Actualidad Tirando de la manta

Dónde vas Justicia, dónde vas triste de tí

lion-eyes-wallpaper-207367Aunque el triste caso de la sentencia de la Manada ya lo he comentado en clave jurídica, me preguntaron mis hijos pequeños, por qué se había armado ese revuelo y por qué los jueces no hacían caso a la gente. Dada las connotaciones chuscas del caso, me pareció oportuno contárselo inventándome lo que titulé Cuento triste de la ley de la selva

I.c8e5eb43c949b14ae07f91b775c6309b

Los cerdos y los jabalíes solían compartir la laguna de agua cristalina situada en un claro de la selva. Dado que todos querían jugar con el lodo de sus orillas y mordisquear las mismas plantas, acordaron buscar una solución estable para sus líos, evitando que la ley del más fuerte o más astuto mandase.

Así que para poner fin a las luchas, dentelladas y sangre, decidieron que cada especie de animales de la selva enviaría un líder o representante para que en asamblea a la luz de la Luna fijasen las reglas de uso de las orillas de la laguna y del codiciado lodazal, blando y húmedo. Así que tras amplia discusión con los representantes de los cerdos y de los jabalíes se acordó por inmensa mayoría de las especies, el prohibir la violencia en la zona y regularon su uso ordenado, facilitando su limpieza para lo que habilitaron una zona dedicada exclusivamente al vertido de los excrementos por todos los animales y con prohibición de enfangarse en ella.

Como algunos se quejaban de otros que brutalmente les obligaban a enlodazarse en la zona de excrementos, pestilente e infecta, la Asamblea estableció el grave castigo del destierro de la selva de tres a diez años a quienes fuesen culpables de hundir a otro en la zona de excrementos, empujándole, pateando con sus pezuñas y con mordiscos.

El mismo castigo se estableció si en vez de violencia física se usaba la amenaza grave a la víctima.

En cambio, la norma decía que si alguien era arrojado o zambullido en la charca de excrementos sin agresión física ni amenazas, bien con engaños, so pretexto de juegos, o manipulación, o por sentimiento de temor a la superioridad física, entonces se consideraba que era una conducta de menor gravedad, y el culpable solamente sería expulsado hasta tres años.

Finalmente, en la Asamblea, ante varias peticiones, se acordó que si libremente se consentía en zambullirse en la charca de los excrementos ningún castigo procedería porque lo importante era la libertad de cada animal.

Esas fueron las reglas que aprobaron en la Asamblea bajo la luz de la Luna para regular los conflictos y el jaguar las talló con sus garras en la corteza del gran roble central.

II.

Para garantizar su exacta aplicación encomendaron tal labor a tres viejos búhos, no porque fueran mas listos, sino porque por sus ojos grandes siempre habían estado pendientes de lo que sucedía, además eran imparciales ya que no tenían ninguna ambición común con cerdos y jabalíes, y sobre todo, habían estudiado día y noche sobre lo que era la violencia y amenazas, lo que era el abuso y lo que no era uno ni otro. Muchos años escuchando con sus grandes ojos atentos y decidiendo conflictos, dejando aparte su propia opinión y la de los animales.

III.

Captura de pantalla 2018-05-04 a las 17.10.51Transcurridos unos años, una noche fatal, una joven jabalina saludó a cinco cerdos que estaban al lado de la charca, y estuvieron jugando fuera de ella amigablemente. Sin embargo, algo extraño sucedió porque una hora después la jabalina estaba llorando angustiada al borde y sola, quejándose de que cinco cerdos le habían zambullido en la charca de los excrementos.

La indignación estalló en la comunidad y se reclamó justicia a los búhos. Primero, unos perros sabuesos se encargaron con su olfato de investigar los hechos, preguntando a los posibles testigos, y se encontraron con que un turista que se había acercado por la noche a la charca había filmado unos minutos el suceso, y al ver la trifulca, se había ido corriendo pero dejando caída en la pradera su cámara de video. El chimpancé facilitó la cámara a los búhos, quienes sabían manejarla, pero como eran escenas de humillación de la jabalina no dejaron que ningún animal viese la película, salvo la víctima y los cerdos agresores para poder defenderse.

IV

three_owls_by_aminorcatastrophe-d45lhtwTras ver la película, escuchar a todos los implicados, y discutir durante meses los tres búhos, acordaron convocar a los animales para divulgar su decisión. Los tres coincidían en que la conducta de los cinco cerdos era despreciable y eran unos miserables que no respetaban nada, pero los búhos habían prometido que su función se ajustaría a las leyes aprobadas por la Asamblea y estás habían dejado claro que los búhos serían desplumados si incumplían un triple mandamiento.

Primero, distinguir entre el pecado capital (caso de violencia o intimidación), y el pecado mas venial de abuso (caso de abuso de superioridad, sin amenaza);

Segundo, ajustarse a lo probado y no a lo opinado o supuesto;

Tercero, si existían dudas optar por el menor castigo para no sembrar el terror entre inocentes.

Además, los tres búhos sabían que eran llamados a decidir ellos por su ciencia y no por su capacidad para interpretar el ruido y la opinión, pues la jungla les había enseñado que un lobo es peligroso pero en manada mucho más.

V.Captura de pantalla 2018-05-04 a las 17.18.44

Dos búhos afirmaron que de la película del turista, de los testigos y de las huellas dejadas en la charca, podía concluirse que los cinco cerdos habían abusado de la jabalina, pues ésta no quería zambullirse en el excremento, y la habían llevado con engaños a esa situación y ante la superioridad manifiesta de cinco enormes cerdos frente a la jabalina, pero como no se habían probado golpes ni amenazas, los castigaron al máximo de la expulsión de tres años.

El tercer búho comunicó que no estaba de acuerdo y que no debía castigarse a los cerdos porque meditando en lo sucedido, y siguiendo la vieja ley de no condenar en las dudas, concluía, teniendo en cuenta los inicios amigables de todos los implicados al borde de la charca, de las contradicciones de la versión de la jabalina, y de la imagen del video, que si les castigaban no se cumpliría con lo legislado por la Asamblea pues no solo no había violencia ni amenaza, sino tampoco engaño alguno. Y afirmaba el búho, que no estaba claro el bloqueo o temor de la jabalina pues en el video no se advertía mueca, queja o protesta de ella mientras jugaban entre excrementos de forma vomitiva. Además añadía que no podía haber intimidación porque la propia jabalina nunca afirmó sentirse amenazada si no accedía a zambullirse en los excrementos.

VI.b6b87943a3c0986507f7bf423aea4b1a

Al escuchar la decisión, las hienas comenzaron a ladrar y a criticar a los búhos. No habían escuchado todas las explicaciones de los búhos, ni les interesaban, pero les parecía poco castigo para lo que creían que había sucedido, aunque ni vieron el vídeo ni escucharon los testigos ni las declaraciones de la víctima ni de los atacantes. Muchas gacelas se sumaron al coro de críticos pues no hacía falta saber derecho para saber que los cerdos eran unos canallas que merecían lo peor..

 No sorprendía que se opinase, porque era natural en la selva que todos los animales tuviesen derecho a cantar, ladrar o gruñir, pero lo sorprendente era la saña y agresividad de tales críticas hacia las reglas que siempre habían regido la comunidad y frente a quienes tenían que aplicarlas.

También los loros de vivos colores repetían en sus tertulias cacareadas por todos los confines de la selva, sus demandas de venganza y justicia. Incluso los cocodrilos que votaron las leyes en la Asamblea clamaban porque en este caso se aplicasen castigos no previstos en las mismas.

Otras voces de la selva, de cebras y jirafas, intentaron apaciguar los ánimos advirtiendo que la decisión de los búhos podía revisarse por la Suprema reunión de las Águilas reales. O recordando que los búhos llevaban años tomando decisiones para servicio de la comunidad, sin reproche, como siempre, sobre lo que veían y oían en el procedimiento, porque no demás no existía.

Así, advertían que los búhos no adivinaban lo que había sucedido sino que declaraban lo que se había probado, y mejor criterio tendría quien examinaba las pruebas que quien tenía prejuicios sin pruebas.

El Rey León incluso culpó al búho discrepante porque había tenido un problema singular porque diez años antes se durmió cuando estudiaba un caso. Con eso las hienas chillaron alborozadas. Y la inmensa mayoría de los cerdos y jabalíes comenzó a gruñir porque pedían la cabeza de los búhos y que se aplicase el castigo mas grave previsto para la violencia o intimidación porque el hecho de ser cinco enormes cerdos ya asustaba, y si la Ley de la selva no lo contemplaba así, era una mala Ley que había que corregirla y castigar no solo las conductas futuras, sino las pasadas, y castigando a estos cinco cerdos.

VII.Elephant_outruns_p_3104803a

El griterío era ensordecedor.

El árbol de los búhos fue agitado hasta que les derribaron los nidos y los desplumaron.

A partir de entonces, la selva perdió la paz, porque ya no importaban las reglas de las asambleas, ya que se podían cambiar por el clamor de cualquier grupo, si gritaba lo suficiente.

Tampoco había seguridad porque nadie sabía si lo que hacía ese día a lo mejor el día siguiente se consideraba prohibido y se le castigaría por lo hecho en el pasado.

Además todas las disputas de la selva, ya fuesen por el robo de huevos del guacamayo o por el uso de las copas de los árboles entre monos y pájaros, o sobre indemnizaciones por daños en las madrigueras al pisotearlas el elefante, todas eran juzgadas por toda la comunidad, o mejor, según el vocerío que mas podía.

Por si fuera poco, las mismas hienas que reclamaban castigo según el griterío, fueron acusados de pasear, jugar o hablar porque siempre había un grupo al que no le gustaba.

Y entonces sí que imperó la ley de la selva. No la ley del mas fuerte. Sino la del más salvaje.

 Y colorín colorado, este cuento se ha acabado… aunque la realidad sigue ahí

PAY-A-protective-mother-Orangutan-shoos-away-a-wild-boar-with-a-stick

60 comments on “Dónde vas Justicia, dónde vas triste de tí

  1. Carbeif

    Brillante

  2. Carlos

    Genial. Y muy valiente. Recuerda que ya no hay reglas, sino la ley del más salvaje, y puede que a las hienas no les guste tú opinión.

  3. Comprendo que ni los niños ni ese idílico paraíso animal que describes, Señoría, lograrían entender lo que socarronamente comentaba un no invitado pterodáctilo entre sus colegas del ‘Parque Jurásico’ (entre ellos al Catalásaurios Rex):

    Las normas ofrecían soluciones adecuadas para una decisión judicial diferente. De los hechos probados de la sentencia se deduce que concurrió una intimidación más que suficiente para determinar que existió agresión sexual. La sentencia indica con reiteración que la víctima quedó paralizada o bloqueada mentalmente, por lo que forzosamente adoptó una actitud de sometimiento y pasividad mientras sufría penetraciones vaginales, anales y bucales.

    ¿Por qué el tribunal condena por abusos y no por agresión sexual. Explica que se produjo un prevalimiento de superioridad, que agrava la pena de los abusos, pero no supone agresión sexual, ante la ausencia de intimidación. Esa valoración jurídica es el eje central de la sentencia. Si partimos de los hechos probados de la resolución,el contexto y las circunstancias del caso reflejarían más bien una intimidación que anula toda posibilidad de resistencia y que supondría agresión sexual. La víctima fue llevada con engaño a un ‘escenario de opresión’ (sic sentencia) Y las circunstancias muestran una aplastante superioridad numérica y física de cinco hombres ante una chica de 18 años.

    Cualquier mujer en esa situación se vería objetivamente intimidada, sin posibilidad real de resistencia e incluso sabiendo que toda actitud de oposición podría ser extremadamente peligrosa para ella. La sentencia fundamenta este contraste en la jurisprudencia existente en la materia, sobre todo en referencia al prevalimiento y a la intimidación.Históricamente esa jurisprudencia no se ha puesto en el lugar de las víctimas para entender las características de estos casos. Resulta conocida la lista de resoluciones judiciales llamativas, discriminatorias o de claro sesgo machista hacia las mujeres. En diversos países europeos todas las formas de acceso carnal inconsentido son consideradas violaciones, existan o no actuaciones violentas o intimidatorias.

    Quizás si, porque los niños saben matemáticas que una mosca, de esas que llaman ‘cojoneras’, les soplara al oído: SAP Navarra 000038/2018: Pags. 1 a 133 .VOTO PARTICULAR: 134 a 370 (237 pags).

    Con mi invariable cariño y respeto.

    • José Luis

      D. erre que erre. “De los hechos probados de la sentencia se deduce”, lo deducirá Vd. La violencia e intimidación son conceptos que tienen un significado jurídico muy concreto y que se encuentra claramente definido, no es moldeable a voluntad del consumidor, en este caso Vd. Una cosa es ausencia de consentimiento y otra cosa es que se haya empleado violencia física o intimidación (amenazas), y por mucho que se empeñen, de la declaración de la supuesta víctima (todavía no es firme la sentencia) no hay rastro de lo uno ni lo otro. ¿Tan difícil es de entender?

  4. Marisol Cortegoso

    José Ramon, ¿donde quedaron tus buenos propósitos? https://vivoycoleando.com/2018/04/30/no-hablemos-de-los-temas-tabu/, desgraciadamente este debate ya ha transcendido de lo jurídico y desgraciadamente cualquier información desde una optica técnica del contenido de la sentencia y la necesaria independencia judicial , te etiqueta como un un posicionamiento contra la integridad moral y sexual de las mujeres; pero porqué “hienas” cuando podemos hablar de “ovejas” ??? Pero lo que si tenemos que convenir es que una decisión judicial, no esta sino cualquiera, pueda estar sujeto a debate como cualquier otra realidad de la vida.

    • tienes razón que es un exceso lo de hienas pero responde a la congruencia con la jungla, donde no hay ovejas, y ya el guión iba forzado con los cerdos. En lo que me permito discrepar es en que etiqueten “contra la integridad moral y sexual de las mujeres” pues en todos mis textos solo defiendo la congruencia con las leyes democráticas y la division de poderes, se apliquen sobre hombres o mujeres, porque como he insistido hablamos de derecho penal y no se puede jugar con los principios que tanta civilización nos ha legado. Un saludo

  5. alegret

    Una fábula fabulosa.

  6. Anónimo

    Es un honor felicitar al ilustre Magistrado J.R. Chaves por contar con tanta sencillez un hecho de gran repercusión social, que ha producido gran crispación.

  7. Muy buena y oportuna la fåbula de “Esopo” Chaves!!

  8. pilara112

    Hombre, puestos a elegir animalitos,que unos sean cerditos juguetones y otras hienas sedientas de sangre…pues en fin, que no digo nada, que cada uno cuenta su cuento como le viene en gana. Mal está que el Rey León salga diciendo lo que no debe de decir, distinto a que no deba opinar, son cosas diferentes. Pero igual que a este búho, le dicen que tuviera o tuviese problema singular, mal dicho, bueno es recordar de otro búho también, llamado Silva, al que en su momento no implicaron en problema singular alguno sino que directamente le llamaron loco, le mandaron un alienista pájaro carpintero penetrador de parietales a que le diagnosticara si se lo encontraba por las escaleras para con tal diagnóstico incapacitarlo de por vida. Como no pudo ser porque tal desatino solo se le ocurre al que asó la manteca,se le expulsó de la tribu de los búhos druidas y ni chistaron otros búhos, ni hubo correcalles con zambomba alguna, ni se acusó al gran recolector y a sus amiguitos cuervos recolectores de inmiscuirse en la muy sagrada independencia del poder buho-druideral.
    Mal hecho en el caso reciente,peor en el anterior
    Lo de que no se puede opinar de lo que hagan los búhos pues no tiene nada que ver la independencia con la ceguera.Ya nos gustaría a todos que no se pudiera opinar de lo que hagamos
    En cuanto a la independencia, el que es de verdad independiente, puede soportar diferentes concepciones de las cosas sin que tal diferencia de perspectiva le mueva un músculo de la cara a la hora de decir lo que ve. Para eso son búhos. Ven más que nadie y además de noche, cuando todos duermen (esto último da un poco de yu-yu)
    En cuando a las hordas de hienas sedientas de sangre (esto no lo pone el autor, pero lo pongo yo para dramatizar y malmeter), hombre es que llueve sobre mojado
    Y más les valdría a los búhos ir limpiándose los anteojos o las corneas directamente que no es lo mismo tener ojos grandes que ver bien, y que por muy bien que vean los ojos no los tienen en el cogote así que algún punto ciego les quedará. En ese caso basta con que pregunten a otros pájaros, que puede ser el carpintero, siempre haciendo agujeros para mirar lo que hay dentro o el colibrí que es como un helicóptero que se para en el aire. Que por preguntar nadie se ha muerto nunca,todo lo contrario.
    Y colorín colorado este cuento ni se ha acabado ni soñéis con ello, que desde el Arca de Noé fueron una pareja de cada especie la que se salvó del diluvio y la selva la construimos entre todos.
    Salud

  9. Julia Moreno

    Muchísimas gracias estimado José Ramón por esta bella ilustración para niños, y que seguro que ellos, comprenderán.. Y en cambio “los mayores” al leer tergiversaran’, … unos por sentirse cerdos, otros por saberse hienas, estotros por lobos y los demás allá por corderos que faltaban… pero no importa…
    Los que se sientan aludidos pierden aunque hagan ruido… Y lo digo desde mi posicionamiento como ser humano …
    Pues el estado de derecho es un logro que hace mucho que se consiguió y que el respeto a las decisiones judiciales es mucho más que una frase , es la misma esencia de la convivencia …pues no todo vale… aunque se grite …hay medios de impugnación … legalmente previstos… Y cada caso es individual y diferente… en mi modesta opinión, no hay que socializar ni generalizar pues no se ayuda a ninguna víctima de este modo aunque lo parezca…

    Por eso Sr Chaves una vez más gracias …. Y espero que los comentarios no alcancen a lastimarle ni herirle…pues no lo merece… antes al contrario …
    De mi parte a los peques cuando me pregunten les hablaré de esta fábula…

  10. Hombre, vamos a decir que la elección de animales muestra ya un sesgo bastante interesante de la visión de las cosas. Supongo que no será relevante que el número de víctimas de caída en los lodazales sean “cerdas” (¿en serio?) que las normas pactadas por todos hayan permitido hasta hace nada que los jabalíes casados con “cerdas” pudieran tirarlas al lodazal cuanto quisieran, y demás… (Me parece bastante inaudita esta elección de animales, en serio).
    Por último, supongamos que pueda pedirse que otros buhos miren el mismo caso, y esos buhos consideren que la cerda temía por su vida (vaya cosas) y decidió tirarse al lodazal para que no la tirara. Entonces, esos buhos ¿superiores serán hienas? ¿Asnos? No discutimos la validez de la prueba, sino que cuando cinco jabalíes que pueden hacer mucho daño a la cerda (madre mía, que asco me estoy dando mientras escribo esto), la cerda prefiera tirarse sola antes de que los jabalíes cenen jamón y morcilla. Que los buhos aprecien que no ha habido violencia mientras que el jefe de los buhos considere violencia que una manifestante entre en la sede donde se reunen los buhos, da que pensar a las hienas (no sé, supongo que yo seré un asno, o un gusano, por lo menos) interpretan la violencia de manera muy elástica, siendo mucho más grave cuando le caen cerca.
    En fin, como seguidor habitual del blog, lamento enormemente no tanto la interpretación juspositivista, sino la lamentable elección de animales, nada sesgada…
    Una lástima, José Ramón. Creo que te has equivocado.

    • rectifico la asignación de animales… al menos de la víctima (he visto mi error), no así de las hienas, loros, monos y demás.

    • La crítica razona siempre es aceptada

    • Anónimo

      Excelente respuesta de Craselrau, que comparto de principio a fin. La elige deliberadamente a las hienas, pero en la ley de la selva (que se aplica a TODOS los animales) los búhos no tienen porque ser una excepción a recibir críticas, o es que son seres superiores?, acertadamente o no, el resto de animales no pueden opinar, aunque sea en manifestaciones?, si la respuesta fuese ni, el resto de animales no serían libres, sino lacayos, y personalmente, consideró que no es el dado. En una sociedad democrática y libre, no hay INTOCABLES, hay iguales que ocupan distintas funciones, pero eso de mandar a callar, porque son hienas, como que no.
      Va un enlace de otro trio de búhos hembras http://blogs.publico.es/dominiopublico/25719/carta-de-tres-juezas-a-la-joven-agredida-en-san-fermin-de-2016

    • Anónimo

      Mi nombre es Marcelo.
      Ya mencioné algo como ANÓNIMO, comenzando con “Excelente respuesta de Craselrau”, me ratifico en ello y en mis comentarios, especialmente en lo de que nosotros/hienas, tenemos derecho a opinar y manifestarnos. Humildemente considero que lo que escuece es que nosotros las hienas, también alcemos la voz en contra de algo que nos choca, nos parece mal o por lo menos, mal solucionado. ¿Qué hay quienes que quieren sentencias a su gusto y placer?, por supuesto, pero creo que no es el caso de todas las hienas, por lo menos no es mi caso y el de muchas personas con las que hemos abordado este tema, así que decir directa e indirectamente que las hienas queremos presionar para que se nos complazca con una sentencia a medida, es mucho decir y pasarse varios pueblos.
      Como simple abogado/operador de la justicia, como el resto de los que estamos presentes en un juicio, me ha tocado de todo, como en botica, Con Jueces y Magistrados muy profesionales (mayores y jóvenes), dignos de mención y se nota (se hace notar) que el “respeto” no es algo que les debemos sin más, sino que se lo ganan a pulso, como debe ser; pero también y en general con Señorías que se sientan en la sala como si fuese “su sala = su reino” con todas las consecuencias anejas.
      Sólo citaré un ejemplo de muchos (y de lo que recuerdo de él), así cuando me encargaron la defensa de un presunto violador (que finalmente fue condenado con la mínima), al preguntar a médicos forenses (que declararon por videoconferencia) alguno/a no recordaba bien los hechos, pero se ratificaba en su informe, aunque no lo tenía a mano y no recordara que es lo que había dicho, así constantemente, era mi tarea, en un momento pregunté sobre como explicaba la presencia de saliva en cuello, pechos y otras partes del cuerpo de la víctima, que no se correspondía con el ADN de mi defendido, cuando el acusado de violación sólo era una persona, y la denunciante había dicho que esa noche no había estado con ninguna otra persona, etc., en ese momento se me paró en seco y otra vez una advertencia, o sea, en esa tarea tuve numerosas y repetidas advertencias de los magistrados, así al realizar preguntas a la psicóloga que atendió a la víctima, sobre el extenso y detallado informe, pero que no contemplaba supuestas “perversiones sexuales”, poco más que me crucifican dos de los magistrados, advirtiéndome de las consecuencias si continuaba por “ahí”, por suerte, uno de los magistrados, discutiendo vehementemente con sus compañeros dijo que él preguntaría sobre eso, porque la psicóloga había respondido que “a ninguna mujer le gusta ser violada” (algo en lo que estoy radicalmente de acuerdo), pero yo no pregunté eso, así que el magistrado, continuando con mi hilo argumental y que no permitieron que la testigo contestara a esas preguntas, si lo hizo dicho magistrado, y le preguntó el porqué de esa respuesta, y si ella negaba la existencia de “perversiones sexuales” que llevan a personas de ambos sexos a prácticas sexuales de riesgo…….., esto lo menciono, porque teniendo en cuenta las veces que me llamaron la atención y me advirtieron de las consecuencias legales por ese tipo de preguntas que no tuvieron respuestas, comparo esa situación con las preguntas realizadas a la víctima de La Manada, por el magistrado del voto particular, y como desmenuzó cada una de las respuestas en ese voto particular, así las cosas, aunque todos seamos operadores de la justicia, está claro que uno son más que otros, porque si se me hubiese ocurrido hacer un 1% de las preguntas y/o alegaciones que realizó dicho magistrado, a esta hora estoy colgado en la plaza pública.
      Para finalizar, humildemente y con el respeto que tengo por usted magistrado Chaves, (al que continuamente sigo en las redes por sus oportunos, didácticos, amenos y técnicos comentarios), creo que su cuento/fábula, no ha sido de las mejores elegidas, como que yerra en comparar que nos comportemos como hienas; creo que las hienas tenemos derecho a discrepar, no siempre de forma acertada, pero no es menos real que los búhos también deben empezar a aguantar el chaparrón, pues el comportamiento como la respuesta, me recuerda a los comportamientos y respuestas que hasta hace muy poco (algunos/as aún continúan así) nos daban los profesionales de la salud, así ante preguntas evidentes y necesarias de los pacientes las respuesta amable solía ser “el médico soy yo y no tengo por qué darle explicaciones”.
      Por otra parte debemos tener en cuenta y recordar que las hienas también cumplen un papel fundamental al impartir justicia como JURADO (por ejemplo, los que juzgarán al Chicle, presunto asesino de Diana Quer), así que la hienas también ejercen, de vez en cuando la función de juzgar, ¿deberíamos endiosarlas por ello y no criticarles o también considerar lícita la critica a una sentencia que salga de ellos? ¿Se merecen esas hienas (eventualmente búhos) el mismo respeto que los búhos profesionales?
      Finalmente reiterar que sólo son unos comentarios que no tienen finalidad de ser inamovibles, pero que hasta ahora los considero válidos, por lo mencionado y porque todavía no he recibido o leído comentarios cuyos argumentos me hagan cambiar de opinión.
      Sin acritud y con gran respeto.

  11. Como las hienas olfateen esta entrada del blog…..

  12. Sònia Garcia

    Los Buhos olbidaron que estanban sometidos al tratado de Estambul de 2011 y aplicar sin matices interpretatorios el artículo 36, pues SIEMPRE el consentimiento debe prestarse voluntariamente como manifestación del libre arbitrio, de otra forma no es consentimiento.

    • Sí, pero los búhos que apoyan la sentencia mayoritaria dicen que “no” hubo consentimiento, pero tampoco violencia o intimidación, así que se puede citar el Tratado de Estambul o el Convenio sobre la migración de las ranas, que nada añaden ni comprometen de lo técnicamente dicho en sentencia. Otra cosa es que los recursos están para revisar bajo los principios constitucionales que tanto nos ha costado conseguir ( otra vez, irretroactividad de la legalidad sancionadora y presunción de inocencia) y que ningún tratado podría cambiar sin antes reformar la Constitución.

  13. Esta bien lo de la fábula. Muchos comprenden lo que es el estalinismo mejor leyendo “Rebelión en la Granja” que cualquier análisis de aquellos plúmbeos teóricos marxistas tan en boga en los felices setenta. La separación de poderes y la muerte de Montesquieu nos retrotrae a a los juicios populares y a la masa armada de de antorchas y horcas que solo entiende la ley de Lynch: la parodia de la justicia. Gracias por estos artículos y por el blog. Muchos aprendemos de tu sencillez y de tu buen juicio. Muchas gracias.

  14. J Ramon le felicito por su articulo. Colosal, como siempre!!!. Estaba ahora en la lectura del folio 200 leyendo el fantastico, en mi ooinion, voto discrepante del valiente buho y para evitar caer en la tentacion de las hienas. Lo que maa me ha sorprendido es q haya hienas juristas… (las no juristas pueden tener disculpa) que se abalancen sobre el buho sin haber leido la sentencia. Es lo que hay…

  15. pilara112

    Pero…¿cual es el problema con el que la gente opine? Constitución Española de 1978

    Artículo 20

    1. Se reconocen y protegen los derechos:

    a) A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción.

    Artículo 21

    1. Se reconoce el derecho de reunión pacífica y sin armas. El ejercicio de este derecho no necesitará autorización previa.

    Es decir, las personas pueden reunirse y expresar lo que les parezca oportuno y conveniente.
    Sí, pero que no opinen sobre temas arquitectónicos, dirá el arquitecto.
    Sí, pero que no opinen sobre temas de salud, dirá el médico
    Noooo.¿verdad?

    ¿Por qué no se puede opinar sobre temas judiciales? ¿Dónde está escrito, en qué parte de la Constitución que no se puede opinar sobre las sentencias?
    ¿Acaso las hienas están haciendo en estos momentos otra cosa que opinar?

    Hombre, los hay que hacen escraches y pintadas. Claro, pero eso es otra cosa diferente, el que agreda a otros, que se le impute una agresión
    Que no opinen porque no saben…
    que no opinen porque comprometen la independencia del que tiene que juzgar

    Es como si al enfermo se le dice que no opine sobre su tratamiento porque no ha estudiado medicina y porque compromete la tranquilidad del cirujano en el quirófano

    Los jueces están para juzgar…que juzguen
    El ciudadano puede opinar…que opine
    Los políticos pueden opinar, como ciudadanos y como políticos,necesitaremos saber lo que piensan para volver a votarles…o no
    Y en un mundo medio normal…
    El juez juzga, el ciudadano opina, el político dice si le parece bien o mal y que va a hacer propuestas o no para cambiar la ley, el parlamento legisla, el delincuente vuelve a delinquir, el juez le vuelve a juzgar y el ciudadano dice si le parece bien o mal como legisla el legislador, como juzga el juez y como lleva la capa la hermandad de amigos de la capa.

    ¿O no?

    • Claro que se puede opinar, pero lo que no es opinar es promover masivas críticas para presionar a lo que todos los españoles hemos alzado como justicia independiente. Se puede opinar para hacer crítica política pero la crítica jurídica se hace en clave jurídica…¿ o se puede opinar seriamente que un plato de cordero asado es malo porque somos vegetarianos o porque el cocinero tiene un problema singular?, ¿ o pueden opinar los vecinos de la calle del restaurante que no han probado el plato, que está pésimamente condimentado?…Claro que pueden. El problema no es opinar, el problema es opinar sin escuchar demostrando intolerancia y radicalidad; el problema es opinar desde el prejuicio; el problema es opinar cuando la finalidad es para hacer cambiar de opinión a la voluntad mayoritaria expresada en leyes, o para hacer cambiar de opinión a los jueces y pretender que prevariquen saltándose la Ley. El problema es opinar que la presunción de inocencia es presunción de culpabilidad… pero en este caso, quien opina así, opino que tiene un problema.

      • pilara112

        En este caso, Su Señoría, el problema es que mucha gente ha probado el plato, demasiada. Incluso cuando no lo pidieron,no se sentaron a la mesa y además les produjo indigestión. Un 30% de las mujeres, se calcula, han sido violadas o abusadas sexualmente, muchas de ellas en la infancia. El problema, precisamente, es que muchas de las que están en la calle han probado el plato, o saben de su sabor profesionalmente o a través de amigas y conocidas. Y los cocineros, pues no.Ellos no lo prueban. Lo condimentan para otros, pero no lo prueban. Por eso está la gente en la calle

    • FELIPE

      El problema no es de libertad de opinión. Es de sana calidad de la misma.
      El problema no es de libertad de opinión. Es de contexto.
      El problema no es de libertad de opinión. Es de falta de respeto.
      El problema no es de libertad de opinión. Es de prejuicios.
      El problema no es de libertad de opinión. Es de presión social.
      El problema no es de libertad de opinión. Es de intransigencia y aversión hacia lo/s discrepante/s.
      El problema no es de libertad de opinión. Es de enjuiciamiento sin ningún tipo de garantía o control, ni de imparcialidad o prudencia.

  16. Juan Carlos

    Querida Pilara112, para ejemplo un botón: hace dos post pedía Vd. al titular del Blog que borrara todos tus comentarios. Sin embargo continuaba publicando y hoy lo sigue haciendo. Si sometiésemos su decisión al criterio de un Tribunal sin duda nos encontraríamos con graves problemas: dos miembros del tribunal afirmarían que aunque su voluntad manifestada era clara su conducta demuestra lo contrario porque pidió que eliminaran sus post pero en realidad quería que no los borraran y de hecho publica otros nuevos. Otro miembro haría un voto discrepante afirmando que hay que estar a lo probado y eso no es otra cosa que una manifestación expresa de que se borren. ¿Esto de exigir recto e inequívoco criterio a los demás sin saber si uno va o viene es lo que Vd. llama libertad de expresión?.
    De la lectura de sus entradas deduzco lo que Vd. critica: todo lo que se mueve bajo el sol (incluso una simpática fábula con fines didácticos que va a resultar mas peligrosa que el manifiesto comunista) . Lo malo es que aún no sé lo que Vd. defiende.
    Sería bueno al respecto que expusiese Vd. siquiera la sombra de una idea sobre como tipificar los delitos de acoso, abuso y agresiones sexuales. ¡Quien sabe si de su asombroso magisterio podemos obtener alguna utilidad.!

    • sed Lex

      Cuando las críticas van más hacia la persona que al contenido de los mensajes, por muy educadas que sean, no me parecen adecuadas.

      Pilar estaba en su derecho a pedir que se anularan comentarios porque hubo quienes se sintieron molestos, y a volver a opinar, como Sevach en hablar de evitar temas tabú, y volver a las mismas.

      En cuanto al fondo, me leí el anterior post y todos sus comentarios, pero no la sentencia, ya que no quiero dedicar tanto tiempo, y las sentencias son siempre una parte, más o menos sesgada, del asunto (el papel lo soporta todo). Sin ver demandas y contestaciones, y fundamentalmente en este caso las pruebas, estamos hablando por hablar.

      Y en el fondo, como por otra parte casi siempre, ambas partes tienen su pedazo de razón: ni se puede atacar al estado de derecho, juzgar sin pruebas y machacar a los jueces, salvo que se demuestre su mal hacer, ni dentro del sentido común, que “inconcusamente” es el menos común de los sentidos, se puede opinar, por mucha definición legal que haya, que una “desproporción” de fuerzas tal (bien se aplica la figura cuando se quiere) no suponga intimidación, o se precise resistencia si es admisible y apreciable el estado de shock. Otra cuestión es que de las pruebas se deduzca otra cosa. Ni el Rey León, ni las hienas actúan bien,… pero a los jueces, defendiendo lo suyo, a lo mejor también se les ha ido la mano, y me lo hace también presumir un Sevach irreconocible en alguno de sus comentarios, por lo demás genial como siempre.

      Pero como reitero, sin pruebas, a base de apriorismos o “hasta que se pronuncie Mariló”, estamos hablando por hablar.

      Para quitar hierro e ilustrar, y poner una nota de humor, como siempre, Sansón:

      http://blogs.elnortedecastilla.es/rafavega/2018/04/27/sanson-2237/

      http://blogs.elnortedecastilla.es/rafavega/2018/04/30/sanson-2240/

      • José Luis

        Equidistancia falaz. Los jueces son quienes tienen la responsabilidad de juzgar, son los únicos que en este asunto tenían la obligación de hacerlo y lo han hecho con mayor o menor acierto según las leyes y los principios del estado de derecho, que es la base de la convivencia y se está tratando de poner en jaque de forma premeditada, pues ya el día en que se iba a leer la sentencia se habían convocado concentraciones ante los juzgados sin conocer aún su contenido.
        La gente normal de la calle está cada vez más cansada con las campañas de manipulación continuamente lanzadas desde determinadas asociaciones y medios de comunicación. Cuando lo del pequeño Gabriel (q.e.P.d.) no se debía actuar en caliente y se pedía calma, cuando lo único que se pretendía era que no se derogase la prisión permanente revisable., luego, con lo del mantero (q.e.P.d. también), entonces la masa habilmente manipulada desde determinados sectores salió a la calle mientras grupos organizados se dedicaban a destrozar todo lo que encontraban a su paso en Madrid. esta vez los destinatarios de la ira eran los funcionarios de policía por hacer su trabajo. Luego se demostró que su lamentable muerte no había tenido relación alguna con ninguna supuesta violencia policial, sino que, por el contrario, habían sido precisamente agentes de la policía quienes le habían auxiliado y tratado de reanimar en un primer momento, pidiendo ayuda.
        Ahora les ha tocado a los jueces por no actuar al dictado de determinados intereses, los mismos que piden las penas más severas en este caso, mientras que claman por el derecho a la reinserción de delincuentes sexuales multirreincidentes. Se trata en definitiva de sobredimensionar los casos para tratar de orientar a la opinión pública buscando la mayor visiiblidad posible para obtener luego fruto en forma de subvenciones.

      • sed Lex

        ¿Por qué falaz? ¿Por qué equidistancia? Mi opinión no se trata de eso sino de dar a Dios lo que es De Dios y al César lo que es del César. Todo el mundo ha perdido la mesura en un tema que levanta pasiones y remueve conciencias; todos tienen “su parte” de razón o razones, y niegan las del contrario. Lo que he dicho creo que está bastante razonado.

        La Justicia de este país, por otra parte, de Pedro Pacheco para acá, y a pesar de los esfuerzos individuales innegables y honrosos, que seguro que son la mayoría, se ha ocupado muchas veces, y no sólo en temas mediáticos y manipulables como este, sino en los que cada uno conocemos de primera mano, de confirmar su aseveración de que es un cachondeo, o cuando menos una lotería a la que acudimos a la desesperada. Al menos tenemos eso, pero tiene lo suyo, y no lo digo por éste caso.

        Normal que Juan Español, ciudadano de a pie, sin pedigrí ni bolsa para, como dice creo que Quevedo en Alatriste, o sea Pérez Reverte, obtener la Justicia que cada uno puede pagarse, se cabree cuando le calientan los cascos con temas como éste. Y es que a veces, el árbol de la Ley nos oculta ( o ya buscamos él ángulo para que lo haga) el bosque de la Justicia a través de la equidad, la tutela judicial, el sentido común, la generosidad, y la bonhomía, que deberían estar ahí,… y sabemos quiénes son,… pero “no han venido”.

      • José Luis

        A sed lex: Pues sí, equidistancia falaz, pues vuelvo a insistir: Son los jueces a quienes corresponde la responsabilidad de juzgar y lo hacen con criterios objetivos. Por tanto, el derecho a la crítica, que existe y es necesario, se ha de basar en argumentos razonados y lógicos, no se puede realizar desde la visceralidad (y menos cuando no es espontánea, sino planificada de antemano, como es fácilmente comprobable). Deslizar la duda de que los jueces quizá pudieron hacer esta o tal otra cosa es una falacia y el que se sienta herido en su sensibilidad, que busque el significado de la palabra.

      • sed Lex

        falacia
        Del lat. fallacia.
        1. f. Engaño, fraude o mentira con que se intenta dañar a alguien.
        2. f. Hábito de emplear falsedades en daño ajeno.

        Pues sigo si ver dónde de mi comentario hay engaño, fraude, mentira o falsedad en daño ajeno. Debo estar muy ciego o muy obtuso.
        Además yo no estoy juzgando, sino opinando, y más concretamente que todos tienen su parte de razón, y ninguno toda a mi humilde parecer.
        Por supuesto que juzgar les corresponde a los jueces, y líbreme Dios de semejante responsabilidad. Pero hay una distancia entre respetar y acatar las sentencias, y no poder opinar sobre ellas. La tutela judicial y el Estado de Derecho están en juego, pero de contrario lo está la libertad de expresión, dentro del respeto. Es más, precisamente digo que los únicos que están en condiciones de juzgar son ellos. No solo porque les corresponda o conozcan el derecho penal infinitamente mejor que yo, sino porque son los que tienen acceso a demandas, oposiciones y sobre todo pruebas. Los demás, insisto, estamos hablando por hablar. Pero hay algo que rechina al sentido común y al propio lenguaje (que por lo que se ve según sus afirmaciones yo no debo dominar muy bien) entre la ausencia de intimidación y la desproporción de fuerzas, y entre la ausencia de resistencia y el estado de shock más que probable. Y ahí es donde la sentencia debería haber abundado. Todo tiene remedio en la instancia superior.

        No se trata de sembrar ninguna duda (mala cosecha obtendríamos), sino de plantear que quizá algo de razón pueden tener también quienes lo critican. Pero nada, será cuestión de callar, no sea que alguien nos de con la maza.😉

      • José Luis

        En lógica, una falacia (del latín: fallacia, ‘engaño’) es un argumento que parece válido, pero no lo es.Algunas falacias se cometen intencionalmente para persuadir o manipular a los demás, mientras que otras se cometen sin intención debido a descuidos o ignorancia. (De la wikipedia).
        No tiene sentido hablar de estado de shock cuando quienes han visionado las imágenes no han visto eso, ni tampoco que dijera no, aunque el rebaño ha repetido hasta la saciedad el eslogan: “No es no”, etc.., et.., Se puede criticar a los jueces por sus actos, pero no hay que confundir los deseos de uno con una realidad que no ha existido más que en la mente del comentarista (a esto se suelen referir los tribunales cuando hablan de hacer del supuesto cuestión, hay una entrada de este blog donde se explica).
        Pero lo grave de todo esto es que se está atacando al poder judicial por intereses espurios a sabiendas de que la crítica carece de fundamento en algunos casos, en otros de forma frívola, sin molestarse en estudiar el asunto y tener una opinión lo suficientemente formada.

    • Magnífica fábula. Aunque desde mi humilde opinión se ha olvidado de los 2000 monos sanadores, que también hicieron un enorme griterío. Y no creo que sea un tema baladí, porque pone en relieve la falta de comprensión de lo que es un correcto sistema jurídico.
      Frases como “lo que hay que hacer es apoyar la superación de la víctima en lugar de criticarla o someterla a vigilancia”, y otras en el mismo sentido expone sin titubear que ya tenemos a priori una jabalina víctima, cuando precisamente nuestros búhos son lo que tienen que determinar si la hay o no. Por supuesto que hay que dar apoyo a las víctimas, pero se conocía algún caso de jabalinas que,
      mintiendo, habían provocado que cerdos inocentes fueran desterrados de la charca. Por eso los búhos intentaan ser tan escrupulosos en su labor.

    • pilara112

      Ud puede enfadarse conmigo todo lo que quiera, está en su derecho y yo también estoy en el derecho de no enfadarme con ud porque no tengo motivos.Si quiere le explico por qué solicité que borraran mis comentarios, porque pensé que podían molestar, luego no parecía que tanto. Fíjese, un buen ejemplo de cambio de opinión. ¿Lo que yo defiendo?, no defiendo nada “en combo”, motivo por el que , generalmente, la derecha me acusa de izquierdista rabiosa y a la inversa. En este caso defiendo el derecho a discrepar con la sentencia o con el voto particular, sin ofender a nadie y sin que nadie tenga por qué sentirse ofendido o condicionado.
      Yo creo que la han violado (partiendo de lo que la sentencia considera hechos probados)y también que no pretendían hacerlo,simplemente les pareció lo normal. En aquel momento no distinguían entre una mujer y una muñeca hinchable. Le diré algo más, no estaban interesados en el sexo sino en el selfie. Era una cuestión de narcisismo,de ego,que les va a costar cara. Lo cara que les tiene que costar lo decidirán los tribunales y lo bien o mal que me parezca tal decisión, lo decidiré yo.
      ¿y por qué creo que tienen más razón lo de los dos que lo del uno? porque en los argumentos del voto discordante,en lo que se refiere a comportamiento humano no acierta. Llama contradicción a lo que podría ser ambivalencia (conceptos muy diferentes y perfectamente explicable dentro del contexto de una violación), identifica voluntad de entrar en una habitación con voluntad de ser penetrada once veces por tres orificios diferentes; pregunta cosas tales como si informó de su estado de shock a los participantes…),…
      Lo que creo que va a pasar: que el TSJ no se va a dejan influir por nadie,que va a encargar peritajes, no se si se puede hacer en ese momento procesal pero si se pudiera hacer , lo hará, y que concluirá que…desde el punto de vista científico,psicológico, médico, etc. pudo no haber consentimiento pero que el legislador no lo había definido así, y que corresponde al Tribunal Supremo sentar otra jurisprudencia si lo cree oportuno, etc.etcy confirmará la sentencia por abuso…
      En cuanto a la defensa, no creo, a diferencia de lo que se dice aquí, se se apoyará en el voto particular,no le ayuda, pero lo hará bien, sin duda. Lo de mostrar que no hubo abuso y sí consentimiento..lo va a intentar por otra vía, no la del voto particular.Creo yo. Intentará demostrar que no había manera de saber que no había consentimiento que es algo muy diferente a intentar demostrar que había consentimiento, y lo intentará dejar en la duda razonable. Creo yo, pero de ver películas americanas, no de haber estudiado derecho
      Hala, un saludito

  17. Antonio Carmona

    Ayer dediqué prácticamente el día entero para leer la sentencia. He trabajado el penal como abogado muchos años y necesitaba empaparme de los argumentos de dicha resolución para poder tener una opinión jurídica, lejos del ruido de hienas y demás especímenes de ésta, nuestra selva. Pues bien, pocas veces, en relación con el voto particular, he visto una resolución más trabajada y fundamentada. En mi opinión profesional, es realmente brillante. Ya me puedo imaginar que el Magistrado discrepante visualizó el ruido mediático que iba a provocar su discrepancia, por lo que se esmeró en la redacción y argumentación de sus conclusiones. Ese ruido mediático de la otra “manada” era previsible, pero la pena es que sea dentro del propio entorno jurídico, en el mundo profesional de la justicia, donde se le esté dando palos sin ningún criterio científico. Por cierto, gracias JR, por tu magnífico blog, soy fan tuyo.

  18. Estimado J.R.
    ¡Genial! o, como diría el inefable Jesulín de Ubrique, en dos palabras “Impresionante”. Estoy totalmente de acuerdo con el fondo y la forma de la fábula. Yo creo que el problema de fondo es que no se considera que la Justicia sea independiente del poder político, y cuando los búhos no resuelven como se espera, reclama o exige el coro de ranas que cambien las reglas, que se cambie a los búhos, y, en el fondo, volver a la ley de la selva.
    Decía Malraux que “la condición humana” es dominar al otro. La masa tiene la sensación de dominio cuando las cosas transcurren según su sentido de la justicia, cuando no es así, y ve que no domina la situación, y que hay cosas que suceden fuera de su control, le entra el pánico.
    Los juristas estamos acostumbrados a ello. Sabemos que preparamos demandas, pruebas, testigos, periciales, etc., pero al final no podemos dominar la voluntad de un tercero. Lo único que podemos hacer es intentar convencer, persuadir, conducir … A veces veo a compañeros frustrados que se enfadan cuando el Juez no se comporta como esperan y pierden los papeles. No es profesional, pero es humano.
    Convivir con la incertidumbre no es fácil, la realidad deja de ser algo fijo, algo que es como tiene que ser, y pasa a convertirse en algo incierto e inmanejable. Comprender esta verdad es muy duro para quien no está acostumbrado a ello, eso genera frustración y rechazo.
    Podemos estar de acuerdo o no con la sentencia, pero como juristas creo que deberíamos cerrar filas con los búhos, aunque sólo sea porque hay más posibilidades de convencer o persuadir a un búho que a una hiena o un león.
    Enhorabuena y, como siempre, muchas gracias

  19. Alicia

    Nunca he escrito un comentario aquí, siempre he leído sus artículos con muchísima admiración, le respeto sinceramente y me encanta su creatividad al escribir sobre el Derecho, no he visto ningún blog tan interesante como el suyo… Pero con este artículo no salgo de mi asombro. Considero, como poco, de mal gusto hacer una fábula de una violación masiva a una chica. No se nos ocurriría crear una fabula por ejemplo sobre cualquier atentado, por ética y respeto (ni siquiera hablo de “leyes”) o jugar a calificar con animalitos a los jueces (y más si han sufrido un ataque por algún desalmado). Lo siento D. JR pero aquí se ha equivocado, lo que pasó esa chica no se merece esto (y aunque hay quien dice que no está probado, igualmente ante la posibilidad de que pudiera ser cierto, se merece un respeto). Por otro lado, desde muchos foros se critica a la gente por salir a la calle sin tener ni idea de Derecho, pues, en mi opinión, no hay que despreciar con ligereza (sí, con ligereza) a la gente o su opinión. Aquí no solo puede opinar Jueces, Fiscales o Abogados, ya que éstos están ahí para salvaguardar a la Comunidad y si ésta considera que se equivocan, ¡claro que tienen que salir a la calle, claro que sí!, los Jueces no están tocado por el “dedo divino”, los hay de todas clases… Ni yo (por supuesto), ni creo que nadie que deje aquí un comentario le va a dar a usted (nada menos) clases de Derecho. Pero usted sabe que en este asunto hay más que Derecho. Este asunto de la manada, además de sacar el machismo más extremo (o hasta misoginia), saca también cierta altivez, clasismo y corporativismo que a mi entender nada ayuda a la Justicia. Repito, es solo mi humilde opinión y con todo respeto. Un saludo

    • Respeto su opinión como todas, vengan de donde vengan, que sean respetuosas, pero Esopo usaba fábulas y Jesucristo parábolas, y yo NO me comparo con tan sublimes personajes, pero sino he conseguido explicarme en Derecho, bien me parece intentarlo con fábulas. Cada uno es libre de opinar o replicar, como yo. Y no soy infalible pero poco coherente sería sino defendiese lo que creo una gran conquista de la humanidad civilizada: división de poderes, principio de legalidad y presunción de inocencia.

  20. Estico

    Acabo de leer esta noticia en relación con este asunto. Se distribuyó la sentencia con el CSV. Sin comentarios.

    https://www.elespanol.com/espana/20180505/error-distribucion-sentencia-descubierto-identidad-victima-manada/304970055_0.html

  21. Joaquin

    Contarlo como cuento o fabula es una buena idea para que quien no ha leído la sentencia, o la ha leído pero carece de conocimientos juridicos, sepa qué ha pasado y por qué: he reenviado el link a varias personas con ese propósito, pero con pocas esperanzas: el problema es que este asunto ya ha excedido de lo juridico para entrar en el terreno de lo político, ideológico o religioso, de modo que me temo que hay muchos que ya no cambiarán de idea por muchas explicaciones que se les den. Yo, tras leer la sentencia, no habiendo asistido a las vistas ni visto los videos, no tengo ni idea de cual era la solución correcta a este asunto, solo confio en que los profesionales hayan acertado, igual que tengo que confiar en el piloto del avion o en el dentista que saca una muela.Queda por saber que hubiera pasado si este asunto no hubiera sido tan mediático, si se habría despachado con una sentencia de 10 folios condenando por agresión sexual, o absolviendo, o llegando a la misma conclusión a la que se ha llegado. Quién sabe, cuando los hombres están en alta mar o delante del juez están en manos de Dios. Lo que más me preocupa es la utilización política que pueda hacerse de todo este asunto, que sin duda será un retroceso en situaciones o derechos que ahora nos parecen irreversibles, como la independencia judicial o la presunción de inocencia, pero que no lo son en absoluto.

  22. pilara112

    En este proceso, llego a una conclusión: el sistema judicial en España,no puede ser más independiente. Si toda la amenaza a su independencia que están viviendo es la de cuatro feministas en las calles pidiendo Justicia y un ministro que dice que un juez , sancionado cuatro veces, tiene algo de “singularidad”, es que la independencia está muy sana.Ni en todo el follón de perseguir la corrupción en eternos procesos, eso sí con continuos cambios de jueces mediante sistema de ascensos y traslados; ni en un nivel de litigiosidad debido,entre otros factores a la diferencia de criterio aplicado aquí y allí que hace que todo el mundo recurra, y recurra y recurra a ver si le toca en suerte el numerito de la estimación de sus pretensiones; ni en el sistema de acceso y promoción dentro de la carrera judicial, ni en la falta de medios, ni en el follón de la informatización que si que no que así sí y así no; ni en la Jurisprudencia cambiante,ni en un Tribunal Supremo con el que, al menos en lo Contencioso no parece estar nadie contento; ni en un sistema penal del que se oye continuamente están desprotegidas las víctimas y los delincuentes en la calle (se dice)…nada de todos esos elementos compromete la independencia del Poder Judicial,lo que la compromete es un grupo de señoras con lazos morados en las calles y un ministro que no se mete en nada ni parece que haga nada tampoco (como todos sus antecesores), pero al que parece que le han dicho, y se le ha ocurrido repetirlo.
    Los únicos jueces que he conocido apartados de sus carreras llevaban casos de corrupción política y bancaria al más alto nivel.Que algo hicieran mal, puede ser. Pero uno de ellos llevaba décadas jugándose la vida entre narcos y etarras y al otro le enviaron un psiquiatra, para que le diagnosticara mientras compraba el pan. No sé como, si pensaba tirar una botella de vino en la acera y pedirle que describiera las manchas o dibujando dos ojitos en la baguette para ver si se le ocurría que le estaba espiando el Espíritu Santo en forma de croissant.
    Y nada de esto amenaza la independencia del Poder Judicial…La patada hacia arriba…¿tampoco?
    Toda la amenaza está en la calle, entre zambombas y panderetas, por cuatro señoras con lazos morados

  23. ALFONSO RAMIREZ LINDE

    En otro tipo de foro, compuesto por un grupo de amigos y dando respuesta a la pregunta de uno de ellos (“quisiera conocer tu opinión, me dijo”) respondí conforme siguiente tenor literal:

    “Un planteamiento estrictamente jurídico y aplicado (ojo que todo es un simil muy particular, traido a colación y quizá (o sin quizá) sin ningún sentido, digo que desde el plano estrictamente jurídico y que fuera resuelto, por un robots (1) daría, creo, con la tesis, cuando menos de los dos magistrados que han firmado la sentencia y con menos probabilidad con la que ha firmado el magistrado discrepante…

    Y por qué digo lo del robots ? Porque, el robots programado conforme la letra del Código actuaría, quizá como si dijera: dos y dos son cuatro, porque ese el programa que le han instalado. Y punto.

    Naturalmente la sentencia no la dictan los artilugios mecánicos (todavía no, pero…) pero los jueces tienen un programa de actuación que han de seguir… La ley…

    Y ahora se dice que la ley está mal, que hay que cambiarla y cambiarla ya… Pero es que los jueces, estos de ahora y cualesquiera, tienen esa ley que ahora dicen mala y que se aprobó en los tiempos de Glez y que de mala que es, hay que cambiarla… Pues esa ley y hasta que no se cambie, es la que es y sigue ahi. Y los principios generales del derecho dicen lo que dicen y entre otras cosas el principio in dubio pro reo (subsidiario del principio consagrado constitucionalmente, de presunción de inocencia) está ahí. Y estos jueces son los que conocen todas – todas las pruebas que se han practicado en el juicio oral…

    El tema, es, claro que sí, complejo, porque (todavia) no son robots los que juzgan y en su caso absuelven o condenan, ni lo somos los destinatarios de las normas.

    Es significativo que (yo sepa) nadie (ni tirios, ni troyanos, ni Agamenon, ni su porquero… nadie) haya dicho que los jueces han prevaricado. Prevaricar, como bien sabes, es resolver en base al programa A, a sabiendas, con conocimiento, de que el caso se tenia que resolver con arreglo al programa B.

    Y se puede decir, o se está diciendo: ¡ que barbaridad, pues con la misma ley, los jueces de… han condenado por violación ¡ Vale. Así habrá sido. Pero porque la misma ley la han interpretado de forma distinta a como lo han hecho estos jueces de hoy. La interpretación de la norma (no de forma torticera, claro) puedo producir resultados distintos, pero con eso cuenta el sistema jurídico que tiene mecanismos para unificar criterios, corregir el error. etc.

    Evidentemente los tribunales de apelación, casación, TC, etc. a los que por este orden, y llegando el caso, via recursos, estarán muy, pero que muy alertas y resolverán y tendrán que hacerlo, SIN LUGAR A DUDAS, conforme las normas vigentes hoy, pero, naturalmente bajo la lupa (de muchos aumentos) de interpretarlas en toda su extensión y profundidad…

    ¡ Qué acierten, es lo que hemos todos de desear ¡

    Un abrazo”

  24. Anónimo

    Desde mi humilde opinión comparo su fabula con la sagrada biblia un maravilloso libro de cuentos para que las gentes de la época pudieran comprender el mensaje que trasmite su autor.

    Pienso que no es bueno poner la tirita antes del corte porque el miedo (o no) es subjetivo

    un saludo.

  25. La víctima de abusos o agresiones sexuales, además de su dolor, sufre la condena penal, administrativa y social y el juicio de quienes, sin haber estado en su situación, se atreven a espetar lo que hubieran hecho si hubieran estado allí, según su imaginación o fantasía, y los calificativos de corte estereotipado machista que la etiquetan sin remedio. Creo que eso ha hecho el juez discordante, lejos de limitase a aplicar la norma según su criterio. Son muchos los casos de abusos o agresión sexual que no se conocen, porque la víctima, por vergüenza o por pragmaticidad para poder seguir comiendo, prefiere callar y guardarse su infierno para seguir adelante en la aparente normalidad de la sociedad con sus reglas, esperando que esa normalidad borre también un día sus secuelas. Y son muchos los casos que por ejemplo, en el ámbito laboral, se saldan internamente con una indemnización a la víctima y una promoción al agresor, por eso de que con el cambio él empieza de nuevo (¿y ella?) y con el tiempo que todo lo borra. Pero paga siempre la misma persona. Coincido con Pilara. Y que conste que esta es sólo mi opinión, no un juicio. Gracias por proponer este debate, José Ramón.

  26. Menudo papelón que le espera al tribunal de alzada ¿qué van a decir? ¿Jesús o Barrabás? Digan lo que digan su resolución ya esta viciada por este escándalo y por esta “justicia popular” que tanto miedo da.”Etiam si omnes ego non”

  27. Andrés

    El problema es siempre el mismo. Todo depende del color del cristal con que se mire. Si la realidad no coincide con nuestros planteamientos peor para la realidad. Se apoyan versiones con sesgos ideológicos y así no vamos a sito alguno. Bueno sí, al guano que dirían los cubanos. Prefiero mil veces el error de un juez que la “justicia popular” Que nunca fue ni lo uno, ni lo otro sino el clamor de la chusma azuzada por ocultos intereses. No se puede razonar (y menos juridicamente) con quien no está dispuesto a hacerlo.

  28. enrique sánchez

    Me parece bien la fábula. Efectivamente en vez de hienas podían ser otros animales. El caso es que la división entre los dos tipos delictivos es complicada y da lugar a estos resultados. Lo estamos viendo con otra sentencia en Barcelona y hoy en otro sitio.

    Estoy leyendo el voto particular y hasta ahora, llevo como 150 folios, no es más que una opinión bien motivada sobre unos hechos. En definitiva un juez dictando en conciencia, nos guste o no.

    Se nos olvida que el derecho penal protege mucho al presunto delincuente.

    Yo siempre he pensado, por ejemplo, que la atenuante de dilaciones indebidas debía compensar a la victima más que al delincuente.

  29. Contencioso

    Aprovecho la entrada para comentar (Vaya por delante que no soy penalista desde hace tiempo) algo que me parece fundamental y es olvidado por medios, tertulianos e incluso salvajemente obviado por alguna asociación “feminista”, como es el DOLO. No hay pena sin dolo o imprudencia, dice el art. 5 del Código Penal, y eso significa que, contrariamente a lo que estoy oyendo en muchos foros, el tribunal precisamente debe ponerse en lugar de los acusados y no en el de la víctima para determinar si existió o no dolo en la comisión del delito mas grave (La agresión, esto es, la violación en lenguaje popular). El tribunal NUNCA debe juzgar desde la “perspectiva de la víctima”, sino desde la del delicuente para determinar si éste supo, pudo y debió saber que estaba cometiendo un delito y cuál. Y si estima que no había dolo, debe absolver de ese delito. Pongo un ejemplo: Al tirar la basura ves un iPhone apagado en el fondo del contendor, lo coges y te lo llevas a casa ¿Es delito? Pues no lo es si piensas de buena fé que está abandonado y alguien se ha desprendido de él, y sí lo cometes si sabes que a alguien se le cayó sin querer ni darse cuenta al inclinarse a tirar la basura. Es decir, ante el mismo hecho, el delito existe o no en función de lo que el autor de la acción piense. En el caso de “La Manada” se trata de saber si los cinco individuos de evidentes limitadas luces, borrachos y muy salidos eran o no ELLOS conscientes de que estaban intimidando a la chica o no. Me hace gracia que el ejército de psicólogos y tertulianos de café se lance a hablar de la respuesta pasiva al schock emocional, por supuesto que no dudo que sea así pero ¿Los cinco despreciables que estaban rodeando a la chica sabía eso? ¿Tenían conocimientos para pensarlo, no en frío en el salón de su casa tomando un refresco, sino en el lugar, momento y condiciones en que se hallaban? ¿Tenían elementos objetivos e inequívocos para entender la falta de consentimiento de la chica en base a una intimidación y creían ellos que la estaban intimidando? Si es así, condénese por agresión y estará bien hecho, pero si se piensa que el dolo de esos sinverguenzas no abarcaba intimidación, la condena por abusos será correcta. Y como no he visto las pruebas del juicio, me abstengo de opinar si había dolo o no. Saludos

    • Anónimo

      Ud plantea algo muy interesante.mire,yo tengo muchas ganas de un Ferrari,me hace mucha ilusión.voy a un aparcamiento y me llevo uno.no tengo el mínimo deseo de hacer daño a su dueño,el mínimo.yo no quiero que sufra ‘el, sino gozar yo.es que mola,cantidad.me lo llevo.nadie podrá decir que mi deseo era hacer daño.es más,me encantaría que le tocara la lotera y pudiera comprarse otro,yo de momento,me llevo este.
      Es más me voy con cinco primos zumosol,porque por casualidad estábamos por la zona,y el señor muy amablemente nos ha entregado las llaves,bueno,se las hemos cogido delicadamente de las manos y no ha opuesto resistencia,no ha dicho ni pio.
      Pero hay algo más,es que resulta que el dueño des Ferrari es un tío rico al que le tenemos envidia en el pueblo y robarle a es y hacernos el selfie, mientras lo hacemos tiene el plus de contarle al pueblo entero que hemos conseguido humillarle.tampoco queremos esto para que sufra el,sino para ser aplaudidos nosotros.siempre buscando un bien, el nuestro
      Cuando las chifladas esas todas histericas van por la vida contando lo de la perspectiva de género, además de lo anterior quieren que se entienda la perspectiva del poder, de la conquista, de la humillación,y de la profunda derrota de la victima a la que pueden dejar sin autoestima sin confianza en sí misma,sin poder para tomar decisiones importantes,de por vida.
      Yo se que no se entiende,por eso las locas esas dicen que debe de explicarse a fondo a los que toman deciosiones y fallan sentencias

      Siento que con la tableta se alteran algo los signos de puntuación

      • Pues si el legislador distingue entre hurto y robo, o entre homicidio y asesinato, o entre abuso sexual y violación, será por algo. No se ha dicho que toda sustracción, muerte o tocamiento se someta a referendum twittero, tertuliano o pasional. No. La Constitucion ha querido que se apliquen las leyes y lo hagan los jueces, pero sino se està de acuerdo con esto, pues no tengo nada que añadir. Ah, nada nada tiene que ver la perspectiva de género con aplicar las leyes penales, pues las hay que tutelan la violencia de género y quizá hay que endurecerlas o cambiar el código penal. Lo que no cambio es mi democracia por el plebiscito en caliente y mediático. Es mucho mas serio el respeto a las víctimas y los derechos de todos los ciudadanos.

      • Contencioso

        El caso es que vd. admite que es consciente de que se lleva el Ferrari contra la voluntad del dueño, por lo que aunque no quiera hacerle daño, en el fondo le da igual. Eso se llama dolo eventual, y es considerado intención directa de cometer el delito. En el supuesto de La Manada hablamos de intimidación, y este concepto jurídico no coincide con el coloquial (Al igual que en el ensañamiento, que tanto revuelo ha suscitado siempre). El ejemplo clásico de agresión sexual con intimidación es el de mujer accediendo sola al portal en la noche, individuo que no conoce de nada que aparece por detrás, la empuja y pone un cuchillo en el cuello y la viola. Obviamente, no es en absoluto preciso que la mujer se resista ni lo mas mínimo o diga nada porque la intimidación es de libro. Ahora compare vd. con el caso de la Manada y piense si la intimidación es comparable, y en particular, si los desgraciados esos eran conscientes de ella. Personalmente, creo que pueda haber aquí intimidación sobrevenida, no inicial y desde el principio, pero eso es algo muy sutil y debe resultar de las pruebas del juicio, que no he visto.

        Quizá pueda vd. pensar que mi mensaje es una defensa de la Manada, cuando no es así – de hecho me parecen seres repugnantes y los 9 años que les han caído son bien merecidos y quizás incluso cortos. Pero creo que debe darse una explicación neutra (No una defensa) de la forma que la ley impone a los jueces de enjuiciar la intención del delincuente. Que luego ellos acierten o no, es tema aparte y sin duda sometible a crítica razonada (No a insulto, lema coreado o vómito social).

        En todo caso y como dice nuestro anfitrión, prefiero mil veces este sistema al linchamiento popular.

        Un saludo

  30. Gran esfuerzo explicativo. Siempre hay que estar a los particulares hechos de cada caso concreto, que son siempre diferentes. Grite lo que grite la manada.

    Otra cosa que no entiendo es que los datos personales, identidad, fotos de los condenados (sentencia no firme) son divulgados por medios escritos, televisiones, en fin, por todo el mundo, especialmente en Facebook… Y son los mismos que piden que se respete la privacidad de la victima/denunciante.

    ¿Qué pasa con los condenados, ya linchados y condenados públicamente de por vida? ¿Qué pasaría si un tribunal superior les declarase inocentes de abuso, como hizo el voto particular?

    ¿El derecho a la privacidad no se aplica nunca a los investigados y acusados?

    Los juicios mediáticos previos y paralelos y las filtraciones basadas siempre en la posición de la acusación, y cuanto más truculenta, mejor, son algo muy propio de este país. Deberían perseguirse de alguna forma. Si no es en este siglo, quizás en el siguiente.

    En las sentencias que publica el CENDOJ se suele cambiar el nombre de todas las partes.

  31. sed Lex

    ¡Ah! Te referías a falacias lógicas… pues sí, también las conozco, pero no creo que mi razonamiento cuadre con ninguna de las expuestas en la Wikipedia o en el siguiente enlace:
    http://humbertocervantes.net//homepage//falacias.html

    Es más, me cuadra más tu razonamiento con el “llamado a la autoridad” (la de los jueces) el “ataque ad hominem” (a mí, o a Pilar) que el mío en ninguna de ellas. Es más de lo que me acusas no es de una falacia sino de partir de un dato falso (el supuesto estado de shock), que como te dije, no sé si tendremos que hacer nuevamente un llamado a la supuesta autoridad de los jueces (aunque ahí la autoridad es más de los psicólogos, que no parecen estar muy de acuerdo: http://www.elmundo.es/espana/2018/05/02/5ae9dce222601dc41a8b4580.html
    aunque no quiero caer en esa falacia), pero lo cierto es que a falta de ver vídeos y pruebas ESTAMOS HABLANDO POR HABLAR.

  32. sed Lex

    *Me debo haber equivocado ( era una respuesta a José Luis)

    • José Luis

      A eso me refería, sin conocer todos los elementos probatorios que han valorado los jueces, emitir una opinión categórica es aventurado. Y aquí se trata no tanto de una cuestión de interpretación de la ley (aunque para los que ya han juzgado y sentenciado sin conocer también lo sería), sino de prueba.
      Y cuando se está criticando el trabajo de unos profesionales, técnicos en un campo del conocimiento, aunque no sean infalibles en cuanto seres humanos, parece que habrá que aportar algún argumento mínimamente sólido.
      Por último, en cuanto al argumento de autoridad como falacia, tampoco es correcto pues se dice de cuando se emplea la opinión de alguien que ha destacado en un campo determinado distinto del que nos ocupa, el ejemplo clásico era el de Jhon McEnroe recomendando cuchillas de afeitar. Si hubiera recomendado, por ejemplo, determinadas raquetas de tenis sin interés económico en ello, yo me hubiese fiado más de su consejo que del que me pudiera dar el sujeto que se encontrara tomando una copa apoyado en la barra de un bar, al contrario de lo que aquí sucede.

  33. pilara112

    La Justicia no es cosa solo de los jueces, es, sobre todo,cosa de los justos. Existe un instinto natural en el ser humano-Una defensa profunda de lo que es justo.
    ¿Es el pueblo en la calle quién imparte justicia? no
    ¿Se debe de escuchar al pueblo cuando reclama justicia? si
    ¿Para hacer lo que el pueblo diga en todo momento? no
    Para encontrar lugares de consenso, para reflexionar sobre el contrato social que es lo que nos hace permanecer y avanzar como sociedad, para analizar a fondo las necesidades y motivaciones humanas detectando profundas balsas de injusticia, para proteger a los vulnerables de los depredadores donde quiera que se encuentren unos y otros.
    Reflexionemos, escuchémonos unos a otros,sentémonos a dialogar… y que luego y solo luego,juzguen los jueces.
    Los jueces están para juzgar desde el seno de la sociedad, sobre lo que ocurre en la sociedad y de acuerdo con las leyes.
    No pueden ignorar, ni suplantar a la sociedad, ni colocarse por encima. No porque sea bueno o malo, sino porque,además de serlo, es que no funciona

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: