultados de forma sesgada. Me temo que el próximo referéndum será del estilo de preguntas tramposas: ¿Quiere que Cataluña sea independiente y conservar su propiedad y libertades?. O mejor: ¿Quiere que Cataluña sea independiente en esta legislatura? Si gana el “sí” pues está clara la voluntad catalana. Si gana el “no” se dirá que también está clara la voluntad catalana de que Cataluña sea independiente en la “próxima” legislatura.
  • La asunción unilateral de la Generalitat de los bienes del Estado supone nada menos que saltarse las mas elementales reglas civiles y administrativas de la posesión y propiedad.
  • La permanencia en la Unión Europea supone ignorar el derecho comunitario y la voluntad de los Estados miembros.
  • Lo de los funcionarios y jueces que quedan apartados para ser recibidos con la bondad que se recibe al hijo pródigo es un churro de pésima factura.

5. Lo triste es que la razón que asiste legítimamente al pueblo catalán para avanzar y conquistar dosis de autonomía, o estatuto de foralidad, y a medio plazo incluso un estatuto próximo a Estado asociado, se ve desnaturalizada y hecha trizas por unos iluminados que, tienen derecho a su libertad de expresión, a todas las ocurrencias políticas, a poner una embajada en la Luna, pero lo que no pueden hacernos es comulgar con ruedas de molino con bodrios jurídicos a los que nos consideramos juristas y nos sentimos civilizados.

Como jurista soporto errores jurídicos pero no bodrios en la forma y el fondo, y como ciudadano no soporto los actos de agresión a eso que se llama las reglas de la vida civilizada, respetar esa Constitución cuya atmósfera nos ha permitido gozar de cierta calidad de vida y estabilidad, y no es tiempo de contaminarla.

Me temo que ningún político puede tener derecho a empujar al pueblo catalán a esta debacle, porque intuyo que el actual gobierno de la nación, pese a tener su cuota de responsabilidad política por no haber sabido reconducir esta situación (manejada como un elefante en cacharrería), está bien armado con Tribunal Constitucional, Poder Judicial y códigos vigentes, que aplastarán sin dudar cualquier movimiento independendista fuera del derecho.

Para la situación existe la palabra llunga, término de una lengua del Congo (Tshiluba), que no cuenta con equivalente en España, que sirve para referirse a la persona dispuesta a perdonar cualquier abuso que se cometa en su contra una primera vez, tolerarlo en una segunda ocasión, pero nunca si se repite una tercera.

Archivo_000 (15)Así que mejor que un borrador de Ley de Transitoriedad Jurídica debería urgentemente aducir la pronta corrección de errores para elaborar un borrador de Ley de Transitar jurídicamente… Ese es el único camino.

Y por cierto, acabo de estar en Cataluña y me maravilla la hospitalidad que me dispensaron, la calidad de vida que allí se respira y los buenos juristas que alberga… me daría pena que un órdago de todo o nada prive a los catalanes de ese paraíso y les deje la sensación de que “vale todo”.

35 comments on “La absurda transitoriedad jurídica: Catasortida sin salida

  1. Amén, JR. Difíciles tiempos aquellos en los que hay que explicar lo obvio

    Me gusta

  2. Excelente síntesis, que además huy de la complejidad expositiva para presentar los hechos como esa gran verdad que decía H. Arendt. siempre agradecidos al esfuerzo creativo del maestro Chaves.

    Me gusta

  3. Cuando la hipocresía comienza a ser de muy mala calidad, es hora de comenzar a decir la verdad. El que desconoce la verdad es un ignorante; pero el que la conoce y la desmiente, es un criminal (Beltrolt Brech)

    Me gusta

  4. Como ciudadana española, una eventual separación de Cataluña me privaría del derecho constitucional de libre circulación y residencia por el territorio nacional (siendo este territorio el actual), además del derecho de soberanía sobre la totalidad del territorio, así que me pregunten, si fuera posible.
    Este supuesta supuesta consulta, a todo el territorio nacional, no obstante incluiría una trampa: la lectura después de los resultados por parcelas, de forma y manera que aunque se pregunte a todos nos dirán que en Cataluña se contestó que sí, que se van (ya se preocuparán algunos de que este sea el resultado), y que como ya se les preguntó y ya contestaron, pues que se haga. Faltará explicar, en esta supuesta lectura territorial, qué sucede con Sabadell, si en Sabadell los ciudadanos contestaran que ellos no se van.
    Por otra parte será difícil que muchos ciudadanos españoles en Cataluña no contesten que se quieren ir cuando se les ha prometido la educación de Finlandia, las pensiones de Luxemburgo (palabras del señor Carod Rovira), la fiscalidad de Andorra y como ejército la Sexta Flota y el Séptimo de Caballería (esto no lo he oído aún pero vendrá)
    De fondo, es todo un sinsentido y profundamente insolidario porque puestos ya a separarnos que se separe la Comunidad de Madrid y se quede con los hospitales, los museos y la posibilidad de cobrar peaje por la red radial de carreteras.¿O no? siendo que la propiedad es para aquellos instalados en un territorio
    Eso sin contar con los hechos consumados de que me salto la legalidad..¿Pasa algo? cuando me convenga.
    Mi propuesta es que hagamos al revés, primero metamos en la cárcel a todos los corruptos de todos los territorios, consolidemos un Estado de Derecho desprovisto de todas las reminiscencias feudales que estamos padeciendo diariamente (véanse los problemas del derecho administrativo), y mejoremos el bienestar de todos. Y desde aquí, hablamos, si entonces hay algo de lo que deseemos hablar.

    Me gusta

  5. Y otra cosa y pido perdón por intervenir tanto pero se me quedó en el tintero. ¿En qué idioma hablarán? Solo en catalán. Perfecto..¿Y con el resto del mundo? en inglés. Quién así opina no tiene la menor idea de lo que significa entenderte en un segundo idioma por muy bien que creas tú que lo hablas y escribes, ni idea. Siempre eres deficiente en ese segundo idioma, siempre, no tienes el dominio para defenderte en un banco, en una ventanilla de administración, en una situación complicada donde los matices son muy relevantes. Pertenezco a una familia bilingüe y sé de qué hablo. Mis hijos, teóricamente dominan los dos, los hablan sin acento, pero mi hija estudia derecho en uno de ellos y sería muy, muy difícil hacerlo en el otro. En uno de los idiomas es universitaria, en el otro…nivel de BUP, y han crecido con los dos. ¡Ni te cuento si el inglés es solo tu segundo idioma!. El resultado sería ser nativo en catalán, idioma que solo se habla en Cataluña y ser segunda división en capacidad de expresión en otro idioma que te comunique con el mundo. Como no lo han experimentado no saben de qué hablan. Ahora tienen dos, nativos los dos. Renunciar a uno es mermar mucho sus posibilidades de comunicación, de trabajo, de acceso a la cultura.

    Me gusta

  6. xavier boltaina bosch

    Creo que es el primer comentario de JR Chaves sobre el que discrepo abiertamente, por improcedente en este blog. Es sesgado, unilateral y por supuesto,no tiene en cuenta la sensibilidad de millones de catalanes que piden (pedimos) poder expresar que pensamos.

    Este blog es jurídico, si se trata de “trinchar” la ley de transitoriedad, me parece perfecto, porque muchos podríamos pensar exactamente lo mismo, pero por ecuanimidad, desconozco porque la propuesta de un no catalán debe ser, como se dice, un mejor Estatuto, un Estatuto foral o en el futuro un Estado asociado.

    Pues muy bien, quizá compro esto, pero sinceramente, somos los catalanes los que debemos opinar que queremos, incluso seguir como ahora. No es un debate sobre independencia o no, es un debate en el que una sociedad democrática europea debe permitir que sus ciudadanos puedan opinar, sin maximalismos, sin predeterminaciones como “la unidad de España”, “la soberanía nacional reside en el pueblo español” y otras afirmaciones que acaban siendo tan huecas como el “España nos roba”.

    Desconozco la profunda razón política y democrática por la cual los escoceses y los quebequenses pudieron votar, y votar que NO y a los catalanes no se nos permite. Cualquier disquisición jurídica ya no vale. Los catalanes no estamos pidiendo un referendum para reinstaurar la pena de muerte, en Cataluña nunca ha habido ningún asesinato sobre la mesa como si ha sucedido en otra comunidad del norte de España y nadie critica el concierto foral vasco porque politicamente “es incorrecto” hacerlo. Pero los catalanes no tenemos derecho ni a pedir tan solo un concierto.

    Es muy triste que un país que hizo la transición, que legalizó el partido comunista bajo la amenaza de un golpe de Estado, que supero el 23-F, que voto si quería salir de la OTAN, que permite el matrimonio homosexual, que garantiza ampliamente los derechos individuales y colectivos, que tiene uno de los Estados de Derecho más solidos del mundo, en donde se puede enviar a prisión a un expresidente de comunidad autónoma por corrupción como el de Madrid, no sea capaz de simplemente ponerse a valorar si no hay un derecho de pedir la opinión de los ciudadanos catalanes -que residen en Cataluña- para así, una vez conocida su opinión, plantear si se reforma o no la Constitución.

    En todo caso, lamento el comentario de JR Chaves, con todo afecto, no corresponde a un blog jurídico, y aún más cuando se abre la veda a comentarios sobre el idioma, una de las cosas más queridas y defendidas por los catalanes, que parece que en absoluto podamos sentir al idioma como propio y nuestro, derecho que por cierto que sí se les reconoce hasta a los 350.000 islandeses. Por cierto…en Zurich se estudia Derecho en alemán, en francés en Ginebra y nadie pone en duda que es la misma Suiza; lo mismo en Belgica en francés y flamenco y no hableis en inglés en Quebec, que casi nadie os entenderá, porque el idioma propio de Quebec es el frances. Pero claro, la democracia canadiense y la democracia suiza son menos democracia que la española (dicho con ironía).

    Xavier Boltaina

    PD: por cierto, imparto las clases en la Universidad en catalán y este año he tenido alumnos de Armenia, Marruecos, Pakistán y Colombia. No los veo especialmente agobiados por el catalán, ni el castellano. Más bien les animo a que no pierdan sus raices y aprendan también el armenio, el arabe y urdu.

    Me gusta

    • Pues Xavier, como podrá comprobar cualquier lector, el blog es jurídico y se mueve en una pura crítica jurídica de lo que se plantea como un borrador de una ley jurídica. Ni mas ni menos. Si desde el blog comento la oportunidad y legalidad de proyectos de leyes estatales o reglamentos locales, por lo mismo abordo esta cuestión jurídica de un borrador de ley autonómica. En cualquier caso, bienvenida sea la libertad de expresión y el debate.
      Un saludo

      Me gusta

      • xavier boltaina bosch

        lamento decir que traer a colacion el ano 1934 tiene poco o nada de juridico y destila algo mas que una reflexion juridica. Siento pensar asi pero en esta historia ni 1934 ni Companys viene a cuento, salvo que este ultimo fue ejecutado/asesinado por ser Presidente de la Generalitat. Un cordial saludo

        Me gusta

      • Como no venía a cuento su asesinato, no lo cité, pero tal y como indico sí venían a cuento las enseñanzas de los riesgos de guiarse por fuerzas y no por razones.

        Me gusta

      • El que haya determinadas cosas con las que podemos estar de acuerdo o no, es inevitable en la condición humana, otra cosa es que queramos imponerlas porque nuestra visión no permite que el otro piense diferente y con ésto no pretendo decir que desde Madrid se haya tenido el mejor acierto hacia Catalunya, Pero aquí tampoco se han dejado hacer: El concierto económico ya se lo ofreció Aznar al plenipotenciario Pujol – dueño y señor de Catalunya, más que Guifrè el Pilós (Wifredo el velludo)- que lo rechazó.

        1934: Joseph i Miquel Badía (ERC) éste último mano derecha de Macías, jefe de Bandera Negra (copiada de los fascistas italianos -Macià fué el más firme admirador que tuvo el Duce, si bien luego cambió la deriva de sus sentimientos-) y creador de las juventudes ERC-Estat Català, se dedicó al asesinato selectivo de líderes obreros desde su ya institucional puesto de secretario de Orden Público de la Generalidad (Conseller d’Interior), el culmen de sus hazañas fué mandar a la “Policía Catalana” en realidad paramilitares miembros de Bandera Negra al juicio en el que se juzgaba en la Audiencia, a un abogado nacionalista, correligionario y amigo suyo, Josep Maria Xammar, acusado de desobediencia, policías a las órdenes de Badia entraron en la sala y a la fuerza con amenazas y exabruptos al tribunal y funcionarios, utilizando la violencia se llevaron detenido al fiscal que mantuvo la acusación con el fin de impedir que su amigo fuera juzgado. 1936 ambos hermanos son asesinados en la calle Muntaner cuando iban a entregar la documentación sobre los desaguisados de ERC (PRESUNTAMENTE, se ha relacionado en varios estudios a Companys) y se le encoloma (perdón por el lenguaje coloquial) el asesinato a la FAI.

        2013. Homenaje a los hermanos Badía bajo la dirección de Jaume Sobrequés y con el aval de la Generalidad, con las intervenciones del director del Borne Centro Cultural (dependiente de la Generalitat), Quim Torra y del presidente de ERC y Vicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras., junto entre otros Salvador Cardús, Josep Maria Terricabras, Josep Rulll y Toni Strubel. Se elogiaron sin matices a los hermanos Badia y su trayectoria de extorsión y asesinatos, eso sí en aras de la nación catalana. https://www.youtube.com/watch?v=BVki0UE964c

        2016. Homenaje a los hermanos Badía “Any Germans Badia, en el 80è aniversari del seu assassinat (1936-2016)” : http://comunicacion.e-noticies.es/cdc-y-erc-reivindican-a-los-hermanos-badia-102439.html

        Desde el punto de vista administrativo y económico en Catalunya ni todos los catalanes somos iguales, ni los españoles tampoco. No hace falta decir que el poder está en manos de unas determinadas personas ( en CDC, lo llamaban las 400 familias) y sus acólitos (clientes se llamaban en la jurisprudencia romana). Sé por personas muy cercanas de la discriminación por ser de origen castellano/aragonés, además de por mi mismo – da igual lo que aquí se ha dado por llamar integración/asimilación, la estupidez no tiene límites-

        Creo igualmente que no has acabado de entender (perdona que te tutee), o no lo has visto con la ecuanimidad que se merece el artículo de JR, desde mi punto de vista (y me guardo mis agravios que son muchos y profundos) se nos está poniendo en una tesis similar a la de 1934, que pese a lo que se diga no se ha olvidado y está muy presente en la las élites de la Generalitat de Catalunya ( la Sra presidenta del Parlament en su discurso inaugural dijo que ella no era presidenta de todos los catalanes, sino de aquellos que la habían votado (SIC), las amenazas a funcionarios, jueces, policías o a empresarios que no quieren rotular en catalán o que tienen trabajadores que se expresan en castellano, es el pan de cada día.

        Dices que tienes alumnos de diferentes países, que citas, algunos bastante curiosos que han perdido más de la mitad de su territorio o pertenecen a dictaduras y dices que no tienen problemas ¿Qué problemas van a tener? si en Barcelona se usa hoy más el Cherja, Urdu, árabe, que el castellano, se obliga el catalán por imposición administrativa y por tanto social y además se les provee ( a los extranjeros) de unas ayudas que se niegan a los españoles/castellanos. Por favor bájate del victimismo, te aseguro que no sabes lo que estás diciendo, no conoces la realidad de la calle en Catalunya.

        Por otro lado en Quebec no has de haber ido con mucha frecuencia o haber estado en unos círculos bastante cerrados. Allí todo el mundo habla Inglés, aunque tengan como segunda lengua el francés.. Y mira por donde en Barcelona puedes estudiar derecho en Catalán, Castellano, Inglés, Francés e Italiano, que yo sepa ¿De qué te quejas? El verdadero órdago no es el 23F que citas, sino esta apuesta ilegal y extratemporal de actual gobierno de la generalitat que ya debería estar en los juzgados.

        Perdón por la extensión, si bien he tratado de hacerla lo más concisa posible, no sé si con ello se podrá entender, supongo que algunos no lo entenderán nunca.

        Cordialmente y es que al final somos esclavos de nuestra historia y nuestras palabras. Soy español y catalán, por este orden y me encuentro muy orgulloso de ambos estados, si me mandan a la guerra será otra cosa, pero para eso está el Derecho para poner PAZ.

        Me gusta

    • Me alegro que ud. domine el castellano también. Si no, tendríamos dificultades para entenderle en este blog. Y puesto que ud. disfruta de tal privilegio (considero un privilegio dominar cualquier idioma, incluido el castellano), imagino que no estará por la labor de suprimirlo en un futuro

      Me gusta

    • Yo me honro de tener muchos familiares y amigos en esa comunidad que, desde luego, no piensan como vd. ni me consta que la hayan dado representación alguna. Pese a lo cual, vd. se la atribuye al hablar en plural de “los catalanes” expresando lo que vd. y otros como vd. -que no el conjunto- piensan.

      Un saludo cordial.

      Me gusta

    • Guillermo Barranco

      Me vienen a la cabeza los comentarios, genialmente irónicos, de Bertrand Russell en su Libertad y Organización, sobre el principio de nacionalidad y la autodeterminación. Recomiendo este libro extraordinario.

      ¿Derecho a decidir? Lo tenemos todos en un Estado aproximadamente democrático. Es decir, en un Estado donde resulta libre la creación de estados de opinión y de creación de organizaciones no violentas. A mi juicio el problema lo origina una alteración anormal pero muy interesada de las cosas: los independentistas catalanes exigen YA el referéndum. Es decir, la resolución jurídica de una cuestión que todavía le queda mucho trecho prejurídico que recorrer. Lo hacen justamente porque son muy conscientes del momento, que es demasiado prematuro para sus pretensiones. Desean que “el referendum” sea un ariete más y un arma en la lucha política. En tales condiciones, resulta bastante razonable que “la otra parte” se niegue a darles tal arma que, por otra parte, cuartearía toda su estructura, no sólo la relación con Cataluña.

      Me explicaré mejor. Lo que quiero decir es que la ruptura de un Estado, formado hace muchos siglos y con mucha historia común, sólo puede hacerse si existiera en Cataluña un estado de opinión independentista tan extendido y tan permanente, que la independencia sería inevitable e, incluso, muy deseable.

      Parece que no estamos en esas. Antes hay que realizar un camino prejurídico. Los independentistas están cansados de batallar. Llevan cuarenta años en esta etapa, desde la transición, y los resultados saben que no son lo brillantes que desearían. No parece que España sea tan artificial y tan fácil de romper, como dijo Bismarck en su momento…

      En tal tesitura reclaman la ayuda de un referendum, es decir, reclaman ya el camino jurídico en el que siempre ganarían premio, aunque perdieran tal referendum, porque obtendrían el reconocimiento de la soberanía catalana. Y avanzarían para la siguiente batalla.

      Y entonces surge la comparación tramposa con los casos de Escocia o Quebec. Digo tramposa porque un independentista catalán jamás toma nota ni parece conocer otros casos. ¿Por qué no nos habla del papel del Reino Unido en el rechazo a la independencia de Australia Occidental? ¿Por qué no nos hablan del rechazo de la Unión a la secesión de la Confederación americana, que originó una guerra larga y sangrienta, o, más recientemente, a la petición de referéndum en Texas? ¿Por qué no nos hablan del rechazo de Alemania a la secesión de Baviera o de cualquier länder?

      Más aún. ¿Por qué no nos dicen que en el caso de Quebec ha sido rechazada cualquier decisión que, siendo mayoritaria, no sea lo suficientemente clara? ¿O por qué no nos dicen que el gobierno británico ha declarado que, pese a la innovación política del brexit, no admitirán un nuevo referendum, justamente cuando tienen claro que los independentistas escoceses lo ganarían?

      Dicho todo lo cual, me adhiero a la idea expresada por muchos: ojalá fuera posible YA la independencia de España con respecto a Cataluña. Sin embargo, ¿cómo poderlo hacer cuando un 50% de los catalanes no lo desean? En las presentes condiciones, no es prudente ni para España ni para Cataluña. España rompería el principio de la soberanía nacional (¡qué oportuno recordar aquí el episodio histórico del cantonalismo, con tantos disparates y muertos!) y Cataluña seguramente tendría servida una guerra civil a medio plazo.

      Un saludo a todos.

      Me gusta

  7. Creo que los hechos de octubre de 1934 fueron lo suficientemente graves como para no olvidarnos de ellos ante un análisis jurídico de la pretendida Ley de transitoriedad catalana. Separar lo político de lo jurídico es difícil por eso he leído con atención este artículo de Chaves. Quería ver si era capaz de dejar las emociones y centrarse en lo jurídico. Creo que lo ha conseguido. La cuestión catalana es muy grave. Muchos nos tocó vivir los años finales de la dictablanda franquista. La dura transición. El tejerazo. La crisis del egoísmo urbanista generalizado. Los años del inhumano terrorismo de los separatistas vascos. ¿Cuando va a parar el egoísmo de “apartar las ascuas a mi sardina” defendido por territorios, por clases sociales pudientes? !!Estoy, estamos hartos que cuando la economía de este secular maldormido pais va mal, unas veces sean las clases sociales pudientes, y otras los territorios más ricos, nos aboquen a los que sin querer nacimos por aquí solo con lo puesto, nos aboquen como digo hacia el precipicio!! Pero que además nos quieran pegar con el Derecho en la cabeza……por eso me ha gustado especialmente este artículo de Don Ramón. Xavier yo como aragonés también quiero votar ¿porque no? La separación de Cataluña también afecta a sus vecinos aragoneses pues al nacer un Estado se rompe otro.

    Me gusta

  8. Como catalana agradezco su reflexión Sr. Chaves.

    Me gusta

  9. José Manuel Martínez

    En mi opinión, el problema catalán no se arregla con un referéndum en Cataluña, por dos cuestiones básicas: primera, el resto de españoles tendremos derecho a opinar si queremos seguir o no unidos a esa región, o a esa nación si se prefiere. Muchos catalanes piensan que no se les puede obligar a seguir unidos a España si ellos no quieren, pero dan por hecho que los españoles queremos seguir unidos a ellos, y hay millones que no queremos. El segundo problema es que sucederá si determinadas comarcas o municipios votan con mayoría significativa su deseo de seguir integrados en España y otros lo contrario ¿los habitantes de estas áreas geográficas no tiene derecho a su autodeterminación y separarse de Cataluña?.
    Poner fronteras a ese derecho carece de justificación. Porque si Cataluña tiene derecho a separarse de España, ¿por qué León no lo va a tener para separarse de Castilla? ¿y El Bierzo de León? ¿y los de la pedanía de Villamor de Orbigo no tenemos derecho a tener nuestro propio municipio y separarnos del de Santa Marina del Rey? ¿dónde y quién fija el límite al derecho de autodeterminación?. Y en esa línea podemos seguir opinando: ¿por qué tenemos que continuar aguantando el saqueo que supone el sistema fiscal vasco y navarro? ¿por qué han de prevalecer derechos históricos sesgados frente al de igualdad sobre el que se asienta nuestro actual sistema de convivencia?…
    El refereundem debería celebrase en toda España y preguntar quien quiere y quien no, vivir en un estado igualitario en derechos y deberes con independencia del color de la piel, el sexo y también el lugar de residencia. Y el que no quiera puede irse tranquilamente, con todas las consecuencias. Pero debemos dejar ya de mantener privilegios asentados en artificios o pactos del pasado que resquegrajan el artesonado de la igualdad presente.
    Si el Estado de las Autonomías pretendía apaciguar movimientos nacionalistas y equilibrar desigualdades socioeconómicas territoriales, su fracaso evidente debería llevar a reflexionar sobre su propia pervivencia.. .

    Dos anotaciones más personales para José Ramón: tengo de vecino al que también fue mi profesor de Historia del Derecho, Fernando de Arvizu; le trasladaré que esa aguda reflexión suya siga viva en las redes gracias a este blog. La otra, en 1934 Castilla y León no eran una estructura ni política ni social unificada (ahora quizá solo lo primero) y su cita no agradará en general en los que se sienten leoneses y no castellanos, como tal vez te recuerde algún convenio cuando bajes a “secar” por tierras leonesas este verano que ya está encima….

    Gracias por darme la ocasión de expresar estas ideas en un foro tan amplio, plural y abierto.

    Me gusta

    • lo primero mi felicitación al blog master, por entradas como la de hoy que confirman mi impresión de que es valiente e independiente y que no hay temas tabú en su blog. Por cierto que un borrador de ley es una cuestión jurídica y como tal me parece muy oportuna la entrada.
      Lo segundo decirle que no me gusta opinar sin leer la fuente y en este caso no consigo acceder a ella. Pincho link del borrador de ley pero me lleva a un artículo del País, no al borrador. En dicho artículo hay otro link titulado también borrador de la ley, pero también te lleva a otro artículo anterior del País, de forma que no veo posibilidad de acceder al documento original, sobre el que por tanto no me puedo pronunciar. Supongo que algo estoy haciendo mal porque sé que JR no habla sin beber de las fuentes. Ruego alguna indicación para poder acceder al borrador, no a sus comentarios con el filtro de la prensa, siempre interesada y nunca objetiva.
      Sobre los comentarios de mis compañeros seguidores del blog, de todos aprendo y mucho, aunque por supuesto discrepe en ocasiones, y en esto casi no sé por donde empezar.
      José Manuel, por alusiones. No puedo cambiar contigo impresiones sobre el sistema fiscal vasco sin que me respondas a algunas preguntas: ¿De verdad te has leído la ley del concierto económico del País Vasco?. Si te la has leído, ¿qué parte de ella te parece que supone un saqueo?. ¿Te parece saqueo un sistema según el cual el peso de nuestra recaudación para el PIB estatal es un 5,8% mayor que la media de las 15 comunidades autónomas con régimen común?. ¿Somos saqueadores los que pagamos un 40% más de impuestos por habitante y año que la media de las 15 comunidades autónomas de régimen común?. Por si la respuesta a la primera pregunta fuera que no, recomiendo la entrada en este link http://www.elconciertoeconomico.com/ en el que tenemos on line todo lo que se quiera saber sobre el concierto económico y el cupo vasco. Aun no conozco a nadie que, tras estudiarlo de verdad, siga pensando que los vascos somos unos saqueadores insolidarios.

      Sobre el tema de Cataluña creo que a cada cual nos vence el corazón, nos impide ver lo que no queremos ver (a mi el primero) y desde esa posición no es posible ponerse de acuerdo. Y sobre todo creo que somos víctimas de la incapacidad de nuestros políticos (de un lado y de otro), que no han sabido dar solución política a un problema político, no tanto jurídico. No obstante, como juristas tenemos que tratar de estudiar los asuntos con menos pasión y más ciencia, hechos y fundamentos jurídicos. La pedanía de Villamor de Órbigo o la comarca del Bierzo no fueron divididas en dos partes a mediados del XVII (aun ayer en el tiempo) como lo fue Cataluña, ni se han levantado en armas nunca (como Cataluña en ese mismo siglo, en la revuelta dels Segadors), por poner dos simples ejemplos históricos que solo pretenden que intentemos estudiar las cosas con una mínima objetividad y ver lo igual como igual y lo diferente (que no superior ni inferior) como diferente. En la pedanía de Villamor de Órbigo se habla un idioma cuyo conocimiento impone la Constitución igual que en Cataluña, pero en Cataluña hablan además otro idioma que jurídicamente es de segunda división respeto al castellano, pues el conocimiento del catalán no se puede exigir por ninguna ley; tan solo se concede su derecho a conocerlo y hablarlo. A la pedanía de Villamor de Órbigo, en fin, no le han recurrido ni anulado artículos para ellos importantes de un nuevo estatuto que sin embargo nadie ha recurrido ni anulado en otros gemelos con artículos iguales, como los de Valencia o Andalucía. No pretendo en absoluto justificar nada, pero creo que si miramos muy dentro de cada uno de nosotros vemos que una rosa y un clavel no son iguales, menos aun una rosa y un cardo.
      Pilar, el idioma no es tanto problema, de verdad. Todos los años imparto clases en un master en idioma que no es el castellano, y creo que hablo y escribo en castellano con suficiente corrección. Mis hija no habló castellano hasta los 6 años pero ahora lo sabe bien y me encanta que sea así. De hecho, cursa estudios universitarios fuera del País Vasco y lo hace en castellano.
      Mis disculpas por tanto texto. Termino con una impresión personal y una opinión. Mi impresión es que hoy en día Cataluña (la mayoría de sus habitantes) no quiere independizarse y que si se hiciese el referéndum de forma legal ganaría el no. Mi opinión es que el día que de verdad lo quiera de forma mayoritaria, no habría forma de pararlo (ni habría que hacerlo en tal caso, siempre a mi modo de ver).

      Le gusta a 1 persona

    • José Manuel, perdóname, pero no es ese el debate – que ya sabemos que existe, al igual que otros- es que en cuándo en el Valle de Aran con los mismos presupuestos que utiliza la Generalitat, se pide la desanexión de Cataluña, les dicen que no y eso que ha sido província oscense hasta hace cuatro días como el otro que dice.Saludos.

      Me gusta

  10. Como acertadamente ya se ha dicho en otros comentarios el asunto de quien tiene el derecho de decidir, autodeterminarse, etc, esto es, si es el pueblo catalán o es el conjunto del pueblo español nos lleva ineluctablemente y en definitiva a determinar previamente quien es sujeto político acreedor de esos derechos y deberes ¿quien tiene personalidad que diríamos en téminos jurídicos? Todos, independentistas incluídos, entienden que la Barceloneta no tiene “derecho a decidir” si se separa de Barcelona o no, y todos, independentistas incluídos, sabemos que no por eso el municipio de Barcelona es mas o menos democrático. Si el argumento es que hay dos millones que reclaman la independencia, pues habrá que recordar que hay otros cuarenta millones que piensan que no.

    Así estaremos en un bucle sin fin hasta que no aclaremos esa cuestión que me temo es “prejurídica”. Nos parezca bien o mal, no se tiene ese derecho solo por hablar un idioma propio o distinto pues entonces la India serían 100 paises, Suiza 4 y, a sensu contrario, media Bélgica y Luxemburgo pertenecerían a Francia y Austria a Alemania o viceversa. Todas esas razones, las estimables y las menos, solo procuran que se imponga una correlación de fuerzas sobre otra porque, no nos engañemos, es la fuerza la que determina la existencia del Estado. La renuncia a la fuerza y el imperio del Derecho descansan, paradogicamente, en un previo acto de fuerza. Hoy está del lado “español”, mañana no sabemos. Particularmente, solo confío en que esta “pasión de catalanes” (Carlos Herrera) no termine en sufrimiento.

    Y lo que los independentistas catalanes no parecen haber captado es la razón de la terca oposición del resto del pais a sus peticiones. Cataluña, recordamos los que tenemos unos añitos, era el espejo donde toda España se quería mirar al principio de la transición, eran los europeos, los civilizados y los avanzados. Años y años de sufrir su complejo de superioridad (de los independentistas, no de los catalanes) y tragar mentiras (la heroica Barcelona que se rindió sin pegar un tiro mientras la muy franquista Madrid aguantó martirizada durante toda la guerra) los han hecho aborrecibles a nuestros ojos ¿Espanya ens roba? Pues toma España. Los independentistas vascos ya lo han comprendido. Puede que tras una generación de amabilidad se pueda hablar de referendum.

    Me gusta

  11. Estamos en un punto de degradación jurídica y política al que no se ha querido hacer frente desde hace tiempo y que terminara en una clara situación de gangrena y, donde todos Prensa, Políticos, Administración y Judicatura y, Ciudadanos tenemos nuestra parte de culpa.

    El Codígo Civil propugna que las leyes se interpretaran por el sentido literal de sus palabras y teniendo en cuenta el entorno social en el que ha de ser aplicadas. Si así fuera las normas tendría una clara aplicación con un cierto margen de variación pero creando un marco estable y conocido por todos. Pero la Administración y la Justicia se han ido politizando cada vez más como la Sociedad en general y, así vemos que ante situaciones similares y aplicándose las mismas normas se tienen resoluciones y sentencias dispares, y lo que se prima no es una análisis sereno, objetivo y reposado del caso y la norma aplicable sino conseguir que tal acto me favorezca (o aún mejor destroce a mis enemigos).

    Hoy el filtro de la legitimidad no lo marca ese análisis objetivo, sereno y reposado propio de sociedades que progresan sino

    Me gusta

  12. Hoy el filtro de la legitimidad no lo marca ese análisis objetivo, sereno y reposado propio de sociedades que progresan sino el continuo bombardeo mediático según sea o no afín al medio y al perfil de su audiencia, el hecho o resolución analizado. Y en esa dinámica se han dejado seducir los politicos que han pasado de una dinámica de gestionar y resolver (mas laboriosa, menos brillante pero más responsable) a otra de figurar, aparecer, ser objeto continuo de audiencia y proyección (menos laboriosa y más irresponsable).

    Los medios muchas veces promueven a personas y grupos que pueden generar una noticia de impacto con audiencia y publicidad explosiva, pero que a medio plazo puede ser nefasta y, los politicos al creer que hacen un matrimonio perfecto con la prensa se extralimitan y caen victimas de sus abusos y, los medios que durante tiempo les apoyaban y sospechaban de…llegado el momento se separan de ellos para sacar audiencia con su muerte política…

    Como consecuencia de ello la convivencia y, los propios ciudadanos se van haciendo más viscerales y es difícil encontrar un análisis, un dialogo reposado y tranquilo y cada parte de la sociedad sigue a los medios y los políticos de la misma forma y manera que un Forofo del futbol lo hace respecto de su equipo y del equipo contrario. Y la sociedad no es capaz de analizar objetivamente las situaciones, reconocer sus errores retomar el camino adecuado…y opta por seguir aquellos que justifican sus actos, les prometen soluciones fáciles y la culpa siempre la tienen otros.

    Es por desgracia la dinámica que termina degradando un estado sano, democrático y con un sistema jurídico de calidad a otra situación donde las visceralidades y populismos ganan cada vez mas peso.

    Me gusta

  13. La forma de la pregunta me hizo acordar a una consulta popular que convoco Pinochet en Chile donde la pregunta fue básicamente “Ud quiere que Chile sea independiente y sea gobernada por chilenos o que los extranjeros nos ordenen como hacerlo”, dejo por obvio sin referir el resultado

    Le gusta a 1 persona

  14. Los catalanes que estamos en las trincheras, defendiendo la legalidad vigente en un desierto y ante el silencio cómplice de los mandatarios del Estado, te agradecemos profundamente el mensaje que nos mandas, José Ramón.
    La mención acerca del origen y desarrollo de la conocida como revolución de Asturias es muy pertinente y, como has podido comprobar, dolorosa para aquellos a quienes manda el odio a la razón.
    Fuerte abrazo, puxa Asturias, Visca Catalunya y Viva España!
    Esaú

    Le gusta a 1 persona

  15. Josep Ciurana Dorca

    Buenos dias. Aunque tarde, me permito participar en este foro para hacer una aportación sobre el derecho de autodeterminación que supera o desborda el derecho interno y constitucional español. Cosa muy lógica, a poco que lo pensemos a fondo. Ya doy por seguro que la mayoria de juristas de este foro y de cualquier otro foro de derecho español, negaran que pueda aplicarse a Catalunya, a base de negar la mayor, es decir, que no es una nación, que si la Valle de Aran, que si no es sujeto político pleno sinó subordinado a lo que diga la Constitucion española de 1979, etc, etc….) Dado que nadie lo ha mencionado hasta ahora, creo que puede resultar de interés.

    Me gustaria una reflexión, de carácter técnico jurídico, sobre el particular de nuestro admirado JR Chaves: se trata de la Sentencia de 22 de julio de 2010 del Tribuna Internacional de Justícia de la Haya que se pronuncia, sobre el derecho de autodeterminación (derecho a decidir) en estos téminos:

    “…Declaramos que no existe en Derecho Internacional ninguna norma que prohiba las declaraciones unilaterales de independencia. Declaramos que cuando hay una contradicción entre legalidad constitucional de un Estado y la voluntat democrática, prevalece esta segunda y declaramos que en una sociedad democràtica, a diferencia de una dictadura no es la Ley la que determina la voluntad de los ciudadanos, sinó que es ésta la que crea y modifica, cuando sea necesaria, la legalidad vigente. ”

    Un saludo.

    Me gusta

    • Josep una de las virtudes que esta teniendo este articulo de Ramon Chaves es que está permitiendo un análisis jurídico sin acritudes y en el que algunos juristas catalanes ciertamente defensores del derecho a decidir están participando. Esa cita que mencionas del TJI de la Haya es muy interesante y conviene analizarla. Si prevalece la voluntad democrática al derecho constitucional tendremos que a su vez analizar como se canaliza la voluntad de la sociedad civil políticamente organizada mediante la metodología democrática. Los ciudadanos en su conjunto cuando se organizan en lo político tienen que buscar sistemas de toma de decisiones conjuntas. En ocasiones se usa la metodología asamblearia que bien sabemos que resulta inoperante en la practica. Luego está la democracia representativa o incluso la directa mediante elecciones o referéndums. Pero la democracia se constituye no en la voluntad común de la sociedad, sino en la voluntad de la mayoría. La democracia no va por barrios, la democracia es una herramienta que hay que configurarla y allí entra el Derecho. Normalmente para evitar la dictadura de la mayoría, incluso de la mayoría absoluta, se establecen para decisiones muy importantes la mayoría cualificada. El problema es que en esa resolución del TJI de la Haya no se restringe a los territorios el derecho a decidir por si mismos su destino ni aun con mayorías reforzadas. El Derecho Consitucional fue un avance para luchar contra las ultimas monarquías absolutistas, o contra las seudodemocracias controladas por elites o por territorios.

      Josep los problemas políticos necesitan al Derecho, pero el Derecho es una simple herramienta, el Derecho Constitucional tiene un mayor calado político y se aproxima mas a lo que aquí tratamos. La Constitución Española del 78 que fue mala nos permitió saltar de la dictadura a la democracia, y allí adoptamos unas normas constitucionales de convivencia. Pueden cambiarse pero no podemos volver a lo que Hobbes llamaba el “estado de naturaleza”. Si aprobamos unas reglas que evitan que nos peguemos con los vecinos hay que respetarlas o cambiarlas.

      La pugna independentista actual desde fuera de Cataluña se ve peor que nunca pues cuando la economía española era boyante estaba calmada la ansia independentista. Ahora que hay crisis uno de los territorios mas ricos se quieren separar, como un amigo mio de mi barrio que era el ultimo de diez hermanos y que con el esfuerzo de sus padres y demás nueve hermanos pudo estudiar arquitectura y hacerse arquitecto de renombre. Luego se convirtió en el hijo prodigo de su familia, se avergonzaba de ella, decía que aportaba mucho a su familia y recibía poco.

      Aunque estamos en lo jurídico pero no en lo político, yo que soy de Huesca puedo decir que una de las frases que por aquí circula es que parte de la riqueza catalana tiene la culpa de parte de la pobreza aragonesa. Pero eso ya es político. La resolución del TJI habla de democracia no habla de la democracia que quieren determinados territorios, determinadas clases políticas o determinados partidos politicos

      Me gusta

    • Siendo juristas e intentando ser rigurosos, como nos tiene enseñados el maestro Chaves, cualquier resolución (por cierto, la mencionada NO es una SENTENCIA, SINO una OPINIÓN CONSULTIVA de la Corte Internacional de Justicia), y ésta no es una excepción, requiere ser debidamente contextualizada (máxime considerando la materia tratada). Y, a partir de ahí, precisar lo realmente pedido y resuelto y lo que no. Veamos.

      Al término de los conflictos armados desarrollados en la antigua República Federal Socialista de Yugoslavia, entre 1991 y 1995, el Estado creado por Tito se desmembró en seis nuevos Estados (Repúblicas de Eslovenia, de Croacia, de Bosnia-Herzegovina, Macedonia y la Unión Estatal de Serbia y Montenegro -disuelta en 2006, dando lugar a Servia y Montenegro-). El territorio de Kosovo era un enclave situado en el sur de la República de Servia. Tras la cruenta guerra de 1999 -en la que también intervino la OTAN-, que a su vez vino precedida de la abolición del Estatuto de autonomía de Kosovo -1989- y del inicio de limpieza étnica contra los kosovares -1998-, Servia se vio obligada a tener que abandonar el control de dicho territorio. Siendo éste asumido por una Administración Provisional Internacional. Y creadas unas instituciones autónomas, gracias a diferentes resoluciones de Naciones Unidas, entre las que destacó, la denominada Asamblea de Kosovo.

      Pues bien, en este peculiar contexto se plantea la consulta. Aclarando el dictamen en su apartado 83 lo que se le pedía y no se le pedía al Tribunal de La Haya.

      “La Asamblea general -de la ONU- únicamente ha solicitado la opinión de la Corte sobre la conformidad o no de la declaración de independencia con el derecho internacional, mientras que el debate sobre el alcance del derecho a la libre determinación y la existencia de un eventual derecho a la ‘secesión como remedio’ se refiere al derecho a separarse de un Estado”. “Y (…) ese aspecto excede el marco de la cuestión planteada por la Asamblea General”.

      Por tanto, estamos ante una autodenominada “opinión consultiva”. NO existe pronunciamiento alguno sobre el derecho a la indeterminación, NI reconocimiento alguno sobre el mismo. Lo que existe es un dictamen sobre la de conformidad con el derecho internacional (resolución 1244 -1999- del Consejo) de la declaración unilateral de independencia relativa a Kosovo adoptada en el muy peculiar y específico contexto indicado.

      Me gusta

      • Bien contextualizado, Felipe. Lo triste es que el tribunal, se pronunció tras un grave conflicto armado en que murió mucha gente, en gran parte porque los políticos de uno y otro lado fueron unos ineptos que no supieron arreglarlo de otro modo y solo supieron sembrar odio. Lo que me preocupa es eso en el caso que nos ocupa.

        Me gusta

  16. Lo que ocurre es que esa declaración del Tribunal de la Haya presupone un sujeto político soberano, y no una parte de él. Hay un salto de lógica cuando se pretende que la comunidad autónoma catalana se convierta en un sujeto político de tales condiciones ya que: 1) Si partimos de la situación actual, lo mismo podría predicarse de cada una de sus provincias, pueblos e incluso barrios. Basta tener un habla o cultura ligeramente diferentes ignorando la parte común con otros, para aplicar eso. Y ya es ignorar, porque un catalán tiene mas en común con un madrileño que con un alemán, por poner un ejemplo 2) Si partimos de supuestos derechos “históricos” no podemos coger sólo la parte que nos gusta, sino toda: Por historia existió integración en la comunidad sociopolítica española como un conjunto y desaparición de la soberanía separada, si es que alguna vez existió. No vale remontarse en la historia sólo al punto que conviene. Y por otro lado, si la Cataluña nación es el sujeto de soberanía, no se entiende cómo puede votar su autodeterminación sólo la parte española ¿Acaso no habrían de parcipar en el mismo referendum la parte del Rosellón que se dice es también nación catalana para decidir conjuntamente su separación de los estados que la abarcan en la actualidad? Se trocea por lo tanto a conveniencia al sujeto político supuestamente soberano, para lograr las mayorías que interesan y ello en contra de los propios argumentos. No se extrañe vd. por tanto cuando jurídicamente se desmontan aquí y en todas partes esas pretensiones contradictorias y en las que se espiguea convenientemente la parte que interesa, olvidando la restante.

    Me gusta

  17. Jesús Díaz Ortiz

    A propósito del debate que ha generado esta entrada de blog, animo a leer el artículo de Francisco Sosa Wagner “Bávaros y referéndum por la independencia” en Revista de Administración Pública, 202, enero-abril de 2017, pp. 157-167.

    Con sus similitudes y diferencias al caso español, el caso alemán puede aportar luz jurídica a nuestro debate, eliminado los “prejuicios políticos” (inevitables y apasionados) que cada uno pueda tener en esta cuestión, pues al fin y al cabo, qué más nos da lo que quieran o hagan los bávaros…

    El artículo pone de manifiesto una cuestión esencial, desde mi punto de vista, que está detrás del debate y lo inunda y condiciona. A pesar de que Alemania se organiza políticamente en República Federal, escribo a pesar porque España, al menos nominalmente “sólo” es un Estado autonómico, se subraya la importancia del respeto al principio de lealtad federal como principio constitucional no escrito, así pues, ¿en España se atiende o se respeta algo así? ¿existe la lealtad “autonómica”?…

    Saludos cordiales.

    Me gusta

  18. Buenos días a todos. Soy independentista desde hace muchos años, a pesar de que gracias a entre otros al Dr Xavier Arbòs, pude llegar a apreciar bastante la constitución española de 1978, y creer que encontraríamos como país, nación o sociedad (pongan el nombre que quieran), un encaje dentro del estado que nos hiciera sentir cómodos a los que nos podíamos a llegar a identificar con el estado español, pero no con la nación española (a la que muchos culturalmente no pertenecemos).
    Permítanme comentar algunas de sus reflexiones, y les pido disculpas si mis argumentaciones no son lo suficientemente técnicos.
    1r. Los hechos de Octubre de 1934 y la revolución o revuelta de Asturias están suficientemente documentados, y hay que contextualizarlos con la situación política europea y de la República, la cual por errores propios y ayudas ajenas estaba en una situación difícil, el mismo año 1932, hubo un intento de desestabilizarla por Sanjurjo.
    2n. El president Companys, a pesar de los pesares, nunca fue independentista (llego a ser ministro de Marina de la República), más bien algo federalista, pero sobretodo fue un católico de izquierdas con una gran relación con el movimiento obrero especialmente anarquista, y su actuación en octubre de 1934, fue de una gran irresponsabilidad, como la de muchos otros miembros del comité revolucionario español, porque el 1934, no se pretendió la independencia de Catalunya, sino tan solo un golpe de timón para evitar que se decantara la republica hacia la derecha) por parte de la CEDA, que consideraban protofacista (evidentemente saltándose el orden constitucional). A pesar de todo es recordado por aquello de que “Un bell morir tota una vida honora”
    3r. No me gustan las independencias por decreto (ni debates parlamentarios en lectura única y en pocas horas), ni los referéndums ganados por un voto. Hay suficientes muestras en la legalidad internacional, para hacerlo bien. Creo que debería ser evidente para todo el mundo, y especialmente para los que nos proclamamos independentistas, que la independencia debe ser proclamada, después de obtener un amplio margen de apoyo en un referéndum limpio y claro y con una pregunta que no de lugar a ningún tipo de dudas.
    4. En los referéndums de independencia suelen votar solo los territorios que se quieren independizar, lo contrario es un absurdo y no recuerdo ningún caso en que la independencia la vote el estado original, respecto a la parte que se quiere secesionar.
    5. A pesar que una hipotética Catalunya Independiente el Catalán fuera la lengua oficial o preeminente, sería un enorme error, no tener presente que la mayoría de la población usa de forma regular el castellano y se la siente como propia, aparte de que la secesión de Catalunya, no debería de romper ningún lazo cultural, ni anímico con el resto del estado, y debería de dotarse a la relación de un blindaje especial, con normas de doble nacionalidad, de residencia y circulación de personas y mercancías sin ningún tipo de restricción. Los independentistas, al menos yo, no me quiero ir de España, porque odie nadie en particular o en general. Más que nada porque la mayoría de nosotros (los independentistas), tenemos orígenes familiares directos o indirectos en todos los rincones de España, y sería absurdo renegar de nuestra identidad forjada con todos esos ingredientes.
    6. Todo ello (el proceso independentista) debe hacerse tan pulcramente como se pueda, pero el derecho debe servir para canalizar los sentimientos y las realidades sociales, no para encorsetarlas, ya que de lo contrario terminan saltando por los aires las costuras, hay una parte muy importante de Catalunya que quiere la independencia (y una parte casi igual que se opone), pero hay una mayoría de más del 80% que quiere expresarlo en un referéndum. Y enviando constantemente a la brigada Aranzadi y ganando tiempo no se va a llegar a ninguna parte.
    7. La constitución Española, no impide un referéndum de esas características, solo en Catalunya, lo que impide, evidentemente, seria en caso de que ganara la secesión de aplicarlo, en ese caso sería donde debería entrar en juego la política, no la fiscalía, y encontrar la fórmula de secesión, estado libre asociado, confederado o la que encajara mejor.
    8. A pesar de todas cuantas disquisiciones jurídicas podamos tener, de si existe o no el derecho a la separación, de si debe hacerse con normas internas o de derecho internacional, etc…. Habría que hacer una profunda reflexión de cómo hemos llegado hasta aquí (a mí me encanta porque nunca creí que llegaríamos tan lejos, y creo que además aún puede quedar camino por recorrer), los políticos españoles deberían de reflexionar por qué una parte significativa de un territorio del estado quiere irse, aquí no valen reflexiones estúpidas, como que no sé cuántos millones estamos engañados, porque vemos TV3, o nos han dicho que Catalunya será un paraíso en la tierra.
    9. Quien diga que sabe lo que va a pasar en caso de una proclamación de independencia, sea por el camino que sea, miente. Todas las independencias, hasta las muy pactadas, tienen problemas de todo tipo que hay que ir solucionando con el tiempo y mucha buena voluntad.
    10. Preguntas tipo, que pasa con las pensiones, y con los catalanes que quieran seguir viviendo en España, y con los Españoles que quieran seguir viviendo en Catalunya, y que pasara con las comunicaciones telefónicas, o correos, o con el patrimonio del estado, como se dividirá, y la deuda del estado como se imputará. Lo que deben hacer los políticos independentistas es decir que a la mañana siguiente todo será el paraíso terrenal, y lo que deben hacer los antiindependentistas, es decir que todo será un caos infernal, pero está parte del guión es solo teatro.
    11. En resumen el debate de la independencia está abierto desde hace meses pero intentar centrarlo en una mera cuestión jurídica es absurdo, salvando las distancias es como si al movimiento okupa, y las plataformas de afectados por la hipoteca, se les intentara contener solo con los desahucios judiciales con la fuerza pública, sin tener presente una realidad social de fondo.
    12. Lo triste de todo es que en España disparar contra Cataluña permite ganar elecciones (y en Cataluña Espanya ens roba, también sirve).
    13. La parte positiva de todo ello, es que el debate sobre la independencia se hace desde una estricta norma, ninguna violencia de ningún tipo debe ser usada, ni tolerada, ni permitida, y no se debe discriminar a ningún ciudadano por su origen étnico (si es que podemos hablar en estos términos). La guerra civil, nos vacuno (espero que para siempre) de aventuras violentas.
    Muchas Gracias y disculpen

    Me gusta

    • Si todos los independentistas se expresaran en los mismos términos que usted le aseguro que tendría mucha menos oposición el referendum y la secesión en el resto de España. Pero lo que hemos oido han sido demasiados exabruptos por parte de los independentistas y le aseguro que me informo en todas las fuentes. Quizá habría que empezar por restañar esa herida.

      Me gusta

  19. Me gustaría hacer una consideración sobre el carácter jurídico o no del debate iniciado. Creo que negar el carácter jurídico al debate por el hecho de que se ponga de relieve los resultados (mutatis mutandis) que tuvo una subversión del orden jurídico en el 34, es ignorar el funcionamiento del razonamiento jurídico.
    Larenz en su famoso tratado (Metodología de la ciencia jurídica, p. 196, Ariel, 1994), recogiendo una metáfora proporcionada por Engisch habla del ir y venir de la mirada de la norma al hecho y del hecho a la norma. De modo similar, Jerome Frank (Law and the Modern Mind, Transactions Publishers, 2009, 1st 1930, p. 109), afirma que los “judicial judgments, like other judgements, doubtless, in most cases, are worked out backward from conclusions tentatively formulated”.
    Si esto es así (y yo creo que ambas imágenes son correctas), el razonamiento jurídico exige al juzgador un análisis de las consecuencias de la interpretación de la norma que hace; pues de lo contrario podríamos llegar a conclusiones alejadas de la realidad y, sobre todo, del sentido común (como ocurría a aquel ayundante de Juez del que hablaba IHERING en su libro “Bromas y veras en la ciencia jurídica”.
    Cuando se está planteando la independencia de una parte del país, entran en juego o en colisión cuestiones de soberanía y, por tanto, cuestiones de hecho (quién es el soberano en un momento dado no es una cuestión jurídica, sino metajurídica, es una cuestión de hecho). Pero, sin duda, entran también en juego cuestiones jurídicas, como son los procedimientos de modificación del orden jurídico estatal (o sea, de la Constitución) y, fundamentalmente, cuáles son las consecuencias de la ruptura completa del mismo. No hay duda, que, desde el punto en que el análisis jurídico exige un análisis de las consecuencias de la interpretación que se haga, es necesario buscar aquellos supuestos históricos en que se ha producido una situación análoga (no son tantos), por lo que acudir a la imagen de la revolución del 34 es, sin duda, legítimo desde el punto de vista del razonamiento jurídico.
    Creo que caer en el victimismo de que hacer esas comparaciones es negar la voz al pueblo, etc., no es más que una forma de evitar el debate jurídico y, en el fondo, el debate racional.
    En resumen, excelente y valiente artículo JR.

    Me gusta

  20. Pingback: Sentido de la ley y del deber de los funcionarios públicos ante la crisis catalana - El rincón jurídico de José R. Chaves - delaJusticia.com

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: