Actualidad

Donde vas, Poder Judicial, dónde vas triste de ti

Quentin_Massys_-_Portrait_of_a_Man_-_National_Gallery_of_ScotlandLeo la sencilla pero clara y convincente Carta abierta a la carrera judicial, de Segundo Menéndez, magistrado del Tribunal Supremo de bien ganado prestigio y sensatez, y creo que merece la pena recomendar su lectura.

Aquí la tenéis completa con algún comentario de cuño propio.

Estimados compañeros y compañeras:

Es ahora, no mañana, cuando debemos reaccionar exigiendo un nuevo sistema, unas nuevas actitudes en relación con la renovación de nuestro órgano de gobierno [el Consejo General del Poder Judicial] y con la elección de su presidente, que lo es también -por mandato constitucional- del Tribunal Supremo.

Adelanto sinceramente que no soy partidario de que nosotros elijamos a los 12 vocales de procedencia judicial del Consejo. Lo que pido vehementemente son otras cosas.

Para los grupos parlamentarios, que no olviden que el artículo 123.2 de la Constitución ordena que el presidente del Tribunal Supremo sea nombrado por el Rey, a propuesta del Consejo General del Poder Judicial. Por ende, que tengan claro que su manifestación, exteriorizada sin sonrojo, de haberse puesto de acuerdo en quién será el próximo presidente, no deja de constituir una injerencia contraria a la Constitución.

Para los futuros vocales, que cumplan lo ahí ordenado, proponiendo ellos al presidente, sin obedecer -sumisamente- un ilícito mandato de aquellos grupos.

Para el futuro señor presidente, que tenga el arrojo de rechazar su cargo con fundamento, sin más, en la ilícita injerencia de aquellos.ciencia y derecho

Para el futuro Consejo, que interiorice que su función primordial es proteger la función jurisdiccional ejercida con rectitud, valorando ese mérito como principal, y desvalorando a quien la ejerza con falta de atención al litigio y al imperio de la Ley.

También para el futuro Consejo, que con seriedad y si es necesario con aplomo, defienda ese modo de ejercicio, proporcionando al juez la seguridad de que su actuación en esa línea será protegida por encima de otras consideraciones.

Otra vez para el futuro Consejo, que reaccione con claridad, sin palabras vacías y frente a todos, ante toda injerencia o descrédito carente del más mínimo fundamento.

Pero, ¿cómo podemos reaccionar nosotros si nada de esto va a ser posible y si -según las últimas noticias- se van a reproducir las actitudes que ya hemos visto en todos los Consejos anteriores, desde su constitución hasta su cese?

Debemos hacerlo con respeto a las personas, desde luego, pero expresando día a día y siempre que haya ocasión, sin tibieza y con claridad, que los grupos parlamentarios, los vocales, el presidente y el Consejo olvidaron y olvidan con esos comportamientos claros mandatos constitucionales, inherentes a todo Estado de derecho que lo sea realmente.

Asumo la Carta, pero falta que la lean quienes tienen el deber de cumplir la Constitución, los políticos que participan del impúdico mercadeo. Falta que se la crean y falta que la cumplan.

Me gustaría recordar a todos los que juraron sus cargos públicos, que está incluido el acatamiento de la Constitución y que sus mandatos no son consejos de hoja parroquial, ni mera cortesía, sino lo que es la voluntad de todos los españoles.

Que exista un Consejo General del Poder Judicial independiente, que sea elegido sin burdos amaños, y que ese Consejo “sano” elija el Presidente del Supremo, sin poner el carro delante de los caballos… ¿Qué parte no se entiende de la Constitución cuando dice que “El Presidente del Tribunal Supremo será nombrado por el Rey, a propuesta del Consejo General del Poder Judicial”?... Claro que quizá se impone una corrección de errores del texto constitucional para entenderlo, de manera que donde dice Consejo General del Poder Judicial, debiera decir, “políticos impúdicos”… y entonces lo entenderemos todos: El Presidente del Tribunal Supremo será nombrado por el Rey, a propuesta de políticos impúdicos.

No cuestiono el prestigio del pronosticado Presidente del Supremo ni de los cantados vocales del Consejo General del Poder Judicial, pero creo que las formas importan (nada de poner el carro delante de los bueyes), sobre todo cuando esas formas las impone la Constitución y cuando tras esas formas están importantísimas garantías de la Justicia que queremos.

olcc-poor-planning-min-791x440Cuando era niño en vísperas de los Reyes Magos mis padres aseguraban a todo el mundo que me traerían un juego de química, pese a que yo no lo había pedido y ni siquiera había escrito la carta, aunque con candor infantil confiaba en que era el niño el que pedía y después los Reyes Magos, si podían lo traían.  El pronóstico se cumplió y dejé de creer en los Reyes Magos. Espero que no suceda igual en la Justicia.

No sé como se conseguirá echar a los mercaderes del Templo pero lo que es seguro es que la Justicia tiene muchísimos problemas, necesidades y no es infalible. Y para resolverlos no es un buen comienzo que presidente del Supremo y miembros del Consejo General del Poder Judicial sean objeto del “monopoly” de algunos partidos. El pecado original de nombramientos partidistas traerá consecuencias a la Justicia, mas de las oportunamente denunciadas por voces autorizadas. Como decía el cardenal Hélder Cámara, “si el primer botón de la sotana lo abotonamos mal, todos los demás irán mal”.

21 comments on “Donde vas, Poder Judicial, dónde vas triste de ti

  1. dorleta cutillas ferrer

    Que bonito post D. José Ramón. No se puede decir mas claro

  2. pilara112

    Escuchaba el otro día decir a un magistrado…”el Presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo aún no ha sido nombrado”, por lo que, poca crítica ha de hacerse al hecho de que haya sido propuesto.
    Cosa diferente es que la prensa identifique el haber sido propuesto con el “seguro que sale”, pero ahí tendríamos que plantearnos si no consideramos a los vocales como mero “correveidile”, y ahí quién tendría la culpa: si los “susseñorías” que, en el momento en el que les nombran para un carguito desarrollan una capacidad de dobladura de espinazo digna de todo encomio, o si así lo creemos aunque,de hecho, no tuviera que suceder.
    Vivimos en una sociedad tribal, en la que “el que se mueve no sale en la foto”, en la que la opinión discrepante no es bien vista las pocas veces que se produce y en la que nadie imagina que si tienes tanto que agradecer como el hecho de que te hayan propuesto para formar parte de los elegidos, vas a ponerte a cuestionar al presidente que te propongan…
    Y si así lo creen los medios, así lo dan por hecho los partidos políticos y así lo concebimos la mayoría de los que leemos la prensa, es porque así nos comportamos en nuestro vivir diario.
    Y si así somos todos, pues la cosa funciona, porque no hay mayor representatividad de la sociedad a la que se juzga y sirve, que la de compartir los valores y comportamientos de ésta.
    ¿Qué las cosas podrían ser manifiestamente mejorables?sin duda.
    Ahora bien, en su entorno, en su ámbito de competencias..¿Se comporta ud de manera diferente? ¿No? Pues no le pida peras al olmo.
    Es que la Constitución dice otra cosa
    También dice que somos iguales ante la ley, y que la Administración funciona de acuerdo al principio de legalidad y que la Justicia emana del pueblo, etc.etc,etc.
    La Constitución expresó un lugar al que dirigirnos, no un punto de partida y estamos a la mitad del camino. Eso sí, parados.

    • José Luis

      Totalmente de acuerdo con lo dicho, sobre todo, en los últimos catorce renglones.

  3. Enrique Sánchez

    Como dice la carta de Segundo Menéndez, el candidato Marchena tendría que renunciar al no parecerle ético ni estético lo que ha sucedido.

    Sería un aldabonzo para todas nuestras conciencias.

  4. Magnífica carta con un claro y directo contenido de sencilla lectura dirigida a todo tipo de público. Describe con acierto la actual situación, con una degradación del texto constitucional iniciada y arrastrada desde hace muchos años por todos los partidos políticos, que esta consiguiendo degradar al Poder Judicial con la ayuda de muchos de sus miembros, que acceden a su elección obviando la forma de llevarla a efecto. La pena es que todo seguirá igual, o incluso peor. Gracias Sevach por estas golosinas diarias expresadas con sencillez, pero cargadas de objetividad y conocimiento.

  5. Fernando Jabonero Orasio

    Me hago una pregunta ¿En qué medida condiciona a los jueces y magistrados en su tarea que el CGPJ tanga una concreta composición o que se elija de un modo concreto? Es grave que los políticos se metan en los asuntos judiciales pero también lo es que los jueces y magistrados miren permanentemente a su órgano de gobierno.

    • Si ese órgano decide quien preside los órganos judiciales ( deciden cuando y qué se somete al pleno) los destinos, las sanciones, las dotaciones de plazas… creo que es normal que a las ovejas les importe el pastor..¿ o la lana será la misma con un pastor serio que frívolo, trabajador que riguroso, que quiera a sus ovejas o las utilice?

    • Jose manuel iglesias

      Lo grave es la causa pero el efecto es inevitable.

  6. JOSE LUIS VILLAR EZCURRA

    Acabas tu post de manera magistral con la frase del el cardenal Hélder Cámara, “si el primer botón de la sotana lo abotonamos mal, todos los demás irán mal”. La designación del Presidente del CGPJ ha empezado con muy mal pie por parte de los políticos (anunciando en quien recaerá este cargo) dejando claro que no se cumple el mandato constitucional. Y si mal empezamos …. mal acabaremos a menos que los propios jueces enderecen a los políticos y les den una lección de lo que es la independencia del poder judicial. A buen entendedor…

  7. Fernando

    Se puede decir mas alto, y tal vez más claro para que algunos terminen por entender el mensaje, pero me temo que, además de que a la falta de tan añorable persona con autoridad moral y ética, para echar a los ‘mercaderes del templo’, también,( y recordando SUS palabras’el que tenga oidos que oiga)’, hacía falta añadir la petición de que haya oídos abiertos y con capacidad y deseo de escuchar y entender, que es lo que hacen ustedes, señores magistrados, ahora y que ya habrán hecho con seguridad millones de veces con anterioridad.
    Pero lamentablemente, la codicia de ‘mercadeo, de los políticos es no sólo prueba de la presencia de la mencionada sordera, sino que es prueba de que en ‘el negocio político’, las reglas escritas, o no, se las pasan por ‘el arco del triunfo’ haciéndonos aún más diáfana, si cabe, la catadura ética y moral de la clase política. Y lo peor es que parece que estamos condenados a seguir tragando y tolerando sempiternamente tales actuaciones tan anticonstitucionales y vergonzosas .

  8. Estimado J.R.:
    Me parece muy oportuno que des publicidad a una carta que no hace más que poner negro sobre blanco el sentir general de los juristas en España. Aunque he de decir que la proclama: “Adelanto sinceramente que no soy partidario de que nosotros elijamos a los 12 vocales de procedencia judicial del Consejo”, no termino de creérmela.
    No obstante, esto me recuerda la descripción que hace Carlo María Cipolla (en su libro “Allegro ma non tropo”, en el trabajo “El papel de las especias (y de la pimienta en particular) en el desarrollo económico de la Edad Media”), sobre el inicio de la edad media:
    “Así comenzó la Edad Media, cuyos primeros siglos son llamados
    en inglés los «siglos oscuros» (dark ages). Un estudioso
    hizo notar, no hace mucho tiempo, que aquellos siglos «no eran
    tan oscuros para los bárbaros». Puesto que nosotros no somos
    los «bárbaros», los primeros siglos de la Edad Media siguen
    pareciéndonos una época oscura.”
    Quizá es que los juristas no nos consideramos “los bárbaros” y por eso el enjuague realizado por los partidos políticos nos parezca vomitivo. Pero, humíldemente reconozco que, quizá, sólo quizá, seamos nosotros los equivocados y que nuestra pretensión de independencia judicial, separación de poderes, etc., se encuentre fuera de lugar en un tiempo de poder omnímodo del Estado, en el que la legitimación democrática actúa como un rodillo sobre derechos, contrapesos y equilibrio de poderes. Quizá todavía nos queden por delante mil años de «siglos oscuros» …
    Un saludo y, como siempre, gracias

  9. JuanJosé

    ¿Quién dijo aquéllo de….?

    Lo único que se necesita para que triunfe el mal es que los hombres buenos no hagan nada.

    Pos eso.. desde mi irrelevante situación poco puedo hacer…Si acaso intentar mover levemente una hoja… pero ¿es que se ha agotado la cantera de personas buenas con alguna influencia y capaces de tambalear el árbol?

  10. Ramón Vigueras Muñoz

    Perdóneseme por parecer un cínico redomado, pero en el fondo, lo bueno, y lo malo, de un sistema democrático, es que finalmente el pueblo termina por tener los representantes que se merece.
    A ver si vamos a merecernos lo que nos ha tocado…

    • Enrique

      Si el voto fuera igual, entonces esa reflexión es válida pero… Seis millones y medio de votos en Madrid se ven contrarrestados por dos millones y medio en Castilla y León que tienen igual fuerza. Millones de votos de las provincias menos pobladas se descartan ya que son circunscripciones donde la tercera y siguientes opciones políticas no obtienen nunca diputado perdiéndose irremisiblemente esos votos. Tenemos lo que nos dictan, no lo que merecemos.

  11. ALFONSO RAMIREZ LINDE

    Hace ya un buen rato y antes de haber leído esta nueva ( – sé que repito, pero es que es así – ) importante y clara entrada, he dejado en otro medio un comentario que, en lo atinente doy aqui por reproducido.Obviamente con mi reproducción no mejoro lo que dice JRCHAVES, pero tampoco lo va a mejorar si añado algo (¡ qué podría añadir para mejorar ¡ . Nada. #18 ALFONSORL | 14/11/2018 – 11:23h
    Pues (parafraseando a Dolores de Cospedal) “que cada palo aguante su vela”. La guinda del pastel que nos han servido estos días es que ya está decidido quién va a ser el presidente del CGPJ. Adelanto que esta guinda para pasteles similares, se han servido ya con anterioridad, es decir, que conocemos de qué va lo cosa. Y si ahora, por aquello de que hay que cambiar lo inservible, los vocales sin necesidad de dar sonoros zascas a nadie, recuerdan que, conforme el Art. 581 LOPJ, no están sujetos a mandato imperativo y que, por tanto, por mucho que los partidos hayan pactado ya que Marchena sea el presidente del Consejo, serán ellos los que con su voto, con luz y con taquígrafo decidirán quien será su presidente. Si no votan en conciencia, con arreglo a su leal saber y entender, y sólo siguiendo las recomendaciones (órdenes) de los políticos, pues, eso, que cada palo aguante su vela. ¿ Puede salir por votación Marchena ? Pues claro que si. Pero que no lo sea con voto en primer tiempo de saludo y de “señor, si señor, sus órdenes, señor” . Ya veremos

  12. FELIPE

    Más que de creer, se trata de constatar si los hechos permiten que haya motivos objetivos para poder creer en “esta” Justicia. Y, lamentablemente, la respuesta no puede ser más negativa y desoladora.

    Otra cosa es creer, como firmemente creo, en la labor de jueces (como usted o, el hoy comentado, Don Segundo Menéndez) que, desde su independencia, integridad, decencia y firmes convicciones, hacen de contrapeso, con su ejemplo y labor profesionales, y luchan por revertir la situación, alertando a los afectados y denunciando públicamente del problema en medios y blogs, para que se siga creyendo en la Justicia. Pero la realidad manda y, actualmente, es la que es. ¿Qué esperan los jueces para, parafraseando al magistrado Sr. Menéndez, plantarse ahora, no mañana?

  13. carlos

    mi pregunta de la calle y de profano en derecho y a tenor de lo leído…¿por que nadie ve ilegal contra la constitución y el 123.2 que se nombra, esa injerencia ? y por qué siendo algo ilegal no hay ningún juez, magistrado o fiscal que presente denuncia??.
    sería una buena acción pues algunas veces las formas importan tantísimo y son tan fundamentales en democracia y en otras ( afectas directamente a este colectivo) pasan por el arco de triunfo!!!
    Algo tiene de especial este colectivo…pero tanto….Estaria bien que denunciaran algo alguna vez en vez de sólo recoger denuncias. Así se pondrían en nuestra piel y se lograría “empatizar” con lo arriesgado que es denunciar llevando razón, en este país.

    gracias J.R. Chaves y seguidores.
    si alguien propone hacer algo este es mi móvil 635463558

    • ALFONSO RAMIREZ LINDE

      Leo su comentario y entiendo su – por ser suave – malestar y su desilusión, e incluso su irritación. Pues por el momento ya es bastante. Puede que me equivoque (ojalá) pero probablemente en el aquí y en el ahora, no va a recibir, digamos más apoyos o muestras de solidaridad con su postura, desde luego quizá no de forma expresa, aun cuando tácitamente, en el interín de los que por mi aquí caminamos y desde luego en diferido, si va a ser “escuchado”. En todo caso si sabe, porque es público y notorio, que hay muchas y autorizadas voces (la del magistrado titular de este blog y algunos más) que si encaran el tema de forma directa y sin muchas florituras, a través de sus blogs, y otros medios de comunicación. Pero no hay mucho más, aunque creo haber leído que desde Barcelona se han iniciado -o se van a iniciar – puntuales acciones judiciales. Si lo han hecho o lo llegan hacer, supongo será por la via de denuncia que refieren los Arts. 259/269 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, mediante escrito dirigido al ministerio Fiscal. Particularmente creo que para este caso, la denuncia tendrá poco recorrido y se archivará. No se extrañe. No todo lo ilegal, lo ilegitimo, lo infumable, tiene respuesta en el ámbito de lo penal… En fin. Un saludo

  14. Joaquin

    Dudo que la carta llegue a los que deberían leerla, salvo que D. Segundo la resuma y la cuelgue en twitter, que es lo único que leen nuestros nuevos líderes millenials. Y aún así dudo que la entendieran.

  15. Sabino López

    No hay que olvidar que, entre las funciones y competencias del CGPJ, está la de ” nombramientos y ascensos de Jueces y Magistrados”.
    Ello alimenta la pasividad de jueces y magistrados ya que si van ” los míos” tengo posibilidades de ” nombramiento” o ” ascenso”.

  16. Contencioso

    El congreso propone por 3/5 una terna de 100 juristas de reconocido prestigio y se sortean los 20 que saldrán. Arreglado. Ya se cuidarán de escoger personas de recto proceder, no sea que se llene de sectarios contrarios a ellos mismos.

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: