Blogs, blogueros y Sevach

Les presento a SEVACH

Sevach.

SEVACH, es mi amigo checo que disfruta de la residencia en España. No es adulto ni adolescente sino “adultescente”. No es de derechas ni izquierdas sino ambidextro políticamente. No está soltero ni casado sino que cuenta con una unión de hecho en España y otra unión deshechada en la República Checa. No posee título oficial español ni tampoco es analfabeto ya que ostenta una docena de títulos superiores adquiridos a través de internet y expedidos por cierta Universidad de Groelandia.

Sevach odia las palabras sinergia, deconstrucción, gore, estratégico y la expresión “políticamente correcto”; adora en cambio las palabras redondas como sol, tortilla, sonrisa, empatizar, amigo o cortesía. Admira al cantautor Joaquín Sabina, al poeta Antonio Gala, al periodista Arturo Pérez-Reverte, al mago Juan Tamariz y al generoso Vicente Ferrer, y pone en libertad vigilada a quienes no comparten estos gustos. Cree en la teoría del caos (el aleteo de la mariposa en California que puede provocar un huracán en Brasil), en la disciplina sin violencia para educar, en las religiones sin intermediarios en la tierra, en el arte reconogscible como tal sin críticos, en la política sin políticos y en la justicia sin jueces, y sobre todo en la tolerancia “urbi et orbe”.

Considera su libertad de expresión como el ejercicio de su derecho a equivocarse ya que si no lo hiciera así, su voz no sería propia sino ajena. No conoce los entresijos del Derecho público español pero le atrae mucho el entramado administrativo español y le gusta opinar sobre lo divino, lo humano y lo burocrático en nuestro ecosistema público.

Por eso, periódicamente me ha prometido verter en esta página sus opiniones, aunque pide disculpas anticipadas si alguien se da por ofendido ya que aunque el Código Civil advierte de que “la ignorancia de la Ley no excusa de su cumplimiento” lo cierto es que el bueno de Sevach no ha leído el Código Civil español (ni tampoco el checo), pero tampoco cree que exista cabeza humana capaz de moverse con total seguridad en el mar de los sargazos de los miles de leyes y reglamentos administrativos, estatales ni autonómicos, de España, por lo que sostiene que quien se crea capaz de caminar sobre tales “aguas turbulentas” como Cristo sobre el lago Tiberíades, será quien contará con autoridad suficiente para que “le tire la primera piedra” por sus intuitivas opiniones.

0 comments on “Les presento a SEVACH

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: