Categoría: Buenas prácticas

glosadores
Buenas prácticas

El arte de comentar las sentencias judiciales

robotHace poco un comentarista del blog me acusaba de frivolizar al comentar las sentencias del Tribunal Constitucional, lo que me lleva a efectuar algunas precisiones.

En primer lugar, no hay que perder de vista el medio de publicación de todo comentario de sentencias, ya que el rigor y valor de los análisis de las sentencias depende del foro y formato.

Así, lo comentado en el curso de un debate tras una ponencia oral de tono fresco e informal vendrá sujeto a adjetivos y comentarios impresionistas, con pinceladas que muestren la valoración de urgencia que merece a quien la cita.

Dando un paso adelante, lo comentado en un blog en internet, tendrá el valor de la frescura, rapidez, actualidad y gratuidad, pero no puede pretenderse por el lector un análisis documentado y científico. Se tratará de una visión de urgencia de la posición y parecer del comentarista, que por ello está sometido a comentarios y debate que lo enriquezcan o critiquen.

Y mas allá, si se trata de un comentario de sentencia en una publicación en revista formal y periódica, dado su carácter mas elaborado, permanente e integrador del acervo doctrinal, ha de extremarse el rigor por el autor en cuanto al planteamiento, análisis y conclusiones del examen de la sentencia.

Pero vamos mas allá… Leer Más

tubmas
Buenas prácticas

Tras las vacaciones los fantasmas del jurista seguían ahí

papeleriaPara sentirnos satisfechos de haber leído algo este verano, nos sirven los dos cuentos mas cortos del mundo. Breves pero impactantes. El de Ernest Hemingway: “Se venden zapatitos de bebé, sin usar” y el del guatemalteco Augusto Monterroso: “Cuando despertó, el dinosaurio todavía seguía allí”.

Pues bien, al término de las vacaciones y reincorporarme a labores jurídicas diríase que los problemas jurídicos siguen ahí, y para el administrativista los viejos fantasmas gozan de buena salud. Agitando cadenas, asustando y turbando el sueño. Veamos. Leer Más

Buenas prácticas

¿Hace cuanto que no echas un buen vistazo a un artículo jurídico?

duende libros derecho administrativoConfieso que soy un devorador de libros jurídicos en el sentido de pastar por las librerías en busca de presas, de abalanzarme sobre varias a la vez, de despedazar la capturada y masticarla o rumiarla mentalmente.

 

Sin embargo, en los últimos años me siento como un viejo león que comienzo a dejar pasar los antílopes de las revistas especializadas, a esperar tumbado las reseñas académicas, a rugir en blogs leer las revistas de derecho público, a aparcar las suscripciones de las revistas y a visitar las librerías jurídicas para salir anonadado ante el enorme rebaño de libros sobre temas trillados, anodinos o inútiles, pese a que el tiempo disponible para el jurista ha de administrarse exquisitamente y emplearse en unos pocos.

 

Y es que, creo que los juristas en general leemos muy poco.  Leer Más

Buenas prácticas

Veinte momentos incómodísimos al impartir charlas

Presentation

Para la mayoría de las personas lo de impartir charlas, ponencias o conferencias es un chollo. Hablas de lo que quieres, como quieres y te pagan. Nada de eso. Confieso que me paso la vida explicando que no es ninguna bicoca y que los tiempos de “vacas gordas” han pasado.

Personalmente ofrezco algunas charlas porque disfruto hablando si noto que me prestan atención (un defecto humano) pero si hiciese números en función de costes de tiempo de preparación, sacrificio de ausencia para la familia y ocio y además el trance de someterse al examen implícito de los asistentes en toda charla, el balance resulta ruinoso.

Pero ahora, como es sábado, me apetece exponer tras muchos años de conferencias, charlas y ponencias sobre temas jurídicos, superado el miedo escénico de la primera etapa y tras la necesaria humildad de la segunda (cuando reconoces que muchos asistentes bien podrían estar en tu lugar hablando del tema), los veinte  momentos en que el ponente se siente realmente incómodo en el trance que le ha tocado en suerte. Todos son reales y vividos por mí, aunque estoy seguro que muchos lectores tienen sus propias e interesantes experiencias.

Leer Más

Buenas prácticas

Experimentos educativos políticamente correctos pero insensatos

negativoMe quedo perplejo, como ciudadano y padre de escolares, ante ese nuevo ingenio de la factoría pública que, en el caso del Principado de Asturias (aunque seguramente pronto asumido por otras Comunidades) llevará a aplicar la singular receta para la educación de sustituir las calificaciones académicas en aspectos tan absurdos como utilizar el finolis y ambiguo “iniciado” en vez del contundente “suspenso”. En concreto se pretende sustituir las calificaciones tradicionales – suspenso, aprobado, bien, notable- por las de “Iniciado”, “En desarrollo”, “Adquirido” y “Adquirido ampliamente”.

Lo explica estupendamente la noticia periodística:
 

El cero patatero, el suspenso absoluto, el “cate” con todas las de la ley, está de capa caída. Ya no se estila. Ya no hay ceros en Primaria ni en la ESO, aunque pervive en el Bachillerato, etapa donde resulta casi insólito. El “0” pasó a llamarse hace mucho tiempo “muy deficiente”. Sonaba mal de todas formas. Un suspenso muy suspenso se llamó después “Muy insuficiente”. Más tarde todo quedó en un inconcreto “Necesita mejorar”. La LOMCE, esa ley a la trágala que propició el Gobierno central a contracorriente, favorece nuevas terminologías políticamente más correctas. Asturias, porque tenía competencias para ello, se inventó una para la evaluación final del tercer curso de Primaria, que podría celebrarse esta misma primavera como experiencia piloto y que tendrá ya carácter oficial a partir del curso 2015-16. El grado de competencias se expresa en estos términos: iniciado, en desarrollo, adquirido y adquirido ampliamente. No habrá notas numéricas.(…) Pero mejor huir de la terminología tradicional aunque muchos de los que tienen de 50 años para arriba hubieran preferido en su día llegar a casa con varios “iniciado” que con varios ceros. El “iniciado” indica que estás ahí, que estás en ello, que lo tienes crudo pero aún con posibilidades; con retraso pero no descolgado.

 

Me vienen infinidad de reflexiones.

Leer Más

Buenas prácticas

10 Propósitos de Año Nuevo para todo profesional del Derecho

propósitos para el año 2015Las vacaciones navideñas son un período de tiempo que propicia la reflexión sobre el año que se va y el que viene, momento en que todos queremos mejorar y si los pequeñines hacen su lista para los reyes magos, nosotros hacemos trampa y elaboramos nuestra propia lista íntima de deseos que paradójicamente, tiene el inconveniente de que precisamente nosotros tenemos la llave para cumplirlos ( o incumplirlos).

En el caso de los profesionales del Derecho, envueltos en período de turbulencia legal, jurisprudencial y organizativa, se impone un ejercicio de reflexión para elaborar un flamante listado de propósitos para el 2015. Cada uno sabrá de que pié cojea pero aquí va mi personal listado por si le sirve a alguien.  Leer Más